Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Ferrol Vello’

Teatro Renacimiento_1930

El cine Renacimiento -“Rena“- de Ferrol, o lo que queda de él, fue una obra temprana del arquitecto Eduardo Rodríguez-Losada Rebellón, muy ornamentada y de estilo ecléctico, con elementos modernistas, cierto Monumentalismo afrancesado, motivos renacentistas y toques mudéjares.
Este cine, que nacio como teatro, se construyó en el solar dejado en la calle del Sol del barrio de la Magdalena por el Circo Ferrolano o Teatro Romea, cerrado en 1915 y que fue muy popular mientras existió. Al clausurarse, por venta, se derruyó con el propósito de edificar un nuevo teatro, mayor y más lujoso, que pudiese competir con el Teatro Jofre, el principal de Ferrol.

Teatro Renacimiento_planta y alzado_1919

Teatro Renacimiento, planta y alzado (1919).

La licencia de construcción del nuevo edificio se otorgó en junio de 1917, después de que el Ayuntamiento de la ciudad rechazara el primer proyecto por no adecuarse a las Ordenanzas Municipales. Iniciadas las obras, pronto se añadieron nuevos inconvenientes que fueron retrasándola. Desde la dificultad para obtener hierro para las armaduras de la cubierta a causa de la Primera Guerra Mundial, hasta las denuncias interpuestas por los intereses contrarios a la apertura del nuevo teatro por parte del Santo Hospital de la Caridad -con sede en el edificio ocupado por el actual Centro Torrente Ballester– que pedían su prohibición. El Hospital presionó al Ayuntamiento de Ferrol para impedir la construcción del edificio ya que buena parte de los fondos de su institución provenían de los ingresos en taquilla del Teatro Jofre, único teatro hasta el momento con aforo notable y del que poseía parte. Finalmente, tras la venta del Jofre en 1919 a la empresa Fraga de Vigo, el Renacimiento pudo reanudar sus obras e inaugurarse un año después.

Cine Renacimiento_Vilariño_1993-small

Teatro Renacimiento de Ferrol. (Foto: M. Vilariño, 1993)

La planta del local no ocupaba en la totalidad del solar sobre el que se construyó. Por imposición de las Ordenanzas Municipales hubo de dejar entre los límites de la construcción y los extremos del solar, unos patios cerrados con verjas de hierro junto a la fachada principal, que permitían la fácil evacuación de la sala en caso de incendio.Tuvo un carácter híbrido entre teatro y sala de variedades, con una planta alargada y estrecha que no era adecuada para la disposición de palcos, de los que solo disponía seis, tres a cada lado de la embocadura, en favor del patio de butacas en la planta baja y del “gallinero” -general- de pequeño tamaño, situado a una altura sobre el vestíbulo. En total, había cabida para 790 espectadores, casi los mismos que en el Jofre.

Ferrol Calle Sol Cine Renacimiento_2013_03-small

Detalle de la fachada principal del “Rena (Foto: Enrique F. Rojo, 2012)

El teatro poseía una ancha fachada revestida con revoco y azulejería. Y en su interior, un largo vestibulo  decorado también con azulejos sevillanos tricolores (blanco, azul y amarillo) de motivos imperiales, que permitía el acceso a la planta de general y daba paso a la sala. Esta contaba con tres puertas y tres pilastras doradas con capiteles rematados con motivos vegetales, tanto en esta pared como en la opuesta, adornadas con cortinas de terciopelo rojo, que escondían las puertas. Las butacas, tapizadas también en terciopelo rojo, acentuaban la elegancia del teatro. En el techo, pintado de azul y ligeramente abovedado, destacaba un lucernario de vidrio traslúcido rodeado por una amplia moldura circular, que permitía la iluminación cenital, a la vez que la eléctrica.

Teatro Renacimiento_Programa de mano_01_1961

Folleto de mano del teatro “Rena” en 1961.

Plan Especial de Protección del barrio de la Magdalena

Según el Plan Especial de Protección y Rehabilitación (Pepri) de Ferrol para el barrio de la Magdalena, iniciado en 2002 y aprobado por la Dirección Xeral de Patrimonio de la Xunta de Galicia en 2007, la Administración se compromete a salvaguardar el espacio arquitectónico e histórico-artístico de la zona, así como la recuperación del uso residencial del casco histórico. Este Plan establece también las características generales arquitectónicas de las nuevas intervenciones que se realicen, las estrategias necesarias para fijar población, así como el mantenimiento de la actividad comercial y su reactivación económica. El Pepri fija las intervenciones idóneas en el barrio, para su mejor conservación y puesta en valor, la organización de  aparcamientos, la accesibilidad, preservación del medio ambiente o el reglamento del tráfico. En su catálogo de edificios protegidos se registran 700 inmuebles y el teatro “Rena” es uno de ellos.

Ferrol Calle Sol Cine Renacimiento_2013_02-small

Fachada principal en la calle del Sol,  en la actualidad (Foto: Enrique F. Rojo, 2012)

Ferrol Calle Sol Cine Renacimiento_2013_01-small

Fachada principal en la calle del Sol,  en la actualidad  (Foto: Enrique F. Rojo, 2012)

Por esta razón, el edificio, que hasta entonces se encontraba completamente desprotegido, y  había sufrido varios incendios sospechosos tras su clausura, -el último en 1991, que lo dejó completamente en ruinas, a excepción de las fachadas que todavía se mantienen en pie- goza ahora de la máxima protección y por lo tanto debe ser rehabilitado.

Ante este Plan, la promotora Muiños Arias, S. L., propietaria del edificio y del solar, que pretendía demoler las fachadas del “Rena” y construir un edificio de tres plantas con veinte viviendas, interpuso en el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo de Ferrol un doble recurso contra el Ayuntamiento y contra la Xunta de Galicia (Patrimonio), por entender que el antiguo cine no se encontraba dentro de la zona centro protegida, pues en el planeamiento original se señalaba la calle del Sol como límite norte perimetral del área protegida, pero no estaba claro si era en ambos alzados o lados de la calle, o solo la acera sur.

Teatro Rena_02_2007

Teatro “Rena”, 2007 (Foto: La Voz de Galicia)

Por su parte, la Dirección Xeral de Patrimonio ya había rechazado en marzo del 2007 la petición del promotor indicando que solo se puedían realizar obras en el interior del teatro siempre que se mantuviese la estructura y los volúmenes del edificio.  (La Voz de Galicia, 22/06/2010)

Finalmente, el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo de Ferrol  declaró en una sentencia de 2010 que el Renacimiento se encuentra dentro del perímetro de protección de la Magdalena y que  al ser un edifico protegido, dentro del conjunto histórico del barrio, declarado por Decreto 28/1984 e igualmente incorporado al Plan General de Ferrol, no es susceptible de ser demolido para edificar en su solar. (La Voz de Galicia, 24/09/2010)

Referencias.-

Castelo Álvarez, Bernardo
Ferrol: Morfología urbana y arquitectura civil, 1900-1940
Universidade da Coruña
A Coruña, 2000

Sánchez García, Jesús Ángel
Fernández Fernández, Carlos M.
Teatro Jofre de Ferrol a través de la documentación
del Hostpital de la Caridad (PDF)
Anuario Brigantino

Read Full Post »


La Fábrica de Lápices Hispania de Ferrol, a  la que ya nos hemos referido varias veces,  se verá reducida  a 4.000 toneladas de escombros y otros residuos. Según la empresa encargada del derribo, esta puede ser la magnitud del desecho que genere la vieja industria. Su propio desecho.

Fachada principal de la fábrica de lápices Hispania de Ferrol (Foto: Enrique F. Rojo, 2009)

Comenzó la demolición talando la alta chimenea del complejo. La segunda, ya que la primera se demolió hace años porque amenazaba ruina inminente.

Para retirar la cubierta de uralita medio deshecha que aún se mantenía,  se encargó el trabajo a una empresa especializada en estos peligrosos  oficios, que también se hará cargo de su depósito y tratamiento, habida cuenta de que se trata de un material que contiene amianto y que es potencialmente cancerígeno, según dicen los tratados técnicos en la materia.

