Fotos Antiguas de Madrid (II): Mercado de San Ildefonso

El mercado de San Ildefonso (1835) fue el primer mercado cubierto que se construyó en Madrid, y prestó su servicio a los vecinos del barrio de Maravillas. En 1965 un pleno municipal aprobó demolerlo, lo que se hizo efectivo en 1970.

Las aceras de la Corredera Baja de San Pablo dieron cobijo desde 1835 a las casetas exteriores del famoso mercado de San Ildefonso, un edificio modernista levantado según el proyecto del arquitecto Lucio Olavieta en la plazuela del mismo nombre. Durante cerca de 145 años, esta construcción que fue el primer mercado cubierto que se construyó en Madrid, prestó su servicio a los vecinos de esta zona de la capital. Debido a un plan de alineamiento de las calles del barrio de Maravillas, en 1965 un pleno municipal aprobó demolerlo, lo que se hizo efectivo en 1970. Según Enrique de Aguinaga, cronista de la Villa, «la demolición del Mercado de San Ildefonso, se inscribe en la operación de rescate de las plazas públicas ocupadas, -a partir del siglo XIX, por edificaciones de mercados. Y es en los años sesenta cuando aquella operación se promueve en el Ayuntamiento de Madrid.»

1930. Mercado de San Ildefonso

El mercado en pleno proceso de demolición, en 1970.

Uploaded on September 16, 2007 by greta y doraimon

Referencias.-

Arquitecturas Perdidas :Mercados

Mercados, cuestión de supervivencia

La venganza fascista

43 opiniones en “Fotos Antiguas de Madrid (II): Mercado de San Ildefonso”

  1. Oh! Gracias Enrique, una vez más. Tenía muchísma curiosidad por ver como había sido este mercado y esta plaza de la que soy vecina. Son unas fotos preciosas! La verdad es que la plaza ha cambiado muchisimo pero sigue teniendo bastante encanto.

  2. Hola atocha,
    La primera vez que ví una foto de este mercado también me llamó mucho la atención. Rebuscando encontré estas fotos.
    Supongo que la mayoría de los que tengan de 40 para abajo no tendrán ni idea de que en la plaza de San Ildefonso hubo un mercado. Yo no lo supe hasta hace bien poco.
    Saludos,
    Enrique

    1. Muy bueno el trabajo de recopilación de fotos, había buscado y nunca encontré tantas del mercado. Una observación, la 5ª foto, la que está justo encima de la que muestra la demolición está invertida. La imagen real es la que se obtendría reflejandola en un espejo. La foto muestra la fachada del mercado que se vería cuando se llega a la plaza de San Ildefonso viniendo desde la calle San Joaquin o Santa Barbará y la calle que se ve al fondo es la calle Don felipe.

      1. Hola Jesús.
        En primer lugar, gracias por el comemtario laudatorio. Respecto a la foto, en principio no sabría decirte la orientación real, pero dándole la vuelta, la verdad es que pudiera ser como dices. Asi que, sin dudarlo, doy crédito a tus palabras, que a buen seguro lo dices con conocimiento de causa. Me excuso por no comprobarlo antes de incluir la foto.
        Gracias, de nuevo y saludos,
        Enrique.

  3. Gracias por las preciosas fotos. Recuerdo bien ese mercado y os envío el texto que escribí, hace algún tiempo, sobre él, por si puede aportar más información.
    Como favor, quisiera pediros si teneis alguna foto del palacio que estuvo en la calle de la Luna, demolido en los años 60, donde ahora está la plaza Soledad Torres Acosta.
    Muchas gracias. (Si me enviáis un correo, por favor, poned en el asunto de qué se trata). Un saludo afectuoso.

    El Mercado de San Ildefonso.

