Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Ferrol’

PONTEDEUME-10

“La Magdalena”, casa de los Tenreiro en Pontedeume, en estado de abandono. (Foto: Enrique F. Rojo, 2010)

Construcción

La casa de “La Magdalena” se construyó entre 1869 y 1876, encargada por Agustín Tenreiro, importante empresario, propietario de una industria familiar de curtidos de Pontedeume.
Al parecer, en el año 1924 se halló en la finca, el llamado “Cuadrifaz de Pontedeume“, pieza de granito con caras esculpidas en cada uno de sus cuatro lados, de origen celta o romano, donado en 1962 por su descubridor, el arquitecto Antonio Tenreiro Rodríguez, al Museo Provincial de Bellas Artes de A Coruña y, actualmente en el Museo Castelo de San Antón. Es posible que la figura representase a una divinidad protectora de los caminantes, situada en los cruces de caminos.
Antonio Tenreiro, después de encontrar la figura esculpida, elaboró un informe al respecto del hallazgo:
En el mes de septiembre del año 1924 con motivo de las obras de desmontes de tierra que se realizaron para la construcción del camino vecinal de Puentedeume a Hombre, y entre los grandes montones de piedras y escombros sobrantes de estos desmontes, y apertura de cajas de cimientos del muro de contención construido a lo largo de la finca “La Magdalena”, en la parte situada en el lugar denominado de San Calcón (antigua fábrica de curtidos llamada el “Corral”) y próximamente entre los hectómetros 6 y 7 de dicha carretera próxima a los manantiales que nacen en dicha parte de la finca… Es de advertir que ninguna ruina de edificio medieval existe en aquel lugar, al que se pudiera atribuir esta piedra, que más parece proceder de algún castro que, por aquellos contornos, pudiera haber existido, de no estar en “alguna forma de remoto culto, relacionada con los manantiales antes mencionados, en la proximidad de los cuales apareció

pONTEDEUME BYN

Pontedeume y la desembocadura del río Eume. Hacia 1930.

Descripcción

El edificio es una vivienda unifamiliar exenta, con elementos de clara inspiración romántica. Tiene planta cuadrada dispuesta en tres alturas, en la fachada principal que mira al río Eume, y dos en la posterior, que se encuentra más alta, en la carretera de Esteiro. El espacio interior sigue una estructura tradicional condicionada por las escaleras situadas en el centro, que funcionan como elemento articulador de la vivienda, llegando hasta el exterior en una rotunda torre-mirador con ventanales a su alrededor, que permiten admirar el paisaje de la desembocadura del río Eume.
Las fachadas son de estilo clásico, de piedra revocada pintada de blanco. Las dos principales van aumentando los huecos según ganan altura, hasta llegar a la cubierta, también clásica, de teja. En el bajo, tan solo se presentan las puertas de entrada y unas pequeñas ventanas. En la primera planta, las ventanas de gran porte vertical, hasta cinco, con postigos de madera, se abren para dejar paso a la luz, casi siempre tenue, de estas latitudes de las Rías Altas. En la fachada que mira al río, el vano central es un balcón apoyado sobre modillones moldeados por encima de la puerta de entrada. El tercer piso presenta una disposición similar en las dos fachadas principales y las dos laterales, con la adición en la posterior, en la carretera de Esteiro, de un frontón con ventana a modo de buhardilla sobre el que se colocó una campana.

Tejo centenario Tenreiro

Tejo centenario de la finca de los Tenreiro, a mediados del siglo XX.

El árbol

En la finca “La Magdalena” se sembraron numerosos árboles. Los que sobreviven, ahora son centenarios, entre ellos araucarias, cedros del Líbano, magnolios comunes y japoneses, cipreses, castaños del País y de Indias, acebos, camelios, bambúes negros y verdes, etc.
Sin embargo, el árbol más importante de la finca siempre fue un tejo. De porte extraordinario, se le ha calculado una edad superior a los trescientos años. Tenía instalada una escalera de caracol, colocada por los dueños de la finca, que daba acceso a dos alturas, la primera con una mesa circular y la segunda con unos bancos a modo de terraza.
A pesar de ser un árbol histórico protegido, las obras realizadas por el Ayuntamiento de Pontedeume en el paseo del río Eume, solando y cementando parte de los antiguos jardines, alrededor del tejo, produjeron su deterioro gradual hasta ocasionar su muerte, a la espera de su certificación por técnicos del Concello.
Actualmente la finca, durante mucho tiempo considerada como uno de los mejores parques urbanos del siglo XIX, se encuentra en un estado de abandono total, tanto la vivienda como los jardines. Ha sido saqueada y vandalizada, y además, se encuentra expuesta a los agentes meteorológicos al haberse destrozado puertas y ventanas. Si no se remedia, pronto amenazará ruina.

Referencias.-

La agonía de un árbol de 500 años (El País, 02/07/2013)
Fracaso en la conservación de un tejo centenario en Galicia. (Quercus/ AlbertoTeixido. com, 2012)  PDF

Protegidos, agónicos y difuntos (El país, 09/07/2014)

“La finca La Magdalena” (Blog Todo lo que no se ve, 31/07/2012)

VIDEO: Finca “La Magdalena” (Youtube)

El Hermes celta de Pontedeume y supervivencias de su culto (Escolma da nosa historia) PDF

El esplendor del negocio eumés del cuero. (La Opinión Coruña.es)

Read Full Post »

Cine Callao_small

Recientemente ha tenido lugar en en el Centro Torrente Ballester de la ciudad de Ferrol  una exposición titulada  Rodolfo Ucha Piñeiro. Construíndo/ Construyendo Ferrol, dedicada a mantener viva la figura y la obra que este importante arquitecto desarrolló en  Ferrol.

La  exposición  proponía  una revisión actualizada del legado arquitectónico de Rodolofo Ucha Piñeiro, renovador de la estética de la ciudad de Ferrol mediante la introducción de los nuevos estilos arquitectónicos de su tiempo.
A partir de  fotografías, documentos históricos e imágenes de archivo se recordaba su papel como el gran arquitecto civil de la ciudad de Ferrol, creador de gran parte de sus edificios más significativos y singulares.

Recogiendo algunos contenidos de la muestra, repasaremos brevemente en  el artículo unos cuantos ejemplos de la obra que el arquitecto dejó en la ciudad.

Ucha Piñeiro, el arquitecto

Ucha PiñeiroRodolfo Ucha Piñeiro, nació en Vigo en 1882 y obtuvo la plaza de Arquitecto minicipal de la ciudad de Ferrol en 1908, con un sueldo de  5.000 pesetas anuales, puesto que desempeñó hasta 1936. Fue el responsable de numerosas reformas y de proyectos de urbanización, así como el autor de muchos de los edificios que hoy destacan en la ciudad y también de algunos por desgracia demolidos por la presión de los intereses especulativos. La imagen actual de Ferrol no se entiende sin su labor y sus proyectos .

Ucha Piñeiro fue un arquitecto ecléctico que durante toda su carrera mantuvo una gran permeabilidad hacia las nuevas corrientes estéticas que se desarrollaron durante el primer tercio del siglo XX. Supo recoger en su aspecto formal y con gran despliegue imaginativo desde el Modernismo hasta el Racionalismo, pasando por el Art Déco y el Nuevo Eclecticismo.

Entendia su trabajo el arquitecto como una intervención que dotaba al tejido urbano por medio de los edificios de elementos individualizados que debían ser singulares y distintivos, dotados de capacidad representativa para embellecer y dar carácter propio al espacio que ocupaban. Y así lo hizo, esforzándose por adaptarse a los gustos estéticos imperantes en cada momento y aportando siempre soluciones eficientes y originales.

Los modelos formales de Ucha se fueron renovando siguiendo  las corrientes dominantes a las que tenía acceso, teniendo en cuenta las limitaciones geográficas del espacio donde ejercía su profesión, y casi siempre vinculadas a congresos nacionales o internacionales adonde acudía para conocer las novedades y los aires nuevos que corrían por el  mundo.

El Modernismo de Ucha, por ejemplo, que es por lo que más se le conoce, se percibe en la organización de las fachadas, en el diseño de vanos, puertas, rejas de  balcones y, en general, en la estética de los elementos decorativos.

 Fonda Suiza (1909)

La Fonda Suiza, proyecto de  1909, cuenta con tres crujías, dos paralelas y una perpendicular más estrecha por donde se accedía al inmueble. En 1927 se le añadió una altura, desapareciendo el “clásico” acroterio inicial y algunos elementos decorativos propios del periodo de su construcción.

 

Fonda Suiza alzado fachada

Alzado original de una de las fachadas de la Fonda Suiza (1909).

 

Estéticamennte el edificio muestra detalles Beaux Arts en las ménsulas de los balcones mezclando elementos curvilíneos y otros geométricos “Sezession“, en un conjunto ecléctico que intuye de modo genérico una influencia de la estética del Modernismo.

Planta Fonda Suiza 1909

Planta baja y de los pisos primero y segundo de la Fonda Suiza (1909).

 

 Hotel Suizo (1916)

El Hotel Suizo, de 1916, aunque fue inicialmente encargado al arquitecto Manuel Alba, acabó por proyectarlo Ucha y fue el segundo edificio de mayor volumen construido en la década. Su estilo apuntaba al Eclecticismo finisecular parisino, desvinculado ya de las corrientes del Modernismo. En 1973 se vació por completo y se le sometió a una reestructuración que, aunque respetó las tres fachadas, desvirtuó el conceptó original del edificio.