El operativo del derribo implica cortar las calles que rodean  la antigua Hispania. Sin embargo, los encargados de la obra dicen que  se hará de modo que  los cortes no se noten, incluso durante el momento en que se ejecute el derribo.

Estado de la fábrica de lápices antes de las obras de derribo de la fachada y después de haber abatido la chimenea. (Foto: Angel Manso, 2012 La Voz de Galicia)

Oposición ciudadana

Por su parte, los colectivos ciudadanos que  se oponen al derribo justifican su postura  apuntando al valor patrimonial y arquitectónico de la fábrica.  Por ello,  la Comisión Cidadá pola Recuperación de Ferrol Vello, con la participación de  doce profesores de la Escuela de Arquitectura de A Coruña y otros tantos de la Facultad de Económicas de Santiago y del catedrático de Historia Económica Xoán Carmonael, los alumnos del  IES de Canido, y un comunicado del Departamento de Historia del Arte de la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad de Santiago en el que los 32 profesores doctores que lo integran expresan, por unanimidad, su más profunda repulsa por el derribo y aseguran que con su destrucción se pierde el ejemplo más destacable de la arquitectura industrial racionalista de Ferrol, se manifiestan en la calle mostrando su desacuerdo públicamente.

Más de cien personas se congregaron ante la vieja fábrica de lápices Hispania para tratar de frenar la demolición del complejo,  propiedad de la promotora Jerpu S.A, que quiere construir dos edificios con medio centenar de viviendas.

La convocatoria ha contado con el respaldo de la delegación ferrolana del Colegio Oficial de Arquitectos de Galicia (COAG), que se opone al derribo de un complejo que consideran un ejemplo de la «arquitectura industrial racionalista», «exemplo máis destacable da arquitectura industrial racionalista de Ferrol», según el departamento de Historia da Arte de la Universidade de Santiago de Compostela.

Además, la Comisión Cidadá pola Recuperación de Ferrol Vello  ha presentado un recurso de alzada para intentar anular el acuerdo municipal que permite la demolición del edificio, y así salvaguardar las partes más representativas de la vieja fábrica.

Manifestación ante la  fábrica de lápices Hispania contra su demolición (Foto: Angel Manso, 2012 La Voz de Galicia)

Recurso del COAG de Ferrol

El COAG ha  presentado  un recurso contencioso administrativo contra la licencia de demolición otorgada por el municipio, y que fue aprobada en pleno a finales de diciembre con los votos del gobierno local.  Según el COAG de Ferrol, la catalogación resultante de la fábrica,  al ser declarada  Bien de Interés Cultural (BIC) en febrero del 2011 por la Xunta de Galicia,  impediría que se realizase ningún derribo, a pesar de las licencias preceptivas.

De prosperar los recursos, algo improbable dados los intereses económicos en juego, el resultado sería paradójico, pues se avalaría la protección de  una construcción inexistente por derribo improcedente.

También hay quien entiende como un bien el derribo. Gran parte de los vecinos que padecen las consecuencias del abandono del complejo muestran su satisfacción por la decisión municipal. Lo mismo ocurre con los comerciantes del entorno, para quienes el derribo supone una oportunidad de mejorar sus negocios.

La fábrica de lápices desde uno de sus laterales.  (Foto: Copyright  by romarintyp on Flickr, 2009)

El derribo en los medios

Así recogieron diversos periódicos la noticia del derribo de la Fábrica de lápices de Ferrol Vello:
El País, en su edición del 23 de enero de 2012 decía, textualmente, “Ladrillo a ladrillo, la enorme chimenea de la vieja fábrica de lápices de Ferrol encoge unos metros cada día. Los operarios empezaron a desmontarla a mano el pasado miércoles aupados por una grúa a 35 metros de altura. A la chimenea le seguirá un desvencijado tejado de uralita, cuajado de amianto, que habrán de retirar con todas las precauciones exigidas para manipular un material cancerígeno que ya se ha cobrado muchas vidas entre los trabajadores del naval de la ría. El resto de la fábrica caerá al paso de la maquinaria pesada y las palas excavadoras.

La promotora Jerpu, SA, propietaria del recinto, ha iniciado el derribo del complejo fabril más emblemático de Ferrol Vello para construir dos edificios con medio centenar de viviendas en un solar privilegiado de 3.500 metros cuadrados con vistas al puerto interior. Tirar abajo la fábrica les costará unos 300.000 euros.

El permiso de demolición se aprobó por silencio administrativo. Así lo reflejó una sentencia del juzgado contencioso administrativo de Ferrol fechada el 27 de octubre de 2010. Ni los tribunales ni la Dirección Xeral de Patrimonio de la Xunta y el Ayuntamiento de Ferrol, en manos del PP, han puesto trabas al derribo de Hispania, que sí cuestionan los tres grupos de izquierdas (PSOE, IU y BNG) y el Colexio Oficial de Arquitectos de Galicia (COAG). Hace cinco días, congregaron a unas 30 personas ante la fábrica tras la pancarta “No al derribo, no a la especulación”. Reclaman que se proteja el inmueble, o parte de él, como ejemplo de la arquitectura industrial y que se recicle como centro sociocultural.

La fábrica, que llegó a producir cerca de 36.000 lápices al día, llevaba prácticamente tres décadas abandonada, colonizada por la basura, la maleza y las ratas. Su inminente desaparición apenas ha abierto brecha en el barrio de Ferrol Vello, catalogado en 2011 como Bien de Interés Cultural (BIC), que pierde uno de sus inmuebles más representativos. Un grupo de vecinos se opone al derribo pero la mayoría parece columpiarse entre la indiferencia y el deseo de ver renacer una barriada que, estéticamente, se quedó atrapada en la posguerra.

Hispania fue la apuesta empresarial de Alberto Fernández Martín, que vio en los lápices su pasaporte al éxito. Fundó la compañía en 1934 y se mudó a la fábrica de Ferrol Vello ocho años después. Superado el bache de la Guerra Civil, la compañía pronto dio beneficios y ganó mucho dinero en los 50 fabricando los lápices Johan Sindel y bolígrafos Bic. La empresa echó el cierre en 1986, incapaz de competir con Asia, y desde entonces la ruina ha campado a sus anchas por el edificio.

La demolición se autorizó en pleno ordinario el 29 de diciembre con los votos de PP e Independientes por Ferrol y el rechazo de PSOE, IU y BNG. Un día antes, la Comisión de Urbanismo valoró las sentencias y escritos que “instaban al Ayuntamiento a autorizar el derribo” y rechazó las alegaciones a la modificación puntual del PXOM para la parcela. “La sentencia judicial no contempla la posibilidad de exigirle al propietario que conserve una parte de la fábrica”, explicó Guillermo Evia, responsable de Urbanismo.

El TSXG (Tribunal Superior de Justicia de Galicia) ya había multado al anterior gobierno socialista por retrasos en la ejecución de las sentencias que daban la razón a la constructora. Jerpu presentó el proyecto de demolición en 1996 y ha batallado en los tribunales durante 15 años para recabar permisos y sortear las trabas administrativas al derribo. La promotora tiene a su favor los mandatos judiciales y el visto bueno de la Xunta y del Gobierno local, que non han visto en la fábrica nada especial que la salve de ser demolida.

El 5 de enero, en un último intento por detener la actuación, Izquierda Unida presentó un recurso de alzada contra la autorización de Patrimonio que en noviembre había levantado el último freno a un derribo que había descartado en febrero con un informe desfavorable. “Agotaremos todas las vías legales para impedir un atropello sin remedio contra el patrimonio histórico y la memoria de la ciudad”, asegura Yolanda Díaz, coordinadora de IU en Galicia y edil en Ferrol. Díaz acusó al Ejecutivo popular de actuar como “una brigada de demolición al servicio de los intereses inmobiliarios” y le reprocha a la Xunta que en ocho meses cambiase de parecer sobre la fábrica. El BNG también ha criticado que el gobierno de José Manuel Rey se apresure a dar luz verde al desmontaje sin esperar a que la redacción del Plan Especial para Ferrol Vello estudie otras alternativas para este espacio.