    Fue uno de los primeros mercados de Madrid, a quien dio nombre la iglesia parroquial de San Ildefonso, (c/ Colón, 16).
    Es de suponer que, en un principio, este mercado surgió por la reunión de varios tenderetes que con el tiempo pasaron a ser estables y cuyos dueños, en algún momento, decidieron organizarse conformando así una plaza semiabierta y techada en donde vender sus productos.
    La plaza de San Ildefonso, hoy convertida en sinónimo de jardincillo descuidado, se encuentra situada en el quiebro que une la Corredera Alta de San Pablo con la Baja y a un lado de ambas porque, cuando el mercado ocupaba este emplazamiento, una calle era la continuación de la otra dejando la plaza en sí reducida a la parte inmediatamente anterior a la puerta de la parroquia.
    El edificio, de planta cuadrada, solo constaba de un piso y su interior se organizaba mediante dos calles cruzadas perpendicularmente rematadas por sendas entradas, tan pequeñas que no eran capaces de evitar la aglomeración de las horas más concurridas.
    Ninguno de esos cuatro accesos era el principal, pero quizá el más transitado fuera el cercano a la iglesia en donde se ubicaba una pollería-huevería y una tienda de ultramarinos que exhibía, sobre el mismo pavimento de la calle, cubas de pepinillos, aceitunas de varios tipos y plateados arenques perfectamente colocados en círculo unos sobre otros.
    El mercado quedaba abierto por sus cuatro costados, lo que producía una gran corriente de aire que la clientela y los dependientes, siempre vociferantes de sus productos, eran capaces de soportar con heroica resignación. Alumbrado por pálidas luces amarillentas, era un lugar permanentemente invadido por el agua que, procedente de la lluvia o de los hielos picados con que en Madrid siempre se ha mantenido el pescado “fresco”, al derretirse formaban grandes y resbaladizos charcos en el suelo enlosado de sus cuatro travesías.
    El reducido espacio de este mercado era aprovechado al máximo. Los pequeños negocios se distribuían por el interior del recinto, separados unos de otros por delgados tabiques, y por el exterior en diminutas tiendas instaladas en la misma fachada del edificio, mirando a la calle; de esta forma, las clientas que aguardaban “la vez” ante los puestos de frutas que se ubicaban a ambos lados del acceso por la Corredera, lo hacían a la intemperie y de pie sobre el mismísimo asfalto de la calzada por la que transitaban numerosos vehículos.
    Tal vez la tienda más pequeña de todo el recinto era la panadería, situada haciendo esquina de la Corredera y la calle de Sta. Bárbara. Luminosa gracias a los azulejos blancos que cubrían sus paredes, estaba atendida por un hombre corpulento que abría su negocio a primera hora de la mañana.
    La parte posterior del mercado formaba un estrecho callejón cerrado al fondo por el muro de la iglesia de San Ildefonso y en el que había un pequeño grupo de comercios, algunos de los cuales son visibles hoy desde la propia plaza por estar situados en los bajos de la casa que, tras el derribo de la construcción, quedó en primer plano.
    El mercado de San Ildefonso desapareció hacia la mitad de la década de los años 70. El Ayuntamiento llenó el solar de bancos, puso una fuente y rodeó su contorno de parterres en los que ya no hay plantas.
    La película “Fortunata y Jacinta”, protagonizada por Enma Penella y producida por Adrián Piera durante los años 60, fue rodada en el interior de este mercado que sin duda Benito Pérez Galdós, visitó en algún momento de su vida.

    1. Hola Rosario, tu haces refererencia a la tienda de ultramarinos donde estaba mi padre Angel y a la polleria donde trabajaba mi madre Amparo. tengo 49 años y vivi los primeros años de mi vida en la calle Molino de viento 21. Tantas y tantas veces he oido a mis padres hablar de su mercado con un tremendo cariño. tantas y tantas fotos que hay en su casa de la plaza, del mercado incluso con Felipe. te agradezco tu comentario, esos recuerdos me han encantado.

      1. Ha pasado mucho tiempo de tu alusion al mercado. Yo lo conoci, aunque tengo 57.me ha llamado la atencion tambien que dijeras que viviste en calle molino de viento 21. Alli nadio mi madre y sus 9 hermanos , familia cuevas, vivian en el bajo. Aun tengo familiares que vicen alli.

  4. Muy bueno el reportaje. Me choca la referencia a Moncho Alpuente y su texto. Resulta de lo más sesgada además de categórica y sin razón. Me parece un hombre poco documentado.

  5. Hola María,
    Gracias por el comentario. Respecto a la referencia a Moncho Alpuente, lo cito ya que hace una mención al antiguo mercado, lo cual siempre puede ilustrar el tema y resultar interesante. Además, como sabrás, mantuvo una «animada guerra dialéctica» en la prensa con Enrique de Aginaga, a quién también cito, ya que este último, más conservador políticamente, defendía, las actuaciones del Ayuntamiento, frente a la visión de Alpuente , más romántica y conservacionista. Curiosa paradoja.
    Un saludo,
    Enrique.