Hotel Suizo

Hotel Suizo en 1917. Se pueden observar los tres frentes que presentaban un lenguaje formal unitario con aires de Eclecticismo francés.

 

Hotel Ideal Room (1917)

Se trata del último de los tres grandes edificios comerciales proyectados por Rodolfo Ucha Piñeiro, tras la Fonda Suiza (hoy Hotel Suizo) y el propio Hotel Suizo. El proyecto manifiesta cierto modernismo tardío, testigo del intento de Ucha Piñeiro por sintetizar las corrientes más ornamentalistas del pasado más próximo y los postulados del Nuevo Eclecticismo y el Monumentalismo, desde la perspectiva de la tradición local,  destacando el uso de la cantería de granito.

Tras el cierre del hotel (fue  sede del Banco de Bilbao), el edificio se rehabilitó en los años 90 sufriendo una  “mutilación” estética que eliminó uno de sus símbolos más característicos, los tejadillos.

 

edificio de Zara homes /

Dos imagenes del edificio del Hotel “Ideal Room”, inaugurado en 1917. Después de su “mutilación”, el cierre sucesivo de los negocios en sus bajos, el último o en octubre de 2012 como tienda de la cadena Zara, dejan al edificio en una situación de aparente e inmerecida decadencia. (Foto: Diario de Ferrol, 2014)

 

Pescadería (1923)

Este mercado de pescado es uno de los edificios más singulares del Barrio de la Magdalena. Se construyó como unidad aneja al Mercado Central proyectado en 1886 que más adelante se derribaría para volverlo aconstruir. El edificio de la Pescadería nació como una frágil construcción también derribada y edificada en nueva planta según proyecto de Ucha Piñeiro.

Pescaderia Ferrol 1910

Alzado de uno de los dos testeros de la nave de la Pescadería, 1910.

 

Ferrol Rua Igrexa_Mercado Peixe_2013

Mercado do Peixe o Pescadería. (Foto: Enrique F. Rojo, 2013)

Se trata de una edificación algo anacrónica por su estilo marcadamente modernista en un periodo en el que se imponía cierto Monumentalismo para los edificios públicos. Lo cierto es que el proyecto, de 1910, siguió al pie de la letra lo marcado entonces, sin que el concepto formal condicionase la función útil del edificio.

Cine Callao (1935)

Moderno cinematógrafo, polivalente, que podía albergar representaciones teatrales y espectáculos diversos. Constaba de sótano, plantas baja y primera dedicadas a cine, y terraza que se utilizaba para proyecciones y para bailes y festivales al aire libre cuando el inestable verano ferrolano lo permitía.

Cine Callao

Cine Callao de Ferrol, alzado. El cine tenía capacidad para 1.000 espectadores repartidos en “21 filas de 24 butacas cada una, 13 palcos, anfiteatro y grada”.

Ferrol-Cine CallaoEl Cine Callao de Ferrol, edificio de gran singularidad, especialmente dentro de la producción de Ucha Piñeiro, posiblemente se inspirase en los diseños racionalistas del madrileño Luis Gutiérrez Soto, que ya había proyectado varios cines en la capital española (Callao, Europa y Barceló).

Su aspecto, de deliberado carácter Art Déco, constituyó uno de los edificios más efectistas de la ciudad cumpliendo su función de servir de reclamo para el espectáculo que siempre albergaban sus paredes. Para ello, la torre-faro a modo de alminar o minarete, destacaba en el skyline y llamaba al pagano disfrute del séptimo arte. Este reclamo simbolizaba también la torre del faro que proyecta una luz, en este caso la del proyector, que abre la ciudad al resto del mundo con sus películas.

El Cine Callao representó -en palabras de Bernardo Castelo Álvarez – “el emblema más genuino del cosmopolitismo de Ferrol del momento, al integrarse dentro de la corriente general de construcción de grandes cinematógrafos que, tanto en España como en los restantes paises europeos y, muy especialmente, en Norteamérica se erigían en las ciudades para acoger, pero también para simbolizar, al gran espectáculo popular contemporáneo que era el cine“.

Por desgracia, el edificio fue víctima de la ambición especulativa y del interés inmobiliario alimentado por la  ignorancia y por el desdén hacia la historia. Se derribó en 1976 para construir una sede bancaria de dudoso gusto que rompió por completo con la armonía de la calle.

 

Cine Callao Ferrol_Mano alzada

Cine Callao, dibujo a mano alzada de Rodolfo Ucha Piñeiro (1935).

 

Planos planta cine callao-1935

Planos planta del Cine Callao de Ferrol (1935).

 

 

“Chalet” de Canido (1921)

Este curioso edificio, situado en lo alto de la colina de la antigua aldea de Canido en el término de Ferrol, constituye uno de las más singulares construcciones proyectadas por encargo por el arquitecto Ucha. El “chalet“, carente de unidad estilística, apunta aires de casa de indiano, con elementos desproporcionados y cierto monumentalismo que se suma a detalles regionalistas de carácter local. A este extraño sincretismo -llama especialmente la atención la torre “victoriana” que destaca por encima de todo el edificio-, hay que añadirle  el estado de abandono en que se encuentra y su progresivo deterioro, razón por la que su visión resulta siempre algo misteriosa.

Chalet Canido01_BN_ copia

El “misterioso” chalé de Canido, encargado a Ucha en 1921 por el comerciante Juan Sixto Váxquez, muestra su particular tipología con aires de casa de indiano. (Foto: Enrique F. Rpjo, 2013)

 

Referencias.-

Ferrol, urbano y cultural (Guía turística en PDF. Concello de Ferrol)

Ferrol en feminino. Mulleres na historia da cidade (Guía turística en PDF. Concello de Ferrol)

Rodolfo Ucha Piñeiro (Wikipedia)

Rodolfo Ucha Piñeiro. Descubrindo a tua cidade (CTB, PDF)

Modernismo en Ferrol (Folleto turístico, PDF)

Bernardo M. Castelo Alvarez, Rodolfo Ucha Donate, Joaquín Fernández Madrid
Rodolfo Ucha Piñeiro y la arquitectura de Ferrol (1909-1949)
Diputación Provincial de A Coruña. Imprenta Provincial
A Coruña, 2000

Bernardo M. Castelo Alvarez
Ferrol: morfología urbana y arquitectura civil, 1900-1940
Universidade da Coruña
A Coruña, 2000

Read Full Post »

Reboredo2-Fotografo

Fotógrafos con cámara, uno descubriendo el objetivo y el otro midiendo el tiempo de exposición (Foto: Máximino Reboredo, ca. 1890-1899).

Acudí a “Pano de fondo/ Paño de fondo”,  una exposición de fotografía de estudio hecha fuera del estudio, hace casi un año. Aunque me hubiera gustado hacer el comentario entonces, he esperado. La muestra era itinerante y las referencias a la misma eran constantes en función de cada nueva sede.

Aquella exposición, que pude ver en Ferrol, mostraba una colección de ímágenes, casi todas de aldeanos y comerciantes retratados frente a sus casas, delante de un telón de fondo, en referencia a los telones que los fotógrafos de aquellas épocas colocaban detrás de los retratados, con los que buscaban idealizar el contexto o simplemente “despegar” la figura del fondo indigno de un muro de patio. Desde humildes colchas a paños más elaborados con paisajes o interiores de pazos . El fotógrafo llevaba su estudio ambulante donde hiciera falta, pues ese era su oficio. Decía el tríptico de la exposición que ésta no pretendía ser “un catálogo de la fotografía de estudio realizada en en Galicia en este periodo”. Simplemente “intentaba acercar la fotografía, profundizando en ella a través de los muchos fotógrafos que participaron en su realización en la época”. Desde el estudio y fuera de él.

Soldado

Soldado. (Foto: Máximino Reboredo, ca. 1890-1899).

JoseDominguez

Familia delante de su casa (Foto: José Domínguez, ca. 1920)

Mujer

Mujer con un paño de fondo que simula una calle de ciudad. (Foto: J. Pacheco, 1890-1910)

En esta exposición itinerante propuesta por Novacaixagalicia, que ha estado más de tres años -dese 2010- recorriendo Galicia, el acercamiento a la fotografía de estudio se componía de dos partes bien diferenciadas, una formada por copias realizadas entre 1880 y 1960 y firmadas por sus autores en el momento; y otra compuesta por copias actuales obtenidas a partir de los negativos originales de la época.

A través de las fotos de la exposición han aflorado los recuerdos y la memoria colectiva se recupera. “Pano de fondo/ Paño de fondo” recogía cerca de 100 imágenes que acercaban al visitante a la fotografía de estudio -aunque en el espacio propio del fotografiado-, tratando de ahondar en ella y en sus aspectos técnicos y sociológicos. Sin la especial intención de ser un catálogo exhaustivo de los retratistas de la época, la muestra hacía primar la imagen sobre el objeto, ya que la imagen es la que soporta la historia, la que siempre deja constancia de la memoria de una época.369601_oboi-rvanye_starye-oboi_tekstura_carapiny_vektor_3289x2166_copia

Pano de fondo_Vieitezcopia

Se dice en el texto que ayudaba a entender mejor la exposición,  que en el amplio periodo que iba de 1880 a 1960 se reprodujeron modelos preestablecidos para la ocasión influidos por las tendencias que publicitaban las  revistas de moda y que los fotógrafos se adaptaban a las necesidades-exigencias de la sociedad de la época. En las fotografías era normal que se e retocasen a lápiz las facciones a resaltar y las poses recalcaban el carácter particular para el cual se requería la imagen. Con el paso del tiempo la fotografía sirvió para marcar la evidencia de las diferencias sociales, que también se remarcaba según las fotografías fueran o no de estudio, según el “paño de fondo”  usado y según el retoque a lápiz realizado por el fotógrafo. Y, ya en las ciudades, también importaba el prestigio del fotógrafo.

Reboredo

Tres militares, ca. 1890-1899 y hombre con zapatos bicolores, ca. 1980-1899. (Foto: Máximo Reboredo).

Niños_Pacheco

Dos niños de la burguesía posando delante del paño de fondo en el estudio. (Foto: J. Pacheco, 1890)

Chica_Vidal_1930

Muchacha de aldea (Foto:  José Vidal, en 1930).

En general, las fotografías tenían un carácter iniciático o lúdico. Podían retratar bautizos, primeras comuniones y matrimonios. También, en las clases modestas, EL ingreso en algún tipo de institución, religiosa o militar, o las partidas a la emigración. Igualmente, se contrataba al fotógrafo para dejar constancia de alguna celebración extraordinaria de carácter ritual como romerías o fiestas locales, en cuyo caso el “telón de fondo” se situaba en la puerta de las casas o en las huertas, llevando el estudio a la casa del cliente.

Familia_Vidal_1930

Familia numerosa posando delante de su casa, en el pueblo. (Foto: José Vidal,  1930).

Pedro Brey

Familia en el patio de su casa. (Foto de Pedro Brey, ca. 1910).

telón-de-fondo2

Familia posando en el estudio del totógrafo.

Read Full Post »

Ferrol Rua Sol-Rubalcava_Cocina Economica2013_fachada_small

La Cocina Económica de Ferrol es una asociación de beneficencia particular. Se encuentra en la calle Rubalcava nº 29 de Ferrol, en la parte alta del barrio de la Magdalena. Se financia desde 1891 con las aportaciones de vecinos, instituciones locales, donativos de comerciantes y empresarios sensibilizados con el fin de la actividad, tanto locales como extranjeros. La principal finalidad de esta asociación es la de proporcionar comida, ya elaborada, cocinada, a personas con escasos recursos. Es decir, dar comida a los pobres, cada día más y cada vez más próximos.

En esta segunda década del siglo XXI -al igual que ocurría a fianales del XIX  y hasta la segunda mitad del siglo XX– es fundamental la aportación que estas instituciones hacen en favor del mantenimiento de determinados estratos de población, tanto en el plano físico como en el moral , cuya principal labor se centra en aportar alimentos y apoyo psicológico, este último notable desde la propia bienvenida al recinto que les facilita la ayuda.

Ferrol Rua Sol-Rubalcava_Cocina Economica2013_SMALL

La Cocina Económica de Ferrol, en la calle Rubalcava nº 29 , barrio de la Magdalena. (Foto:_ Enrique F. Rojo, 2013)

Según los estatutos de la institución, el objetivo de la Cocina Económica es proporcionar a diario a quien lo requiera un almuerzo completo y un bocadillo, lo que se hace en el comedor. También se preparan menús para llevar a casa, según se haya convenido con los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Ferrol y Narón y con otras asociaciones de la comarca: empresas, asociaciones vecinales, clubs deportivos, ONG, voluntarios, centros educativos, parroquias, cofradías y  sindicatos… Esta labor ha sido reconocida publicamente en múltiples ocasiones.

Cocina Economica-1920

Alzado de la Cocina Económica según el proyecto de R. Ucha Piñeiro en 1920.

El edificio que alberga la Cocina Económica de Ferrol es una construcción de una planta, con cubierta a dos aguas, con una distribución simétrica en los vanos. A la altura de la puerta principal, flanqueada con dos altas ventanas,  se levanta un cuerpo sobre la cubierta, a modo de mansarda,  con una mera función decorativa. La obra, cuyo autor es Rodolfo Ucha Piñeiro, arquitecto municipal de Ferrol desde 1909 -adaptado a las modas y ecléctico a lo largo del tiempo de su producción-, se ejecutó durante la primera década del siglo XX. El estilo es Modernista, a la moda de la época. Sin embargo, utiliza algunos elementos formales de transición  propios del “neo-mudejar” tan habitual, por ejemplo, en Madrid, aunque obviando la utilización del ladrillo, aquí tan poco práctico. Todavía se puede ver el edificio, bien conservado -rehabilitado-, y aún se puede obsevar la continuidad de su función original, lo que justifica -administrativamente, que no arquitectónicamente- su existencia. Ojalá fuera una videoteca, una sonoteca o una biblioteca o un centro cultural. Pero la historia presente obliga a dar de comer para poder enseñar y poder disfrutar en calma de las otras necesidades menos corpóreas, más espirituales; para que la inquietud por aprender y por la cultura surja, calmada el hambre.  Porque la atención contra pobreza es principal.  El problema es que la riqueza es directamente proporcional a la pobreza, e inversamente proporcional a la cultura. Extraño. O no, como dirían nuestros dirigentes de hoy.

Alcalde Visita la Cocina Economica /

Cocina Económica de Ferrol (Foto: Diario de Ferrol, 2014)

CEF_El Pais

Personal en la Cocina Económica de Ferrol.  (Foto: Gabriel Tizón / El País).

Comparativa CEF_servicio_2014

Comparativa del servicio de comidas desde 2007 a 2013 (Fuente: Diario de Ferrol, 2014)

Referencias.-

Cocina económica de Ferrol (Web de la institución)

Donación Armada noruega (Prensa, La Voz de Galicia))

Donación Armada noruega (Prensa, ABC)

Donación Concello de Ferrol (Prensa, La Voz de Galicia)

Donación Ruta Turístico-Solidaria de Ferrolterra (Prensa, Diario de Ferrol)

Cocina Económica de Ferrol (Prensa, El País)

Cocina Económica (Fecebook)

Cocina Económica de A Coruña (en Urban Idades)

Guardar

Read Full Post »

Teatro Renacimiento_1930

El cine Renacimiento -“Rena“- de Ferrol, o lo que queda de él, fue una obra temprana del arquitecto Eduardo Rodríguez-Losada Rebellón, muy ornamentada y de estilo ecléctico, con elementos modernistas, cierto Monumentalismo afrancesado, motivos renacentistas y toques mudéjares.
Este cine, que nacio como teatro, se construyó en el solar dejado en la calle del Sol del barrio de la Magdalena por el Circo Ferrolano o Teatro Romea, cerrado en 1915 y que fue muy popular mientras existió. Al clausurarse, por venta, se derruyó con el propósito de edificar un nuevo teatro, mayor y más lujoso, que pudiese competir con el Teatro Jofre, el principal de Ferrol.

Teatro Renacimiento_planta y alzado_1919

Teatro Renacimiento, planta y alzado (1919).

La licencia de construcción del nuevo edificio se otorgó en junio de 1917, después de que el Ayuntamiento de la ciudad rechazara el primer proyecto por no adecuarse a las Ordenanzas Municipales. Iniciadas las obras, pronto se añadieron nuevos inconvenientes que fueron retrasándola. Desde la dificultad para obtener hierro para las armaduras de la cubierta a causa de la Primera Guerra Mundial, hasta las denuncias interpuestas por los intereses contrarios a la apertura del nuevo teatro por parte del Santo Hospital de la Caridad -con sede en el edificio ocupado por el actual Centro Torrente Ballester– que pedían su prohibición. El Hospital presionó al Ayuntamiento de Ferrol para impedir la construcción del edificio ya que buena parte de los fondos de su institución provenían de los ingresos en taquilla del Teatro Jofre, único teatro hasta el momento con aforo notable y del que poseía parte. Finalmente, tras la venta del Jofre en 1919 a la empresa Fraga de Vigo, el Renacimiento pudo reanudar sus obras e inaugurarse un año después.

Cine Renacimiento_Vilariño_1993-small

Teatro Renacimiento de Ferrol. (Foto: M. Vilariño, 1993)

La planta del local no ocupaba en la totalidad del solar sobre el que se construyó. Por imposición de las Ordenanzas Municipales hubo de dejar entre los límites de la construcción y los extremos del solar, unos patios cerrados con verjas de hierro junto a la fachada principal, que permitían la fácil evacuación de la sala en caso de incendio.Tuvo un carácter híbrido entre teatro y sala de variedades, con una planta alargada y estrecha que no era adecuada para la disposición de palcos, de los que solo disponía seis, tres a cada lado de la embocadura, en favor del patio de butacas en la planta baja y del “gallinero” -general- de pequeño tamaño, situado a una altura sobre el vestíbulo. En total, había cabida para 790 espectadores, casi los mismos que en el Jofre.

Ferrol Calle Sol Cine Renacimiento_2013_03-small

Detalle de la fachada principal del “Rena (Foto: Enrique F. Rojo, 2012)

El teatro poseía una ancha fachada revestida con revoco y azulejería. Y en su interior, un largo vestibulo  decorado también con azulejos sevillanos tricolores (blanco, azul y amarillo) de motivos imperiales, que permitía el acceso a la planta de general y daba paso a la sala. Esta contaba con tres puertas y tres pilastras doradas con capiteles rematados con motivos vegetales, tanto en esta pared como en la opuesta, adornadas con cortinas de terciopelo rojo, que escondían las puertas. Las butacas, tapizadas también en terciopelo rojo, acentuaban la elegancia del teatro. En el techo, pintado de azul y ligeramente abovedado, destacaba un lucernario de vidrio traslúcido rodeado por una amplia moldura circular, que permitía la iluminación cenital, a la vez que la eléctrica.

Teatro Renacimiento_Programa de mano_01_1961

Folleto de mano del teatro “Rena” en 1961.

Plan Especial de Protección del barrio de la Magdalena

Según el Plan Especial de Protección y Rehabilitación (Pepri) de Ferrol para el barrio de la Magdalena, iniciado en 2002 y aprobado por la Dirección Xeral de Patrimonio de la Xunta de Galicia en 2007, la Administración se compromete a salvaguardar el espacio arquitectónico e histórico-artístico de la zona, así como la recuperación del uso residencial del casco histórico. Este Plan establece también las características generales arquitectónicas de las nuevas intervenciones que se realicen, las estrategias necesarias para fijar población, así como el mantenimiento de la actividad comercial y su reactivación económica. El Pepri fija las intervenciones idóneas en el barrio, para su mejor conservación y puesta en valor, la organización de  aparcamientos, la accesibilidad, preservación del medio ambiente o el reglamento del tráfico. En su catálogo de edificios protegidos se registran 700 inmuebles y el teatro “Rena” es uno de ellos.

Ferrol Calle Sol Cine Renacimiento_2013_02-small

Fachada principal en la calle del Sol,  en la actualidad (Foto: Enrique F. Rojo, 2012)

Ferrol Calle Sol Cine Renacimiento_2013_01-small

Fachada principal en la calle del Sol,  en la actualidad  (Foto: Enrique F. Rojo, 2012)

Por esta razón, el edificio, que hasta entonces se encontraba completamente desprotegido, y  había sufrido varios incendios sospechosos tras su clausura, -el último en 1991, que lo dejó completamente en ruinas, a excepción de las fachadas que todavía se mantienen en pie- goza ahora de la máxima protección y por lo tanto debe ser rehabilitado.

Ante este Plan, la promotora Muiños Arias, S. L., propietaria del edificio y del solar, que pretendía demoler las fachadas del “Rena” y construir un edificio de tres plantas con veinte viviendas, interpuso en el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo de Ferrol un doble recurso contra el Ayuntamiento y contra la Xunta de Galicia (Patrimonio), por entender que el antiguo cine no se encontraba dentro de la zona centro protegida, pues en el planeamiento original se señalaba la calle del Sol como límite norte perimetral del área protegida, pero no estaba claro si era en ambos alzados o lados de la calle, o solo la acera sur.

Teatro Rena_02_2007

Teatro “Rena”, 2007 (Foto: La Voz de Galicia)

Por su parte, la Dirección Xeral de Patrimonio ya había rechazado en marzo del 2007 la petición del promotor indicando que solo se puedían realizar obras en el interior del teatro siempre que se mantuviese la estructura y los volúmenes del edificio.  (La Voz de Galicia, 22/06/2010)

Finalmente, el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo de Ferrol  declaró en una sentencia de 2010 que el Renacimiento se encuentra dentro del perímetro de protección de la Magdalena y que  al ser un edifico protegido, dentro del conjunto histórico del barrio, declarado por Decreto 28/1984 e igualmente incorporado al Plan General de Ferrol, no es susceptible de ser demolido para edificar en su solar. (La Voz de Galicia, 24/09/2010)

Referencias.-

Castelo Álvarez, Bernardo
Ferrol: Morfología urbana y arquitectura civil, 1900-1940
Universidade da Coruña
A Coruña, 2000

Sánchez García, Jesús Ángel
Fernández Fernández, Carlos M.
Teatro Jofre de Ferrol a través de la documentación
del Hostpital de la Caridad (PDF)
Anuario Brigantino

Read Full Post »


La Fábrica de Lápices Hispania de Ferrol, a  la que ya nos hemos referido varias veces,  se verá reducida  a 4.000 toneladas de escombros y otros residuos. Según la empresa encargada del derribo, esta puede ser la magnitud del desecho que genere la vieja industria. Su propio desecho.

Fachada principal de la fábrica de lápices Hispania de Ferrol (Foto: Enrique F. Rojo, 2009)

Comenzó la demolición talando la alta chimenea del complejo. La segunda, ya que la primera se demolió hace años porque amenazaba ruina inminente.

Para retirar la cubierta de uralita medio deshecha que aún se mantenía,  se encargó el trabajo a una empresa especializada en estos peligrosos  oficios, que también se hará cargo de su depósito y tratamiento, habida cuenta de que se trata de un material que contiene amianto y que es potencialmente cancerígeno, según dicen los tratados técnicos en la materia.

El operativo del derribo implica cortar las calles que rodean  la antigua Hispania. Sin embargo, los encargados de la obra dicen que  se hará de modo que  los cortes no se noten, incluso durante el momento en que se ejecute el derribo.

Estado de la fábrica de lápices antes de las obras de derribo de la fachada y después de haber abatido la chimenea. (Foto: Angel Manso, 2012 La Voz de Galicia)

Oposición ciudadana

Por su parte, los colectivos ciudadanos que  se oponen al derribo justifican su postura  apuntando al valor patrimonial y arquitectónico de la fábrica.  Por ello,  la Comisión Cidadá pola Recuperación de Ferrol Vello, con la participación de  doce profesores de la Escuela de Arquitectura de A Coruña y otros tantos de la Facultad de Económicas de Santiago y del catedrático de Historia Económica Xoán Carmonael, los alumnos del  IES de Canido, y un comunicado del Departamento de Historia del Arte de la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad de Santiago en el que los 32 profesores doctores que lo integran expresan, por unanimidad, su más profunda repulsa por el derribo y aseguran que con su destrucción se pierde el ejemplo más destacable de la arquitectura industrial racionalista de Ferrol, se manifiestan en la calle mostrando su desacuerdo públicamente.

Más de cien personas se congregaron ante la vieja fábrica de lápices Hispania para tratar de frenar la demolición del complejo,  propiedad de la promotora Jerpu S.A, que quiere construir dos edificios con medio centenar de viviendas.

La convocatoria ha contado con el respaldo de la delegación ferrolana del Colegio Oficial de Arquitectos de Galicia (COAG), que se opone al derribo de un complejo que consideran un ejemplo de la «arquitectura industrial racionalista», «exemplo máis destacable da arquitectura industrial racionalista de Ferrol», según el departamento de Historia da Arte de la Universidade de Santiago de Compostela.

Además, la Comisión Cidadá pola Recuperación de Ferrol Vello  ha presentado un recurso de alzada para intentar anular el acuerdo municipal que permite la demolición del edificio, y así salvaguardar las partes más representativas de la vieja fábrica.

Manifestación ante la  fábrica de lápices Hispania contra su demolición (Foto: Angel Manso, 2012 La Voz de Galicia)

Recurso del COAG de Ferrol

El COAG ha  presentado  un recurso contencioso administrativo contra la licencia de demolición otorgada por el municipio, y que fue aprobada en pleno a finales de diciembre con los votos del gobierno local.  Según el COAG de Ferrol, la catalogación resultante de la fábrica,  al ser declarada  Bien de Interés Cultural (BIC) en febrero del 2011 por la Xunta de Galicia,  impediría que se realizase ningún derribo, a pesar de las licencias preceptivas.

De prosperar los recursos, algo improbable dados los intereses económicos en juego, el resultado sería paradójico, pues se avalaría la protección de  una construcción inexistente por derribo improcedente.

También hay quien entiende como un bien el derribo. Gran parte de los vecinos que padecen las consecuencias del abandono del complejo muestran su satisfacción por la decisión municipal. Lo mismo ocurre con los comerciantes del entorno, para quienes el derribo supone una oportunidad de mejorar sus negocios.

La fábrica de lápices desde uno de sus laterales.  (Foto: Copyright  by romarintyp on Flickr, 2009)

El derribo en los medios

Así recogieron diversos periódicos la noticia del derribo de la Fábrica de lápices de Ferrol Vello:
El País, en su edición del 23 de enero de 2012 decía, textualmente, “Ladrillo a ladrillo, la enorme chimenea de la vieja fábrica de lápices de Ferrol encoge unos metros cada día. Los operarios empezaron a desmontarla a mano el pasado miércoles aupados por una grúa a 35 metros de altura. A la chimenea le seguirá un desvencijado tejado de uralita, cuajado de amianto, que habrán de retirar con todas las precauciones exigidas para manipular un material cancerígeno que ya se ha cobrado muchas vidas entre los trabajadores del naval de la ría. El resto de la fábrica caerá al paso de la maquinaria pesada y las palas excavadoras.

La promotora Jerpu, SA, propietaria del recinto, ha iniciado el derribo del complejo fabril más emblemático de Ferrol Vello para construir dos edificios con medio centenar de viviendas en un solar privilegiado de 3.500 metros cuadrados con vistas al puerto interior. Tirar abajo la fábrica les costará unos 300.000 euros.

El permiso de demolición se aprobó por silencio administrativo. Así lo reflejó una sentencia del juzgado contencioso administrativo de Ferrol fechada el 27 de octubre de 2010. Ni los tribunales ni la Dirección Xeral de Patrimonio de la Xunta y el Ayuntamiento de Ferrol, en manos del PP, han puesto trabas al derribo de Hispania, que sí cuestionan los tres grupos de izquierdas (PSOE, IU y BNG) y el Colexio Oficial de Arquitectos de Galicia (COAG). Hace cinco días, congregaron a unas 30 personas ante la fábrica tras la pancarta “No al derribo, no a la especulación”. Reclaman que se proteja el inmueble, o parte de él, como ejemplo de la arquitectura industrial y que se recicle como centro sociocultural.

La fábrica, que llegó a producir cerca de 36.000 lápices al día, llevaba prácticamente tres décadas abandonada, colonizada por la basura, la maleza y las ratas. Su inminente desaparición apenas ha abierto brecha en el barrio de Ferrol Vello, catalogado en 2011 como Bien de Interés Cultural (BIC), que pierde uno de sus inmuebles más representativos. Un grupo de vecinos se opone al derribo pero la mayoría parece columpiarse entre la indiferencia y el deseo de ver renacer una barriada que, estéticamente, se quedó atrapada en la posguerra.

Hispania fue la apuesta empresarial de Alberto Fernández Martín, que vio en los lápices su pasaporte al éxito. Fundó la compañía en 1934 y se mudó a la fábrica de Ferrol Vello ocho años después. Superado el bache de la Guerra Civil, la compañía pronto dio beneficios y ganó mucho dinero en los 50 fabricando los lápices Johan Sindel y bolígrafos Bic. La empresa echó el cierre en 1986, incapaz de competir con Asia, y desde entonces la ruina ha campado a sus anchas por el edificio.

La demolición se autorizó en pleno ordinario el 29 de diciembre con los votos de PP e Independientes por Ferrol y el rechazo de PSOE, IU y BNG. Un día antes, la Comisión de Urbanismo valoró las sentencias y escritos que “instaban al Ayuntamiento a autorizar el derribo” y rechazó las alegaciones a la modificación puntual del PXOM para la parcela. “La sentencia judicial no contempla la posibilidad de exigirle al propietario que conserve una parte de la fábrica”, explicó Guillermo Evia, responsable de Urbanismo.

El TSXG (Tribunal Superior de Justicia de Galicia) ya había multado al anterior gobierno socialista por retrasos en la ejecución de las sentencias que daban la razón a la constructora. Jerpu presentó el proyecto de demolición en 1996 y ha batallado en los tribunales durante 15 años para recabar permisos y sortear las trabas administrativas al derribo. La promotora tiene a su favor los mandatos judiciales y el visto bueno de la Xunta y del Gobierno local, que non han visto en la fábrica nada especial que la salve de ser demolida.

El 5 de enero, en un último intento por detener la actuación, Izquierda Unida presentó un recurso de alzada contra la autorización de Patrimonio que en noviembre había levantado el último freno a un derribo que había descartado en febrero con un informe desfavorable. “Agotaremos todas las vías legales para impedir un atropello sin remedio contra el patrimonio histórico y la memoria de la ciudad”, asegura Yolanda Díaz, coordinadora de IU en Galicia y edil en Ferrol. Díaz acusó al Ejecutivo popular de actuar como “una brigada de demolición al servicio de los intereses inmobiliarios” y le reprocha a la Xunta que en ocho meses cambiase de parecer sobre la fábrica. El BNG también ha criticado que el gobierno de José Manuel Rey se apresure a dar luz verde al desmontaje sin esperar a que la redacción del Plan Especial para Ferrol Vello estudie otras alternativas para este espacio.

Otro colectivo muy beligerante contra el derribo han sido los arquitectos de la delegación ferrolana del COAG capitaneados por Miguel Reimúndez, exedil de Vivienda de Ferrol con el bipartito PSOE-IU del 2007. Opina que la rehabilitación de Hispania “es una oportunidad en la trama de la ciudad” y que debería salvaguardarse al menos la estructura de la chimenea y la zona de oficinas. Los últimos en terciar en la polémica han sido los técnicos del comité internacional del patrimonio industrial que pretenden elevar a la Unesco una petición para detener la demolición.

No parece probable que la vieja Hispania pueda escaparse al derribo que la ronda desde hace años. Casi ‘in extremis’, IU mantendrá este jueves una reunión en Santiago con el director general de Patrimonio, José Manuel Rey Pichel. La formación ha pedido a la promotora que aparque temporalmente la demolición para “no causar daños irreparables a una construcción de indudable valor histórico”.  (El País,  edición del 23 de enero de 2012)

El 19 de enero de 2012 El Correo Gallego publicaba: “Decapitada por el afán inmobiliario, yace en el suelo la chimenea de la antigua fábrica de lápices de Ferrol. La ciudad perdió ayer uno de sus símbolos, con el inicio del derribo de estas instalaciones. El antiguo sueño de la arquitectura industrial, una fábrica que entre 1934 y mediados de los 50 producía 36.000 lápices al día, perece ante una promoción inmobiliaria. Donde antes se alzaba La Hispania, en un futuro posiblemente despuntarán las viviendas construidas por la promotora Jerpu.

SCALAE, el 30 de enero de 2012, publicaba en su web que “la fachada y la chimenea eran dos de los elementos más importantes por los que el COAG había solicitado la conservación del edificio, y precisamente por ahí fue por donde comenzó la demolición. En un documento firmado por doce profesores de la Escuela de Arquitectura de A Coruña y de la escuela de Económicas de Santiago de Compostela, se critica la ‘mirada impasible de las instituciones’ ante la demolición del edificio. En el documento se reclama la conservación de la fachada, la zona de oficinas y la chimenea, tan sólo una parte de toda la parcela, y que supondría ‘un respeto al patrimonio histórico sin perjuicio para la iniciativa privada’.
La vieja fábrica de Hispania, se incluye en el Bien de Interés Cultural de Ferrol Vello desde febrero del 2011 por la Xunta de Galicia, lo que en principio impide que se realice ningún derribo aunque se cuente con las licencias preceptivas, ocupa un solar de unos 3.500 metros cuadrados en la zona alta del puerto exterior con vistas a la ría ferrolana.

La Voz de Galicia
, el 27 de enero de 2012, haciéndose eco de las protestas ciudadanas publicaba lo siguiente:
Ante una fachada que perdió hace días los símbolos que la caracterizaban, más de un centenar de ferrolanos reclamaron la paralización de la demolición de la Fábrica de Lápices, iniciada la pasada semana. De su interior llegaron a salir más de 180.000 lapiceros diarios. Ayer, el reparto de los últimos lápices y plumines rescatados de un quiosco de la ciudad naval abría una concentración que reclamaba la pervivencia del «exemplo máis destacable da arquitectura industrial racionalista de Ferrol», según el departamento de Historia da Arte de la Universidade de Santiago de Compostela.

Los 32 doctores que integran su consello emitieron un comunicado en el que muestran «a súa máis profunda repulsa polo derribo da antiga Fábrica de Lápices Hispania», situada en el barrio de Ferrol Vello, considerado bien de interés cultural. Otras dos docenas de profesores de la facultad coruñesa de Arquitectura y de la compostelana de Económicas hicieron lo propio con un manifiesto en el que piden a la Dirección Xeral de Patrimonio la «inmediata paralización de la demolición» de un edificio construido en la década de los años treinta y que funcionó durante más de cuatro decenios.

Emblema del Ferrol industrial, los propietarios acometen el derribo tras un cuarto de siglo de litigios y una densa maraña legal, que acabó con sentencias firmes que lo avalan por silencio administrativo. Pero la Comisión Cidadá pola Recuperación de Ferrol Vello, convocante de la movilización, lucha in extremis por su salvación. «Hoxe non somos moita xente, pero imos ser máis. Imos loitar polo que nos dá singularidade e historia», aseguró anoche Alexandre Carrodeguas, uno de sus portavoces. Porque con el sello Hispania y Johann Sindel se recordaban ayer los lápices que se mojaban con saliva antes de escribir y los que «daban cor a aquela triste época da ditadura». A quienes se niegan ahora a conservar la fachada y la chimenea -que ya ha sido anulada- los manifestantes los invitaron a escribir «co lapis da ignorancia» miles de veces «Nunca volverei destruír o patrimonio arquitectónico de Ferrol».

La propietaria de la fábrica, la sociedad Jerpu, planea construir en el solar una promoción inmobiliaria pendiente de una modificación puntual del plan general de urbanismo. Después de 25 años de espera, ahora se niega a aguardar más y tras varias condenas a corporaciones anteriores por la dilación en la concesión de la licencia, el gobierno ferrolano, con mayoría absoluta del PP, ha decidido otorgar la licencia de demolición para dar cumplimiento a los fallos judiciales emitidos.

Por su parte, el Colegio Oficial de Arquitectos de Galicia aprobó presentar un recurso contencioso-administrativo contra la concesión de esta licencia municipal y el fiscal de Patrimonio del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, Antonio Roma, ha abierto diligencias tras la denuncia de la Comisión Cidadá.” (La Voz de Galicia, el 27 de enero de 2012)

Por último, se reproduce el artículo de opinión publicado en el Diario de Ferrol el 22 de enero de 2012, que firmaba el catedrático de historia del arte de la Universidad de Santiago Alfredo Vigo Trasancos:
Fue en enero de 2008 cuando, a petición del Consello da Cultura Galega, tuve la oportunidad de realizar un informe sobre la pertinencia de declarar el barrio de Ferrol Vello Bien de Interés Cultural, con el fin de dar respuesta a una solicitud que hacía a la institución gallega la Dirección Xeral do Patrimonio de la Xunta de Galicia.
Obviamente se me hizo la consulta por mi condición de experto en Historia de la Arquitectura y particularmente por mi trayectoria de investigador sobre el tema del urbanismo ferrolano, que vengo estudiando desde hace ya bastantes años.

Y por esa razón, argumentando el interés histórico que tenía el barrio, indicaba en mi informe que Ferrol Vello merecía ser declarado BIC por ser el origen mismo de la ciudad de Ferrol, un conjunto urbano de arraigo medieval de configuración espontánea y orgánica y, además, por ser el contrapunto necesario al impecable y ordenado barrio de la Magdalena que así hacía valer en toda su expresión la calidad urbanística de la cultura ilustrada.
En otras palabras, quería subrayar que Ferrol Vello y la Magdalena formaban, en su llamativo contraste urbano, un binomio necesario, imprescindible para aclarar el desarrollo y las circunstancias históricas de la ciudad de Ferrol.

Era consciente, no obstante, de que no quedaba en el barrio viejo ninguna construcción medieval que le diese un rango monumental destacable; pero al conservar su traza viaria antigua, su parcelario del Medievo, el valor pintoresco de sus inmuebles en donde se apreciaban tipos arquitectónicos que iban de la vivienda popular marinera con solana de madera y voladizos, a casas decimonónicas con galerías y balcón y aún a construcciones que se movían entre el más estricto racionalismo y el más elegante diseño “art déco”, había motivos más que suficientes para conservarlo.

Ahora bien, en mi informe destacaba no sólo la conveniencia de proteger el barrio histórico, sino de delimitar muy bien todos sus espacios de respeto pues había en su entorno lugares y edificios muy destacables: el viejo muelle y dársena de Curuxeiras origen del puerto civil dieciochesco, la fuente de la Fama con su nueva tipología en obelisco, la iglesia de San Francisco con la capilla de Orden Tercera, Capitanía y los jardines de Herrera, el Parque Municipal… y mencionaba también entre ellos la Fábrica de Lápices “Hispania”, lógicamente por el interés de su tipología industrial, el valor de su arquitectura “déco” y por ser obra, además, del mejor momento profesional del arquitecto municipal Nemesio López, que luego fue por otros derroteros menos valiosos.

En fin, que en parte gracias a estos argumentos y no sin cierta polémica mediática y problemas administrativos, pudo conseguirse en el año 2011 que la Xunta de Galicia declarase con buen criterio BIC, con la categoría de conjunto histórico, el barrio de Ferrol Vello.
Se señalaba además en el texto de la declaración que se reproduce en el DOGA nº 43 del 10 de febrero de ese año, que la consideración de BIC se hacía, entre otras muchas cosas, por formar el viejo barrio medieval “una curiosa amalgama de edificios” entre los que destacaba algún que otro de “diseño art déco”; y más adelante, a la hora de delimitar el perímetro del conjunto, señala asimismo el texto que en el tramo 4-5 debe seguirse el “linde norte de la Fábrica de Lápices Hispania, dejando ésta dentro del entorno de protección”; de ahí mi sorpresa y perplejidad al enterarme por la prensa que se ha comenzado a derribar el citado edificio con todos los permisos necesarios.

A decir verdad no parece tener sentido que después de tantos esfuerzos argumentativos en favor de la protección, ahora se mire hacia otro lado y se convierta el documento oficial en simple papel mojado. Soy consciente de que la Fábrica de Lápices no está en buen estado, que convive en un entorno de ruina preocupante que afecta a la práctica totalidad del barrio, incluso se puede entender en la realidad actual que acaso no merezca todo el edificio el mismo grado de interés y protección, pero todo esto se puede mejorar en un contexto social que se interese por la rehabilitación integradora que es, precisamente, el que propugna en principio toda sociedad civilizada que se identifica en sus declaraciones de BIC, siempre planteadas para proteger o un conjunto de interés o un edificio destacable.

Por esta misma razón, podríamos derribar en cualquier momento lo que resta del Teatro Renacimiento en el barrio de la Magdalena, porque se encuentra igualmente en un lastimoso estado y en el borde de otro conjunto histórico.

En fin, que creo que debiera considerarse el comportamiento destructivo y que debiéramos de ver en la Fábrica de Lápices un edificio de interés y conservable, siquiera en sus elementos más singulares entre los que están, obviamente, la chimenea y el volumen principal de su fachada.

Que una ciudad como Ferrol que fue un emporio industrial destacado conserve algún referente de este tipo me parece importante; que los ciudadanos apoyen públicamente el valor que tiene su legado histórico revela también su nivel y su educación hacia estos temas, que las autoridades municipales se impliquen en esta política de respeto es algo que también considero fundamental; es más, la propia Xunta debiera de actuar con un comportamiento ejemplar haciendo valer lo expresado en su Diario Oficial aunque esté por hacer o aprobar el necesario plan especial de protección del barrio que resulta imprescindible para iniciar su recuperación. Incluso diría que es de valorar y de tener en cuenta en una empresa constructora que promueva lo nuevo sin por ello proceder a arrasar en su integridad un edificio que sale mencionado en los informes previos de protección, en algunos libros de arquitectura histórica ferrolana y en el texto mismo de declaración de BIC del propio Diario Oficial de Galicia. Es la diferencia que existe entre un comportamiento que aspira a construir desde el respeto al patrimonio y aquel otro que, en cambio, mantiene una actitud más voraz y especulativa.

Creo que hay soluciones para que se encuentren los dos intereses y que se deben poner los medios para lograr un resultado aceptable. Todos queremos la regeneración de Ferrol Vello y de todo su entorno, pero eso no se puede conseguir de ningún modo con el primario argumento de la demolición por ser doloroso a la vez que irreversible”. (Alfredo Vigo Trasancos, en Diario de Ferrol 22/01/2012)

Read Full Post »

Frontón “Beti-Jai”, 1893.

Retomamos  el rastro del Frontón Beti-Jai que hasta el momento  sigue estando en un estado que presagia ruina. Se encuentra en la calle Marqués de Riscal número 7, en pleno distrito de Chamberí, en el barrio de Almagro y ocupa una superficie de 14.000 m². Fue construido en 1893 por el arquitecto Joaquín Rucoba (1844-1919), autor del Teatro Arriaga de Bilbao y de la plaza de toros de Málaga. Se trata del último frontón de estilo neomudéjar que queda en pie.

Se pueden ver todavía , aunque muy maltratados, la planta de su cancha, la traza de sus graderíos, algunas tribunas y muchos de los forjados decorados, si bien ya desvanecida su policromía. Los cuatro pisos de balconadas ceñidas por barandillas de laboriosa fundición y numerosas tipologías ornamentales de gran originalidad con columnas de hierro, nervaduras roblonadas, engarzadas mediante atornillamientos, etc. se encuentran visibles aunque añadidas nuevas estructuras realizadas en los años setenta que supusieron el cerramiento de las gradas con huecos a lo largo del tabicado.

Imagen de cancha y gradas en su estado actual. El “frontis” de la cancha se utilizó para levantar una nave que sirvió de taller de coches. (FOTO: Igor G.M., 2010 )

Detalle de uno de los forjados del graderío. Los detalles decorativos policromados han desaparecido prácticamente por completo. (FOTO: Igor G.M., 2010)

Permaneció en uso hasta 1919, en que el fútbol comenzó a desplazar el juego de pelota entre las aficiones del público madrileño, que contaba con otros 18 frontones más donde se realizaban apuestas.

Durante la Guerra Civil fue comisaría policial, y en la posguerra, el local donde ensayaban las bandas de cornetas de Falange. Imaginémonos el estruendo cornetil en lugar del golpeteo irregular de la pelota en la pared. Luego, una de sus alas fue utilizada muchos años como taller de reparaciones de la firma francesa Citroën. Ruido de motores y más golpeteo de hierros sobre hierros para reparar mecanismos de combustión.
Hasta el momento parece que ha pertenecido a la sociedad inmobiliaria Aguirene. Su anterior propietaria fue la sociedad Frontón Jai-Alai, SL. ,que lo adquirió mediante el pago de de 2,3 millones de euros (385 millones de pesetas) a PSA Citroën, que tenía instalado en una de sus alas un taller, en una nave construida encima de  la cancha del frontón. Esta sociedad donostiarra, propietaria de varios frontones en el País Vasco, tenía la intención de rehabilitarlo y consiguió hacerse con el Beti-Jai por un precio relativamente bajo, dada la protección del inmueble, que sólo permitía un uso deportivo. Finalmente esta empresa fue absorvida por Aguirene y el panorama dió un giro importante. (Ver Urban Idade)

Pared de rebote y lateral del “Beti-Jai” desde las gradas del tercer piso. En la foto se puede apreciar la laboriosa ejecución de las barandillas y de las columnas de hierro fundido. (FOTO: Igor G.M.)

Entre los diferentes proyectos que se barajaron para la recuperación del edificio el más notable fue su transformación en hotel de lujo, por supuesto, previa descatalogación de su nivel de protección. Fracasado, por fortuna,  este proyecto, el Frontón Beti-Jai de Madrid ha mantenido su catalogación como  Bien de Interés Cultural (BIC) y sigue pendiente de algún plan para su rehabilitación. El futuro del edificio dependía en esos momentos de la Dirección General de Patrimonio de la Comunidad de Madrid sin que éste organismo actuase de momento.

Fachada exterior del graderío en ladrillo. Obsérvese la cubierta de zinc “provisional”. (FOTO: Igor G.M.)

Plataforma cívica “Salvemos el Beti-Jai
Pendiente del futuro del edificio, l a Plataforma “Salvemos el Beti-Jai” lleva, desde que se constituyó, cerca de dos años peleándose para que el Frontón no desaparezca. Su trabajo desde entonces ha consistido en crear un foro de debate y de concienciación acerca de tan emblemático espacio, no solo para la ciudad de Madrid como para el deporte de la pelota y la cultura deportiva en su conjunto. Además, su intervención en el entorno político y administrativo está presionando para que los responsables se posicionen en el asunto.

Hasta el momento, según informa la Plataforma “Salvemos el Beti-Jai, la situación del edificio es la siguiente:

· La fachada exterior es la que más se ha deteriorado (a conciencia) de todo el edificio.
· La cubierta de madera necesita urgentemente una reparación.
· La desforestación  realizada -erradicación de la maleza aparecida trás el abandono del conjunto- no será efectiva mientras no se eliminen las raices de todas las especies invasoras existentes.
· La acumulación de madera en los bajos del frontón es potencialmente peligrosa ya que puede ser causa de un incendio “provocado”. Recordemos que en 2008 se produjo un incendio fortuito en el local que acabó con la muerte del vigilante.

En Julio de 2010, la Plataforma “Salvemos el Beti-Jai” comunicaban una de las mejores noticias posibles que nos podían trasladar: “Ayer, viernes, -decían- en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid se publicó la notificación de Incoación del Expediente BIC del Beti-Jai, que supone el inicio de los trámites oficiales que en breve declararán el Frontón Beti-Jai de Madrid como Bien de Interés Cultural (BIC) en calidad de Monumento. Es decir, el máximo grado de protección posible del patrimonio por parte de la administración.
Este es el tercer intento, depués de los de 1977 y 1991, de obtener dicha declaración y por fin va a ser el definitivo. Supone uno de los mayores pasos hasta el momento que permitan poder poder recuperar el Beti-Jai.”.

A lo largo de estos dos años diferentes medios de prensa y televisión han dedicado espacio para informar sobre la situación del edificio. El Norte de Castilla, El Diario Vasco, El Correo, El País, ETB, Telemadrid, TVE.

Los cuatro pisos de balconadas ceñidas por barandillas de laboriosa fundición y numerosas tipologías ornamentales de gran originalidad con columnas de hierro, nervaduras roblonadas, engarzadas mediante atornillamientos, etc. se encuentran visibles aunque añadidas  nuevas estructuras realizadas en los años setenta que supusieron el cerramiento de las gradas con huecos a lo largo del tabicado. (FOTO: Igor G.M.)

De la misma manera, la Asociación Madrid, Ciudadanía y Patrimonio ha organizado las  Primeras Jornadas, en el marco de la Semana de la Arquitectura y con el soporte del C.S.A. de La Tabacalera, “PATRIMONIO EN PELIGRO Y ACCIÓN CIUDADANA” con la participación de la la Plataforma “Salvemos el Beti-Jai”.

El viernes 22 de octubre la Plataforma informaba en su Blog la comunicación del Ayuntamiento de Madrid de la respuesta a las preguntas que realizaron tanto en el pleno de la J.M.D. de Chamberí, como por correo electrónico, durante el pasado verano. La respuesta la firma Beatriz Lobón, Coordinadora General de Urbanismo y parece dejar claro el compromiso municipal :

El denominado “Frontón Beti-Jai”, carece de licencia para realizar obra alguna, por lo que las únicas obras que se tienen que llevar a cabo, por la propiedad en estos momentos, derivan de las órdenes de ejecución de obras que han sido dictadas por la Dirección General de Ejecución y Control de la Edificación, y que se refieren a la adopción de medidas de seguridad y obras que eviten el progresivo deterioro del edificio, sin que afecten a su protección de manera alguna.
Dichas órdenes, se dictan en virtud del deber de conservación que tienen los propietarios de inmuebles, y que de no ejecutarse voluntariamente por la propiedad, se llevarán a cabo por el propio Ayuntamiento en ejecución subsidiaria.
En todo caso, cualquier obra que se realice en el edificio, incluidas las órdenes del propio Ayuntamiento, pasan de forma previa por la Comisión Local de Protección del Patrimonio. Comisión presidida por la Dirección General de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid, órgano que tramita el expediente de declaración de Bien de Interés Cultural del edificio“.

Ahora que estamos terminando octubre de 2010 y el año se acerca a su final,  la Plataforma “Salvemos el Beti-Jai”  ha elaborado un pequeño informe ilustrado con imágenes actuales que nos pone al día de la situación del frontón. El informe lo podemos ver en PDF.

Tareas de desescombro en 2010, en la web TIFFOTOS

Galerías fotográficas.-
Fotos Tareas de desescombro
en la web TIFFOTOS

Galería de fotos del BETI-JAI, en Flickr

Read Full Post »

CINE AVENIDA-FERROL-MONTAJEEl viejo Cine Avenida, toda una leyenda del Ferrol de siempre , comenzaba a tener los días contados. En la actualidad es una sombra que suspira su abandono al oido de los transeuntes. (FOTO: Manuel Vilariño/Enrique F. Rojo)

Los propietarios del local informaron a finales de los 80 que el contrato de explotación firmado con la empresa Fraga -la misma compañía que explotaba el Teatro Jofre– había caducado ya. Y que el acuerdo no iba a renovarse.

Ferrol acabaría por perder así, no sólo una de las salas de mayor aforo de toda la ciudad, sino uno de los pocos cines de «pantalla grande» que entonces quedaban, una de las salas de proyección clásicas en las que las viejas butacas de tela convivían con el terciopelo granate de sus cortinajes.
Dicen que se convertirá en una Galería comercial. Y si no, en un comercio cualquiera.
Varias empresas vinculadas al sector de la distribución habían mantenido contactos con los dueños del cine para estudiar la posibilidad de que allí se instalase una galería comercial, aprovechando la singularidad del edificio. El proyecto, de momento, no se ha hecho realidad.

El antiguo y abandonado Cine Avenida, de Ferrol, fue construido por el arquitecto Rafael González Villar y se encuentra en la Rúa Dolores, 54.  (FOTO: Enrique F. Rojo)

La foto de arriba, tomada en 1983, por el fotógrafo coruñés Manuel Vilariño muestra el cine todavía en funcionamiento, aunque algo descuidado y envejecido.
Abajo, en foto tomada en 2007 por Enrique Fidel, vemos como la crisis de los cines también ha podido con este viejo testigo de tiempos mejores. El Cine Avenida de Ferrol cerró en 1998.

Read Full Post »

diario-de-ferrol_10032009

El Diario de Ferrol, periódico con algo más de tres lustros de vida, informa del acontecer cotidiano de la ciudad de Ferrol (A Coruña) y de su comarca, Ferrolterra. En esta ocasión ha recogido en la última página de su edición del lunes 9 de marzo, una muestra del BLOG Urban Idade. El tema a tratar es el de la antigua y ruinosa Fábrica de Lápices “Hispania”, en  Ferrol Vello, cuyo futuro incierto hace tambalear una de las señas de identidad de la ciudad naval.

Rubén García, redactor del periódico, elabora un conciso y amable reportaje acerca del BLOG, relacionándolo con el mencionado artículo  de la Fábrica de Lápices.

Desde aquí, agradecemos el interés prestado al artículo del BLOG por el autor del reportaje y por el periódico al que representa, no sólo por la generosidad del texto, también por la habilidad mostrada al hacerse eco en el ingente maremagnum de internet de este minúsculo BLOG, un átomo entre tanta abundancia virtual.

A continuación dejo muestra del texto del Diario de Ferrol:

El madrileño Enrique Fidel crea “Urban-idade, memorias de las redes urbanas” en el que incluye un completo estudio sobre la fábrica de lápices.

Alguien comentó una vez que cuando se destruyen los símbolos de un pueblo se elimina parte de la memoria colectiva, quedando amputado, huérfano de parte de su historia.

Movido por ese espíritu, el blog “Urban-idades, memorias de las redes urbanas”, impulsado por el experto en arquitectura y urbanismo Enrique Fidel, incluye un completo análisis sobre la trascendencia histórica que la antigua fábrica de lápices tuvo, y aún posee, para la ciudad de Ferrol.

El citado artículo aporta imágenes actuales del interior del inmueble, así como de los productos que allí se elaboraron. También recoge un esbozo histórico de la puesta en marcha de la empresa, allá por los años treinta, la consolidación de la misma como marca líder en su sector en España, y detalla los factores que llevaron a su ruina y desmantelamiento. Enrique Fidel también se hace eco de las iniciativas propuestas para su reconversión en una dotación sociocultural para Ferrol y muestra su disconformidad con la posibilidad de que sea destinado finalmente a a la promoción de un edificio de viviendas.

Urban-idade nació el 26 de abril de 2007 de la inquietud de su creador por el urbanismo y su evolución histórica, centrando su interés en la trama urbana y su correlación social y arquitectónica. Al margen de la fábrica de Ferrol, el blog muestra otros casos de degradación o malas actuaciones en espacios urbanos y arquitectónicos de distintas ciudades españolas y extranjeras.

Fidel concibe este espacio en internet como una forma de describir a la ciudad como un ente que “evoluciona y crece ligado a la población que lo habita”, siendo ésta definida por su diseño, su capacidad funcional y por los asentamientos humanos espontáneos que en ella se dan.

Desde una óptica humana, Fidel concibe los espacios urbanos como “organismos vivos” que, sin cuidados y sin una planificación responsable, se convierten en “monstruos que escapan a todo control”, explica.

El citado blog goza de una gran aceptación en la red, registrando una media mensual de 20.000 visitas.”

_______________________________________________________________________________

En una última revisión de esta entrada del blog, con fecha de 4 de febrero de 2013, el edificio de la fábrica de lápices ya no existe. Fue abatido en febrero de 2012 y en la actualidad queda el solar que presenta un claro avance hacia el mar, vista tan ansiada por los ferrolanos. El proyecto que motivó el polémico derribo participa de las ventajas paisajísticas del altozano en que se emplazaba la fábrica y pretende la edificación de un grupo de viviendas de alto nivel. A  pesar del establecimiento de los depósitos de gas de Reganosa justo en frente del ángulo visual de Mugardos y del centro de la Ría, uno de los atractivos que ofrecerá el futuro complejo de viviendas será la vista al mar, vista casi imposible para los ferrolanos, a pesar de vivir de cara a la costa.


Referencias.-

Una identidad como ciudad (Diario de Ferrol) PDF

Derribo de la fábrica de lápices de Ferrol (Urban Idade)

Read Full Post »

La Casa de Moneda de Xubia fabricó moneda de cobre en diversos periodos entre 1812 y 1868.
Se había establecido en 1791 en Xubia, en la desembocadura del río Xubia en la ría de Ferrol (A Coruña), con el nombre de Real Fábrica Nacional de Cobrería, como fundición de cobre, con la finalidad de abastecer al Arsenal de la Marina de Ferrol, aunque no comenzó la producción hasta 1803. (Wikipedia)
El espacio destinado al complejo industrial se dividía en tres sectores: el de las fábricas; la zona de aprovechamiento hidráulico; y la zona de arbolado. Desde el inicio de la producción hasta 1809 fabricó planchas de cobre, para convertirse en fábrica de armas en 1809, recuperando poco después su función original.

Durante la Guerra de la Independencia contra los franceses realizó funciones de Casa de Moneda en 1811, debido a que la ceca encargada de fabricar moneda de cobre, la Casa de Moneda de Segovia, había sido tomada por los franceses que acuñaba moneda en nombre de José Bonaparte, hermano de Napoleón. De esta forma, la ceca de Xubia, en territorio libre de los franceses emitiría moneda en nombre del rey legítimo, Fernando VII.
En 1812 se acuñaron las primeras monedas de 8 maravedíes. En los años siguientes también se acuñaron monedas de 2, 4 y en 1824 de 1 maravedí.
En 1815 la Casa de Moneda de Segovia comienza la acuñar monedas en nombre de Fernando VII y la ceca de Xubia comienza a perder importancia, volviendo en 1819 a fabricar placas para los buques de la armada. Entre 1827 y 1835 se dejó de fabricar moneda, centrándose en la fabricación de hoja de lata.
En 1850 se realizó la primera moneda del sistema monetario decimal, que se había establecido oficialmente en 1848.
El 28 de agosto de 1850 cesó la fabricación de monedas en Xubia. Las últimas salieron de la fábrica en septiembre de ese año. No obstante, entre 1866 y 1868 se acuñan monedas de medio, uno, dos y medio y cinco céntimos de escudo. En 1868 es cerrada definitivamente (junto con la Ceca de Segovia).
(Wikipedia)

Imagen de la entrada principal a la Ceca de Xubia, al fondo (1870).Concebida como un conjunto cerrado, con el río por un lado y una muralla por el otro, el acceso principal estaba precedido por un portón flanqueado por dos grandes pilares coronados, a su vez, por sendos floreros de cobre. Sobre ellos se disponía un enrejado que sostenía una campana. El conjunto estaba coronado por el escudo real, de cobre, cuartelado con castillos y leones rampantes alternos, disponiéndose en el corazón la flor de lis, y todo ello enmarcado por toisón de oro con dos alas de águila extendidas. Tras el portón se abría una amplia explanada, la zona residencial, los patios de trabajo, los almacenes, fundiciones y las laminerías occidental (de “corte” y “cordoncillo”) y las meridional y oriental (de “estiro”), organizados en una composición simétrica con grandes espacios independientes pero unificados en un sólo conjunto.

Las instalaciones

Junto al río, aprovechando el fuerte caudal de sus aguas se encontraba el área de aprovechamiento hidráulico cuyo motor tenía un salto de agua de 200 caballos de fuerza que, en algunas épocas llegaba a alcanzar los 300 caballos.
Su disposición consistía en una presa que cortaba al río casi perpendicularmente, partiendo de allí un canal de conducción de aguas que iba casi paralelo al río. En la misma dirección del canal había un fuerte muro perforado por 4 alcantarillas que con sus compuertas correspondientes daban paso al agua o interrumpían su entrada en el canal, sobre este muro se construyó la llamada “Casa de Compuertas” con paredes de mampostería; pasada la “Casa de Compuertas”, las aguas marchaban por el canal de conducción. La caja de este canal estaba abierta en la falda del monte teniendo, por tanto, un lecho y el costado izquierdo sumamente resistente y el de la derecha formado por un buen muro de sostenimiento de sillarejos; para el desagüe de este canal había, por el costado derecho, unos vertederos a 300 metros antes de la caldera; y así, el agua que salía por ellos servía para el riego de las fincas adyacentes al canal y el resto marchaba por un canalizo que vertía directamente en el río.

Vista parcial de las instalaciones de la antigua ceca de Xubia (Foto: Enrique F. Rojo, 2008) 

El canal de conducción terminaba en una caldera de depósito de aguas de 20 metros ancho por 24 largo y 2 metros y 50 centímetros de profundidad de la que arrancaban 5 canalizos: 4 en el costado Sur y 1 en el del Este, dividiéndose a su vez los 2 del centro del lado Sur en otros 2 más pequeños con cajas circulares, pudiendo dar así el servicio a 7 ruedas hidráulicas de 7 metros y 50 centímetros de diámetro, todos estos canalizos tenían sus compuertas de roble, los cuales se ponían en movimiento y hacían girar unos hornos sobre los que se enrollaban las cadenas que las sujetaban.
En el costado Oeste de las calderas se encontraban abiertos otros 2 canalizos, que conducían el agua sobre dos pequeñas ruedas de cajones, uno de ellos para el desagüe de la caldera, teniendo cada canalizo su alcantarilla especial, las cuales eran subterráneas, cubiertas de bóvedas de medio punto.
Todas las construcciones de este establecimiento estaban hechas con buenísimos materiales y en lo referente a las obras hidráulicas se aprecia que se hizo un exhaustivo estudio de la situación, condiciones de resistencia y forma general.

En lo referente al canal es imposible haber aprovechado con mayores ventajas el terreno que atraviesa. En los edificios se nota una muy buena cimentación: muros perfectamente construidos, cubiertas bien estudiadas y armaduras de muy buena madera que unido a la buenísima situación, conseguían que esta fábrica sfuera uno de los establecimientos más notables de España”.
(Esperanza Casado Aguado, extracto resumen del Boletín General de Ventas de Bienes Nacionales, 1870)

Cese de actividad y venta en subasta pública

Con el cese de actividad en 1868, la Ceca de Xubia queda cerrada hasta el 11 de febrero de 1870 en que sale a la venta en pública subasta. Después de dos intentos, y no habiendo tenido postor, se sacó nuevamente a subasta para el día 19 de Octubre de 1870, fue tasada en 1.606.105 pts., cuya cantidad, reducida al 70%, arroja un total de 1.124.273 pts. y 50 céntimos, que sirvió de tipo para la 3ª subasta.

El 9 de Noviembre de 1876, D. Francisco de Barcón y Quevedo compra al Estado la Real Fábrica de Moneda y Cobrería de Xubia junto con toda la finca, instalando en ella una fábrica de hilados y tejidos, con el nombre de “Barcón & Cía.”, inaugurada el 10 de Marzo de 1878.
El 19 de Febrero de 1928, el Sr. Barcón vende la fábrica a D. Dionisio Tejero Pérez, que funda la firma Galicia Industrial. El 1 de Enero de 1956,Galicia Industrial cambia de nombre al ser absorbida por la firma Dionisio Tejero,S.A. El 1 de Marzo de 1982 un grupo textil formado por:
Textil Santanderina , S.A., Vic Industrial , S.A., Gerona Textil , S.A. compran a Dionisio Tejero,S.A. la fábrica (en principio solo las instalaciones, y posteriormente el resto de la finca) y constituyen la actual Galicia Textil , S.A.

El 9 de Noviembre de 1876, D. Francisco de Barcón y Quevedo compra al Estado la Real Fábrica de Moneda y Cobrería de Xubia junto con toda la finca, instalando en ella una fábrica de hilados y tejidos, con el nombre de “Barcón & Cía.”, inaugurada el 10 de Marzo de 1878. (FOTO, aproximadamente de 1900)

Molino harinero río Xubia (Ferrol), junto a la Casa de Moneda (1900).

Molino harinero río Xubia ,2008. ( Foto: Enrique F. Rojo)

Puente de Xubia (1900). En Neda desemboca el río grande de Xubia, al final de la ría de Ferrol. En sus márgenes, a finales del siglo XVIII se instaló la real fábrica de Cobrería. En 1873 el complejo industrial pasó a manos particulares y se transformó en una fábrica textil.

Puente de Xubia, 2008.  ( Foto: Enrique F. Rojo)

              

Dos monedas con la efigie del rey Fernando VII, de ocho y dos maravedíes respectivamente, acuñadas en la ceca de Xubia, entre 1816 y 1819.

Referencias.-
Esperanza Casado Aguado
La venta en subasta de las Casas de Moneda de Madrid, Sevilla, Segovia y Jubia (1866-1883)
Marzo, 2001
SegoviaMint

Wikipedia

Casa de Moneda de Jubia (Euromint)

JUBIA. 3ª SUBASTA. SUPLEMENTO ESPECIAL A LA GACETA DE MADRID.
-Núm. XXVI. 20 de Septiembre de 1870.
BOLETIN GENERAL DE VENTAS DE BIENES NACIONALES

Fábrica de Xubia

Read Full Post »

Older Posts »