Otro colectivo muy beligerante contra el derribo han sido los arquitectos de la delegación ferrolana del COAG capitaneados por Miguel Reimúndez, exedil de Vivienda de Ferrol con el bipartito PSOE-IU del 2007. Opina que la rehabilitación de Hispania “es una oportunidad en la trama de la ciudad” y que debería salvaguardarse al menos la estructura de la chimenea y la zona de oficinas. Los últimos en terciar en la polémica han sido los técnicos del comité internacional del patrimonio industrial que pretenden elevar a la Unesco una petición para detener la demolición.

No parece probable que la vieja Hispania pueda escaparse al derribo que la ronda desde hace años. Casi ‘in extremis’, IU mantendrá este jueves una reunión en Santiago con el director general de Patrimonio, José Manuel Rey Pichel. La formación ha pedido a la promotora que aparque temporalmente la demolición para “no causar daños irreparables a una construcción de indudable valor histórico”.  (El País,  edición del 23 de enero de 2012)

El 19 de enero de 2012 El Correo Gallego publicaba: “Decapitada por el afán inmobiliario, yace en el suelo la chimenea de la antigua fábrica de lápices de Ferrol. La ciudad perdió ayer uno de sus símbolos, con el inicio del derribo de estas instalaciones. El antiguo sueño de la arquitectura industrial, una fábrica que entre 1934 y mediados de los 50 producía 36.000 lápices al día, perece ante una promoción inmobiliaria. Donde antes se alzaba La Hispania, en un futuro posiblemente despuntarán las viviendas construidas por la promotora Jerpu.

SCALAE, el 30 de enero de 2012, publicaba en su web que “la fachada y la chimenea eran dos de los elementos más importantes por los que el COAG había solicitado la conservación del edificio, y precisamente por ahí fue por donde comenzó la demolición. En un documento firmado por doce profesores de la Escuela de Arquitectura de A Coruña y de la escuela de Económicas de Santiago de Compostela, se critica la ‘mirada impasible de las instituciones’ ante la demolición del edificio. En el documento se reclama la conservación de la fachada, la zona de oficinas y la chimenea, tan sólo una parte de toda la parcela, y que supondría ‘un respeto al patrimonio histórico sin perjuicio para la iniciativa privada’.
La vieja fábrica de Hispania, se incluye en el Bien de Interés Cultural de Ferrol Vello desde febrero del 2011 por la Xunta de Galicia, lo que en principio impide que se realice ningún derribo aunque se cuente con las licencias preceptivas, ocupa un solar de unos 3.500 metros cuadrados en la zona alta del puerto exterior con vistas a la ría ferrolana.

La Voz de Galicia
, el 27 de enero de 2012, haciéndose eco de las protestas ciudadanas publicaba lo siguiente:
Ante una fachada que perdió hace días los símbolos que la caracterizaban, más de un centenar de ferrolanos reclamaron la paralización de la demolición de la Fábrica de Lápices, iniciada la pasada semana. De su interior llegaron a salir más de 180.000 lapiceros diarios. Ayer, el reparto de los últimos lápices y plumines rescatados de un quiosco de la ciudad naval abría una concentración que reclamaba la pervivencia del «exemplo máis destacable da arquitectura industrial racionalista de Ferrol», según el departamento de Historia da Arte de la Universidade de Santiago de Compostela.

Los 32 doctores que integran su consello emitieron un comunicado en el que muestran «a súa máis profunda repulsa polo derribo da antiga Fábrica de Lápices Hispania», situada en el barrio de Ferrol Vello, considerado bien de interés cultural. Otras dos docenas de profesores de la facultad coruñesa de Arquitectura y de la compostelana de Económicas hicieron lo propio con un manifiesto en el que piden a la Dirección Xeral de Patrimonio la «inmediata paralización de la demolición» de un edificio construido en la década de los años treinta y que funcionó durante más de cuatro decenios.

Emblema del Ferrol industrial, los propietarios acometen el derribo tras un cuarto de siglo de litigios y una densa maraña legal, que acabó con sentencias firmes que lo avalan por silencio administrativo. Pero la Comisión Cidadá pola Recuperación de Ferrol Vello, convocante de la movilización, lucha in extremis por su salvación. «Hoxe non somos moita xente, pero imos ser máis. Imos loitar polo que nos dá singularidade e historia», aseguró anoche Alexandre Carrodeguas, uno de sus portavoces. Porque con el sello Hispania y Johann Sindel se recordaban ayer los lápices que se mojaban con saliva antes de escribir y los que «daban cor a aquela triste época da ditadura». A quienes se niegan ahora a conservar la fachada y la chimenea -que ya ha sido anulada- los manifestantes los invitaron a escribir «co lapis da ignorancia» miles de veces «Nunca volverei destruír o patrimonio arquitectónico de Ferrol».

La propietaria de la fábrica, la sociedad Jerpu, planea construir en el solar una promoción inmobiliaria pendiente de una modificación puntual del plan general de urbanismo. Después de 25 años de espera, ahora se niega a aguardar más y tras varias condenas a corporaciones anteriores por la dilación en la concesión de la licencia, el gobierno ferrolano, con mayoría absoluta del PP, ha decidido otorgar la licencia de demolición para dar cumplimiento a los fallos judiciales emitidos.

Por su parte, el Colegio Oficial de Arquitectos de Galicia aprobó presentar un recurso contencioso-administrativo contra la concesión de esta licencia municipal y el fiscal de Patrimonio del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, Antonio Roma, ha abierto diligencias tras la denuncia de la Comisión Cidadá.” (La Voz de Galicia, el 27 de enero de 2012)

Por último, se reproduce el artículo de opinión publicado en el Diario de Ferrol el 22 de enero de 2012, que firmaba el catedrático de historia del arte de la Universidad de Santiago Alfredo Vigo Trasancos:
Fue en enero de 2008 cuando, a petición del Consello da Cultura Galega, tuve la oportunidad de realizar un informe sobre la pertinencia de declarar el barrio de Ferrol Vello Bien de Interés Cultural, con el fin de dar respuesta a una solicitud que hacía a la institución gallega la Dirección Xeral do Patrimonio de la Xunta de Galicia.
Obviamente se me hizo la consulta por mi condición de experto en Historia de la Arquitectura y particularmente por mi trayectoria de investigador sobre el tema del urbanismo ferrolano, que vengo estudiando desde hace ya bastantes años.

Y por esa razón, argumentando el interés histórico que tenía el barrio, indicaba en mi informe que Ferrol Vello merecía ser declarado BIC por ser el origen mismo de la ciudad de Ferrol, un conjunto urbano de arraigo medieval de configuración espontánea y orgánica y, además, por ser el contrapunto necesario al impecable y ordenado barrio de la Magdalena que así hacía valer en toda su expresión la calidad urbanística de la cultura ilustrada.
En otras palabras, quería subrayar que Ferrol Vello y la Magdalena formaban, en su llamativo contraste urbano, un binomio necesario, imprescindible para aclarar el desarrollo y las circunstancias históricas de la ciudad de Ferrol.

Era consciente, no obstante, de que no quedaba en el barrio viejo ninguna construcción medieval que le diese un rango monumental destacable; pero al conservar su traza viaria antigua, su parcelario del Medievo, el valor pintoresco de sus inmuebles en donde se apreciaban tipos arquitectónicos que iban de la vivienda popular marinera con solana de madera y voladizos, a casas decimonónicas con galerías y balcón y aún a construcciones que se movían entre el más estricto racionalismo y el más elegante diseño “art déco”, había motivos más que suficientes para conservarlo.

Ahora bien, en mi informe destacaba no sólo la conveniencia de proteger el barrio histórico, sino de delimitar muy bien todos sus espacios de respeto pues había en su entorno lugares y edificios muy destacables: el viejo muelle y dársena de Curuxeiras origen del puerto civil dieciochesco, la fuente de la Fama con su nueva tipología en obelisco, la iglesia de San Francisco con la capilla de Orden Tercera, Capitanía y los jardines de Herrera, el Parque Municipal… y mencionaba también entre ellos la Fábrica de Lápices “Hispania”, lógicamente por el interés de su tipología industrial, el valor de su arquitectura “déco” y por ser obra, además, del mejor momento profesional del arquitecto municipal Nemesio López, que luego fue por otros derroteros menos valiosos.