  6. Vivo en los EEUU y un familiar me mantiene en contacto con cosas de Madrid. Este documental trae memorias muy profundas ya que me crie en la Plaza de San
    Ildefonso (no.4) entre la farmacia Puerto y una pescaderia (no se si existe hoy). Recuerdo vivamente la vida alrededor del mercado y los innumerable puestos que estaban justo al salir de nuestro portal. Puedo contar muchas anecdotas sobre los estraperlistas de los cuarenta y los venededores de coplas que eran la admiracion de las sirvientas. La tienda de medias en la esquina de la plaza causaba bastante revoloteo cuando Carmen Franco venia escoltada a comprar medias. En fin, otra epoca muy distinta a la de hoy.

    Saludos a todos los que aprecian esta parte de la historia de Madrid.
    Bernardo

  7. Un comentario de ROSA: «Hola,
    Estoy encantada de haber conectado contigo. Estoy buscando los orígenes de mi familia, y estoy en un punto bloqueada. Mi bisabuelo tenía una tienda de ultramarinos en la zona de la cuesta San Vicente en Madrid, ni en el ayuntamiento ni en ningún sitio me informan. En la guerra civil quedó todo destruido, la casa, los enseres personales, y lo que es peor, mi familia, quedando sól mi abuelo de niño. Le debo el averiguar en la medida de lo posible su infancia, para poder rellenar la laguna de su memoria. Si tú me pudieses ayudar, te estaría eternamente agradecida. Cuando he visto las fotos de estos comercios, de repente he visot un poco de esperanza.
    Mi bisabuelo se llamaba Gregorio Fernández Blanco y tenía un comercio de ultramarinos, con pescadería. Cerca había un estanco, no se nada más.
    Si alguien que lea esto me puede ayudar, mi correo es carrogoncla@hotmail.com.
    Gracias.»

  8. Estuve paseando el domingo, día de la Almudena, por esa plaza de San Ildefonso, con mi mujer y mi hijo, de 19 años. Nos encanta el Madrid antiguo, pero, desgraciadamenete, desconocía la historia de esa plaza. Ahora sé algo de ella gracias a vuestras fotos y a ese magnífico texto de Rosario. Muchas gracias.
    Por cierto, mi hijo se hizo alguna foto posando junto a una simpática estatua de bronce de una joven estudiante o artista (supongo que en alusión a los muchos que pueblan el barrio, que está lleno de encanto).
    ¿Alguien sabe por qué esa estatua y desde cuándo ? Terminamos tomando un pincho de tortilla en la cercana «La Bodega de La Ardosa». Mejor plan, imposible.

    1. Hola Juanma,
      La estatua de la chica a la que te refieres debe de ser de los años 90, pero no se decírtelo con exactitud. Seguro que alguien lo sabe.
      Hay otra parecida, creo que en la calle de la Palma.
      En efecto, no estuvo mal el plan del domingo, además acompañó el tiempo.
      Un saludo.

      1. Supongo que te refieres a la que está situada en Calle Pez llegando a Calle San Bernardo…

        Muy interesante tu página. Felicidades.

  9. Nacido en la calle del Barco y desplazado a vivir fuera de Madrid en plena adolescencia deja una sensación de libro a medio leer. Toparme con fotografías del lugar que formó mi infancia y mi conciencia te hace volver a la lectura y reconocer a los tenderos, al cacharrero al que vendía lotería en un carro de inválidoo la mujer que vendía cangrejos de río. En fin un mundo al alcance de los que rondamos los 50 pero que estas fotografías convierten en un buen regalo que compartir. Gracias Enrique

    1. Hola Jose Luis:

      Los recuerdos de la infancia son muy profundos y sobre todo en estas fechas. Yo vivi en la Plaza de San Ildefonso desde los tres meses y en una de las fotos de Enrique Fidel se puede ver los balcones de nuestra casa (no. 4). Ahora vivo en los EEUU y durante mi ultima visita en Diciembre mi esposa y yo hicimos el recorrido de costumbre por la plaza para una vez mas echar una vista al pasado. Tengo casi 70 abriles y como puedes entender siempre te invade una nostalgia enorme que por lo menos te sirve para recordar quien eres. Tambien hago una escapada for la calle de la Farmacia, para ver donde estaba mi antiguo colegio de San Anton, donde estuve hasta acabar con el bachillerato en 1957.

      La calle del Barco era una ruta normal de nuestra familia para ir a dar un paseo a la Gran Via e ir a comprar a los almacenes Sepu.

      Saludos,

      Bernardo

  10. Buenos días Jesús; entro en tu blog siempre que necesito saber algo porque siempre encontré una respuesta.
    Se trata de una fuente de hierro que había en la plaza de Agustín Lara en Lavapies; tenía enroscada algo parecido a una culebra, creo con dos cabezas, y abajo dos bandejas redondas a cada lado de la columna de la fuente. Creo que luego estuvo en la plaza de San Ildefonso, la he perdido la pista y tengo un gran interés en saber de ella.
    Te estaría agradecida por la información, pero además te agradezco mucho todo lo que aportas sobre la historia de nuestro Madrid.

    Un cordial saludo.
    Rosa León.

  11. Hola yo quisiera pedir un favor a Enrrique Fidel.no se como encontrar una foto de la calle muller n 20,de los años 50, ya se que todo esta cambiado y que ya todo lo an derrocado y ahora an edificado cerca un edificio de la policia que creo que no esta muy lejos de lo que yo recuerdo, ya soy mallor y me hacia mucha ilusion ver donde vivia de pequeña, hace dos años fui a Madrid con la ilusion de ver el sitio donde estaba con mis padres pero me quede mui fria al ver que no habia nada de lo que yo recordaba y tampoco se donde puedo buscar esta foto que me haria muy feliz. e escrito a asociaciones de personas mayores pero no e tenido contestacion, ya se que es muy dificil encontrar una cosa de tantos años pero yo sigo insistiendo por si alguna persona lee mi mensage y me puede ayudar le estaria muy agradecida.

    un saludo para ti Enrrique y te licito por tu trabajo

    Dolores

  12. Naci en la calle Santa Bárbara hace 70 años. La primera vez que me asomaron al balcón vi el mercado de San Ildefonso. Hasta los 12 años viví en esa calle. Fui amigo de los hijos de los comerciantes establecidos en ese mercado. Me acuerdo especialmente de dos de ellos: Alberto Blanco, hijo de un carnicero de Leon y Felipe «el pescadilla» hijo de un pescadero.También era amigo mío Manolo Ballesteros, hijo del dueño del restaurante «La Zamorana», situado justo enfrente de mi casa. Recuerdo muy especialmente las fiestas del 28 de diciembre. Las inocentadas aquellas frías mañanas de invierno recorrían el mercado y la Corredera. Los diferentes comerciantes, provistos de cacerolas, las golpeaban cuando algún «inocente» picaba. Una de las inocentadas era envolver la cabeza y la cola de un pescado, merluza o besugo, en un papel de estraza, simulando que el susodicho pescado estaba entero, cuando en realidad eran sólo las extremidades. Cuando el incaut@ se agachaba a recogerlo del suelo, se producía una cacerolada impresionante. Aquel era un castizo, solidario y costumbrista Madrid. Pena que ya no existe porque se han ido yendo los mejores.

  13. Se me olvidaron un par de cosas.
    Yo también recuerdo la tienda donde acudía Doña Carmen Polo de Franco. Se llamaba «El arca de las medias» y años más tarde sufrió un tremendo incendio.
    Recuerdo perfectamente la tienda donde vendían los cangrejos de rio y de mar. La dueña se llamaba María y me pregunto si alguien hoy día podría sobrevivir vendiendo cangrejos.
    Había un paralítico sentado en un carrito que vendía loteria en la puerta de la iglesia. Se llamaba Felipe.
    Cuando surjan más recuerdos los compartiré.

  14. Yo no recuerdo el mercado, ya que nací en los año 70, pero llevo toda la vida viviendo en el barrio, primero en la calle Santa Bárbara y ahora en la calle Corredera Alta de San Pablo.

    Sabe alguien algo sobre el edificio tan enorme que da a la plaza y que comprende la calle Corredera alta de San Pablo, plaza de San Ildefonso y calle San Joaquín (as´´i hasta hace unos años había una lechería muy antigua). Actualmente está en obras lo han demolido y manteniendo la fachada están construyendo pisos nuevos. Pero creo que en su interior había frescos y además creo que en algún tiempo hubo presos de la inquisición, esto es una historia de abuelas o fue real

  15. Recuerdo la tienda «El arca de las medias», era muy buen comercio, y con dependientes muy profesionales. Recuerdo dos Vicentes, Agustín, Enrique, Eugenia y dos señoritas que cogían puntos a las medias, Pilar y Conchita. Espero que todos los que lo hayan conocido tengan tan buen recuerdo como yo.

    También recuerdo que tenían un anuncio en la radio.

    Y oí contar en aquellos años que una infanta llamada «la chata» iba a aquella tienda a comprar medias, formándose bastante jaleo en esas ocasiones en el mercado, ya que las dependientas del mercado se acercaban a regalarle productos que vendían como repollos y coliflores.