En fin, que en parte gracias a estos argumentos y no sin cierta polémica mediática y problemas administrativos, pudo conseguirse en el año 2011 que la Xunta de Galicia declarase con buen criterio BIC, con la categoría de conjunto histórico, el barrio de Ferrol Vello.
Se señalaba además en el texto de la declaración que se reproduce en el DOGA nº 43 del 10 de febrero de ese año, que la consideración de BIC se hacía, entre otras muchas cosas, por formar el viejo barrio medieval “una curiosa amalgama de edificios” entre los que destacaba algún que otro de “diseño art déco”; y más adelante, a la hora de delimitar el perímetro del conjunto, señala asimismo el texto que en el tramo 4-5 debe seguirse el “linde norte de la Fábrica de Lápices Hispania, dejando ésta dentro del entorno de protección”; de ahí mi sorpresa y perplejidad al enterarme por la prensa que se ha comenzado a derribar el citado edificio con todos los permisos necesarios.

A decir verdad no parece tener sentido que después de tantos esfuerzos argumentativos en favor de la protección, ahora se mire hacia otro lado y se convierta el documento oficial en simple papel mojado. Soy consciente de que la Fábrica de Lápices no está en buen estado, que convive en un entorno de ruina preocupante que afecta a la práctica totalidad del barrio, incluso se puede entender en la realidad actual que acaso no merezca todo el edificio el mismo grado de interés y protección, pero todo esto se puede mejorar en un contexto social que se interese por la rehabilitación integradora que es, precisamente, el que propugna en principio toda sociedad civilizada que se identifica en sus declaraciones de BIC, siempre planteadas para proteger o un conjunto de interés o un edificio destacable.

Por esta misma razón, podríamos derribar en cualquier momento lo que resta del Teatro Renacimiento en el barrio de la Magdalena, porque se encuentra igualmente en un lastimoso estado y en el borde de otro conjunto histórico.

En fin, que creo que debiera considerarse el comportamiento destructivo y que debiéramos de ver en la Fábrica de Lápices un edificio de interés y conservable, siquiera en sus elementos más singulares entre los que están, obviamente, la chimenea y el volumen principal de su fachada.

Que una ciudad como Ferrol que fue un emporio industrial destacado conserve algún referente de este tipo me parece importante; que los ciudadanos apoyen públicamente el valor que tiene su legado histórico revela también su nivel y su educación hacia estos temas, que las autoridades municipales se impliquen en esta política de respeto es algo que también considero fundamental; es más, la propia Xunta debiera de actuar con un comportamiento ejemplar haciendo valer lo expresado en su Diario Oficial aunque esté por hacer o aprobar el necesario plan especial de protección del barrio que resulta imprescindible para iniciar su recuperación. Incluso diría que es de valorar y de tener en cuenta en una empresa constructora que promueva lo nuevo sin por ello proceder a arrasar en su integridad un edificio que sale mencionado en los informes previos de protección, en algunos libros de arquitectura histórica ferrolana y en el texto mismo de declaración de BIC del propio Diario Oficial de Galicia. Es la diferencia que existe entre un comportamiento que aspira a construir desde el respeto al patrimonio y aquel otro que, en cambio, mantiene una actitud más voraz y especulativa.

Creo que hay soluciones para que se encuentren los dos intereses y que se deben poner los medios para lograr un resultado aceptable. Todos queremos la regeneración de Ferrol Vello y de todo su entorno, pero eso no se puede conseguir de ningún modo con el primario argumento de la demolición por ser doloroso a la vez que irreversible”. (Alfredo Vigo Trasancos, en Diario de Ferrol 22/01/2012)

Read Full Post »

CINE AVENIDA-FERROL-MONTAJEEl viejo Cine Avenida, toda una leyenda del Ferrol de siempre , comenzaba a tener los días contados. En la actualidad es una sombra que suspira su abandono al oido de los transeuntes. (FOTO: Manuel Vilariño/Enrique F. Rojo)

Los propietarios del local informaron a finales de los 80 que el contrato de explotación firmado con la empresa Fraga -la misma compañía que explotaba el Teatro Jofre– había caducado ya. Y que el acuerdo no iba a renovarse.

Ferrol acabaría por perder así, no sólo una de las salas de mayor aforo de toda la ciudad, sino uno de los pocos cines de «pantalla grande» que entonces quedaban, una de las salas de proyección clásicas en las que las viejas butacas de tela convivían con el terciopelo granate de sus cortinajes.
Dicen que se convertirá en una Galería comercial. Y si no, en un comercio cualquiera.
Varias empresas vinculadas al sector de la distribución habían mantenido contactos con los dueños del cine para estudiar la posibilidad de que allí se instalase una galería comercial, aprovechando la singularidad del edificio. El proyecto, de momento, no se ha hecho realidad.

El antiguo y abandonado Cine Avenida, de Ferrol, fue construido por el arquitecto Rafael González Villar y se encuentra en la Rúa Dolores, 54.  (FOTO: Enrique F. Rojo)

La foto de arriba, tomada en 1983, por el fotógrafo coruñés Manuel Vilariño muestra el cine todavía en funcionamiento, aunque algo descuidado y envejecido.
Abajo, en foto tomada en 2007 por Enrique Fidel, vemos como la crisis de los cines también ha podido con este viejo testigo de tiempos mejores. El Cine Avenida de Ferrol cerró en 1998.

Read Full Post »

Ferrol Vello_2009_04

No es la primera vez que hablo en algún espacio del BLOG  de Ferrol Vello, el primer Ferrol, que se deshace en ruinas interesadas. Allá por Abril de este año, es decir, hace escasos cinco meses, el emplazamiento antiguo de Ferrol y sus construcciones eran declaradas Bien de Interés Cultural (BIC) que lo cataloga de conjunto histórico, lo que tampoco parece haber hecho reaccionar especialmente a los munícipes de esta pequeña ciudad.

Hace exactamente un año la Delegación de La Coruña del Colegio Oficial de Arquitectos de Galicia (COAG) dedicaba  el Día Mundial de la Arquitectura a la ciudad sostenible, configurada a través de “corredores verdes, espacios públicos,  redes de carril-bici y transporte público para uso y disfrute de peatones, usuarios de la bicicleta y ciudadanos en general“. Con estas ideas deseaban animar y dar su apoyo a aquellas propuestas encaminadas a hacer de la ciudad un espacio sostenible y más habitable.

Calle Carmen Curuxeiras_2009La subdelegación de Ferrol desarrolló para la ocasión un tema titulado: Ferrol Vello, trabajo y vivienda.  Para esta delegación de arquitectos, uno de los principales retos del urbanismo actual es posibilitar la renovación y la revitalizción de la ciudad existente. En los tejidos históricos como Ferrol Vello es precisamente donde se debe intervenir con prioridad no sólo por su valor patrimonial sino porque además forma parte fundamental de la ciudad.

Se afirmaba en la ponencia que frente a la uniformización y homogeneización de los desarrollos urbanos actuales, los conjuntos históricos aparecen como un “ecosistema” a preservar y proteger, incluso como un modelo trasladable a otras áreas de la ciudad.

Según el COAG de Ferrol, la rehabilitación de los centros históricos habría de basarse en los siguientes ejes fundamentales:

Recuperación de sus espacios públicos y de relación y fomento de los equipamientos, tanto públicos como privados.
Potenciación del modelo peatonal y de un modelo de vida que acerque los equipamientos básicos y la compatibilización de distintos usos en un mismo espacio urbano.
Fácil acceso y fomento del transporte público, con la construcción de aparcamientos disuasorios.
Mantenimiento del carácter heterogeneo de estas zonas en todos sus aspectos.
Regeneración de los límites de estas zonas históricas, permitiendo un cierto equilibrio entre el contacto del área con su entorno natural y la adecuada accesibilidad desde el resto de la ciudad.

Esta propuesta es, evidentemente un ideal, pura teoría cuya puesta en práctica puede resultar muy difícil, y a veces imposible. La dificultad radica fundamentalmente en la falta de voluntad política para desarrollar corolarios como los propuestos, que harían de la ciudad un ejemplo de ciudad sostenible y rica en habitabilidad y calidad de vida. Sin embargo, aviesos intereses empujados por creencias demasiado asentadas en la mentalidad española hacen que tanto propietarios como administradores reserven turno para hacerse con ganancias fáciles de orden especulativo.

Por este motivo, en el caso de Ferrol Vello, la recuperación de su caserío y el mantenimiento de su estructura peligra, especialmente si tenemos en cuenta el grave estado de deterioro en el que se encuentra. En algún caso los supuestos ideales apuntados por la propuesta del COAG de Ferrol parecen tomarse en cuenta, en A Magdalena por ejemplo, con la peatonalización de algunas calles, las más comerciales. Si bien por lo que respecta a la rehabilitación de inmuebles el proceso es lento e ineficaz.

Ferrol Vello_2009_05

Edificio en Ferrol Vello en estado de ruina  (FOTO: Enrique F. Rojo, 2009)

Aunque existe un Proyecto para la regeneración urbana de los barrios históricos de origen de la ciudad marítima de Ferrol (Plan Urban), que obliga al mantenimiento de las fachadas y a su  uniformidad en el barrio, cuyo ámbito de intervención se ciñe a los barrios de Ferrol Vello, Canido y A Magdalena, y a pesar de que el Ayuntamiento realiza inspecciones técnicas para valorar el estado de los edificios, muchos se van derrumbando por la falta de cubiertas, la acción de las lluvias y algunas sucumben ante los incendios, casi siempre sospechosos. De hecho, las inspecciones realizadas han detectado cerca de un centenar de edificios en estado de ruina, no sólo en Ferrol Vello, sino en el también emblemático barrio de A Magdalena, o en el también desvencijado barrio antiguo de Esteiro (al margen éste de las intervenciones del Plan Urban), lo que con el tiempo se puede traducir en derribos autorizados o derrumbes fortuitos si las autoridades no intervienen adecuadamente.

Por todo lo apuntado, sólo cabe esperar que el Plan Urban alcance los objetivos fijados con éxito para que las imágenes desoladoras que se pueden ver en la actualidad desaparezcan. Especialmente si todavía existe la voluntad de candidatar a Ferrol para Patrimonio Mundial de la UNESCO por su legado histórico.

Galeria_Ferrolvello-small

Ferrol Vello (2008)

ferrol vello_04_2008“Ferrol Vello se defiende de las miradas asustadas de los lugareños encogiendo sus entrañas. Aquel que pasa por sus tripas siente como los ácidos de su interior disuelven la impertinencia del incauto que se atreve, en su ingenuidad, a romper el silencio”.
“Los colores tristes de sus calles, aunque el día sea de sol radiante, agudizan las rupturas de la luz con la sombra y ahondan en el dramatismo. Las fachadas se derrumban solas con la presencia del aldeano que conoció el lugar y hoy se asusta con la ruina. El turista, siempre ignorante, grita su vocinglera rutina, y el barrio escucha en silencio, y calla. El turista, contando su miseria, ayuda a que el barrio se desmorone más deprisa. El barrio pide el indulto. Lo pide en voz alta , y algunos se hacen los sordos.”  (Erreka-2007)


Galerias-Ferrol (2007)-GALICIA

Ferrol en ruinas-2007
Los barrios de A Magdalena y Ferrol Vello son zonas ARI (área de rehabilitación integral) desde septiembre del 2001. Los edificios que se restauran bajo solicitud de los propietarios reciben subvenciones directas del Ayuntamiento y de otras Administraciones, aunque el procedimiento no funciona con la agilidad necesaria y los trámites se alargan. En otros casos las solicitudes nunca se producen y las rehabilitaciones tampoco. Muchos propietarios confían en que se abra el expediente de ruina en sus propiedades para poder especular. En estas circunstancias el Ayuntamiento debería actuar de oficio procediendo a la consolidación de las casas y cargando los costes a los propietarios. Sin embargo, aquí tampoco la intervención es siempre todo lo diligente que la situación requiere. (FOTOS: Enrique Fidel, 2007-2009)

Ferrol Vello_2009_10

Vivienda que fue pasto de las llamas en agosto de 2008 en Ferrol Vello, el inmueble número 17 de la calle Virxe, estaba incluida en el programa de inspección técnica de edificios (ITE), puesto en marcha por el departamento de Urbanismo del Concello y la delegación ferrolana del Colexio Oficial de Arquitectos de Galicia. (La Voz de Galicia) FOTO: Enrique F. Rojo, 2009

Esteiro_2007

esteiro-viejo_2007

Dos fotografías del barrio de Esteiro viejo, en la actualidad en fase de ruina acusada. “Las dificultades para abordar los procesos de deterioro urbano en el barrio proletario de Esteiro se saldaron finalmente mediante la expropiación (a lo largo de la década de 1960) y demolición -en 1974- de la práctica totalidad del barrio. Con la única excepción de las dos hileras de casas que flanqueaban la Calle de San Carlos. ” (Historia Urbana de Ferrol). Solamente permanecen en pie los edificios de un un par de calles, Carlos III y Fernando VI. Aunque la trama del antiguo trazado se mantiene prácticamente sin variar en estas calles y las adyacentes, casi todas las viejas edificaciones se derribaron para levantar enormes conjuntos de viviendas de una uniformidad y tipología enórmemente impersonal. (FOTO: Enrique F. Rojo, 2007)

Esteiro antiguo

Derribo de Esteiro

Fotografías que muestran una calle del barrio de Esteiro a principios del siglo XX y, más abajo, el inmenso solar que resultó de la demolición del barrio en 1974. “La demolición del barrio de Esteiro en 1974 supuso en la práctica una operación por la que se borraba la memoria del antiguo Ferrol proletario. Tres años después aún eran 500 las familias que esperaban, alojadas provisionalmente en barracones prefabricados, por la adjudicación de viviendas sociales en construcción en el nuevo polígono de Caranza.” (Historia Urbana de Ferrol)

______oooo______


Referencias.-

El casco histórico de Ferrol en ruinas (VIDEO I)
Ferrol quiere recuperar su casco antiguo (VIDEO II)
Ferrol antiguo (Fotografías antiguas de Ferrol)
Ferrol, historia urbana

Fábrica de Lápices Hispania (Urban Idade)
Nuevo desplome en Ferrol Vello (el País, 4 de Marzo de 2014)
La calle de Ferrol donde habita la ruina (El País, 2 de de Marzo de 2014)
FOTOGALERIA FERROL VELLO (El País)

Rehabilitar Ferrol Vello costaría 19 millones de euros en 12 años.  (El País, 14/04/2014)

Read Full Post »

ferrol-vello_2008_02

(FOTO: Enrique Fidel, 2007)

Las aproximaciones periódicas que este BLOG realiza a la ciudad de Ferrol, recogidas por la prensa local, nos llevan hoy a mencionar, en una breve reseña, la resolución de la Dirección Xeral de Patrimonio Cultural da Consellería de Cultura e Deporte de la Xunta de Galicia por la que se incoa el procedimiento para declarar el barrio de Ferrol VelloBien de Interés Cultural” (BIC). Esta resolución supone la aplicación inmediata de medidas de protección para este conjunto urbano y arquitectónico, al igual que ya ocurriera con el barrio de la Magdalena. Esto quiere decir que desde la fecha del 1 de abril de 2009, día de la publicación en el Diario Oficial de Galicia (DOG), quedan suspendidas las licencias municipales de parcelación, edificación o derrumbe en las zonas afectadas, durante el plazo de veinte meses, periodo durante el cual habrá de resolverse el expediente sobre el interés cultural del barrio viejo de Ferrol .

La Dirección Xeral de Patrimonio Cultural cuenta con la opinión favorable de la Universidad de Santiago, la Real Academia de Bellas Artes de Nosa Señora do Rosario y del Consello de Cultura Galega, los tres organismos consultivos a los que se les solicitó un informe previo.ferrol-vello_delimitacion

El hoy llamado barrio de Ferrol Vello fue en su día el núcleo histórico de la ciudad, reconocido testimonialmente como tal desde el siglo XVIII, y en cuyas inmediaciones se instalaron el Astillero y el Arsenal y que condujeron a su expansión en La Magdalena y en Esteiro, zonas también ligadas a la historia local como áreas de ensanche urbano.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) recoge y publica la resolución del 27 de Febrero de 2009 de la Conselleria de Cultura e Deporte de la Xunta de Galicia en la que se afirma el “innegable valor histórico del barrio de Ferrol Vello como espacio en el que arranca su historia urbana”. La unidad y calidad de su trazado medieval todavía presente constituyen un reconocido valor propio y deben considerarse como de interés relevante.

ferrol-vello_2008_04En el texto oficial se explica que el barrio, a pesar de haber perdido las arquitecturas medievales primitivas, todavía conserva su tejido viario original así como buena perte de su parcelario urbano, similar al que muestran las villas marineras en la Galicia de la época. En este mismo sentido, se insiste en la urgencia y necesidad de mantener lo mejor posible el callejero “espontáneo e irregular” del barrio en virtud de su variada tipología de viviendas, que sirven de contrapunto para valorar “la novedad, el racionalismo y el mejor nivel urbano” del vecino barrio de la Magdalena, barrio ortogonal producto de la mentalidad burguesa de los siglos XIX y XX. El mantenimiento de ambos barrios se considera necesario para la mejor comprensión de la realidad urbana de Ferrol y de su desarrollo histórico.
En el espacio urbano reconocido como Bien de Interés Cultural se encuentra la fábrica de lápices Hispania, a la que ya nos hemos referido unas cuantas veces en el blog. Paradójicamente el edificio queda fuera de la protección ofrecida, ya que a pesar de ser una construcción industrial emblemática y con rasgos singulares y únicos en la ciudad, la propiedad goza de una resolución municipal que posibilita a la empresa propietaria JERPU, disponer del solar para construir viviendas. La intervención en la fábrica lleva dos años paralizada, pero el Concello ferrolano ha promovido su inmediata agilización. Según información aparecida en el Diario de Ferrol, “La promotora Jerpu no renuncia a materializar la que sería la mayor intervención inmobiliaria en Ferrol Vello: la construcción de dos edificios de viviendas de precio libre en la parcela que alberga la abandonada y ruinosa fábrica de lápices“, que comenzaría con la previa demolición del edificio. (NOTA: esta información publicada en el Diario de Ferrol el 16 de abril de 2009 no es accesible en la edición de internet).

2676849632_8d03622895 Ferrol Vello es el  espacio en el que arranca la historia urbana de Ferrol. (FOTO: Enrique Fidel, 2007)


fcdlpcsLa fábrica no ha sido catalogada en el expediente iniciado por la Xunta para declarar al barrio Bien de Interés Cultural con la categoría de conjunto histórico. Sin embargo, sí que se enmarca en la zona de respeto delimitada por la Dirección Xeral de Patrimonio, por lo que la actuación inmobiliaria prevista en el solar por la constructora Jerpu deberá contar con el informe favorable de la Dirección Xeral de Patrimonio. El área de Urbanismo quiere agilizar durante el mes de abril el expediente de esta intervención, estancada desde el año 2000, negociando con la promotora el precio que tendrá que pagar por reservar en la edificación suelo dotacional“. (NOTA: Información publicada en el Diario de Ferrol con fecha 3 de abril de 2009, no accesible en la edición de internet.)

Todo lo dicho hace pensar en la irremediable desaparición de la fábrica del alto de San Xoán, cuya silueta pasará al recuerdo como la fábrica de lápices de Ferrol Vello, una de tantas construcciones desaparecidas bajo la enfermiza miopía de los políticos locales, más atentos a  consideraciones de carácter crematístico y nada románticas, que a otros asuntos.

esteiro-viejo_2007Barrio de Esteiro viejo, en la actualidad en fase de demolición. Solamente permanecen en pie los edificios de un un par de calles. Aunque la trama del antiguo trazado se mantiene prácticamente sin variar, casi todas las viejas edificaciones se han derribado para edificar conjuntos de viviendas de una uniformidad y tipología enórmemente impersonal. (FOTO: Enrique Fidel, 2007)

Referencias.-

Resolución Xunta de Galicia (DOG)
Resolución BOE
La Voz de Vilalba (Blog)
La Voz de Galicia (1)
La Voz de Galicia (2)
Ferrol (Wikipedia)
Imaxes de Ferrol
Ferrol Vello (Urban Idade)
Urban Idade en Diario de Ferrol
Fábrica de Lápices Hispania (Urban Idade)
Nuevo desplome en Ferrol Vello (el País, 4 de Marzo de 2014)
Rehabilitar Ferrol Vello costaría 19 millones de euros en 12 años. (El País, 14/04/2014)
La calle de Ferrol donde habita la ruina (El País, 2 de de Marzo de 2014)
FOTOGALERIA FERROL VELLO (El País)

Read Full Post »

(Foto: Enrique  F.  Rojo, 2009)

La fábrica de lápices Hispania se encontraba (se derribó en 2012) en Ferrol Vello, en el promontorio de los jardines del Baluarte de San Xoán, dominando por encima de éstos las vistas del puerto y la ría, entre Mugardos y La Graña. Fue fundada, en los años treinta del siglo XX  (1933, probáblemente), por varios socios entre los que se encontraba Alberto Fernández Martín, importante insdustrial de la época, que además de la fábrica de lápices Hispania tenía otras empresas. Entre ellas la fábrica de redes Defer, la de bolígrafos Bolfer y la textil Textilfer.

Los otros otros socios, que fueron seis, se llamaban: José Andrés Vázquez, Benito Alvariño, Eusebio Pérez del Hierro, Esteban Ramil, Antonio Veiga y Luis de la Muela. “En la época de la posguerra, Hispania consiguió hacer unos lápices de una calidad impresionante, muy superiores a los que se hacían en el resto de España”, afirma Luis Alonso Álvarez, autor de un trabajo de investigación sobre emprendedores coruñeses desde el siglo XVIII.  “La empresa también fabricaba plumillas de acero y peines de caucho, pero, sin duda, su producto estrella eran los lápices Johan Sindel, que tomaron su nombre de un técnico alemán que fue reclutado por Fernández como jefe de taller en los años 30“. (Cita: La Voz de Galicia, 31/3/2009)

Johann Sindel, alemán de Núremberg, fue contrarado en 1933 por Alberto Fernández Martín como jefe de taller, ya que era gran conocedor de los sistemas de producción de lápices en Alemania. (FOTO: Familia Sindel, publicada en La Voz de Galicia, 12/12/2010)

Su conocido logotipo compuesto por dos figuras humanas con las manos entrelazadas se convirtió también en su marca registrada. Bajo este símbolo de identificación, fabricaba lápices de mina de grafito y de colores, plumillas de acero y peines de caucho. Uno de sus productos más exitosos fue el lápiz de la marca Johan Sindel, muy apreciado por la calidad de su madera de cedro americano y su mina de grafito (…)” “Sindel dirigía el proceso de fabricación, lo que suponía un elevado coste para la fábrica, ya que su sueldo estaba incluso por encima de los ingresos salariales del gerente. Otra de las claves del éxito de la Hispania fue su exquisita presentación en el mercado.” (La Opinión La Coruña. Emprendedores coruñeses del XIX).

hispania-antiguaAunque hay disparidad de criterios, pués algunos atribuyen el edificio al arquitecto Lastra, o incluso al arquitecto municipal Nemesio López Rodríguez, lo probable es que la fábrica fuese proyectada por el arquitecto Rodolfo Ucha Piñeiro, nacido en Vigo el 27 de Septiembre de 1882, que trabajó igualmente como arquitecto municipal de Ferrol hasta 1936. Aunque los trabajos de este arquitecto, prolífico en la ciudad de Ferrol, se caracterizaron por su apego a la estética modernista, la tipología de la fábrica de lápices es más cercana al racionalismo industrial, con toques expresionistas propios de los años treinta del siglo XX.

La desaparición del antiguo tejido industrial urbano de Ferrol está relacionado con el periodo de crisis y reconversión que se vivió en los años ochenta, en los que la principal industria que eran los astilleros hubo de sortear su primera gran crisis. Con la desaparición de la fábrica de lápices Hispania, desaparecerían también Pysbe, la Fábrica de Jabones Pucho, la Fenya y otra fábrica más de lápices en Canido. Y en A Malata, donde actualmente se encuentra el estadio, la enorme planta de Peninsular Maderera, de los tiempos en que Guinea era colonia española y la madera salía gratis, desaparecería igualmente, dejando liberado su gran solar.

Además de lápices, la Fábrica Hispania también fabricó peines de caucho comercializados con las marcas afinart y Vulk Goma. La ilustración corresponde aun anuncio publicado en el diario ABC en 1950.

(Foto: Enrique  F.  Rojo, 2009)

La empresa vivió su época dorada entre 1945 y 1959. La segunda guerra mundial provocó una escasez en todo el globo de lápices alemanes, los de mejor calidad del mercado y los mismos que fabricaba Hispania, que en 1946 tenía un capital de cinco millones de pesetas. A finales de los 50, la empresa tenía más de 400 empleados y sus productos, de gama muy variada, tenían una notable aceptación en el mercado. (Cita: La Voz de Galicia, 31/3/2009) (Foto: Enrique  F.  Rojo, 2009)

Durante este periodo la empresa podía producir alrededor de 180.000 unidades al día de lápices Johan Sindel.

El contexto autárquico también dificultaba la compra de maquinaria y tecnología, básicamente alemana, imprescindible para mantener activo el proceso de producción. Para hacer frente a estas dificultades se creó dentro de la fábrica un taller de maquinaria donde se imitaba la tecnología alemana, lo que permitió superar la obsolescencia típica de la industria española en la posguerra civil.

Gracias a la buena gestión de la empresa frente a un contexto adverso, la facturación no dejó de crecer. Alrededor del 60 o70% de la producción se dirigía al mercado interior. En esta área de mercado, entre los principales competidores se encontraban los fabricantes de lápices catalanes que operaban con las marcas Masat y Jovi. El 30 o 40% restante se destinaba a Europa y a Estados Unidos, unos mercados donde los productos alemanes disfrutaban de amplia acogida. El crecimiento y diversificación de la producción provocó que las instalaciones de la fábrica resultaran insuficientes. Con este fin decidieron trasladar la sección de carpintería a otro edificio. La ampliación del espacio fabril permitía producir mayor cantidad de madera en un tiempo más breve, con lo que la fabricación de lápices se multiplicó.”

Reseña ABC Fabrica de Lapices_1947Reseseña aparecida en ABC el 3 de agosto de 1947. En ella hace mención de las excelencias productivas de la fábrica en el entonces Ferrol del Caudillo, (FUENTE: Hemeroteca ABC).

Anuncio de prensa de la Fábrica de Lápices en el año 1950. En él vemos una imagen de la instalación, que contaba con dos plantas de  4.800 m2 cada una. Llegó a alcanzar una producción de  180.000 unidades diarias en su mejor época, aunque tenñia una capacidad de producción de 1.500 gruesas diarias, el equivalente a 216.000 lápices. (Fuente: ABC, 20/7/1950)

Anuncio de lápices Johann Sindel publicado en 1964 en el diario ABC.

A finales de los 50, con la segunda generación ya dentro de la empresa, la fábrica alcanzó su mayor momento de apogeo. Paradójicamente, la aprobación del Plan de Estabilización, que dio lugar a un creciente aperturismo de la economía española, hirió de muerte a la fábrica, debido a la importación de lápices procedentes de otros países.

Para hacer frente a la nueva situación era necesaria una completa renovación tecnológica, pero decidieron no llevarlas a cabo ante las escasas expectativas de crecimiento. Decidieron mantener la fábrica abierta hasta 1981. La vida de la empresa se prolongó cinco más de lo previsto, hasta 1986, cuando se tomó la decisión de disolver la sociedad, y se aprobó su liquidación y se vendió la fábrica.” (La Opinión La Coruña. Emprendedores coruñeses del XIX).

Trás años de incertidumbre y numerosos problemas de orden fiscal y laboral, la fábrica, de más de 4.000 metros cuadrados de superficie, cerró el 30 de octubre de 1986 y su futuro se vió abocado a la ruina, estado en el que halla en estos momentos. El primer destino del edificio fue la demolición con carácter especulativo, dedicándose el solar a la construcción de viviendas. Posteriormente se paralizó el proyecto, y aunque existen diversas iniciativas de colectivos populares y de algún grupo político para recuperar el edificio dándole un uso cívico o dotacional, lo cierto es que la ruina inminente, junto a la mayor parte de Ferrol Vello, es lo único que se puede evidenciar.

Comparativa de dos momentos de la fábrica Hispania. La primera es del fotógrafo coruñés Manuel Vilariño y muestra el estado de la fábrica en 1992, seis años después de que cerrase. La inferior de 2008, muestra el estado en que se encuentra trás más de veinte años de abandono. (FOTO: Enrique Fidel Rojo)

(Foto: Enrique  F.  Rojo, 2009)

Con el tiempo otra industria, Textilfer de Alberto Fernández, el propietario de la Fábrica de Lápices, que fabricó cortinajes de fibra sintética y de redes sin nudo, no se supo adaptar a la presión de las importaciones de China y también cerró y despidió a su plantilla. Posteriormente reabriría con el nombre de Redfer, con menos mano de obra y con moderna maquinaria. Sus propietarios eran los hijos de Alberto Fernández. En 2005 cerró definitivamente.

Interior de la fábrica de lápices hispania desde la entrada principal de mercancías que daba acceso a las oficinas y despachos (FOTO: Enrique Fidel Rojo)

Puerta de acceso a las instalaciones por el frente de la fachada principal de mercancías, donde se alojaban las oficinas y las instalaciones administrativas. Llama la atención en tan sobrio portón el detalle decorativo vegetal de forja sobre las iniciales H. S. L. (FOTO: Enrique Fidel Rojo)

Interior instalaciones fábrica de lápices (FOTO: galiciandreamer)

Escaleras en el interior del recinto, con las barandillas realizadas según inspiración del logotipo de la empresa (FOTO: galiciandreamer)

Interior instalaciones fábrica de lápices (FOTO: galiciandreamer)

Interior de las oficinas de la fábrica (FOTO: Jeru)

Interior nave de la fábrica (FOTO: galiciandreamer)

Logo Hispania_2009-smallVentana de la fábrica con el logotipo de la empresa centrado en el guardapolvos. (FOTO: Enrique F. Rojo, 2009)

fabrica-2009_02_smallOtra imagen del interior de la fábrica  en la que se ve su estado ruinoso. (FOTO: Enrique F. Rojo, 2009)

NOTA: El 18 de enero de 2012 se iniciaban las tareas de demolición de la fábrica. (Ver Derribo de la Fábrica de lápices de Ferrol , en Urban Idade)

Antigua fábrica de lápices Hispania, Ferrol 2014-

Resto del muro perimetral de la fábrica de lápices Hispania. Un graffiti nos recuerda el emblema de la casa. (Foto: Enrique F. Rojo, Ferrol, 2014)

Johann Sindel-1

Caja de 24 colores Johann Sindel de los años 80 del siglo XX. (Foto: Bernardo Alemany, 2015)

Johann Sindel-2

Caja de 24 colores Johann Sindel de los años 80 del siglo XX. (Foto: Bernardo Alemany, 2015)

Referencias._

La Voz de Galicia (I),  31/3/2009

La Voz de Galicia (II): Patrimonio Industrial de la ciudad, 31/3/2009

Diario de Ferrol: El gobierno retoma el expediente de obras, 3/4/2009

Diario de Ferrol: Caida de cascotes en el entorno de la fábrica (12/3/2011)

“Un bosque de lápices recordará en Ferrol Vello la actividad de la antigua Hispania” (Diario de Ferrol, 14/07/2010)

Derribo inminente de la Fábrica de lápices Hispania (La Voz de Galicia, 29/12/2011)

Patrimonio avala el derribo de la Fábrica de lápices (La Voz de Galicia, 15/12/2011)

Derribo de la Fábrica de lápices de Ferrol (en Urban Idade)

  Fábrica de lápices Hispania de Ferrol
galería de fotos en PIXELINPHOTO-Flickr

Guardar

Read Full Post »

hildegart-rodriguez_foto_02

Hidegart Rodríguez Carballeira

Sucedió el 10 de junio de 1933. Hildegart Rodríguez, una joven, militante de izquierdas, que quiso hacer de su capacidad intelectual un uso libertario y trangresor, moría de cuatro disparos en su casa de la calle Galileo de Madrid mientras dormía.
La mano asesina fue la de su madre, Aurora Rodríguez, mujer de extraordinaria capacidad, que se encargó de la educación de su hija y que consiguió tan grandes resultados, que en poco tiempo Hildegart era todo un suceso en España y en el extranjero.

Dónde vivieron Aurora e Hildegart

La familia de Hildegart Rodríguez era oriunda de Ferrol (A Coruña) y poseyó viviendas en el barrio de Esteiro y en el de La Magdalena. Cuando Aurora Rodríguez decidió tener una hija, en 1914 se fue a Madrid y allí vivió en diferentes casas de diferentes barrios. La primera casa estaba y sigue estando en la calle de Juanelo 3, en pleno Rastro madrileño. La casa del barrio de la Prosperidad, en la calle Luís Cabrera 15,  también se puede ver tal y como estaba cuando la ocuparon madre e hija en 1915. Más adelante ocuparon varias viviendas de la calle Galileo en el barrio de Argüelles. Alguna de estas casas ya no existen, fueron derribadas. En una de estos edificios fue donde Aurora Rodríguez asesinó a su hija Hildegart en 1933. Concretamante en el actual número 63 de Galileo.
NOTA:Los números de los edificios de Galileo han cambiado con la remodelación del barrio por lo que los antiguos números recogidos en los documentos no se corresponden con los actuales.

Hildegart nació en Madrid, en la casa número 3, de la calle Juanelo del distrito de La Latina, muy cerca de la Plaza de Cascorro en pleno Rastro, el 9 de diciembre del año de 1914. Su madre Aurora, nacida en Ferrol, había acudido a la capital con el firme objetivo de parir y criar a su hija, iniciando así una nueva etapa en su vida. Eligió cuidadosamente a quien debía de ser el padre. Cuando la niña contaba con dos años se mudó a la calle Luís Cabrera, 15, en el barrio de la Prosperidad y la inscribió en el Registro Civil. Aurora tenía treinta y siete. Por aquel entonces Hildegart ya había aprendido a leer. A los tres años escribía y tocaba el piano con su madre a cuatro manos. Un año después escribía a máquina con gran destreza.

Experimento eugenésico

La tarea emprendida por Aurora Rodríguez consistía en educar a Hildegart en todas las disciplinas del saber de manera gradual pero intensa. Le enseñó idiomas a edad muy temprana y continuó con la Historia Natural y la Sexualidad.

Para ella se trataba de un experimento eugenésico, disciplina en la que se había cultivado a través de lecturas y seminarios.

El primer año de Bachillerato lo cursó en 1924 en el Instituto Cardenal Cisneros, de Madrid, iniciándose en el conocimiento del alemán. En 1928 terminó el bachillerato universitario con la calificación de Sobresaliente. Ya por entonces dominaba el latín y traducía libros antiguos escritos en aquella lengua. Ese mismo año se matriculó en la universidad para estudiar Derecho en la Universidad de San Bernardo, e inició su actividad política afiliándose a las Juventudes Socialistas. Finalizó la carrera en 1932.

Mucho antes, Aurora Rodríguez había tomado la responsabilidad de educar a su sobrino Pepito Arriola, hijo “accidental” de su hermana Josefina, concebido en una relación extramarital. Como Aurora era muy joven cuando se dió el caso -tenía 16 años-, le enseñó lo poco que sabía, que en realidad era mucho. Sabía tocar muy bien el piano y dominaba diversas disciplinas intelectuales. Lo cierto es que el niño Pepito a los dos años era ya más que una promesa de la interpretación del piano. Cuando Pepito Arriola contaba con cinco años de edad ofreció un concierto ante la Reina Regente Maria Cristina y la Corte que, segun parece, dejó boquiabierta a la audiencia asistente. Es posible que este antecedente le animase a “construir” su propia criatura.

Hildegart escritora y conferenciante

Pronto comenzaría Hildegart su carrera pública como escritora y conferenciante. Conducida sabiamente por su madre, la joven centro sus intereses en la reforma de la moral sexual, lo que le permitió que conociese y tratase a las figuras preeminentes de la época en la materia. Otra cuestión, inculcada por su madre, que Hildegart trató con vehemencia fue la “reforma y mejora de la Humanidad a través de la eugenesia”.

Hildegart fue el estandarte que su madre enarbolaba en defensa de la igualdad jurídica y sexual de la mujer. La madre había programado que con los catorce años la niña debía comenzar su actividad pública para “redimir a la mujer”. Lo primero que hizo fue inscribirla en las Juventudes Socialistas el 1 de enero de 1929. En una época por definición machista, en la que la discriminación de género era la nota dominante en la sociedad, es fácil imaginarse el revuelo y la expectación que causaban las intervenciones públicas de la joven, a la que su madre se encargaba de promocionar y de dar a conocer en todos los foros sociales y culturales posibles.

El asesinato de Hildegart

Durante 1932 se fundó en España la “Liga para la Reforma Sexual sobre bases científicas”, presidida por el Dr. Gregorio Marañón y con Hildegart como Secretaria. Hildegart mantuvo relación epistolar continua con eminentes sexólogos de Alemania e Inglaterra, a quienes traducía sus escritos para dar a conocer sus trabajos en España.
La noche del 9 de junio de 1933, Aurora Rodríguez ya había decidido matar a su hija Hidegart. Después de mucho meditarlo y una vez que se había asegurado de que estaba bien dormida le disparo cuatro veces con un pequeño revolver Valedog.
Tras el desconcierto del crimen que conmocionó a la sociedad madrileña de la época, todo el mundo buscaba explicaciones. Aurora Rodríguez fue recluida en la Carcel de Mujeres de Madrid y más tarde internada en el Hospital Psiquiátrico de Ciempozuelos.

 

hildegart-prensa-1933_smallDiferentes periódicos, en su mayoría de “izquierdas”, como el anarquista “La Tierra“, el “Heraldo de Madrid“, “La Libertad” y “El Socialista“, siguieron la trayectoria profesional e intelectual de Hildegart Rodríguez. Su inesperado y dramático aesinato llenó los titulares y las primeras planas de los diarios el 10 de junio de 1933, al día siguiente de conocerse la noticia.

VER TAMBIEN: “HILDEGART EN MADRID (II)”

Referencias.-

Cal Mártinez, Rosa
A mi no me doblega nadie: Aurora Rodríguez, su vida y su obra (Hildegart)
Sada.  Ediciós do Castro, D.L. 1991 ISBN 84-7492-542-8

* Aurora de sangre (Vida y muerte de Hildegart) Eduardo De Guzmán 1972
Editorial Mundo Actual.

* Aurora de sangre o la virgen roja
Rafael Azcona Jet Films 1977. Guión del filme de Fernán Gómez basado en la novela de Eduardo de Guzmán

* De Pepito Arriola a Hidegart.
Francisco Martínez López y Ventura Ferrer Delso
Edita: Sociedad de Cultura Valle-Inclán
Ferrol-2006

* El manuscrito encontrado en Ciempozuelos
Estudio del historial clínico de Aurora en el hospital de Ciempozuelos.
Guillermo Rendueles
Endymion, 1989
ISBN 84-7731-023-8

Read Full Post »