  16. Encima de la puerta del mercado se ve en las fotografias un grupo escultórico de unos niños que creo que es el mismo que mucho tiempo despues fué colocado frente a la fachada de buzones del edificio central de correos hoy ayuntamiento. No se si alguien me lo puede corroborar, yo iba con mi madre a comprar en ese mercado que ella llamaba «la plaza» y creo recordar esa escultura.

  17. Yo tambien soy del barrio, naci en la calle Barco, recuerdo unos almacenes que habia en la plaza y se prolongaban por Barco y Corredera se llamaban Almacenes San Ildefonso. Un dia a la semana se ponia una señora en la puerta de este almacen,con un delantal muy blanco y vendia caramelos para la garganta, lo que mas me gustaba en aquel entonces era el mono que tenia ¡¡¡que recuerdos¡¡¡¡

  18. Que recuerdos y nostalgia, cuando os habeis referido a los puestos del mercado. mi padre es Angel el ependiente de la tienda de ultramarinos y mi madre Amparo que trabajaba en la polleria asi empezaron de novios. Estoy bautizada en la iglesia y tambien hice ahi la comunion.Me acuerdo perfectamente de Felipe y su carrito mi padre le tenia un gran cariño. Que recuerdos mas bonitos.

  19. En la plaza de San Ildefonso había un comercio de tejidos donde se vendían sabanas mantas tohallas camisería .En este establecimiento ,llamado Almacenes San Ildefonso se comenzó a fabricar y comercializar la confección de señora vendiendo abrigos a 295,pesetas ,chaquetones a 150 pesetas trajes de chaqueta a 275 pesetas .Las primeras compradoras eran chicas de servicio con bajo poder adquisitivo. que no podían recurrir a las modistas por su alto costo en la época ,así comenzó la confección de señora en Madrid

  20. Yo vivi hasta los 17 aos en Don felipe 14 (hoy tengo 80 ) y nunca me olvide de mi barrio ,tuvimos que emigrar a America y despues de muchos años volvimos a Espana hoy vivo con mi nueva familia ( hijas , nietos ) en Canarias , lugar maravilloso. Estudie en el colegio Santa Isabel mi madre al morir mi padre en la guerra y estar en un campo de conncentracion con nosotros sus hijos ,y cuando la devolvieron a España tenia un puesto en el mercado de la Corredera y nosotros ( muy pequeños ayudabamos ; tengo muchos recuerdos de todos mis amigos de entonces de la tienda de ultramarinos de Antonio de la carniceria Quiroga ( mi madre teia el puesto delante) de Florencio que fue como un pdre para mi, de sus hijos que me cuidaron como a una hermana pequeña . Tengo en mi memoria a todos los vecinos de mi calle y a todos mis amigos y cada instante que pase con ellos : ahora desde la vejez son mas gratos los recuerdos pero tambien mas nostalgicos y cuando veo las fotos de entonzes se me mueve el corazon . Gracias por traerme esas bonitas fotos del recuerdo de esos tiempos
    Remedios

  21. He vuelto a leer todos vuestros comentarios y voy recordando cosas que me gustaría compartir con vosotros. Como ya os comente, mi padres y mi madre trabajaron en ese mercado y posteriormente, cuando ya no existía dicho mercado, mi tío Antonio tenia la tienda de ultramarinos que daba a la plaza de San Ildefonso y cuando ya el negocio no daba para mas, se abrió un videoclub, que también lo llevaba mi tío Antonio, el cual ha funcionado hasta hace unos años. Este a ultima hora lo llevaban también mis primos.

  22. Soy vecino del caserón ubicado en la manzana que hay entre Corredera Alta, Plaza San Idelfonso y Calle San Joaquín. El edificio es al parecer de 1761.

    Nos encantaría a la Comunidad de Vecinos incluir alguna fotografía histórica en la entrada de nuestro edifcio. En algunas de las fotografías que se incluyen en este artículo sale nuestro edifcio al fondo. En el año 2008 el eficio se reformó completamente conservando solo la fachada y la antigua Vaquería que hay en el bajo que da a la Calle San Joaquín.

    No sabemos donde poder conseguir fotografías históricas donde se vea ese edificio. Tampoco tengo información sobre que negocios hubo en los bajos de nuestro Edifcio/Caserón.

    Encantado de quién pueda ayudarme. Mi email es albertogcervino@gmail.com

    Muchas gracias Enrique por este estupendo blog.

      1. Gracias Enrique. Una pregunta…. ¿Sabes donde poder conseguir fotografías antiguas de la Plaza San Idelfonso, del Antiguo Mercado? Gracias

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: