Feeds:
Entradas
Comentarios

Recuerdos del barrio de la Prosperidad (Madrid)

 

Mis recuerdos

Creo que no tengo mucha memoria, porque a pesar de llevar viviendo en el mismo barrio desde la infancia, me falta la capacidad para recordar con exactitud cómo era cuando empecé a conocerlo. No llego a saber qué edificios y lugares había por los alrededores antes de que la voracidad especulativa acabase con su vieja y abigarrada estampa. Lo que si me parece recordar, cuando camino por sus calles estrechas, es haberlas visto salpicadas de casitas antiguas de una planta que se alternaban con edificios de pisos, también antiguos. Luego me queda la sensación de que desde mediados o finales de los setenta los derribos y las nuevas construcciones eran una escena cotidiana. Sin embargo, cuando veo fotos del barrio de esas fechas, soy incapaz de recordar los edificios que ya no existen o los antiguos espacios que fueron transformados o eliminados.

Viejo edificio en la Calle de Antoio Zapata nº 7. Un auténtico “superviviente”. (Foto: Enrique F. Rojo, 2007)

Haciendo memoria

Quiero hacer memoria del viejo barrio de la Prosperidad. Y en este recorrido nostálgico voy a utilizar recuerdos ajenos de lectores  del Blog, de memoria más ágil que la mía, que han ido dejando en algunas entradas.   Ángel y Carlos, que además me ha enviado unas fotos,  emocionan con sus poéticas evocaciones. Muchas de las imágenes que ilustran estos recuerdos fueron  publicadas también en diferentes posts, y otras las he tomado en préstamo a Isabel Gea, vecina del barrio durante un  tiempo, que retrató algunos edificios que formaron parte del entorno de la Prospe  y que han ido desapareciendo poco a poco.

Edificio de 1927 en la calle de Canillas nº 7 y detalle de la fachada. (Foto: Enrique F. Rojo, 2011)

Mis recuerdos del barrio de la Prosperidad comienzan con la calle de López de Hoyos, calle larga y en algún tramo sinuosa y estrecha. Esta calle nace junto al Paseo de la Castellana, en unión con la calle Pinar, muy cerca de la Residencia de Estudiantes y del Museo de Ciencias Naturales.  Antiguamente fue el camino que conducía al pequeño pueblo de Hortaleza y en 1905  cambió su nombre por el del preceptor de Miguel de Cervantes que ahora lleva. López de Hoyos  es para mí una calle evocadora, aunque de recuerdos vagos, dado mi carácter olvidadizo. Desde muy pequeño he vivido en las proximidades de la calle General Mola (Príncipe de Vergara) cuando todavía acababa en Francisco Silvela, muy cerca de la glorieta de López de Hoyos. Esta rotonda, que hasta 1980 se llamó de Ruiz de Alda, por el aviador famoso del Plus Ultra, marcaba la frontera de una zona que espacialmente ya no me pertenecía, pues yo vivía más arriba, junto al parque de Berlín (1967). Sin embargo, cruzando por López de Hoyos, junto a los descampados de la futura prolongación de General Mola se llegaba al entramado de calles estrechas de la Prosperidad, al norte del eje principal, que era más mi territorio, pues al otro lado de la calle también comenzaba a desorientarme. López de Hoyos era y es la calle más comercial del barrio y ahí se encontraban el mercado, los comercios más importantes y, por supuesto,  los cines. Curiósamente, en los últimos años, parte del comercio ha abandonado la vieja calle comercial y se ha mudado a la calle Suero de Quiñones, mucho más modesta en dimensiones pero que le quiere tomar el relevo en actividad comercial y trasiego de gente.

Cine López de Hoyos-2007Antiguo Cine López de Hoyos. Cesó en su actividad como cine en los ochenta del XX y pasó a dedicarse durante más de una década a ofrecer banquetes de bodas, comuniones, bautizos y celebraciones del género. Trás permanecer cerrado algún tiempo, en los primeros años del siglo XXI vio renacer su espíritu de gran nave con una nueva dedicación ligada a las nuevas modas sociales.  Holiday Gym se llama ahora. (FOTO: Enrique F. Rojo,2007)

Los cines del barrio

En la zona de López de Hoyos los cines mas populares eran el “López de Hoyos”, con ofertas de 2,50 ptas. los jueves y el Covadonga” a 2,00 ptas. Algunos cahavales se divertían poniendo monedas de 5 y de 10 céntimos en los railes del tranvía y otros hacían lo mismo pero con cables de cobre de las obras, para después vender lo que quedaba al chamarilero de la calle Gabriel Lobo. Luego se iban al cine Covadonga los jueves por 2 “pelas” con cincuenta, sesión doble con derecho a Nodo. Todo ello a la altura del nº 60 de López de Hoyos y la vía del “Tranca” nº 40, apelativo del tranvía en la Prosperidad,  -Quevedo a Ciudad Jardín-. Vendiendo papel en el chamarilero de Luís Vives también se podían sacar unas pesetas. (Ruper y Tinín).

Cine RoyalAntiguo Cine Royal, en la calle de López de Hoyos de Madrid. En los años 80 del siglo XX cesó en su actividad para convertirse en una sala de bingo y en discoteca. En la actualidad, en 2011 y desde 2006, se encuentra clausurado por orden municipal. (Foto: Enrique F. Rojo)

Más adelante, la apertura del  cine “Marvi”, en la calle Cartagena casi esquina Avenida de America, desbancó a los que salpicaban López de Hoyos. La novedad. Este cine fue en los 60 el  más “moderno”  de la Guindalera y la Prosperidad.  Tenía programas dobles y  competia con el “Oraa”, con el “Silvela“,  con el “Lopez de Hoyos” y con el “Covadonga” (Ángel Alda). El cine, construido por los arquitectos Felipe Heredero y Carlos Sobrini en 1958, se mantuvo hasta 1980 y luego comenzó a funcionar como bingo -Sala América- hasta el año 2008  que cerró definitivamente. En los bajos del cine Marvi estaba la sala de fiestas “El Cisne Negro”. Luego hubo otros cines por la zona como el resucitado “Morasol”, en Pradillo, y el “Royal”, en López de Hoyos, actualmente cerrado y abandonado.

Calle Cartagena-87-2007 Cine Marvi cuando ya no lo era , en la calle Cartagena -la Guindalera lindando con la Prosperidad-.(Foto: Enrique F. Rojo, 2007)

Cine Covadonga (1951). El 1 de marzo de 1991, el cine Covadonga, situado en el 161 de la calle de López de Hoyos, quedaba prácticamente destruido a causa de un extraño incendio, cuyo origen no pudo ser precisado en su momento por los bomberos del Ayuntamiento. (Foto: Isabel Gea, 1984)

Un poco de historia

Para entender y contextualizar mejor este album nostálgico será bueno hacerlo con el apoyo de un poco de historia.
Ya desde la segunda mitad del siglo XIX algunas fincas y huertas en la Prosperidad y en la Guindalera cercanas al arroyo Abroñigal, se estaban parcelando para la venta, aprovechando que la continua llegada de gentes del campo a la capital en busca de trabajo generaban una importante demanda de terrenos para construir . Las viviendas que se iban levantando, normalmente a cargo de  maestros de obra o autoconstruidas por sus propietarios, solían ser de una sola planta, de aspecto semirrural y factura tosca a base de materiales económicos. Disponían, a modo de ejemplo, de cocina, sala, gabinete y dos dormitorios. Ocupaban parcelas rectangulares, con pequeño jardín a la entrada y patio trasero. En otros casos la fachada estaba en línea de calle o camino y el jardín o huerta se situaba en las traseras de la casa. Su estilo era muy sobrio, con fachadas de ladrillo y revoco y sin concesiones artísticas, y normalmente se trataba de casas aisladas o pareadas.

Colonia Mahou-1985Vivienda de la colonia Mahou en 1985. La colonia, surgida en 1928, estaba en el sector suroriental de la Prosperidad, zona del “canalillo”, también conocida como Sector 20  y estaba compuesta por  106 casas de una sola altura y factura sencilla y económica, destinadas a ser adquiridas por jornaleros y obreros de escaso nivel de ingresos. Afectada por el Plan Especial de la Avenida de La Paz (M-30) las propiedades fueron expropiadas y derribadas entre los años 70 y 80.

El periodista y político del siglo XIX  Angel Fernández de los Ríos en su obra de 1876Guía de Madrid, se refiería al arrabal de la Prosperidad como un escaso conjunto de 19 casas nacido en 1868 en torno al antiguo camino de Hortaleza y que se había desarrollado en los últimos años en medio del más deplorable desorden de rasantes y alineaciones.  En 1888 reunía 166 edificios, 3/4 partes de ellos casas terrenas, con un elevado número de corrales o patios de vecindad en condiciones de salubridad deficientes (Díez de Baldeón, 1985.).

El 5 de enero de 1890 el periódico El Día publicaba una nota que da idea de la situación socioeconómica del barrio: “Ayer, en el barrio de la Prosperidad, fueron repartidas ante el donante, Sr. marqués de Sierra Bullones, 50 chalecos de Bayona, 50 mantones y 150 mantas; socorriéndose con estos objetos a 27 familias de la Guindalera, 14 del barrio del Carmen y unas 50 de la Prosperidad. Además envió, con destino al hospital allí establecido por los señores Soto y Avilés, garbanzos, judías, arroz, tocino y una cesta con botellas de vino generoso”.

Nota en la que se detallan los gastos de asistencia a enfermos por el Hospital Provisional de Prosperidad, situado en la calle Cartagena, de 31 de Diciembre de 1889 a 30 de Enero de 1890 en que se cerró.

La imprenta del hospicio de la calle Fuencarral editó en 1890 una Memoria escrita por Alberto Aguilera y Velasco, Gobernador civil de Madrid,  en la que daba cuenta de los “socorros y donativos realizados durante la epidemia de gripe de 1889-90”, haciendo referencia al mencionado hospital:  “Durante la epidemia -dice la Memoria- se proporcionó alimento á 62.000 pobres, realizando esta piadosa distribución por su propia mano, las caritativas señoras que componen la Junta del Sagrado Corazón de Jesús. Aparte de esto inauguráronse, merced á la iniciativa particular, hospitales provisionales en los barrios extremos de Madrid, donde la población proletaria alcanza mayores cifras de existencia, siendo el primero en instalarse el de la Prosperidad, debido a la activísima gestión de los conocidos industriales Sres. Soto y Aviles, quienes no descansaron hasta ver realizada su caritativa empresa, poniendo en su realización la suma de inteligencia, de constancia y de desinterés que tan abundantemente les caracteriza. Su generosa iniciativa obtuvo bien pronto el poderoso concurso de los Sres. Montero Ríos, Cánovas del Castillo, Ducazcal, Rodríguez (D. Manuel) y Marqués de Sierra Bullones, alcanzando entre todos y con los espontáneos é inteligentes servicios de los médicos Sres. Massip y Rodríguez (D. Carlos) instalar una enfermería modelo, en la que encontraron gratuita y celosa asistencia todos los enfermos pobres del barrio de la Prosperidad, quienes seguramente recordarán siempre el gran beneficio que deben á la diligente caridad de sus conciudadanos”.

Edificio de viviendas en la calle de García Luna, 11. (Foto: Enrique F. Rojo, 2011)

En la Memoria de 1914 para el Ayuntamiento de Madrid sobre la vivienda insalubre, César Chicote incluía a la Prosperidad entre los barrios “muy insalubres”, al alcanzar algo más de un 33 por mil de mortalidad, valor equivalente a la media de la ciudad en 1900, cuando para 1914 esta era ya de 24’5, con tendencia a seguir disminuyendo. La tuberculosis era la principal causa de decesos en la población y su propagación se debía a la densidad y especialmente al hacinamiento por falta de espacio, relacionado en general con las casas de corredor y las de patio. Además, hay que tener en cuenta que este tipo de casas solo solía disponer de una fuente para todos los vecinos y de un retrete por planta. En la Prosperidad se apuntaba el dato de mortalidad a causa de la tuberculosis de 2’79 por mil, algo por encima del 1’97 por mil de media del distrito de Buenavista -al que pertenecía la Prosperidad-, pero bastante por debajo del 4’58 por mil de la Arganzuela o del 4’97 por mil del barrio de Calatrava en la Latina. Estos datos intermedios, probáblemente fueran resultado de la escasa profusión de las casas de corredor -normalmente producto de motivaciones especulativas y que en estas zonas periféricas casi no se justificaban, ya que el precio de los terrenos y de las propias viviendas estaba por debajo de la media de la ciudad- y también de la abundancia de casas bajas con patio o jardín que en cierto modo impedían el hacinamiento.

Sergio Tomé Fernández explica  en un trabajo sobre el barrio de la Prosperidad, que en las cincuenta y seis manzanas de casas correspondientes a la extensión original del suburbio únicamente pervivían, a comienzos del 2003, setenta y ocho edificios de primera generación, anteriores a la Guerra Civil, distribuidos una parte de forma dispersa por las calles del barrio, y otra parte agrupada a lo largo de López de Hoyos, donde se conserva parcialmente el antiguo frente urbano.

Edificio de 1925 en la calle Malcampo nº 3.  (Foto:  Carlos Viñas), en Flikr-2011)

Detalle del mismo dificio de 1925 en la calle Malcampo nº 3. (Foto: Enrique F. Rojo, 2007)

Con el tiempo,  antes del fin de siglo XIX fue llegando el agua corriente a la Prosperidad (1894) y el transporte urbano (1893),coincidiendo con la apertura de la calle Cartagena que  la unía con el barrio de La Guindalera y que se convirtió en una calle de carácter algo más señorial y elegante que López de Hoyos. De 2.087 habitantes y 394 edificios que se contaban en 1900, se saltó a 502 construcciones y algunas industrias en 1905.

Plano de  Facundo Cañada López, de 1900. Se distingue el trazado viario del barrio, con López de Hoyos como eje este-oeste, y el caserío abigarrado en contraste con la existencia de villas con patio y jardín. En la zona nororiental, junto a los nuevos trazados, se  observa una especie de parque público con bastante arbolado, junto a las calles Nierember y Gil y Baus, que en el plano se rotula como Nuevo Parque y su límite norte lo marcaba latodavía  inconclusa calle de Pradillo,  junto al Asilo de Santamarca. Aneja a este  parque se situaban las cocheras del tranvía que hacía el recorrido Diego de León-Guindalera-Prosperidad (en las actuales calles Sánchez Pacheco y Javier Ferrero), que no tardó en cerrarse.

Barriada de casas bajas, corralas y alfares

En la importante cartografía de 1900 realizada por Facundo Cañada López, se puede acotar fácilmente el perímetro del asentamiento original del barrio y su trama, compuesta por siete calles paralelas y doce transversales a López de Hoyos, con simetría entre ambos lados de la vía principal. Por encima de García Luna, que era la última calle delineada paralela a López de Hoyos  hacia el norte, aparecen en el mapa tres calles más semiparalelas y cuatro más perpendiculares  que en el futuro acabarían por integrarse en las ya existentes Marcenado, Eugenio Salazar, Mantuano y Vinaroz. Había notables diferencias de tipología en las construcciones, dándose grupos de  casas exentas con jardín, villas y quintas como Villa Clara, Villa Aurora, Villa Rosa, Villa Carmen, Villa Castelo, Villa Manrique, Villa Merecedes, Quinta Concepción,etc.  en la parte más cercana al Ensanche (entre Cartagena y Francisco Silvela) y en el extremo norte del barrio (por encima de la calle Luis Vives), junto con casas de corredor abiertas a uno o dos patios en las calles interiores, con mayor aprovechamiento del espacio.

Edificio de 1926 situado en la calle de López de Hoyos. (Foto: Enrique F. Rojo, 2007)

Lopez de Hoyos-139-2007En cuanto a los patios de vecindad y casas de corredor, todavía ejemplos vivos, en López de Hoyos, el edificio del nº 139 –quizá el más notable y mejor conservado- . También existen otros de tipología similar, aunque más  modestos, en las calles Luis Cabrera, Santa Hortensia, Luis Vives y Vinaroz. Esta foto corresponde a la casa de corredor de López de Hoyos 139, antiguamente llamada por los vecinos la “casa grande”, que se rehabilitó en 1992. Su estructura actual “resulta del ensanchamiento de un primer edificio, construido en 1883. Éste constaba solo de planta baja y estaba compuesto de dos o tres viviendas en hileras, entre las cuales una era ocupada por el propietario. En etapas ulteriores, se ensanchó horizontalmente el edificio existente, se le añadieron dos plantas, y se construyeron otros tres cuerpos de edificio, de dos plantas, divididas en doce viviendas cada una, alrededor del patio”. (Foto: Enrique F. Rojo, 2007)

Todavía hay quien recuerda como hasta finales de  los sesenta, todavía había alguna familia que iba a pasar parte del verano a casa de una tía o abuela que vivía en Prosperidad. Estas casas, tan apropiadas para el veraneo, eran frescas y cómodas como casas de campo, pues tenían jardín y patio con pozo. Según parece, había bastantes de ese estilo en el barrio, que se alternaban con otras de pisos con corredor, cuyo patio interior  daba acceso a las viviendas bajas.

De aquellas casas bajas y de las corralas ya no queda prácticamente ni rastro. Algunos de los pocos testimonios de casitas bajas con jardín a la entrada y patio que todavía quedan en pie se pueden ver todavía en la calle Luís Cabrera nº14 , en la calle Juan Bautista de Toledo nº16, en la calle de Zabaleta nº31, en la calle Padre Jesús  Ordóñez  nº8, en la calle de Vinaroz  nº40,  en la calle de Mantuano nº20, a lo largo de la calle de Anastasio Aroca donde hay un conjunto amplio bien conservado, o en Malcampo nº 20 donde, a modo de “ciudadela” en un solar de algo más de 400 se disponen en dos hileras con pasillo central 14 casitas que no llegan a los 30 de superficie.

En la calle Malcampo,  aunque ya en estado de ruina por el abandono, se encontraba hasta 2007 una casa baja con patio y jardin que  fue derribada  para construir un bloque de viviendas.  Tanto la promotora, Jaycar CB, como el constructor, Arquion C. S.L., registrados en Galicia, edificaron en 2009 el nuevo bloque,  sin que hasta la fecha, según parece,  se hayan puesto a la venta  las viviendas, por propia iniciativa del  promotor -como se puede leer en el cartel de licitación de la obra-. (Foto: Enrique F. Rojo, 2011)

ACTUALIZACIÓN 2016: Trás la declaración de Concurso de Acreedores en 2010, nada más terminada su construcción, la empresa propietaria del inmueble lo cerró por no poder obtener la cédula de habitabilidad. Desde entonces, numerosas viviendas se forzaron y han sido “ocupadas” sistemáticamente. En algunos casos por miembros de bandas juveniles peligrosas dedicadas a la delincuencia y a la extorsión que también utilizaban las viviendas para lucrarse por medio de su alquiler. Aunque la ocupación se ha denunciado y el edificio se ha desalojado, actualmente (2016) continúa la ocupación en algunas viviendas.

Vivienda unifamiliar en la calle Mantuano nº 20. (Foto: Enrique F. Rojo, 2011)

NOTA 2016: La vivienda de la calle de Mantuano nº 20 fue derribada durante el mes de agosto de 2015.Construida en 1924, contaba con dos plantas de 121 m² y 120m² respectivamente, levantadas en un solar de 208 m² que permitía la existencia de un pequeño patio anterior y otro posterior de mayor tamaño.

Vivienda unifamiliar en la calle de Vinaroz nº 40. (Foto: Enrique F. Rojo, 2011)

Esta casa de Vinaroz, 40 (antes 48), pertenecía a la Cooperativa española de casas baratas “Pablo Iglesias” y poseía una placa en su fachada cuya historia nos cuenta Victoria San Jose, su propietaria: “Yo nací en esa casa en el año 1945 y desde que recuerdo, en la fachada, había una plancha de madera a la altura del primer piso que ponía “Villa Mari”. Mis abuelos y mis padres vivían allí desde el año 1939. Antes habían vivido en Mantuano y antes en Malcampo y en Lopez de Hoyos. Mi abuelo era el jefe de telégrafos de la Prosperidad. Mi hermana y yo pedíamos a mi abuela que quitase la plancha, porque al ser de madera estaba vieja y despintada, pero ella siempre decía que la placa de madera se quedaba donde estaba y además se ponía muy nerviosa y no quería ni hablar del asunto.  En el año 1983 murió mi abuela y un día de mucha lluvia, una vecina le dijo a mi padre que la placa se estaba cayendo y que debajo se veía a “un tío con barbas”. Mi padre se subió en una escalera, quitó la madera y debajo apareció la placa de bronce que recuerda textualmentee “Edificio construído por la Cooperativa española de casas baratas Pablo Iglesias”.  En ese momento entendimos por que mi abuela no quería que, en tiempos de Franco, se pudiese ver a Pablo Iglesias en nuestra fachada, por mucho que a nosotros nos hubiera gustado. Como curiosidad  diré que bajo la palabra “construído” se puede ver el agujero de un tiro de bala…….”

Placa CECBPI_ Vinaroz 40

Placa de bronce que estuvo situada en la fachada de la casa de Vinaroz, 40, que recuerda textualmente: “Edificio construído por la Cooperativa española de casas baratas Pablo Iglesias”. Esta cooperativa la fundó UGT en 1926.

Santa Hortensia 12-1-2007Casa de corredor del barrio de Prosperidad, en Santa Hortensia nº 12. Foto de la fachada principal. La casa de vecinos de finales del siglo XIX, adoptaba a menudo la forma de una casa de corredor o corrala. Es un edificio, donde la viviendas, generalmente pequeñas y oscuras, dan a un patio central; se circula en las plantas – en el caso de que haya – por corredores que dan la vuelta al patio . Son viviendas de alquiler, destinadas a las clases populares. Al contrario de la casa baja, ésta es un modelo arquitectural común a los barrios populares del casco y los arrabales de la periferia, como el barrio de la Prosperidad. En este sentido, su aparición es una manifestación de la creciente integración del extrarradio al mercado inmobiliario de la ciudad.  (Foto: Enrique F. Rojo, 2007)

Patio Interior de la casa de corredor en Santa Hortensia nº 12. (Foto: Charlotte Vorms, 2001)

Por su parte, los edificios de más categoría  situaron su fachada en la vía principal de López de Hoyos, con alternancia en el uso de ladrillo visto en estilo neomudejar y modelos más preciosistas con acabados de reboco y cierto alarde decorativo en cornisas y balcones a base de molduras. Excepcionalmente, hay ejemplos de edificios con cierta pretensión en calles interiores, como es el de la foto que se incluye en el texto, en la calle de Malcampo nº 9. También tuvo gran presencia la autoconstrucción debida en parte a los maestros de obras y albañiles, que se repartía especialmente por las calles interiores. El asilo de Cartagena de las Hermanitas de los Pobres, el de Santamarca o el colegio de Santa Matilde, del primer tercio del siglo XX, se fueron situando en los alrrededores  producto de generosas donaciones de píos caudales aristocráticos, y dotaron al barrio de ciertos recursos de beneficencia. Finalmente, es de destacar el gran número de alfares y te tejares que se encontraban repartidos por todo el suburbio.

Santa Matilde-L-Hoyos 166-2007

Parroquia de Santa Matilde, en López de Hoyos. El edificio es del último tercio del siglo XIX. (Foto: Enrique F. Rojo)

Calle Mantuano-C.C. Nicolas Salmeron-07

Centro Cultural  “Nicolás Salmerón”

En 1933,  durante la Segunda República, se añadían a la oferta educativa las Escuelas Nicolás Salmerón.  El sistema pedagógico utilizado en el centro era especialmente vanguardista en la época y su nivel tan alto que llegó a ser conocido como el Coloso de Chamartín. También es de este periodo el Colegio Isidro Almazán, actual C.P. Luís Bello, en la calle de Luís cabrera nº 66, y el C.E.I.P. Padre Poveda, en la calle Luís Larrainza.  Acabada la guerra civil y trás un periodo incierto, se convirtió en la Escuela de Mandos “José Antonio”. En su azotea se cantaba a diario, a las 9 de la mañana, el “Cara al sol”, himno que daba comienzo a la jornada académica. Con la llegada de la Democracia el local pasó a ser una delegación del INEF (Instituto Nacional de Educación Física) y más adelante quedó abandonado y fue ocupado por diferentes grupos con ambiciones más o menos culturales y artísticas. Pedro Almodovar rodó en su interior y alrrededores su primer largometraje “Pepi, Luci, Bum…” A partir de 1979, la Corporación municipal democrática, salida de las urnas, se hizo cargo del edificio y decidió rehabilitarlo. En su reconstrucción se gastaron más de 160 millones de pesetas (un millón de Euros) y en la actualidad es Colegio público del Ayuntamiento y uno de los Centros Culturales más importantes de la capital.

La primera transformación del viejo arrabal

En la  posguerra  la ingente inmigración a Madrid hizo que la población del barrio creciese vertiginósamente y ello se nota en el aumento de construcciones y en su tipología, adaptada a las condiciones socioeconómicas de los recien llegados. En 1955,  la urbanización al norte de López de Hoyos llega ya al antiguo parque de la terminal del tranvía y la finca del conde de Polentinos, entre Sánchez Pacheco y Pradillo, en un proceso basado en la agregación de parcelaciones particulares, que origina  calles estrechas -8 metros o menos-, diferencia en el tamaño de las manzanas, gran cantidad de parcelas diseminadas de tamaños muy diversos,  y ausencia de espacios libres de carácter público,  provocando la pérdida de continuidad de las calles y cierta anarquía en su trazado.

Casa en la calle Pérez Ayuso, 5. (Foto: Enrique F. Rojo, 2010)

Casa en Pérez Ayuso, 5. (Foto: Enrique F. Rojo, 2010)

En 1949 se creo el mercado de abastos de Prosperidad con el fin de dar servicio a la cada vez mayor población del barrio, lo que estimuló la apertura de pequeños comercios de todo tipo en su entorno y a lo largo de la calle López de Hoyos, complementando así el conjunto de bienes ofertados. Por su parte, la pequeña industria y los talleres se concentraron primordialmente en la zona nororiental  limitado por las calles Pradillo al norte, Nieremberg al oeste, Gustavo Fernández Balbuena al este y López de Hoyos al sur. Con el paso del tiempo esta zona industrial se va poblando y se especializa en en sectores como el farmaceútico, con cierta tradición en la Prosperidad, artes gráficas, medios audiovisuales y tecnologías de vanguardia. También proliferaron los talleres mecánicos, que encontraron un rentable espacio de negocio con la llegada de nuevos pobladores con un nivel adquisitivo elevado que podían poseer más de un vehículo por familia.
Como expone  Sergio Tomé Fernández,  en la década de 1970 se abriría el periodo de  transformación del antiguo suburbio de una manera especialmente intensa. La apertura de la prolongación de General Mola (Príncipe de Vergara), la inauguración  en 1972 de la línea 4 de metro (Diego de León- Alfonso XIII),  y  la creación de la M-30,  supusieron un aumento formidable de la accesibilidad del barrio y su acercamiento al centro de Madrid, cada vez más próximo debido al propio crecimiento urbano de la capital hacia las antiguas periferias. También habría que incluir la apertura del tramo de la línea 9 de metro (Pavones-Herrera Oria) en diciembre de 1983, con estaciones en Avenida de América, Cruz del Rayo y Concha Espina, recorriendo bajo tierra el trazado de la prolongación de General Mola.

Lopez de Hoyos-110-112-2007López de Hoyos 110-112. Los dos edificios son construcciones de la primera época. En los años 60-70,  en la misma acera y algo más abajo,  antes de llegar a la actual calle de Príncipe de Vergara y lindando con una fábrica de cristal, se encontraba el Cuartel de la policía “Pilar de Zaragoza”. Y tambíén muy cerca, Casa Vara, esquina a Gabriel Lobo, lugar donde se reunían los “grises” (Titín). (Foto: Enrique F. Rojo, 2007)

Las nuevas construcciones en la Avenida de América, al sur y en Príncipe de Vergara, al oeste, delimitan el viejo caserío de  la Prosperidad y ejercen su influencia al atraer nueva población a la zona, con un perfil socioeconómico también nuevo. Se produce, en especial a partir de mediados los 80,  una revalorización del suelo que se traduce en la veloz ocupación de los solares vacíos y en el derribo de gran parte de las construcciones antiguas, levantándose  nuevos edificios que, aunque corrigen los problemas de alineación, superan en altura las viviendas originales, provocando cierta sensación de ahogo en las estrechas calles del barrio.  En este periodo las demoliciones se ejecutan casi contemporáneamente por todas partes, empezndo por los talleres o pequeñas fábricas y continuando por las casas bajas con patio o jardín, cuyo derribo permitía aumentar notablemente la intensidad del uso del suelo y, por consiguiente la densidad residencial.

Calle Matilde Díez nº 30, en la Prosperidad. “Dado el raquitismo de la mayor parte de los solares, fue habitual demoler inmuebles contigüos para fundir sus fincas, lo cual dio lugar a una concentración catastral espontánea. Paralelamente, y a fin de dar mayor altura a las construcciones de nueva planta, se rectificó la alineación de más de una docena de calles. En algunos casos, la importancia de las operaciones urbanísticas desarrolladas permitió ensanchar tramos o ejes completos, que jerarquizan el viario y el espacio, pero en muchas otras arterias las casas antiguas quedan como martillos salientes, por oposición a los edificios nuevos retranqueados. Ese perfil irregular de los frentes de manzana, y las rupturas de escala provocadas por la irrupción de volúmenes edificatorios desmesurados, forman desde entonces parte de las señas de identidad del barrio”. (Sergio Tomé Fernández, en Vivienda y clase: la Prosperidad, el suburbio histórico en el Madrid actual, 2003/ Foto: Enrique F. Rojo, 2010)

Dos viviendas en la calle Luís Cabrera nº 14-16. Estas modestas casitas tienen un pequeño jardín delante y un patio trasero. Las nuevas edificaciones se alinearon al nivel de las tapias. (Foto: Enrique F. Rojo, 2011)  NOTA, 2018: A finales de 2017 se derribó el número 16. Después del verano de 2018  se derribó del número 14, la casita de “gresite” azul. (Ver Urban Idade “Soynard, la Prosperidad Studio La Cube)

 

Otro ejemplo, en la calle Juan Bautista de Toledo, 16. En este caso sin jardín delantero ni trasero. Esta casa, junto con la contigua que es más moderna se encuentran muy desalineadas con respecto a los edificios más modernos. El retranqueado y achaflanado obligatorio para una nueva construcción hacen que resulte un solar exiguo. Es posible que este sea el motivo por el que todavía no se hayan derribado ambas casas. (Foto: Enrique F. Rojo, 2011)

En  cuanto a la dinámica demográfica, 1971 la Prosperidad rondaba los 36.000 habitantes. En 1978 eran ya  38.500, y en 1983 la cifra bajó a 37.900. Este leve descenso pudo deberse al notable descenso de la natalidad, que afectaba a todo el estado español en general, y también a la disminución de la llegada de nuevos vecinos. A pesar de que seguía aumentando la capacidad de alojamiento gracias a los nuevos edificios que se levantaban, muchos de ellos permanecían vacíos y no se compensaban  las pérdidas poblacionales producto de los decesos de una población envejecida y  por la salida del barrio de las generaciones jóvenes que buscaban alojamiento en las nuevas periferias, más económicas.

Dos fotos, de 1999 la casa y 1990 los gatos de la derecha, que se corresponde a una casa terrera en la calle Antonio Zapata (Prosperidad). Las casas de este tipo, que se corresponde con las más antiguas, fueron las primeras en derribarse.

“Elitización” o aburguesamiento del barrio

Por otra parte, el deterioro del parque inmobiliario y el envejecimiento de la población originaria propició a lo largo de las dos últimas décadas del siglo XX el desarrollo de un proceso de “regeneración” que se tradujo en un encarecimiento generalizado, perceptible tanto en el ámbito inmobiliario como en el del consumo asociado a la “bolsa de la compra”.  Pero también la elitización del barrio, con su perverso poder de segregación de clase,  se hizo presente  a través de la presión inmobiliaria, primero de forma selectiva a favor de los espacios que limitaban el barrio (Clara del Rey, Alfonso XIII, Príncipe de Vergara y avenida de América), después ya más uniformemente hasta cobrar cierta homogeneidad en el precio del suelo y de la vivienda. Así que, por una parte los promotores -empresas o particulares ligados a la propiedad-  hacían lo posible por especular derribando viejas casas y construyendo nuevas viviendas por lo general de cierto lujo, que atraían al barrio a una población joven de clase media con importantes recursos económicos; y por otra parte, las construcciones antiguas  una vez vacías por deceso de sus propietarios o antiguos inquilinos se alquilaban, muchas veces en mal estado de conservación, a familias de inmigarntes extranjeros, por lo general procedentes de República Dominicana y en menor medida de Ecuador, China, Marruecos y Rumanía, a precios altos no acordes al tamaño y a  la categoría de los inmuebles. De manera que el barrio pasa en poco tiempo a alojar a los vecinos de toda la vida, a los nuevos que ocupan las viviendas más recientes y que poseen un nivel adquisitivo superior, y a los inmigrantes, que se movían en niveles de renta inferiores, por debajo de la media.

Edificio, ya desaparecido, en el núm. 86 de López de Hoyos, cuyo bajo albergaba una persianería. (Foto: Isabel Gea, 1984)

Calle de Luís Vives c/v a General Zabala. En la actualidad la casa no existe.(Foto: Isabel Gea, 1994)

 

Recuerdo 1: “El Ultramarinos del señor Glicerio” (por Ángel Alda)
“De niño mi madre me mandaba bajar al ultramarinos del señor Glicerio, en Francisco Silvela 108, la “casa de cartón”. Chaquetiila y camisa blanca, corbata de color indefinible, mandil de rayas grisáceas. Libreta para apuntar la deuda de cada vecino. Se pagaba a final de mes o cuando se podía. Balanzas, guillotina para el bacalao, papel de estraza. Aceite por cuartillos, azúcar por libras, onzas de chocolate. Medidas de otros tiempos. Sacos de legumbres, lentejas que había que revisar por la noche sobre el hule de la mesa para eliminar piedras y otros seres invitados, antes de ponerlas en remojo.
Embutidos colgados de largas perchas. Botes apilados y alineados con todo tipo de caramelos a granel. Cajas abiertas con arenques. Latas redondas y grandes de escabeche.
Los supermercados llegaron mas tarde. El primero que conocí se llamaba Hungaria, en la esquina de Bejar con Francisco Silvela. Decían que el dueño era Puskas. Aquello fue la revolución. Comercios en los que tú mismo te servías.
Allí empezó la ruina del comercio tradicional. Del ultramarino, pero también de la carnicería de barrio, de la frutería. Cayeron una detrás de otra la frutería de la señora Aurelia, la lechería del padre de mi amigo Gonzalo, la casquería- quien sabe hoy día que era una casquería-. La carnicería de los gordos Panizo de la Avenida de América.
Hoy las calles del centro y de muchos barrios se llenan de tiendas de chinos. Parece que solo el aguante de los orientales, el trabajo en familia y las muchas horas de apertura permite el sostenimiento de las tiendas de barrio. Todo el espacio se puebla de tiendas franquiciadas, de establecimientos de hostelería, parece que son los únicos que se salvan del cambio en los paisajes urbanos.
Por si acaso el proceso no fuese lo suficientemente agresivo, las autoridades lo alientan mas si cabe mediante procesos de liberación de horarios, así lo llaman, liberación, que paradoja.
Aquello que distinguía los centros urbanos de las áreas residenciales metropolitanas: la existencia del pequeño comercio, hoy está en trance de extinción. Parece como si el fenómeno de los mall, de los hiper, de las grandes agrupaciones comerciales ejerciese un poder de atracción magnético y succionador de las viejas estructuras comerciales urbanas. Desaparecen los cines tanto como los ultramarinos. Y ya nuestra memoria no da para recordar los nombres de tantas

desapariciones”. (Angel de Olavide)

paso-elevado-prolongacion-gm_ppv_small

Foto del Paso elevado de la calle de López de Hoyos. Este paso superior, que cruza Príncipe de Vergara y López de Hoyos, a la altura de la Glorieta del mismo nombre, fue construido en 1969 por Dragados y Construcciones, S.A. El “scalextric” parte de la Avenida de América, a lo largo de las calles Francisco Silvela y Joaquín Costa, hasta prácticamente el cruce con el final de la calle Velázquez. El acceso a la prolongación de General Mola (Príncipe de Vergara) , que alcanza el cruce con la calle de López de Hoyos no se concluyó hasta que no se hubo abierto ésta, en fecha posterior a la construcción del paso elevado. La apertura de la prolongación supuso el derribo del edificio de viviendas que hacía esquina con la nueva vía, si bien la nueva vía no le afectaba en su trazado, y de su anejo medianero, que eran los números 106 y 108, respectivamente, de la calle Francisco Silvela. Este último, el 106, se debió de tirar hacia principios de los noventa. En su solar se edificó una torre de oficinas siguiendo la nueva alineación. Ángel, que vivió en una de esas casas, cuenta que “la casa del 106 era practicamente igual que el actual 104, con la diferencia que el 104 fue vendida a sus inquilinos en los años 50 y pudo recibir mantenimiento mientras que la del 106 se mantuvo en alquiler y estaba ya muy deteriorada hasta su derribo. Son viviendas, salvo las que tienen el patio de luces exteriores y los pisos mas altos, muy oscuras y de unos 40 metros cuadrados. Popularmente se las llamaba casas de cartón”. Isabel Gea recuerda que de las dos casas gemelas, en la que sobrevivió, o sea, la de la derecha -el 104- vivía José del Corral.

paso-elevado-prolongacion-gm_ppv_02small

El mismo paso elevado de la calle de López de Hoyos. En la imagen se pueden ver los dos edificios que fueron derribados y el que aún se conserva. De los tres edificios, el 108 de Francisco Silvela fue el último en edificarse y el primero en derribarse. Como la prolongación de Príncipe de Vergara arranca a finales de los 60, el edificio debió de existir unos 25 años antes de que lo tiraran. El orden de construcción fue 106, 104 y 108. Y el de derribo 108 y 106.

Vieja casa en prosperidad  (2007)

Vivienda de principios del siglo XX en la Prosperidad. (FOTO: Enrique F. Rojo, 2007)

Colonia Ibarrondo-Vaquería-2007Antigua “Granja Castilla”, vaquería situada en la calle López de Hoyos, en un punto donde el antiguo camino de Hortaleza hacía un giro brusco hacia el norte. Esta Granja se encontraba próxima a los solares ocupados por la Colonia Ibarrondo, compueta por huertas y melonares pertenecientes a los condes e Villapadierna. Fueron vendidos a los señores de Ibarrondo y Lezcano, quienes a su vez los vendieron ya parcelados. En el área se establecieron campesinos inmigrantes en Madrid, que montaron talleres, vaquerías y merenderos junto a sus viviendas, lo que hizo conocida a la zona como lugar de esparcimiento para los madrileños que frecuentaban la zona durante los fines de semana. Afectada por el Plan Especial de la Avenida de La Paz (M-30), fue destruida gran parte de la colonia y en la actualidad sólo se mantienen en pie esta antigua vaquería en la calle de López de Hoyos, que es utilizada por sus propietarios como taller de arte, y alguna casa más muy cerca ya de la citada M-30. (FOTO: Enrique F. Rojo, 2007)

Edificio industrial en desuso Calle Pradillo (Foto: Enrique F. Rojo, 2010)

Desaparición del tejido industrial

El vaciado industrial consecuencia de la progresiva desaparición del tejido industrial y la renovación posterior del uso de estos nuevos espacios urbanos, está generando la transformación física y social del barrio, lo que también afecta a las relaciones sociales, entre vecinos, por cuanto atraen a nuevos residentes con carácterísticas socioeconómicas diferentes.  En realidad, se trata de una tendencia  generalizada en Madrid, que expulsa  la industria del interior de la ciudad hacia la periferia y el extrarradio en áreas diseñadas exclusivamente para desarrollar la actividad fabril o industrial –polígonos industriales-, al tiempo que  dificulta la permanencia de aquellas industrias que por sus características encajaban bien en zonas que admitían usos distintos al estríctamente industrial. En el caso de esta mínima zona industrial de la Prosperidad, las empresas han convivido sin conflicto con las áreas residenciales, fundamentalmente por el tipo de actividad no invasiva que venían desarrollando. En cualquier caso, motivado por condicionantes especulativos, la norma viene siendo desde los últimos veinte años la de liberar suelo, muy rentable económicamente, modificando su uso de industrial a residencial. (Ver Desindustrialización y transformación urbana).

Entre las empresas o talleres que constituían la malla industrial dispersa de la Prosperidad  hasta el último tercio del siglo XX se encontraban los Laboratorios Galján-Productos farmaceúticos Nacionales S.A. en López de Hoyos 69, junto al antiguo cine López de Hoyos (1920), que fue  derribado en 1968 y que dejó un solar de 609 m2., en el que se construyó un edificio de viviendas; Orfebrería y cubiertos S.A., en Luís Vives, 11. Se derribó en 1981 dejando un solar de 533 m2. dedicado a viviendas.  En García Luna, 12, se encontraba Manufacturas médicas, S.A., derribado en 1982, dejando un solar de 347 m2. para viviendas. En en Vinaroz nº 16 estaba Productos Químicos y farmaceúticos

Abelló (1925), derribado en 1976 se levantaron sobre un solar de 8.188 m2,  330 viviendas que ocupan un total de 35.0226 m2.

Edificio industrial en desuso Calle Pradillo (Foto: Enrique F. Rojo, 2010)

Entre las  industrias desaparecidas o trasladadas en tiempos más recientes, que también han liberado suelo para construir viviendas, se encuentran las ubicadas en la referida zona nororiental, limitada por las calles Pradillo al norte, Nieremberg al oeste, Gustavo Fernández Balbuena al este y López de Hoyos al sur. En la calle López de Hoyos 153, en 1994 por traslado de la fábrica de lácteos Danone a Tres Cantos, se derribó el edificio que ocupaba para la construcción de viviendas. Almacén de Tabacalera Española, situado en Sánchez Pacheco 3, derribado en los años 90 y con el solar sin uso hasta el momento. En 2004, Laboratorios Normon, Nieremberg nº 10, deja sus instalaciones por traslado a una nueva sede en Tres Cantos. Se esta procediendo a su transformación en viviendas. Timbrados y Papeles, S.L., en la calle Sánchez Pacheco, derribado el edificio en 2008 y actualmente en fase de construcción un edificio de viviendas. Microelectrónica Española, calle Pradillo nº 36, abandona su sede y tras su venta se procede a la demolición en septiembre de 2011, presumiblemente para edificar viviendas de lujo. También el diario El Mundo, en la calle Pradillo, bandonó su antigua sede por traslado y hasta el momento el edificio se encuentra vacío. Además de estas empresas, se pueden encontrar algunos edificios más en los que la actividad es escasa o nula y presumíblemente acaben por derribarse con el consiguiente cambio de calificación de los solares resultantes.

Antigua fábrica de lácteos Danone en la calle de López de Hoyos 153. El edificio se derribó en el año 1994 dejando su lugar a un edificio de viviendas.

 

Calle Lopez Hoyos 1975

Calle de López de Hoyos en 1975, con las aceras estrechas y sin arboles. A la derecha, casas bajas con patio desalineadas que estrechan la calzada. Se ven los autobuses azules de la epoca, de las líneas 9 y 73. A la izquierda, al fondo de la imagen, la fabrica de DANONE. A continuacion, aunque no se ve, estaba el cine Covadonga, muy popular en la época. (Foto: Enrique Amézquita Mangas, 1975)

Timbrados y Papeles, S.L., derribado en 2008 y actualmente en fase de construcción un edificio de viviendas. Estaba situado en la calle Sánchez Pacheco, junto al edificio del los antiguos Laboratorios Davur, 1958. (Foto: Enrique F. Rojo, 2008)

Microelectrónica Española, calle Pradillo 36, derribado en septiembre de 2011. (Foto: Enrique F. Rojo )

Etapa final en la transformación del barrio

Sobrepasada ya la primera década del siglo XXI el barrio de la  Prosperidad parece estar en la fase final de su transformación, comenzada a mediados de los 70. “En las cincuenta y seis manzanas de casas correspondientes a la extensión original del suburbio únicamente perviven, según recuento efectuado a comienzos del 2003, setenta y ocho edificios de primera generación, anteriores a la Guerra Civil. La distribución física de esos elementos heredados es dispersa, puesto que solamente forman conjunto en la calle López de Hoyos, donde se conserva parcialmente el antiguo frente urbano. Hay agrupaciones secundarias en ejes inmediatos a aquella vía, General Zabala y Malcampo, así como una representación significativa en las calles Luis Cabrera, Juan Bautista de Toledo y Mantuano”. (Sergio Tomé Fernández. Vivienda y clase: La Prosperidad, el suburbio histórico en el Madrid actual).

La acción destructiva  ejercida sobre ellos seguía siendo intensa durante el primer lustro del siglo XXI, si bien la crisis de la construcción y la subsiguiente crisis económica ha ralentizado el proceso hasta casi paralizarlo. En los últimos años se asiste a ejemplos de  derribos con preservación de fachadas, como es el caso actual del edificio en López de Hoyos con vuelta a Juan Bautista de Toledo cuya fase de ejecución se encuentra de momento detenida, habiéndose procedido solo al derribo y al apuntalamiento de los muros de fachada; el edificio de Luís Cabrera 26, al que se le ha añadido una altura; o la reconversión en lofts del edificio de Quintiliano 6 con vuelta a Luís Cabrera. Este tipo de iniciativa tuvo un antecedente en antiguo Asilo de las Hermanitas de los Pobres en Cartagena con vuelta a López de Hoyos, cuyas ruinas se recuperaron para levantar un centro residencial de la tercera edad de alto nivel, actualmente en funcionamiento.

Patio Interior viviendas en Luís Vives 13. (Foto: Charlotte Vorms, 2000)

Edificio de la calle Luís Vives nº 13. Fachada y patio interior. (Fotos: Enrique F. Rojo, 2011)

En los últimos años se asiste a la ejecución de derribos con preservación de fachadas, como es el caso de este edificio enla calle Luís Cabrera nº 26, al que se le ha añadido un piso. (Foto: Enrique F. Rojo, 2011)

 

Ricardo y su mujer Alita eran los responsables el de la ferretería LACAZETTE, que estaba en el edificio situado en López de Hoyos 112, esquina con Juan Bautista de Toledo 1, muy conocida en el barrio de la Prosperidad. Conchita Rueda, hija de ambos, aunque ya no vive en Madrid  recuerda el comercio de sus padres y su antiguo barrio. Este edificio “está situado en la calle de López de Hoyos esquina a Juan Bautista de Toledo. Fue construido hacia 1920 y era conocido por Lacazette, nombre que se correspondía con la ferretería que allí estaba desde tiempo inmemorial”. (Foto: Isabel Gea, 1984)

“Lacazette cerró y el edificio estuvo abandonado unos años hasta que fue restaurado en 1987 siendo ocupado por un salón de juegos recreativos llamado Metropolitano”. (Isabel Gea, 1987).

Lopez de Hoyos-89-2-2007Una vez cerrado el negocio de juegos recreativos y de azar, el edificio permaneció cerrado y en estado de abandono durante muchos años. Debió de ser en 2006 cuando colgaron un cartelón vertical que caía por la esquina. Todo hacía presagiar una restauración que nunca llegó. (Foto: Enrique F. Rojo, 2007)

El edificio se vació por dentro en 2010 y dejaron solo las fachadas, que se encuentran apuntaladas. De momento, en octubre de 2011,  no han hecho nada más, ni se ha colocado ningún cartel que anuncie el proyecto que hay para el edificio, aunque imagino que harán viviendas lujosas para economías desahogadas, que es lo habitual. El barrio se ha ido transformando poco a poco, aunque sigue manteniendo el mismo aire de siempre, tal vez algo alicaido. El mercado de Prosperidad, por ejemplo, a la espera de su remodelación está semivacío, con muy pocos puestos abiertos y muy pocos clientes. A pesar de existir un proyecto para remodelarlo, parece que la crisis económica está retrasando su ejecución. (Fotos: Enrique F. Rojo, 2011)

NOTA 2016: El Mercado de Prosperidad se remodeló a lo largo de 2015 y en la actualidad la planta baja alberga algunos de los clásicos puestos de alimentación junto a negocios de restauración y la plante superior está ocupada por un supermercado. Respecto al edicicio de LÓPEZ DE HOYOS 112, a comienzos de 2016 se iniciaron las obras de construcción de un edificio de viviendas mediante su reforma integral mantieniendo solo la fachada. En el interior de las fachadas y por encima de la altura original del edificio se ha integrado un bloque que albergará 11 viviendas -incluyendo áticos y dúplex de uno a tres dormitorios, y 14 plazas de garaje y trasteros. La consultora Aguirre Newman, ejerce de promotora delegada, encargada no sólo de la comercialización del proyecto sino también de su definición.
El precio de las viviendas -con superficies que van de los 72 hasta los 153 metros cuadrados oscila entre 319.00 y 660.000 euros (sin incluir la plaza de garaje), lo que hace que el metro cuadrado construido ronde los 3.500 euros. Ibercaja financiará hasta el 90% y el restante 10% se irá aportando gradualmente desde el momento de la reserva hasta la entrega de las llaves.

Frente a Lacazette estaba el Cine “López de Hoyos” y más abajo estaba “El Arca de Noe”, allí había de todo. Una curiosidad: como los tranvias circulaban pegados a las aceras, para permitir la fácil subida y bajada de viajeros, los vehiculos aparcaban en el centro de la calle. Entonces la calle López de Hoyos tenía tres carriles; despues la ensancharon (León Sanz). Frente al Cine Lopez de Hoyos,  se encontraba la la taberna Casa Emilio , también habia un cuartelillo de la Guardia Civil en la calle Cardenal Siliceo. En esa zona, a lo largo de la calle, estaban también Almacenes Arias, el Cine “Covadonga”, Bar “La Estecha”, “Pasteleria Mauro”, “Cafeteria Dos Pasos”, “Drogueria Hidalgo”…, algunos de los negocios que ya no existen (Chi). Algo más abajo, hacia Alfonso XIII y en la acera del mercado,  había una camiseria “Pintado”, más abajo todavía una papelería y librería, luego “La Ostrería”, y luego en un esquinazo, en un local con poca fachada no se si habilitaron una biblioteca pública. En los años 58 al 66 la acera de los pares era un lio, al estar las casas nuevas retranqueadas para ensanchar la calle, y las viejas más salientes. A lo que había que sumar el inteso tráfico, primero de tranvias, autobuses, coches y camiones. Luego quitaron los tranvias, y asfaltaron la calle con brea, dejando debajo los railes tranviarios, que todavía continúan ahí (León).

Conjunto de viviendas en la calle Constancia 44, más tarde 52, en la Prosperidad  (Dibujo: Carlos Moreno).

Recuerdo 2: Mi casa en “la Prospe” (por Carlos Moreno)

De niño viví en la Prosperidad, en la calle Constancia 44, más tarde 52, concretamente en lo que mucho tiempo después supe que se trataba de una “ciudadela”, las 4 viviendas que fueron de los obreros de una antigua tejera, más la que debió de ser la del capataz, todas ellas agrupadas en torno a un patio central. La del capataz la única con un váter propio, las demás con uno comunal, una especie de caseta con una puerta de madera y una ventana para ventilación, y en el suelo, una taza turca. Viviendas asimismo muy humildes, pero un pequeño progreso respecto a mi antigua casa en la Guindalera: al menos teníamos agua dentro de casa”.

La primera vivienda, la que aparece señalada como principal, era más grande que las otras y tenía un WC propio, por lo que deduzco que en su día debió ser la del dueño del taller o bien la del capataz. Las otras eran todas diminutas, más o menos de igual tamaño. En el centro del patio interior había una tapa de alcantarilla (“el pozo”) y una rejilla de sumidero. Mi casa sería la 2, justo la de la esquina superior izquierda. En el edificio de dos plantas de la imagen anterior coloreada vivía el que durante muchos años fue mi mejor amigo, y compañero en el colegio“Isidro Almazán”, actual “Luís Bello”, cuyo nombre era Juan Carlos, pero no recuerdo el apellido. Era hijo único y vivía con sus dos padres y su abuelo, que era quien regentaba una carpintería instalada en la planta baja, donde también trabajaba el hermano de éste. El padre de Juan Carlos trabajaba en el Parque Móvil de los Ministerios, no sé si como mecánico, y la madre se dedicaba exclusivamente a tareas domésticas. Su nivel de vida era ligeramente más alto que el nuestro.

Croquis aproximado de lo que era la ciudadela, posiblemente del taller alfarero” (Dibujo: Carlos Moreno).

En el número 44 (creo recordar que en algún momento hubo un cambio de numeración en la calle) había 5 viviendas. En la principal vivía una señora de cierta edad con dos hijos varones adultos pero jóvenes. En la vivienda 1 vivía un matrimonio con sus hijos: el padre, albañil de Ávila (tenía un hermano en la Policía Armada), su mujer, extemeña; una hija llamada Guadalupe; un hijo llamado Demetrio, ella adolescente y él joven; también una abuela, siempre vestida de negro y con unos pendientes negros y redondos, similares a los que se pueden ver en las fotos de La Pasionaria, de hecho su rostro no se parecía al de ella, pero sí su aspecto general.

En la vivienda 3 vivía un matrimonio muy anciano: la señora Juana, muy obesa y también con moño, como la abuela anterior; y su marido, el señor Rafael, antiguo carpintero ebanista que aún conservaba algunas herramientas en aquel lugar oscuro. Recuerdo que siempre llevaba pantalones de pana sujetos con una correa de cuero, o bien un peto. Y ambos siempre con alpargatas o zapatillas.

En la vivienda 4 vivía otro matrimonio, pero de nivel económico mayor que los anteriores. Él se llamaba Eusebio y era tranviario, hasta que se jubiló. Su mujer era una señora de pelo blanco y aspecto muy agradable cuyo nombre no recuerdo. Tenían hijos ya independientes.

Aquí se me puede ver a mí en el patio interior de la ciudadela. En el suelo se ve el registro de la alcantarilla. Al fondo a la derecha aparece el servicio con dos ventanucos. El de la izquierda es el comunal, y el de la derecha pertenece a la casa principal. Al otro lado de la tapia, el taller alfarero. A la derecha de la imagen se entrevé el pasillo que permitía la salida al patio exterior y a la calle.

Aquí se nos puede ver a mi madre y a mí, posiblemente por la parte alta del barrio, hacia la calle Canillas.

Y por último estaba la vivienda 2, que era en la que vivía mi familia, mi padre, mi madre, mis dos hermanos y yo. Verdaderamente muy poco espacio para tanta gente. En el dormitorio más cercano a la puerta de entrada dormía mi hermana, ya adulta. En el segundo dormitorio había una cama grande y otra plegable. En la grande mis padres, y en la plegable mi hermano y yo, todavía niños. La habitación de mi hermana poseía una ventana que daba al patio, la otra tenía otra que daba al solar de la parte trasera, donde se podían ver grandes tinajas enteras y fragmentos de ellas, así como algunas tejas apiladas, pero no recuerdo que hubiera actividad alguna, simplemente cuando el taller alfarero cesó su actividad allí debió de quedar todo aquel material. Al mismo solar daba la ventana, tan pequeña como la anterior, de la cocina, que contaba con un fregadero de piedra (“la pila”) y una cocina de carbón. En el comedor había una mesa, unas cuantas sillas y un aparador. En una repisa, una radio. Con el tiempo compramos nuestro primer televisor, un Vanguard que vendía un vendedor a domicilio, ofreciendo toda clase de facilidades de pago en cómodas letras. Recuerdo que eso fue en el año 64, porque se podía ver a Franco con aquello de “25 años de paz”.

Aquí debía yo tener como 7 años, por el traje de primera comunión. La imagen está tomada en el mismo pasillo de antes, pero no desde fuera sino desde dentro de él. Lo que se ve al fondo es la vivienda 3, la del matrimonio mayor. En todas las fotos se puede ver cómo los vecinos intentábamos darle un poco de alegría a aquellas tristes casas con muchas plantas con flores, en el suelo y en las ventanas.

En el suelo, justo debajo de la mesa del comedor, había una trampilla que se podía levantar. Para mí fue durante mucho tiempo un lugar misterioso e inquietante. Las pocas veces que ví a mi padre abrirla y descender por una escalera de madera, apenas me atrevía a mirar. Pasados los años, ya con más edad, me atreví a descender para ver qué había: muchos trastos y un banco de zapatero, una ocupación ocasional de mi padre nada más terminar la Guerra Civil, no estaban los tiempos como para comprar zapatos. Recuerdo que por las noches sentíamos ruidos como de rascar: eran las ratas, que también andaban de vez en cuando por el patio, salidas de la alcantarilla. Todas las ventanas del conjunto tenían alambreras, y los repechos cubiertos por una chapa de zinc. Cuando la carga de la parte inferior de la pared externa se desprendía o agrietaba, era mi propio padre quien preparaba cemento y lo aplicaba con una llana para repararla, bajo mi atenta mirada. Él trabajaba en la fábrica de relojes J.G. Girod, en la calle Porvenir, creo que perteneciente a La Guindalera. Recuerdo que durante mucho tiempo mi madre acudía a esa fábrica a llevarle la comida con una tartera, acompañándola yo en alguna ocasión. Y también recuerdo a mi padre ataviado en época de frío con un chaquetón de cuero oscuro que pesaba una tonelada. En el horno de aquella cocina de carbón era donde mi madre asaba boniatos.

Esta otra foto vendrá a ser más o menos de la misma época. Está tomada justo delante de la puerta de mi casa, en Constancia 44. A mis pies se puede ver la sombra que proyectaban tanto el edificio donde vivía mi amigo Juan Carlos como la verja que cerraba el patio exterior respecto a la calle. En la acera de enfrente se pueden ver otros edificios. Era muy típico que la gente saliera a las aceras con sus sillas y conversara con los vecinos. En el extremo de esa misma acera, hacia la izquierda de la imagen, haciendo esquina con Juan Bautista de Toledo, existía una taberna, a la que recuerdo que en cierta ocasión llegó un equipo de cine: la película decían que se titulaba “El otro árbol de Guernica”. También se puede ver la sombra de uno de los árboles de la calle, que daban unas flores que los críos decíamos (y poníamos en práctica) que se podían comer: las llamábamos “pan y quesillo”. También había algunos algarrobos, con aquellas extrañas cosas oscuras colgando, dentro de las cuales había unas pequeñas semillas negras y algo pringoso parecido al cabello de ángel.

El conjunto lo completaba un servicio comunal, para todos los vecinos salvo para la casa principal, que contaba con el suyo propio. En alguna de las fotos se pueden ver los dos ventanucos juntos. Tenía una taza turca, un pequeño lavamanos una cisterna con cadena y una puerta de madera pintada de gris. Entre este WC y la vivienda 4 había una pequeña tapia, a cuyo otro lado estaba el taller alfarero que no sé si era el mismo de la parte posterior.

Calle de Constancia, barrio de Prosperidad (antiguo distrito de Buenavista), 1914.

Recuerdo 3: Sobre el “canalillo” (por León Sanz)

En principio el ramal del Este del Canal de Isabel II, terminaba justo antes de cruzar la calle de López de Hoyos, después de cruzar la calle Azcona y Marqés de Monteagudo. Antes de su final tenía varios rebosaderos, tres o cuatro, por los que salía el agua cuando llevaba mucho caudal o cuando había poco consumo. Estos rebosaderos consistian en un rebaje de la pared del lado Este, podían ser unos diez o doce centimetros,lo que permitía salir el agua en dirección al Arroyo Abroñigal, que discurría a un nivel inferior, y era aprovechada para regar las huertas que había en las inmediaciones.
Arturo Soria batalló con el Canal de Isabel II para conseguir que se prolongase el Canal hasta las inmediaciones de la parte de atrás de la fabrica de Pan de Viena “La Luna”. Al final lo consiguió la CMU, y además logró aumentar el caudal que tenía contratado con el Canal, que servía para suministrar agua a la Ciudad Lineal, a través de la casa de máquinas.

A la altura del Parral, es decir en la Gindalera antes de cruzar la Avenida de América tenía una sección en forma de trapecio. Podía tener unos 90 centimetros la base superior y 75 la inferior, la altura podía ser de unos 40 centimetros.
Para controlar la velocidad había unas pequeñas presas de madera móviles, que se subían o bajaban por un torniquete, según el caudal. En esta zona las paredes estaban recubiertas de cemento liso, y era frecuente ver unos insectos que se conocían como aclara-aguas o patinadores que se delizaban sobre la superficie del agua.
Este tramo solía estar vallado con alambres de espino. (León Sanz)

Plaza Sagrado Corazón de Jesús 1

plaza-sag_corazon-de-jesus_maravillas_1979_03Plaza Sagrado Corazón de Jesús, en Madrid (La Prosperidad) -Antigua Plaza Moret-. tres imágenes del mismo edificio: foto antigua, del primer tercio del siglo XX; imagen actual de la casa; y captura de la película MARAVILLAS (Manuel Gutiérrez Aragón, 1980).  Detrás del muro habría un hotelito con patio y jardín. Y enfrente, un edificio de tres alturas más bajo, que podemos ver en la fotografía de abajo.  El descampado ya no existe, pués fue ocupado por la actual Junta de Distrito de Chamartín. La zona más verde, en el centro, es actualmente un parquecito con zona infantil y terrazas para los bares de la zona.

“Este edificio se encontraba en la calle de Gabriel Lobo nº 42, cuando esta cruzaba en diagonal la calle del Príncipe de Vergara. Con su derribo desapareció el último tramo de Gabriel Lobo”. (Isabel Gea Ortigas, 1981)

En el espacio libre dejado por el bloque derribado rápidamente se comenzó a construir. En su solar se levantó la nueva Junta Municipal de Chamartín y el Centro Sociocultural Juvenil “Luís Gonzaga”. En frente, uno de los edificios que se proyectaron ocuparía el número 133 de Príncipe de Vergara. Recuerdo que  cuando el bloque se encontraba ya en su fase final, con todos los pisos construidos, una mañana de tormenta que seguía a una noche de vientos furiosos y abundante lluvia, la grua de la obra se desplomó sobre la calle matando a una persona. El País lo contaba así: “De todos los accidentes que el viento provocó en la ciudad, el más importante sin duda fue el que tuvo como escenario la calle del Príncipe cle Vergara. En el número 133 de la citada calle, cerca de su cruce con la calle de López de Hoyos, se está construyendo un edificio de viviendas de lujo denominado Pronor- 2. Poco antes del mediodía, una de las grúas utilizadas en la construcción, de aproximadamente treinta metros de altura, se desplomó por acción del viento y fue a caer sobre la calzada, hasta apoyarse en el edificio situado al otro lado, en el número 130, donde tiene su sede una entidad aseguradora. En su caída aplastó un coche que estaba estacionado y otro que circulaba por la calle. En el interior del segundo de los vehículos citados se encontraba Carlos Villacastín Ayuso, de 33 años, padre de cinco, hijos e ingeniero de Profesión, quien resultó muerto en el acto. Era cuñado del vicerrector de la Universidad Complutense, Salvador Rivas. Los bomberos, que acudieron al lugar dotados con una potente grúa, tardaron algo más de una hora en conseguir retirar el armazón de la grúa desplomada para rescatar el cadáver de Carlos Villacastín.”. (El País, 31/12/1981)

“Calle López de Hoyos, en el número 35, semiesquina a la glorieta de igual nombre había una casa de viviendas en cuyo local de la derecha, estaba el restaurante Vara, muy conocido entre los vecinos de “la Prospe”. El edificio se hallaba por debajo de la cota de la calzada por lo que había que bajar unos pocos escalones para acceder a él. El edificio fue derribado en noviembre de 1990″. (Texto y foto: Isabel Gea Ortigas, 1984).

En esta fotografía de la Glorieta de Ruiz de Alda (López de Hoyos) en 1945 se puede ver el mismo edificio de la foto de arriba (el primero por la derecha). En esta época los niños jugaban al fútbol en el campo de las monjas, la antigua prolongación de General Mola, en “la Guinda”, en el “Campo de Los Alemanes”, que estaba enfrente del Club Santiago y era muy concurrido por clase trabajadora, pues en la parte sur del campo existían una serie de casas corrales,  que se construyeron ilegalmente al terminar la guerra civil. Los moradores de estas casas tenían animales, cerdos, gallinas para la subsistencia y realizaban la matanza del cerdo… (Titín). También eran motivo de juego los baños  en el “canalillo” del Canal de Isabel II. “El canalillo del Sur, después conocido como del Este, tenía 12.930 metros e iba desde Nuevos Ministerios hacía la Glorieta de Ruiz de Alda (López de Hoyos), Barrio de la Guindalera y por último a la Prosperidad, a la altura del barrio de Ibarrondo, para desaguar en el arroyo Abroñigal” (Ver Artículo de Ricardo en  H. M).  Las verbenas se celebraban en Francisco Silvela y  se organizaban por la Virgen del Pilar con carreras de ciclismo hasta Joaquín Costa.  Los viajes para ir al centro de Madrid se hacían en el tranvía 40 hasta Ciudad Jardín. El 17 de Febrero de 1.962 fue el último día de circulación del tranvía 40 Quevedo (Cardenal Cisneros)-Ciudad Jardín (Alfonso XIII esquina a Av. Aster). (Titín)

glorieta-de-lopez-de-hoyos_2008_smallTramo final del Paso elevado, sobre la Glorieta de López de Hoyos. Algunos edificios como el que hace esquina en la foto, el cercano Sanatorio de San Francisco de Asís, o el modesto edificio de viviendas de la foto de abajo, en los aledaños de Principe de Vergara y de la Glorieta, datan de los años veinte y son, por tanto, supervivientes en la actual configuración de la zona, iniciada en los años cincuenta. (FOTO: E. Fidel, 2008)

Recuerdo 4: “Juegos de un niño de barrio del Madrid de 1955 a 1965” (por Ángel de Olavide)

“Éramos los primeros niños con una dieta razonable, pocos años hace que ha desaparecido la cartilla de racionamiento. Nos daban leche en los colegios. Leche que mandaban los americanos. Recuerdo unas botellitas con la boca ancha cubierta con aluminio. El Vitacal, un sucedáneo de chocolate que contenía calcio, que permitía el escatológico lema aquel de “chaval toma vitacal que el culo te huele mal” formaba parte de la dieta callejera de entonces; era junto con los caramelos Saci, el paloluz y los polos de agua las chuches de entonces. También fuimos los primeros niños que tomábamos yogures de la marca Danone por supuesto. Y hasta jamón de york. Pero en cuanto a juegos me temo que éramos absolutamente dependientes de la creatividad de las escuchimizadas generaciones anteriores”.

“Los niños del barrio de la Prosperidad de aquellos años era difícil que fuesen propietarios de una bici. Si acaso un triciclo. Canicas, peonzas, camiones o coches de lata.

Si nuestros padres o hermanos mayores jugaban al pídola, nosotros lo hacíamos al dola. El dola era posiblemente el juego deportivo mas practicado en aquellos años. Un chico hacía de burro y por encima de su cuerpo doblado saltaban los demás practicando toda suerte de golpes siguiendo las instrucciones de la “madre”. El lique, la taba, el doble lique, la culada, etc. Eran golpes con el pie en el trasero del burro o caídas sobre el cuerpo del pobre burro. Según se alargaba el juego el salto sobre el burro había que practicarlo desde mas lejos lo que provocaba que de salto en salto cada vez hubiera mas burros que saltadores. Había algunas variantes. A veces los burros se fijaban sobre la pared y el ejercicio consistía en acumularse saltadores uno encima del otro. Otras veces el salto había que practicarlo sobre un grupo de burros mas o menos largo. Recuerdo algún pareado con el que se acompañaba el juego. A la una anda la mula, a las dos anda el reloj, a las cuatro salto, a las cinco brinco…y así.

Si el dola era un juego practicado en exclusiva por los varones, tengan ustedes en cuenta que los colegios de entonces no eran mixtos, existía un juego que se practicaba por niños y niñas. Era el juego del pañuelo. Los equipos se formaban por jefes de fila que elegían por turno, previamente definido por el viejo procedimiento de echar pasos, aquello de oro, plata, monta y cabe. En el centro un niño mantenía un pañuelo en el brazo extendido. Desde cada uno de los lados y a una distancia de unos veinte metros mas o menos, saltaban los competidores de turno. El asunto consistía en arrebatar el pañuelo y llevárselo a tu campo sin que el adversario pudiera tocarte. No solo era cuestión de velocidad. También de la picardía de amagar y provocar que el contrario entrara en tu campo sin que tu hubieras tomado el pañuelo, cosa que descalificaba.

El “tú la ligas” era una versión de los antiguos juegos de alcance y contacto. La cosa consistía en evitar que nadie te tocase antes de llegar a tu refugio. Si eras alcanzado te convertías en cazador. No tiene mucho que explicar. Creo que en versiones mas o menos brutas sigue siendo practicado por niños de todos los países y todas las edades.

Los cromos. Creo que fuimos la primera generación en coleccionar cromos. De futbolistas, de ciclistas, poco mas. Pero no solo la cosa consistía en coleccionar las estampas. También en ganarlas por el procedimiento de levantarlas con el vuelo de la mano y ser capaces de darlos la vuelta. El golpe de la mano en el suelo, la concavidad que eras capaz de formar, el efecto que lograbas determinaba que fueses capaz de mejorar tu colección o de perderla. Por supuesto que existía el intercambio de cromos, en los patios de los colegios, en la calle, en cualquier sitio y lugar. Era como jugar a la bolsa, un bahamontes podía costar tres timoneres, un puskas cuatro Vavás.

La peonza. Echarlas a rodar. Recogerlas con la mano. Pintarlas de colores. Caparlas. Mojar la cuerda. Enhebrar la cuerda en las monedas de real para formar el tope. ¿O tengo que dar mas detalles?

Las chapas. Complejo juego que consistía en montar circuitos en la arena o en el pavimento, con sus cunetas de tierra o señales de tiza, sus puertos, curvas y rectas de meta. Había que prepararse las chapas. Tenían que ser planas, bien pulidas en el granito de los alcorques. En el fondo se colocaban recortadas fotos de los ciclistas del momento o banderas nacionales. Luego una tapa de cristal bien troquelada y un fino cerco de masilla para sellarlas. Por supuesto que tenías que tener habilidades digitales- de las de antes de los ordenadores por supuesto- y capacidades de lograr efectos para superar las curvas mejor que tus competidores. O sea, que tenías que reunir las facultades de un ingeniero de caminos, canales y puertos mas las de hábil diseñador y un eficaz juego de muñecas y de dedos. Era el juego rey del bulevar de General Mola, hoy Príncipe de Vergara. Una versión menos común consistía en simular partidos de futbol. En ese caso las chapas llevaban fotos de futbolistas.

Las canicas y el guá. Todo consistía en meter la bola en un agujero- el guá- y desde allí poder tocar otras bolas y volver al guá. Había bolas de barro, de cristal y de acero. En el juego se ganaban o se perdían bolas. No recuerdo el valor de cada bola, creo que las de acero valían tres veces mas que las de barro. A ver si algún colega de aquella generación se acuerda.

El clavo. En épocas de lluvias se jugaba sobre el suelo húmedo a clavar sobre espacios previamente dibujados un clavo, destornillador o lima sobre el suelo. El juego consistía en ir ocupando cuadros. El juego tenia sus peligros y aun recuerdo como a un niño de la Colonia del Pilar le sacaron un ojo un aciago día. Mucho mas peligroso que todos los juegos de armas virtuales actuales.

Creo que algún niño jugaba al aro. Pero aquello de los aros nos parecía cosa de niños un tanto cursis. Puede que viese por entonces algún yo-yo y por supuesto diábolos. También se practicaban malabares con las pelotas de goma que te regalaban en Segarra al comprar zapatos. Parece que perroflautas han existido en todas las épocas. El circo no goes to the town. Esto de los circos ambulantes era mas bien cosa de los pueblos o de las ciudades pequeñas. A Madrid solo llegaban compañías como el Circo Ruso o el Americano y te tenían que llevar al circo. No recuerdo cabalgatas circenses por el barrio. Si acaso algún grupo de gitanos con la cabra y la trompeta. Deplorable espectáculo.

La taba. También se jugaba a la taba. No soy capaz de recordar como se llamaban las cuatro posturas del juego ni la jerarquía que tenían. Si creo que a la taba jugaban los niños mas golfos. Los que sin duda años mas tarde dedicarían buena parte de sus ingresos a los dados y a las cartas.

Policías y ladrones. El rey de la montaña. Juegos que aprovechaban la topografía urbana de aquellos años. Solares gigantescos sobre lo que después sería la prolongación de General Mola desde Francisco Silvela hasta la actual Plaza de Cataluña. Vaquerías abandonadas. Refugios antiaéreos de la guerra civil todavía sin clausurar. Los diversos juegos del escondite.

Y por supuesto los juegos náuticos. Por aquel barrio pasaba en superficie el famoso Canalillo. Y la “manga riega que aquí no llega”. No creo que necesite dar muchas explicaciones. O si?

Una curiosidad de aquel barrio y de aquellos años. Por los años 53, 54 y 55 llegaron los americanos de EEUU a Madrid. Una de las casas que se levantaron entonces, justo en la esquina de Príncipe de Vergara, antes Mola, con la calle Pedro de Valdivia, alojaba a personal de la base de Torrejón. Debía de ser antes de que esas personas se mudasen al Encinar de los Reyes donde construyeron una especie de réplica de los típicos barrios de chalets americanos con sus jardincillos sin cerramientos. El caso es que con la proverbial simpatía de los sobrinos del Tío Sam lograron que los niños del barrio nos aficionásemos al béisbol. Regalaban camisetas y gorras y los bates de béisbol se hicieron normal herramienta entre nuestras manos. Picher y cacher eran palabras normales en nuestro diario acontecer. Creo que durante unos meses jugabamos mas al beisbol que al futbol.” (Blog de Angel Alda, El Angel de Olavide)

Alumnos del colegio del padre Amalio, de nombre “Virgen de Madrid”, en la calle de Eugenio Salazar, casi llegando a López de Hoyos. La foto está tomada desde la terraza, mirando al este, en 1964. (Foto: Benito Aguero de Pablos)

Edificio en la calle Anastasio Aroca nº 20. (Foto: Enrique F. Rojo, 2007)

Recuerdo 5: Un paseo por “la Prospe” (por Moncho Alpuente)
Una iglesia y un mercado pugnan por dar a esta plaza entidad de plaza mayor, centro neurálgico de un barrio que siempre ha sabido afrontar con buen humor su irónica denominación, que los vecinos abrevian por la vía de lo castizo hasta dejarla en Prospe, La Prospe, con las dos pes explotando en los labios como truenos. Esta paradoja nominal acució el ingenio y fomentó la rebeldía ante el Ayuntamiento, y el diccionario de la Academia del niño prosperitano Juan José Millás, que buscó en las páginas del grueso libro la definición correspondiente al barrio en el que moraba y, al no ver por ninguna parte el bienestar y el curso venturoso de las cosas que figuraban como sinónimos de Prosperidad, aprendió a desconfiar de las promesas de los adultos y de sus presuntos conocimientos.
La Prosperidad pillaba cerca del barrio, lo circundaba en los chalés de El Viso y de la Ciudad Jardín, en los últimos bloques del barrio de Salamanca y en las últimas villas y quintas de Chamartín. La Prospe nacía como barrio mestizo en la frontera de la ciudad, sobre los terrenos de un polígono industrial cuya mejor industria sería, con el tiempo, aprovechar el terreno para edificar nuevos edificios de viviendas”.

“Esta plaza mayor de la Prosperidad parece más antigua de lo que es, de puro desgastada por el uso abusivo que hacen de ella las palomas, los niños y los jubilados que enhebran su eterna partida de naipes, ajenos al trasiego de las amas de casa que vuelven de la plaza cargadas de bolsas de plástico.

Los niños que crecieron en “La Prospe”, y con la Prospe, en los años sesenta y setenta, fueron exploradores y pioneros de los innúmeros descampados de la zona, territorio híbrido entre el campo que huía y la ciudad invasora que prosperaba para cegar sus campos de juegos con cal y canto, hormigón y ladrillo. El Gran Wyoming, guía nativo criado en La Prosperidad, recuerda los felices días del Ateneo Politécnico, una academia privada reconvertida en centro de actividades culturales, lúdicas y festivas por voluntad de su propietario, cuyo edificio cobijó actuaciones musicales de grupos de casa, locales de ensayo y una popular guardería. La oposición de dos de los hijos del mecenas generó a mediados de los setenta una batalla legal y campal que terminó como suelen terminar las buenas acciones cuando hay por me dio terrenos para especular”.

“Tras el desalojo policial del politécnico, los ocupantes que aún no habían estrenado la “ka” hicieron lo propio con los locales de la antigua Escuela de Mandos José Antonio, de la calle de Mantuano, desmantelada tras la muerte del supremo y superlativo mandatario del régimen (F. Franco). El nuevo centro cultural se convirtió, más que mediados los años setenta, en un vivero de actividades en el que germinaron los más desmandados talentos musicales de lo que empezaba a llamarse, “movida madrileña”.
Después del “movimiento”, la “movida”, el edificio que había albergado a los candidatos a profesores de Educación Física y Formación del Espíritu Nacional, terror de aulas y patios colegiales, se transformó en un nuevo ateneo artístico y libertario, sin exclusiones, donde convivieron durante un tiempo un gimnasio de artes marciales y una sala de exposiciones,El Saco, en la que jóvenes creadores y diseñadores expusieron sin rubor sus obras primerizas, esculturas con materiales reciclados entre el dada y el arte povera, el pop art y el agit prop (agitación y propaganda). Uno de los animadores de aquellos momentos iniciales e iniciáticos fue Fernando Márquez, El Zurdo, con sus fanzines y su primer grupo,Kaka de Luxe, en el que militaban Alaska y Carlos Berlanga. También pararon por allí Los Zombis de Bernardo Bonnezzi, y los obreros especializados del Aviador Dro, y Servando Carballar, que tenía las oficinas de su sello discográfico independiente unas calles más allá, en pleno corazón de La Prospe.

Recorte del diario ABC de 12/11/1976, acerca del derribo del “Ateneo Politécnico”.

 

Antes de que abriera sus puertas el Rock-Ola, santuario de la ”movida” en la cercana calle de Padre Xifré, junto a las Torres Blancas, en los mismos locales habían figurado otras discotecas de moda, como el primitivo Nica’s, donde hizo sus pinitos como cantante pop Camilo Sesto, al frente de Los Botines, antes de soltarse la melena como baladista meloso. La proximidad de estos antros de modernidad debió suscitar las inquietudes musicales de los jóvenes prosperitanos que se plasmaron a mediados de los años setenta con La Romántica Banda Local y más tarde con “Paracelso”, el grupo de Wyoming (Chechu Monzón) y Reverendo (Ángel Muñoz), ganadores de uno de los primeros concursos de rock organizados por un Ayuntamiento que parecía dispuesto a firmar una tregua con las nuevas hornadas provocadoras e irritantes que eclosionaban por doquier. Otro de los grupos criados en La Prospe fue Los Güevos Duros embrión también de nuevas formaciones de barriada.
La gran vía de Prosperidad es la avenida de López de Hoyos, dedicada al catedrático, presbítero y cronista don Juan López de Hoyos, que fue maestro de Cervantes y autor de la Declaración de armas de Madrid. Entre las calles que cruzan esta arteria principal, la de Eugenio Salazar destaca por su acogedora infraestructura de bares entrañables y disco-bares más ruidosos, pero no menos hospitalarios, entre los que sobrevive El Garage Hermético, dedicado a la memoria gráfica del dibujante Moebius. Algunos nativos recuerdan también bares con menos pretensiones, como Casa Leo o El Chopo que les acogieron en momentos difíciles, cuando tenían dificultades para sufragar a escote las cañas consumidas y habían de rebuscar en sus fláccidos bolsillos.
Como un transatlántico varado en el asfalto, el nuevo Auditorio Nacional de Madrid ocupa una vasta extensión en el confín de “La Prospe”, dando un barniz clásico a las inquietudes musicales de los jóvenes creadores locales. En este solar hurtado a las excursiones infantiles vio el niño Wyoming pernoctar grandes rebaños de ovejas que animaban las noches de los vecinos con sus musicales balidos.
De vez en cuando, la sufrida plaza mayor de La Prosperidad ha de soportar sobre su maltratado pavimento las botas militares de un rebaño, más bien camada, de furibundos ultraderechistas convocados por el capo Ynestrillas cuando sale de presidio, pero los prosperitanos, de insumisa estirpe, ignoran las provocaciones de estos espurios discípulos de aquellos mandos de la Escuela de Mandos “José Antonio”, sobre cuya sede edificaron en su día un efímero emporio lúdico, cultural y libertario.”
Moncho Alpuente El País-1998.

Calle Suero Quiñones1976

Calle Suero de Quiñones en 1976. Se celebraban en la calle los primeros Carnavales de la “Transición” tras su prohibición en la Dictadura. Los edificios que se ven al fondo están en la calle López de Hoyos. (Foto: Enrique Amézquita Mangas, 1976)

Referencias.-

Avenida de América de Madrid

Concesión Tranvía Prosperidad Guindalera  1905
Documento PDF (Memoria de Madrid)

Díez de Baldeón, Alicia
López Marsá, Flora
Historia de Chamartín de la Rosa
Ayuntamiento de Madrid, 1985

Fernández de los Ríos, A.
Guía de Madrid. Manual del madrileño y del forastero.
Edición facsímil de la original de 1876.
Ediciones La Librería. Madrid, 2002.

Pardo Abad, Carlos J.
Vaciado industrial y nuevo paisaje urbano en Madrid.
Ediciones La Librería Madrid, 2004

Tomé Fernández, Sergio
Vivienda y clase: La Prosperidad, el suburbio histórico en el Madrid actual.
Departamento de Geografía. Universidad de Oviedo
Scripta Nova REVISTA ELECTRÓNICA DE GEOGRAFÍA Y CIENCIAS SOCIALES
Universidad de Barcelona, 2003

Chicote, César
La vivienda insalubre en Madrid (Memoria)
Imprenta Municipal
Madrid, 1914

Charlotte Vorms
La urbanización marginal del extrarradio de Madrid: una respuesta espontánea al problema de la vivienda.
El caso de La Prosperidad (1860-1930)

Scripta Nova. Revista electrónica de geografía y ciencias sociales.
Barcelona: Universidad de Barcelona, 1 de agosto de 2003, vol. VII, núm. 146

La Prosperidad 1862-2012/ Facebook  fimages

En busca de la prosperidad” (El País, 03/01/2005)

Blog El Ángel de Olavide

Blog Historias Matritenses

Densidad solidaria  (Rafael Fraguas De Pablo. El País, 28/09/2012)

“La Prospe” cumple 150 años  (ABC, 26/01/201)

“La Prospe” vista desde la azotea de Enrique F. Rojo (Gente Digital, Septiembre, 2012)

“La Prosperidad se aburguesó desde los años 60” (Madrid Diario, 20/09/2012)

472 comentarios

  1. Hola Enrique, me he quedado anonadado por tu falta de memoria a la que quiero añadir con tu permiso mis vivencias paralelas porque todo lo que citas lo he conocido y vivido en persona. Repito lo ya publicado en tu Blog y lo amplio un poco más… porque es una parte más de nuestro barrio o distrito sin citar el bar/restaurante La Ostrería por su trágico final:

    Llevo desde el año 1950 viviendo en la colonia histórica de la Unión Eléctrica Madrileña a la que vine siendo un niño entonces, era un pueblo cercano a Madrid que se anexionó a la capital en 1954. Recuerdos: La famosa Casuca (Ilsa Frigo) con su cafetería, bailes y bolera de pistas de cemento – La calle Costa Rica que era un camino de tierra donde vi rodar El cochecito con Pepe Isbert y muchas películas más – El tranvía 40 que venía y volvía desde Quevedo – La cochera de autobuses después aparcamiento de coches retirados por la grúa (hoy mi querida Gerencia Municipal de Urbanismo) – El bar Airiños y su baile los festivos al aire libre, la Barraca o el bar Bartolo en Alfonso XIII – El pinar y su arroyo con agua (hoy M-30) donde la gente de la ciudad venía en tranvía o autobús a pasar los días festivos con sus cestas de mimbre, vino, gaseosa, tortillas y filetes empanados y, así, huir del calor de la ciudad – Su cuartel militar de Química al fondo en lo más alto, la piscina Stela en la calle de Arturo Soria (arquitecto) que quería hacer una Ciudad Lineal, hasta Moscú – También se dice… que desde lo alto Napoleón divisaba a sus tropas ya que su cuartel general estaba sito en mi barrio o pueblo entonces, Chamartín de la Rosa – El campo de fútbol del Columba (cafés) donde jugábamos entre otros con Kubalita (José Maria García) con Lolo (el cerebro del Madrid, Manuel Velazquez) – Mi amigo Collado y su alquiler de bicicletas a 3 pesetas la hora, que siempre pasábamos de los 90 minutos – La fábrica Bressel que era una tapadera de armas de guerra para el extranjero. Algunas madrugadas veía como entraban o salían grandes camiones escoltados por la guardia civil ¿qué transportaban…?. También fabricaban para disimular entre otros… cuenta/kilómetros, carburadores para SEAT – Renault y relojes Cid. Con su ¡¡¡SONORA!!! sirena de entrada a las 7´30 de la mañana y a las 3´30 de la tarde, la de salida. Los partidos de balonmano que se jugaban los domingos por la mañana (el Bressel jugaba en primera y se codeaba con los grandes con jugadores como: “el Goma, el Zurdo, Cerezo, Arrios y el equipo de chicas del Atlético de Madrid en pantalón corto enseñando las piernas…) – Los verdes campos de trigo y garbanzos, las ovejas y su pastor (Mariano) en Fernán Núnez, Víctor de la Serna, Colombia, Costa Rica, etc, etc. – El amigo Toni Leblanc con su chalet en Alfonso XIII, cerca de los Estudios Sevilla Films (después Yumbo o Pau de Azúcar hoy Alcampo) – El autobús 9 que iba desde La Casuca a la calle Arlaban – El lechero (Pedro o su hermano Julio) que traían la leche en botella de cristal desde su vaqueria en Lopez de Hoyos (4 pesetas litro) en un triciclo de pedales – Cercana a la fábrica de yogures Danone – El ir y venir andando por caminos de tierra al campo de fútbol del equipo del barrio (Real Madrid en Chamartín hoy Santiago Bernabéu) – En el barrio vivían muchos jugadores del Madrid por su proximidad al campo desde Di Stefano y familia, Pirri con su Sonia Bruno, Zoco con su Maria Ostiz, artistas de cine, teatro, bohemios, militares o cantantes como Ana Belén y su Víctor Manuel, Margot Cottens, Josele Roman o Jesús Alvarez (padre del hoy también presentador de TV) – Muchos peces gordos (americanos) de la Base de Torrejón que habitaban en los chalecitos con sus tiendas solo para ellos… y autobuses (amarillos como los que salían en sus películas) para llevar a los niños al colegio – Y para terminar, con lo mio… los municipales a pie (el de la mañana y el de la tarde) que donde veían un ladrillo o cemento, ahí, paraban, soltándote el pregón: “Licencia, permisos, amigos, conocidos, etc…” y por 300 pesetas te arreglaban todo de todo… el papeleo administrativo o lo que es lo mismo, nada de nada porque eran unos “jetas”. Entonces era época de Guateques y, no la de ahora…FIN.

    Un saludo de Eloy Peña.


    • Gracias Eloy por tu jugoso comentario. Acerca de los futbolistas del Madrid, creo Amancio Amaro vivió en la calle de San Ernesto o por los alrededores del Parque de Berlín.
      Un saludo.


      • en 9 noviembre, 2012 a 12:49 pm José Lavilla Marco

        Estimado Enrique soy José Lavilla Marco ,nacido en la calle Luis Cabrera hace 73 años y por casualidad buscando el colegio en el que estudie he dado con este singular relato recordando cosas de mi niñez , de las cuales te iré ampliando cosas mas adelante .El Mercadillo ,El cine Moderno (después Lope de Hoyos , la pescaderia de enfrente El colegio Mariano de Cabia junto a Isidro Almazan y yo fui bautizado en la iglesia del Pilar en la calle Cartagena ,casado en el Sagrado corazón y muchas cosas mas .saludos


      • Hola José, gracias por tu comentario. No sé si sabrás que he publicado un libro en el que aproximo la historia de la Prosperidad, con recuerdos y muchas fotos.
        Un saludo


    • La afirmación que haces de que la “fábrica Bressel era una tapadera de armas de guerra para el extranjero” es un poco gratuita e incierta. No era una tapadera; simplemente se fabricaba la espoleta para su posterior montaje en otras factorías. Esta empresa empezó fabricando piezas de automóvil de todo tipo, desde cuadros de mando, relojes, carburadores, etc, etc. No se cuando, pero llegó una empresa italiana(perteneciente al grupo Fiat) que la compró, o que se hizo con el capital, no lo sé, y fue cuando se empezó a la fabricación de la espoleta para su posterior montaje, como en Santa Bárbara(no se si en Burgos, Palencia…).
      Te comento esto porque yo he trabajado en esa fábrica, y no era ningún secreto ni nada por el estilo, como se puede deducir de tus palabras. Y claro que salían camiones de madrugada escoltados, y a media tarde también.


    • en 18 marzo, 2021 a 4:42 pm | Responder Maria del Carmen

      Hola a todos. Las informaciones son muy interesantes. Cada uno aporta recuerdos, que agradecen quienes han vivido en esos tiempos o nacido en la Prospe. Yo nací, precisamente en una casa de patio de General Zabala, no recuerdo si 32, o 49 porque cambiaron, derrumbada para construir el Ayuntamiento. Tengo una foto donde mi padre y mi tía se marcan un tango en plena calle, delante de la puerta. En esa casa haciendo chaflán se encontraba la taberna del Toro y al otro lado de la puerta al edificio había una casquería, donde los niños nos parábamos a observar el camión de hielo distribuyendo los bloques. Si alguien recuerda algo sería igualmente interesante y para mi precioso. Gracias.


  2. Magnífico recorrido que durante mucho tiempo quedará registrado como la mejor aproximación histórica, cultural, urbanística de un barrio en permanente estado de transformación. Felicidades Enrique.


  3. Bueno, Enrique, veo que al final salió el artículo. Aprovecho para comentarte que precisamente era en los laboratorios Normon donde trabajaba mi hermana mayor. Todavía me acuerdo de unos frascos de cristal que contenían sales de fruta, que de vez en cuando ella traía a casa. No recuerdo que nadie de la familia tuviera acidez, pero el caso es que mi hermano pequeño, yo mismo y mis amigos la usábamos como una especie de chuchería o refresco: echábamos un poco de aquel polvo en la palma de la mano y a continuación escupíamos, empezaba a hacer espuma y entonces nos lo tragábamos. ¡Y sabía a limón!

    También me acuerdo que en cierta ocasión, haciendo cola para el cine López de Hoyos, se formó un pequeño murmullo: se acababa de colar “El Cuto”, un macarra con pésima fama, no sé hasta qué punto merecida o legendaria, ¡que hasta tenía moto!

    Y ya que mencionas a la Policía y la Guardia Civil, recuerdo que subiendo por la calle Constancia arriba, haciendo chaflán con Cartagena estuvo mucho tiempo la comisaría de los grises. De los últimos tiempos que estuve en el barrio, siempre tengo la imagen de un guardia con un largo abrigo gris y un “naranjero”, o sea, una metralleta, en la puerta.

    Ahora ya nadie de mi familia vive en el barrio, pero espero tener tiempo en alguna ocasión para hacer un pequeño viaje y tomar fotos de algunos lugares que forman parte de mis vivencias, aunque visto lo que cuentas tendré que darme prisa antes de que se lo carguen todo.

    Saludos y gracias por tu labor.


  4. Carlos, muchas gracias a tí por tu aportación e interés.
    Un saludo.


  5. La pagina de tu Blog se ha actualizado…

    [..]Articulo Indexado Correctamente en la Blogosfera de Sysmaya[..]…


  6. BUENOS DIAS , ME ENCANTA TODO LO ESCRITO Y LAS FOTOS , HE VUELTO A REVIVIR MI NIÑEZ , DE LA CALLE CANILLAS 38 ESQUINA A ANTONIO GUZMAN , UN HOTELITO AMARILLO CON UN TORREON , QUE DESDE EL VEIA LA IGLESIA SAGRADO CORAZON, ENFRENTE DE CASA ESTA LA FABRICA DE PATATAS SANTA TERESA, SI TUVIERAS ALGUNA FOTO ME GUSTARIA VERLAS , UN SALUDO SANTI . GRACIAS


  7. […] entradas: Recuerdos del barrio de la Prosperidad, de Madrid Avenida de América, de Madrid. Ciudad Lineal, de Madrid Tetuán de las Victorias, de […]


  8. […] + artículo publicado en urbancidades etiquetas:arquitectura, barrios, Derribos, españa, Especulación, fotos, gentrificación, historia, industria, madrid, prosperidad, urban Decay, urbanismo […]


  9. Enrique, como siempre, impresionante tu trabajo, ya te comente, y hablamos que eras de los pocos que habian sacado una historia real del Centro Cultural La Prospe. Ahora con este reportaje, IMPRESIONANTE, de verdad… tengo 55, desde los 10 en la prospe.. y ademas implicado en todo su desarrollo, historias, mi mujer, de la prospre de pura cepa, de varias generaciones, y mi hija, de la Prospe. Hemos vivido (y ahora sigue mi hija) en una corrala, (aunque reformada, sigue la corrala interna), en la calle Garcia Luna, 15, esquina aEugenio Salazar, enfrente del bar Costa Verde, de Cesar y Tere, con sus mundialmente famosas croquetas, has revivido recuerdos de aquellas reuniones, en la Junta, con los desarrollos Urbanisticos, con las batallas con la Junta Municipal, con las lecherias, con los churreros, como indican mas arriba, La Ostreria, el Ambigu de la Prospe… podriamos seguir mucho tiempo recordando sitios entrañables. De verdad, gracias por esta recopilacion que has hecho..
    Un saludo


    • José Miguel, no me digas que tú también eres uno de los muchos asturianos del barrio, porque César y su mujer eran de Salas. A lo mejor me tuviste que soportar alguna vez tocando la gaita en el chigre… Yo tengo 54, así que hasta seguro que fuimos compañeros en el colegio. Saludos desde Xixón.


      • Carlos… no me lo puedo creer… creo que me suena, porque Cesar y Tere me conocen desde hace 35 años… y a la madre de Loli… ufff.. ahora cuando voy a Casa en Madrid, es obligado estar un rato con Cesar y Tere.. el mundo es un moquerito… yo estoy en Villaviciosa…aunque naci en Villena, (Alicante) y me crie en Toledo (hasta los 11 años..) tengo 55 con lo cual.. hemnos coincidido seguro
        Seguiremos en contaco..
        Un saludo


  10. Una historia del barrio de Prosperidad, entrañable, acompañada de muchas fotos, comentarios de vecinos y una investigación muy completa.
    GRACIAS FIDEL


    • Veo que en 2012 se celebra el 150 aniversario de la Prospe, me gustaría estar presente en algún momento, tenedme al corriente de algún modo. Un abrazo muy fuerte para los más veteranos de la Asociación, de parte de “El Chispa”.


  11. Eloy, me sorprendio el inicio de tu comentario..”falta de memoria….” por parte de Enrique.. creo que para desmenuzar todas las posibles historias de la Prospe, o de cualquier barrio de una gran ciudad.. serian millones de hojas y escritos… el trabajo, para mi es intachable.. todo lo que cuentas es verdad.. lo vivi.. desde la colonia Mahou, la calle Puerto Rico, con Urtain por el barrio, con Perico, .. las moreras, los alquileres de bicicletas, con nuestros poetas del barrio… podria contar miles de historias, que pasaron en mi infancia, y a traves del Ateneo Politecnico, del Centro Cultural Prosperidad ( entre los dos, alquilamos un chalet en la calle Emilio Mario, para la Guarderia y varios grupos..el chalet inmenso que habia enfrente de lo que ahora es (fue) El Mundo..). ufff. desgraciadamente no tengo tiempo de sacar las cajas de archivos y documentos guardados de aquellos años..
    De todas formas, magnifico trabajo y excelentes aportaciones.


  12. Hola Eloy.

    Creo por tu comentario que quizá pudieramos conocernos, he nacido en el Cerro de la Cabaña hace 63 años, he ido desde los 6 años hasta que termine los estudios al colegio los Castellanos en la calle Pardo Bazan, y he tenido amigos, tanto en la Ciudad Jardin, como en el Ventorro, he tenido amigos que iban al colegio de las escalerillas, comparto contigo todos tus recuerdos, me gustaria que te pusieras en contacto conmigo por si realmente nos conocieramos.

    Un saludo.

    Pedro.


    • para Pedro Gomez

      me llamo roman y he nacido en sanchez pacheco
      yo tambien fui al colegio los castellenos y soy dos años menor que tu
      y creo que podemos haber coincidido. Mi maestro siempre ha sido
      D. Rafael (el calvorota). Mis hermanos mayores iban a clase de
      D. Misael y tengo muchos recuerdos de los años 50 y 60 en La Prospe.


  13. ¿Alguien tiene fotos del antiguo Colegio José Antonio, que se hallaba en la calle de Matilde Díez, y que compartia patio con el cole de las niñas, el Maria Guerrero?
    ¿Alguien recuerda un colegio privado que habia en la calle Vinaroz, casi enfrente del Ateneo Politecnico y lindando con la fábrica Abelló, que llevaban dos señoras mayores, y que en el barrio llamaban Colegio de Los Cagones? Yo viví muchos años en el 34 de la Calle Mantuano, en un edificio que aun existe


    • Tomas Pastrana

      me llamo Roman Garcia yo vivia en c/ sanchez pacheco 36
      me acuerdo de mi barrio en el 34 de mantuano vivia mi amigo
      de siempre alberto wueber
      no me acuerdo de ese colegio poro si de la señora que vendia unas
      pipas sosas deliciosas enfrente de tu casa
      yo tego 61 años no se si nos conocimos si es asi ponte en contacto con
      migo yo vivi en el barrio hasta el 71


      • Roman: Alberto Weber era mi vecino. Yo viví en el barrio hasta el 73, por lo que nos habremos visto en la calle cientos de veces. Nos llevamos dos años, pero en aquel entonces dos años era una vida. Yo iba mucho con Toñin y Miguel Angel Andreu, que vivían en el 2º dcha de de Mantuano 25, al que conocíamos como “El Portal de las Luces” porque era uno de los pocos que su número era un globo blacon con una bombilla dentro.
        Recuerdo que justo debajo de ellos vivía una familia que regentaba el kiosco que hay en Lopez de Hoyos enfrente de la Iglesia del Sagrado Corazón.


      • Tomas Pastrana no sabes la alegria que me da tener noticias de alguien tan cercano a mi entorno del barrio. yo me fui cuando tiraron mi casa en el 71 (Sanchez Pacheco esquina a Eugenio Salazar.
        Espero poder contactar mas veces en este blog o de otra forma contigo
        para poder intercambiar recuerdos de nuestra prospe. Saludos Roman


      • Román: será un placer estar en contacto contigo. Ahora, una diferencia de dos años no son nada, pero en aquel entonces, cuando uno tenía 10 años, y otro 12 años, esos dos años eran una vida.
        También me gusta conpartir con un vecino.


      • Tomas el apellido Pastrana me suena mucho, recuerdo un chico mas joven que yo de ese portal, flaquito y rubio y me parece que tenia una hermana mayor que el.
        ¿Te acuerdas del escandalo que provoco Alberto con su melena? Creo que fue de los primeros de todo Madrid.


      • en 17 mayo, 2012 a 9:11 pm Enos Tomas Pastrana Delgado

        Los unicos Pastrana del barrio eramos 2 familias, nosotros y nuestros primos. Nosotros eramos: el mayor (Pin), Miguel, yo, mi hermano Juan Carlos, Rafael, Luis Fernando y mi hermana Mamen.
        Y nuestros primos vivian en Sanchez Pacheco, al lado de donde estaba la imprenta ORBE: Trini, Marisa, Juan Luis, Carmen, Paco y Falina.


      • Román:
        Por si no te lo he dejado antes, mi email personal es:
        correo@kholob.es

        mi blog es:
        http://opinionesdeenos.blogspot.com

        Encantado de seguir en contacto personal contigo, o con cualquiera de mis vecinos de LaProspe.

        Un abrazote.

        Tomás


    • en 18 abril, 2020 a 2:28 pm | Responder Fco. Javier Sanz

      Buenos días
      no me acuerdo de ti, pero nos habremos cruzado mas de una vez
      yo viví en la calle Mantuano, 25 desde el año 1966 hasta 1974
      soy Javier y tengo 62 años y mi hermano Carlos 66 años
      estudiamos en el colegio Ateneo Politecnico
      Un saludo


  14. […] hay un libro interesante escrito por Pepe García Lloret, durante muchos años vecino del barrio de Prosperidad (lo digo por si a alguien le resulta relevante el dato), que profundiza en el asunto con bastante […]


  15. Tal vez quieras saber que Eleuterio Sánchez, “El Lute”, estuvo escondido en el barrio de la guindalera antes de ser detenido por la guardia civil y que vivió en el barrio de la Prospe al salir de la cárcel.
    Me lo encontraba algunas veces andando por la calle Cardenal Silíceo con su gran mostacho.
    Por cierto, las canicas eran, de tres las de hierro, una por una las de cristal, dos por una las de pedernal o mármol y dos de barro por una de cristal.
    Te falta un juego muy divertido llamado “El bote” consistía en dar una patada a una lata y el que se la ligaba le tocaba ir a por el bote y contar hasta cien, mientras la gente se escondía y cuando uno de los escondidos conseguía dar una patada a la lata entonces todos los que habían sido encontrados se liberaban y vuelta a empezar.
    Lo mejor de la Prospe eran la cantidad de descampados que la rodeaban, vaya guerras de piedras que nos hacíamos.


    • Je.. ademas de verdad.. en lo que hoy es el parque de Berlin…. y en lops billares Morasol,. luego en los Billares Beni, de Gral Mola… Un saludo


  16. ALGUIEN ES DEL COLEGIO DE LOPEZ DE HOYOS 109, HASTA EL AÑO 1964


  17. Hola,
    Me ha parecido muy completo y muy documentado tu reportaje.
    Se agradece mucho este tipo de reportaje. Por suerte, en Internet se pueden encontrar últimamente cosas muy buenas sobre la historia de Prosperidad (hasta hace unos años lo poquito que había en papel solía ser incompleto e incluso con errores).
    Recopilando datos sobre nuestra historia hace 2 años propuse a la Junta Municipal de Chamartín celebrar en el 2012 el 150 aniversario del nacimiento de la Prospe, pues el 14 de diciembre de 1862 se compraron las dos primeras parcelas para edificar las primeras viviendas del barrio.
    Aunque se recibió con entusiasmo la propuesta, ha costado mucho trabajo que se preparasen cosas, pero finalmente parece que ya hay algunas actividades para celebrar a lo largo del 2012 el sesquicentenario (o sea, 150 aniversario) de Prosperidad.
    En este foro he visto que hay muchas personas que, además de gustarle mucho el barrio, lo conocen bien y tienen muchos datos, recuerdos y vivencias muy interesantes. A lo largo de este próximo año me gustaría que se recopilara todo lo que podamos de la historia del barrio. Para eso me gustaría poder contar con vuestra colaboración junto con la de más gente que también llevan muchos años e incluso varias generaciones en el barrio.
    Una de las actividades la realizarán estudiantes de periodismo que mediante entrevistas tratarán de recopilar los recuerdos de personas que lleven muchos años en el barrio. Si alguno queréis colaborar, sois bienvenidos.
    También se organizará una recogida y escaneado de fotos antiguas del barrio, para lo que vendría también muy bien vuestra colaboración.
    Hay más actividades previstas, pero solo os cuento una más. Mañana martes 13 de diciembre a las 19:00 voy a dar una conferencia en el centro cultural Nicolás Salmerón sobre lo que conozco del origen y primeros años de la historia de Prosperidad. La entrada es libre y sois todos bienvenidos. Si conocéis alguien más interesado, por favor, hacedles extensiva la invitación.
    A propósito de la conferencia, he visto en vuestro foro alguna foto que me gustaría utilizar para ilustrar la conferencia, indicando por supuesto su origen. Os agradecería mucho que me autorizaseis para usarlas.
    Si os parece, os seguiré contando y si os apetece, os espero mañana a las 19:00 en el Salmerón.
    ¡Muchas gracias!
    Javier


  18. Hola, Javier.

    Lo siento pero no entro aquí con la frecuencia suficiente, así que veo tu post con retraso. Por supuesto puedes utilizar las fotos procedentes de mi persona. Si las necesitas más grandes o con mejor definición, házmelo saber, tengo alguna más. Y no dejeis de tenernos al día con ese aniversario, a mí me interesa aunque me halle en Gijón. Quizás anunciándolo todo en una página web.

    Saludos.

    carlosmgarcia (arroba) telecable (punto) es


  19. […] esta ocasión el llamamiento se hace a los vecinos del barrio de “la Prospe” con la intención de crear un album fotográfico que recupere la memoria del barrio desde sus […]


    • Nací y viví en la Prospe, hasta 1982, tengo fotos, donde puedo enviarlas?


      • Hola Julia, mi nombre es Benito tengo 60 años y practicamente naci en la calle Pradillo 7 y ahora vivo en la calle Vinaroz 32 y me encantaria ver fotos del barrio por lo que te agradeceria me las enviaras a la direccion de correo que a continuación te detallo: bprosapanera@hotmail.com
        Muchas gracias y un fuerte abrazo.


  20. L. Sanz.
    El que debió vivir en la calle de Canillas es el escritor Juan José Millas, en alguna de sus novelas no recuerdo el titulo cuenta cosas muy entrañables, seguramente producto de sus recuerdos de la infancia.
    Podría tener Fotos?
    La Parroquia del Sagrado Corazón se empezó a construir como un convento de una orden religiosa. Cuando estaba a medias lo compró el Obispado de Madrid para convertirlo en iglesia parroquial del barrio. No tengo los papeles a mano y no puedo precisar la fecha, pero si la encuentro te la pasaré.
    León Sanz


    • El libro de Juan José Millas, donde nos cuenta sus experiencias vividas de niño en “La Prospe”, es El Mundo. Millas, no olvida, yo tampoco puedo olvidarlo sus años en el Colegio del Padre Amalio. Recomiendo su lectura a todos los alumnos que hayan pasado por este centro.


    • Hola León,
      Estoy recopilando información sobre la parroquia del Sagrado Corazón. No sé si puedes localizar esos papeles de los que hablabas el año pasado. Si los encuentras me vendría muy bien esa información. También me vendría bien si tuvieras más información que me pudieran contar.
      Muchísimas gracias,
      Javier


  21. A Carlos Moreno: Yo también me crié en la Calle Constancia, en el Núm. 33. Enfrente estaba la lechería de la señora Maruja (su marido repartía la leche con el carrito -era un señor muy delgadito que, daba la impresión de que no podría subir la cuesta con el peso del carrito-). Allí tuve todos mis amigos de la infancia: El Carlitos, de apellido Araya (que vivía en la Calle Constancia, en la acera de enfrente de mi casa); los hermanos Lacalle que se llamaban Luis, Juaqui y Enri (que vivian en Calle Daganzo); el Josete Vallejo (también de Constancia), Antonio el Suero (que vivía en Constancia, abajo donde la Taberna de Romo, que tenía su prima mayor, que hacía practicamente de hermana suya: La Chelito, que nos sacaba los cuartos por verla a ella cantar y bailar); el Segundin (hijo de la señora Manola, hermano del conocido Juanito el bizco) y más jovenes y gente del barrio que todavía recuerdo Allí pasé gran parte de mi infancia, hasta los 14 años: -a mediados de los 70 empezó allí un gran proceso de expeculación y mi casa fué una de las primeras que tiraron-. Así que, nos realojaron en Cañorroto.
    Has mencionado al Cuto. Tenía mala fama -aunque yo le conocía y no tuve problemas con él, él también era amigo mio (su nombre de pila Felix), ni con sus hermanos mayores (llamados Leo y Cao). Al principio no era malo, después , como otros muchos otros jovenes por las drogas y los problemas de la vida se metió en la mala vida. Y si que podía ser malote. De hecho, la gente más pijita del barrio (que los pijos iban al Colegio Claret (en Clara del Rey) le tenían miedo. Bueno, los pijos es que nos tenían miedo a todos (la verdad es que, a la salida del Colegio, ibamos allí a quitarles las canicas buenas, las que llamabamos “de ponche”).
    A mi me llamaban Kike ó El Chino. Soy de los pocos que quedaron a los que no le dió por la maldina heroina que, a tantos del Barrio y también de Cañorroto, se llevó al otro barrio de donde nadie regresa.
    Bueno, a ver si el principal de este Blog me escribe porque igual hasta nos conocimos dado que, viviamos en la misma Calle y yo también fuí al Colegio Isidro Almazán.
    Salud.


  22. AÑADIDO AL ANTERIOR: Aclarar que mi dirección correcta era el Nº 30 -creo, es que después de tantos años ya no me acordaba bien del número de la Calle.
    Antes de ir al Colegio Isidro Almazán, estuve llendo a un Colegio que antes se llamaban Escuela Nacional, que era el llamado Sagrado Corazón -que, posteriormente, era la Escuela Ocupada de la Prospe-. Y allí estuve de visita hace tiempo, -fué cuando Ynestrillas dió un Acto en la Prospe y gente de VK nos pidió fueramos a la Escuela por si era atacada. Y me encontré allí con varias personas que desconocian totalmente que ese Centro en su día había sido una Escuela Nacional y, estaban equivocadas al decir que eso había sido una Escuela de Curas. Y, la verdad, me acuerdo perfectamente que allí lo que tuvimos eran profesores corrientes que no eran curas, y el profesor de Religión tampoco era cura y todavía me acuerdo las ostias que me pegaba el maldito profesor por no aprenderme el presignarme. Y en el Isidro Almazán nos formaban a la entrada y nos obligaban a cantar el cara al sol (que, es una canción que nunca llegué a aprender). Así que, por tales circunstancias y por otras siempre fuí un rebelde. Por eso siempre preferí tener amigos como Felix, el Cuto que pijitos y burgueses. Soyu hijo y parfte de la Clase Obrera. Salud.


  23. Hola, Enrique, no me acuerdo de tí, disculpa, al menos por el nombre. Bueno, mencionas algunas cosas y personas que me son desconocidas, pero ten en cuenta que yo no nací en Prosperidad, sino que fuí “trasplantado” desde La Guindalera.

    Veo que te reclamas como otro de los “rojos” del barrio… Bueno, es que realmente no sé quién no lo sería en según qué años. Hay por ahí arriba una foto mía delante de la puerta de mi casa. Justo en el edificio de enfrente, creo que el que se puede ver en penumbra al fondo de la foto, vivía uno de mis compañeros de clase, llamado si no recuerdo mal Antonio. Toda la puñetera vida para mí un simple compañero del colegio, y cuando llega la Transición me entero de que está en el PCE. Tenía un hermano emigrado en Alemania.

    Mencionas también a los hermanos Lacalle. Es curioso, yo recordaba sólo a dos hermanos, no tres. Efectivamente vivían en la calle Daganzo, porque cuando empezó la especulación mis padres acabaron teniendo que vender la vivienda de Constancia a un tal “Don Luis”, que por lo visto tenía algo que ver con los militares. Al menos eso se decía de un edificio blanco de varios pisos que hicieron nuevo dando a Clara del Rey y con la parte trasera en Puenteareas. Terminamos comprando un piso en la esquina de Daganzo, un edificio que tenía al pie un terraplén de tierra y una fuente de hierro. Por eso recuerdo de ver por allí a aquellos hermanos.

    Recuerdo que uno de ellos tenía cojera. Ya ves, cosas de la posguerra, no había vacunas de la polio para los pobres. No tenía demasiada amistad con ellos, pero ya fuera del colegio entré a mi primer trabajo, en Maumejean, S.L., una antigua empresa de mucha solera venida a menos, que debió de conocer tiempos gloriosos en que elaboró vidrieras emplomadas para muchos edificios ilustres. Supongo que los primeros propietarios debieron de ser franceses, por el nombre.

    Cuando yo entré en ella pertenecía a un señor que tenía numerosos bajos repartidos por todo el barrio, don Antonio, creo que se llamaba. Era el dueño de Cristalerías Cervantes. Maumejean estaba en la calle Zabaleta. En aquel mismo lugar y empresa entró tiempo después Luis. Era compañero mío en el momento en que sufrí mi primer despido por represalias. Hasta donde yo sé nunca estuvo tan comprometido como yo en política, pero estaba claro de qué lado estaba. Yo lo recuerdo como uno de los “quemados” en la dichosa Transición.

    Al parecer, estando yo ya despedido de aquella empresa, en cierta ocasión hubo varios detenidos de la plantilla, como se puede leer aquí:

    http://elpais.com/diario/1976/05/14/economia/200872811_850215.html

    Cristalerías Cervantes por lo visto sigue existiendo, sólo que fuera del casco urbano de Madrid, por lo que pude averiguar por Internet. Maumejean tiene hasta página web propia, pero no sé si guarda relación o no con Cervantes. Lo que sí se es por qué me despidieron: por plantar cara al jefe y negarme a que me llevaran de un taller a otro, incluso siendo dos empresas distintas. Ya ves, con 15 años ya apuntaba maneras, y ahora peor, jaja. Cuando me llevaban a trabajar a Cervantes, a retocar los cristales impresos con serigrafía (porque yo era el más “fino” haciendo eso), acababa intoxicado con los vapores de las tintas, en antros sin ventilación. Pero cuando me quedaba en mi propia empresa, Maumejean, la cosa no era mucho mejor. A dar con una brocha gorda un mejunje hecho con escayola en polvo y aceite de linaza para que la mezcla penetrara por las rendijas entre los cristales y las barras de plomo de las vidrieras. Acababas totalmente manchado con aquel pringue, y menos mal que conseguimos que nos dieran un delantal de tela para no ensuciar la ropa, porque una vez seco aquello no se iba, el mandil al cabo de un tiempo había que tirarlo. Costaba quitarlo hasta de las manos, y ya no te cuento por debajo de las uñas. Pero eso no era lo peor. Con lo que yo más sufría era cada vez que llegaba un camión cargado de cristales a la puerta y había que descargarlo. Eran unos camiones no muy grandes, con una especie de bastidor vertical en medio de la caja, colocado en el sentido longitudinal del camión. A ambos lados de ese bastidor de madera, cuyas caras tenían una inclinación, iban apoyados los cristales, rara vez pequeños, por lo general lunas grandes. Por aquella época ya existían una especie de asas con unas ventosas, y también existían unos guantes gruesos de cuero. Pero se conoce que el negocio podía tener pérdidas si la empresa se gastaba dinero en proporcionárnoslos a los trabajadores. Así que teníamos que agarrar los cristales con las manos desnudas, y no fallaba, día de camión, día de llegar a casa con las manos abrasadas a cortes. Eso no lo ponen en la página web de Maumejean. Y conmigo se cortaba también Luis, el pobre, sólo que yo era un poco más guerrero.

    Saludos.


    • yo trabaje 8 años en cristalerias cervantes , de 1987 a 1995 , el dueño se llamaba D.Antonio Martin Gutierrez , y las actuales cristalerias cervantes y maumejean no tienen absolutamente NADA que ver con la antigua , simplemente el nombre mitico.
      De maumejean conocia cuando me fui al sr. Lavilla , Pedro que era un pintor maravilloso , al cabra y a candelo.
      Y en cervantes pues a todos , desde el gallego de la oficina D.luis , a las chicas de administracion y la tienda, a los montadores , Tomas,Daniel,los Manolos , etc TODOS grandisimos profesionales.
      En que año trabajaste tu?


  24. A Carlos Moreno: Gracias por contestar.
    El chico que cojeaba se llamaba Joaquin (Joaki le llamabamos) y era hermano mellizo de Enri (que llevaba gafas). Y el hermano mayor de ellos era Luis. El padre trabajaba de Limpiabotas (por los bares de la Calle Cartagena, Bar El Barril en Calle Canillas, zona de la Discoteca Chanel y cercanias).
    Me acuerdo de la tal Cristaleria, en Calle Zabaleta -creo hacía esquina con Juan Bautista Toledo- (es que, la verdad, hace muchos años y cosas se olvidan). Creo recordar que en Juan Bautista Toledo tenían otro local que tenía algo que ver con la cristaleria.
    También tuve por allí unos colegas que eran de la L.C.R. (dos hermanos llamados Carlos y Diego). Carlos era de mi edad y trabajaba en la Calle Suero de Quiñones, en la empresa Landascar (de LandRover) en las oficinas. También, un hermano mio (Rafa) estuvo allí trabajando en el Taller de Autos de mecánico. Y yo trabajé de aprendiz de chapista en la Calle Sanchez Pacheco (Talleres Luis Cuesta) -ese fué mi primer trabajo con nómina-. Y también tuve movida pues me pegué con un Oficial (ya ves, 14 años).
    Yo también me sentía ya quemado cuando la Transición y, ahora, más todavía porque Organizaciones Sindicales y Politicas están muy bien pagadas con las subvenciones, etc y la Clase Obrera estamos totalmente vendidos. Tiempo atrás estuve en la C.S.U.T. (Sindicato del P.T.E.- Joven Guiardía Roja) pero, por esas fechas, la maldita heroina hizo estragos entre la juventud (estoy convencido de que la pérdida de tantos jovenes interesaba, porque la juventud perdida no era justamente pacifista).
    Bueno, ya seguiré en otro momento.
    Salud.


  25. Un saludo: Debo corregir parte de mis intervenciones -PUES SON MUCHOS AÑOS Y LA MEMORIA TIENE FALLOS-:

    Cuando digo que trabajé en un Taller de Calle Sánchez Pacheco, el Taller se llamaba LUIS TORRES Y NO LUIS CUESTA.

    Y, leyendo un enlace con intervernciones de otras personas que también fueron al Colegio Isidro Almazán, veo que coinciden conmigo en el hecho de que nos hacían formar al estilo militar en el patio pero, yo creía recordar que nos hacian cantar el Cara al Sol y, según parece era que nos hacían rezar el Padre Nuestro.
    Bueno, sea como fuere, a mi me llovian ostias por todos los lados porque no me aprendia yo tales cosas. Así que los Profesores me atizaban. Sobre todo D. Anastasio (un verdugo) y otro que llamabamos El Gapo (creo que era D. Tomás su nombre).
    En el Cole me juntaba con los malotes: Allí estaba un tal Escribano (que eran varios hermanos) y, en cierta ocasión en que había unas obras en el Colegio, con andamios para arreglar la fachada, nos subimos al andamio y nos colocaron y a uno de los que estaban conmigo le expulsaron del Colegio.

    Ya seguiré en otra ocasión dado datos de lo que vaya recordando. Salud.


    • en 26 mayo, 2016 a 11:20 am | Responder Javier García Traba

      Efectivamente tus datos son del todo correcto, yo tambíen tuve a D. Anastasio, a D. Tomas (el gapo), que tuvo la desgracia de clavar un compás en la mano de un compañero, al darle un palo con el compás del encerado y no pasó nada. Recuerdo la fuente redonda del colegio con varios caños y como nos regabamos de agua. Me´gustaría seguir esta conversacion, pues yo estuve viviendo en el 29 de Constancia ahora 27 de vecinos los Hermanos Araya (Paco, Jose y Carlos, que falleció desgraciadamente del consumo de drogas), tambíen unos años con Amando Garcia Nuño, y apuntaros que nosotros teniamos un local frente a nuestras vivienda, que era una corrala habitada solo por una familia (Doña Concha y su hijo Abilio, allí poniamos a escote todos un dinerillo y teniamos fiestas todos los fines de semana, con algún desman que otro,
      Tambien me juntaba con Pablo Martín , hijo del dueño de Cristalerías Cervantes y con los hermanos Gomez tambíen de la calle Zabaleta (Miguel y Juan).


  26. Algunos recuerdos:
    En la plaza Ruiz de Alda Banesto construyó unos edificios de viviendas para sus empleados, que todavía existe. En la calle Cartagena habia un hospital que era de la “Obra Social del 18 de julio”, en el que asistían tambien a empleados de RENFE.
    La Casuca en Alfonso XIII, la regentó un tal Ricardo García, en los años 50. Lo de Ilsa Frigo lo desconozco, si ´me consta que tenía un establecimiento de helados en la calle Narváez.
    En la prolongación de Costa Rica, había una llanuera en la que se instaló un cuartelillo del Ejército de Tierra, destinado a la Defensa Antigas. Estaba constituido por 10 o 12 barracones de madera, de color verde oscuro. Estaba cercado de alambre de espino, dispuesto según una norma militar. Después, cuando lo trasladaron, iban guardías de la Agrupación de Tráfico de la Guardía Civil a realizar practicas con las motos.
    El autobus nº 9 era el que iba de la calle Cedaceros a Arturo Soria, recorría todo Lopez de Hoyos, desde la calle Velázquez.
    De la Bressel recuerdo que muchos obreros iban en bicicleta, y tenían un aparcamiento cubierto para ellas. Alli se fabricaban velocimetros, tacómetros, y tambien espoletas para proyectiles de artillería, como sabía todo el mundo.
    Por último quiero señalar o aclarar que Arturo Soria, no era arquitecto. Si nos referimos a su formación académica, el fue oficial del Cuerpo de Telégrafos, y Operador Topógrafo, hoy equivaldría a ingeniero Técnico Topógrafo. Desde el punto de vista profesional se podría decir que fue funcionario de la Administración del Estado, (desempeñó la Secretaría de varios Gobiernos Civiles), empresarió, escritor, editor, urbanista, inventor, geómetra… y sobre todo un gran organizador e innovador.

    La idéa de Ciudad era una calle muy ancha que podía llegar desde Paría a Leningrado, pero era una idéa general. La Ciudad Lineal de Madrid, tenía un diseño en anillo que én principio unía los pueblos de la corona de Madrid. Luego se reformó el trazado, y solo se hizo el primer tramo y algo del segundo.
    del tercero Vicálvaro a Vallecas, solo se llegó a comprar terrenos en una pequeña parte.
    Chamartín de la Rosa, fue el primer pueblo que se anexionó a Madrid, dentro del plan de ampliación conocido como “Gran Madrid”, la fecha de anexión se produjo el 05.06.1948, Debe ser un lapsus, algo que he leido y señala el año 1954.
    Saludos.


    • Estimado León, la anexión de Chamartín de La Rosa no fue la primera sino que se prodijo al amparo de una Decreto de 9 de enero de 1948 por la que se anexionaban, además, los Carabancheles, Canillas, Hortaleza… hasta trece pueblos de los alrededores de Madrid, creciendo con ello la ciudad de algo más de 60 km2 hasta unos 600 km2.
      Un saludo


      • Puntualizo: El proceso de anexión se trazó desde 1947, año en que se inició el trámite, hasta 1954 (que es lo que te sonaba inicialmente) en que, supongo finalizó el traspaso de todas las competencias. Posteriormente se ha visto que algunas de estas han pasado a ser incompetencias, pero esa es otra historia que lleva por título “Avaricia, o de cómo puedo mantener lo que a mí me interesa pagándo el pato los de siempre”.
        Más saludos


  27. Sobre el llamado “Puesto Verde”: He leido algunos escritos de diferentes intervinientes que mencionan los puestos donde se vendían chucherias, tabaco, etc -y recuerdo las famosas pastillas de leche de burra y también los caramelos sacis y los chicles bazoka-. En el llamado Puesto Verde comprabamos esas chucherias, también cambiabamos teberos.
    Los puestos que recuerdo estaban en Calle Cartagena -creo que esquina con Clara del Rey-. Había allí en el esquinazo dos puestos, uno en una acera y otro en otra.
    La llamada Colonia del Mahou, nosotros lo llamabamos El Campo del Mahou, pues allí soliamos jugar al futbol. Allí, mi padre tenía un amigo llamado Marmerto -o algo así-. Eran ambos aficionados a la Colombicultura -por esos tiempos había mucha afición a los animales (palomos, gallinas, pajaros, perros, etc.). Y, desde entonces, yo también soy aficionado a la Colombicultura y me gustan los palomos buchones (cuando viviamos en la C/Constancia ya teniamos allí unos cuantos palomos. A mi padre la llamaban El Pajarero porque también le gustaban los pajaros.
    Volviendo al Sr. Marmerto, que vivía en la Colonia del Mahou, era de Profesión Colchonero (él arreglaba los colchones antiguos que estaban rellenos de lanas ó borras: vaciaba los colchones y golpeaba y aireaba la lana con unas varas; después volvía a rellenar la funda del colchón, etc).
    Este Oficio de Colchonero quedó practicamente desaparecido con el invento de los colchones modernos de muelles (Pikolin, Flex…), al igual que desaparecieron otro tipo de Oficios como El Paraguero (que arreglaba los paraguas), El Alcarriamiel (que venía por las casas vendiendo miel y queso). También, con la aparición de nuevos cacharros de plástico, fueron desapareciendo otros Oficios artesanos: Arreglo de pucheros, fabricación y arreglo de embudos, lecheras, cubos y barreños, etc.

    EL CINE COVADONGA: Lo llamabamos El Covacha. Creo recordar era el más barato del Barrio. Y cuantas peliculas que vimos allí (de Tarzán, Carabina de Plata, Fantomas, Robin de los Bosques. y siempre con el famoso Nodo por delante).
    El Cine sufrió un incendio años después, tal y como han mencionado por este Blog pero, aún viviendo yo ya fuera del Barrio hacia años, seguía visitando ese cine en algunas ocasiones y allí vi muy buenas peliculas (Perros Callejeros, la pelicula de Led Zepelin, etc.).

    EL CINE LOPEZ DE HOYOS: Recuerdo que en la entrada, fuera en la calle, vendían polos de helado de sabor de platano que me gustaban (creo eran a una peseta).

    Como vereis, no sólo he recordado en mis intervenciones negocios ó comercios del Barrio sino que, también he recordado a personas. Como ahora en que me vienen a la mente vecinos antiguos que vivian allí: Dos portales más abajo de mi casa (en C/Constancia), vivia la familia Monedero. Se trataba de la conocida Sra. Manola, su marido y sus hijos Segundín, Juanito El Bizco, otro hermano llamado Julio y el más pequeño Angelito, y las hermanas llamadas Antonia y Pili (Juanito El Bizco y Pili eran muy grandotes).
    Esta familia era muy conocida en la zona y, por motivo de la expeculación se vieron trasladados por un relojo pero, la Sra. Manola terminó tirada por la calle -una pena-.

    LAS VERBENAS DE LA PLAZA MORE: Alguien las menciona y yo me acuerdo de los coches de choque, la ola, la noria, etc. Y el Circo Ruso que en alguna ocasión lo pusieron allí.

    Un saludo a todos y todas. Salud.


    • El Puesto Verde se encontraba exactamente en la calle Mataelpino, esquina con Cartagena.
      Yo vivía en la calle Canillas nº 12.


      • Hola Juan, yo vivía en el n6. Recuerdas a Ataulfo, el farmacéutico y al señor Farpón , practicante?
        Saludos


  28. muy buenas me acaban de pasar esta pagina entranable de mi querido barrio de la prospe y no dejo de sorprenderme con todo el contenido de la misma..me llamo manolo creci disfrute y madure :de benjamin estudie o mejor dicho aprendi en el sagrado corazon de jesus.alli hice la comunion de companero con el pequeno de los hermanos monedero.despues fui al isidro almazan.despues de suspender octavo de egb nos hicieron repetir curso en el loyola colegio privado situado en,bueno,detras del covacha donde conoci,pues eso the song remaings the same,the wall,the kidids are allright,y muchas mas.tambien creci con danone comiendo lacteos a destajo en la parte de atras de la fabrica,en los muelles.recuerdo que despues de clase volviamos a casa enganchados de los camiones cisterna.cuatro o cinco crios ibamos apeandonos segun nuestro destino.el camion salia de sanchez pacheco hacia principe de vergara.en niermber se bajaba el gordo en marcenado bajaban los flores.en eugenio salazar justo javier galeraen mantuano,el gominoloy en vinaroz este que lo cuenta.si alguien de este foro se siente identificado con estos datos y siente anoraza sobre aquella prospe.pues eso escribe algo.a despues de clase nos veiamos en la asturiana.


  29. PARA MANOLO – LA ASTURIANA: Un saludo. Te diré que me siento totalmente identificado con lo que nos cuentas. No obstante, si estabas en Clase con Angelito -el pequeño de la familia Monedero- supongo que serás unos 8 a 10 años más joven que yo -tengo 52-. Yo paraba con uno de los Monederos más de mi edad, le llamabamos Segundín.

    Encontré, por casual, este Post y no hace mucho me pasé por La Prospe a recordar viejos tiempos. Y encontré a algún vecino de antaño (una mujer mayor, la madre y vecina de un amigo). Y vi a Angelito Monedero en el puesto de periódicos de López de Hoyos, junto antiguo Cine López de Hoyos y pegado a la valla de la Iglesia Sagrado Corazón.

    Lo que comentas de la Fábrica de Danone, tambié nosotros pillabamos y nos poniamos de yogures hasata arriba. Lo de los camiones, nosotros lo llamabamos montar en el tope.

    Lo que dices de que parabais en La Asturiana, ahora por ese nombre no caigo que era eso, A VER SI PUEDES DECIRME QUE ERA LA ASTURIANA.

    Yo me fuí del Barrio a medfiados de los 70 pues, como cuento en mis anteriores intervenciones aquí, nos tiraron la casa y nos realojaron en Cañorroto.

    Tambié estiudié en el SDagrado Corazón y en Isidro Almazán. El Isidro Almazán, cuando yo iba, era sólo de niños. Y, justo, al año siguiente de irme del Barrio, ya lo hicieron mixto.

    Supongo que tu conociste a los Monedero cuando ya no vivían en Calle Constancia, sino cuando se mudaron a la zona de Calle Mantuano y hacía tiempo el padre había fallecido. A ellos también les tiraron la casa y tuvieron que mudarse.
    Me han comentado que uno de los hermanos de Angelito, el Segundín (que era más de mi edad), vive por el Pº Extremadura. En cuanto al hermano mayor, Juanito (que llamaban El Bizco), murió hace años.

    También me han dicho que Felix (El Cuto) falleció -era uno de los kies del Barrio.

    Enfin, son muchos recueros y muchas historias. A ver si seguimos en contacto por aqui. Salud.


  30. en 19 marzo, 2012 a 8:11 am | Responder Enrique Ramirez (Kike)

    Nota: En mis anteriores intervenciones firmo Enrique Ramirez y, como habitualmente ne llaman Kike, en la intervención titulada PARA MANOLO – LA ASTURIANA, he firmado sin darme cuenta como Kike -espero se sobreentienda soy el mismo.

    Por otra parte, dar las gracias al principal que abrió este Post, de un Barrio tan emblemático y con solera tanto de edificios como de buenas personas. Un Barrio que fué punta de lanza de la Clase Obrera en Madrid.
    Salud.


  31. Bueno,se me esta poniendo la carne de gallina con estos comentarios, pues yo he vivido en la Prospe toda mi vida hasta los 35 años y tengo 48,Los recuerdos que nos trraen la Asturiana ,el Salmeron y el parque de Berlin son imborrables.Yo estudie en el J.Antonio y despues en el Pintor Rosales y he vivido toda mi vida en la casa que sale en la foto(la llamaban la casa grande) en la plaza moret) y los recuerdoas que tengo de alli son los mejores de toda mi vida.Solamente agradecer a mi colega JYMY el averme enviado este post para poder rememorar esos momento.GRACIAS JAIME


    • en 25 marzo, 2012 a 9:59 pm | Responder Enos Tomas Pastrana Delgado

      Yo también fui un niño del José Antonio. Con el Director D.Acisclo ( o D.Triciclo), su hijo D. Ángel, D. Pedro el portero…


  32. […] La novedad estuvo en que este cine fue el más moderno de su época en la Guindalera y la Prosperidad. Tenía programas dobles a diez pesetas y competia con el “Oraa”, con el […]


  33. en 27 marzo, 2012 a 3:57 pm | Responder Enrique Ramirez

    Un saludo a todos y a todas: Veo que varios intervinientes han mencionado LA ASTURIANA. Y ahora no caigo en qué era eso: si eran Billares ó qué.
    A ver si alguien puede decir que era LA ASTURIANA.

    Del Cine Marvi también me acuerdo. También había otro Cine llamado Monaco, el cual estaba ubicado creo recordar donde tiempo después pusieron las Discotecas “Markin” y “Rock Ola”.

    A ver si alguien se acuerda de ese Cine Monaco, que creo desapareció comenzados los años 70.

    Salud.


    • Hola Enrique, yo me llamo Faustino Ponce y vivi en la colonia del mahou desde el año 40 al 59, que me case y me mude ala calle Nieremberg en la cual vivo todavia, referente a la pregunta de la Asturiana era una tarberna y estaba en la calle vinaroz,me parece que era el nº 19, y lo del cine Monaco estaba en la calle Padre xifre, que despues fue Rock Ola, enfrente del colegio padre claret, yo como soy mayor que vosotros me acuerdo cosas mas antiguas, o comercios antiguos pues en lopez de hoyos habia una herreria bares o tabernas como la Estrecha, el bar Caracolillo y el Prosperidad en el cual se daban varietes, en ese bar vi actuar a Tomas de Antequera al Principe Gitano y mas, tambien, en la calle Ros de Olano habia un Merendero Baile que se llamaba el Refugio, bueno y la drogueria el Segobiano- ferreteria Sirera- las tres BBB- el Arca de Noe y mas y mas que yo recuerde, Saludos


      • Hola Faustino yo he leido tu comentario el cual me ha sido interesante pues yo tengo 74 años y vivi desde el año 1950 hasta el 1962 que emigre a Austria en el numero 13 Calle Nieremberg mi nombre es Vicente mi madre se callo por la ventana en el Año 18-02-1982 y murio alomejor sabes quien soy yo
        y si interesa madame E Mail vquintanar@aon.at
        Saludos desde Austria


  34. La Asturiana era una taberna que ocupaba un bajo en el número 23 de la calle Vinaroz. En la fachada del local había un rótulo pintado a mano cuyo título decía “Taberna La Asturiana”, con un hórreo dibujado en un extremo. Así no quedaban dudas de la procedencia de los dueños. Al entrar en el bar tenías la sensación de estar en una taberna de aldea. Por dentro todo era sobrio y pobretón. La iluminación, de tubos fluerescentes, tristísima. El suelo de aburrido terrazo y de aspecto gastado y sucio. Las paredes, algún día blancas, se veían amarillentas, casi marrones, impregnadas del alquitrán de los cigarrillos que fumaba la clientela. Igual que las botellas que había sobre los anaqueles detrás de la barra, marrones y con una capa espesa de polvo y grasa.

    El bar lo atendía una pareja de mediana edad que con el paso del tiempo nunca dejó de mantener el mismo aspecto de mediana edad. Se llamaban, y probáblemente se sigan llamando, Antonio y Cecilia. Creo que eran de algún lugar de los alrededores de Salas, “la Puerta del Occidente” de Asturias. También iba por allí su hijo Fermín, que les ayudaba con gran tesón.
    Antonio, que tabajaba como fontanero, se mostraba siempre serio, desconfiado y algo socarrón. A veces se desprendía cierto sarcasmo en sus lacónicas frases que siempre tenían una marcada entonación asturiana.
    Al igual que la taberna, Antonio tenía aspecto rudo de aldeano, especialmente por su vestimenta que se componía siempre de pantalón de pana marrón y camisa de cuadros de franela tipo leñador, formando un conjunto muy rústico. Su mujer, Cecilia, cuando estaba en el bar siempre se ponía un mandilón a cuadros azules con fondo blanco o al revés, con bolsillos de esos que llevan las señoras mayores en los pueblos.

    Por eso, cuando entrabas en la taberna parecía que habías atravesado una barrera espacio-temporal, y de estar en una calle de la Prosperidad aparecías en un lugar cualquiera del agro asturiano. Curiosa sensación.

    Los parroquianos de la Asturiana eran peculiares. Había gente mayor, la mayoría. Tal vez jubilados a los que les debían de echar de casa sus mujeres para que no molestasen mientras ellas limpiaban o hacían la comida y les mandaban a que se entretuviesen dando paseitos y dándole de comer a las palomas. Ellos lo que hacían era gastar la mañana y la pensión bebiendo un vino tras otro. También había gente más joven, algunos habituales, de borrachera diaria y ya con problemas serios de adicción al alcohol. Los fines de semana se juntaban todos y la combinación resultaba chocante. También había otros clientes, menos fieles, de sábados por la tarde, que llenaban el pequeño bar fumando, bebiendo cerveza y charloteando a gritos con los conocidos. La tele, cuando se encendía, se ponía a todo trapo. Antonio siempre fue duro de oido.

    El vino que se servía, era a granel, del barato barato, y se trasegaba de unos bidones de plástico grandes en los que llegaba del camión de reparto, a botellas de cristal o a frascas que iban a parar a los vasos cortos de duralex en los que se consumía con avidez por la sedienta y aburrida clientela.
    También se especializo la Asturiana en la venta de cervezas de litro, cuando todavía venían cerradas con chapa y después fueron pioneros en la distribución del nuevo cierre a rosca cuando todavía era una novedad. Vendían las litronas por cientos al día, especialmente los fines de semana y cuando había fiestas en el barrio.
    Para quien gustase de la sidra natural con certificación de origen de Asturias, también la había.

    Había en una de las paredes un cartelito con el siguiente texto: “El pinchu que aquí vos damos ye un obsequio del patrón, non mires tanto el tamañu, mira solo la atención”. Por supuesto, era pura socarronería, porque no daban pincho y lo único que había de comer eran pipas de Tarancón, patatas fritas “Santa Teresa” y huevos duros, que había que pagar como una consumición más.

    Cuando Fermín se casó y marchó a vivir fuera de Madrid, Antonio y Cecilia mantuvieron la taberna abierta unos cuantos años más hasta que decidieron que era hora de jubilarse. Debió de cerrar hace unos quince años.
    La fachada se cerró y la puerta se transformó en ventana, convirtiéndose el local en vivienda. En la actualidad quien no conociera el bar, difícilmente podría encontrar su ubicación ya que no queda el más mínimo rastro de su presencia.


  35. en 29 marzo, 2012 a 11:22 pm | Responder Enrique Ramirez (Kike)

    PARA FAUSTINO: Un saludo. gracias por la información sobre LA ASTURIANA. No obstante, no me acuerdo de ese sitio.

    Del Cine Monaco si que me acuerdo porque estaba cerca de mi Calle, que era Constancia. Lo que no recuerdo es el año en que lo quitaron. Yo debía ser muy niño. Recuerdo que estaba cerc a el Cine Marvin.

    Eso si, de la Ferretería Sirera si que me acuerdo. En esos tiempos era famosa. Igual que de Lacazete.

    De los otros lugares que menciona no los recuerdo, al ser más joven (nací el 1960).

    Si te fuiste de la Colonia El Mahou en 1959, no se si llegaste a conocer a un señor que era colchonero (arreglaba los colchones) y se llamaba Marmerto ó algo así.

    El Principe Gitano todavía vive. Tiene un chalecito en Perales del Tajuña. Le gustan mucho los animales y tiene perros. Ya es muy mayor.

    A ver si puedes explicarnos por qué la Colonia el Mahou la llamaban así, por si tenía algo que ver con la Cerveza Mahou.
    Recuerdo que de esa Colonia conocía a una familia de procedencia andaluza que, se fueron del Barrio a un pueblo -creo de Avila- y montaron una empresa de azulejos o ceramica y les fué muy bien. Uno de sus hijos pequeños estuvo trabajando en el Taller de Reparación de Automoviles Landascar, de Land Rover, en Calle Suero de Quiñones -ahora convertido en Supermercado Lidl.

    Salud.


    • en 6 abril, 2012 a 1:14 pm | Responder faustino ponce

      Hola Enrique si los terrenos de la Colonia el Mahou lo compraron los dueños de las cervezas el mahou para hacer una coperativa de viviendas para sus empleados pero no funciono y lo parcelo y lo vendierón a las familias que luego hicieron la Colonia, refente al colchonero Mamerto si conoci a toda la familia pues yo era amigo de los hijos que eran de mio edad aprosimadamente.
      Un abrazo


  36. en 29 marzo, 2012 a 11:52 pm | Responder Enrique Ramirez (Kike)

    PARA ENRIQUE FIDEL: Un saludo. De verdad que hay que felicitarte por la apertura de este Post, que recuerda un barrio para mi -y por lo que veo para otras personas- entrañable.

    Debo darte las gracias por la explicación tan concisa de LA ASTURIANA. No obstante, no recuerdo ese lugar. Es posible que pasara por allí un montón de veces pero no debía ser sitio que frecuentara su interior. Trabajé en Calle Sánchez Pacheco en TALLERES LUIS TORRES y en C/Fernández Oviedo en TALLERES BS. Así que pasaría por allí un puñado de veces. Y cuando llegó la moda de las litronas, me pilló ya fuera del Barrio, realojado en Cañorroto casi a mediados de los años 70. Lo de las litronas cogió a gente algo más joven que yo. Aunque de mi generación también había mogollón de gente con problemas de alcoholismo y drogadicción (recuerdo que por Arguelles había una Discoteca Osiris, que a diario frecuentaban muchos jovenes que bebían a tope, ponían dos copas con la entrada. Y allí paraban algunos colegas mios de La Prospe, ya muertos por la heroina).

    No hace mucho, a raiz de visitar este Blog, tuve nostalgía y me fuí a dar un largo paseo por allí, acompañado de mi mujer. Estuve paseando desde las 9.30 de la mañana hasta las 18,30 de la tarde. Descansamos a la hora de la comida en que fuimos a la Calle Pasaje Pradillo a un Bar Restaurante llamado La Bodega -me dijo una antigua vecina residente en C/Daganzo que fueramos allí a comer pues lo llevaba la misma familia. La sra que me recomendó el sitio era vecina de los hermanos Lacalle, antiguos colegas y compañeros de Escuela -como ya expliqué-.
    Francamente, lo pasé bien recordando la infancia y mi primera juventud. Además, al pasar por las Calles me acordaba hasta de establecimientos que alli hubo en tal ó cual calle: La FRUTERIA DEL SR. PEDRO Y LA LECHERIA DE LA SRA MARUJA en C/Constancia; EL BAR PACO y la tienda de ULTRAMARINOS LOS MERINOS (hace años convertido en Bar); también había una Panaderia, una Polleria y una Libreria todo ello en Calle Anastasio Aroca -en la acera de enfrente de la casa ded donde vivó Felix (El Cuto).
    Mientras yo caminaba con los ojnos superabiertos y hasta contento, mi compañera -que no es de ese Barrio pero lo frecuentaban mucho porque su padre tenía allí amigos y estuvo una temporada llevando la Cafetería de una amiga-, se pasó parte del paseo llorando. Ella lloró cuando vió el estado del precioso Edifico de Lacazete y otros edificios que recordaba como una antigua corrala restaurada en la Calle Zabaleta.

    Durante el paseo que nos dimos hicimos algunas fotos de cosas nuevas y de lo que queda de antaño. Si alguien quiere que se las mande, que me den su correo electronico y se las envio.

    Pienso volver a darme alguna otra vueltecita por ese que sigo sintiendo como mi Barrio y si esta crisis me lo permite, volveré a ir a comer a La Taberna.

    Si alguien puede indicar el domicilio de la Asociación de Vecinos de La Prospe, pues me gustaria visitarla.

    Salud.


    • Hola Kike, tocayo. Imagino que en tu paseo por la Prospe habrás notado que cada vez queda menos del barrio antiguo. Supongo que tampoco te acordarás de mucho. Yo, que sigo viviendo en la zona, recuerdo pocas cosas. Curiósamente tengo mejor memoria de lo que conocí en la infancia, que del pasado más cercano. Al menos los recuerdos son más vívidos y, aparéntemente, menos distorsionados que estos últimos.
      Si tienes fotos y quieres que las incluya en la entrada del blog, las puedes enviar a la dirección que está en un botón en la columna lateral indicada como “Mi e-mail”.
      La asociación de vecinos “Valle Inclán”, de la Prosperidad, está en la calle Cardenal Silíceo 23.

      Acerca de la Colonia Mahou, te dejo dos enlaces, uno de ellos de este mismo blog “Urban Idade” , y el otro de “Historias Matritenses”. Entre los dos artículos queda bastante clara la historia de esta barriada.

      Un saludo.


  37. en 10 abril, 2012 a 7:26 pm | Responder Enrique Ramirez (Kike)

    PARA FAUSTINO PONCE: Un saludo. Gracias por la información sobre la Colonia El Mahou. Al ser yo un niño pequeño por esas fechas, tengo vagos recuerdos.
    En cuanto al Sr. Mamerto -nosotros le llamabamos Marmerto el Colchonero. Le recuerdo grandote y siempre solia ir con un peto azul. Y de sus hijos sólo recuerdo a una hija que debía ser más ó menos de mi edad. Ya no me acuerdo bien de cómo era su casa. Era aficionado a la Colombicultura y creo recordar que tenía los cajones ó cañizolas con los palomos en un tejado en el patio. De la mujer del Colchonero no la recuerdo.
    El relación con la Colonia, como el principal de este Blog: Enrique Fidel me puso unos enlaces para acceder a otros Blogs donde se toca este terma, pues los he visitado a ver qué contaba la gente. Y he leido sobre que gente residente primitiva de la Colonia, no recibieron un buen trato a la hora de la Remodelación de esa zona. Es una auténtica aberración que les reralojaran utilizando el llamado Decreto/100 -pasando de ser propietarios a inquilinos y sin ningún tipo de ayuda – mientras, otros casos´de menor antiguedad como son los Barrios de El Pozo del Tio Raimundo, Las Palomeras, Entrevias, etc. -casi todo por el Distrito Puente de Vallecas- fueron realojados con las Condiciones de la famosa Orden Comunicada de 1979 y del Real Decreto 1133/84 sobre Barrios en Remodelación -con lo cual accedieron a las nuevas viviendas en unas condiciones muy favorables que nada tienen que ver con las del tal Decreto 100-. Es decir, por lo que se ve, sacaron a los del Mahou en condiciones abusivas y de agravio comparativo en relación con otros casos.
    De esta barvaridad me he enterado ahora porque, claro, me fuí del Barrio de La Prospe siendo niño y me integré muy a fondo en mi nuevo Barrio que pasó a ser Cañorroto.
    Salud.


  38. en 10 abril, 2012 a 7:28 pm | Responder Enrique Ramirez (Kike)

    A ENRIQUE FIDEL: Un saludo. Gracias por ponerme los enlaces para que pudiera leer cosas sobre la Colonia El Mahou. Que ya entré y estuve leyendo algunas cositas que me han parecido muy interesantes.
    Salud.


    • es muy posible que te conozca , uno de mis mejores amigos estudiaba en el sagrado corazon , Pedro Garcia Muñoz.
      .El pequeño de los monedero creo que se llamaba Angel pero era conocido como “el mone” .
      Creo conocer a alguno de los flores de vista . al gominolo que vivia en mantuano esquina garcia luna .
      Y de la asturiana conozco a Fermin el hijo del dueño , jugue con el muchos años al futbol en el constancia prosperidad.
      Yo estudie en el isidro almazan con mota , juan carlos herrero , parra,savoini ,arevalo ,javi el gallego,los hermanos villa,pocostales,juan pablo perez,majan,navarro , cuellar,rubiera ,etc.
      Ahora no vivo en la prospe pero voy todos los dias mis padres viven alli y mi hijo estudia en un colegio de la prospe.
      Hasta pronto


  39. […] llamada para los vecinos del barrio de “la Prospe” . Se buscan fotos antiguas del barrio con la intención de crear un album fotográfico que recupere […]


  40. para Kike de Manolo: más vale tarde que nunca, referente a la familia monedero a Segundín le ví hace 14 años trabajando en el mercado del barrio de Pº Extremadura igual y haciendo lo mismo que en el mercado de la Prospe.

    En 1975 la Asturiana se llamaba La Blanca aún estaba la familia Rodriguez, naturales de Salas, aldea al lado de TINEO,

    Taberna de época igual que casa Emilio, barra de marmol, cajas de cerveza y vino apiladas a seis alturas rodeando las esquinas del local, olor a vino y vvinagre, serrín en el suelo, tres mesas con sus sillas para jugar la típica partida (domino, tute, mus)

    Las botellas de detras de la barra llenas de polvo y grasa, eran y serán de coleccionista, desde la primera botella de Cinzano, coca cola, marie brizard, la pitusa y la casera, por eso a lo mejor no se limpiaban, tenían su solera, al igual que la caja registradora.

    De aquellas teclas iguales que las de las máquinas de escribir Olivetti, cajón de monedas de madera y con polea manivela para abrirla y su bandeja de marmol.

    Un tipo que trabajaba en RANK XEROX se la quiso comprar por 500.000 pesetas en 1984. Antonio, el tipo de la camisa de franela no se la quiso vender.

    Las primeras litronas de cerveza eran de Mahou clásica de chapa, luego despues Antonio cambió a El Aguila, la litrona con tapon de rosca, que la compartíamos entonces con boca bits de Matutano.

    Podría ser un sitio descuidado o no pero allí me he comido mis mejores chorizos a la sidra, bollu preñau y fabada de bote Litoral, siempre por encargo, puesto que no estaba en la carta, sí si la fabada de bote Litoral estaba exquisita cuando la hacía Cecilia. Tenía su truco. Te lo digo, pon la cazuela al fuego con un dedo de vino blanco, cuando empieze a hervir echa el bote, calienta y listo para comer.

    Si es verdad que había clientela de todos los gustos, nuestros padres, los vecinos y colegas del barrio, y los huerfanos del colegio de la guardia civil de la calle general mola, nosotros los colegas le llamabamos a ese antro el bar de la guerra de la Galaxias.

    Debo de corregir con vuestro permiso que el Markin se llamaba Markee y el Rock Ola sala de conciertos y actuaciones.

    El Rockola antes era un Cleofas donde actuaban Tip y Coll, dichas salas eran de conciertos epicos: Ramones, Simple MInds, Depeche Mode, etc. Todavía recuerdo las movidas que se montaban entre rockers y mods, se concentraban en la zona para darse de leches hasta que un chico mods murió y cerraron los dos locales.


  41. en 16 abril, 2012 a 7:16 pm | Responder Fernando Centeno

    Hace tiempo que vengo siguiendo esta web, y bien por desidia o por pereza nunca he metido baza, pero ya va siendo hora. Al ver lo de La Asturiana, los comentarios de Antonio, Cecilia y Fermín, se me ha encendido la morriña. Deciros que me llamo Fernando Centeno, tengo 49 años, viví hasta que me case en el año 88, en el 21 de Vinaroz, pegadito a la taberna, aunque no me fui del barrio hasta hace pocos años, deciros que soy íntimo amigo de Fermin desde los 12 0 13 años, a día de hoy seguimos viendonos, no tanto como quisiera, pero seguimos en contacto. Buenas horas me he pasado en la tabernita, con un grupo que haciamos.. Pedro, Juanjo ( que en paz descanse) el tolilo, luego estaba Alberto, el cantabro, que también murió el pobre y unos cuantos más. Le acabo de mandar un mail a Fermín con el enlace de esta web, para que la vea y si quiere que comente alguna historia referente a los años dorados de la Tabernita.
    Para Enrique Fidel: la verdad es que no me suena tu cara, viendo la foto que tienes puesta, yo entre a diario en la taberna durante muchos años, parecía mi segunda casa y seguro que tengo que conocerte, por lo menos de verte entrar alguna que otra vez.
    Para Alfredo: Creo que sé quien eres, si eres el Alfredo que creo, nos conocemos desde el 73, te acuerdas del “Llaves” el hijo de Emilio el sereno? Lo que pasa que tuvimos amistades diferentes, pero a lo mejor te acuerdas de mi, yo también fui al Jose Antonio, luego me cambie en el 71 al Virgen de Madrid (el cole del famoso pega palizas Padre Amalio).
    Me parece que jugabas en el Parque de Berlín con los de amarillo, yo jugaba en el famoso Celtic de Berlin con la camiseta del Betis jeje, que tiempos.
    Que de recuerdos del puesto verde (la vale), los cines Morasol, El Covadonga, Lopez de Hoyos, el Roma y tantas y tantas cosas, podría estar horas escribiendo….


    • Hola Fernando,
      Acabo de leer tu post, y me he quedado helado.
      Soy David, sobrino de Juanjo (del que dices que en paz descanse, como así es, desgraciadamente). Seguro que te conocí, pues mi tío siempre estaba junto a La Asturiana, con Fermín y compañía, mirando los coches y esperando a que yo pasara para hacerme rabiar. Estuve yendo a su casa, la de mis abuelos, en Vinaroz 27, desde que nací, en 1979, hasta 1999, cuando murió mi abuelo y se vendió la casa. Ahora, afortunadamente, he vuelto al barrio, y vivo con mi mujer y mi hija en la c/ Quintiliano.
      Paseo mucho por Vinaroz, recordando mi infancia, en la que de alguna manera, estarán todos esos que has nombrado y tú. De los amigos de mi tío recuerdo a Fermín y a uno grande, con el pelo rizado…tú sabrás quien es, seguro.
      Lo dicho, muchas gracias por este post, espero seguir en contacto con vosotros.


      • en 21 mayo, 2012 a 2:11 pm Fernando Centeno

        Fernando Centeno.
        Hola David, nada más leer tu post me he acordado de ti, todavía recuerdo a mi amigo y añorado Juanjo como se le caía la baba al hablar de ti o cuando ibas corriendo hacia el al verle. Te hablo de principios de los 80. Decirte que tu tio y yo eramos amigos de toda la vida, compartimos infancia, adolescencia y juventud, vino a mi boda con su mujer Marisol y yo fuí a la suya con mi mujer, también con el alto que dices, el de pelo rizado, que no era otro que Pedrito. Siempre estábamos en la taberna (La Asturiana), día y noche, como eramos y yo todavía soy amigos íntimos de Fermín.
        Recuerdo también a tu familia, tus abuelos, no se me olvida tu abuelo en el campillo detrás del 27 de Vinaroz con su Seat 124 o era un 1430? color amarillo claro, tu tía y tu mami y tu papi también, si no recuerdo mal es militar, y a tu tio por supuesto, que a éste le hacíamos de rabiar je je.
        La noticia de tu tio me la dió Fermín, fué como una patada en el corazón, me acuerdo mucho de el, podría contarte veinte mil batallas que vivimos juntos, son cosas que jamás se borrarán de mi mente. Seguro que tu familia se acuerda de mi, si no sería para matarlos jeje, saludalos a todos de mi parte, estamos en contacto y me alegro que hayas vuelto al barrio.


      • Hola Fernando.
        Me alegra mucho saber que te acuerdas de nosotros con tanta exactitud. Me dejas de piedra con lo de mi padre, vaya memoria, y del 124 (sí señor) amarillo de mi abuelo en ese campillo donde a veces ponían una feria y dónde siempre aparcábamos. Recuerdo el 127 que se compró mi tío, con un color rarísimo, sustituyendo a un 600 que tenía, su primer coche…
        Afortunadamente he vuelto al barrio y paseo mucho por Vinaroz, evocando una infancia privilegiada por haber compartido tantos sábados en la Taberna, en el Bar de Teodoro, en El Regatu, en el campillo, en el Parque de Berlín…en el mejor barrio de Madrid.
        Miraré las fotos de la boda, a ver si te reconozco.
        Hoy mismo le contaré a mi madre y a mis tíos este “encuentro virtual” y les daré recuerdos de tu parte.
        Un fuerte abrazo. Seguimos en contacto.


    • Hola Fernado si tienes el mail de Fermin le mandas un abrazo de David Zurdo jugue con el muchos años en el constancia prosperidad, por cierto mis hermanos mayores tambien iban al virgen de madrid pero son mayores que tu , Jose Ramon y Miguel Angel Zurdo.
      Un saludo


      • Hablando de equipos de futbol de la Prospe,aparte del Triunfo y el Bar Mauricio,sobre el año 69-70 se Refundo El Constancia, cuya sede social era el Bar Los Merinos (Sr. Paco – Dña. Concha), el entrenador era Chiqui y el segundo Pichichi su hermano, por cierto había jugadores que vivian en la misma calle Constancia, como Faito y Javier este ultimo creo que era sobrino de Dña. Concha, también había jugadores que vivían en La Casa Grande de Lopez de Hoyos, 139 como Antonio Vidal, Mario Lanza o Jesús Maíz (Chuchi), otros jugadores como Toni o Fernandito vivían en Clara del Rey, ademas Miguel Angel, Zamorita, Rafita también eran de la Prospe.,solo uno creo que era de Bilbao, militabamos en Tercera Regional y hicieron un Papel muy Digno, nuestro Campo como Local era El de San Juan Bautista, y de visitantes entre otros El Garcia de la Mata, después la mayoría de estos jugadores, Refundaron El Prosperidad Sede Social el Bar Nutrilandia (Jesus – Pilar), esquina con la calle Antonio Zapata, pero de esto ya comentaré por no extenderme demasiado, sabéis que el equipo del Triunfo lo llevaban Los Barritas dueños de la Gran Panaderia que había esquína con Cardenal Silíceo, continuara Saludos.


      • Creo recordar que a finales de los 90 el Constancia continuaba activo. Yo conocía a Fermín del bar La Asturiana que jugaba en él, si no me equivoco.


      • Otro equipo de fútbol, fue El Prosperidad, se refundo en 1972 su primera sede social fue en la calle Mantuano (Bar Jalisco), después se traslado a Lopez de Hoyos esquina a Antonio Zapata, (Bar Nutrilandia) un saludo para Jesús y Pilar, la base del equipo fue El Constancia, al que se añadieron unos Fichajes con Solera como fueron: Antonio Laborda, Antonio Maiz, Miguel, Carlos, Lerma, Rafa Castro, Miki, Pathy, Jose Sierra, Geniana, etc.etc., se dejo el Pabellón muy alto en la Tercera Regional, el Presidente fue DOMINGO (Muebles Domingo), y tuvo Socios muy Ejemplares como el Sr. Jerez (Sastrería Jerez), y D. Felipe (Bazar Prosperidad), comercios que habían al lado de la Ostreria, como Técnicos contabamos con el Sr. Zamora y Raúl. Estos comentarios los hago como un pequeño Homenaje a estas personas, que llevaron el Nombre del Barrio por todo Madrid, y muy Dignamente, sin nada mas un saludo para todos.


  42. en 16 abril, 2012 a 7:24 pm | Responder Fernando Centeno

    Se me olvidaba, es curioso… antes de Antonio, Cecilia y Fermín, cuando efectivamente se llamaba La Blanca, había otro matrimonio asturiano, estos tenáin un hijo que era íntimo de mi hermano (tiene 63 años) y le llamaban el Pichi, no me acuerdo porque, éste se hizo con el tiempo inspector de policia y los padres dejaron la Taberna (en mis tiempos no se decía la Asturiana, era La Taberna), con el paso del tiempo mi hermano y el Pichi perdieron el contacto, que lastima….


  43. en 16 abril, 2012 a 8:23 pm | Responder Enrique Ramirez (Kike)

    PARA MANOLO Y PARA LOS DEMAS PARTICIPANTES Y OBSERVADORES: Un saludo cordial.

    Em cuanto a las,Discotecas Markee (que soliamos llamar El Markin) y el Rock Ola, pues no recuerdo bien en que Local estuvo mucho antes ubicado -sería por los años 60- el CINE MONACO. Nosotros comenzamos a ir por la Discoteca Markee cuando cerraron en Diego de León (en C/Bejar) la Discoteca M&M y también cerraron en zona Metro Santo Domingo la Discoteca Alex -pues por finales de los 70 y principìos de los 80 -tras vernos expulsados del Barrio de La Prospe por la Expeculación Inmobiliaria- yo ya llevaba varios años integrado en mi nuevo Barrio (Cañorroto) y parabamos en esas otras Discotecas, las cuales al ser cerradas, pues comenzamos a frecuentar de pasada Markee allí en La Prospe. Y, allí tuve oportunidad de reencontrarme con antiguos conocidos y colegas de Prosperidad y del Poblado de Canillas y La Uva de Hortaleza.

    LO DE LA ASTURURIANA O LA BLANCA: La verdad es que, aunque intento hacer memoria, no me viene el recuerdo de ese establecimiento. Es posible que no lo frecuentara.
    En cuanto a la otra Taberna CASA EMILIO: No estoy seguro pero algo me suena. Así que, haber si tu mismo ó´alguién puede explicar un poco en que zona se ubicaba ese establecimiento.

    Al Segundin hace unos 35 años que no le veo. Y él fué a visitarnos un par de veces cuando recien mudados de Barrio. Y, según tu cuentas, coincide que me han comentado (tanto su hermano pequeño Angel, a quien vi no hace mucho y otro vecino) que trabaja por el Paseo de Extremadura.

    Recordando así a la gente, me viene ahora a la memoría que cuando eramos muy pequeños nos colamos en el patio de una casa vacia y abandonada en la Calle Luis Cabrera a coger albaricoques y Segundín se cayó dentro de un pozo que no vimos y tuvieron que ir Los Bomberos a sacarle. Le sacaron con un cuboi atado con una cuerda -si este lamentable accidente hubiera ocurrido ahora, seguro que hubieran pasado una buena factura por la intervención (menos mal que ahora los niños y las niñas no juegan en la calle porque están la mayor parte del día institucionalizados). Ya cuento antes que me pasé a dar una vueltecita por La Prospe para recordar viejos tiempos. Y, ya no se veían niños jugando por las calles y plazas -cosa que, cuando nosotros eramos pequeños, al poco de salir del Cole, todas las tardes ó casi todas, saliamos a jugar a la puerta de nuestras casas y a recorrernos todo el barrio, que habíua muchas zonas descampadas donde podiamos jugar a la pelota, a las chapas, a la peonza, etc. sin molestar (bueno, a veces molestando a las ·viejas del visillo” (que algunas había).

    Bueno, corto a ver si alguien cuenta lo de CASA EMILIO.
    Salud.


  44. De Manolo para Fernando Centeno:
    c/Vinaroz,21.corrala,B.Porque hay dos;todavia.
    Creo recordar que vivias en la corrala B
    Cuando tu ibas “Padre Amalio”yo iba a el “Isidro Almazan”c/Luis Cabrera.
    Recuerda que a el vecino de la corrala A (el casera,alvarito,el bolas,potele,el patata e,t,c.).nos poniais a caldo a collejas jugando “Al Pasillo”Siempre a las puertas de “LA ASTURIANA”.
    Si,si.Fermin,Tu,Fernando,El Gansitu,El Tolilo y el cabronazo de (EL MUSIEGO).
    Ahora que dices que ya estas viejo,je,je.Yo tengo 45;
    Aun recuerdo la tarde que me invitaste a merendar a tu casa eso si ,con algo de prisa puesto que el enano y tu os teniais que ir a bailar a el Golden.
    El bocadillo fue la hostia .Churrusco de pan baciado de su miga rrelleno de tomate Orlando.Vamos ni en el Bulli.
    No quiero que este foro se singularice por nuestros gratos e inolvidables momentos.Puesto que hay mucho que comentar respecto a los demas comentarios del resto de los foreros.
    Un saludo muy cordial para el enano para ti y para el que nos esta viendo desde las estrellas,EL MUSIEGO.


    • en 13 mayo, 2012 a 10:57 am | Responder Fernando Centeno

      Hola Manolo, no consigo recordarte, en un principio creí que eras el “casera” que también se llama así, pero al mentarlo entre el grupo que comentas veo que no eres.
      En el 21 de Vinaroz no había corralas, eran tres escaleras, la izquierda y derecha, que había que cruzar un patio y la central. Todos los que mencionas eran menores que yo y Fermin y si les hacíamos algunas, pero nos llevabamos muy bien.
      Jaja, no era la Golden donde ibamos a bailar, era la discoteca Victoria, en Francisco Silvela, que se ligaba bastante, que tiempos aquellos.
      Lo del pan con el tomate tampoco me acuerdo, me tendrías que dar más detalles jeje, mi mente cada vez funciona peor.
      Dame detalles de ti, me gustaría caer en quien eres, un abrazo.


  45. De M anolo para Kike:
    Sobre la taberna Casa Emilio,todavia aguanta en la esquina de Lopez de Hoyos con general zabala,en frente del antiguo cine lopez de hoyos.
    Fue y sigue siendo unas de las tavernas mas castizas de Madrid,donde actualmente te puedes tomar,si no,la mejor cana de cerveza tirada al estilo antiguo acompanada de unos fantasticos berberecchos o sus boquerones en vinagre.
    De pequeno iba con mis padres y lo regentaban un matrimonio muy famoso ,tanto que hay fotos de ellos posando con Rita Herburn,Manolete,Lola Flores,etc.Bueno si entras algun dia,te pasaras todo el rato obserbando cuadros flipantes.
    Ahora lo llevan sus hijos.He de decir que los padres han dejado un buen legado.
    Es algo caro,pero merece la pena.


  46. en 21 abril, 2012 a 6:40 pm | Responder Enrique Ramirez (Kike)

    PARA MANOLO. Sobre Casa Emilio:
    Un saludo. Al explicar en tu escrito la ubicación de la Taberna Casa Emilio, ya he caido en cual es. Efectivamente que la conozco y la conoci. Antaño, en los años 60/70 la frecuentabamos, así como La Ria y La Ostreria. Casa Emilio, en esas épocas era un establecimiento bastanter más economico que La Ria y La Ostreria (estos dos eran más caros).
    En cuanto a La Asturiana, por la Calle donde se ubicaba, es que no frecuenté ese establecimiento porque pillaba en la otra margen de donde viviamos (C/Constancia), así que nosotros frecuentabamos Bar La Cabaña (en C/Juan Bautista Toledo, ya desaparecido), Bar El Barril (C/Canillas esquina con Gral Zabala, actualmente existe con otro nombre y reformado), nEl Bar de Jesús el de los peces (C/Zabaleta, que tenía una pecera, ahora existe el local pero creo lo llevan unos extranjeros y ha cambiado), Bar Paco (C/Anastasio Aroca, en Edificio Los Merinos, existe pero creo también lo llevan extranjeros y ha cambiado), El Maño (C/Daganzo, justo enfrente de donde vivian mis colegas los Hermanos Lacalle, ahora está cerrado y creo se traspasa), La Bodega (Bar Restaurante en Pasaje Pradillo, sigue la misma familia), Mesón Picos de Europa (Juan Bautista Toledo casi esquina Clara del Rey).
    Y, ahora me viene al recuerdo un Bar de freiduria (que ponían unos bocatas de calamares que me gustaban), ubicado enfrente del Cine López de Hoyos, en un edificio antiguo que ya no existe desde hace muchos años.
    Volviendo a Casa Emilio, a mediados de los años 70 solía a veces tomar alguna cervecita allí tras salir del trabajo dado que, aunque a esas alturas ya no vivía en la zona, trabajaba por allí en Talleres La Estrella (ubicados en C/Gral. Zabala). Esos Talleres ya no existen. Era un Taller pequeñito de reparación de automoviles y casi hacia esquina con la Calle Canillas. Enfrente de ese Taller había una Peluqueria de Caballeros, que todavía existe pero la lleva otro chico. Y junto al desaparecido Taller La Estrella estaba un Bar muy pequeño y conocido: La Casita, que ya no existe.
    Salud.


  47. en 25 abril, 2012 a 11:13 pm | Responder Enrique Ramirez (Kike)

    SOBRE ALGUNAS ESCUELAS DE LA ZONA: Un saludo a todos los observadores y participantes.
    Quiero escribir algunos recuerdos de mi infancia en los Colegios a los que asistí cuando vivía en La Prospe.
    En Parvulitos estuve en la Escuela MARIANO DE CAVIA, ubicada enfrente del Colegio ISIDRO ALMAZAN. Se accedía por la Calle Juan Bautista Toledo. Allí, en esa Escuela de Parvulitos había una Profesora que se llamaba Adela, creo recordar que tenía pelo oscuro en medía melena ya con alguna cana, con la cara alargada y finita, era delgada -es una de las pocas que recuerdo con agrado porque nos trataba muy bien-. Recuerdo que comiamos en el Colegio. Allí repartían entre los niños unas botellas pequeñas de cristal con leche.
    Después estuve escolarizado una temporada en el Colegio SAGRADO CORAZON. Allí el Profesor de Religión era un auténtico verdugo -no recuerdo bien si su nombre era D. Antonio y tampoco recuerdo su fisico; aunque todavía recuerdo las palizas que me daba por no saber ciertos rezos que me preguntaba-. De la Clase de Religión recuerdo estaba en la planta de arriba. Cada vez que oigo la canción de Asfalto, “Días de Escuela”, me viene a la cabeza la Clase donde estaba la estufa que sólo calentaba al Profesor, los retratos del Dictador Franco y de José Antonio, y el crucifijo. Había un aparato para sacar punta a los lapiceros, que estaba sujeto a la mesa del profesor (allí introduciamos los lapìces y se daba vueltas con una manivela similar a los antiguos molinillos de café). El patio del recreo, en su zona frontal y lateral se veía desde la calle y, por detrás del edificio creo recordar había otro trozo de patio, un patio muy pequeño y estrecho. Creo recordar que esa Escuela era mixta, aunque no recuerdo si estabamos mezclados ó en diferentes clases. Allí se liaba un gran espectaculo llegado el mes de Mayo con lo de la historia de “Con Flores a María”. Nos obligaban a llevar flores -soliamos cogerlas de los descampados cercanos (amapolas, margaritas, etc), aunque yo prefería coger lagartijas. Sobre los Profesores, aparte del de Religión (que ya dije creo se llamaba D. Antonio) y el Director -no se si se llamaba D. Jesús-.
    Hoy en día ya no existe ese Colegio porque han derruido el antiguo edificio y han construido otro nuevo. La Iglesia sigue existiendo.

    EL COLEGIO ISIDRO ALMAZAN: Ubicado en C/Luis Cabrera esquina con Juan Bautista Toledo. El Conserje se llamaba Pascual (también solia pegar a los chavales). A los Profesores de esa Escuela les recuerdo más bien ya bastante mayores, maltratadores y creo por sus modos debían ser seguidores del Regimen Franquista: Había un tal D. Tomás (apodado El Lapo porque estaba siempre escupiendo en la papelera), D. Leandro, D. Francisco (creo que le llamaban El Patxi y era el Profe de Música), D. Inocencio, D. Anastasio (creo que era el más verdugo, aunque pudiera ser Inocencio -es que ya hace tantos años que es dificil recordarlo todo-). El Director era ya muy mayor ó eso me parecía a mi en esos años y creo se llamaba D. Agustín -eso si, el mote lo recuerdo muy bien: le llamaba Dumbo porque tenía las orejas muy grandes-. Y recuerdo con agrado a uno de los Profesores que tenía una forma más humana de tratar al alumnado dado que, el resto del Profesorado solía imponer castigos continuos, dar capones, golpes con la regla (en la palma de la mano ó la punta de los dedos), Este Profesor se llamada D. Ildefonso y entró allí más tarde y era más joven que los otros, A D. Ildefonso le ví años después, siendo yo ya un veintiañero. Me le encontré por el Barrio del Pilar y nos saludamos y él todavía se acordaba de los hermanos Ramirez. También me viene a la memoria que en ese Colegio había una sala grande que era el gimnasio, con un potro para saltar. Y creo que había un piano. En el patio había un frontón cubierto, y una fuente redonda de la cual brotaban chorritos de agua. Era un patio grande.
    Comenzamos a hacer novillos ó pellas allí en el Isidro Almazán, más bien por evitar las palizas que daban los profesores por no saber las lecciones, etc. y por evitar las humillaciones (a veces, tal ó cual profesor, le daba la regla a su alumno favorito ó al chivatillo para que nos pegase y después a la salida del Cole el chivatillo también cobraba).
    En mi caso, como suspendía siempre, en verano ´me hacían ir a recuperar. Y, el último año que estuve allí, me tocó recuperar estando D. Ildefonso y, aunque este Profesor nos trataba bien, al tener ya el vicio de faltar, tansólo aparecí por clase el primer día.
    Quiero que sepais que igual en datos de nombres, etc igual me confundo porque son recuerdos de hace más de 35 años.
    Salud.


    • Hola, me llamo Antonio Moreno y estuve en el Isidro Almazan, desde 1962 a 1970, tambien me acuerdo del profe de 4 de ballicher de mates D. fernando era el mejor y habia a otro que le llamabamos el fusta, me gustaria saber si hay alguna forma de contactar con antiguos alumnos.


      • Tocayo yo tambien estuve en el Isidro Almazán, me incorpore viniendo del Mariano de Cavia (Srta. Mari), en el Curso 60-61 (D.Inocencio) , que voy a hablar de Este Personaje, creo que esta dicho todo, a propósito no he visto ningún comentario sobre los Presentes que recibían estos Profesores por Navidad, los armarios que habían en las aulas para guardar sus abrigos, parecían auténticos Muebles BAR, para que nos siguieran tratanto igual de Bien, permaneci en el colegio hasta el Curso 65-66, 2° de bachiller (D. Francisco), aprovecho la ocasión para mandar un Saludo a mis compañeros de clase como son entre otros: Antonio Muro, Iborra, Morgado, Hurtado, Correa, Barrios, Antolín Gaitero, Cobos, León, Perona, etc.etc., pero muy Especialmente a Antonio Vidal y a Francisco Sipos, a proposito cuando yo entre en el Colegio, el conserje era D.Antonio (falleció muy joven), y le sustituyo D. Pascual, de D. Anastasio no quiero Ni Hablar, menuda BESTIA……un Saludo para todos.


    • yo estudie en el isidro almazan y por tus comentarios debes de ser dos o tres años mayor que yo (tengo 42) , conoci a esos profesores pero por los pelos, a mi me dieron clase la Srta Maria,Srta Conchita,D.Vicente,D.Leandro,D. Julian, Srta Virginia , La topo,El Zubi etc


  48. en 4 mayo, 2012 a 10:35 am | Responder barrereas chamartin

    Me gustaría que alguien de este distrito me dijera, que era antes el edificio que está situado en la calle Eugenio Salazar 2, esquina con Luis Cabrera, ahora es una residencia de personas con discapacidad, COCEMFE, me han dicho gente mayor del barrio que antes era un colegio….otros que en tiempo de la república fué un hospital….
    La cuestión es que no tiene una edificación normal, pues hay rampas desde el sótano hasta la segunda planta, un montacargas que cabe un coche de aquellos tiempos, etc….
    Muchas gracias
    BARRERAS CHAMARTIN


    • Investigando para hacer la historia familiar, ese edificio que mencionas,según los documentos que obran en mi poder, en los años de la guerra al menos, fue la sede del Círculo Socialista del Barrio. Después, no tengo memoria de lo que fue en los años subsiguientes.
      Pero al menos durante la guerra, el uso que tuvo fue el de sede del Círculo Socialista


    • para los alumnos del Isidro Almazan era nuestra pared de fronton jajaja , al salir del cole jugabamos en la pared de este edificio junto a la panaderia.


    • Durante los años 1965-1970 en este centro, trabajaban personas con discapacidad, su oficio artesanal consistía en hacer figuras y adornos fabricados con asta de toro, el olor al pasar por allí era bastante desagradable.


  49. en 4 mayo, 2012 a 4:37 pm | Responder Enrique Ramirez (Kike)

    A BARRERAS CHAMARTIN: Un saludo. Ahora no caigo qué edificio es. Tendría que pasarme por la zona y verlo ó si alguien pone foto del Edificio y la zona, igual recuerdo que es lo que había antes.

    Es que no hace mucho hice una visita por ciertas calles de la Prospe, recordando el que fué mi Barrio de la infancia pero, no pasé por esa zona de la que preguntas.

    Salud.


  50. en 13 mayo, 2012 a 11:28 am | Responder Fernando Centeno

    Hola, a petición de Enrique, voy a comentar algo de los colegios Jose Antonio y Virgen de Madrid (el famoso colegio del padre Amalio).
    Tengo que decir que no tengo fotos del colegio Jose Antonio (ya me gustaría) y del Virgen de Madrid tengo alguna de la comunión que hice en el patio, aunque éste no se ve mucho.
    Con respecto al colegio Jose Antonio en la calle Matilde Díez, fuí muy chiquitín entre el año 1966 y 1970, pero tengo algún recuerdo, sobre todo de Don Miguel un profe que era bueno enseñando y alguna vez te daba con la regla, de las ganas que ponía, el labio superior se le metía para dentro jeje. La directora, que fué la misma que posteriormente estaba en el Pintor Rosales en Principi de Vergara, al ser derruido el Jose Antonio. No me acuerdo de su nombre, aunque era de armas tomar. De un profesor que había, que había sido boxeador en su juventud y tenía cara de ello, menudo miedo daba. El caso es que tenía dos gemelas y siendo ya mayor le veía pasear por López de Hoyos. Recuerdo que todas las mañanas al entrar, había que formar y cantar el cara al sol con la mano tiesa. Es curioso, todavía veo gente del colegio por el barrio de la Prospe a pesar de haber pasado tantos años, mayores pero con los rasgos de la infancia. Si alguien escribe algo más al respecto, seguro que me acordaré de más detalles.
    Con respecto al Virgen de Madrid, estuve más años, del 70 al 77. Allí tuve muchisimas experiencias de todo tipo, alguna que otra con el padre Amalio, que me sacudió unas cuantas veces, jaja que perro, que palizas daba. Estaba Don Tómas, profe de mates que era una persona y profesor excelente, vivía en la calle mantuano e ibamos a buscarle unos cuantos niños a las 3 y media para ir juntos al cole, entonces el estaba empezando, luego se caso con la señorita Julita, que daba unas guantas que te hacían temblar y llego a ser Director cuando se fué el padre Amalio.
    Luego estaba la “pera”, que no me acuerdo de su nombre, parecía un hombre, por la cara que tenía y la nuez que le asomaba. Aún hoy me pregunto si no sería un hombre, jaja. La andaluza, que tampoco recuerdo su nombre, era profe de lengua y dabas unas leches también de aupa. Por eso hoy en día alucino de como tratan algunos alumnos a los profesores… y que no se te ocurriera ir a casa a quejarte a papa, que te llevabas otra.. que tiempos. De éste colegio recuerdo a mucha gente. Estuve con Fermín (el de la Tabernita)unos años, hasta que yo me salí y me puse a currar.
    Digo lo mismo con respecto al Jose Antonio, si alguien se acuerda de más cosas, pues nada, que estaría escribiendo un libro de este colegio.
    Saludos a todos.


    • Yo viví en Mantuano 34 hasta 1973. Cuando pequeño fui a un colegio que se hallaba en la calle Vinaroz,casi enfrente del Ateneo Politécnico, en una casa baja rodeada de la fábrica de Abelló, que llevaban dos ancianas cuyos nombres no recuerdo, y que llamábamos “El Colegio de los Cagones”.
      Después, fui al José Antonio. Aún recuerdo al portero, el Sr. Pedro, la escalera central que daba acceso a las clases en, al menos, dos pisos más además del bajo. Recuerdo al Director, D. Acisclo (a quien llamábamos D. Triciclo), a su hijo D. Angel, que llevaba la clase de 4º, a D. Francisco que llevaba la de 3º…Luego, cuando se jubiló D. Acisclo se nombró Director a uno de los otros profesores (todos pensábamos que lo sería D.Angel, pero no…), a D. Angel le pusieron en otra clase, y a la 4ª vino un nuevo maestro, D. Pedro…
      El recreo de 10-10.30, porque luego, entre las 10.30 y las 11:00 h salian al mismo patio las niñas del María Guerrero.
      Nosotros (los niños) entrabamos al cole media hora antes que las niñas, salíamos media hora antes, y si los profes te veían roneando la puerta del cole después de hora, esperando a alguna nena, te regañaban.
      Desgraciadamente, aunque la he buscado en Internet, no he visto ni una sola foto de ese colegio. ¿Alguien tiene alguna?


      • El colegio del Padre Amalio primero se llamó Virgen de la Fuencisla, si la memoria no me falla, y estaba en unos bajos del final de la calle Mantuano, enfrente de la Academia de Mandos. Luego lo trasladaron a un edificio propio en Eugenio Salazar, donde al poco cambiaron en nombre desde Virgen de la Fuencisla a Virgen de Madrid. Mis amigos, Toñin y Miguel Angel Andréu del Hierro, estuvieron estudiando allí, y mas de una vez fui a buscarles a la salida del cole.


  51. en 14 mayo, 2012 a 1:28 pm | Responder Fernando Centeno

    Tengo entendido, se comentó mucho en aquel tiempo y hoy en día me pregunto si no sería una leyenda urbana, que cuando La Fuencisla estaba en Mantuano, el Padre Amalio, que era muy bestia y pegaba unas palizas de no te menees, le abrió por detrás la oreja a un chiquillo del tiron que le pego, con la casualidad de que el padre de este niño era comisario y metió en la carcel al padre Amalio durante un año y le cerró el colegio, luego éste al salir lo abrió en Eugenio Salazar con el nombre de Virgen de Madrid. Sería bueno si alguien tueviese idea de esto, pero vamos que yo siempre lo oí en aquellos tiempos.


    • Estudié en “La Fuencisla” Ingreso en 1961, los “mayores”, estudiaban el los locales de la calle Mantuano, en la esquina con Pradillo, junto al cine Morasol, los pequeños, teníamos la clase en unos locales en la actual calle San Ernesto frente a los descampados que formaron el Parque de Berlín. En 1962, nos trasladamos al edificio de Eugenio Salazar y seguí “recibiendo leña” del Padre Amalio sin solución de continuidad hasta 6º en 1967.
      Lo de la cárcel es una leyenda urbana, ya me hubiera gustado un añito de descanso. El nombre del colegio, lo cambiaron alrededor de 1970.


  52. en 14 mayo, 2012 a 9:14 pm | Responder Enrique Ramirez (Kike)

    UN SALUDO A TODOS Y CONTESTAR A FERNANDO CENTENO:

    Un saludo. Sobre las cosas que has comentado de los Colegios, que yo recuerde, a esos no fuí. Eso si, algunos colegas iban al José Antonio (Carlos y Diego, que vivian cerca de ese Colegio).
    En cuanto a lo del Padre Amalio, no se si lo que comentas de que le metieron preso es una leyenda ó pudiera ser cierto. Lo que si recuerdo es que los niños del Barrio hablaban sobre las torturas que practicaba. De todas formas, por esas épocas, la tortura era algo bastante habitual: Yo fuí al Sagrado Corazón y al Isidro Almazán y en los dos Colegios casi todos los Profesores eran unos perros torturadores -tan sólo recuerdo, del Isidro Almazán, uno que se llamaba D. Ildefonso y era humano y tenía buen corazón (era mucho más joven que los demás y no debía ser partidario del Régimen Franquista que imperaba)-. De los chungos, había allí uno parecido ó peor que el tal padre Amalio (creo recordar que se llamaba D. Anastasio) y daba unas palizas de escándalo (con la regla y también daba guantazos fuertes con la mano abierta). Del dicho Profesor, contaban que había cogido a uno de los alumnos y lo tiró por la ventana (era la planta baja, pero no son modos).
    También, algo que recuerdo del Isidro Almazán, es que allí estaban escolarizados los hijos de un Sargento de Guardía Civil del Cuartel que había por Antonio Zapata (no se la dirección exacta del Cuartel). Con motivo de las palizas que daban los Profesores, alguno pegó a uno de los hijos del Sargento, que venía a mi clase. El niño tenía un hermano más mayor, que ya no iba al Cole y trabajaba (tendría unos 17 ó 18 años). Así que el dicho hermano mayor se personó en el Colegio y le puso las pilas al Profesor. Y, cuando el Director llamó al padre para contarle los hechos, el Sargento se presentó con los dos hijos en el Cole y al mayor le hizo pedir perdón al Profesor y allí mismo le metió dos guantazos que casi le tiró de culo.
    Así que yo guardo muy malos recuerdos de los Profesores, y que se te quitaban las ganas de ir al Cole y de estudiar. Y por eso comencé a hacer novillos con los colegas.
    Recordando estas cosas, a veces pensaba que si a mi hijo cuando era pequeño e iba al Cole le hubiera pasado algo similar, de seguro que al Prodesor le iba a poner morado a puñetazos (a mi mujer se lo dije: como me toquen al chico me cargo al Profe, que ya me pegaron bastante). Asíu que nuestros jovenes han vivido otras épocas y, en el caso de mi hijo, con otro tipo de Profesores, y salió muy estudioso.
    Eso que decían de que “las letras con sangre entran” ó algo así, es una falacia. Estoy convencido que si nos hubieran dado mejor trato, mis compañeros y yo hubieramos sido mejores estudiantes.

    Salud.


  53. De Manolo “el casera” para “Centeno” si coño sí, soy tu vecino de la escalera izquierda del número 21 de Vinaroz, dices que no recuerdas lo del famoso bocadillo haber si con este detalle te acuerdas: antes de preparar la merienda acuérdate que pusistes un disco en el tocata de tu hermano que era de los Deep purple, el in rock exactamente, y después de escucharlo nos bajamos a la taberna, otro recuerdo que tengo de esos tiempos eran las peleas que organizabais Fermín y tú en el descampado de detrás de casa, en los montículos de arena para desafiarnos yo y el Queko y batirnos por el amor de “la bea” hermana del Alvarito, vecinos del número 23, el portal pegado a la asturiana, que vivían justamente en el bajo detrás del bar, espero que con estos detalles te acuerdes un poco más de mí.
    Sí, es verdad todo lo que dices del padre Amalio pero se te olvida un detalle muy conocido de él aunque alomejor en el tiempo que eso pasaba, tú ya no estabas en el colegio de la calle Eugenio Salazar, después de las palizas y humillaciones que nos hacía, después por la tarde a última hora nos castigaba con clase de estudio, después de encerrarnos con llave en el aula se subía al último piso del centro en un despacho que tenía él, donde había una cama plegable y en esas horas de estudio, se subía a dicho despacho con la profesora de inglés y no precisamente para repasar el idioma. Se ponían moraos a estudiar ” EL FRANCÉS”, una vez que terminaban, el padre Amalio bajaba a nuestra clase, algo más contento, y nos dejaba marchar a casa, a eso de las 8 o 9 de la noche.
    Un abrazo muy fuerte! Y hasta los próximos recuerdos de nuestra infancia!


    • en 15 mayo, 2012 a 10:40 am | Responder Fernando Centeno

      Como no me voy a acordar de ti, pensaba que eras otro Manolo, como pones en el grupo de colegas a ti mismo en el comentario de más arriba pues me despiste. Permite que me ria jajajaja, al recordarme lo del KeKo y tu por el amor de “La Bruja”, te acuerdas que la llamabamos así. Me acuerdo de todo perfectamente, ya sabrás que no hay como juntarse o hablar con alguien de los tiempos pasados, para que surjan a borbotones los recuerdos.
      Llegste a ir tu al cole del Padre Amalio? cuando me fuí era el año 77, cuando lo dejé ya no estaba el cura y la famosa señorita que se subía a la habitación era la Eloisa, que iba todo el día con el, ¡vaya Padre!
      A Fermín le veo de vez en cuando, el año pasado estuve con el en Asturias y las respectivas familias, de hecho no hara mucho que tomamos unas cervecitas y te mentamos junto con algunos más. Hace una pila de años que no hemos vuelto a vernos, espero que te vaya bien la vida, seguiremos comentando, un fuerte abrazo Manolín. Por cierto, también me acuerdo ya de lo del bocadillo, jajajaja…


  54. Para todos.
    Como me he divertido, con vuestras historias. Kike en Historias Matritenses me hablo de este blog y me lo he pasado como un enano recordando el barrio, lástima que no haya coincidido con ninguno de vosotros, y vuestras historias. Aunque quizá sí, no lo sé.
    Ahora me toca a mí. Soy del 65, y acudí uno o dos años al Mariano de Cavia, y no recuerdo nada de aquel colegio, salvo los que llevábamos babis. El patio con sus arbolitos, y las mesas redondas que teníamos en las clases. Ah y la cartera con el Donuts que me compraba mi madre en la panadería de la c/Cartagena, junto a la droguería de Fernando.
    Luego acudí un año al Padre Amalio, pero porque mi hermano que me saca 11 años estaba acabando la reválida. Mucho tiempo después se rumoreaba que el Padre Amalio dejo de ser Cura, si alguna vez lo fue, para casarse. Tampoco tengo muchos recuerdos de aquel curso. Si me acuerdo de que en la esquina con Lopez de Hoyos había una zapatería donde me compraban “las playeras” de tela azules y plástico blanco, precursoras de las John Smith y las Converse.
    Luego al glorioso “Isidro Almazan”. Habláis de unos profesores que no recuerdo, quizá mi hermano si los recuerde ya que también fue al mismo, ya le preguntaré. Yo tuve en 1º al “P’Ilde” D. Idelfonso, que aquella época venia a buscarle la novia, y se ponía “morao” con ella en clase. Luego debimos pasar con D. Inocencio, el pega ostias, afortunadamente nos los saltamos para caer en las brasas de D. Vicente y su regla, la de reglazos que me he llevado. En 3º a D. Leandro al que le echaron una bronca nuestros padres por decirnos que los Reyes Magos eran los padres, aunque algunos ya lo sabíamos. En 4º a D. German un morenito de la Isla de Fernando Poo, desgraciadamente no duró mucho.
    En 5º a D. Francisco “El chepa” que nos pedía sellos para ser los jefes de la clase y el muy c…..se iba a venderlos a la Plaza Mayor los domingos. En 6º repetimos con el “P’Ilde”, ya se había casado y ya no venían a buscarle, jajá. Pero se fumaba unos “Ducados” que nos dejaba apestados. En aquel curso empecé a suspender y luego iba a su casa a”recuperar”. Iba con un chaval al que llamábamos “Gorila Maguila”, y antes de entrar nos invitaba a chocolate con churros en la Ostrería. En 7º a D. Fernando el de matemáticas y en 8ª al “Loco” D. Senen. Todos estos fueron mis tutores pero también tuvimos a la mujer del “Loco” “La Fany” y a otro D. Francisco “El Pachi”. Por aquella época llego un chaval que habían expulsado de varios colegios, Tolosana se llamaba, estando en clase del Pachi, le tiro una piedra por la ventana rompiendo el cristal y pasando entre el profesor y las primeras mesas. También le clavó un destornillador al Loco en el labio, que previamente había robado rompiendo un cristal de “La Cazzete”.
    Y después al instituto Santamarca, la mili, la novia, la boda y dejar el barrio en el 91, aunque volví a la guindalera en el 93 y la dejé en el 96.
    Mi bar favorito del barrio siempre fue la “Ria” aunque también parábamos mucho por “El Pinchito” arriba en Constancia y el Pub que había enfrente……..no me acuerdo del nombre.
    Hasta hace bien poco iba a cortarme el pelo a la peluquería de G.Zabala, yo creo que ya se han jubilado los tres, creo que estrenaron la peluquería conmigo, jeje. Los billares de la misma calle, incluso recuerdo el Taller frente a la peluquería, y la panadería que hacia esquina y sus pestiños, la fábrica de patatas, la trapería de Luis Cabrera donde vendíamos los cartones que pillábamos por ahí, el puesto verde………
    Y a ver si alguien recuerda de esto: Pasado el Isidro Almazan frente a los que es ahora la tienda de pinturas “Mavy” había una casa en ruina, con unos depósitos de agua enormes. Se decía que había sido de “La Casera”, alguien los recuerda?
    Bueno no me enrollo más, os seguiré leyendo y escribiendo.
    Saludos a todos.
    Fernando García


  55. en 16 mayo, 2012 a 12:10 pm | Responder Enrique Ramirez (Kike)

    Un saludo a todos y, como no, a FERNANDO GARCIA -COLEGA, LO DE KELPIE CREIA QUE ERA COSA TUYA-:

    Fernando: Veo que cuando has entrado en este Blog te ha pasado lo mismo que a mi: Recuerdos entrañables sobre nuestra infancia. Y es que, claro está que hemos vivido en un Barrio emblemático, un Barrio que tenía mucha solera.

    A ver, de las cosas que cuentas, de algunas me acuerdo. De otras no:
    Por la Colonia de El Pîlar, conocía chicos que también venían al Colegio Isidro Almazán (un tal Escalera, que era muy malote; los hermanos Escribano, que al pequeño igual tu si le llegarias a conocer porque sería de tu edad). Allí en la Colonia de El Pilar, en una planta baja (tipo semisótano) vivía la conocia actriz Rafaela Aparicio (que, aunque en sus actuaciones resultaba muy agradable y hasta cómica, lo cierto que en su vida real era una tia superdesagradable: a veces pasabamos por allí y la gritabamos: Rafaelaaa, y salía como una loca gritando que daba miedo).
    También conocí en un Bar de por la Calle Mantuano al también conocido actor Fernando Fernán Gómez y a Emma Cohen (por esas fechas, que Emma era una cria muy guapa estaba muy buenorra, la gente rumoreaba que estaban liados).
    La Zapateria de López de Hoyos no la recuerdo pero si recuerdo que las playeras que llevabamos en nuestra infancia las llamaban TORTOLITAS, TORTOLILLAS O LAS TORTOLAS que las llevabamos en verano (nosotros las comprabamos en la Cacharreria/Zapateria de C/Daganzo -negocio que llevaba la familia Araya-. En invierno lo que se llevaba eran LAS BOTAS CHIRUCAS -QUE ERAN UNAS BOTAS TIPICAS DE LOS OBREROS-.
    Si recuerdo también el Profesor que fumaba Ducados como un carretero. Y al Profesor morenito y a las Maestras, en mis épocas no estaban (en el Isidro Almazán, cuando yo estuve, todo eran Maestros).
    En Calle Constancia, recuerdo la Fruteria -que hacia esquina- y la llevaba el Sr. Pedro. También junto a ella estaba La Mercería -la llevaba una señora que no recuerdo el nombre-. Y, enfrente de dichos Comercios, cuando yo vívia allí (años 60 y principios de los 70) había una Tienda de Ultramarinos que se llamaba LOS MERINOS (COMO EL EDIFICIO). La Carniceria que estaba un poco más abajo, creo recordar que el dueño se llamaba Antonio. Y más abajo estaba la Lecheria de la Sra. Maruja. Justamente yo vivia enfrente de la Lecheria y dos portales más abajo vivia la conocida familia Monedero.
    No recuerdo ninguna tienda de telas.
    La peluqueria de General Zabala sigue existiendo pero ahora la lleva un chico nuevo, que conoció a los asntiguos dueños y me contó que habían muerto de cáncer. Y te diré que, antes de estar ubicada en esa Calle, estuvo ubicada en Calle Anastasio Aroca (casi esquina con Clara del Rey, en la acera de enfrente de la Farmacia -que la Farmacia sigue existiendo-). Así que ese negocio fué trasladado a General Zabala. Y, cuando estaba en la otra Calle, recuerdo que mi madre me llevaba allí y me cortaban el pelo con tipicaz santigua máquina de rapar (que parecía como las de esquilar a las ovejas).
    Por las fechas en que tu ibas a esa peluqueria, yo ya no vivia en el Barrio pero estaba trabajando por allí, en el Taller que había enfrente de la Peluqueria: TALLERES LA ESTRELLA -el dueño se llamaba Carlos y hoy día no existen ya esos Talleres-.
    En los Billares de General Zabala, que estaban más arriba con dirección a López de Hoyos, también he parado yo (con todos los malotes del Barrio).
    En cuanto a la Traperia de Luis Cabrera, nosotros también ibamos por allí a llevar cartones, etc.
    Y, para ire terminando con esta intervención: EL EDIFICIO QUE DICES TE CONFIRMO QUE ERA LA FAMOSA FABRICAS DE LA CASERA QUE, TAMBIEN ERA, FABRICA DE HIELO. En los años 60 las casas humildes no tenian frigorificos, sino neveras donde se metia hielo (eso quien las tenía, claro). Mi madre me mandaba a por un trozo de hielo que creo recordar valía 2 pesetas. Recuerdo a los operarios que estaban allí con unos mandiles ó delantales hasta las rodillas, y con un gancho para coger las grandes barras de hielo, que las partian y las vendian a trozos.

    Bueno, ya seguiremos con estas historias.

    NOTA: dESDE LUEGO QUE HAY QUE FELICITAR AL PRINCIPAL QUE TUVO LA GRAN IDEA DE ABRIR ESTE BLOG, RECORDANDO UN BARRIO TAN EMBLEMATICO.
    sALUD.


    • Que sorpresa que hayan muerto los tres (los peluqueros) de cáncer, a saber que llevaban los productos que nos echan. La última vez que fui solo quedaba uno y me dijo que los otros se habían jubilado, y que a él le quedaba poco para jubilarse.
      Si señor la carnicería del Sr. Antonio!!!
      Rafaela Aparicio!!!! yo no la “puteaba”, jaja. y hablaba con ella en su casa desde la ventana que daban a Pinilla del Valle.
      De la gente de la que hablas no la he conocido, pero los Monedero me suenan un montón, creo que el pequeño iba un curso detrás de mi. (ademas pensaba que eran los que leían los contadores del agua, y tenian la oficina en Mataelpino, donde el puesto verde, llegando a la Avda. de América)
      Y los Merinos, no habré comido bacalao de esa tienda.
      De los deposito de la “Casera”, solo me faltaba la confirmación, íbamos a quitar el plomo de las tuberías para venderlo.
      La tienda de telas se llamaba “Galerías……………” creo que el nombre era vasco o italiano o una mezcla de los dos, pero la recuerdo siempre cerrada, ponía el nombre en un rotulo en la puerta. (na ni en google aparece, ya me acordaré)
      Del hielo tengo vagos recuerdos, creo que en casa teníamos una fresquera, y nos traían el hielo a casa. Pero luego compramos una nevera y una TV y desapareció lo del hielo pero recuerdo a esa gente llevando las barras de hielo.
      Las tórtolas!!!! mira que no acordarme del nombre.
      Nosotros comprábamos la leche en la c/Quintiliano esquina a Zabaleta, los dueños eran Fermin y Sofia, tenían una vaqueria en El espinar en Segovia y creo que se mataron en un accidente de coche yendo o viniendo de allí.

      Saludos Prosperitanos o Prosperitenses. jeje.


  56. Una pregunta tonta, se pueden colgar fotos junto a los comentarios, o hay que enviarlas al administrador del blog?


    • Tienes que enviarlas al correo del blog (Arriba a la derecha de la página. Aparece una paloma “mensajera” en un ventanuco). En cuanto lleguen, las cuelgo.


      • Hola Enrique.
        Hoy he leído tu artículo ,me ha gustado mucho a la vez que me trae recuerdos de mi infancia.
        Yo nací y viví en la calle López de Hoyos hasta el 1982.Concretamente en el 198.
        Quería añadir datos por si son de interés. En barrio vivieron personas famosas que ya se dijeron.
        Había otras ,como me dijo mi madre (RIP 2018) Marisa Paredes, Ismael (el de la Banda del Mirlitón).
        Habían tiendas que a día de hoy, no se si existen…
        En clara del Rey, habían dos panaderías (de Don Luís),la pollería (de Olegario) y otras como papelería Tomy, joyería Granero, una autoescuela, al lado un pequeño estanco y mas adelante dos supermercados uno de los cuales me parece que se llamaba Reycla (no estoy seguro).
        luego estaba el parque del Banco de Bilbao,al principio Había un hombre que estaba en la entrada, luego ya no ,y por eso jugábamos allí.
        En la calle Ramos Carrión, había una papelería (Me parece que se llamaba Mara) una tienda que hacían patatas fritas y demás ,las comprábamos a 2 o 5 pesetas(eran unas papelinas pequeñas) y más arriba una Pastelería.
        También me acuerdo que mi balcón daba a Clara del Rey. Allí había un descampado que aparcaban los camiones de reparto de la Danone, la Fábrica la tenía delante de la entrada a mi bloque .Más tarde hicieron bloques de militares (me parece),habían muchos eso sí.
        Ya en la calle López de Hoyos, estaba la mercería Encasi, Que más tarde fue parte de un bar y al otro lado había una pequeña lechería que me parece que también fue parte del bar (o lo es todavía).
        Ta más arriba estaba la ferretería Venecia, al lado una peluquería que a pie de calle era para hombres y en el sótano de mujeres.Más arriba deportes Salazar y más….
        También me acuerdo de un hombre que vendía pipas ,cigarros y chuches en el otro lado del Cine Covadonga,(su mujer se llamaba Encarna).
        Enfrente había un concesionario de la Chrysler-Talbot que sufrió un par de atentados.
        Por si hay alguien que hubiera estudiado en el colegio Pablo VI,yo curse mis estudios allí.
        Atentamente Javier.


  57. en 18 mayo, 2012 a 10:52 am | Responder Enrique Ramirez (Kike)

    A Enrique Fidel y Fernándo G: UJn saludo. Pues sería estupendo que Fernçando pudiera enviar algunas fotos. A mi me hubiera gustado pero, por desgracia, cuando me fuí del domicilio paterno y me independicé no me dieron foto alguna -aunque, la verdad, pocas fotos eran las que tenía-. Ni siquiera me dieron foto de la Primera Cominión, que la hice en la Iglesia del Sagrado Corazón, y una foto que me hicieron en el Colegio Mariano de Cavia, con el tipico babi que nos hacían llevar (que tendría yo unos 3 ó 4 años), ni la que nos hacían con los Reyes Magos en la puerta de la Ferreteria Lacazete.
    Estoy intentando localizar a alguno de los colegas que tuve por el Barrio, a ver si ellos me envian alguna foto que tengan pero, los hermanos Lacalle ya no viven allí y la vecina que me atendió dijo que el telefóno que la dejaron cuando se fueron no atendía nadie.

    EL QUIOSCO DE PERIODICOS: En C/López de Hoyos, junto a la valla de la Iglesia del Sagrado Corazón hay un puesto de periódicos que lo lleva un antiguo vecino del Barrio, con quien conecté y guarda muchisimos recuerdos de Prosperidad, sus comercios, su gente, etc.. Yo no llegué a conocer el tranvia -ó no lo recuerdo- cuando pasaba por López de Hoyos. Si recuerdo montar en tranvia por Arturo Soria y por Cibeles, pero el del Barrio no. Y este hombre me estuvo hablando de muchas cosas de las que yo ni me acordaba. Y se acuerda de un montón de gente porque de niño repartía el periódico por todo el Barrio y sitios varios. Así que es una persona que podría escribir un libro sobre el Barrio. Le dí los datos del Blog pero él no suele usar usar Internet. Así que estoy a la espera de verle otra vez y animarle a ver si, aunque sea por intermediación de algúno de sus hijos se decide a entrar por aqui y contar cosas.

    LA TIENDA DE TELAS QUE DICE FERNANDO G, QUE ESTABA UBICADA EN C/ CONSTANCIA: Estoy a ver si me viene a la memoria pero nada. Así que, si podeis dar algún dato sobre en que sitio exacto se encontraba ese negocio y qué había cerca del mismo. Yo ,lo que me acuerdo era de una Mercería que estaba pegada a la Fruteria del Sr. Pedro, frente a Ultramarinos Los Merinos. La Merceria la llevaba una señora ya mayor de la que no recuerdo el nombre. Al frutero (Sr. Pedro) y al dueño de Los Merinos (que no recuerdo el nombre) les haciamos algún trabajillo de llevar los pedidos a casa de su clientela (así nos sacabamos algunas propinillas para poder comprarnos chucherias ó ir al cine).
    También recuerdo que en C/Anastasio Aroca, casi esquina con Constancia, en dirección a Zabaleta, había una Polleria, una Panaderia, y un poco más adelante había una Libreria que se llamaba Lozano. Y actualmente hay una Libreria reformada (donde justo en el Edificio antiguo que sigue existiendo enfrente, allí vivia el famoso Felix El Cuto, ya fellecido). Y los locales que había en esa acera -como la Taberna de Paco,m un sitio con mucha solera, tipico de los vermuts de los domingos y muy frecuentado (la mujer de Paco era una señora guapisima, se quedó viuda y estuvo ella llevando el negocio hasta hace unos 10 años ó asi en que me pasé y estuve hablando con ella, que ya era muy mayor y se iba a jubilar- y una Drogueria. Ambos negocios han cambiado.

    Y LA CHUCHERRIA DE CALLE ANASTASIO AROCA: El local existe y creo que hasta las cierres metalicos son los mismos de antaño, aunque en mis visitas recientes al Barrio, he visto que lo que hay allí es un nuevo negocio de Comidas Catering.

    Salujd.


  58. en 18 mayo, 2012 a 8:59 pm | Responder Enrique Ramirez (Kike)

    A JULIA: Un saludo. Gracias por informar sobre la merceria. Ya no me acordaba del nombre de la señora que llevaba ese Comercio.
    Yo también viví en Calle Constancia, durante los años 60 hasta mediados de los 70, ennfrente de la Lecheria de Maruja, en concreto en el Núm. 30.
    Supongo que si naciste y te criaste allí por esas fechas, conocerias al Sr. Guille (que era pajarero y vivia al lado de la Lecheria), y a la Sra. Manola (madre de Juanito el bizco, de la familia Monedero, que eran gente muy conocida).

    Salud.


    • Hola Enrique;
      Me fui a vivir a la calle Martin Machio cuando tenia 2 años, así que recuerdo poco, aunque seguíamos yendo a ver a mis tíos y abuelo , que vivieron en esa corrala hasta que la derribaron. De la señora Martina me acuerdo muy bien aunque era muy pequeña, no se por que, son de esas personas que se te quedan grabadas en la memoria. También recuerdo una tienda de ultramarinos que había en una esquina, la hija de los dueños era amiga de mi hermana, Juani Romo creo, ahora su hermano tiene una papelería en la zona.


  59. en 18 mayo, 2012 a 11:01 pm | Responder Enrique Ramirez (Kike)

    JULIA: En la esquina de Juan Bautista Toledo con Constancia, por los años 60 la familia Romo tenía una Taberna -la llamaban LA TABERNA DE ROMO- y justo en la esquina de enfrente a la Taberna, había una Vaqueria. Y en la esquina donde hoy día hay un Estanco, antaño había una Tienda de Ultramarinos (que el dueño se llamaba algo así como Elodoro) y también una Carbonería, junto a los Ultramarinos -todo esto existió en los años 60 y, a la altura de mediados de los 70, esos Comercios ya no existían tal y como eran (fueron sustituidos por otros).
    No hace mucho tiempo fuí a pasear por Prosperidad y vi la PAPELERIA ROMO, en C/Luis Cabrera esquina con Juan Bautista Toledo. Así que entré a preguntar, al ver el rótulo ROMO, por si tenían algo que ver con la antigua TABERNA DE ROMO y el hombre que estaba en el mostrador me dijo que era el hijo del dueño de la dicha Taberna.
    Salud.


    • Pues fíjate que yo pensaba que el comercio de el padre de Juana era un ultramarinos!, como verás, era muy pequeña entonces. El padre se llamaba Eliodoro, como el hijo.
      Mis tíos, que eran 5 hermanos, también eran muy populares, sobre todo mi tío Pepe, el apellido es Molinete.


  60. en 19 mayo, 2012 a 6:18 am | Responder Enrique Ramirez (Kike)

    A Julia: Bueno, tal y como dices, si resulta qaue el padre de la familia Romo se llamaba Eliodoro, vas a tener razón en que la Tienda de Ultramarinos también era de ellos -si te fijas, en mi anterior intervención, digo qaue el dueño de los ultramarinos se llamaba algo asi como Elodoro, en vez de Eliodoro (es que son muchos años). Así que se ve que ellos tenían varios negocios por allí.
    En cuanto a la Carbonería de Juan Bautista Toledo, casi esquina a la tienda de Ultramarinos del Sr. Eliodoro, que yo recuerde era de los Otero ó Sotero (algo así recuerdo: Uno de los hermanos se llamaba Juasn y al otro le llamaban Tilin ó Tinin, que el Tilin tuvo una conocida Discoteca en Calle Canillas, El Chanel).
    En cuanto a tus tios, así por el nombre no caigo. Igual si los viera en foto me acordaría -es que, tal y como dices, son muchos años los que han pasado-. A una parte de la familia de mi padre, les llamaban Los Cisquerines (también eran muy conocidos).
    Salud.


  61. La tienda de telas, podria ser? Almacenes Huidrobo es que me suena un montón.


  62. Soy algo más joven, pero algunas de las cosas que leo me suenan mucho:
    un tal Escalera, que era muy malote, creo que eran dos hermanos y dos hermanas, el mayor de los chicos tengo entendio que murió como tantos otros la droga, una de las hermanas trabajó en una peluqueria que se llamaba Mila en la calle Cartagena la peluqueria estaba en un primer piso junto a la parada del bus 1 debajo estaba la panaderia de Asun, la tienda de cosas de mimbre y colchonedria de la Señora Paz y la fruteria de Juanito, en la acera de enfrente justo donde ahora esta rodilla en la casa antigua que tiraron una tienda de ultramarinos que se llamaba “la puerta del sol”, en fin son vagos recuerdos, según me vengan más los iré poniendo.


  63. en 24 mayo, 2012 a 2:54 pm | Responder Enrique Ramirez (Kike)

    A CHI : Pues fijaté que de la Tienda de Telas no la recuerdo y tampoco el nombre. A ver si qalguien puede indicar en qué zona concreta estaba, a qué altura de la calle Constancia (si estaba al lado de la Carniceria de Antonio ó de otro Comercio), a fin de hacerme una idea, a ver si recuerdo.

    Parecerá una tontería pero, cosas que no recordaba, las he ido recordando a base de releer los comentarios de los diversos participantes. Y es que hay que ver lo que es el cerebro, como un ordenador que tiene ahi los datos almacenados.

    Lo de los hermanos Escalera, deben ser los mismos que conocí. El mayor venía a mi clase en el Isidro Almazán y el hermano pequeño, varios años más pequeño y recuerdo, tras mencionarlo tu, que si tenía hermanas pequeñas, erán años más pequeñas que yo. Al Escalera mayor, que era un chaval con pelo largo, de aspecto agitanado, le vi años después de haber dejado yo de vivir en el Barrio. Me le encontré por Diego de León, en la Discoteca M&M, de C/Bejar (una Discoteca, por esas épocas de los años 60, 70 y 80 bastante famosa, donde daban Conciertos de música de la que antaño llamabamos Progresiva). Allí actuó, en los 60 Gary Gliter (no sé si habré puesto bien el nombre), y en los 70 y 80 grupos como Leño, Ñu, Asfalto y Bloque. Y un grupo extranjero que pegaba mucho por esos tiempos y se llamaba no se cómo y tenían una canción famosa titulada El Asiento del Conductor. También actuó Ramoncin en sus comienzos.
    Y volviendo a Escalera, cuando me le encontré en M&M ya le ví por muy malos derroteros -pero, es que fueron épocas en que la droga entró de golpe y cogió muy despistados a cientos de jovenes que clamaban por la libertad y la modernidad, sin saber en qué se metían. Y la droga se los llevó por delante. Si yo me libré mucho debido a que comencé a trabajar de muy niño y eso me retiró mucho de la mala vida.
    Los Escalera vivian por la Colonia El Pîlar (así que supongo tu serias de por allí).

    Bueno, si recuerdas algo más, a ver si nos lo escribes.
    Un saludo.


  64. en 24 mayo, 2012 a 2:58 pm | Responder Enrique Ramirez (Kike)

    A FERNANDO G: Pues si tu te acuerda, toda vez que lo ha mencionado CHI, de Huidobro Tienda de Telas, yo sigo sin recordarlo. Así que, a ver si alguien puede indicar donde estaba en concreto esa tienda, a ver si asó voy recordando.

    Y si pudieras proporcionar fotos para que las pongan por aqui, sería estupendo, que yo ya comenté que no dispongo de fotos de mi infancia allí en la Prospe.
    Salud.


    • Galerias Huidobro estaba en el cruce de Constancia con Anastasio Aroca, según vas en coche por Anastasio Aroca, la segunda esquina de la derecha, ahí estaba, en la segunda de la izquierda una fruteria, pero yo no la recuerdo abierta, pero si recordaba el cartel de Galerias ……………. Huidobro, joder con el nombrecito. En cuanto a fotos estoy buscando alguna en las que salga algo del barrio, para escanearlas, y poder colgarlas, pero no aseguro nada.

      Saludos,.


  65. en 24 mayo, 2012 a 8:42 pm | Responder Enrique Ramirez (Kike)

    A Fernando G: Pues nada, no consigo recordar esa tienda de Telas Galerias Huidobro. No obstante, la fruteria siempre la recordé, así como a su dueño el Sr. Pedro, que tenía una hija mayor que yo. Y la fruteria, hasta no hace muchos años estaba porque pasé por allí y el edificio estaba destacando fuera de la nueva alineación retranqueadas de las nuevas edificaciones que habían ido surgiendo año tras año tras el derribo de las antiguas edificaciones. Ahora ya no exister el edificio de las fruteria, en las últimas recientes visitas que hice al Barrio ya lo habían tirado y hay un nuevo Edificio que guarda el retranqueo.
    Y de lo que me acuerdo era de la Churreria, de Anastasio Aroca, que estaba justo a la vuelta de la Fruteria. Y me acuerdo de la churrera, su marido y las hijas más ó menos de mi edad.
    En la misma acera de la Churreria también había una Pescaderia antigua.

    La verdad es que, por esas fechas, el Barrio estaba muy bien surtido de Comercios variados.

    Un saludo.


    • Ahora esta muy bien surtido de sudamericanos y chinos, jajajaj (es broma)


    • Galerías Huidobro lo llevaba un vasco de Vitoria con dos hermanas. El era albañil, haciendo ñapas por ahí. En la misma calle de Anastasio Aroca os habeis dejado una lechería que la regentaba una sra. llamada Josefina, (Fina) justo enfrente de la churrería de un matrimonio de Huelva con dos hijas (Pepe creo recordar) y una huevería (Maxi y Mari).Justo al lado, habia una tienda de ultramarinos que la llevaba el abuelo Evaristo y su yerno Primi. Enfrente aún continuan una casa baja y una corrala que llamaban “los hotelitos”. Siguiendo hacía el colegio Claret, en la esquina con la calle Daganzo había una imprenta. Un poco más adelante un garaje de ambulancias y una farmacia, y en la acera de los impares hubo varias tiendas entre ellas la frutería de Mariano, la peluquería donde empezaron los de la calle General Zabala y el bar de Pablo y Fernanda, despues regentado por otra pareja. Llegando a la esquina hubo en tiempos una carbonería y a continuación una droguería. El dueño trabajaba de mecanico en Iberia.
      Por cierto tambien estudié en el Isidro Almazán curso 70-78 y tambien coincidí con D.Inocencio, D.Vicente, D.Anastasio, D.Leandro, D.German, D.Luis (que estuvo poco y le gustaba atizar con una pala de jugar a fronton) Dña.Fany, El Chepas y sus sellos, D.Ildefonso, El Pachi, D.Fernando que me tiró en 8º y el famoso D.Senen Corroto. Como directores estuvo D. Agustin (que fué profesor de mi padre) y otro que no recuerdo el nombre.
      Tambien tuve amistad con los “hermanos Dalton”, aunque yo era mucho más pequeño. Recuerdo que eran muy atrevidos pues poniamos puestos de novelas en la esquina con Clara del rey, en la puerta de un pequeño parvulario que llevaba la Srta Lucía, sobre todo “el Enri”, y ahí nos sacabamos unas pelas.
      En la calle Constancia yo iba con Luisito el Gordo y su hemano Fernan que vivían en el portal de la lechería. Con Luis y Mariano, otros dos hermanos que vivían enfrente de la lechería. Tabero en la casa de los Merinos. Los hermanos Monedero, bueno eran harina de otro costal. A todos les faltaba un hervor y tambien fueron amigos de andanzas. Por cierto Juanito y pili creo que eran mellizos.


      • ALF, me gustaria contactar contigo. Yo naci en 1957 y vivi en Constancia 20 durante 12 años. Fui al colegio de la Señorita Lucia y al de Isidro Almazan. Ayudaba en Los Merinos…. vamos que seguro que tuvimos que coincidir. Si quieres contactar conmigo movil@3-d.es
        Gracias


      • Mi madre es de 1956 y también fue a ese colegio ¿era un piso que había en López de Hoyos?


  66. en 27 mayo, 2012 a 10:08 pm | Responder Enrique Ramirez (Kike)

    A Chi: Pues no creas, en parte algo de razón llevas porque muchos de los antiguos negocios que fueron cerrando, han dado paso sobre todo a tiendas de las llamadas “todo a 100” , bares, locutorios, y tiendas que tienen cosas varias (pan, fruta, bebidas, artículos de limpieza). Y, aún así, con todos esto nuevos comercios -cosa que se repite en muchos otros barrios (Vallecas, Useras, Lavapìes, etc)- lo cierto es que se tratas de una superposición de negocios repetitivos (algunos de ellos con la misma persona que parece no salir nunca de allí, trabajando de 10 de la mañana a 11 de la noche). Así que los comercios tradicionales, entre las grandes superficies y esto, no podían competir y fueron cerrando.
    Algo que no acaba de gustarme es que parece que algunos antiguos Bares y Bodegas, hoy día llevados por Suramericanos, dan la impresión de un cierto gueto donde sólo entran ellos.
    La verdad, me gustaba el Barrio más como era antes y había más variedad de comercios diferentes y especializados.
    Salud.


    • Tienes toda la razón respecto a lo de que parecen guetos, recuerdo la taberna de los peces, la llevaba un matrimonio mayor, el señor se llamaba Jesús, yo era muy pequeña e iba con mi padre el tomaba su chatito de vino, cuando pase hace poco por allí y la vi me hubiese gustado entrara a tomar algo para recordar, pero me dió la sensación de cuando en una peli del oeste llegaba un forastero a la cantina y todos le miraban mal, total que no me atrevi a entrar y en las peluquerias rres cuartas de lo mismo,me quedo con las tiendas de chinos cojes lo que quieres, y como pagas no te miran ni bien ni mal.


  67. en 28 mayo, 2012 a 11:26 am | Responder barrereas chamartin

    Muchas gracias a los que me han dado alguna pista de lo que era el edificio de Eugenio Salazar 2. Antes, tenía la entrada por esta calle, y cuando hicieron la reforma, la abrieron por Luis Cabrera, que en la actual existe así, con rampa.
    Cómo puedo meter fotos del edificio, para que tengais más pistas. Espero vuestra contestación.
    Un saludo
    BARRERAS CHAMARTIN


  68. en 28 mayo, 2012 a 8:44 pm | Responder Fernando Centeno

    Para David de Fernando Centeno.

    Hola David, he intentado contestarte a tu último comentario pero no me deja, debe ser que hay un cupo de contestaciones y no deja más. Es comprensible, ya que acapararíamos todo nosotros jeje. No sé si se podrá poner una dirección de correo aquí y así contactar entre nosotros. Yo la pongo y si lo ves oportuno me escribes a ella y así te mandaría unas fotos de tu tio, que a buen seguro te gustará verlas. Esta es mi dirección fernandoch@msn.com, un abrazo.


  69. en 31 mayo, 2012 a 5:19 pm | Responder Enrique Ramirez (Kike)

    SOBRE LO QUE ESCRIBE Alf: Un saludo. Me ha gustado tu intervención, la cual recuerda diversos Comercios y Negocios antiguos que hubo en la Calle Anastasio Aroca -algunos yo ya no recordaba pero, al leer, si que me ha venido al recuerdo una Lecheria (la que dices estaba frente a la Churreria), creo que en el interior las paredes estaban forradas de azulejos blancos-. También recuerdo la Tienda de Ultramarinos (que dices del abuelo Evaristo) y lo que también parece me viene ahora a la memoria es la Imprenta esquina con Daganzo -son lugares que había olvidado-. Y sobre el Garaje de Ambulancias, también creo era Taller donde trabajó un colega que fué compañero de Colegio, a quien llamabamos El Bolita. En cuanto a Luis El Gordo (que dices vivia en el portal del edificio de la Lecheria de la Sra. Maruja), tengo ahora un vago recuerdo de él, pues yo vivía justo en las casas bajas que había frente a la Lecheria de Constancia pero, no traté con él pues era bastante más pequeño que yo (y creo recordar que tenía una hermana mayor, más ó menos de mi edad y un hermanito pequeño, que tendría unos 3 años cuando yo me fuí del Barrio, allá por mediados de los 70). Los hermanos Dalton -que me hace gracia el mote, pues en Vallecas tenemos unos Dalton que son muy malotes, y estos más bien eran simplemente traviesos y, lo cuentas de vender novelas porque, sobre todo el Enri, se buscaba la vida con inventos de todo tipo) supongo que serán los hermanos Lacalle (Luis, que era el mayor y, los mellizos Enri y Joaqui, que tenía cojera) -que, fueron compañeros de Colegio y amiguetes de la Calle y haciamos novillos juntos -eso si, en mi época, no les llamabamos Los Dalton, les llamabamos los hermanos Lacalle-. Y en el portal de Luis El Gordo, vivian los hermanos Araya (que eran, por esas épocas, una familia muy conocida en el Barrio. Yo solía parar con el hermano pequeño llamado Carlitos. Y, al parecer, la madre: Sra. Angelita, todavía sigue viviendo allí) -por cierto, en mis anteriores intervenciones ya hablo de estos antiguos vecinos-. Y, en cuanto a la familia Monedero (también muy conocidos por el Barrio), creo que Juanito y Pili, aunque algunos decian que eran mellizos, no lo eran pero eran muy parecidos fisicamente. Ellos eran varios hermanos: Julio, Juanito, La Pili, la Antonia (que era muy guapa y adoptó una estética un tanto “jipy” -alguien me comentó recientemente que en a.ños atrás apareció muerta con una jeringa clavada en un brazo-), Segundín (que era el que paraba con nosotros) y Angelito (que igual, si era más de tu edad, parariais juntos). Si que les faltaba a algunos de ellos un hervor (decian que eso les venía por la madre, Sra. Manola), sobre todo Juanito y la Pili eran como niños grandes.
    Hace muchos años que ya me cambié de barrio y perdí el contacto con estas gentes. Y últimamente estoy intentando localizar a los hermanos Lacalle.
    Salud.

    PARA CHI: Un saludo. Que la Taberna de Jesús -que llamabamos el Bar de los Peces), es un Bar Restaurante con la bandera de Asturias. Y estuve alli hace poco y me pareció había buen ambiente. Y, sobre todo, que debe haber buena cocina porque había que pedir cita previa, de la cantidad de público demandante (así que me fuí a comer al Mesón Picos de Europa, aunque he dejado pendiente pasarme por allí a probar el Restaurante). Y, en una anterio visita que hice por los alrededores, si recuerdo que uno de los antiguos Bares, ahora regentado por sudamericanos, estuvimos por entrar a tomar un refresco pero en la entrada había un grupito de tios muy chulescos que hasta nos miraron mal y optamos por pasar de largo ( es una pena pero nos pareció un auténtico gueto y, según algunas personas mayores a las que preguntabamos, frecuenta gente muy escandalosa y, claro, la gente que antes entraba en esos negocios ahora no entran). Y si que es cierto que las tiendas regentadas por ciudadanos provinientes de China, son como más abiertas al público en general). Salud.


  70. Como ya he dicho en otra parte, yo soy un niño de La Prospe, y durante mis primeros 20 años de vida, allí viví.
    Recuerdo que mis amigos eran dos niños del número 25 de Mantuano, (que entonces tenia solamente el bajo y el primero, y luego construyeron la segunda planta)Toñin y Miguel Angel Andreu. Con ellos jugabamos al Rey de la Montaña, en la esquina de Suero de Quiñones con García Luna, donde ahora se encuentra el Auditorio Nacional, que había un lugar en el que vendían tejas y similares.
    O bien nos íbamos los tres a lo que ahora es el Parque de Berlín, donde nos tirábamos encima de un cartón desde las alturas del actual parque en Marcenado hasta donde ahora está el lago, o a cazar lagartijas. Por cierto, recuerdo al hilo de esto de las lagartijas que, una vez, en vez de tirarnos por esa cuesta hacia el lago actual nos dedicamos a cazar lagartijas. Vimos meterse una lagartija debajo de una piedra, y cercamos la piedra (pedrusco de pedernal) y Toñin la levantó y pillamos toda una camada: macho, hembra y crías. Orgulloso, Toñin puso las lagartijas en su mano y nos las enseñaba. Las lagartijas, al verse libre, empezaron a subir corriendo por su brazo derecho hacia arriba. Para pararlas, intentaba poner una mano por el brazo, pero claro, cuanto más hacía eso, mas corrian las lagartijas por su cuerpo, por lo que se le metieron dentro de la ropa. Toñin se fue quitando la ropa, hasta que tuvimos que hacerle corro y rodearle porque las lagartijas se le habían introducido por la goma del calzoncillo, y estaban justo debajo de sus cojones, sin poder salir de allí debido a lo ajustado de la pernera del calzoncillo. Con mucho cuidado, entre varios le bajamos a Toñin el calzoncillo, y su hermano Miguel Angel le pilló con un manotazo en los cojones a las putas lagartijas. No sé quien lo pasó peor. si las lagartijas huyendo de nuestros manotazos, y el pobre Toñin al tener allí esos bichos y recibir de su hermano un manotazo en los cojones…
    O bien nos íbamos a echar unos pitillos (que habíamos robado a nuestros padres o, en mi caso, a mis hermanos mayores), en las ruinas de un caserón que había a los pies donde ahora está el parque infantil. Allí también hacíamos competiciones de ver quien meaba más alto, o quien meaba más lejos, o ver quien la tenía más larga, y a masturbarnos juntos, o unos a otros.
    Recuerdo que en la esquina de Vinaróz con García Luna había alguna especie de taller de algún tipo, con un árbol de morera en el centro de un patio, con una puerta que tenía una puerta de hierro como una verja, y mi amigo Toñin y yo entrábamos corriendo al árbol para coger hojas de morera para los gusanos de seda que teníamos en una caja de zapatos. Los que allí trabajaban, de vez en cuando, hacían como que no nos veían y nos dejaban coger hojas, Si éramos muchos, ya hacían como que nos habían visto y nos echaban de allí…hasta que volvíamos a repetir la escena.
    Recuerdo bien que, enfrente del Cine López de Hoyos, casi enfrente de las taquillas, y al lado de un puesto de la ONCE, había un kiosco de chucherías, que llevaba una vecina mía, la Señora Luz, cuyo hijo trabajaba en una zapatería enfrente de la Farmacia Cantón, en una casa antigüa, al lado de kAPY, la tienda de electrodomésticos enfrente de Cantón y al lado de la Óptica cuyo nombre no recuerdo. Recuerdo que, según parece, la Señora Luz falleció porque cayó no se si un poste o un arbol encima del Kiosco estando ella dentro…¡¡Cuantas veces habré ido al cine Lopez de Hoyos, haciendo cola, y comprándole a ella palolú, chicles Bazooka, etc, y rogarle que no se lo dijera a mi madre (¿ya dije que ella y nosotros vivíamos su puerta enfrente de la mía en Mantuano 34, nosotros en el 3º Interior Izquierda, y ella en el 3º Interior Derecha?), ya que mi madre no quería que tomáramos demasiadas golosinas…!!
    Recuerdo que en la esquina de Mantuano con García Luna, en una esquina había una casa baja rodeada de terreno y, en la acera de enfrente, estaba la Pollería del Señor Pío, donde ahora hay una peluquería que llevan sudamericanas y, un poco más arriba, en el número 20 o el 22, estaban Calzados Penalva, al lado del único hotelito que queda en Mantuano.
    Justo enfrente de la calle Pechuán, en Vinaróz, había una casa baja en la que vivían dos ancianas que tenían un colegio, al que llamábamos entonces “EL COLEGIO DE LOS CAGONES”. Allí estuve un par de años, hasta que mis padres me cambiaron al Colegio José Antonio, en la calle de Matilde Díez. Me acuerdo del director, D. Acisclo, de su hijo, D.Angel (que parecía tener un oído especial, pues oía cualquier cosa que decíamos, por bajo y lejos que estuviéramos de él), de D. Francisco (que tenía un hijo sacerdote en la Iglesia de la Asunción en Ramón y Cajal), de D. Pedro, el portero del Colegio…de cantar allí el Cara al Sol, el Prietas las Filas, el Oriamendi, el Himno de la Legión, la letra que puso Pemán al himno NAZIonal o Marcha Real al entrar al colegio, al salir de clase para ir al recreo, al entrar del recreo, al salir del cole…una vida cantando, por favor…
    Recuerdo que, en Eugenio Salazar, casi llegando a Lopez de Hoyos, en las casas bajas que aún existen allí, había una tienda donde intercambíabamos tebeos por un precio que no recuerdo. DDT, TIO VIVO, HAZAÑAS BÉLICAS, ROBERTO ALCÁZAR Y PEDRÍN, EL JABATO, EL CAPITÁN TRUENO…de todo encontrabas allí.
    De vez en cuando, iba al mercado a hacerle los recados a mi madre con 12 años, y me decía los puestos a los que tenía que ir, con el dinero en una mano, y la lista de la compra en otra: Las de los puestos a los que iba eran amigas de mi madre, por lo que cuando iba a la compra me ponían lo mejor que tenían de los productos. Hace poco volví, en plan nostálgico, a darme una vuelta por el mercado, visité esos puestos, y se encontraban cerrados.
    En fin, recuerdos de una infancia que yo creo que fue felìz aunque entonces no lo pareciera tanto.


    • Hola Tomas , yo he vivido hasta que me case en garcia luna , y me he pasado horas ,horas y horas jugando en las montañas de arena del actual auditorio nacional.
      Por supuesto el parque Berlin donde me pasaba los fines de semana jugando al futbol casi con horario laboral de 9 a 2 y de 4 a 7 jajajaja .
      Soy otro de los niñop que intercambiaban tebeos en la casita baja de eugenio salazar , la tienda la llevaba una sra mayor y dependiendo del estado del tebeo te sacaba un monton o otro.
      un saludo


      • Hola soy pedro sanchez , yo tambien fui al isidro almazan y cambie tebeos en la casita de eugenio salazar y en puesto verde de la plaza morasol , por tu edad deviste ir a la clase de mi hermana o un curso mas avanzado con josito flores terror de muchos del barrio en esos años (el pequeño de los flores ) cuyos padres tenian el bar flores actual tuxcla.
        Mi hermana se llama Eva Sanchez Mariscal por si la recuerdas a ella o a mi creo que nos cocemos


    • Hola Tomás, yo tambi´n soy una niña…. ja, ja,ja, de la cosecha de los ´50 y me encanta este blog y tu post. Mi primer cole y el de mi hermana mayor fuel el Santamarca, luego el de Las dos ancianas, cerca del Laboratorio Abelló que llamaban Las Cagonas o Cartoneras pero que tenía un nomre Divina Visitación… Lo sé porque mi hermano Agustín, (rip hace camino de tres años) y casi cuatro más pequeño que yo conservaba la cartilla de escolaridad y ponía ese nombre. Ël fue también al Padre Amalio, esa bestia parda cuya metodología consistia en el palo, el miedo y la ostia, pero no la de la Eucaristia precisamente, un salvaje. La tienda de tebeos del final de la calle Eugenio Salazar, a la cual yo fui tantas veces a cambiar y comprar tebeos y cromos y chucherias, era la de ” La Chelo” que vivía en la casa de la calle que estaba frente a el bar La Santanderina, que regentaba o eran dueños una familia de Cantabria. SABINO, el hermano mayor estuvo al frente de ella hasta hace unos años, no sé cuantos exactamente, pero luego murió. Hace como unos tres años que entre allí, y siguen como tal bar, con poco cambio de decoración, y la lleva un sobrino, y conserva el mismo nombre. La señora mayor, muy morena, debía de ser la madre de Chelo. ahora, cuando digo ahora, quiero decir hace tres años, era una tienda de abalorios, cuentas y todo eso para hacerlos. Yo también iba al mercado a comprar y hacer los recados a mi madre, el mercado con sus dos pisos, recuerdas el puestecillo de horchata que ponían en verano en la esquina de las escaleras del mercado? en primavera vendían requeson de Miraflores, una señora gruesa con unos manguitos de encajes de un blanco impoluto. Frente al mercado había una tienda que me encantaba: er auna cacharrería y vendían un poco de todo: tiestos, abonos, sandalias de verano, las bambas o Victorias, estropajos, espartos, botijos, muñecas de plástico baratas y unos pequeños que me encantaban, y juegos de tabas de plástico, que entonces los niños jugabamos a las tabas. No puedo volver al barrio desde que mi hermano murió, se me rompe el alma. Pero sigo amando a mi barrio y estoy super contenta de haberme encontrado este blogs, tu post y otros. Saludos cordiales, os deseo a todos lo mejor, compañeros de barrio.


    • Hola de nuevo, le he dado a enviar a mi post anterior y se me ha olvidado una osa: junto a la tienda de cambio de tebeos, que por cierto encontrabas comics de los americanos que vivian en unos bloques de la calle Mantuano o Marcenado no recuerdo bien ahora, habia un bar que se llamaba El Tranvia, justo en la esquina con Lopez de Hoyos, el sr que lo atendía con su mujer era muy alto y delgado con un bigotillo. Mi hermana mayor, mucho mayor que yo, iba allí con su novio a comer “pajaritos fritos” .


  71. Sobre el colegio del Padre Amalio.
    Cusé todo el bachillerato en el colegio del Padre Amalio y lo dejé para hacer el preu en el año 64. Inaguré el colegio en la calle Mantuano, en unos bajos enfrente de la escuela de mandos, hoy Nicolás Salmerón, después se amplió con otros locales en la calle San Ernesto, enfrente de un descampado (hoy Parque Berlin). Estos locales siguen existiendo. El colegio se llamaba Virgen de la Fuencisla y, no recuerdo cuando pero debió ser hacia el año 62, se traslado a Eugenio Salazar, cuando lo dejé todavia tenia ese nombre.
    El padre Amalio (Amalio Salvador Arribas) era persona de caracter, exigente con los alumnos y que no pasaba una sola falta de indisciplina. El reglazo en la mano era algo rutinario (“ponga usted la mano” y pobre de tí si la separabas cuando llegaba la regla), los chavales tratabamos de utilizar diversos trucos para que doliese menos: frotarse con tiza, adormecer la mano sentandose encima de ella, ect. Hay que señalar que en aquella epoca se castigaba de esta forma en todos los colegios, a mí personalmente no me ha dejado ningun trauma ni rencor contra esos profesores. Como educador el padre Amalio era excelente, nos hacia participar en la clase, propiciando debates para que cada uno pensase y no solo se aprendiese los temas de memoria. Recuerdo, en 6º de Bachiller debates sobre la existencia de Dios. Tener en cuenta que entonces ibamos a examinarnos, como alumnos libres, al Ramiro de Maeztu y te jugabas el curso en un solo examen. Creo recordar que tenia muy buena fama en este aspecto. Ademas tenia un buen bagaje intelectual, recuerdo que escribió un libro llamado “la cuestion social en la doctrina de la Iglesia” que causó cierta polémica y que nos comentaba en clase. Guardo un buen recuerdo del Padre Amalio y le estoy agradecido pues la vida te trata de forma infinitamente peor y mejor es que vayas preparado.
    Recuerdo otros profesores con cariño, como Don Jose Luis, que nos daba matematicas y ciencias y la Señorita Eloisa que nos daba francés y naturales.
    En fin, mi experiencia, a otros quizas no les fué así, en el colegio del Padre Amalio fué muy positiva y guardo muy buen recuerdo de aquellos años de infancia en la Prospe.
    Benito


    • en 3 junio, 2013 a 5:40 pm | Responder Eduardo Andrés. Sierra

      Hola,Benito soy un Antiguo alumno del Padre Amalio fui al colegio de Eugenio Salazar y fuè una etapa muy importante en mi formacion académica, estudié hasta 6 de Bachiller, recuerdo a varios profesores que tu citas como la Srta Eloisa que nos dava Frances,D.Julian Matematicas, D. Jose Luís Geografia e Historia me acuerdo de las clases de Gimnasia en el patio.
      Mi nombre es Eduardo AndrésSierra me alegro mucho de haberte conocido y espero seguir teniendo contacto contigo
      Un. Abrazo.


    • Estimado Benito
      Soy también un alumno del colegio de Amalio Salvador y de Eloisa; los dos se casaron cuando dejaron el colegio en manos de otros profesores. Les estoy a ambos profundamente agradecido ya que me indicaron su tiempo extra para que pudiera cursar el bachiller; no podía asistir a clase ya que tenia que trabajar. El tiempo me ha demostrado que ellos fueron el pilar de mi formación profesional. He tenido la fortuna de estudiar, trabajar y desarrollarme en lo que siempre fue mi sueño.
      Les visitaba cada cierto tiempo hasta que murieron ambos; Eloisa primero y Salvador después.
      Te agradecería mucho si pudieras reunir al máximo número de antiguos alumnos de Slavador para celebrar un encuentro. Desgraciadamente yo perdí el contacto con mis antiguos compañeros,
      Mi nombre es Félix Llorente de Andrés. Curiosamente estoy en una foto, de esta página, con otros colegas de curso del año 1964. Aquel año solo pude ir a clase en el mes de mayo. Entre Eloisa y Salvador me “forraron” el curso.
      He leído todo y se me han saltado unas lágrimas ¡Me ha venido a la mente aquella frase que uno es de donde pace y no de donde nace!
      Tanto años en la Prospe que siempre lo he considerado como mi verdadero origen de mi personalidad.
      Un fuerte ABRAZO
      fÉLIX
      Espero recibir pronto noticias tuyas y de los demás


      • Hola Félix. La foto de la que hablas, además del blog, está publicada en el libro “La Prosperidad 1862-2012”.

        http://www.edicioneslalibreria.es/tienda/index.php?controller=product&id_product=1071

        http://www.casadellibro.com/libro-la-prosperidad-1862-2012/9788494043208/2029150

        http://www.amazon.es/Prosperidad-1862-2012-Enrique-Rojo-Escobar/dp/849404320X

        También puedes visitar en Facebook “La Prosperidad 1862-2012”, con fotos e información del libro y del barrio.

        https://www.facebook.com/LaProsperidad18622012

        Un saludo,
        Enrique F. Rojo


      • en 1 septiembre, 2015 a 5:56 pm Isabel Nuez Ruiz

        FELIX: ACABO DE LEER TU CORREO Y NO DEBIMOS DE COINCIDIR EN EL COLEGIO DEL PADRE AMALIO POR UN AÑO MAS O MENOS Y TU NOMBRE TAMPOCO ME SUENA. YO LLEGUE AL BARRIO DE LA PROSPERIDAD EN EL INVIERNO DE 1962 Y EMPECE ESE AÑO 3º DE BACHILLER EN EL ATENEO POLITECNICO LO QUE ME PASA ES QUE AL ACABAR EL CURSO A MI PADRE ESTE COLEGIO NO LE DEBIO PARECER BASTANTE RIGIDO Y ME INSCRIBIO EN EL COLEGIO DE LA FUENCISLA DONDE EMPECE EN EL CURSO 63/64 DONDE EMPECE 4º Y LA VERDAD ES QUE FUERON DOS AÑOS BASTANTE DUROS, PERO LUEGO CON EL TIEMPO TIENES TU RAZON ME SIRVIERON PARA DESENVOLVERME POR LA VIDA. SI HAS LEIDO TODOS LOS COMENTARIOS EL MIO APARECE. LUEGO YA ME PREPARE PARA BANCA EN EL AÑO 1966 ENTRE A TRABAJAR. YO TAMBIEN LOS VISITE UN PAR DE VECES TANTO AL PADRE COMO A LA SEÑORITA ELOISA, LO QUE NO SABIA ES QUE SE HABIA CASADO, RUMORES SIEMPRE HABIA PERO DE ESTO ME ACABO DE ENTERAR. COMPAÑEOS MIOS DE CURSO FUERON Y TE LO DIGO POR SI TE SUENA ALGUNO: LOS HERMANOS CATEDRA, LOS HERMANOS REX, FERNANDO ORTEGA, ANTONIO GOMEZ, COCERO, DIEGUEZ, TE LOS MENCIONO POR SI COINCIDISTE CON ALGUNO DE ELLOS. YO ABANDONE EL BARRIO DE LA PROSPE EN EL AÑO 1967 Y MADRID EN 1981 TRASLADANDOME A VALENCIA DE DONDE PROCEDIA Y HASTA LA FECHA. NO SE SI HAS LEIDO LA NOVELA “EL MUNDO” DE JUAN JOSE MILLAS EN ELLA SE MENCIONA EL COLEGIO CUANDO ESTABA EN LA CALLE MANTUANO, YO NO ESTABA SEGURO DE QUE FUERA LUEGO EL DE LA VIRGEN DE LA FUENCISLA, PERO POR LA DESCRIPCION QUE DA DEL DIRECTOR Y LOS PROFESORES ESTABA CASI SEGURO DE QUE SI, HASTA QUE HE LEIDO ESTE CORREO TUYO. BUENO AUNQUE NO NOS CONOCEMOS PERSONALMENTE UN ABRAZO Y SI QUIERES QUE HABLEMOS MAS DE ESTE TEMA O DEL BARRIO YA SABES POR DONDE ENCONTRARME. GRACIAS.

        FDO. PEDRO JOSE GALAN ROSARIO.

        Date: Sun, 30 Aug 2015 18:30:51 +0000 To: belsaimadrid@hotmail.com


      • Estimada Isabel.
        Te envío por delante mi correo electrónico personal para que el contacto sea más directo, si te apetece que sigamos escribiéndonos y localizando a los demás compañeros del Colegio.
        felixllorentedeandres@gmail.com
        Tengo una ligera idea sobre ti pero no me atrevería a asegurarte que si hablamos en varias ocasiones, creo, recordar que sí. Pero ….
        Probablemente la no coincidencia, el que no me recuerdes y mi vago recuerdo proviene del hecho de que mi asistencia al colegio era muy aleatoria; tenía que trabajar. Hasta que llegó un momento en el que tanto Eloisa como Amalio se enfrentaron a mi padre e inclusive acondicionaron las clases para que pudiera asistir, al menos a las más relevantes ¡Imagínate cuál es mi agradecimiento! Siempre los he tenido en mi máxima consideración.
        Perdí el contacto con mis compañeros al pasar a la Universidad. Después me fui a seguir estudiando fuera de España con lo que me alejé aún más. No obstante cada vez que volvía a España iba a visitarlos: Eloisa y Amalio. Son de un pueblo de al lado del mío. Como dije se casaron pero no tuvieron hijos. Eloisa se murió y Amalio se volvió a casar pues quería que alguien heredara su fortuna. Con su siguiente esposa tuvo tres hijos: dos varones y una niña. Dejé de ir; ya nada me ligaba a esa nueva familia.
        De esa foto publicada, solo recuerdo a uno de los chicos, se llama, espero que siga vivo, Illana; era un año mayor que yo y se licenció en Ingeniería Aeronáutica desde pasó al ejército. Tuve un encuentro con él por motivos profesionales …..
        Compañeros que yo recuerde eran: Angel Minguela, Rafael Mingo, Antono García Asenjo, Ramón Arbiol, Francisco de Francisco, …..
        Actualmente vivo a caballo entre Madrid y Almagro (Ciudad Real) con estancias playeras en Segur de Calafell (Tarragona). Así que paso por Valencia con frecuencia. Sigo en pseudo activo por …. ya te contaré.
        Me alegraría mucho que me respondieras y me escribieras a mi correo
        ¿Seremos capaces de juntar a unos cuántos compañeros?
        Un abrazo y un beso.
        Félix


      • No se si eres Félix, con quien estoy intercambiando algunos recuerdos de Prosperidad en estos últimos días, si es así te digo que si que vivo en Madrid, en el Pueblo de Hortaleza, un saludo.


      • Creo que soy el mismo.
        ¡Qué vinos de uva garnacha aquellos allí en Hortaleza!
        Ese cordero y esa chuletas ¡Ah….!


      • Bueno Félix el ultimo comentario que te envíe, creo que me equivoque y se lo envíe a Pedro, un señor que vive en La Casa Grande, y te comentaba que no recordaba ningún accidente pero haciendo memoria si recuerdo la de Castro, creo que fue una chica empleada del Laboratorio Davur, sita en la calle Pantoja,sobre el año 70-71 también comento, que la fabrica era de pañuelos y te preguntaba que si habías asistido a las verbenas que ponían enfrente del Cine Covadonga en el mes de Julio, por la Virgen del Carmen , en aquellos años se lo pasaba uno estupendamente.


      • ¿Cómo no acordarse? Recuerdo, recordaba y recordaré mucho la palabra Kermesse. Algún día te lo cuento.
        ¿Sabes, me tiene despistado lo de la fábrica de pañuelos? Probablemente la confunda con una fábrica que había más abajo donde se hacían banderines. Tampoco se me ha de olvidar esa fábrica por muchos motivos entre ellos por los que me regalaban.
        Tendríamos que hacer una especie de Congreso – Simposio de la gente que vivimos en el barrio.
        Hablar de aquel barrio me hace volver a ser lo que era y recordar los sueños de que quería ser. Hoy hago balance, sin lugar a dudas, el barrio de la Prospe contribuyó a que haya sido positivo.
        Es un placer seguir en contacto contigo.
        F.


      • Donde estas Félix que no te leo, un saludo de Antonio


  72. en 7 junio, 2012 a 3:15 pm | Responder Enrique Ramirez (Kike)

    A Tomas Pastrana Delgado: Un saludo. De lo que cuentas creo recordar el Kiosco de Chucherias. Y lo recuerdo mucho eran los Tebeos que mencionas: El Jabato, Capital Trueno, Roberto Alcazar y Pedrín, etc. (como pasabamos el tiempo leyendo y ojeando los dibujos).
    Y lo de toda una vida cantando, pues que razón llevas: Hasta las mismisimas narices terminé de cantar lo que cantabamos y de los rezos y, todo ello, entre ostia y ostia.
    Salud.


    • Yo recuerdo que, cuando llegué al Colegio José Antonio, pues que no sabía cantar ninguna de las canciones del Régimen (cosas de ser de una familia roja), y cuando salimos de la Clase de 4º (de D. Angel), a cantar no se que himno antes de comenzar las clases, todo el mundo puso el brazo en alto, y yo también, claro, pero cuando empezaron a cantar pues yo me quedé callado porque no me sabía el himno en cuestión. Se me acerca D.Angel y me pregunta por qué no canto el himno. Le respondo que no lo se. Y me dice que escuche y aprenda, porque la próxima vez lo tendré que cantar. Y todo en un tono poco amable.
      Me acojoné vivo.


      • en 7 junio, 2012 a 7:58 pm Enrique Ramirez (Kike)

        A Enos Tomas: Y tanto que esos bigardos acojonaban -claro está que abusaban porque estaban jugando con crios de 9, 10, 14 años-. Claro está que si dan conmigo con 18 les iba a cantar lo que yo me sé.
        Enfin, que son recuerdos de nuestra infancia y de nuestro Barrio.
        Que me he vuelto a dar una vueltecita hoy por allí. Y he estado charlando con el del Kiosko de Periódicos, Angel (ubicado en Lopez de Hoyos (junto a la valla de la Iglesia Sagrado Corazón). Y he visto de pasada a uno de los hermanos Monedero. Y, es que charlando con el de los periódicos me vienen un montón de recuerdos porque este hombre, como de joven repartía el periódico por diversos lugares de Prosperidad, pues se acuerdas de muchas cosas y de mucha gente.
        Salud.


  73. en 7 junio, 2012 a 3:29 pm | Responder Enrique Ramirez (Kike)

    Benito: Un saludo. Yo también paseé parte importante de mi infancia en Prosperidad. estudié en otros Colegios que no ersan el tuyo -donde, como bien dices, los métodos de la regla (y yo añado las ostias e insultos vejatorios) eran habituales. Así que yo de los castigos del Padre Amalio me libré – aunque si oia comentarios al respecto -. Eso sí, como los castigos fisicos de pegar y las vejaciones eran habituales, los padecí en los Colegios a los que asisti. En mi caso no guardo buen recuerdo de la mayor parte del Profesorado -a excepción de la Sra. Adela (del Colegio Mariano de Cavia), que era buenisima, y de D. Ildefonso (del Colegio Isidro Almazán), a quienes todavia recuerdo con agrado. Del resto, son recuerdos desagradables y más porque estoy convencido de que si, en mi caso, hubiera tenido mejores profesores -que no torturadores- hubiera resultado un buen estudiante. De hecho, comencé a hacer novillos ya de muy chico sólo por el hecho de evitar los castigos y las humillaciones que nos hacían en clase -al igual que muchos otros compañeros-.
    De mis recuerdos sobre el Barrio, son todos bastante agradables (sobre la gente, las tiendas, los cines, las calles, etc.) pero, los recuerdos de la Escuela son desagradables y dolorosos. Y porque me puse a currar bien jovencito, con 14 años y dejé totalmente los estudios porque, de haber proseguido con ellos es muy posible que me hubiera llevado por delante a alguno de esos fascistas.
    Salud.


    • Yo también me acuerdo de la Señorita Adela y de la Señorita Mari del Mariano de Cavia, habia otro kiosko de periodicos al lado del puesto de la Señora Luz en el semaforo de López de Hoyos con Cartagena el dueño se llamaba Pedro y también le recuerdo repartiendo los periodicos por el barrio creo recordar que el kiosko de los tebeos lo cogio despues un señor no se si le llamaban Chaneli o algo así, cuando comprabamos tabaco el rubio americano lo guardaba dentro de la banqueta donde se sentaba, era de esas que estaban huecas por dentro,en la esquina de Cartagena un bar El Tato, pufff que tiempos….se revuelven los sentimientos para bien y para mal.


  74. en 12 junio, 2012 a 9:56 pm | Responder Enrique Ramirez (Kike)

    A CHI: Creo que el Puesto de Periódicos que dices es el antigua que había, justo pasado el Cine, y el que yo menciono es el nuevo, que lo cambiaron de sitio (así que, el Sr. Pedro debís ser familia de Angel, el que lleva el puesto ahora -se lo preguntaré cuando vuelva-.

    Pasé recientemente por la Prospe y fuí a ver si recordaba la Tienda de Telas ALCACENES HUIDOBRO. Y resulta que sigue allí puesto el Cartel de la tienda -se ve antiguo y parece cerrada-. Y creo que no recordaba esa tienda porque cuando yo vivia allí, lo que había creo que era una finca antigua de casa baja -aunque no estoy seguro-. En cambio, de los otros Comercios como la Fruteria del Sr. Pedro, la Merceria, la Lecheria, etc. si que me acuerdo perfectamente.

    Bueno, corto ya, pensando en que igual hasta nos conociamos. Y es verdad, que tiempos aquellos. Salud.


  75. Hace unos años pase por esa zona y recuerdo que enfrente de la Ostreria, había una casa con una ferretería en la planta baja y encima una vivienda con terraza, ¿que edificio de los acuales sustituyó a la ferretería?


  76. en 12 julio, 2012 a 7:49 pm | Responder Enrique Ramirez (Kike)

    A Cesar Hernández García: Un saludo. Precisamente ayer fui a visitar a Angel, del Puesto de Periódicos de López de Hoyos -que ya menciono anteriormente-. Y estuve en la FERRETERIA SIRERA, que está justo enfrente de donde la antigua OSTRERIA.
    Creo recordar que la antigua Ferreteria también se llamaba Sirera y por mis recuerdos estaba más ó menos por donde está la nueva pero, me viene a la cabeza un antiguo edificio que hacia esquina.
    A ver si me paso por allí algún otro día a visitar a Angel -que, veo que es persona que se acuerda de muchisimas cosas, gentes, comercios, etc. (creo que pocos ya se acuerdan de tanto, hasta se acuerda del antiguo tranvia y de sus recorridos dado que, él desde muy joven se pateaba el barrio repartiendo el periódico).-.
    Salud.


  77. en 27 julio, 2012 a 8:05 pm | Responder Ángel (quiosco prensa)

    Soy Ángel Aguado,el del quiosco de periódicos(c/López de Hoyos pegado a la Iglesia) que menciona mi amigo Enrique Ramirez(kike),tengo 61 años y nací en la C/Martín Machio 53(ahora es un parque)estoy bautizado,hecha comunión y casado en la Iglesia Sagrado Corazón de Jesús.He vivido durante 50 años en la Prosperidad cuando no existían Clara del Rey ni Corazón de María ya que eran huertas y campos de fútbol(huerta de “pájaro pinto”,”hortelano” etc)No existía el Parque de la Avenidas al que vi su inauguración,recuerdo que en el barrio “San Pascual” habían cuevas habitables con gente viviendo dentro(años 60).Cuando vino a España el presidente norteamericano Eisenhower el asesino de Franco lo llenó de carteles de gran tamaño tapando de esta manera como vivían vergonzosamente las personas que habitaban las cuevas.Recuerdo que en la colonia del Mahou un negro(extranjero) asesinó a una mujer,la mató con una piedra,en el barrio del Ventorro había mucha alfarería,se dice que la iglesia del Ventorro que aún existe,tiene la cruz doblada supuestamente por la caída de un rayo.También comentaros que en el cine “Covadonga” se decía que el famoso “Luis Candelas” o su lugarteniente “el Sastre”enterraron un botín antes de la construcción del famoso cine,enfrente del Covadonga había una alfarería muy importante que era del Tío Míngo (tenía un mono de mascota con muy mala leche).De los tranvías decir que el 40 iba de Quevedo hasta Alfonso XIII,recuerdo que ponía “chapas”para que las aplastasen luego las agujereaba y las cruzaba con una cuerda para lanzar las peonzas,como anecdota decir que si el conductor tenía mala leche,tirábamos del cable de la parte posterior quedándose el tranvía sin electricidad y saliendo nosotros a la huida.Donde terminaba el 40 había un alquiler de bicicletas (Sr.Collado).Para despedirme de momento,decir que el nombre del Barrio de Prosperidad viene por un pionero de nombre “Próspero”, ya contaré más vivencias,algunas un poco agresivas referentes a gente que ha cometido diferentes abusos,incluidos gente que debería haber hecho por evitarlos.Un saludo a todos,especialmente a Kike.


    • en 24 septiembre, 2013 a 10:27 pm | Responder Pedro Jose Galan Rosario

      Angel yo a ti te conozco, aunque a los que mas conocia era a tu hermano Paco y a su mujer Conchita Vivar, bueno de vez en cuando aun hablamos por telefono, ya que yo no vivo en Madrid desde el año 1981 en que nos trasladamos a Valencia, tambien me acuerdo perfectamente de tu padre ya en el kiosco de Lopez de Hoyos, asi como de tu hermano Paco cuando empezo vendiendo prensa en la plaza del Morasol. Lo que yo no sabia era que fuieste al padre Amalio, debes ser uno o dos años menor que yo, pero puedes leer mi comentario sobre el Colegio que hace unos dias publique en esta pagina.
      Me alegra haber podido contactar contigo, ya que del resto que yo conocia ni rastro.


  78. en 28 julio, 2012 a 3:20 pm | Responder Enrique Ramirez (Kike)

    UN SALUDO A TODOS:

    A ANGEL (Prensa): Una sospresa agradable encontrarte por aqui. Y más con la cantidad de datos que nos puedes aportar por tu memoria y lo que te pateabas el Barrio y aledaños. Y, a ver si podeis poner fotos antiguas del Barrio -que se las podeis enviar a ENRIQUE FIDEL, que es el Principal de este Blog y él las pone ó dirá cómo ponerlas-.
    Bueno, y a ver si por casual pujedes aportar algún dato sobre los Colegios de la zona y sobre las famosas torturas de un tal Padre Amalio (que los chabales comentaban por el Barrioi).
    Salud.


  79. en 28 julio, 2012 a 5:20 pm | Responder Ángel (quiosco prensa López de Hoyos)

    Buenas tardes a todos,os voy a hablar del cura Amalio aunque podría llamarle “padre Amalio” y no precisamente por su condición de sacerdote sino porque vivía en la C/Mantuano 50 con su secretaría aunque en realidad todo el mundo sabía que era su “querida”.El famoso Amalio media 1.90 y pesaría unos 120 kgs,empezó su “inquisición” en Mantuano esquina pradillo enfrente del Nicolas Salmerón que se apropió la “falange”,era un semisotano,a un amigo mio llamado Palomares que tenía problemas de vejiga,el tal Amalio en muchas ocasiones le denegaba el ir al cuarto de baño hasta que el muchacho enfermó.De ahí Amalio se marcho a Eugenio Salazar(con su “secretaria”),tenía fama de que era muy buen maestro cuando la realidad es que los chavales practicamente se lo hacían encima a causas de tanto temor y miedo.De hecho a un alumno llamado Santiago de 14 años,le pisó el pié reventándole el dedo gordo,estas son algunas de las “enseñanzas” del Inquisidor Amalio.Estas son algunas de las cosas negativas que he vivido,por supuesto no todo son cosas malas,estoy en cierta medida compartiendo con vosotros estas situaciones vividas por mi,pero iré contando muchas cosas muy buenas del barrio y de la muchas buenas personas que hemos tenido y tenemos en “la Prospe”.Un saludo.


    • Hola a todos.
      Muy interesantes todos los comentarios sobre “La Prospe´´. Yo tambien he vivido gran parte de mi vida alli, naci en 1953 en la calle Benigno Soto y estuve en el barrio hasta 1981.
      Tambien estudie(8 años) en La Fuencisla y conoci bastante bien al Padre Amalio que era como le llamabamos, estuve en los dos colegios primero en Mantuano y despues en Eugenio Salazar, coincido con mi tocayo Angel en el terror que le teniamos al cura, recuerdo esas mañanas de invierno, a primera hora clase de latin con el cura, nos ponia a toda la clase de pie y con la mano extendida, iba preguntando uno a uno algun tiempo de algun verbo en latin, y como no lo supieras( que aunque lo supieras no eras capaz de decirlo del terror que te atenazaba) o tardaras unos segundos en contestar, te caian unos cuantos palos en la palma de la mano, ademas no distinguia entre chico o chica. La secretaria a la que alude Angel era la señorita Eloisa que tambien daba clase y usaba el palo igualmente, practicamente todos los profesores de aquel colegio a mediados de los sesenta usaban el dichoso palo aunque ninguno con la saña del cura; recuerdo a D. Julian profesor de matematicas que me parecia buena persona, tambien a D. Pablo que no recuerdo bien que nos daba, y al de politica uno regordete que te obligaba a apuntarte en la OJE si querias aprobar la asignatura. Mis compañeros de clase a los que alguno seguro conoce Angel por vivir cerca de su quiosco eran, Felix que tenia una churreria en la C. Luis Cabrera casi esquina Gral. Zabala, a Emilio que tiene una taberna enfrente del quiosco de Angel en Lopez de Hoyos, a Andres Azaña, a Revuelta que tenia su familia una pasteleria en Eugenio Salazar esquina Pradillo, a Mari Carmen que tenia una farmacia en Lopez de Hoyos, la verdad es que me acuerdo de un monton de nombres y me encantaria saber algo de ellos. Mis hijos ahora recuerdan con agrado su epoca del colegio, yo la verdad es que cuando recuerdo los dias de colegio, quitando a algun profesor y a los compis, lo demas me lo podria haber ahorrado, era una tortura diaria.
      Un saludo


      • en 4 enero, 2013 a 5:25 pm Jesús Torres Lizcano

        Yo también estoy intentando contactar con antiguos alumnos……..he dejado un comentario en la dirección http://www.facebook.com/pages/Colegio-Luis-Bello-antiguo-Isidro-Almaz%C3%A1n/324749650887127, debimos coincidir en el colegio, pero a esas edades 4 años de diferencia son muchos años…en fin recibe un cordial saludo………………..

        Hola, yo entré en el Isidro Almazán, procedente del colegio hermano Mariano de Cavia, empecé en el año 1958 en 1º de Elemental, recorrí todas sus clases hasta 4º de Bachiller. Empezé estudiando con D. Inocencio (una bestia parda que repartía leña a diestra y siniestra, empezando por sus propios hijos), después con D. Vicente (un excelente maestro que impartía ciencia y conocimientos sin hacer uso del palo), después, en 3º de elemental cursé con D. Anastasio (repartía palos…. los justos), Ingreso lo hice con D. Joaquín un excelente profesor que además era un magnífico dibujante, era el encargado de adornar el colegio, con sus dibujos, para Navidad. El Bachiller lo inicié con D. Tomás (“el lapo”…sin mas comentarios), D. Francisco (“el patxi”) que nos daba latín y lengua, D. Fernando, profesor de Matemáticas, y del que guardo un gratísimo recuerdo así como de D. Senén Corroto, profesor polivalente que nos daba Francés, Ciencias, Literatura, etc…y que se emocionaba leyendo el “Romancero Gitano” de García Lorca. Y como no hacer una referencia a D. Agustín (Urquizu?), el Director y de D. Antonio, el conserje que nos hacía recoger los papeles del patio cuando llegábamos tarde…..y el “Cara al Sol” que se cantaba a las 8 de la mañana en el patio y además los Jueves se entonaba el “Himno” del colegio al subir a las clases…………”Isidro Almazán mártir y maestro recio español…” creo que estaba compuesto por don Francisco (d.Patxi) que dirigía el coro del colegio……………

        Si alguien lee esto me gustaría recuperar el himno del colegio completo, pues solo recuerdo el estribillo……….y también me gustaría tomar contacto con la gente de mi promoción…..
        Enrique Martín de la Fuente (Cristalerías Cervantes), Emilio del Bar Emilio de López de Hoyos, Martín Medina, Enrique Novella Casado, Alfredo Serrano, Rafael Sanz Sixto, Solera, Valentín San Millán, etc………………
        Me gusta · · El martes a la(s) 21:04 cerca de Madrid

        Jesus Torres Lizcano También recuerdo las clases de taller que eran voluntarias y gratuitas, D. Vicente nos daba carpintería y ‘talla’, D. Anastasio Mecánica y electricidad y D. Joaquin imprenta………

        Hola Angel, yo creo que coincidimos en el curso 66-67 en el Colegio Virgen de la Fuencisla, (Reformatorio del Padre Amalio), yo llegué a ese colegio procedente del Isidro Almazán, por haber suspendido la reválida de 4ª , si recuerdas, la clase del Amalio era la de repaso del primer grupo de reválida (Latín, Religión y Lengua), y en una hora era capaz de preguntar a toda la clase las tres asignaturas, eso sí, con el palo en el hombro. En una ocasión cuando nos repasaba religión, a mí me tocó la pregunta ‘Fines de la misa’, y como no contesté a tiempo me regaló cuatro palos en la mano que todavía me duelen, por cierto los fines eran ‘Latréutico, Eucarístico, Propiciatorio e Impetratorio’, después de 45 años no se me han olvidado y es que el muy cabrito me los grabó a fuego en la palma de la mano.
        Por cierto ¿os acordáis de que eran los palos que utilizaba?, pues como en los bajos del colegio tenía su imprenta, los palos, que eran de madera de haya, los tomaba de la guillotina, ese palo de madera cuadrada de 1 metro de largo y de perfil 3cmm x 3cmm, se utiliza para que no se dañe el filo de la cuchilla.
        También me acuerdo de otro cura (siempre con cleriman) que daba clase por la mañana a primera hora y en invierno lo primero que hacía era abrir las ventanas y soltar su frase favorita “mas vale morir de pulmonía que de tuberculosis”………también me acuerdo de D. Javier que nos daba clase de Historia (y que al parecer perdía ‘aceite’ y alguna que otra ‘pluma’ ) y que estaba ‘enamorado’ de Azaña, al que dedicaba algún que otro piropo, supe que murió poco tiempo después de dejar el colegio……..tengo gratos recuerdos de D. Julian, de la Srta. Eloísa, en fin seguiremos evocando recuerdos…………….Ah, y los palos no me han dejado ningún trauma.


      • Ángel yo tengo tus mismos años, nací en el 53. Estoy casi seguro que coincidimos en la Fuencisla. De hecho los apellidos Revuelta y Azaña no me son extraños. En concreto coincide con un compañero, que se llamaba Azaña, sería a finales de los 80 y creo recordar que era un líder de CCOO en el sector de banca.
        Coincido contigo que la “severidad” del Padre Amalio no era tal, más bien era un maltratador con toda la profundidad de la palabra. El éxito que conseguía con sus alumnos, efectivamente su preparación era alta, no justificaba sus métodos. No era pegar con una regla en las manos, eso es lo que hacían algunos de sus colegas profesores. Él empleaba unos palos macizos de 1 metro de largo para golpear con todas sus fuerzas, y no olvidemos que pesaba más de 100 Kg. Esto estaba más cerca de la tortura que de otra cosa. Recomiendo leer, a este respecto, el libro El Mundo de Juan José Millas.
        Por cierto, el profesor de FEN(Formación del Espíritu Nacional),que nombrecito, creo recordar que se apellidaba Naranjo. Otros profesores que recuerdo era Don Tomas(un tipo muy majo, de los pocos que no estaba de acuerdo con los métodos de D. Amalio), la Stª Maribel que daba Física, las matemáticas las daba la Stª Virginia, Don Julian un buen continuador de las “ideas” del padre. Don Javier, para mí el mejor profesor que tuve, alguien al que tengo muy presente y que murió en aquellos años en un accidente de coche.
        Estuve estudiando varios años en la Fuencisla, junto a varios amigos que lo éramos desde niños. Nuestra zona se encontraba en torno a la llamada Colonia del Pilar, entre las calles Canillas y Quintiliano.
        Aprovecho la ocasión para intentar contactar con mis amigos de entonces. Sólo he tenido trato continuado con Daniel, recientemente fallecido. El dolor inmenso por la muerte de Daniel se ha unido, al que todos sentimos a finales del 74 con la muerte de José Ignacio. Mi amigo que aún recuerdo todos los días.
        Estoy pensando en Pedro, Mito, Duran, Fernando, José Mari, Lucas, ….incluso Salvador, un par de años mayor, Pepe que se marcho muy pronto a vivir al parque de San Juan Bautista.
        Si alguno de vosotros lee esto me gustaría que intentáramos vernos.
        Juan Antonio


      • en 19 febrero, 2013 a 2:29 pm Angel Fernandez

        Hola Juan Antonio. Yo hice el curso de ingreso (recordar que antes se llamaba asi) en el año escolar 1962-1963, entonces nos teniamps que ir a examinar por libre a algun instituto que nos asignaban porque La Fuencisla no estaba reconocida, ese año me toco el Cardenal Cisneros. Cada año cambiabamos y recuerdo haberme examinado tambien en el San Isidro y en el Ramiro Maeztu, al ir por libre te lo jugabas todo a una carta ya que no contaban para nada las notas del colegio(por lo menos en los primeros años, despues no me acuerdo). Recuerdo los nervios de cuando ibas al instituto a ver las listas y buscabas tu nombre para ver el resultado.
        El ultimo curso que hice en el ya Virgen de Madrid fue el sexto y revalida en el curso 1968-1969(tengo el libro escolar delante).
        Despues del colegio me he encontrado casualmente con algun compañero de clase. Una vez me encontre con Pachon(apellido) que en la clase era de los mas rebeldes y cuando me lo encontre era inspector de policia. Tambien he tenido bastante contacto con otros dos alumnos que no eran de mi clase pero que despues han sido compañeros de profesion, eran Adolfo Maruri al que alguien hace alguna alusion en este foro y Enrique Arnau. Tambien mi hermano Jose Manuel y mi primo Jose Fernandez De La Rocha estudiaban alli, por cierto que a mi pobre primo el cura le tenia especial “simpatia´´.
        Creo recordar que en la colonia del Pilar estaba el local de la OJE, que como ya dije el Naranjito amablemente nos animaba a apuntarnos para aprobar su asignatura.
        Un saludo


      • Hola Ángel, seguro que coincidimos en algún curso. Yo también me encontré una vez con Pachon y efectivamente me dijo que era policía. Que sorpresa. Estoy mirando la Cartilla escolar y el curso 68-69 yo estudie el 5º curso.

        un saludo.


      • en 15 abril, 2016 a 2:32 pm Juan Carlos Ferrandez

        Hola Angel
        Aunque el comentario es antiguo, decirte que la pastelería no era de los Revuelta, esos tenían gadolineras.
        La pastelería Las Margaritas era de mis padres, Fernando y Margarita


      • en 15 abril, 2016 a 8:12 pm PEDRO JOSE GALAN ROSARIO

        La pasteleria Las Margaritas era la que habia en Eugenio Salazar al final, ya en la Pza. del Morasol? buenos croisanes hacia, me acuerdo del escaparate que daba vueltas. Mi padre entablo amistad con el dueño porque creo que veraneaban por Alicante, me suena algo de esto.


  80. QUERÍA HACER UNA PREGUNTA. A VER SI ALGÚN LECTOR, VECINO DEL BARRIO DE “LA PROSPE”, SABE ALGO ACERCA DE CUÁNDO QUEDÓ ABANDONADO EL ASILO DE LAS HERMANITAS DE LOS POBRES DE CARTAGENA CON LÓPEZ DE HOYOS. YO LO RECUERDO VÁGAMENTE SIENDO UNA RUINA, Y DESPUÉS YA EN OBRAS Y REMODELADO, PERO TENGO LA IDEA DE QUE YA EN LOS AÑOS SESENTA ESTABA ABANDONADO. SI ALGUIEN SABE ALGO Y LO QUIERE COMENTAR SE LO AGRADEZCO.
    UN SALUDO.


    • yo me metia a jugar con mis amigos , era un lugar divertido que daba miedo.
      Una especia de palacio gigante en ruinas.
      un saludo


    • Enrique soy Jose Mª Marquez y te digo que donde estaban las hermanitas de los pobres en la actualidad creo que donde esta, es una residencia de ancianos llamada BALLESOL cinco estrellas, tambien te puedo comentar sobre los campos de futbol y alfares, que habia muchos en en toda la zona de prosperidad, asi como la fabrica donde se fabricaban los biscuter en la calle fdez Balbuena junto al cine covadonga


  81. Una cosa que hacía tiempo que quería comentar y siempre se me pasaba. Acerca del famoso padre Amalio. En la época del “Virgen de Madrid”, éste vendió el colegio en 1982 sin avisar a nadie, dándolo de baja en el Ministerio de educación mientras profesores y alumnos seguian el curso sin sospechar nada. Cuando se entregaron las actas con las calificaciones de Junio no fueron aceptadas al no existir oficialmente el centro. Todos los alumnos tuvieron que examinarse otra vez ante un tribunal que envió el Ministerio, incluidos los alumnos de C.O.U. que no pudieron presentarse a la Selectividad hasta Septiembre.Por fortuna, el elenco de profesores (y los alumnos) de aquel momento era, en general, eficiente y la “jugada” del ex-cura se superó con buena nota.
    Un saludo.


    • Hola, yo también soy de l Prospe y este blog me ha traido infinidad de recuerdos . Yo vivía en la calle Eugenio Salazar, fui durante un tiempo al colegio que tenía un tal Don Laureano, llamado Cristobal Colón, un colegio en su misma casa, recuedo una sola habitación y aél como único profesor. Le recuerdo bajo, gordo, calvo y repugnante. A las chicas nos sobeteaba, a pesar de que su única hija, Josefinita era de mi misma edad, 7 años, me quitaron porque me dejó un día encerrada en clase, no recuerdo el motivo, y me puse mala y vomité. Mi hermano pequeño, Agustín (rip hace dos años, amante como yo de la Prospe) fue al colegio de la mala bestia del Padre Amalio, famoso por sus golpes de regla, sus puros, su aspecto basto y de ….. eso de bestia, y que se rumoreaba estaba liado con una de las profesoras. También, con mi hermano iba una chico del barrio que tenía el apodo de Kenedy, porque era muy blanco de piel, pelirrojo y con pecas…… SALUDOS


  82. en 29 julio, 2012 a 5:19 pm | Responder Enrique Ramirez (Kike)

    UN SALUDO DE NUEVO A TODOS Y TODAS: De verdad que me alegro de que Angel haya podido entrar por aqui y, a ver si nos va dando algún que otro dato sobre el Barrio.

    A ANGEL (Prensa): Gracias por aclarar lo del tal Padre Amalio -porque algunos chicos con los que yo iba en mi infancia hablaban de él auténticas barvaridades y, como yo no fui a las Escuelas donde estuvo ese elemento, pues tuve la gran suerte de no toparme con él (lo mio era todo de oidas), aunque también tuve amargas experiencias con la mayor parte de los Profesores del Sagrado Corazón e Isidro Almazán (como ya cuento antes).

    Que no se si recuerdas que hablamos sobre el Almacén de VINAGRES PARRA, Empresa que estuvo ubicada en la Calle Constancia, un poco más abajo de donde yo vivía. La verdad, en principio se me pasó por alto y no recordaba ese negocio. Después, tras mencionarlo tu, me vino a la memoría hasta el olor tan tipico que salía por la puerta. Recuerdo unas cubas grandotas de madera, me parecian enormes. Más no recuerdo porqwue creo que se trataba de una especie de Almacén que no debía tener venta al público.

    A ENRIQUE FIDEL: Un saludo. Ahora que has mencionado el Asilo de Monjas, pues no lo recuerdo. Lo que si recuerdo es un Colegio de Monjas que sigue existiendo.
    En la misma acera del Colegio, había un solar pegado al Colegio (esquina con Principe de Vergara). Allí nos colabamos los chavales del barrio, que en el interior habia una casa abandonadas medio en ruinas (tipo palacete). Nosotros apañamos la puerta y pusimos un candado. Y cuando haciamos novillos, dejabamos allí escóndidas las carteras para que la gente no nos viera deambular por la calle cartera en mano. Un día llegaron los de la Banda de uno al que llamaban Perico El Gordo y nos destrozaron la caseta, en venganza porque nosotros anteriormente les habiamos roto a ellos una c aseta que tenían montada por la Plaza Moré.
    El caso es que, por esas fechas, los chavales ibamos en Pandilla. Y unos eran de una Banda u otra y había peleas. Nosotros eramos de la Banda El Cuto y los otros eran de la Banda de los de la Plaza Moré (que, aunque eramos del mismo Barrio, al ser pequeñajos nos parecía todo un mundo y de una zona a otra nos parecía distante). -tiene gracia, el otro día hice un paseo por allí, desde Cartagena hasta el Parque Berlín y nada, me pareció un paseito-.

    Bueno, a ver si alguien se acuerda del Asilo de Monjas de López de Hoyos.

    Y el tal Amalio debía ser un elemento de cuidado porque menuda guarrada lo de desmantelar la Empresa y dejar a la gente tirada. Menos mal que lo de los Titulos lo pudieron arreglar. Si creo recordar que por el barrio comentaban que le echaron de Cura, que no se si sería cierto ó si es que -en vista que tenía una querida, se largó él-.
    Salud


  83. en 29 julio, 2012 a 7:44 pm | Responder Ángel Aguado (quiosco prensa)

    A Enrique Fidel:Buenas tardes Enrique,felicitarte por este blog que tantos recuerdos nos traen a todos los de la “prospe”,te voy a sacar de dudas sobre el “asilo de hermanitas”.Cartagena terminaba en López de Hoyos(hasta no hace muchos años),lo que es ahora el Banco Santander era un bar que era del “Tato” y enfrente había una mantequería que se llamaba el “sol”y ya a continuación empezaba la c/Gómez Ortega y ahí estaba el “asilo de hermanitas” en el número 1 de Gómez Ortega.A este asilo iban muchos indigentes y las monjas les daban comida incluso algunos cigarros.Ese solar se intento vender pero el ayuntamiento lo denegó dada la antiguedad del edificio.Ya cuando lo consigueron vender se convirtió en la actual residencia para mayores “ballesol”,lo que dudo es si pudieron “tirar” parte del terreno de la zona posterior interior por lo antiguo que era,pero me parece que derribaron todo.A mi amigo KIKE-hola kike,ya ves que le estoy pillando el gustillo a leer y comentar historia de nuestro barrio de la “prosperidad”,vaya “jari” que me has metido ,lo cuál me alegro mucho porque es muy ameno y entretenido recordar y conocer partes vividas de todos los que hacemos nuestro barrio,un saludo a todos.


  84. en 30 julio, 2012 a 11:10 pm | Responder Enrique Ramirez (Kike)

    ANGEL (de Prensa): Un saludo. Pues gracias por la explicación de lo del Asilo. Es algo de lo que no me acuerdo.
    Bueno, ya verás que si tienes tiempo, al principio estarás por el Blog leyendo los escritos, recordando y te animarás a escribir cosas de las que te acuerdes. Después ya te irás relajando un poco.
    Yo, al principio, me lié a leer y leer y como recordaba cosas y leia a gente que participaba y mencionaban cosas y lugares que recordaba, pues también me lié a escribir una serie de escritos -a poco escribo un libro-, pero ya ando más relajado y entro de vez en cuando a echar un vistazo y si leo algo que me recuerda cosas, etc. pues escribo y si no pues nada.
    Hasta la próxima semana seguro que no entro porque me voy a hacer una escapadita. Salud.


    • kike , soi pedro el pesca , yo tambien estudie en el isidro almazan y paraba por la asturiana , conozco a alvarito , el bolas , alberto , el enano , el chirla , tambien trabaje en el mercado de la prospe de pescadero de hay lo de pesca . creo q se quien eres pero lo mismo te confundo con otro kike , sabes quien soi ? si te acuerdas de mi ponte en contacto me gustaria aclarar que kike eres


  85. en 31 julio, 2012 a 8:40 pm | Responder Fernando Centeno

    Me encanta leeros, la verdad, las anecdotas de unos y otros hacen que recuerde y añore muchas cosas.
    El asilo del que hablaís, se conocía por “El campañario” en mis tiempos, nací en el 62 y por el 75 fuí por primera vez con mi escopeta de perdigones a ver si dabamos a alguna urraca, la verdad es que era tetrico, yo me recorrí por dentro varias zonas, recuerdo que una vez fuímos de noche y no hubo pelo…. de entrar de ninguno de los que ibamos….que miedo daba.
    Hablando del Padre Amalio…yo lo sufrí directamente en mis carnes…me acuerdo de una vez que nos hizo aprender del libro de literatura a un tal Viriato, por que estabamos apuntados en la pizarra por hablar. Nos dijo que se pasaría al día siguiente a preguntarnos…yo con mis 13 años entonces pues sólo pensaba en jugar (fuí mal estudiante), el caso es que ni me acorde de Viriato ni del Padre Amalio….Madre mía cuando lo ví entrar en clase y nos mandó salir…. eso es sentir miedo, no que te venga el Jason ese de Viernes 13. Que mamón, me acuerdo que lo primero que hizo fué irse donde las chicas, era un pervertido, había una chica que era guapisima, se llamaba Capilla y la tiraba los tejos que te quedabas helado y la cria sólo tenía 13 años… bueno al tajo, el caso es que yo no me sabia de Viriato ni el pie que calzaba…se puso a preguntar a mis compañeros, con la sorpresa para mi que se lo iban sabiendo todos, me toca el turno ¡a ver Centeno, dime algo de Viriato! Habría dado mi vida por haber sido colega del Viriato ese en algún momento… pues Viriatooo, Viriato eraaa, fué, esto….zas, sopapo en toda la cara, os aseguro que Mike Tyson era una nenaza pegando… no se me olvidara la patada en el culo que me dió, literalmente volé por encima de cuatro pupitres, por suerte caí en el mío, me senté, el Ogro juraba en arameo y se cagaba en todo, yo temblaba, recuerdo a los demás de la clase, era pavor lo que sentían…y pensar que en el 71 hice la comunión en el patio del cole y el era el padre que nos dió la ostía (la sagrada no la otra)…por cierto hubo una anecdota fortísima que contaré en otra ocasión y alucinareis, saludos amigos.


  86. en 18 agosto, 2012 a 5:48 pm | Responder maría josé garcía molina

    Hola Carlos Moreno,llevo toda la tarde embelesada con vosotros y he leído en tu nota del15-10-2011,que en el 2012 se haría algo como motivo del aniversario del barrio,aunque estamos en Agosto,si llego a tiempo de algo,me gustaría que informases para acudir,a cambio te daré una información a modo de curiosidad sobre la información que das del naranjero que llevaban en esa época.No se por que le llamabais naranjero,porque en realidad el auténtico llamado naranjero era un subfusil alemán que cuando acabó la guerra,los soldados que combatieron en la zona de levante, antes de irse los cambiaban por naranjas y de ahí ese nombre,aunque sí podían parecerse algo.Un saludo


  87. quiero reivindicar la casa con num. 110 de c/francisco Silvela.por cierto compartio el numero con otra que estaba semiesquina a glorieta Ruiz de Alda, y perteneciente, junto a otras que edifico Banesto.Asi que querido Angel de Olavide y otros mas que habeis caido en este error que no entiendo.Tenia corredores al exterior que miraban hacia Joaquin Costa siendo precisamente en este punto donde comenzo la prolongacion de C/ General Mola, junto a la bocana de un refugio antiaereo de tres salidas:Francisco Silvela,Pilar de Zaragoza, y otra cercana a la fabrica de cristales que alguno ha mencionado.Y para ti, amigo Angel de Olavide, que fuiste precoz comprador en la tienda del Sr. Glicerio, num. 108 de Fco.Silvela., decirte que un hermano suyo tuvo otra tienda de ultramarinos, en López de Hoyos muy cerca ya de Gl. Ruiz de ALDA.Por cierto, que cuando llego el tranvía a la Prospe-Guindalera, pasò que los vecinos para celebrarlo, retuvieron los tranvias y sus conductores y cobradores tomando vinos y al guna tapa.Tuvo que subir el inspector, al notar que no volvia ningun tranvía, al barrio de la Prospe-Guindalera, y al ver la “tostá” que había, pues que los vecinos le obligaron a participar.Parece ser que mas de uno acabó, como había de ser, “montao en la uva”.La bajada del tranvia por C/ Mexico proveniente de C/ Cartagena y saliendo hacia Diego de León, esquina al cafe Pekin-que no Behijin o así, como dicen los “modelnos”.hasta otra antiguos convecinos.


    • Querido Nómada. Si miras una de las fotos del reportaje, del año 1990, verás que los edificios colindantes con la obra del que hoy es el edificio de oficinas de ADESLAS semiesquina con Principe de Vergara, antes General Mola, son dos. El actual existente a la derecha, el 104, donde he vivido muchos años- nací en el 1951…- y donde todavía vive mi madre y a la izquierda el 106 que derribado posiblemente en esa misma década de 1990 proporcionó el solar de un edificio mas nuevo que el de Adeslas que hace una especie de retranqueo sobre las dos calles, por cierto que es una de las esquinas mas feas de Madrid.

      Entiendo por lo que me dices que a la izquierda del 106 en su tiempo había dos casas y no solo una. Yo solo recuerdo la del 108, donde estaba la tienda Glicerio, una lechería que regentaba el padre de mi amigo Gonzalo y alguna mas como un bar que ya no se si precisar si pertenecía al 106 o al 108. Si esa casa que yo recuerdo, que la llamabamos la Casa de Cartón, eran en realidad dos casas pues así será. Ya sabes que la memoria es fragil. Puede que entre las fotos que guarda mi madre alguna haya alguna de ese tramo de las casas. Está claro que los recuerdos son a veces menguantes y en ocasiones hasta falsos y confusos. La boca del refugio estaba justamente como tu dices por detrás, casi en la parte baja de las últimas viviendas de la parte trasera del barrio del Pilar.

      Esos edificios, el 106, el 108 y el 110 que tu recuerdas formaron parte del paquete de expropiaciones del ministerio de ¿Fomento? para las obras de la prolongación de General Mola que debieron tener comienzo en los 60. Aquello supuso una transformación del barrio pues además coincidieron con la desaparición de los bulevares de Silvela y de Mola. Un desastre. Yo recuerdo mi infancia en una “región” practicamente desaparecida por una hecatombe..Ha sido un placer recibir tu rectificación y tus apuntes. Eso significa que en algún momento hemos sido vecinos. ..Un abrazo para ti y para todos los lectores de este hilo. Y por supuesto para Enrique Fidel sin el cual este intercambio de recuerdos no hubiera sido posible.


    • Pongo un enlace a una foto que puede ser de mediados o finales de los 60 en la que se ve que las únicas casas que quedan en la acera de los pares de Francisco Silvela esquina a Principe de Vergara son las del actual 104 y las desaparecidas del 106 y 108. No queda ya rastro de la casa del 110.


  88. saludos a todos , yo tambien soi vecino de la prospe hace 41 años a la cual llege cuando tenia 3 años de edad , tengo 44 actualmente , encontre esto de casualidad mirando unas cosas por internet y me senti plenamente identificado
    puesto que aparte de vivir en la corrala de Lopez de Hoyos ( la casa grande ) ,
    trabaje en el mercado de prosperidad bastantes años , conociendo a leo , los monedero y demas gentes habituales por la plaza tambien paraba por la asturiana ya q algunos amiguetes se reunian en ella , billares parque berlin , barranco iglesia santa matilde , casa del cayo , danone donde les pediamos yogures a los trabajadores cuando pasabamos por alli dando un paseo por las noches ect….
    Ya entrare con mas tiempo y comentare mas cosas q valla recordando , a ver si seguimos manteniendo este foro vivo entre todos y contactasen mas personas vecinos y antiguos conocidos


  89. Hola de nuevo aqui os dejo otras tiendas y bares de toda la vida para que recordeis : Lojume tienda de maquetas en la calle Cartagena , Chindasvinto tienda de jugetes en Clara del rey , El segoviano drogeria en calle Lopez de hoyos famosa por sus articulos de bromas y figuras de belen en navidades ,
    El rinconcito bar junto al puente que cruza al barrio de san Juan bautista junto a la m30 famoso por sus raciones de sepia , chopitos etc. en su terraza patio
    me refiero al antiguo estableciento el cual no existe hoy en dia siendo reemplazado por otro local mas moderno cercano a la antigüa ubicacion , billares Puerto rico en dicha calle a los cuales nos acercabamos en los ratos de recreo y otras ocasiones desde el instututo Santa marca tambien en dicha calle , bodegas la Ardosa en Lopez de Hoyos ; todavia recuerdo las grandes tinajas de vino a granel .


    • dos de los locales que has mencionado me traen grandes recuerdos y sobre todo olores, la antigua drogueria segoviano con sus articulos de broma , con su mostrador antiguo de madera y olor a drogueria y por supuesto la bodega de la ardosa con su peculiar olor a bodega…………..justo enfrente de esta bodega habia dos panificadoras que hacian un pan para morirse , que bueno que estaba!!!
      un saludo


  90. en 25 agosto, 2012 a 7:35 pm | Responder Enrique Ramirez (Kike)

    A PEDRO SANCHEZ: Un saludo. Que he leido tus recientes intervenciones. En la primera, que das unos datos sobre los colegas que tuviste en la infancia, te diré que no me suenan. Es posible que sea porque soy algo mayor que tu -tengo 52 años-. Y nos mudamos de barrio a mediados de los años 70 -aunque, de vez en cuando yo seguia frecuentando el Barrio porque, como antes he comentado, mis primeros trabajos me los busqué por allí-. A los hermanos Monedero si los he conocido porque estuvieron viviendo en mi Calle: Constancia. Y tu debes ser de la misma edad del pequeño de los monedero: Angelito. Y yo, soy de la edad del Segundín -que es otro de los hermanos Monedero-. Por cierto, recientemente he conectado por teléfono con Segundín y voy a quedar con él en La Prospe -pues hace unos 33 años que no le veo-. Y si tu andabas currando allí en el Mercado, supongo que conocerias a Juan Monedero (el mayor, que me han dicho que falleció hace años).
    Te diré que en mi infancia y primera juventud paraba en la Plaza, donde el Metro, porque tenía por allí varios colegas que trabajaban en el Taller de Autos de Land Rover -hoy en día no existe, y está en Supermercado Lidl-. Así que no creo que nos conocieramos por la diferencia de edad. Fijaté que yo me fuí del Colegio Isidro Almazán justo un año antes de que lo hicieran mixto y en nuestras clases no había niñas.
    Si te apetece, cuando quede con Segundin -cuando pase el verano-, podemos quedar y nos damos una vueltecita por el Barrio.
    Salud.


  91. en 25 agosto, 2012 a 7:37 pm | Responder Enrique Ramirez (Kike)

    A FERNANDO CENTENO: Un saludo. Estoy impaciente porque nos cuentes la anecdota que mencionaste. Salud.


  92. A Enrique Ramirez ok entendido ; la coincidencia de ciertos nombres y motes me hizo confundirte con otro kike
    Respecto a la invitacion para dar un paseo por el barrio dejame un mensaje con
    el dia , hora y lugar de quedada , si me lo permite el horario de trabajo me acercare a conocerte .
    Para Enrique fidel tambien insertare en blog comentarios tipo monograficos sobre ciertos lugares como la corrala de Lopez de Hoyos , colegio , mercado, parque berlin etc para daros datos de como eran cuando los conoci y como evolucionaron asta hoy en dia


    • Hola Pedro. Encantado con tu iniciativa de ir dejando comentarios sobre los lugares del barrio que conociste y cómo los ves ahora, después de unas cuantas décadas.
      Un saludo.


  93. en 26 agosto, 2012 a 8:29 am | Responder Enrique Ramirez (Kike)

    A PEDRO SANCHEZ: Pues ya estoy yo en la duda porque, aunque te saco 7 u 8 años, haciendo memoria he recordado que de gente que residía en La Casa Grande de López de Hoyos, había algún chaval que venía a mi Colegio pero eran más o menos de mi edad. Así que pudiera tratarse de algún hermano ó vecino tuyo, con lo que si pudiera dar elk caso que aún siendo tu más pequeño me recordaras.
    En cuanto a muchos de los jovenes de los que yo conocia, que solian frecuentar la Plaza Moré, es una pena pero muchos murieron por la droga (la puta heroina causó extragos entre la gente de mi generación). Recuerdo a Luis el Legionario, El Leo, El Cuto, El Saura, El Perico y muchos más.
    Bueno, pues cuando quede con Segundín, a ver si coincidimos.
    Salud.


  94. Saludos de nuevo ; como comente anteriormente sobre incluir unos comentarios sobre diversos lugares empezare sobre el sitio en el que resido
    la corrala de Lopez de Hoyos o casa grande , este comentario lo dividire en tres partes , antes de mi llegada relato compuesto por lo que me dijeron vecinos que ya residian en este lugar y informaciones que encontre en diversos medios , infancia y adolescencia y epoca actual .
    Antes de mi llegada : bueno pues mucho antes de mi llegada , puesto que el edificio fue construido en 1883 como ya se indica anteriormente la casa constaba de el frente de la calle Lopez de Hoyos , que era la residencia del amo o señor y los sirvientes y o trabajadores dado q el patio con corredores eran cuadras de equinos , ya que la casa fue una especie de casa de postas donde se cambiavan los tiros de carros y carruajes ; de mi niñez recuerdo grandes argollas en paredes del patio y fachada las cuales fueron quitadas en unos arreglos que se efectuaron años antes de la reabilitacion a la cual deve su aspecto actual los corredores y patio .
    Tambien tenia unos 5 o 6 arboles de tamaño grande puesto que segun escuche varias veces sobrepasaban los tejados de las cuadras y posteriormente a los de los corredores , cuando se construllo el corredor superior puesto que estos son de principios del siglo xx y no de finales del 19 , estos arboles fueron retirados al afectar sus raices a suelo de patio y cimentacion y suelos de las casas de alrrededor del patio , despues de ser reemplazadas dichas cuadras por estas.
    El patio tambien contaba con una especie de fuentepilon en la zona central .
    La fachada principal tenia un mirador exterior de hierro al cual se accedia por una escalera tambien de hierro , el cual estaba situado en la esquina inferior de
    la edificacion , desde el cual se divisaba los campos y huertas que se situaban abajo hacia la actual m30 ; dicho mirador comprendia parte de la fachada principal y lateral dado que no se sitiuaban otros edificios junto a el ; el mirador fue retirado al construirse el siguiente edificio ya pegado a la casa .
    Y esto es lo que se de la historia de la casa grande anterior a mi llegada.
    Sin mas me despido de todos asta prosima ocasion donde os seguire relatando estas vivencias de mis años como vecino de este gran barrio .


  95. en 28 agosto, 2012 a 3:25 pm | Responder Enrique Ramirez (Kike)

    Un saludo a todos, especial al anfitrión de este Blog: Enrique Fidel.
    Hoy he vuelto a dar un paseo por Prosperidad.
    He estado danzando por ahí desde las 9,30h hasta las 14 h. Ya no está el amigo Angel en el Kiosco de Prensa -le he echado en falta porque su conversación me resultaba muy agradable y me recordó a varias personas y sitios del Barrio-.
    He estado charlando un buen rato con la Sra. Libertad (que vende calcetines y abanicos junto al Metro) y es de las pocas que quedan de las antiguas que yo conocí (me ha dicho que ya tiene 77 años y yo pensaba que tenía unos 10 menos). Ella fué la mujer de el hermano mayor de El Cuto.
    A nosotros nos llamaban Los de la Banda de El Cuto -aunque en realidad no eramos de su Banda, ni de ninguna otra Banda porque con la edad que teniamos, chiquillos de 9, lo y 11 años simplemente eramos traviesos pero, como frecuentabamos los aledaños de su vivienda (porque viviamos por esa zona), pues nos llamaban así (de hecho a mi casi me expulsaron de la Escuela Isidro Almazán a consecuencia de esas habladurias de que si eramos de la tal Banda).

    Así que, al final, he pasado una agradable mañana charlando con la dicha mujer y recordando personas y sitios del Barrio. Es más, me he pasado por el Edificio que creo es la llamada Casa Grande -recordaba ese Edificio-. Está ubicada enfrente de la Iglesia de la Calle de López de Hoyos pero la de abajo, cercano donde la desaparecida Fábrica de Danone.
    Estuve en la Calle Fernández Oviedo, para ver si seguía existiendo un antiguo Edificio donde antaño había un Taller de Reparación de Automoviles llamado B.S. -donde estuve trabajando por los años 70 (uno de mis primeros empleos oficiales)- y ahora lo que hay allí es una Sede de la Aseguradora Mapfre. El Edificio está muy parecido a como era antes y enseguida lo reconocí. Dentro, en el interior que pasé a visitar, todavía existen unas grandes columnas que también estaban cuando era Taller.
    Un poco más abajo, en la acera de enfrente, estaba el Taller de Electricidad de Automoviles de Enrique (donde trabajó un Aprendiz que era amigo mio y vivía en Hortaleza) y aunque sigue existiendo el local, parece cerrado.
    Igualmente, la Empresa Radiadores Peito -que no recuerdo ahora el nombre de la Calle (que reparaba los radiadores de los Automoviles) también está cerrada.
    Bueno, pues hasta la próxima.


  96. Aqui os esta segunda parte de mis vivencias en la casa grande o corrala de lopez de hoyos a la cual e llamado infancia y adolescencia , la cual relata las imajenes y experiencias de esa epoca de mi vida.
    Bueno cuando yo llege a esta casa , yo tenia la edad de tres años pues mis padres se trasladaron aqui procedientes del todavia entonces pueblo de vicalvaro.
    Esto fue dado al hecho de que en la casa residia la madre y hermana de un tio mio y una tia suya ( puesto que en aquella epoca casi todos los vecinos eran o tenian familiares en la casa ) ; entonces quedo una vivienda vacia y avisaron a mis padres , ya que mi padre trabajaba en la fabrical bresel ( de la cual escribire algun comentario ) y esta residencia le resultaria mas cercana .
    Pues mis recuerdos de esa epoca son de una casa antigua con un gran patio de tierra rodeado de viviendas y unos corredores tambien llenos de viviendas con una fuentecilla en la pared del fondo del corredor superior , la cual todavia esixte ; unos altos palos en el centro del patio que ivan casi de puerta en puerta desde la entrada del patio asta su fondo , en los cuales se sujetaban unas cuerdas que cruzaban el patio de lado a lado en las cuales tendian la ropa los vecinos de la parte inferior del patio , los corredores tambien contavan con cuerdas que ivan de barandilla a barandilla las cuales eran de uso para los vecinos que en ellos residian
    Recuerdo sevicios comunitarios en el 2º piso del bloque principal y corredores del patio los cuales seguian usando algunos vecinos , puesto que aunque ya muchas viviendas contaban con servicios todavia quedavan algunas que no los tenian (estos servicios ya sin uso sigen esixtiendo ).
    Tambien recuerdo las viejas cocinas de carbon en muchas viviendas de las cuales ya no queda rastro .
    Imagenes de juegos de niños por el patio de tierra rodeado de tiestos y algun arbolillo (laurel , nisperos , altas adelfas ) ya los grandes arboles de antes de mi llegada no esixtian.
    Juegos de escondite por los pasillos de los pisos del bloque principal , patio , corredores y sus recobecos , canicas , chapas , peonza , la lima , gerras de indios y baqueros , batallas de soldaditos , escondite ingles etc .
    Ya un poco mas mayores cambiamos esos juegos por otros un poco mas brutos como las gerras de pelotillas , las cuales fabricabamos con los billetes de metro y las lanzabamos con gomas .
    Me viene a la memoria la vieja bobega , el bar de luis llamado los relaños , y la tienda dividida en dos partes una de las cuales era una tienda de conservas y variantes y la otra hueveria ypolleria , otra tienda de ultramarinos enfrente de la casa , la hilera de casas bajas que subian hacia prosperidad donde estaba situado el bar luz en el cual los adultos solian ir a ver las veladas de boseo retrasmitidas por aquella televesion en blanco y negro en horario nocturno , la panaderia de la señora paula y algunas tiendecitas que no recuerdo bien lo que eran (creo que persianerias ,carboneria , chamarilerias o algo asi ) , estas casa se situaban entre la esquina de la calle Pantoja y llegando casi asta la de Nierenberg
    Al ir creciendo fueron desapareciendo aquelos locales y negocios siendo reemplazados por otros , los cambios en los de este edificio fueron :
    La bodega por un bar que tomo el nombre de la calle y nº llamandose bar Lopez de Hoyos 139 , el bar los relaños continuo unos años mas y la tienda de variantes/polleria por otro bar restaurante el cual no recuerdo nombre puesto que no duro mucho tiempo , abiendo un bar a cada lado del portal .
    Estos son los recuerdos principales de el lugar donde vivo y su entorno mas cercano en esos años.


    • Me llamo Antonio, nací en La Casa Grande y quiero comentarte que, el bar los Relaños anteriormente era una frutería de los Vidales y la Sra. Rosario, la tienda de variantes y pollería era de Saturnino, al otro lado de la Casa en lugar del bar 139 había una Tasca de Torquemada y una tienda de ultramarinos del Señor Bernardo y a continuacion una panaderia de la Srta. Maruchi, también estudie en el Isidro Almazan, y estoy de acuerdo con lo que se comenta


      • ….y a continuación una peluquería del Sr. Germán, y a continuación una chatarrería (no recuerdo el nombre) y a continuación una pescadería del Sr. Félix, y a continuación un estanco (muy pequeñito)
        , y a continuación una fábrica de patatas fritas del Sr. Feliciano (?) y a continuación otro ultramarinos y a continuación la esquina con la calle Pantoja y a la otra esquina el bar La Parada …..Y más abajo de La Casa Grande (Harapo) había lechería, pastelería, ….. , la taberna de La Viuda de Mauricio ¡qué torrijas de vino! ……


      • Félix veo que tienes buena memoria, pero que me dices de la fabrica de pañuelos, y de la cafetería el Cuarto y el Pispistrelo o los calzados El Diluvio esquina con Ramos Carrión(para nosotros la calle Nueva),y que me dices de Muebles Domingo, ya que hablas de torrijas dime que no has comido algún bocata de Calamares en Garcia, un saludo hasta la próxima, me gustaria que esta conversación apareciera en google como los demás comentarios.


      • Caramba Antonio
        Me has hecho recuperar aquellas establecimientos en la acera de enfrente zona que me traen unos recuerdos un poco macabros y he pretendido toda mi vida olvidar o al menos que no me siguieran haciendo daño com la impresión que me causaron en la época: el suicidio de una joven desde una terraza, justo en la esquina Ramos Carrión con López de Hoyos. Y el atropello de una persona por una “Castro”. Por cierto no era una fábrica de pañuelos sino de banderines; bueno eso tengo yo en mi memoria.(ya falla de vez en cuando).
        ¡Cuánto pasado y cuánto hemos pasado!
        Quisiera recordar a aquellas personas que vivían en las cuevas que había en lo que después fue Corazón de María y Clara del Rey; antes de que se construyera las viviendas del Banco Bilbao.
        No me importa subir esta conversación, más bien al contrario
        Cuando gustes.
        Perdona ¿Vives en Madrid?


    • No se si hablo con Pedro o con Félix, pero yo no recuerdo los accidentes de Ramos Carrión, vivo en el Pueblo de Hortaleza (Santa Maria), como te dije yo viví en la Casa Grande entre 1953-1972, por eso te digo que era una fabrica de pañuelos, algunas personas de la Casa trabajaban allí, creo recordar que al lado estaba la droguería de Manolo, el bar de la Parada para mi era Ciriaco, allí jugaban todos los hombres de la Generacion de mi padre, al Tute al Domino o al Mus, creo recordar que en Martín Machio tambien había cuevas, por cierto tu te acuerdas de las Verbenas que ponían enfrente del Covachas mas o menos, por la Virgen del Carmen, un saludo.


  97. en 30 agosto, 2012 a 9:32 am | Responder Fernando Centeno

    A petición de Kike ahí va la anécdota del Padre Amalio, siento no haberla contado antes, estuve fuera y no pude allá voy. Corría el día 30 de Mayo de 1971, día de mi 1ª Comunión. La hice junto a compañeros de clase del cole, uno de ellos Cañamares, el de la tienda de productos Asturianos que está en Vinaroz, en el exterior del mercado de la Prospe.
    Conservo las fotos aún, que caritas de inocentes teníamos, con el Monstruo del Padre Amalio dándonos la Ostia (la Consagrada) y haciéndonos leer algo de un libro.
    El caso es que el patio del colegio estaba abarrotado, todo el mundo con sus mejores galas, yo con el traje de Almirante (pa comerme, eso me decía mi difunta mami por lo menos). Iba a empezar la ceremonia, la gente no paraba de hablar y el Padre Amalio mandando callar, a lo que nadie le hacía mucho caso. Hasta que con su vestimenta de cura para la ocasión y toda la parafernalia de adornos alrededor de él, soltó literalmente dijo lo siguiente, siento escribirlo así, pero no hay otra forma: ME CAGO EN DI……S, O SE CALLAN O SE VAN A LA PU….A CALLE.
    El silencio fue sepulcral, nadie ni siquiera respiro en la hora que duró la ceremonia. Fue el tema en el barrio durante toda la semana posterior. No se cortó ni un pelo, pero una cosa es clara, diciendo eso y como lo dijo, se celebro la comunión más en silencio que ha habido en la historia, seguro que si hubiese habido algún responsable del libro Guinnes habría tomado nota.
    No quiero deciros, cuando posteriormente iba a cada uno de nosotros haciéndonos leer y dándonos la Ostia (la Consagrada), el miedo que teníamos, la verdad es que daba pavor este hombre, cada vez que veo las fotos de la Comunión y le veo dándome la Consagrada, aún todavía se me erizan los pelos del cogote.
    En fin, está es la anécdota más curiosa, aunque tengo para contar toda una tarde entera, de las palizas que le pegaba al pobre Pachón, así estaba el chaval, hecho polvo, de los tejos que tiraba a las niñas de doce y trece años de mi clase, etc..etc.
    Saludos amigos.


  98. Un pequeño apunte , os acordais de las fuentecillas que habia por las calles del barrio , aquellas fuentecillas de hierro ; me vinieron a la memoria al reflexionar sobre anteriores comentarios y darme cuenta de que nadie comento sobre ellas.


  99. ¡¡ Anda que no habré yo bebido agua de esas fuentecillas que había por el barrio!! Y después de beber, enfocar el chorro con una mano a mis amigos…Ya casi no se ven fuentes públicas por Madrid. Tienes sed, y tienes que ir a un bar a pedir agua, y en algunos te ponen una cara, que para que.


  100. Por cierto, no me acuerdo en qué año derribaron el Colegio José Antonio, de la calle de Matilde Díez., o si hay fotos del edificio del colegio, sea por dentro o por fuera.
    Yo tuve un par de amigos que vivían cerca del cole, los Borrella, uno más fuerte, y otro (el más jóven), mas delgado, de los que no recuerdo el nombre, y otro llamado Poyatos que vivía en Eugenio Salazar, cerca de la calle Nieremberg.


    • en 30 agosto, 2012 a 6:54 pm | Responder Fernando Centeno

      Yo creo que fue entre 1975/78, porque hicieron el Pintor Rosales que está en Príncipe de Vergara y mis amigos iban todos al Jose Antonio, les trasladaron a ese. Yo también fuí al Jose Antonio pero me cambie en el 70 al Virgen de Madrid. El Pintor Rosales creo que empezó a funcionar en el 74 y el Jose Antonio lo derribarían por esos años. Lo que daría por ver fotos del Jose Antonio…


  101. en 31 agosto, 2012 a 9:46 pm | Responder Enrique Ramirez (Kike)

    A FERNANDO CENTENO: Pues vaya con la Comunión. Valgame un Divel con el peligro que tenía el cura. A ver si alguien tiene por casual alguna foto del dichoso Cura, que lo mismo me crucé con él por el Barrio y le recuerdo, porque yo no tuve la desgracia de estar en los Colegios donde impartia Clases.

    LAS FUENTECITAS DE HIERRO: Si que me acuerdo de algunas de las zonas del Barrio donde había fuentes: En Calle Juan Bautista Toledo había una en el cruce con C/Canillas. Y, un poco más abajo, en Juan Bautista Toledo, esquina con Constancia había otra. Y, en la zona donde esta el Mesón Picos de Europa -que antaño era como una especie de Plazoleta con terreno de tierra- también había una fuente de hierro que creo recordar estaba en el mismo sitio más ó menos de la fuente que hay alli hoy día, sólo que la actual es de piedra tipo granito.
    El agua de las fuentes de Madrid era buenisima porque venía del MANANTIAL DE LOZOYA. Y, al parecer, aparte de que las fuentes han ido desapareciendo de casi todos los Barrios, las pocas que quedan ya son con agua mezclada porque El Canal de Isabel II y Lozoya se fusionaron ó no se qué historias y el agua no es la misma, y no tiene tan buen sabor -aunque sigue siendo un agua más fina que el de otras ciudades-.
    También recuerdo las bocas de riego -MUY UTILIZADAS TAMBIEN POR LA VECINDAD DE LAS CASAS SIN AGUA CORRIENTE-, las cuales se han ido también quitando, al igual que las fuentes, por diferentes motivos (quejas vecinales con respecto a que la gente las utilizaba abusivamente, los problemas con la droga.jeringas, ahorro.

    A seguir bien.


    • Recuerdo una de esas fuentes, estaba en la esquina de mi casa en Martin Machio , mi madre no me dejaba beber en ella, decía que los perros bebían y me salían “boceras” ademas, eran de pulsador y no tenia fuerzas para mantenerlo.


      • Hola Julia… Yo viví en Martín Machío 15 desde 1970 hasta 1974… era el menor de 5 hermanos. Qué grandes recuerdos tengo de ese Barrio!!!


  102. en 31 agosto, 2012 a 9:57 pm | Responder Enrique Ramirez (Kike)

    A PEDRO SANCHEZ: Un saludo. Que creo recordar que entre alguno de los escritos de la gente, de hace tiempo, alguien si hace mención de las fuentes. Y es que, la verdad, las fuentes y ese agua de Madrid del Manantial de Lozoya es algo que algunos echamos de menos.
    El otro día pasé por donde estaba la antigua Comisaria de Cartagena -que siempre había una buena hilera de motos robadas que dejaban alli, y ahora resulta que lo que hay allí es un Comercio de esos de “todo a 100”.


  103. Pues retomando la historia de la casona de Lopez de Hoyos llegamos a la epoca actual .
    La casa posteriormente a esa 1ª epoca sufrio varios arreglos en el primero de ellos se cemento el patio por los vecinos y se arreglaron tejados y ya mas recientemente se acometio la gran reforma del patio del edificio donde se pavimento dicho patio reemplazando a esa capa de cemento y se cambiaron escaleras , vigas y canalones , en los cuales se soterro la salida para que no vertiesen directamente el agua sobre el suelo , ademas se dispusieron unas rampas de bajada al patio quedando este adaptado para el acceso de personas con movilidad reducida .
    Tambien se reformaron viviendas , disponiendo ya de aires acondicionados , vitroceramicas y otras comodidades modernas.
    Y como no aqui tambien llegaron las gentes de otros paises , aunque siendo la mayoria foraneos ya se cuentan un par de viviendas ocupadas por sudamericanos procedentes de Cuba y ecuador no residiendo dominicanos como etnia mas avitual dentro de ciertas zonas del barrio .
    Uno de los locales comerciales cambio de negocio covirtiendose en un kebak quedando por consiguiente dicho negocio y una caja (la caixa) como locales comerciales actuales .
    Asi acabo este relato sobre el lugar donde resido , edificio situado en este barrio mucho antes de mi llegada.


    • Puedo comentar sobre la Casa Grande que en ella estuvieron de porteros unos tios mios que vinieron del pueblo sobre los años 70, tambien apunto sobre el bar Mauricio estaba un poco mas abajo que era donde se vestian los jugadores de futbol que jugaban enfrente que era el campo del Triunfo, en L de Hoyos 180-190, tambien sobre los bares el bar Emilio en lopez de Hoyos con G zabala


      • Yo sufrí a Pepa la portera que creo que anteriormente fue su madre, pero es que en la hora de la siesta que era de dos a cuatro de la tarde no nos dejaba parar en el patio a ningún chico la hora de la siesta era Sagrada me refiero al Verano claro, por cierto tu te acuerdas del campo de las Maravillas y del Fronton que había al lado, creo que
        estaba a la altura de la calle Baeza esquína con Clara del Rey, yo me acuerdo del bar Mauricio pues los chicos de aquellos años veiamos la televisión allí sobre todo Rintintin, un saludo.


    • Efectivamente ya quedan pocos propietarios viviendo allí, yo viví entre 1953-1972, si sigues viviendo en la Casona como tu la llamas me gustaría que dieras un saludo a la Sea. Antonia que vive en el corredor, en mi época
      Vivia en el Patio en la puerta n° 4, y a la Sra. Mari Luz que también vive en el Patio, ojo cuando digo pocos propietarios me refiero a los de mi época, como por ejemplo Los
      Pakirulis que creo que siguen viviendo en el corredor entrando a la derecha y que yo tenia muy buena relación con Miguel el hijo mayor.


  104. Aqui os dejo un listado de las bodeguillas del barrio muchas de las cuales ya no existen : La Ardosa , Casa Leo , La Asturiana ; Bodega Cordoba , Bodega el Pilar , Bodega Belmonte , recuerdo otras tres cuyos nombres no recuerdo una en la calle Canillas pasado Cardenal Siliceo , otra cerca de la del Pilar casi con la calle Cartagena y la tercera una que abia segun se baja a Corazon de Maria junto a unos billares a los cuales llamabamos los viejos .
    Si recordais alguna mas incluirla en el blog para poder hacer memoria y recordarla .
    Un saludo a todos


    • Hola Pedro. De las bodegas que citas no me suena la Bodega Córdoba. De las demás, solo la Bodeguilla el Pilar y Casa Leo siguen abiertas (Casa Leo con más clase). Bodegas belmonte cerró hace un año más o menos. También sigue abierta la Bodega Urbe, en Canillas, casi haciendo esquina con Cardenal Silíceo.
      Un saludo.


      • en 24 septiembre, 2012 a 7:05 am picamama@yahoo.es

        Bodega Romero en la calle Luis Cabrera muy cerca de la esquina con Cartagena donde hubo muchos años una tienda de telas.


      • la bodega casa leo que yo he conocido ya no existe estaba en eugenio salazar 34 , era una casa baja con patio que tiraron y ahora hay un edificio , lo regentaban un matrimonio muy mayor , durante bastantes años se puso de moda y vendian litronas a mansalva , iba mucha gentuza……..yo incluido jajaja


      • Efectivamente la Bodeguilla del Pilar, en la calle Canillas, sigue habriendo, aunque solo por las tardes. Esa taberna era de mis padres, allí nací yo. El local sigue siendo propiedad de mi madre pero desde hace muchos años lo tiene alquilado.


    • Casa Leo estaba en un hotelito, que era una fonda justo al lado de la carbonería de Eugenio Salazar esquina con Garcia Luna??? Estaba también el Bar Luz, en Lopez de Hoyos, junto a la drogueria El Segoviano, que en Navidad ponía su belén en el escaparate, un poco más arriba estaba la tienda de ultramarinos Aguirre o algo así, y el puesto de periodicos del Manolo, frente a la farmacia Cantón, luego cruzabas la calle esquina con Mantuano o Marcenado, siempre me confundo con el nombre de estas dos calles, y tenías la puerta principal del mercado de la Prosperidad


  105. Tambien la Betica al otro lado de Ramon y Cajal entre esta caye y Pintor Ribera


  106. La bodega Córdoba estba al final de la calle Garcia Luna , era un local pequeño con una pequeña barra al fondo luego cambiaron la barra al lado derecho y se transformo en una especie de reducto hippie donde acudian personajes de lo mas variopinto .


  107. Ha nacido en la calle Anastasio Aroca, 9 en la década de los 50.
    Tengo curiosidad por saber quién era el tal Anastasio Aroca.
    ¿Alguien lo sabe?


    • Hola Rosa,
      Es probable que se tratase de un vecino pionero del barrio, tal vez el primero que viviese en ese lugar. Más de una calle del barrio llevó el nombre de algún vecino, si bien más tarde, se fueron sustituyendo por el nombre de figuras más relevantes.


  108. Muy buenas, he visto este blog y tengo la “necesidad” de compartir algunas de las experiencias vividas en la Prospe. Mis abuelos paternos vivían en Cartagena 106 y los maternos en Zabaleta 24. Mis padres en Zabaleta 27 pero pronto nos trasladamos a la zona de Arturo Soria próxima al hospital del Aire. En cualquier caso y como consecuencia de la enfermedad de mi abuelo materno (estuvo en coma casi 13 años) mi infancia se desarrolló casi en su totalidad en la Prospe, por cierto, soy nacido en noviembre del 62.

    Como os decía mis recuerdos de la infancia están muy relacionados con el barrio, me acuerdo perfectamente de ir a comprar yogures a la farmacia de Pepito que era el mancebo de la farmacia de Cartagena casi esquina con Zabaleta y de la pollería de la señora Antonia y su marido que le llamaban Machuli, es mas, ese mote se lo puso mi abuelo Juan. Esa polleria estuvo primero en Zabaleta y después se traslado a Anastasio Aroca, muy cerca de la papelería de Aguedita y frente a los ultramarinos de Mariano a quien ayudaba su hijo Marianin. En esa misma calle y esquina con Constancia estaba la pescadería de Manolo.

    En la calle Zabaleta en los impares estaba el taller de fontanería de Leandro y su hermano (no recuerdo su nombre), en el barrio su mujer era conocida como Carmen la fontanera y una vez que murió su marido estuvo trabajando de portera en una casa de General Zabala hasta su jubilación. esta señora era asturiana, de una aldea próxima a Llanes que se llama Cué. Yo jugaba mucho y era muy amigo de su hijo Toñin al que hace mas de 30 años que no veo.

    En la acera de los pares, en el 22, es decir nada mas pasar Anastasio Aroca estaba un taller de cristalería que era del Sr. Muro y justo al lado, en el 24, el taller y la casa de mi abuelo Emilio. Mi abuelo era conocido en el barrio por tener la fabrica de frío industrial RUIFRIG que fué pionera en este sector y tuvo el honor de hacer las maquinas frigoríficas y expositores de muchos bares del barrio, entre ellos la Ostreria y de poner las maquinas frigoríficas del Mercado Central de Pescados cuando estaba en la Puerta de Toledo. Posteriormente mi abuelo fué muy conocido pero por su enfermedad y, debo reconocer, que en sus casi 13 años en cama (y en coma) recibió multiples visitas de diferentes vecinos del barrio.

    Un poco mas abajo en Zabaleta estaba la carbonería del Sr. Mariano la cual luego regentó su hijo del mismo nombre. Tenía una hija llamada Pili (Pili la carbonera en el barrio) que era y sigue siendo la mejor amiga de mi madre.

    Yo sacaba a pasear a mi perro en los descampados que ahora ocupa IBM

    un saludo a todos


  109. Me alegro mucho haber encontrado, por casualidad, esta página y he pasado una tarde de recuerdos muy buenos.
    Tengo en este momento 65 (nacido en el 47) llegue a la calle canillas con 5 y me marche con 30 años.
    De pequeño también fui alumno del Mariano de Cavia, con la bendita señorita Mari . De la clase recuerdo las mesitas redondas con sillas de pequeño tamaño, y el vaso de leche (la de los americanos) y una foto que tengo con un patito y el mapa de fondo. Y después en el “Colegio Simancas” de Ferrer del Río y otro al final de López de Hoyos que era un chalet.

    En el campo de futbol de “los alemanes” se jugaba a las cartas había “trileros” y los peques a pescar renacuajos en el canalillo-

    Veo que hay muchos de la calle Constancia, pero nadie habla de las Kermes, con la calle adornada, los bailes y juegos.

    En el comienzo de la calle canillas había un “refugio” de la guerra y cerca de la fábrica de cristal con su vertedero de residuos para jugar, y unas cuantas chabolas de la que teníamos algunos amigos que nos suministraban “tirachinas de gomas” para las “dreas” contra chicos de otras bandas. (También sufrí una pedrada en un ojo afortunadamente sin consecuencias)

    Del cole “Isidro Almazan” solo en 3º de bachiller, recuerdo los “reglazos en la mano” a los últimos de la fila del “bastardo” que daba clase.

    De nuestros juegos, que habláis, chapas, bolas, etc, también “el taco” que se jugaba con tacones de zapatos usados. Al futbol en la calle y en la Colonia del Pilar (cuando venia un coche nos apartábamos) de nuestro grupo era Ignacio Salcedo que vivía en las casas del banco de la Glorieta Ruiz de Alda y que jugo en el Atlético de Madrid.

    Nadie nombra un garito discoteca, creo se llamaba “el Gua” pero seguro que recordáis (los de mi quinta) ya que tenia una vaquería cerca, que cuando soplaba el viento, era de lo mas agradable.

    De amigos de esa época recuerdo pocos nombres pero hay van, Julito que vivía en mi casa, Poncho en Zabaleta, uno de los hijos de Cristalerías Cervantes, los integrantes del grupo musical “los Brumas” estos ligaban mucho en los “guateques”. Otro que sus padres tenían una casa de reparación de maquinas de coser en López de Hoyos, frente al mercado. Fernando que tenía un bar en Cartagena esquina Luis Cabrera. Que se marchó a Getafe.

    Me ha hecho mucha ilusión encontraros y hasta pronto


  110. en 23 septiembre, 2012 a 9:27 pm | Responder Enrique Ramirez (Kike)

    A JUAN RUBIO: Un saludo. Que yo casi soy de tu edad (tengo 52) y es posible que nos hubieramos conocido porque de lo que cuentas, hay muchas cosas que recuerdo: La Polleria de la Sra. Antonia, quien creo recordar que tenía una hija rubia mayor de unos 18 años (eso cuando tendría yo unos 8). Y recuerdo que pegada a la Polleria había una Panaderia -Y CREO QUE ERA TAMBIEN DE LA POLLERA, NO SE SI TU LO RECORDARAS-. Dicha Polleria yo la recuerdo en la C/Anastasio Aroca, Y en la acera de enfrente estaba EL BAR DE PACO y los ULTRAMARINOS LOS MERINOS (que hacían esquina con Constancia y ahora son un Bar que lo llevan dos jovenes Cubanos, que hace poco cogieron el negocio) -que supongo se trataban estos Ultramarinos de los que tu dices de Mariano. En cuanto a la Pescaderia, la recuerdo junto a la FRUTERIA DEL SR. PEDRO (en C/Constancia), aunque la Pescaderia estaba en C/Anastasio Aroca, casi esquina con Constancia.
    A ver si recuerdas que un poco más adelante de la Pescaderia, con dicrección a C/Daganzo, en la misma acera, había una CHURRERIA, que me parece que la churrera tenía dos hijas más ó menos de nuestra edad -y hoy día en el local de la churreria hay un nuevo negocio de Comidas de Catering-.
    También veo que mencionas la Calle Zabaleta, y no se si recordarás un Bar que llamabamos El Bar de los Peces porque dentro había una pecera, que el dueño se llamaba Jesús. Y esquina con Juan Bautista Toledo continua existiendo un antiguo edificio donde vivia un buen amigo mio al que llamabamos EL BOLITA, a quien hace unos 35 años que no veo (la última vez que le vi estaba trabajando de mecánico en unos Talleres de reparación de Automoviles de los que no recuerdo el nombre, ubicados en C/Anastasio Aroca esquina con Pasaje Pradillo. El negocio lo desmantelaron y ya perdí el contacto.
    Salud.


  111. en 23 septiembre, 2012 a 9:53 pm | Responder Enrique Ramirez (Kike)

    A PACOPI: Un saludo. Que lo que cuentas sobre el Campo de los Alemanes que se jugaba a las Cartas y había Trileros te diré que, aunque yo no lo recuerdo en los años 60 y parte de los 70 -que no sé a que años te refieres-, por mi mujer, ella si que me ha indicado que en el Barrio de Prosperidad vivían y frecuentaban familias Mercheras (llamados vulgarmente quinquis), con lo cual no es de extrañar que por allí hubiera Trileros dado que la exagerada persecución y represión sufrida por los mercheros en ciertas épocas, unida a que aparecida la industria del plástico (objetos variados de plástico) éstos vieron mermadas sus capacidades de trabajo -pues según mi compañera- se buscaban la vida, entre otras cosas, con el juego, haciendo de trileros, etc.
    El Garito que dices “El Gua” y lo demás, no lo recuerdo -puede ser porque yo soy como 15 años menor que tu,
    Salud.


  112. Bresel fue una fabrica del sector del metal donde se fabricaban relojes ya mencionados anteriormente , elementos de salpicaderos para automoviles ( velocimetros , marcadores de nivel gasolina , agua etc . ) altimetros para aviones aparte de otras piezas para uso miltar como espoletas , estabilizadores para bombas etc.
    Recuerdo en las navidades a los hijos de los trabajadores la empresa nos regalaba jugetes en unas instalaciones de la fabrica donde nos reuniamos en esas fechas .
    Tambien recuerdo unos vales de economato que davan a los trabajadore y el economato donde comprabas aceite , pasta , conservas y otros podructos a precios mas economicos usando dichos vales ; este economato estaba situado en la calle Ramon y Cajal semiesquina con Alfoso xiii casi pegado al club wiskeria que hace esquina en Alfonso Xiii el cual tambien recuerdo desde la niñez .
    Ahora ya desaparecida la fabrica ocupa su lugar una urbanizacion de edificios tipo torres de caracter privado rodeada por tapias las cuales eran las antiguas vallas de la fabrica limitando con la antigua colonia de chalecitos por la calle sexta y la calle cuarta creo recordar .
    Al comentario que lei de las escoltas de la guardia civil a camiones de la fabrica añado que yo nunca las vi pero dado las piezas de caracter militar que trasportaban no me extrañaria que se produgesen ya que alli aparte de los componentes automovilisticos tambien se fabricaban dichas piezas principalmente para aparatos y armas de la aviacion.
    Mi padre trabajo alli de tornero fresador .
    sin mas me despido de vosotros con un cordial saludo asta la mi proxima intervencion en la cual os contare algunos recueros del mercado de la prospe y mi paso por el al haber trabajado en el como pescadero .


  113. Me ha sorprendido mucho encontrar este blog que tantas realidades narra y tantos recuerdos me trae.

    En referencia al padre Amalio he de decir que os habéis quedado muy cortos en la descripción y actuaciones de este animal

    Cursé todo el bachillerato, desde Ingreso hasta 6° y reválida en el colegio Virgen de Madrid de la calle Eugenio Salazar.

    Recuerdo, como ya ha descrito anteriormente un compañero, que este animal nos ponia a todos en pie e iba, uno por uno, haciendo pregusntas que tanto podían ser de religión, de latin, de literatura o de otras materias.

    Hay un compañero que ha hablado de los reglazos que te daba en caso de duda, de fallo o de no contestar.

    Yo puedo asegurar que esta bestia bajo forma humanoide, no te pegaba con una regla.

    Buscaba los palos mas gordos y resistentes entre la leña de la caldera y aplicaba toda su fuerza, de un sujeto con unos 120/130 kilos, sobre tus mano.

    Si retirabas la mano como reacción inconsciente y auto protectora, se daba en las faldas de la sotana y eso le enervaba y la paliza estaba asegurada;

    Recuerdo perfectamente el terror que teniamos. Poniamos las manos en los radiadores porque pensábamos que con el calor nos dolía menos……

    Era raro el día en que te librabas porque si no caias a peimera hora, caias a segunda o por la tade. Eso cuando no caëas varias veces en un dia!!

    Si nos echaban de clase, el cura que daba sus rondas por los pasillos, hacia que nos metiéramos en los servicios dos o tres chicos.

    Pero el jodio se lo sabia y miraba por debajo de la puerta que no llegaban hasta el suelo.

    Teniamos que aparentar que uno estaba haciendo sus necesidades y los otros nos subiamos encima de la taza para que no nos viera…… Tremendo.

    Durante los nueve o diez años que pasé en este horror solo le vi un detalle a esta bestia: Un dia que hacia especial frio el monstruo usaba ultimamente un marcador de mapas que era troncocónico. Pegaba por la parte ancha pero ese dia dijo: Como hace mucho frio hoy pegaremos por la parte estrecha….. Increible en nuestros dias.

    Ah, y no dijeras nada en casa porque la respuesta invariablemente era : Algo habrás hecho cuando te han pegado……

    Si mis recuerdos son buenos en mi época, (dejé el colegio en 1971) en aquella época ya había algunos auténticos profesores titulados. Estos no pegaban, generalmente…..

    Don Julián, menudo pájaro!, daba matemáticas y tenía un palo ancho, (una tabla) que te cogía toda la palma y dolia especialmente.

    La Señorita Eloisa, menuda! pegaba y si cogia especial manía a alguno, (recuerdo a Moreta que venía desde Filipinas, creo), le hacía juntar los dedos por las yemas y le daba ahí….. Qué perla!

    La Señorita Julia, bruja de mala leche.

    Don Pablo etc.

    los profesores de la nueva hornada eran D. Javier (geografia, arte y literatura) que no pegaba pero un dia se le fue la pinza y destrozó a Maruri….

    Don Angel, dibujo. Don Naranjo, politica o F.E.N., Don Pastor, matemáticas.

    La Señotita Virginia, matemáticas…..La Señorita Tomasa etc…..

    Me acuerdo de una tal Rosa que había sido alumna y después echaba una mano..;etc.

    De los compañeros recuerdo a Pachón, que cobraba dfrecuentemente, a Santamaria que recibió una paliza monumental de la bestia compuesta de palos patadas y puñetazos….. Aunque parece que luego él se vengó y le mató las palomas que tenía en el úultimo piso.

    De Pedro Manuel, de Valdivieso, de Acebedo, de Pedro Carlos, de Mancebo, de Mendez, de Garcia Garcia, de Clemente etc. etc;

    Qué tiempos! que afortunadamente pasaron!!

    Si os identificáis con lo que he relatado es que estábais ahí…..

    Saludos


    • en 1 noviembre, 2012 a 1:18 pm | Responder jose ramon zurdo orihuela

      Hola carlos, mi nombre es José Ramón Zurdo Orihuela, tambien viví con vosotros la época del colegio del padre Amalio, que realmente se llamaba no virgen de la Fuencisla sino Nuestra Señora de la Fuencisla. Y o me lo pasé muy bien; recuerdo algunos profesores como el Bola(sr.. Naranjos) que además de dar Educación Física, tambien impartía clases de tiro, la Foca que era la profesora de matematicas, D. Javier que siempre me hacía irle a comprar una bayonesa a una pastelería que se llamaba las margaritas que estaba enfrente de los billares Morasol, tambien me acuerdo de un profesor de matematicas muy chulo que tuvimos que le llamabamos el constan, porque se llamaba constantino. Yo solo tengo recuerdos agradables de mi etapa en el Colegio, eso sí reconociendo que nos pegaban mucho(tambien eramos muy traviesos), el padre amalio con una palo redondo y dandonos collejas) D. Julian tirandonos de las patillas, El Sr. Naranjo agarrandonos de los tiroides del cuello,La srta Julia muy pegona. Me acuerdo una anecdota de que a la Elo(Eloisa) una día en clase como tenía la costumbre de meterse la mano por debajo de la blusa, un día al sacarla se la salio una teta, fué un acontecimiento. Sin más un saludo.


      • en 4 noviembre, 2012 a 9:34 pm Angel Fernandez

        Jose Ramon, esa anecdota que cuentas de la Srta. Eloisa yo la vivi en directo, fue una tarde durante la clase de Estudio que recuerda era esa hora(o dos horas no recuerdo bien) que nos quedabamos en el cole para hacer los deberes y estudiar en silencio, en esa clase nos juntabamos chavales de varios cursos y siempre vigilados por un profesor para que no montaramos jaleo, esa tarde nos vigilaba la Elo y como tu bien dices tenia esa constumbre, imaginate la que se monto, ella creo recordar que salio corriendo hacia el baño a recolocarse y nosotros todos nos quedamos flipaos, porque ver(o intuir que fue todo muy deprisa) una teta en los años sesenta daba para muchisimo juego como te podras imaginar, aquello como dices fue comentadisimo y en los siguientes estudios todo el mundo estaba mas pendiente de otro posible avistamiento que de los deberes.
        Yo estuve en La Fuencisla todo el Bachillerato hasta el año 69 que termine la revalida de sexto.
        Por cierto la pasteleria que mencionas creo que era la pasteleria de los hermanos Revuelta que tambien eran alumnos de La fuencisla, uno de ellos iba a mi clase.
        Un saludo.
        Angel Fernandez


      • Hola Angel, es cierto lo que cuentas que en las horas de estudio había gente de varios grupos. Tengo actualmente 54 años, no te recuerdo porr el nombre,pero por si coincidimos en la misma clase te puedo decir el nombre o apelativos de algunos de mis compañeros por si los conoces, eran: Miguel Angel Alvarez Alario, José Antonio Mangudo Torres, Eloy Larios, Fernando Moran Castro, Faustino de Vega Gamboa, Julian Torres Gomez, José Barbero, Carlos Marquez Devora, Marco Pancorvo, Antonio Herrero, Angel Luis Nuñez Fernandez (alias el pitagorin), Fernando Ibañez Rubio, Juan Francisco Hernandez Gil, Valentin Hernandez(alias el Bombilla), Carlos Hernanz Riazor, Damaso Gonzalez Alonso y su primo Pedro, Jesus Bouzas Calle, Adolfo Sanz Gonzalez, Manuel Villalta, Paulino Rubio, JUan Luis Pallerola, Adolfo Castellote, Hipolito Velasco Vega, josé Maria Gomez del Saz, Julio Gonzalez Ardura, etc.


      • en 5 noviembre, 2012 a 3:55 pm Angel Fernandez

        Hola Jose Ramon. Yo soy del año 1953 y he estado mirando y termine el colegio en el año 1968. No me suenan los nombres que me dices, todos serian mucho mas jovenes que yo. Lo que si me suenan es casi todos los profesores que mencionas. Yo estuve en la Fuencisla desde los 7 años hasta los quince, antes estuve dos años en el Santamarca y he vivido en la Prosperidad desde que naci hasta los 30 años.
        Un saludo


      • en 30 agosto, 2013 a 12:43 am PEDRO JOSE GALAN ROSARIO

        Mi nombre es Pedro Galan Rosario y fui al Colegio de ntra. Sra. de la Fuencisla o Virgen de la Fuencisla, durante los años 1964 y 65, hice 4º de bachiller y Revalida, y la verdad es que no logro contactar con nadie de mis compañeros de entonces:Miguel Catedra, Antonio Gomez, los hermanos Rex, Fernando Ortega la verdad es que habia mas pero ahora no me acuerdo. Lo que se comenta del Colegio si es verdad, era un colegio muy duro y tanto el Padre Amalio, como la srta. Eloisa, se pasaban un poquito o un bastante, aunque yo creo que el peor era D. Pablo, pero la verdad es que se aprendia bastante y a mi luego me ha servido para ventilarme muchas veces situaciones dificiles o complicadas en la vida.Siempre recordare los castigos que nos imponian no ya de pasarnos por el palo o alguna hostia volante que nunca sabias a quien le iba a tocar, una vez toda la clase contemplo una brutal paliza a un tal Dieguez, pobrecito parecia que lo habia cogido Urtain, luego al salir de clase fue a denunciarlo a Comisaria y como era tan ignorante nos metio en el ajo a los que le acompañamos a la puerta de comisaria, esa tarde nos expulsaron del Colegio, aunque al dia siguiente nos volvieron a franquear las puertas, que suerte.Tambien recuerdo de hacernos ir varios domingos por las tardes a estudio y esto si que lo llevabamos mal, hay que tener en cuenta que los sabados por la mañana ibamos al colegio.Luego yo empece a trabajar con 16 años en banca y despues deje el barrio y con el tiempo deje Madrid para venirme a Valencia, que es de donde aterrice por la Prosperidad alla por el año 1963, el primer año estuve en el Ateneo Politecnico. La verdad que siempre he guardado un muy grato recuerdo del barrio y a veces cuando vuelvo a Madrid, me doy una vuelta por el barrio y la verdad es que me gustaria saber algo de todo aquella gente que compartio clase y todas estas vivencias conmigo.


    • Carlos en otro comentario ya he contado algunas cosas y no voy a repetirlas. Seguro que coincidí contigo en clase pues recuerdo los nombres de todos los compañeros que relacionas. Yo iba siempre con un amigo de la infancia. De hecho nos conocían por ir siempre juntos: Noguera y Pozuelo.
      un saludo.


      • Hola Juan Antonio,

        Me alegra mucho ver que todavía hay colegas de clase que andan por ahi y que, como yo, han caido por este foro y tenemos forma de comunicarnos.

        Claro que me acuerdo de ti.. Pozuelo.. Amigo de Noguera, qué pena con él!, De Vallejo y de Mito, aunque creo que estos dos últimos estaban en un curso inferior al nuestro.

        Vosotros, creo recordar, veniais de la colonia del Pilar y formábais un pequeño grupo aparte, aunque luego éramos todos uno mismo.

        Te acuerdas de Julio César, de Juan Manuel, de Escalada, de Sierra, de Badillo, de Andréu, de Azevedo etc?

        Cada uno formábamos nuestros pequeños grupos aunque yo creo que todos estábamos en lo mismo….. en la tiranía de aquel puto colegio!

        Qué horror!

        Yo creo que todos, una vez que hemos tenido hijos y hemos ido siguiendo sus respectivos desarrollos en los colegios nos hemos dado cuenta de cuánto pasamos noc=sotros y de qué diferente es todo ahora. Pero eso es lo que nos tocó vivir y quedan los recuerdos.

        Oye, aunque suene un poco escatolágico yo me acuerdo de que en clase había uno, que era tu colega más cercano, que era un auténtico pedorro.

        Cada vez que venía uno lo anunciaba y con un cuaderno aireaba para que los de detrás nos lo tragáramos.

        Enfin, pequeñas anécdotas que nos hacian reir y soportar un poco mejor aquel infierno.

        Pozuelo….me he alegrado mucho de ver que estás ahí en este chat y me acuerdo que eras un poco bronca !!!

        Un saludo

        Carlos


  114. […] hablarse del caso concreto del Centro Mantuano, un centro social autogestionado que estaba en el barrio de Prosperidad, y que había sido impùlsado por varias organizaciones políticas, sociales y culturales situadas […]


  115. Posiblemente, tenga muchos recuerdos de nuestro barrio pues vine con tres años y todavía vivo en el.
    Llegué a la calle Daganzo nº 4 en el año 1944 y salí de allí en el 1966 para casarme y trasladarme a la c/ Marcenado 27 junto a las Bodegas San Juan esquina a la c/ Sánchez Pacheco, (1973 ) de allí a la c/ Agustín Rojas 4 , paralela a López de Hoyos detrás de Almacenes Arias, donde vivo en la actualidad.
    En la c/ Daganzo todavía hay muchas casas que se mantienen como en mi época de niño. Frente a mi casa (en el nº 3) había una carbonería, un bar. El Maño, una tienda “ Cacharreria”(donde se vendía de todo) de la Sra. Pepa, su marido Antonio, sus hijos Faustino, Antonio y José y una carnicería del Sr. Mariano, su mujer Pepa y sus hijos Eugenio y Marianete,(vivían debajo de mi casa). Recuerdo la comisaría de la calle Cartagena, un chalet con el guardia en la puerta, el colegio Simancas, hoy Residencia de Ancianos (frente al Hospital de San José). En la c/ Anastasio Aroca la papelería “ La Aguedita “ y su marido Santiago sus hijas Julia y Ana Mari, mis vecinos de rellano de escalera, mas adelante y esquina a c/ Constancia una tienda de ultramarinos llamada “ Los Merinos “ hoy convertido en bar, en frente la pescadería de Manolo y un mercería la regentaba la Sra. Martina la tía de mi amiga Daniela casada con un hijo de los Merinos. Mas adelante la Chureria, hoy servicio de comida rapida. Por cierto la hija de los dueños siguen viviendo en la misma casa se llama Tibu y sigo teniendo trato con ella. En la misma calle esquina a c/ Daganzo otra tienda de ultramarinos, hoy peluquería, su dueño Evaristo y su hija Maria Jesús. En frente una Lechería, La duena la Sta. Fina,esta tenia la vaquería en lo que era el pasaje de Cartagena hoy Clara del Rey. esta calle frente a la c/Daganzo existe una córrala con casas bajas a ambos lados, la llamabamos Los HOTELILLOS. Te comento que el solar del edificio del “Colegio Claret y Torresblancas” era un vertedero donde yo tiraba la basura de mi casa. Recuerdo el campo de los alemanes, no se el nombre de donde venia pero en el había hasta cuevas donde vivían algunas familias. También recuerdo el canalillo donde muchas veces me he bañado aunque estaba prohibido. En la c/ Lopez de Hoyos esquina a General Zabala el bar. “Emilio” que todavía funciona y servían los mejores Berberechos de Madrid. En la plaza de Prosperidad había un almacén de hierros y al lado el mercado con puestos de madera que se encharcaban cuando llovía después se construyo el hoy mercado de Prosperidad. Recuerdo la ferretería “Sirera” , las tres BBB, El SEGOVIANO y el “Arca de Noé ” establecimientos que en la actualidad siguen funcionando pero los edificios fueron destruidos y en su lugar hay edificios de varias alturas. En frente la droguería “El Segoviano” y los almacenes “Las Tres B”. Frente al edificio Pilar de la Mata hoy parroquia de Santa Matilde había un almacén de piensos para animales, allí comprábamos 10 céntimos de algarrobas y nos poníamos malos. En la calle Cartagena entre las calles Canillas y Luís Cabrera estaba el colegio Menor José Antonio y al lado la escuela de Artes y Oficios. Recuerdo muchas cosas mas pero seria para escribir un libro entero. Espero que os traiga mas recuerdos a todos. Un saludo de Angel “El Peque “como se me conocía en el barrio.


    • Hola Angel. Por cierto yo tambien me llamo Angel ( y tambien me llamaban “El Peque´´ en mi promocion del ejercito) y curiosamente mis abuelos y mi madre con ellos, vivian en el nº 4 de la calle Daganzo, y vivieron alli desde creo 1934 hasta 1971. Mi abuela se llamaba Juana y mi abuelo Lisardo, y vivian en la planta baja al fondo a la derecha segun entrabas por el portal. Mi madre se llama Angeles(tiene 87 años) y ahora vive en Lopez de Hoyos 140 esquina con Ros de Olano. Recuerdo bien la calle Daganzo y los establecimientos que has descrito, es una calle que me gusta visitar de vez en cuando porque me recuerda a mis abuelos a los cuales a pesar de los años que han pasado desde que fallecieron recuerdo casi todos los dias, ademas la casa donde viviais aunque restaurada sigue estando alli.
      Te agradezco tu comentario me ha traido recuerdos muy entrañables.
      Un saludo


  116. en 11 noviembre, 2012 a 7:56 pm | Responder Enrique Ramirez (Kike)

    Para Angel “El Peque”:

    Por lo que cuentas eres algo mayor que yo. Estuive viviendo en los años 60 y hasta mediados de los 70 en Calle Constancia. Y me acuerdo de algunas de las cosas y Comercios que has mencionado: La Tienda de Ultramarinos Los Merinos (que ahora es un Bar, que lo lleva un Cubano que se ha hecho colega mio), también me acuerdo de la otra Tienda de Ultrasmarinos de Evaristo (Esquina a Daganzo), de la Churreria de Anastasio Aroca (que la churrera tenía dos hijas, una rubia y otra morena -creo recordar-). Y sobre todo, me acuerdo de la Cacharreria de Daganzo, pegada al Bar El Maño y de la Carboneria. En cuanto a la Cacharreria, cuando yo la conocí ya no la llevaba el matrimonio que tu mencionas, la llevaba la Sra. Angelita y también, aparte de la Cacharreria, en el interior también tenían arreglo de zapatos (a lo que se dedicaba el marido, Sr. Paco). Y me acuerdo mucho de la Cacharreria-Zapateria, porque ellos vivian enfrente de mi casa, en Constancia y tenían 3 hijos y una hija. Recuerdo que vivian con la abuela Sra. Lucia (que era la madre de la Sra. Angelita). Y el hijo pequeño, Carlos, era amigo mio (los otros hermanos mayores, se llamaban José y Paco). Y, justo enfrente, de la Cacharreria y del Bar El Maño, vivian misx amigos los Hermanos Lacalle.
    La verdad, que me acuerdo mucho de la gente que vivía allí y de como era antes el Barrio.
    Salud.


  117. en 11 noviembre, 2012 a 9:06 pm | Responder Angel " El Peque"

    Amigo Angel:Recuerdo perfectamente a tus abuelos , tu madre ala que todavia he visto por la calle y con la cual me saludo, a tus tias ( Manoli a la que atropello un coche en la calle Cartagena),de la otra no recuerdo bien el nombre, a tu tio si mal no recuerdo le llamabamos el Chato y otro el Gordo( no se porque de los motes).Comentaselo a tu madre y dale muchos besos, se alegrara. ¿Por cierto eres el piloto?


    • Para Angel “El Peque´´.

      Hola Angel, efectivamente soy el piloto, no sabia que nos conocieramos. Hoy he ido a ver a mi Madre y le he llevado impresos los mensajes tuyos y los de Kike, le ha hecho mucha ilusion recordar todas estas cosas aunque la mujer esta bastante pachucha, se acuerda bien de las cosas de aquellos tiempos pero de las cosas recientes ya no tanto. Pero por supuesto que te recordaba y sabia donde vivias actualmente. Me ha estado contando cosas del barrio de cuando ella era joven, me hablaba de los dueños del bar El Maño, pero no de Antonio y su mujer sino de los padres de este( ella me ha dicho sus nombres pero ahora se me han olvidado), de todas formas he quedado en ir el proximo dia con el cuaderno y apuntar lo que me cuente y ponerlo por aqui. Tener en cuenta que ella lleva viviendo en el barrio toda su vida ya que nacio en la calle Daganzo( en el 7) hace 87 años.
      Me ha estado contando que la nombraron Miss Prosperidad en una fiesta que se celebro en el Refugio, que era un sitio del que no he oido hablar en este foro pero seguro que os acordais de el, era al aire libre, estaba en la calle Ros de Olano y llegaba hasta lo que hoy es la plaza de Getafe; creo recordar que el piso era de tierra, tenia una pista de baile y un kiosko grande con veladores que ponian en verano y era muy agradable, en alguna ocasion especial recuerdo haber ido con mis padres.
      Bueno seguiremos en contacto.
      Un saludo a todos


  118. en 11 noviembre, 2012 a 9:14 pm | Responder Angel " El Peque"

    Esto para ti Kike: Los hermanos Lacalle ( Su madre “La Pastora” vivian en el bajo “D” y su casa daba a la calle y montaron un Chamizo donde se cambiaban tebeos ,en aquellos tiempos del Guerrero del antifaz y de Diego Valor el piloto del futuro. De la Cacharreria-Zapateria yo entonces ya no vivia en esa calle y no te puedo informar.


  119. en 12 noviembre, 2012 a 7:55 pm | Responder Enrique Ramirez (Kike)

    A Angel “El Peque”: Gracias por la información (es verdad que ponían un puesto de tebeos). No hace mucho me enteré por una vecina de los Lacalle que sigue viviendo en la misma finca que ellos vendieron y se mudaron hace unos cuantos años. Hace unos pocos meses localicé a uno de los hermanos Lacalle, a Joaquin.
    De la C/Daganzo me acuerdo que en la misma acera donde ellos vivian, es decir, en la acera de enfrente de la Cacharreria y el Bar El Maño, pero abajo del todo en la esquina con Juan Bautista Toledo, recuerdo que allí vivía una señora muy mayor que vendía pipas y caramelos, etc. allí en la calle, con una cesta de mimbre (creo recordar se llamaba Marcelina). Y de esto hace más de 45 años.
    Ultimamente suelo ir de vez en cuando por alli, a ver a mi amigo el cubano que ha cogido el local que era antes de Ultramarinos Los Merinos y ahora es un Bar que, anters de tenerlo el cubano, ya era un negocio de Bar que han llevado diferentes personas (enfin, un montón de antiguos Comercios que han cambiado, aunque yo me acuerdo mucho de los que había antes).
    Un saludo a todos.


  120. en 12 noviembre, 2012 a 9:41 pm | Responder Angel " El Peque"

    Hola Kike: Las unicas vecinas de aquella epoca que todavia viven en la casa son en el bajo “C” La TOÑI y su marido Rafael y en el 2ª “C” Maria Luisa y su marido Manolo los demas son nuevos inquilinos. La Sra. Marcelina vivia en el nº 15 donde vivia la Perfecta una mujer cañon a la que teniamos que avisar los chavales para que subiera a El Maño cuando la llamaban por telefono (no habia otro en la calle).


    • en 15 noviembre, 2012 a 11:42 am | Responder Enrique Ramirez (Kike)

      A Angel “El Peque”:
      Pues fijaté que fué justamente gracias a esos antiguos vecinos del bajo C: Ta Toñi y su marido Rafael (de los que yo desconocia sus nombres), que me enteré por ellos que los hermanos Lacalle se habían ido hace años y que por la finca y fincas aledañas casi todo el mun do eran vecinos nuevos.
      Me gustaria saber si, por casual, conociste también a Modesto: El hijo de la Sra. Maruja -que tenían una Lecheria en C/Constancia, en la misma acera de Los Merinos un poco más abajo, casi al lado de Vinagres Parra-. Que Modesto se casó con una chica de la C/Daganzo y repartía la leche por diversos lugares del Barrio (Bares, etc.), con una furgoneta. El padre de Modesto, con anterioridad , repartía la leche por el Barrio, con un carrito enganchado a una bicicleta ya que, eran muy pocos los coches que había por esas fechas.
      Alguien me comentó recientemente que Modesto creian había fallecido. Y lo siento porque guardo un grato recuerdo de él ya que, era muy buena gente (me solia llevar con él en la furgoneta cuando repartía y fumaba como un carretero, que fué en su furgoneta cuando yo vi el primer encendedor de cigarros de coche).
      En cuanto a la Sra. Marcelina (la vendedora de pipas, etc), debe ser la misma que tu dices, que era ya muy mayor cuando yo era niño a mediados de los 60.
      A ver si vamos recordando más cosas y gente.


  121. en 14 noviembre, 2012 a 5:23 pm | Responder Angel " El Peque"

    Para A.Fernandez.Me alegra que tu madre me recuerde yo pregunto mucho por ella ( ahora que no la veo por la calle a Rosalia su vecina que tambien amiga mia y creo que familia vuestra. El dueño del Maño se llamaba creo que Pantaleon y Antonio era su hijo que ahora vive en Corazon de Maria. Preguntala por los porteros Sra. Rosa y Sr. Pablo.con sus cuatro hijos 2 varones y 2 Hembras. Por el Sr. Vrabo que vivia frente a ella y le faltaba un brazo y una pierna y circulaba con un carrillo con pedales en las manos. En el nº 7 vivian los Camporros tenia el unico taxi de la calle y a mi en su dia me atropello aunque no me hizo nada. seguiremos comentado cosas.Besos a tu madre. Saludos para ti.


  122. Hola Kike:Si recuerdo a la Sra. Maruja, no a su hijo Modesto, de todas formas yo compraba la leche en la lecheria de Fina en la calle Anastasio Aroca frente a la churreria. Tambien me acuerdo de una carboneria en Juan Bautista de Toledo, entre Constancia y Daganzo, ( Los Sotero ) eran 4 varones y 1 hembra uno de ellos Juan mi amigo monto un restaurante en el barrio del aereopuerto ” La Cueva “. Espero ir recordando algo mas. Saludos Angel.


  123. en 19 noviembre, 2012 a 8:52 pm | Responder Enrique Ramirez (Kike)

    A Angel “El Peque”: Un saludo. Claro que me acuerdo de Juanito El Carbonero (era hermano del Tinin). El Tinin montó la Discoteca del Barrio, en Calle Canillas (Se llamaba Discotecha Chanel). Alguien me comentó que Tini había fallecido.
    En la Carboneria para bastante Juanito El Bizco (el hijo mayor de la Sra. Manola de la familia Monedero, muy conocidos por el Barrio), pues los Sotero le daban algún trabajillo para que se ganara unos cuartos.
    En la esquina de la Carboneria con Calle Constancia, estaban los Ultramarinos del Sr. Eliodoro (ó algo así, pues el nombre no es muy habitual).
    Ahora, en ese esquinazo hay un edificio moderno -antes eran casitas bajas-.
    Y enfrente de la Carboneria, haciendo también esquina con Constancia y Juan Bautista Toledo, había una vaqueria (la vaqueria desapareció, creo recordar, por finales de los 60).
    Si te acuerdas de la Sra. Maruja (la de la Lecheria de la C/Constancia, que yo vivía justo en una casa antigua de enfrente), y si conociste a Juan de los Sotero (de la Carboneria), pienso te acordarás de Juanito El Bizco, de Tinin y de más vecinos de la zona.


  124. Correcto Kike:Tinin murio hace muchos años, yo con el que mas trataba era con Juan. Por cierto su hermana sigue teniendo su casa en el nº 21 de Daganzo. A finales de los 60 desaparecieron todas las vaquerias y tuvieron que irse fuera de la ciudad por orden gubernativa (creo que por higiene). Puedes decirme donde vivian los Monedero, su nombre me suena mucho pero no les pongo cara. Kike piensa que te saco como 17 ó 18 años, entonces nuestros amigos deben de ser muy diferentes.


  125. en 23 noviembre, 2012 a 11:29 am | Responder Enrique Ramirez (Kike)

    A ANGEL “El Peque”:
    Un saludo. Allá por los años 60 y aproximadamente hasta mediados de los 70 -que yo recuerde- la familia Monedero, de Juanito El Bizco, vivian uno ó dos portales más abajo de donde vivia yo: En Calle Constancia, justo enfrente de la Lecheria de la Sra. Maruja. Un poco más abajo de la Lecheria estaba VINAGRES PARRA. Y nosotros viviamos en las casitas antiguas de enfrente, que fueron todas derribadas -ahora hay allí un gran edificio de pisos en altura, que cogió todo el frontal de las antiguas casitas y llega hasta la esquina de Juan Bautista Toledo.
    La familia Monedero eran muy conocidos en el Barrio y, al hijo mayor Juanito, que era un tio muy grandote (tenían un poco de infantilismo), pues la gente del barrio que tenían negocios solian darle algún trabajillo (le mandaban recados, etc. para que ganase unas perras). De hecho, El Tinin le tenía a veces en la puerta de entrada de la Discoteca Chanel -como era grandote, el tio imponia-. Y estuvo trabajando en el Mercado de López de Hoyos.
    Ya no vivo allí desde mediados de los 70,


  126. Comentario de Javier Alonso:
    “Mi nombre es Javier Alonso. Nací en Madrid (1947). Desde 1951 hasta 1973 viví en La Prospe, los primeros 11 años en Cartagena esquina con Luis Cabrera, en la Escuela de Artes y Oficios, y los 11 años restantes en Santa Hortensia 16, hoy 20. Como se puede suponer, durante todos esos años de infancia, adolescencia y juventud, tuve ocasión de recorrer el barrio y sus aledaños casi palmo a palmo y, gracias a Dios, aún conservo en la memoria los recuerdos de lugares y personas que coincidieron conmigo en aquel caminar, lógicamente algunos con más frescura , claridad y exactitud que otros.
    Fui alumno de los colegios Mariano de Cavia, Isidro Almazán y Nª Sra. de La Fuencisla, combatí en “dreas” en el campo de Las Traperas y entre los pasajes de la Colonia del Pilar, jugué al fútbol en los campos de Las Campanas, de Los Alemanes, de La Piedra, el Mahou e Ibarrondo, alquilé bicicletas al Sr. Collado, monté en el 40 desde Quevedo hasta La Casuca, vi la llegada de Einsenhower a Madrid desde el solar en el que está el edificio de UGT, fui al cine Moderno, luego al López de Hoyos, al Covadonga y al Marvi, gasté mediasuelas y tacones arrastrando juegos y riesgos por los descampados y terraplenes que sirvieron más tarde de suelo a la prolongación de General Mola, al Parque de Berlín o a las calles Clara del Rey y Corazón de María, me calmaron la fiebre de las anginas con medicinas de la Farmacia del Sordo y me la endulzaron con “mojicones” de la Pastelería Mauro, fui a hacer recados a mi madre a comercios increibles, fumé mi primer cigarro en la verbena de la Plaza Moret, bebí mi primera caña de cerveza en Casa Tato y tuve dos amigos del alma que desaparecieron de mi vida sin darme opción a reclamar; Luis, que, el muy tunante, en 1965 dejó su casa de Luis Cabrera para marcharse a Canadá a vivir mejor y Andrés, vecino de Anastasio Aroca, que nos dejó a todos, de repente y sin avisar, un 7 de Mayo de 1974, al borde de una puta curva cercana a Aranjuez, recién cumplidos los 27 años.
    Ni la vida ni el olvido han conseguido álejarme de mi Prospe, pues actualmente vivo en Chamartín, por lo que mis paseos de jubileta casi siempre me llevan hasta los lugares del barrio que me vio hacerme hombre.
    Hace tres días, por verdadera casualidad, he descubierto este foro. He lamentado muchísimo haberle encontrado tan tarde y el no haber podido participar en la celebracion del sesquicentenario del barrio. No obstante, si es que me animo y puedo, haré alguna entrada monográfica dentro de este foro, si es que el Administrador me lo permite.
    Me dirijo a tí, Rupert, porque, siguiendo un hilo en relación con el Colegio de La Fuencisla, le comentas a Benito que un hermano tuyo, llamado Sabino, tal vez fuera compañero suyo en el mencionado colegio.
    A Benito le he reconocido, junto con otros de sus compañeros de 6º de bachiller del colegio de La Fuencisla, en una foto publicada en el libro conmemorativo del 150 aniversario del barrio, motivo por el cual dentro de poco “le daré su merecido”.
    Por esa foto y por el hilo que mantuvísteis, he descubierto que Benito, que es un año más joven que yo, era de un curso anterior al mío, por lo que es más que probable que tu hermano Sabino compartiera aula conmigo en el citado colegio.
    Aunque recuerdo los apellidos de Sabino, de ninguna manera quiero desvelar tu identidad en el foro, por lo que te ruego que, a fin de verificar si tu hermano y yo fuimos compañeros de curso, me indiques si sois originarios de un precioso pueblo de la costa cantábrica y si la profesión de Sabino tiene o ha tenido que ver con los automóviles. “Blanco y migao”
    Saludos.” (Javier Alonso)


  127. en 27 noviembre, 2012 a 9:50 pm | Responder Antonio Colás Ganso

    Para Javier Alonso .Mi nombre es Antonio Colás y creo que tu amigo Luis Colás fue el que se fue a Canada enel año 1965.Dices que vivias en la escuela de artes y oficios que yo recuerde alli vivia un guerdia del ayuntamiento de madrid que tenia una hija de mi hedad aprosimadamente yo tengoya 72 años y vivi del 1945 al 1960 cuando mataron a Kenedi yovivi en el N9 de Luis Cabrera que luego fue el 17 en el cuarto piso con una terraza mas grande que la casa donde se divisaba todo el barrio asta la guindalera mis amigos y yo recorriamos el barrio con nuestros oros queniguno ha mencionado en vuestro muro mi amigo intimo y vecino de puerta Eugenio Ruperz fallecio con 19 años y fue sonado en nuestro varrio vinieron de todas partes de la properidad porque en aquella hepoca hera commo un pueblecito casi todos los alubnos del Isidro Almazan fuimos al entierro .tambien heran amigos mios los Hortelanos Luis ,Juan el pelijero y Amalio todos ellos ciclistas Amalio corria tranmoto con Timoner Luis el Benja su hermana Dori mi amigo Pepito Jose Lavilla tengo muchos recuerdos que ya os contare saludos amigosA.Colás


    • Hola Antonio Colás, soy Javier Alonso.
      Ciertamente, mi amigo que marchó a Canadá se llamaba José Luis Colás Pascual y por tus apellidos y por donde dices haber vivido, debes ser hermano de Maribel y primo carnal de Luis.
      La enorme terraza de vuestra casa, en la que yo jugué más de una vez, era compartida por las respectivas familias de tu padre y de tu tío, los hermanos Colás, ambos transportistas y originarios de La Guindalera, que vivían en el 4º piso de Luis Cabrera 9, una puerta frente a la otra. Aún hoy creo recordar un camión que estoy seguro era de tu padre. E Incluso me atrevo a evocar a tu padre, que me parece que tenía el pelo rizado y era algo más bajo que su hermano Jesús, tu tío, pero bastante más fuerte que él.
      Mi amigo Luis tenía un hermano mayor, al que en el barrio conocíamos por Sin, abreviando su nombre completo, que era Jesusín.
      Los padres de Sin y de Luis, tus tíos, se llamaban Jesús y Paca. Jesús, durante un tiempo, se dedicó al taxi. Recuerdo que conducía un Austin altísimo que me parece que llevaba transportines para llevar a más gente. Más tarde se dedicó al gran turismo y creo recordar que tuvo un Cadillac que ponía al servicio de los turistas en el hotel Palace.
      Como ya dije, yo viví durante once años en la Escuela de Artes y Oficios. Mi padre, ciertamente, era policía municipal , aunque no he tenido hermanas, confirmándote que soy el mayor de tres hermanos varones.
      Claro que conocí a los hermanos Hortelano, a Benja y a Dori.
      Aunque yo no fui amigo de adolescencia de Eugenio, pues era unos años mayor que yo, es imborrable el recuerdo que tengo de él en el día que, ya muy enfermo, le sacaron en camilla por el portal de Luis Cabrera 9 para llevarle en ambulancia al hospital. No he olvidado aún que nos miró a todos los que allí estábamos como despidiéndose de nosotros y ya no volvió más. Recuerdo que estaba colocado en un taller de chapa y pintura situado en Luis Cabrera, en la acera de enfrente a la de tu casa, nada más cruzar la calle Cartagena. Cierto que su muerte fue un palo muy grande.
      Supongo que también recordarás a otros vecinos de tu casa, como los hermanos Collado, a Marugán, a Vicentín, que tenía un hermano cuyo nombre no recuerdo y a los hermanos Moraleja (Vitín, Pepito y Antonio).
      También fui amigo de otro Luis, que vivía en la misma casa que los hermanos Hortelano, junto a Casa Gabriel, y de Raul, que vivía también en Luis Cabrera, casi frente al portal de tu casa, un poco más hacia Quintiliano, pero en el portal anterior al de la casa de Benja.Todos, junto a todo el vecindario, vimos como el tramo de Luis Cabrera junto a nuestras casas se pavimentó con adoquines de granito. Una fiesta para los más pequeños, con tantas zanjas, tanta arena y tantas piedras.
      Con toda seguridad tú y yo hemos debido coincidir más de una vez, tanto en casa de tus tíos como en el barrio, pero hemos tenido menos trato por nuestra diferencia de edad.
      Supongo que seguiremos en contacto, pues estoy muy interesado en saber de mi amigo Luis para, si fuese posible, ponerme en contacto con él.
      Por si quieres dirigirme un mensaje privado, mi dirección de correo es:
      jjagpm@hotmail.com
      Encantado de saludarte y hasta pronto.
      Javier Alonso.


    • Hola Antonio.
      Gracias a tí y a tu hermana Maribel he conseguido contactar con tu primo Luis y me he enterado que reside en Estados Unidos. Incluso ya nos hemos cruzado dos correos.
      Os reitero las gracias, pues hace cerca de 50 años que no sabía nada de Luis.
      Saludos.
      Javier Alonso


  128. […] Recuerdos del barrio de la Prosperidad (Madrid)/ Blog Urban Idade […]


  129. en 13 diciembre, 2012 a 11:42 am | Responder Jose Luis Villarrubia

    Buenos dias a todos.
    Me incorporo al foro hoy, 13 de diciembre. Mi nombre es Jose Luis Villarrubia, nacido en el 50 y, por lo tanto, con 62 tacos. Nací en la calle de Luis Cabrera, en el 39 (cuando la calle todavía era de tierra) y desde los dos años fuí al Colegio Mariano de Cavia. Después, con seis años y medio me pasaron al Isidro Almazán, donde estuve hasta 1962. De la primera época de estudios, del curso 1955-56 conservo una foto de grupo. Estamos cerca de 200 alumnos del Mariano de Cavia y las correspondientes profesoras. Es una auténtica joya la foto.
    Como vivía muy cerca de los colegios (a escasos 50 metros) todas las tardes pasaban por delante de la casa donde yo vivía los profesores del Isidro Almazán. Muchos días coindidían con mis padres y les daban el parte sobre mi conducta. ¡Qué agobio…!
    Los nombres de los profesores de aquellos años eran: 1º, don Inocencio, 2º, don Vicente, 3º, don Anastasio, Ingreso, don Joaquín, 1º de bachiller, don Antonio, 2º, don Francisco, 3º, don Fernando, 4º, don Senén. También estaba otro don Francisco para los que no querían hacer bachiller. Don Agustín era el Director del Colegio. (perdonar el don, pero en aquellos tiempos…) Entrabamos al colegio a las 9 de la mañana y, lo primero que hacíamos era, en el patio y, formados por cursos, alzar la bandera y cantar el “Cara al sol”.
    Se entraba al Colegio alrededor de las 9 menos diez. A las 9 se cerraba la puerta de entrada y se quedaban los chicos en la acera. Se les abría después de estar el resto de alumnos en las clases y, a los que habían llegado tarde, se les obligaba a barrer el patio. Luego les castigarían en clase.
    Por hoy ya está bien. Ha sido un hallazgo encontrar esta página y reconozco que se me han saltado un poco las lágrimas. Lo siento…
    Viví en Luis Cabrera hasta 1965, después en la calle Constancia hasta 1985 y posteriormente en Padre Claret.
    El que quiera la foto que me la pida y se la mando escaneada. RECORDAD: Curso 1955-56 en el Mariano de Cavia
    Un saludo a todos.
    Jose Luis Villarrubia


    • Hola José Luis.
      Aunque soy tres años mayor que tú, sí que estoy interesado en que me mandes la foto del Mariano de Cavia a la que te refieres en tu post, pues complementaría perfectamente a la foto individual que me hicieron entonces en el propio colegio y serviría para dar algo de forma real a mis primeras profesoras, la Srta Adela y la Srta Mari, que fueron las que me enseñaron a leer y a escribir y las que guiaron mi mano para hacer los dos primeros regalos que le entregué a mi madre el día de la Inmaculada, el 8 de Diciembre, que era el día de la madre que se celebraba cuando aún no existía El Corte Inglés, que lo trasladó al primer Domingo de Mayo por su conveniencia comercial.
      Puedes mandarme la foto a mi dirección de correo jjagpm@hotmail.com. Muchas gracias.

      En relación con el colegio Mariano de Cavia tengo una pequeña “batallita” personal que no me resisto a pasar por alto, alguno de cuyos pormenores aún recuerdo, junto con otros que, tiempo más tarde, mi madre se encargó de refrescar.
      Casi todos recordaréis aquellas carteras que nos echaban los Reyes Magos cada tres o cuatro años, no porque estuviesen rotas, pues eran irrompibles, sino porque las necesitábamos cada vez más grandes, de acuerdo con nuestro crecimiento físico y escolar.
      Eran de piel de cerdo durísima, tan poco cuidada que, incluso, se apreciaban sobre ella el nacimiento de los pelos del animal. De nuevas tenían un olor característico que inundaba la clase al abrirlas para sacar de su gruesa panza los cuadernos, los libros, los estuches o los plumieres de madera, de uno y de dos pisos, según la situación financiera familiar. Mi primera cartera de colegial era de aquellas, de las pequeñas, acorde con mi edad, de unos seis años.
      Como entonces no existían los peligros de hoy en día, casi todos íbamos y volvíamos del colegio sin necesidad de acompañamiento. Una tarde, a la salida de clase, a la misma puerta del colegio Mariano de Cavia, en la calle Juan Bautista de Toledo, algunos chiquillos, antes de marchar a nuestras respectivas casas, decidimos jugar a lo burro dándonos choquetazos unos contra otros, utilizando como parachoques nuestras carteras, para lo cual introducíamos los antebrazos entre la holgura que permitían las correas y las hebillas que servían de cierre a las mismas.
      En uno de los lances del juego, un compañero me puso la zancadilla y, sin él pretenderlo y yo no pudiéndolo evitar, fui a estrellar mi cabeza contra el filo del bordillo de granito de la acera que estaba justo frente a la puerta del colegio,
      Con el golpe se me produjo en la frente una brecha de unos cuatro dedos de longitud, de la que manaba abundante sangre y a través de la cual se adivinaba mi hueso frontal.
      Enteradas del suceso la Srta Mari y la Srta Adela, me llevaron en volandas hasta la farmacia Cantón, donde les proporcionaron algodón, gasas y agua oxigenada para tratar de controlar mi hemorragia, la cual se extendía espectacularmente desde mi frente hasta mis zapatos, tiñendo de rojo cuanto se interponía en su camino, formando tal escena que, cuando mis profesoras, acompañadas de un tropel de curiosos, llegaron a mi casa, en la calle Cartagena esquina con Luis Cabrera, mi madre cayó fulminada por un desmayo, con lo que ambas tuvieron otro enfermo más al que atender.
      Por fin, mi padre consiguió llevarme en taxi hasta la casa de socorro de Florestán Aguilar, al final de la calle Cartagena, donde me limpiaron la herida, me clavaron cinco lañas o grapas sobre ella y me la taparon con una enorme venda alrededor de la cabeza.
      Y hoy, casi sesenta años más tarde, mi frente aún luce la cicatriz de ese golpe, que bien pudo costarme la vida, y mi corazón conserva, dentro de la cartera de mis recuerdos de colegial, el agradecimiento a aquellas dos maestras de mi primer colegio, que me enseñaron a leer y a escribir, que guiaron mi mano para perfilar los dos primeros regalos que le hice a mi madre y que me socorrieron aquella tarde.
      Saludos.


    • Hola, me llamo Antonio Moreno y nací en el 56, y tambien fui al Mariano de Cavia y al Isidro, te dejo mi correo para que me mandes la foto .
      gracias. amdrey@hotmail.com


  130. Hola,
    Soy Javier Mateos y me parecen muy interesantes toda la información y las vivencias que publicáis en este blog. Desgraciadamente tengo problemas de acceso y no puedo frecuentar el blog tanto como quisiera.
    Como muchos sabréis HOY la Prospe cumple 150 años. Es el aniversario de la venta de las primeras parcelas para urbanizar que tuvo lugar el 14 de diciembre de 1862.
    Me hubiera gustado que la Junta Municipal hubiese hecho más cosas para el evento, pero bueno…
    Para los que estéis interesados, esta tarde, a modo de celebración, habrá una mesa redonda a las 19:00 en el centro cultural Nicolás Salmerón.
    Os espero, a todos los que estéis interesados y podáis acudir.


  131. en 14 diciembre, 2012 a 10:48 pm | Responder Enrique Ramirez (Kike)

    A JOSE LUIS VILLARRUBIA: Un saludo. Naci en 1960 y estuve viviendo en C/Constancia hasta mediados de los años 70. Y aunque me mudé de barrio, por finales de los 70 y principios de los 80 paraba bastante por el Barrio.
    Eres algo mayor que yo pero es posible nos hayamos conocido de vernos como vecinos de la misma Calle. Me gustaria saber a qué altura de la Calle vivias, allí en Constancia y si recuerdas personas, comercios, etc.


  132. en 16 diciembre, 2012 a 11:56 am | Responder Jose Luis Villarrubia

    Jose Luis Villarrubia
    A Javier Alonso.

    Acabo de mandar la foto del Mariano de Cavia, curso 1955-56. Algunos de los nombres de los compañeros se vienen ahora a mi memoria: Canales, Molina, De la Osa, Huertas, Diéguez, Gutiérrez, España, Castillo, etc. Todos estos están identificacdos en la citada foto. Tendrían entre 5 y 6 años. Yo vivía en Luis Cabrera 39, muy cerca de los Colegios y la mayoría de estos compañeros, también. Algunos de ellos pasaron al Isidro Almazán. De ésa época (con 9 ó 10 años) tengo una foto mía individual en el despacho del director, don Agustín, con el mapa de España de fondo. ¡Todo típico…!
    También te comento que hablé con la directora de los dos Colegios (es la misma) hace un par de años. En mi ánimo estaba contactar con algunos compañeros de aquellas épocas, de 1957 al 1962. Espero noticias del BLOG.

    A Enrique Ramirez (Kike).
    He observado que eres de los mayores colaboradores en el blog.
    Viví en Constancia 47 (antes 55, ya que cambiaron la numeración) desde el año 1965 hasta el 1985. En los bajos de la finca había un pequeño bar que todavía existe, el “Bar Bahía, con Tomás de dueño. Era tan pequeño el bar que el tercer cliente se tenía que quedar en la acera. Luego se lo dejó a Manolo, que vivía justo enfrente. También en los bajos, un guarnicioreo, Perea, que se dedicaba a hacer fundas de asiento a coches y autocares. Había también un mecánico al que llamaban “El Rubio”.
    Justo enfrente de casa, el taller mecánico de Rámon y justo al lado de el, el Bar “El Pinchito” (caña de cerveza y huevo duro por 6 pesetas).Mi padre, junto a mi hermano Antonio y yo montamos una pequeña oficina de venta de marroquinería encima del taller de Ramón, en el año 1968.
    Un poco más abajo, en la acera de enfrente, la tienda de saneamientos Arias. Posteriormente puso una panadería-pastelería.
    Casi esquina con Zabaleta, un almacén de legumbres, “La For”. Eran de León, creo.
    El Bar Sanabria ya existía, no sé si con ese nombre. También dos carpinterías al lado de el.
    El Bar Roscani llegaría después, sobre 1975. ¡Pobre Manolo…!
    Recuerdo también el estanco junto a Juan Bautista de Toledo, el Bar de Romo y también de aquella época los Vinagres Parras, ya más cerca de donde viviste tú. Creo que en tu casa o en la de al lado vivía Sebastiana. Mis padres la conocían desde hacía muchos años y se dedicada a limpiar por las casas.
    Pasando Anastasio Aroca y en la calle Constancia 13, la mercería “Las Nieves”. El dueño era muy amigo de mi padre y en verano (sobre 1962) iba yo allí a entretenerme y forrar botones y hebillas de cinturón para sus clientas modistas. El dueño de la mercería, Pepe, era hermano de Antonia, la de la pollería de Anastasio Aroca, al lado de la Papeleria Lozano (ahora Larios).
    También conocí en su buena época el Bar “Los Merinos”, en la esquina.
    En Anastasio Aroca, la peluquería de Paco, frente a la fábrica de caramelos que había junto al pasaje Pradillo.
    En aquellos tiempos, la calle de Clara del Rey sólo tenía cuatro o cinco casas a partir de Anastasio Aroca y entonces se llamaba Canencia…

    A todos los demás .
    Demasiados recuerdos se van acumulando y tienen prisa por salir. Esto es como un canasto de cerezas. Tiras de una y ésta arrastra a su compañera.

    Un saludo a todos.

    Jose Luis Villarrubia


  133. hola me llamo jesus maria olasolo yo fui uno de las niños que estudio alli del os años 1957 al 1964 mis profesoes fueron don inocencio don vicente don anastasio don joaquin don antonio don francisco don fernando y don senen fue una epoca muy mala muchos de los compañeros salieron de ese colegio con traumas por el maltrato que daban los profesores cuando no te sabias las lecciones no todos los profesores eran maltratadores pero si la mayoria siempre recordare los buenos profesores que tuve que fueron don vicente don joaquin y don senen los demas eran unos bestias que nos pegaban por cualquier cosa nunca olvidare la paliza que medio unos de esos profesores que fueron a base de puñetazos y palos uno de ellos llego a darme hasta 15 palos en la mano porque tuve la desgracia de mirarle fijamente durante un buen rato cuando ya no pude mas tuve que guardar mi orgullo en la entrepierna y durante 3 horas estuve mirando mi libro sin levantar la mirada porque en el momento que la levantara volvia a pegarme las formas que tenian de pegarnos eran con la regla con el palo con la correa de distribucion del coche con una cuchara untada en cera y por supuesto a guantazo limpio


  134. en 16 diciembre, 2012 a 7:27 pm | Responder Jose Luis Villarrubia

    A JOSU.
    Seguro que fuimos compañeros de clase del 57 al 62. Estoy contigo en la humanidad de los profesores y en que sólo don Vicente, don Joaquín y don Senén se libraban de una calificación que más vale callar. Lo de “la ciencia con sangre entra…” lo aplicaban de verdad.
    Recuerdo que don Inocencio era padre de familia numerosa y llevaba a los hijos al colegio en una vespa verde con sidecar. Vivía por Ventas y yo les veía pasar por la puerta de casa. Ya he contado que vivía en el 39 de Luis Cabrera. Con sus hijos no hacía excepciones y a uno de ellos le dió con el cepillo de la pizarra en la cabeza. Tenía el hijo 7 u 8 años…
    Don Inocencio era el encargado de la clase de gimnasia. A las 9 de la mañana, con ropa de calle y en el patio, hiciera frío, calor o lloviera. Me acuerdo que estrenamos el potro y el plinto. Después, a examinarte por libre en el Ramiro de Maeztu.
    ¿Te acuerdas que don Senén nos daba unas cartulinas (nos las cobraba) con un número, del 1 hasta el último y nos sacaba alrededor de la clase para preguntar. Intercambiabamos la cartulina numerada al contestar acertadamente a sus preguntas y según el número que tuviéramos a final de mes, así ponía la nota. El 1, un 10. El 2 y 3, un 9. El 4, 5 y 6, un 8. A partir del 25, suspensos. A los 5 últimos, un 0.
    Si me mandas tu correo te envío una foto mía con 9 ó 10 años. A ver si te acuerdas de mí.
    Un saludo.
    Jose Luis Villarrubia


  135. en 16 diciembre, 2012 a 8:18 pm | Responder Enrique Ramirez (Kike)

    A José Luis Villarrubia: Caray, hombre, pues justo que yo vivia por donde mencionas tu, justo enfrente de la Lecheria de la Sra. Maruja y Vinagres Parra (que estaba más arriba). En cuanto a Carpinterias -que mencionas- y Bar El Pinchito (que todavía existe) creo recordarlos. Los otros negocios que sobrepasaban el Bar Romo no los recuerdo porque esa zona de la Calle por la númeración donde tu vivias no la recuerdo tanto como la zona del principio de la Calle, hacia la numeración de mi antigua vivienda en el Nº 30.
    No se si tu recordarás que junto al Bar Romo había una Farmacia.
    Recuerdo una Mercia -aunque creo no es la misma que tu mencionas-, ubicada junto a la Fruteria del Sr. Pedro, frente a Ultramarinos Los Merinos (que hace años hicieron Bar y ahora lo lleva un amigo Cubano).
    De la Polleria de Antonia y de su hija, me acuerdo; así como de la Panaderia que estaba al lado y de la Papeleria Lozano (ahora Larios). Y el Bar de Paco que estaba enfrente.
    De la Sra Sebastiana, así por el nombre no la recuerdo pero, me han venido a la memoria algunas vecinas de la Calle y vecinas cercanas que se dedicaban a la limpieza. Sinpudieras dar algún dato más sobre ella, sus hijos, etc. igual haciendo memoria la recordaria.
    Aqui en el Blog, si vas leyendo desde el principio, aparece Carlos Moreno, que pone algunas fotos de pequeño con su madre, y de cuando hizo la primera comunión -que igual si le reconoces porque parece ser él vivia más cercano a tu número.

    Y, en cuanto a lo de ciertos malos tratos en la Escuela, comparto lo dicho por Josu y por ti -que yo también los he mencionado en otros de mis escritos (una auténtica brutalidad). Aunque yo soy algo más joven, coincidi con todos los Profesores que mencionais y con un tal Ildefonso (de la nueva hornada, que no era de los antiguos tipo fascistoides) y ese era muy buen Profesor y nos trataba con humanidad. Y también recuerdo a la Srta. Adela, que era muy buena (del Mariano de Cavia). Así que si tuvieras alguna foto de esa épocas donde salen alumnos y si sale Adela, SI PODRIAS ENVIARLE ALGUNA FOTO AL ANFITRION DE ESTE BLOG: ENRIQUE FIDEL, PARA QUE NOS LAS PUSIDERA AQUI. Y te pongo mi correo por si quieres enviarme fotos porque yo ya expliqué que no tengo ni una de mis épocas de infancia, ni siquiera de la Comunión y fijaté que, por esas épocas, en la puerta de la famosa Ferreteria de Lacazete, en fechas Navideñas, ponían a los Reyes Magos y nos hacian fotos con ellos (mi madre tenía fotos pero, tras independizarme, no me dió ni una). Mi correo: kkikkeya@hotmail.es.


  136. Hola a todos. Mi nombre es Hortensia Villarrubia. Sí. sí, soy la hermana de José Luis (Pepe para nosotros y los más cercanos). Me ha comentado la existencia de este foro y aquí estoy. Es inevitable. Cuántos recuerdos. Soy de diciembre del 54, y, literalmente, nací en Luis Cabrera, 39 (en la casa que había antes, naturalmente). Digo literalmente porque como otros muchos en aquella época nací en casa.
    Fuí al colegio Mariano de Cavia, y mi profe era la Srta. Mari Carmen, una andaluza que vivía por Ciudad Lineal. Después fuí a un ¿colegio? que había en López de Hoyos más o menos frente a la Joyería Monge (antiguamente no era joyería sino algo así como una casa de empeños). Bien pues este colegio creo que era de la Diputación, y allí estuve hasta los 9 años con otra seño que también se llamaba Carmen. Allí me preparé para la !ª Comunión que hice un 2 de junio de 1962 ó 63, tendré que mirarlo, junto con otras niñas entre las que estaba mi amiga y compi Charo.
    El Bachiller lo hice en el Colegio Dulce Nombre de Jesús, en la Guindalera. Por último pasé al Colegio Santamarca, donde hice los 3 años de Bachiller Superior Administrativo Turístico (parecía algo importante)
    De la época de pequeña recuerdo la lechería que había en Luis Cabrera, adonde íbamos a por la leche. La fuente en Juan Bautista de Toledo esquina Canillas donde rellenábamos los botijos las noches de verano. La carnicería del Sr. Paco en Juan Bautista de Toledo, donde estaba con sus sobrinos y adonde mi madre mandaba a mi hermano mayor Antonio a por “un poco de jamón de york para que meriende la niña” (yo) cuando estaba enferma.
    Seguiré escribiendo cuando vaya haciendo memoria de cosas.
    ¿qué me decís de los mejillones del bar Emilio en López de Hoyos, casi enfrente del cine López de Hoyos? nunca los he visto tan grandes, je, je


    • Saludos a Hortensia y por extensión a su hermano José Luis y a todos los seguidores de este entrañable blog.
      Entre los años 1952 y 1961, en los caminos de ida y vuelta entre mi casa en la calle Cartagena 127, Escuela de Artes y Oficios esquina con la acera impar de Luis Cabrera, y los colegios Mariano de Cavia e Isidro Almazán, hube de pasar por el número 39 de Luis Cabrera, la casa de Hortensia y Jose Luis, cuatro veces cada día lectivo, dos por la mañana y dos por la tarde, excepto los jueves, en los que mi fantasía se marchaba a buscar aventuras al cine López de Hoyos o al Covadonga, a eso de las tres y media de la tarde, para trasplantarlas desde sus “gallineros” a mis juegos cotidianos de “buenos” (nadie quería ser el “malo”), del “prota” o del “chico” y de amigos del “prota” o del “chico”, algunos de los cuales, incluso llegaban a morir dramáticamente a causa de un traicionero balazo, incluido en el diario guión de los peligrosos juegos con pistolas, tan de moda durante mi infancia.
      El itinerario matutino hacie el colegio empezaba en la panadería del Sr. Pedro, junto a la frutería de Juanito, a eso de las nueve menos cuarto. Según los dineros de mi madre, la barra pequeña, de 60 céntimos, que allí comprábamos, se marchaba como viuda alegre a ser cortejada a pellizcos por un insípido, impersonal y gratuito triángulo de queso americano repartido en el colegio, o se dejaba querer de un tajo por unos gramos de sabrosa mortadela Valle o de grasiento chorizo de Pamplona, servidos por el Sr. Antonio el carnicero, o por una dulce onza de chocolate Loyola con leche y almendras que el propio Sr. Pedro, el panadero, dispensaba desde su impoluto mostrador de mármol blanco.
      Y tras dejar atrás en la acera de los pares de Cartagena a los Ultramarinos de la Puerta del Sol, a un modesto zapatero, al propio Sr. Antonio el carnicero y a unos comercios aún cerrados, cual la Relojería Valoria, una papelería y un estanco, tras pasar junto al Bar Ahedo, algo más madrugador que sus vecinos, mis sueños, mis dudas y mis miedos, abrazados a mi cartera de colegial y transportados en unos zapatos de Segarra, enfilaban el tramo de la calle Luis Cabrera que me separaba de mi colegio.
      Poco antes de doblar aquella esquina, a la altura de la parada de un autobús de dos pisos con el número 1 que publicitaba “Visnú, ideal para el cutis”, un olor característico me anunciaba que en un suspiro me encontraría frente al taller de chapa y pintura donde trabajó el pobre Eugenio, aquel vecino de Luis Cabrera 9 que abandonó el barrio a los 18 años para dejar sus sueños manchados de leucemia colgados sobre la punta de alguna de las estrellas que adornaban la noche de La Prosperidad de entonces.
      Poco a poco me iba adentrando en un territorio que, aun estando al lado de mi casa, ya no era el mío. Y junto a aquél taller, se me mostraba una sugerente puerta cristalera donde también cambiaban tebeos, igual a la que en mi barrio, a cincuenta metros escasos, hacía sonar la campanilla que interpretaba la banda sonora de la ilusión infantil por un cuaderno de dos rayas a estrenar, por un lápiz nuevo de afilada punta del 2 o por una flamante goma de borrar blanda marca Milán.
      Mis siempre confiados pasos, alguna vez se vieron sorprendidos por la inesperada salida de algún Fiat “Topolino” o “Balilla” de los adentros de los dos garajes que estaban ubicados un poco antes de llegar al cruce de Luis Cabrera con General Zabala. Traspasada esta calle, poco antes de comenzar a subir la suave cuesta que me habría de dirigir hasta Juan Bautista de Toledo, ante mi vista aparecían viviendas de trabajadores de no más de dos plantas de altura, en una de las cuales, situada a mi derecha, vivía Yubero, un compañero mío de clase, frente a cuya puerta casi a todas las horas se hallaba estacionada una motocicleta espectacular, marca Indian, que haría las delicias de cualquier motero actual.
      Un poco más arriba, en la acera de los impares, más o menos a la altura del número 39, imagino los pasillos comunitarios de alguna casa de vecindario, cuyo color blanco se vestía con rayos de sol y se coloreaba con los rojos y rosados de los geranios y de las hortensias que se desparramaban de las macetas allí congregadas. Y un poco más arriba, en la misma esquina con Juan Bautista de Toledo, aparecían frente a mí el ordenado desorden de trapos, papeles, cartón y chatarra de aquella trapería donde, de vez en cuando conseguía dos o tres pesetas más para añadir a mi paga dominical vendiendo los desperdicios del taller de marroquinería de mi padre.
      Al mirar para cruzar Juan Bautista de Toledo, a mi derecha aparecía una vetusta tienda de ultramarinos en la que muchas veces me detuve a comprar alguna onza de chocolate para el recreo y a mi izquierda, tras de la casa de mi compañero de clase José de Julián Fernández, aparecía un taller de motos y bicicletas, tras el que se ocultaba el puesto de chorizos y morcillas de una señora que parecía centinela de la esquina de la Pastelería La Pilarica, con su uniforme de mandil blanco sobre ropas negras, frente a la que una señora invidente, situada a la puerta de los Almacenes Lacazette, repartía la suerte a los ojos ciegos y a los oídos sordos de la gente, voceando el monótono y resobado slogan de “quién me compra una tira, que por 5 pesetas le pueden tocar 500”.
      Cruzaba aquella calle con la prisa atemorizada de quien no quiere llegar tarde por miedo al castigo. En el patio del “Isidro” me esperaba, casi con el brazo en alto, D. Agustín, “El Orejas”, pues teníua prisa por rezar y cantar el “Cara al sol”.
      Aquél día debía de ser jueves, pues, como todos los jueves del curso, nada más terminar el rezo y el canto patriótico de la mañana, D. Agustín empezó a entonar las primeras estrofas del himno del colegio, que todos acompañábamos con verdadero entusiasmo paramilitar mientras nos dirigíamos, en “columna de a uno” hacia nuestras respectivas clases.
      “Soy de la Patria la primavera, fuerte y alegre como su sol…”, resonaban nuestras desgañitadas vocecillas infantiles cantando nuestro orgulloso himno castrense bajo el techo del patio cubierto donde, más tarde, durante el recreo, los de 4º, los mayorzotes de 13 y 14 años de 4º de bachiller, jugarían al frontón en exclusiva y por la fuerza.
      “Quiero que todos los niños del mundo, hermanos míos, sepan rezar y en los talleres y campos de España, la gente cante ¡a trabajar!”…, seguíamos cantando a voces nuestro himno marcial mientras subíamos las escaleras hacia las aulas. Y antes de entrar en ellas, una luminosa galería pintada de color verde claro, absorbía nuestro último y enardecido grito en recuerdo hacia D. Isidro Almazán, …”mártir y maestro, recio españooool”.
      Saludos.


  137. Antonio Moreno.
    Saludos a todos, estoy buscando a quien haya vivido en la calle nielfa.
    Se podría hacer un listado de nombre, edad,colegio y calle.
    Feliz Navidad a todos


  138. vivi hasta los 8 años en la calle vinaroz enfrente de la ecuela de mandos jose antonio fui al colegio santa marca y al sagrado corazo todavia me acuerdo de laccazete y enfrente habia un quioscoen donde cambiabamos los tebeos de roberto alcazar y pedrin jugabamos en el campo de las monjas todavia me acuerdo de cuando pusieron el chiriguito el cola cao enfrete de carbones parrondo ya dire mas vivencias que añoro de la prospe el libro lo comprare

    muchs gracias por recoordar una parte de mi niñez


    • en 9 febrero, 2013 a 12:55 pm | Responder Victoria San Jose

      Hola Enrique, me gustaría ponerme en contacto contigo. He visto en tu libnro la foto de mi casa (Vinaroz, 40) y me gustaría que tuviera un texto. Creo recordar que tu estabas en la reunión del Nicolas Salmeron del 2011 y alli yo expliqué la historia de la placa que había en mi casa, con el busto de Pablo Iglesias.


  139. en 15 febrero, 2013 a 11:06 pm | Responder Enrique Ramirez (Kike)

    Hola: Hoy me han dado noticias sobre la aparición de un Artículo públicado en ElDiario.es (un periódico de Internet), de fecha 13-2-13, Sección Sociedad, donde salé la Sra. Libertad -de quien ya expliqué aqui que se trataba de una antigua vecina del Barrio- que, la mujer se gana el pan vendiendo calcetines junto a la Boca del Metro de Prosperidad. Es una pena pero, con las Pensiones de miseria no da para vivir y, por desgracia, son muchos los ancianos y no tanto que, después de estar toda una vida currando, te dejen con Pensiones 500 ó 600 Euros al mes.
    Y esta tarde volvi a dar un paseo por Prosperidad y allí me encontré con la Sra. Libertad, a quien recuerdo de cuando era niño. Ella y su difunto marido (vecino del Barrio), vendían pipas y caramelos a la puerta del Cine Covadonga.
    Así que, la verdad, me gusta encontrarme con ella porque mientras charlamos me vienen muchos recuerdos de la infancia y del Barrio. Y ella se acuerda mucho de todo y de la gente que había. Y recordamos lo que antes había y todo lo que ha cambiado.


  140. en 16 febrero, 2013 a 1:45 am | Responder jose luis elvira

    Buena, mi nombre es José Luis Elvira hijo de Ireneo Elvira y juliana sancho, durante mucho años vivimos en el bar la curva, o jardines la curva en López de hoyos 218
    Tengo pocos recuerdos de aquellos años, si de la fábrica de danone donde iba con mi madre y comprábamos yogures y del colegio roldan o algo parecido,alguien recuerda algo de aquel la zona gracias.


  141. en 18 febrero, 2013 a 6:51 pm | Responder Angel " El Peque"

    Esa zona que tu reseñas Jose Luis desaparecio al hacer la M-30 Efectivamente se llamaba jardines La curva, alli se hacian los festivos bailes y yó personalmente he bailado en esos jardines. Tendria 18 añitos pero lo recuerdo porque en esa curva que era muy peligrosa se mataron dos compañeros mios de Iberia que volvian de trabajar de madrugada.


    • en 19 febrero, 2013 a 12:13 am | Responder jose luis elvira

      Ángel gracias por tu respuesta, lamentó lo de tus compañeros, efectivamente la curva ere muy peligrosa por lo que recuerdo de oír comentar a mis padres, yo por ese época yo tendría unos cinco años + o – mi familia fueron unas de las expropiadas por la construcción de la M30, y tuvimos que marchar a la localidad de Alcorcón, lo del baile también recuerdo la música del twist, y otras de la época, hace unos años estuve por la zona ,pero esta todo tam cambiado que los recuerdos de la infancia los pocos que recuerdo no conseguía ubicar bien la zona donde yo vivía fui caminando hasta cerca de donde estaba el cine Covadonga que en este foro he visto fotos y es como yo lo recuerdo. Gracias por el comentario


      • en 19 febrero, 2013 a 12:52 pm Victoria San Jose

        Yo también recuerdo los jardines La Curva, mi familia y yo íbamos muchos domingos, con algunos primos de mis padres, también de la prospe, y sus hijos pequeños como yo (serían los años 50, creo). Nos llevábamos la merienda y pedíamos la bebida. Se estaba allí genial! con la música y el baile. Por la noche cogiamos el tranvía que venía de Hortaleza en la parada del cine Covadonga. Iba tan llenísimo que la gente, para que parara, se congaba del trole y le dejaba sin corriente. Nos llevaba hasta la altura del mercado actual en L. de Hoyos y desde allí andábamos hasta nuestra casa en Vinarroz 40. Los que andaban eran mis padres, pues mi hermana y yo cansadas de tanto jugar, nos dormíamos en brazos de ellos y así llegabamos a casa. !Qué buena vida. No teníamos nada y eramos tan felices…¡


  142. HOLA, NECESITO SABER ALGO DEL DISTRITO DEL HOSPINIO Y DON PIO TORNERO
    DICE EL PAPEL QUE TENGO DE HACE MUCHOS AÑOS ATRAS : VILLA DE MADRID. CALLE VIVIATO N° 3 PISO 4to
    EXISTE? TAL VEZ NO. QUÉ HAY EN ESE LUGAR?
    ________________________________
    TAMBIEN NECESITO SABER SOBRE TEMBLEQUE CALLE DE TRAFALGAR N° 25- VIVE ALGUIEN ALLÍ?
    _________________________________________-
    EN VILLA SECA CALLE DE DON JUAN DE ASTURIA N°5 – VIVE ALGUIEN ALLÍ??
    GRACIAS


  143. Me gustaría que los conocedores de aspectos variados sobre la Guerra Civil en el Barrio de Prosperidad nos indicaran lo que se sabe o se puede llegar a conocer. Saludos y gracias, José.


  144. en 20 febrero, 2013 a 10:43 am | Responder Angel " El Peque"

    Para Victoria San Jose: El trambia al que te refieres era la linea 40 y terminaba en lo que ahora es la plaza de Jose Mª Soler y discurria por Alfonso XIII Lopez de Hoyos Cartagena Maxico a Diego de Leon y llegaba hasta la glorieta de Quevedo. Efectivamente todo esta cambiadisimo y yó que sigo viviendo aqui cada vez que paso por alli, no me creo que mi barrio halla cambiado tanto. Desde la plaza de Jose Mª Soler hacia las afueras habia un campo sembrado de cebada y nosotros hibamos a cojer espigas para comernoslas. Habia hambre.


    • en 20 febrero, 2013 a 11:12 am | Responder Victoria San Jose

      Gracias por tu comentario, Angel. Nosotras íbamos al Colegio Padre Poveda y atravesabamos campos de trigo que había entre Pradillo y lo que hoy es Parque de Berlín. También nos comiamos las espigas, pelando los granos con cuidado, pero siempre se nos quedaban en las agmidalas los pelillos de las espigas y molestaba un montón. Al pasar por la taberna que estaba (y está con otro nombre) frente al cine Morasol y que llamábamos la taberna del loro, el susodicho loro que era gris y muy parlanchín, nos llamaba por nuestro nombre a mi hermana y a mi y añadía “que es tarde”. Y era verdad porque siempre ibamos un poco tarde al colegio.


  145. en 22 febrero, 2013 a 10:26 am | Responder Angel " El Peque"

    Victoria: Justamente detras de esa taberna habia unas casitas bajas donde vivia el tio de mi amigo Eduardo Moreno y alli ibamos a visitarlo muy a menudo y recuerdo perfectamente los campos de trigo. Al Padre Poveda va ahora mi nieto, lo que es la vida.


  146. La verdad es que es emocionante ver cómo los comentarios de este artículo se han convertido en un verdadero de historia viva del barrio.
    Yo soy algo más joven y no tengo tantos recuerdos pero os quería invitar a las actividades que desde la Escuela Popular de la Prospe vamos a hacer en este 150 aniversario.
    Las primeras son:
    – Exposición de fotos antiguas del barrio: en el Salón de Actos durante todo el mes de marzo. Se puede visitar en el horario de apertura de la Escuela, de lunes a viernes
    de 19:00 a 21:30
    Además de invitaros a visitar la exposición os quería invitar a traer alguna copia de fotos antiguas qeu pudieras tener si queréis ayudarnos a compltarla.
    – Charla sobre “Los orígenes del barrio de Prosperidad” en al que recorreremos de la mano de Javier Mateos, vecino, estudioso del barrio y autor de la exposición, los primeros años del mismo. El sábado 9 de marzo a las 12:00.
    Para quienes no la conozcáis la Escuela está en la calle Luis Cabrera 19
    Prosperidad, Avenida de América y Cruz del Rayo.
    Más adelante vendrá Enrique a presentarnos su existoso libro.
    Gracias por compartir vuestros recuerdos y os esperamos en la Escuela de la Prospe.


    • en 22 febrero, 2013 a 10:29 pm | Responder Victoria San Jose

      Felix, en mi familia tenemos fotos muy interesantes sobre la prospe, y también documentos. ¿Donde y cuando podemos llevarlas?


      • Puedes pasar por la Escuela de la Prospe (Luis Cabrera 19) en el horario que te indico arriba (de lunes a viernes de 19:00 a 21:00). Mejor si llevas una copia o una fotocopia.
        Y el día 9 os esperamos en la charla.


    • Hola Félix, no me llames Pesao pero la fabrica de Pañuelos, se llamaba Tomás Castaño y la tienda de ultramarinos, que estaba enfrente de la Casa Grande de Lopez de Hoyos,139 se llamaba Rochina, estaba al lado de un Consultorio Medico “Privado” , de atenciones primarias, también quiero recordar a la Pipera (Sra. Pepa), que ponía su puesto de pipas en Lopez de Hoyos esquina con la calle Pantoja, y que suministraba chucherias y cigarrillos a todos los chicos de esta zona de la Prospe, también quiero recordar a otro Kiosquero Mateo, en Lopez de Hoyos, 140 y a Julio el Estanquero de la calle Marcenado, eran en esos años personas muy populares, me refiero a los años 60 y 70, no me extiendo mas un saludo, continuara.


      • Si señor. Toda la razón, llevas toda la razón. Además te doy las gracias por refrescarme la memoria hasta el punto que he llegado a visualizar cada uno de los lugares que mencionas e inclusive la imagen de las personas a las que haces referencia. Es verdad ¡la fábrica de pañuelos! Sus ventanas daban a López de Hoyos ¡Cuántos recuerdos se han amontonado al leer tu respuesta!
        He vuelto a repasar una parte clave de mi vida.
        Mi padre tenia la pescadería cerca de la Casa Grande. Por cuestiones que te imaginas, yo tenía que trabajar ayudando tanto en el puesto vendiendo como en el reparto de pedidos (a los bares fundamentalmente; de ahí que los conozca y que mi relación con ellos venga de antiguo. Es broma) lo que implicaba que mi tiempo de asistencia al colegio era escaso. Cosa que resolvió el, por entonces, Padre Amalio quién junto a Eloisa acondicionaron los horarios para que yo pudiera asistir a las clases más relevantes (esto me
        me evitó la asistencia a clases tan estúpidas como Religión, Gimnasia y Política). Total que mi estudios de bachiller los realicé con D. Julián, D. Amalio y Doña Eloisa….. Tengo que escribir sobre ellos ya que han sido denostados por algunos, poco considerados, y no reconocidos por otros quienes les deben mucho ….
        Gracias de nuevo por ese recordatorio.
        Me gustaría tener la oportunidad de que nos encontráramos en algún lugar de aquel barrio para charlar ampliamente de aquellos años (yo viví entre 1951 y 1967 ¡Jo , hace ya un montón de años!).
        Por cierto yo jugué, poco, al fútbol con un equipo en el que también jugaba Ramón Escalada ¡un magnífico delantero centro! Jugábamos, creo recordar, en el campo de Correos – parque de Berlin – en el campo de la piedra (¿Cruz del Rayo?) ….
        Vaya estaría escribiendo tiempo y tiempo …. Mis primeras tanganillas, mis escarceos amorosos, mis guateques, mis ….
        Hasta tu respuesta


      • Hola Félix, he hecho algunos comentarios en el blog. de recuerdos del barrio, sobre la Casa Grande y he nombrado algunas Empresas de la época, pero en tu ultimo comentario me hablabas de Guateques, me gustaría que hablaras de Sotero y si sabes algo de La Bandera, que creo que estaba cerca de la Quinta de la Paloma, un saludo.


  147. en 22 febrero, 2013 a 2:20 pm | Responder Enrique Ramirez (Kike)

    A FeliX: Un saludo. En vista de la información que nos das sobre los próximos actos sobre el Barrio de Prosperidad,, te informo que aunque ya llevo muchos años viviendo en Vallecas, intentaré pasarme por alli. En cuanto a la Esposición de fotos me gustaria poder participar pero ya comenté en anteriores escritos que, cuando me independicé de mis padres, no me dieron ni una sola foto. De hecho, en mis visitas al Barrio, intenté contactar con antiguos conocidos a ver si me proporcionaban al menos fotocopias de algunas fotos pero nada (además es que, la gente de mi edad que conocia, ha desaparecido del Barrio porque se mudaron a otros Barrios ó, porque murieron por la desgracia de caer en la droga). Esta tarde iré por allí a ver si me encuentro con mi amiga la Sra. Libertad (que es de las antiguas vecinas), a ver si con suerte tiene fotos y vamos a sacar alguna fotocopia para daroslas.
    Salud.


  148. en 23 febrero, 2013 a 5:59 pm | Responder Victoria San Jose

    Verdaderamente los recuerdos son como las cerezas, tiras de una y salen muchas mas enganchadas a la primera. Desde que encontre este blog no dejo de recordar cosas y personas…..
    Como ya habreis visto los asiduos del blog, la casa donde yo nací en 1945, aparece fotografiada aquí (Vinaroz, 40) y también la placa que estaba en la fachada recordando que fué construía, junto con otras muchas, por la Cooperativa de casas baratas Pablo Iglesias. Cuando yo nací, la calle Vinaroz sólo tenía una acera de hotelitos que llegaba hasta el Nicolás Salmerón. En la acera de enfrente había campo pero en seguida empezaron a construir. En ese campo y dando a Suero de Quiñones había algunas casas también. Recuerdo la casa de Doña Teresa, la lechería de Adela, con su propio establo, donde yo iba a ver las vacas y la tienda de ultramarinos que atendían Andrés y Paco. A ella íbamos todos los niños del barrio a hacer los recados a nuestras madres y,de paso, a que nos dieran un caramelo de los que tenían en frascos de cristal apilados a la entrada de la tienda. También en Suero de Quiñones había un chalet en el que vivía una actriz llamada Josita Hernán.
    La calle Aragón que hoy sale de Vinaroz para llegar a Principe de Vergara, era muy cortita y practicamente campo. En medio de lo que hoy es la calle a la altura de P. de Vergara había un chalet en el que vivía una familia alemana, matrimonio y 4 hijos con los que mis amigos y yo jugábamos a menudo.
    La calle Vinaroz, hacia Lopez de Hoyos desde Sanchez Pacheco tenía a un lado los Laboratorios Abelló, con una gran sirena que sonaba para marcar la entrada y la salida de las trabajadoras (en su mayoría mujeres) y al otro lado casas bajas.
    El mercado no existía como tal. Había una especie de mercadillo al aire libre donde podíamos comprar de todo. Como las bolsas de plástico no existían te envolvían el pescado en papel de periódico y, con suerte, en papel de estraza. En invierno, cuando llovía, se formaba un barrizal tremendo y el frío era horroroso.
    Lo que estaba proyectado como prolongación de General Mola,(hoy P. de Vergara) era un campo que llamabamos “campo de los arbolillos” , donde ibamos a montar en bicicleta y a jugar. Los arbolillos eran los que hoy existen y que ya estaban plantados marcando lo que serían las aceras. También estaban ya los bloques de granito para hacer las aceras, pero todavía sin poner, solamente tirados en fila en el campo.
    Por allí pasaban las ovejas todos los días, dejándonos el campo regado de excrementos como aceitunas negras, que los niños mas pequeños recogían encantados. Los demás cogíamos manzanilla, que había mucha, o cardos, o pica-pica de los arboles….
    Por hoy, ya está bien, otro día os cuento mas.


  149. Hola, soy Javier Mateos. Os espero el sábado en la Escuela Popular de Prosperidad a todos aquellos que queráis venir a compartir un rato buceando en los primeros años de historia de nuestro querido barrio. Vuestros recuerdos, que vais plasmando en este blog son muy interesntes y enriquecedores. Yo en la charla del sábado solo voy a ver los 50 primeros años de historia, de 1862 a 1912. En los otros 100 años el barrio por entones naciente ha cambiado un montonazo. Para esos otros años es donde vuestra memoria viva es fundamental para reconstruir nuestra historia. Ojalá consigamos reunir vuestra memoria y la de otros muchos vecinos para seguir documentando la historia de nuestro barrio. Quizás el sábado sea un buen punto de partida para plantearnos cómo lograr esto.
    Os espero. Muchs gracias a Enrique y a todos vosotros por este blog.


  150. en 8 marzo, 2013 a 7:47 pm | Responder Eduardo Andres Sierra

    Hola soy vecino de la PROSPE, he vivido en Mantuano esquina con Sanchez Pacheco 30 años, al lado del Bar Vemar,alumno del Padre Amalio,he tenido una alegria inmensa al recordar mi niñez. Gran Reportaje espero estar estar en contacto con gente de nuestro Barrio.GRACIAS!!


    • en 8 marzo, 2013 a 9:30 pm | Responder Enos Tomás Pastrana Delgado

      Yo vivi en Mantuano 34. Tenia amigos en Mantuano 25, llamado entonces “El Portal de las luces”.
      Quizá nos conocimos….


      • Hola. Pastrana,seguro que nos conocemos yo soy. Eduardo tengo dos hermanos Lorenzo y Alberto, espero seguir teniendo noticias tuyas seguimos teniendo. la casa en Mantuano 40 esquina a Sanchez Pacheco.
        Un Abrazo.


  151. en 8 marzo, 2013 a 9:07 pm | Responder eduardo andres sierraa

    Soy vecino de la Prospe vivi en Mantuano/Sanchez Pacheco, antiguo alumno del PadreAmalio gran reportaje,mi mujer vivia encima de la Farmacia Canton,Ultramarinos Garijo,las Tres B,la drogueria Segoviano con sus figuritas de Nacimiento,el bar Luz,restaurante La Cubanita.. La gran bodega San Juan.


  152. […] de la calle de General Mola (Príncipe de Vergara), seccionó la parte occidental del barrio de La Prosperidad, cuya frontera marca en la actualidad, desmantelando  localmente su trama primitiva para […]


  153. en 13 marzo, 2013 a 10:39 am | Responder Enrique Ramirez (Kike)

    Un saludo: Estuve en la Exposición de fotos, en la Escuela de La Prospe, el pasado Sabado 9 de Marzo; asi como la Charla sobre los origenes del Barrio impartida por Javier Mateo, que estuvo muy bien.
    A ver si podeis informar de si va a haber otraa charlas sobre la creación del Barrio, siguiendo la primera y hasta llegar a la actualidad.


  154. Muy interesante la entrada sobre La Prosperidad.
    Únicamente añadir que el abuelo de un compañero mio del trabajo, que ahora vive en Alcorcón pero que durante muchos años vivio en La Prosperidad, fue Martín Machío, que da nombre a una de las calles del barrio.
    Saludos, César.


    • Hola César,
      Ayer en la presentación del libro en la Escuela Popular una mujer me dijo que conoció a los hijos de Martín Machío. Me gustaría contactr con tu compañero para que me hablase algo más de su abuelo. Por favor, pregúntle si podrímos hablar un día por mail o por teléfono.
      Muchas gracias


  155. Saludos desde la Escuela Popular de Prosperidad,

    os escribimos para invitaros a una nueva actividad dentro de las jornadas 150 años del barrio de Prosperidad

    este VIERNES 22 de MARZO a las 19h30′

    PRESENTACIÓN DEL LIBRO: “LA PROSPERIDAD, 1862-2012”

    en la que contaremos con la presencia de su autor ENRIQUE F. ROJO, que nos hará un recorrido por algunas de las imágenes recogidas en él, con lo que podremos dar un paseo por el pasado de este barrio ya histórico.

    Os esperamos pues en la Escuela Popular de Prosperidad (c/ Luis Cabrera 19, Prosperidad, Avenida de América y Cruz del Rayo)

    También tendréis la oportunidad de disfrutar hasta ese día de la exposición de fotos antiguas del barrio que estamos realizando a lo largo de todo el mes de marzo en nuestro Salón de Actos en horario de apertura de la Escuela (lunes a viernes de 19:00 a 21:00)


  156. Por si a alguno le interesa leerlo, he publicado en mi blog una entrada recordando la llegada del metro a La Prosperidad hace ya 40 años.
    Podeis leerlo aquí: http://ferrotransmadrid.blogspot.com.es/
    Saludos, César.


  157. Soy Angelines.
    He leído el libro de la Prospe. En él he visto a una antigüa compañera del colegio de López de Hoyos, 109 que se llama Isabel Blas. Me gustaría poder contactar con ella ya que fuimos amigas en aquellos tiempos, a primeros de los años 50.
    Saludos


  158. Por un problema que ha habido en este blog, parece que han desaparecido algunas intervenciones. Desde luego, ha “muerto” la mía en la que contaba haber nacido en el barrio (hace muchos, muchos años) y seguir viviendo en él. De hecho, no he intervenido antes porque estaba en una página (repito, desaparecida) y solamente después de contactar con Enrique Fidel, extrañada de que esa página estuviera totalmente inactivada, tuve conocimiento de que “la buena” era ésta a la que ahora me incorporo.

    Como estoy leyendo comentarios que yo misma podría haber hecho, me limitaré a añadir algunos dirigidos a aquellos convecinos que me pillan más cerca. A saber:

    PARA LEÓN SANZ Y JAVI MATEOS:
    La parroquia de General Zabala se “inauguró” (si esa es la palabra correcta para una iglesia) en 1944. Haciendo una investigación familiar, hace poco estuve en ella y esa fue la fecha que me confirmó el sacerdote que me atendió.

    PARA ENRIQUE RAMIREZ (KIKE), ANGEL “EL PEQUE”, JUAN RUBIO Y JAVIER ALONSO:
    Me alegro muchísimo de que todos recordéis el Bar “Los Merinos” (regentado primero por mi tío Paco y, a su fallecimiento, por mi tía Concha y un hermano de mi tío, Quirino y su mujer, Margarita, ella también fallecida). Tengo muchos recuerdos de ese bar en el que, todos los domingos, entre los años cincuenta, sesenta y principios de los setenta, mi padre y mis tíos, se reunían los domingos por la mañana a jugar a un juego que a mí entonces me parecía diabólico y al que, con el tiempo y la vejez, me he acostumbrado también yo a jugar y me parece fascinante: el mus. Poco antes de dejarlo, mi tía Concha se auxilió de unos dependientes y, a su debido momento, se jubiló. Hoy es una venerable anciana que vive tranquila y amorosamente atendida por su familia en una residencia de ancianos y que cuenta a quien quiere escucharla los años en los que ella tenía “una taberna” y que todos sus clientes la querían mucho porque era muy simpática y agradable con ellos.
    Y como también recordáis la pollería de Teodoro (Machuli, para los amigos), Antonia y Antoñita (la preciosa rubita que ha mencionado uno de vosotros), indicaros que la panadería pegadita a ella fue regentada durante unos años (década de los cincuenta) por mi padre (Paco), a quien yo ayudaba durante las mañanas, lo que me obligó a cambiar mis estudios en mi colegio a horario de tarde. Nosotros teníamos la panadería alquilada a la propietaria, que era la Sra. Sofia, madre de Antonia y de Pepe (el de “Las Nieves”). Uno de vosotros ha dicho que su padre era amigo de Pepe. También el mío. De toda la vida y con una de las amistades más fuertes y verdaderas que yo he visto nunca. Creo que su amistad era anterior incluso a la época de la guerra, en la que sé que también sirvieron juntos, aunque Pepe era un par de años mayor que mi padre. El tercer componente del trío era Santiago, un hombre que vivía en la calle Constancia, en los impares, casi llegando a Juan Bautista de Toledo, pero él murió muy pronto, creo que en los cincuenta. Casi no le recuerdo.
    El cariño de Pepe hacia mi padre se puso de manifiesto cuando mi padre murió (1978). Nunca he visto a nadie tan dolorido por la muerte de un amigo. Después, Pepe trasladó ese cariño hacia mí y tengo dos hechos (perdonadme que uno sea muy privado) en mi vida en el que Pepe me demostró un cariño y una lealtad por la que siempre le estuve agradecida. Cuando yo me casé por primera vez me fui a vivir a Nueva York y, en unos meses, me volví para España. Al llegar a Madrid, lo primero que recibí fue un inmenso, repito, inmenso ramo de flores de Pepe y Nieves, dándome la bienvenida por la “vuelta a casa”. Os podéis imaginar que yo también lloré desconsoladamente el día que murió él. Nieves, su mujer, vive todavía (supongo que tendrá más de noventa años) y a su hija, Nievecitas, bastante más joven que yo, la perdí la pista. Si lee estas líneas que sepa que mi cariño por su padre sigue vivo.
    Durante aquellos años de la panadería, yo alquilaba tebeos (Hazañas Bélicas, Roberto Alcázar y Pedrín…) y novelas (FBI, SS), en la papelería de Aguedita. Sus hijas eran algo mayores que yo (creo) y me trataban muy bien. Siempre que llegaban novelas o tebeos nuevos me avisaban. Las recuerdo con cariño.
    A uno de vosotros, me parece que ha sido a Juan Rubio, le he leído que la pollería de “Machuli” estaba frente a los ultramarinos “de Mariano y Marianín”. No es exacto. En la acera la pollería era papelería, pollería y panadería. En la acera de enfrente, la taberna de mi tío Paco y después los ultramarinos Merino, primero con el señor Wences, y después con su hijo, del mismo nombre, casado, efectivamente con Daniela, sobrina de Martina, de la pequeña mercería de Constancia con Anastasio Aroca. El señor Wences tenía otras tres hijas, Petrita (ya fallecida), María Luisa y Pili. El señor Wences y mi tío compartían el mismo apellido “Merino” pero no eran familia. Simplemente eran del mismo pueblo (Villaverde de la Peña, provincia de Palencia) y en los pueblos es muy normal encontrarse con apellidos compartidos sin ser familiares. Lo digo porque, últimamente, me he dedicado a hacer el árbol genealógico de los míos y he visto casos de todo tipo.
    Yo había comentado en mi anterior intervención cosas de las calles, los comercios, más o menos como todos los de mi edad recordamos, pero “navego” mucho con las personas. Quizá porque además de ser una chica muy tímida en tanto niña y joven, fui una mujer que, desde casi siempre, salía de mi casa muy temprano para trabajar y volvía muy tarde, con lo cual mi relación con el barrio carecía “de personas”. Recuerdo, claro, y así lo dije en mi otro escrito, a mis compañeras del colegio: Angelines Gutiérrez, Paula Monedero (no la identifico con los Monedero que aquí se han mencionado), Pilar Fuentenebro, Carmen Soto, Carmen Maestro, Carmen Contreras, Isabel Montañés y a los alumnos del colegio “pegado” al mío (López de Hoyos, 109) y cuyo profesor era don Pablo: Alfonso Soto, Miguel Elices (o Helices, no sé cómo se escribe) y a los de la “academia”: Enrique Óvilo, Anatolio de la Torre, Pedro García Torner… Recuerdo también a mis vecinos de la calle Constancia, 66, donde yo nací (creo que cuando nací era el 46): Susi, Jose, Tino (fallecido), Leonor, Pedro y poco más… Mi casa estaba en la curva, subiendo hacia Ros de Olano y era un edificio, como describía otro de los que aquí colaboran, de casitas bajas reunidas en un patio interno en torno a una fuente. Desde allí nos cambiamos a Pasaje Pradillo, casi enfrente del garaje de las Ambulancias Alonso (que no estaba en Anastasio Aroca como he leído por algún lado, sino allí, en Pasaje Pradillo, y allí sigue además). Después de mi vuelta de América, viví unos meses en Sánchez Pacheco y después en el mismo edificio de Pasaje Pradillo donde todavía vivían (en aquel entonces) mis padres. Ambos han muerto ya. En 1977 me cambié a Cardenal Silíceo y aquí sigo. Como veis, soy una “prospe” de los pies a la cabeza.
    A mi compañera Angelines que me demanda en la anotación anterior ya la he contactado y nos tomaremos un cafecito un día de estos. Son muchos cincuenta años para recordar. Quizá tengamos que tomarnos más de uno. ¡ja, ja!
    Seguiré leyendo. Besotes para todos.


  159. Gente, veo un error en mi texto debido a las prisas por enviarlo sin corregir. Donde digo “En la acera la pollería era papelería, pollería y panadería…” debe decir “En la acera izquierda, era papelería, pollería y panadería”. Perdón y más besotes.


    • A Isabel y a Kike (de Juan Rubio)
      Kike, claro que me acuerdo del bar de Los Peces, hacía esquina y estaba enfrente de casa de mis abuelos y mas de una vez me toco bajar a comprar vino por ser el mas pequeño. Y menudos enfados se cogía si dejaban un coche en su esquina.

      Me acuerdo perfectamente del taller mecánico que estaba en Anastasio Aroca ya cerca de Clara del Rey y de la churrería. Si no recuerdo mal el taller estaba casi enfrente de donde ahora está la farmacia. De pequeño esa calle me parecía enormemente misteriosa y nunca he sabido las razones de ello.

      Isabel, tengo que reconocer que te acuerdas mejor que yo de la distribución de Anastasio Aroca y tienes todo mi reconocimiento. Por supuesto que me acuerdo de Pepe de Las Nieves, no veas la cantidad de veces que he tenido que comprar en su tienda. Mi madre era modista y cosía en casa para diferentes vecinos por lo que la tienda de Pepe era un lugar habitual para realizar compras.

      La verdad es que todos son recuerdos preciosos y propongo la posibilidad de quedar un día los que podamos para tomar una caña y algún aperitivo y poder charlar de todos estos recuerdos comunes.

      Juan Rubio


  160. PARA JUAN RUBIO:
    ¡¡Estupenda la idea de una cita!! Con la suficiente antelación de dos o tres días, sin problemas por mi parte para tomar un aperitivo (o café, si es por la tarde) con todos los que consigamos reunirnos. Mi única condición es que sea en un sitio que podamos estar sentados. Mis lesiones de rodillas no aguantan de pie (de hecho, uso bastón), pero, repito, ¡¡magnífica idea!! .


  161. en 7 junio, 2013 a 11:41 am | Responder Enrique Ramirez (Kike)

    A ISABEL BLAS: Un saludo. Hay que ver que magnifica memoria las tuya. Y eso que el Barrio en los últimos años ha cambiado bastante en Comerciosd y Negocios y también el la gente -pues el barrio se fué vaciando de antiguos vecinos y rellenando con vecinos nuevos ( y muchos iberoamericanos ).
    Veo que eres mayor que yo pero hay cosas de las que expones que recuerdo perfectamente: La papeleria que mencionas (que tiraron el antiguo edificio y ahora hay otros edificio con una libreria-papeleria), lo de los tebeos.
    Es posible que hasta nos hayamos visto años atrás, cuando era niño, por el Barrio y más con el asunto de los tebeos (que yo solía ir a por tebeos).
    Sobre Paula Monedero -y aunque coincide el apellido- no creo tenga nada que ver con la familia Monedero, pues las chicas de esa familia eran Pili y Antonia.
    De tu tia Concha me acuerdo perfectamente: Era una mujer guapisima. Y como hace unos 20 años (no me acuerdo bien si fueron 20) en que pasé por el Barrio y estuve en el Bar, estaba ella allí, tras el mostrador. Ya era bastante mayor pero seguía conservando su belleza y simpatia. Y me dijo que su marido Paco había fallecido hacía tiempo y una frase de la que todavía me acuerdo: “hijo… has tardado mucho el volver por el Barrio, ya no queda casi nadie -se refería a la gente por la que yo le pregunté-…”.
    Ahora suelo ir de vez en cuando al Bar de Los Merinos (antes era Ultramarinos, del Sr. Wences, a quien de niños le haciamos los pedidos), y que ahora -como he mencionado en otras ocasiones- lo lleva un chico Cubanol: Pedro, el cual es persona muy agradable y sirve un café riquisimo.
    No se si te acordarás del Sr. Pedro, el de la Frutería -creo no le has mencionado-. Y de la Pescaderia que había en la misma acera de la Churreria. Y, de lo que has mencionado sobre que dos señores apellidados Merino pero que no eran familia, pues ahora me creo que de esa coincidencia todo el mundo decía eso de: “los Merinos”, “vamos a los Merinos”.
    Bueno, pues a ver si es posible que fijemos una cita en grupo para tomar algo y charlar. Y mientras tanto, espero estes bien.


  162. en 7 junio, 2013 a 11:53 am | Responder Enrique Ramirez (Kike)

    A JUAN RUBIO: Pues fijaté si recordaba el llamado Bar de los Peces (que lo llevaba el Sr. Jesús), donde mi abuelo me llevaba allí cuando era niño. Que el año pasado pasé por allí con mi mujer, recordando el Barrio y la gente y vi que el Bar estaba repleto y parece ser ponían buenos menús. Tenía la bandera Asturiana (debián llevarlo Asturianos) pero, al poco tiempo de estar allí, un día en que volvi, me encontré ese negocio cerrado. Y hasta ayer, en que volví por allí, continuaba cerrado. Así que supongo será debido a la crisis, pues muchos negocios los están cerrando porque el consumo ha bajado notablemente.
    No se si somos de la misma quinta, pues si coincidieramosd más ó menos en edad, es posible que nos hubieramos conocido de pasada (yo naci en 1960).
    Si que me gustaria que quedasemos un día en grupo -aunque yo no podría hasta la segunda quincena de junio, pues estos días saldré de viaje.
    Deseo, mientras decidis si quedamos ó no, que lo paseis todos bien.


  163. Añado comentario de Nerea publicado en la entrada “La Guindalera demolida (Madrid)”:

    “¡ Que sorpresa tan grata encontrar este blog. Viví en la Prosperidad calle Eugenio Salazar 26, con mis padres y mis herman@s, desde que tenía unos meses hasta mis 18 años, que fue cuando nos traladamos a otro barrio. Todos mis recuerdos de niñez, adolescencia y primera juventud están en este barrio tan estupendo y tan querido para mi. Mhermano pequeño nació allí, y al morir, aún siendo aún relativamente joven, hace casi tres aós, yo ya no he podido volver. Me mata la tristeza. Mi primer cole y el de una de mis hermanas fue el Santamarca, de monjas, luego uno que estaba en la misma calle, cuyo propietario era un tal D. Laureano, que en paz descanse, pero utilizaba la regla a destajo. Más arriba habia un colegio que regentaba un cura, temido por su drestreza al repartir bofetadas: el padre Amalio. Mi madre iba a comprar al mercado de la Prosperidad que sigue en pie. Mis hernanos mayores, que me llevan 14 años ( tengo 63) me cuentan que cuando fueron a vivir a esa casa, en 1051, el mercado aún no existia, y habia una especia de mercadillo al aire libre. Mi hermano fue bautizado en la iglesia del Sagrado Corazón de Jesús, próxima al cine Lopez de Hoyos. En esa iglesia hice yo la comunión y se casaron mis hermanos mayores. Había una lechería, la de la Srª Cándida, una casucha justo al lado donde vivía una anciana, o así la considerabamos, apodada ” La Tia Perrera”, viviía con muchos gatos y era trapera o algo asi, algunos niós decían que era un bruja, pero doy fe que no era así, porque un día, a pesar de mi miedo, entre en su casucha y no me hizo nada malo, ja, ja, . En la calle había una carbonería, una tienda de ulramarinos , la de la “Desi”, una mujer soltera, de Burgos, que despachaba los huevos a medias docenas, incluso menos, y los envolvía en un cucurucho de papel de estraza. Las madres te enviaban a comprar cuarto y midad de lo que fuera, por ejemplo azucar moreno, que era más barato. Era la típica tienda de barrio, donde el bacalo seco colgaba de unos pinchos, con muchos sacos de legumbres, barreños con encurtidos y todo tipo de latas. En la cercana calle Marcenado o Mantuano no recuerdo bien había alpargaterías, que también vendian tiestos, cacharros y objetos de barro. En mi calle, en la esquina con Matilde Diez, existía una tienda de hielo, los niños íbamos a comprar el hiego por barras o medias barras con un cubo. Naturalmente había cacharrerías,chamarilerias y chatarrerías, donde ibamos a vender desde los periódicos viejos, pasando por cascos de bebidas, hierros, borra de colchones, en fin, mucho antes de que existiera el concepto de “reciclaje” existian estos establecimientos, que a mi me fasdinaban y los traperos, que pasaban en un carro tirado por un burro. He conocido los basureros que iba con carros también y una mula o burro. La portera recogía la basura de los pisos, y se los dejaba a el en la puerta. En la calle Mantuano había una biblioteca popular, muy bien organizada, y en la sección de niós que estaba en la segunda planta, la o las bibliotecarias organizaban bailes populares y en Navidad. No faltaba la típica bodega, donde ibamos los niñ@s a comprar vino, gaseosa ( La Casera o La Revoltosa, y creo rrecordar que había una marca que se llamaba EL Laurel de Baco. Existió una centro de enseñanza para hijos de falangistas, lo que hoy es un centro cultural, antes se llamaba Nicolás Salmerón. El cine Morasol, al igual que el Covadonga y el mencionado López de Hoyos, con sus sesiones dobles y Nodo, ha sido donde se inició mi amor por el cine, En la cafetería llamada La Santanderina, iba mi padre a tomar café. También en mi misma calle había una tiendecita donde vendín jabón, estropajo,chuches y cambio de tebeos, me encanta el recuerdo, fueron los antecesores de los videoclubs pero en tebeos. En 1964 se casó una de mis hermanas mayores y lo celebro en La Ostreria, una cervecería-marisquería que fue el primer sitio que yo recuerde donde vendían pollos asados para llevar, justo a una papelería donde casi todos los chavales ibamos a comprar los libros del cole. mencionaré el Ateneo Politécnico, el Padre Claret, y otros que no recuerdo…. en fin, en ese barrio, me enamoré por primera vez, con ese amor puro, platónico e inolvidable, de los 9 años, de un vecino. Los chic@s del barrio ibamos a robar flores a la colonia del Viso o de la Cruz del Rayo. Cogíamos el tranvia y luego bus, 9 o 40 hasta el Pinar de Chamartín, que entonces era un auténtico pinar donde se solazaban los habitantes del barrio con sus meriends, porrón y manta incluido. Allí fueron a vivir muchos americanos de la Base de Torrejón de Ardoz, en la cololina del Viso vivieron varios oficiales. Para terminar, la plaza Moré, o de José PIernas, plaza que tuvo el honor de tener la última farosa alumbrada por queroseno , hasta hace unos 20 años. Recuerdo perfectamente el hombre que venía a alumbrarla, como recuerdo al barquillero, un señor jorobado que venía a vender manzanas acarameladas …. Los puestos de horchata y helados en la calle, los merenderos donde veraneamos tantos niños madrileños, con la cena que la madre preparaba envuelta en un mantel, platos y toda la parafernalia, se pedían bebidas y una ensasala. Los niños podíamos deleitarnos con la deliciosa bedida de Zarzaparrilla, antes de que la Cocacola nos invadiese. En fin, disculpad si me he extendido, siento los herrores ortográficos, mi omisión de tildes, pero he ido desgranando recuerdos de una parte de mi vida que nunca desaparecerá sino hasta que me llegue la muerte. Aún me considero joven con mis 63 años recien cumplidos, me conservo joven y tengo marcha, pero.. ! madre de dios! con tanto como ha cambiado todo…. siendo de una generación que ha conocido las neveras de hielo, las fresqueras en la ventana de la cocina, y …. todo lo que he mencionado anteriormente, miró atrás a veces, eso si, sin ira, como el título de la novela, e intento que la nostalgia no me venza. Se me han ido muchos seres queridos… pero mi barrio, aunque he vivido en bastantes y de otras ciudades y paises, es LA PROSPE. Un enorme abrazo a todos lo que leeis y compartís estos recuerdos y el carió entrañable por un barrio que fue sencillo pero estupendo, y aunque ha cambiado, conservado el aire de barrio, aunque, como he mencionado antes , ya no puedo visitarlo. Mi felicitación al creador del blog.”
    Nerea


  164. Hola Enrique, yo también me llamo Enrique. He descubierto con satisfacción y alegría esta Web donde describes con maestría e ilusión nuestro barrio de “La Prosperidad”.

    Pero me he llevado una sorpresa. La fotografía de los cinco alumnos de 1964 en el colegio del “Padre Amalio”, yo soy uno de ellos. El que esta a la izquierda de la foto y el único con gafas.

    Efectivamente, esa fotografía se tomó (no recuerdo por quien) en el año 1964.
    Éramos los alumnos de 6º curso de bachiller, el último curso que estudiamos en ese colegio con el padre Amalio. Luego, pasamos todos a estudiar el “Preuniversitario” al instituto “Cardenal Cisneros”.

    En esa foto estamos, empezando por la izquierda y nombrándonos por el apellido (así era como nos nombraban en esa época):
    1.- Montesinos (ese soy yo), 2.- Illana, 3.- No recuerdo, 4.- Santos, 5.- Tampoco recuerdo.

    Faltan otros muchos; Pablo Carrero (su padre tenia una farmacia en López de Hoyos), Alberto Díaz (su padre era el dueño de la famosa librería técnica “Díaz de Santos”)….. y otros más que en este momento no recuerdo.

    ¿Quién te ha suministrado esa foto?. Estoy seguro que ha tenido que ser alguno de los otros alumnos que no salen en ella. Me gustaría poder tener contacto con algunos de ellos pues, después de casi 50 años, he perdido la pista de todos ellos, salvo la de Alberto Díaz.

    Por favor, ponte en contacto conmigo por e-mail.
    Muchas gracias y un saludo, Enrique (Montesinos)


  165. ENRIQUE: Vista tu buena memoria y buen trabajo quizas podrías decirme algo sobre EL EDIFICIO HORTENSIA, en la COLONIA VILLA ROSA, en la zona o BARRIADA DE HORTALEZA, en MADRID. Estamos intentando recopilar datos para una herencia que tenemos en el Despacho.
    Muchas Gracias.
    Lourdes (Donostia-San Sebastián)


  166. en 27 septiembre, 2013 a 12:50 pm | Responder antonio atenza garrido

    Buenos dias,hace unos meses me encontre con esto,y me alegre mucho,pero empezare por presentarme;soy Antonio,y actualmente vivo en Archena,provincia de Murcia,pero desde los 7 años y hasta los 20,fui vecino de la Prospe.Mi padre trabajaba en una empresa que se llamaba MACMOR,sita en aquel entonces en la calle de Sanchez Pacheco,81,esquina con Saturnino Calleja,justamente frente a Danone,e incluso viviamos alli puesto que ademas eramos los guardeses de dicha empresa.Tambien recuerdo de vez en cuando jartarnos a danones,previa apertura de los camiones,sobre todo los sabados por la tarde despues de salir del Cobacha de ver por ejemplo :El fantasma de la opera o King Kong o alguna de Woody Allen.La vrdad es que no tenian mucho repertorio.Mas tarde,y cuando la empresa cerro,nos mudamos a Lopez de Hoyos,139.Si a la famosa corrala de esta calle.De vez en cuando,y cuando la economia me lo permite,me doy una vuelta por alli,y todavia conservo algunos amigos.Algunos de estos amigos,autenticos personajes de aquella epoca.Nuestro radio de accion en el barrio era basicamente el parque de Bilbao en Clara del Rey,el campo del Mao,donde jugabamos grandes partidos,y casi siempre contra el mismo equipo;el equipo de los hermanos Melendi,Mota,Jordi(que era un figura jugando al futbol),y compañia.Por nuestra parte y de portero estaba Chicharro,un figura el tio,Luis ferreiro,los hermanos Clares(Jose y Chiqui),Bustos,Jaime el marroqui hijo de un sastre que vivian junto al ambulatorio de Santa Hortensia,el brasi,originario de Brasil y que llevaba dentro el futbol como casi todos alli.Teniamos tambien a un chaval de Siria,que vivia en clara del Rey,junto a la boca del metro,la mala bestia de Risco que vivia en la calle Ramos Carrion,en el mismo portal donde vivia Pancho Varona,el guitarra de Joaquin Sabina,excelente tio,y junto al bar la gloria regentado por Pepe,que ya esta algo mayor,pero sigue haciendo unas frituras y unos huevos rellenos que quitan el sentido.Me vais a perdonar,pero como ahora mismo quien trabaja es mi mujer,yo tengo que ponerme a cocinar,pero si me permitis,podria volver en otro momento,y seguir contando muchas cosas que me apeteceria.Un saludo


    • Tocayo, también vivi en La Casa Grande de Lopez de Hoyos , 139 solo que algunos años antes (1953-1973), fui amigo de Luis(hijo de la Sra. Eufemia), Francisco del Val, Francisco Sipos, Mario Lanza, Jesus Maíz, Quique (hijo de la Sra. Leo), Jose y Eugenio etc.etc.allí vivimos nuestros primeros idilios (platónicos), pues eramos chavalines, con las Feminas de la Casa: Conchi, Rosi, Ludi, Pepi, Esperanza, Carmen, Nines, Amalia, etc etc., eramos muchos chicos y chicas y gracias a empresas como Macmor, Abello, Tomas Castaño, Cartonajes Avance, Laboratorios Davur, Danone, Romanchelar, Laboratorios Normon, muchos de nosotros conseguímos los primeros trabajos, también me gustaria que personas con mas recuerdos de La Prospe, hablaran sobre Sotero o La Bandera sitios de Bailes que yo Se por Referencias, un Saludo Muy Grande para mis vecinos (Mari- Manolo), y un abrazo para todos.


  167. Para José Luis Villarrubia, creo que algo de lo que cuentas del Isidro Almazán no es exacto, me refiero al himno, que no era el Cara al sol, debía ser un himno dedicado a Isidro Almazán, que por más vueltas que le he dado no he encontrado.
    León Sanz


  168. en 25 octubre, 2013 a 10:33 am | Responder Carlos San José

    Copio a continuación el enlace del blog de los Carrascosa, una de las familias más antiguas de la Prospe y cuya historia está muy ligada al barrio. Espero que os guste.

    http://carrascosafam.blogspot.com.es/


  169. Gracias Carlos San José por el enlace muy interesante y ameno.


  170. Comentario de Aurora:

    “Estoy hipnotizada por esta página. Las viejas imágenes brotan de no se sabe dónde…Tambien me emocionó leer El mundo de Millás, es mi infancia, la respiro.
    Cuando nací, en 1952, mis padres vivían en la última casa de Canillas, el nº 90. Entonces sólo quedaba el descampado y al fondo lo que luego sería San Juan Bautista. Los recuerdos más fuertes tienen que ver con la destrucción de las cuevas del descampado con tanquetas militares y un rodaje de película en una plaza que había en la esquina con Cardenal Siliceo. También la imagen de mi amigo Julito, con su pelo rizado viendo como nos íbamos con nuestros trastos en una camioneta hacia nuestra nueva casa de Luis Cabrera cerca de Cartagena. Fui al Mariano de Cavia, recuerdo la leche que nos daban, a mi compañera Elvira y una niña ciega que se fue a un colegio especial. Teníamos 4 ó 5 años . Tengo la foto típica de encerado, baby y lazo…
    Enfrente estaban los niños del Isidro a los que tenía terror por sus pelotazos jugando al frontón cuando bajaba con mi lechera desde la vaquería de Pilar,la Aragoneasa?, a veces no llegó la leche a casa…
    Después fui al María Guerrero en Matilde Diez, también formábamos en el patio y brazo en alto cantábamos el Cara al Sol y rezábamos. Recuerdo a la Dª Felisa, madre de Asun que vivía por la colonia del Pilar, a Dª Mercedes, que era encantadora, y a la directora, muy represora, pero sin pegar. Allí aprendí que si contaba que iba a Misa y comulgaba, etc.. estaba mejor vista…y aprendí a mentir …
    Luego pasé al Beatriz Galindo, pero como era muy lejos, me cambiaron a Nuestra Sra. De la Fuencisla, por suerte sólo un año. Recuerdo al cura Amalio sacando a un niño del pupitre a peso sujeto por las patillas, creo que el chico se llamaba Navarro, y era grandote…. Cuando alguien cita las declinaciones latinas, el rosa-rosae a mí me escuece la palma de la mano todavía…. Recuerdo a D. Julián, a D. Pablo y a algunos chicos., Pilar, Orive, De Agustín. De Dª Elisa, la historia que recuerdo era trágica. Parece que era una huérfana dejada por sus padres bajo la protección del sacerdote…. La protección parece que fue excesiva…y no imagino nada consentido y libre en el asunto. Lo terrible es que, según la leyenda urbana, la pobre mujer murió a consecuencia de las “consecuencias” de esa relación. AL fín la madre del cura murió y él pudo abandonar los hábitos y creo que se fue a provincias, ¿Segovia? A comprarse otra niña…No lo viví, pero lo oí contar…
    De allí pasé al Ateneo, donde estudié hasta Preu. Del cole recuerdo a mucha más personas y sucedidos… Tenía su punto de pedagogía moderna. Nunca me volvieron a tocar, aunque en mi familia eso no era ningún problema…
    De los locales que citáis recuerdo la tienda de ulltramarinos de las hermanas Romo en Luis Cabrera con Juan Bautista de Toledo, creo que ahora hay una papelería o algo así. Recuerdo la pelu de la Sole ya cerca de Lope de Hoyos. La pescadería de Domingo, el padre de Trini y de Belilla. además de Lacazette, Sirera, El Arca de Noé. Casa Emilio….
    También recuerdo una carbonería en la calle Zabaleta y las colas que se hacían cuando nevaba y se cerraba Pajares. Mi madre me dejaba guardando la vez hasta que llegaba el carbón…
    Viví allí hasta el año 1972. Luego he vuelto de visita a casa de mi madre, pero siempre seré una chica de la Prospe….aunque viva en otro barrio
    Con mi agradecimiento por vuestras historias y compartir vuestros recuerdos. Un saludo”
    Aurora R.


  171. Para Antonio Atienza: Me gustaria saber tu año de nacimiento ya que mencionas los hermanos Clares Jose y Chiqui y que yo sepa en el barrio solo viviamos nosotros con ese apellido y eramos Jose y Angel.al que llamaban Peque.


  172. Buenas tardes me pregunta angel por los hermanos Clares.Ellos vivian en la calle Saturnino Calleja,1 su padre trabajaba en la empresa de serigrafia Irupe y vivian alli mismo en el edificio,fueron al Virgen de madrid con el famaso padre Amalio.Yo soy del 1961,Jose antonio Clares tambien y Chiqui creo que tiene 2 años menos


  173. Saludos desde la Escuela Popular de Prosperidad, os escribimos para invitaros
    este sábado 14 de diciembre a asistir a la Jornada sobre la Historia de la Educación en Prosperidad para celebrar el 40 aniversario de la Escuela y el 151 del barrio.
    El programa de la Jornada es el siguiente:
    12:00 Charla: “Evolución de la educación en el barrio de Prosperidad” por Javier Mateos.
    También intervendrá José Luis Villarrubia, antiguo alumno del Luis Bello.
    14:00 Tapeo
    17:00 Mesa redonda con experiencias educativas a lo largo de la historia:
    – Hogar Recreativo y Cultural (2ª República) por Carlos San José nieto de miembros de esta institución.
    – Colegio Ateneo Politécnico (1928-1974) por Enrique Teso antiguo alumno del colegio.
    – Escuela Popular de Prosperidad, “La Prospe” (desde 1973) por Pepe Moncho miembro de la Escuela desde los años 80.
    Al concluir, si apetece, daremos un paseo por las antiguas sedes de estas instituciones.
    Os esperamos el sábado,
    saludos desde la Prospe


    • Quiero agradecer públicamente desde aquí la labor de la Escuela Popular. En la jornada sobre la educación en el barrio aprendimos montones de cosas y pasamos un día estupendo. Creo que organizar y asistir a este tipo de actos es la mejor forma de “hacer barrio” y cultura popular.

      Un saludo y gracias de nuevo.

      Carlos


  174. en 12 diciembre, 2013 a 8:39 pm | Responder Enrique Ramirez (Kike)

    Hola: En primer lugar, enviar a todos los visitantes y al anfitrión de es te Blog un saludo.

    También aprovecho para informar que me he enterado del fallecimiento de Angel (que estuvo atendiendo el Kiosco de Periódicos de López de Hoyos, junto a la verja de la Iglesia) -cuyo fallecimiento, según me ha informado su cuñado (que es quien ahora está en el Kiosco), fué el pasado Sabado, y que yo he sentido muchoi ya que, era un buen colega y un nostalgico del antiguo Barrio de Prosperidad.

    Aprovecho la ocasión para enviar mi más sentido pésame a su familia, especialmente a su hijio a quien conoci de pasada y me cayó muy bien poero, por desgracia, no tengo forma de localizarle -así que espero entre por el Blog en alguna ocasion-.


  175. Hola:

    He llegado a este blog hace dos días y estoy hipnotizado, leyéndole de un tirón. Nací en 1952 en Cartagena 127 (Ahora 129) en la Escuela de Artes y Oficios donde mi padre compaginaba el trabajo de bedel por las tardes y el de Policía Municipal en el barrio por las mañanas. Mi primer colegio fue el Mariano de Cavia con la Sta. Mari, después el Isidro Almazán con D. Inocencio y por último ya viviendo ya en la calle Santa Hortensia, el Colegio Ntra. Sra. de la Fuencisla de Ingreso a 6º con el paréntesis de 2º en el Ateneo Politécnico.
    Durante varios años la lista de mi clase comenzaba:

    Angel Aguado
    Julio Alfredo Alados Martínez
    Antonio Alcaraz Nieto
    Carlos Alonso Guinot >>>Este soy yo.
    Ayuso
    Azaña
    ……
    Mi buen amigo Angel Montoya Cerezo

    Revuelta, Schuller, García Orive, Fdez de la Rocha, Caballero, Hernando, puedo recordar mas pero el impacto del mensaje justo anterior a éste mío que informa del fallecimiento la semana pasada de quien encabezaba la lista de la clase me impide fijar la memoria. Mis condolencias para su familia. El barrio también ha perdido un gran vecino.
    Tengo muchísimos recuerdos del barrio que espero poder compartir con vosotros en este foro y también con quien se anime mañana a asistir en la Jornada sobre la Educación en La Prosperidad.
    Carlos


    • Hola Carlos, espero verte mañana en las Jornadas de la Historia de la Educación en la Prospe.
      Yo voy a dar la primera charla, a las 12:00. Llevo bastante tiempo recopilando información sobre este tema. Y una de las fientes más importantes sois los vecinos del barrio. Yo aunque llevo toda la vida aquí soy 15 años más joven, así es que mis recuerdos no llegan tan lejos como los tuyos. Y desde luego, por lo que estoy viendo, tienes mucho que aportar y además muy buena memoria!!! Me está siendo de mucha utildad lo que estás aportando en el foro y eso que llevas poco (¡y para colmo tu padre era bedel en el mismo lugar donde vamos a hacer la Jornada…!)
      Igual que a Carlos, os animo a todos los qe queráis a pasaros mañana por la Escuela Popular. Espero que os podamos contar cosas interesantes, pero además espero poder arender mucho de lo que contéis vosotros, que seguro que tenéi un montón de datos que me faltan (o corregirme si tengo algún error, claro). Aprovecho tambi´n para agradeceros vuestros comentarios en el foro que,como os decía, me vienen muy bien para aprender más cosas de la historia del barrio.
      Quiero aprovechar también para dar mi pésame a la familia de Ángel, al que por supuesto conocía desde hace muchos años (¿quién no l conocía…?)
      A todos los que vengáis, hasta mañana (ya colgó féliX el programa e este blog).
      Y al resto, hasta siempre en el foro!!!!
      Javier Mateos


    • en 12 junio, 2015 a 8:53 pm | Responder Pilar Fernandez

      Hola soy Pili Fernandez por fin os he encontrado Antoñito Alcaraz te acuerdas de la BOITE EL COJO de lo que hemos bailado alli? con Enrique Martin Enrique Novella Mariano José Blanco, Pili Peñalba Manolo Orive etc etc etc perodnar si me olvido de alguno YA SABES QUIEN SOY?


  176. Me llamo Ángela y viví en la calle Gabriel Lobo. Mi colegio estaba un poco alejado de La Prosperidad, era el Colegio Santa María del Pilar de la RR Marianistas.
    Al leer los comentarios de lo que fue mi barrio hasta los 24 años, he tenido la sorpresa de encontrar entre ellos en de un gran amigo de aquella época: Pedro Galán Rosario.
    No era yo, por entonces, muy buena estudiante y, en un colegio que había cerca de la Plaza de José Piernas, nos reuníamos en verano los suspendidos de los otros colegios de la zona para intentar aprobar en septiembre. Allí conocí a Pedro. Un chico que, por su estatura, destacaba.
    Recuerdo las verbenas con aquellos coches de choque en los que a Pedro, siempre se le lastimaban las rodillas ya que, no eran del suficiente tamaño para que cupiese. Nos gustaba ir a toda la pandilla ya que la música era de lo más moderna. Beatles, Rolling Stone, Los Bravos…
    Aquellos cines de sesión continua donde por muy poco dinero pasábamos la tarde. Cine Morasol, López de Hoyos y otro más pequeño casi esquina a Alfonso XIII, Cine Covadonga.
    Una cosa que hoy resultaría insólita es patinar en la Calle Alfonso XIII, cosa que hacíamos habitualmente.¡Que delicia patinar agarrada del sillín de la bicicleta de cualquier amigo de pandilla a toda velocidad!
    Muchas veces, cuando, hoy, patino en el Parque del Retiro, me acuerdo de aquellos días y de reojo miro cuando pasa un ciclista o un patinador a mi lado y de mi edad, por si fuese alguno de mis compañeros de juegos de aquellos tiempos. La verdad, casi todos son demasiado jóvenes para haber pertenecido a aquellas pandillas, ya que eran varias. Según edades.
    Mis padres se cambiaron de casa, no muy lejos de Gabriél Lobo, a la calle Clara del Rey. Crecí, dejé de estudiar, trabajé, me puse a estudiar de nuevo y mi vida cambió. Nuevos lugares de diversión, nuevas amistades, después nuevas ciudades…¡La vida!
    No por ello, por el tiempo pasado, por las nuevas experiencias, he dejado de recordar con un cariño inmenso lo que fue mi barrio y mis amigos. Con un cariño especial a mi amigo “gran” Pedro Galán Rosario.¡Como me habría gustado que formara parte del equipo de baloncesto del Estudiantes!¡Yo le animaba muchísimo a ello! Pero…Empezó a trabajar en La Caja de Ahorros y Monte de Piedad, viajaba mucho a levante. Nos hicimos irremisiblemente mayores
    Si lees esto, Pedro, Un abrazo muy fuerte ¡coleguilla!.(coleguillas, porque los dos eramos los más altos de todos los guateques)


    • en 20 diciembre, 2013 a 5:16 pm | Responder PEDRO JOSE GALAN ROSARIO

      Hola: Perdona Angela pero por tu nombre no soy capaz de reconocerte. Que tu a mi me conoces esta mas que claro por todos los detalles que das, pero te vuelvo a repetir que por el nombre de Angela no soy capaz de acordarme, deben ser los años, aunque me considero que tengo buena memoria, por lo menos hasta ahora. Si que habia una chica en la pandilla que coincidia con tus datos, vivia en Gabriel Lobo, luego me consta que sus padres se fueron a vivir a Clara del Rey, yo trabaje en la Sucursal de Caja Madrid de esa calle durante tres años, iba a los monjas pero no en el barrio, era de las mas altas del grupo, pero yo la recuerdo como Amparo y creo que Fernandez de apellido. De todas maneras no sabes la alegria que me ha supuesto que contactaramos por este medio. Yo ya estoy felizmente prejubilado de Caja Madrid, y desde hace mas de 32 años vivo en Valencia, ya sabes que lo que siempre tira “la terreta”.
      Cuando leas esto dime algo mas, y te repito me ha hecho mucha ilusion, ya que desde que contacte la primera vez con esta pagina, tu eres la primera persona que me dice algo y ya pensaba yo, es que no quedara nadie de toda esta gente?.
      Un abrazo.


      • Hola, Pedro: Una ilusión enorme al comprobar que, en efecto, eras tú.
        Te dejo mi e-mail, así podré comunicarme contigo cuando me escribas. Me hará mucha ilusión que lo hagas pues, como te ha pasado a ti, no he encontrado a nadie de toda la pandilla.
        Hago como tu. Procuro, de vez en cuando, pasar por aquellas calle que tanto han cambiado pero que guardan rincones exactamente iguales. Los recuerdos afloran en torrente cuando un banco, una farola, siguen en su sitio. y, amigo mío, es inevitable. ¡Allí estás tú casi siempre!.
        Será muy agradable retomar el contacto y charlar sobre todos estos años pasados.
        Un abrazo.
        Mi e-mail:
        missi104@hotmail.com


      • Hola, yo nací en la calle Anastasio Aroca nº 9 en el años 1954 y he estado buscando quién era Anastasio Aroca y no he encontrado nada en ninguna parte. ¿Alguien lo sabe? Muchas gracias, Rosa


      • Probáblemente un vecino pionero del barrio.


      • Hola de nuevo, Pedro: Te contesté hace unos días pero me doy cuenta ahora que va encabezado con el nombre de un blog que abrí hace tiempo.
        Te comunico mi e-mail de nuevo para poder ponernos en contacto.
        missi104@hotmail.com
        Un saludo.
        Ángela


  177. Sólo quería pasarme por aquí para decir que mi familia siempre vivió en el barrio (mis abuelos vivían en Clara del Rey, mis padres en Luis Cabrera) y que yo mismo sigo viviendo aquí, con mi familia, en el barrio.

    Es bonito ver el barrio a través de tantos ojos y tantos recuerdos.

    Para mí, por ejemplo, las sesiones de cine en los Covadonga estarán siempre presentes por cientos de pequeños detalles.


    • en 4 enero, 2014 a 8:30 pm | Responder jose ramon zurdo orihuela

      Hola mi nombre es José Ramón Zurdo Orihuela, como tantos de vosotros tengo muchos recuerdos de mi época en el barrio, asistí al famoso colegio del padre Amalio y me gustaría contactar con compañeros de clase que hubieran compartido conmigo aquellos años, para mi dorados.


  178. Hola, amigos del barrio.
    Lamento profundamente no haber podido asistir a esas estupendas reuniones de diciembre. Por tanto, aprovecho aquí para desear a todos un 2014 mucho mejor que el malvado 2013 que acabamos de dejar.
    Y aprovecho también para hacer un llamamiento a las alumnas del colegio de la Srta. Carmen Jiménez (nombre oficial y rimbombante: Damas Apostólicas de la Preservación de la Fe), de la calle López de Hoyos, 109, de los años cincuenta, sesenta…
    Varias alumnas (¿o se dice exalumnas) nos hemos encontrado ya y tomado un par de cafés (descafeinados, que la edad no perdona) recordando viejos tiempos. Y andamos –claro– buscando a otras: Elvira Mir, Julia Lorente, Paula Monedero, Leonor Gutiérrez, Trinidad Iturbide, Carmen Valdehita, Carmen Soto… Si alguna me leéis, por favor, por favor, poneros en contacto conmigo a través de mi correo electrónico: isabel.blas@hiperespacio.com. Sería estupendo volvernos a ver.
    Abrazos para todos
    Isabel Blas


  179. Querido Enrique y queridos participantes. He descubierto, gracias a vosotros, las historias que no se me ocurrió nunca pedir a mi padre que me contara. Me explico.
    Mi padre tiene 83 años y sufre esa amarga enfermedad llamada Alzheimer. Nació en Anastasio Aroca, 12, muy cerca de una casa que aparece al inicio de este post, y su abuela (la abuela vieja que llamábamos) vivía en Daganzo.
    Uno de sus hermanos (Alberto, mellizo con Carmen) vivió durante bastantes años en la casa de Anastasio Aroca y tuvo un negocio en Pasaje Pradillo.
    Para más señas, mi padre, mi abuelo y mi bisabuelo trabajaron en el diario ABC. De mi familia era uno de los “hotelitos” que estaban en lo que luego fue Torres Blancas.
    Hsta aquí un breve repaso de la identidad familiar por si a alguno os suena algo.
    Mi padre nos contaba alguna de las cosas que hacía de niño o de jóven por el barrio, pero mi madre, que vivió allí de recién casados y hasta que nació mi hermana, era la que refrescaba la memoria de mi padre.
    Lamentablemente os he descubierto tarde, mi padre ya no se acuerda de nada y su memoria (mi madre) falleció hace dos meses. Pero estoy seguro de que si le hubiera comentado cosas de las que he leido aquí me habría confirmado y contado aún más. Las batallas contra los de La Guindalera, las excursiones por el arroyo, los horrores de la guerra.
    ¿Puede ser que se llamara Evaristo el dueño de un comercio en Anastasio Aroca? Si no recuerdo mal mi hermana decía que le había hecho la raya (del pelo) un tranvía por lo ancho de la raya, jejeje.
    También me suena que tenían unos amigos a los que llamaban Morchones. Ignoro si es por apellido o por apodo o mote.
    Siempre que puedo paso por allí, hace no más de tres meses que estuve y mis recuerdos de niño son escasos pero agradables, de buen barrio, buenos vecinos y de momentos únicos con mis primos.

    Gracias por este buen rato que estoy pasando

    Saludos para todas y todos,
    Eduardo


    • en 10 enero, 2014 a 12:13 am | Responder Enrique Ramirez (Kike)

      A Eduardo: Un saludo.

      Evaristo, tenía la Tienda de Ultramarinos en la esquina de Calle Daganzo con
      Anastasio Aroca -eso lo conocí de niño entre los años 60 y 70-. Hoy día, el local es una Peluqueria regentada por extranjeros.

      En mis intervenciones anteriores ya expuse que, me crié en Prosperidad y, aunque llevo muchos años sin vivir allí, en estos últimos tiempos suelo visitar mi antiguo Barrio: Me gusta pasar a tomar un cafelito en el Bar de Pedro (que es Cubano) -antiguamente, ese Bar también fué una Tienda de Ultramarinos ubicada en C/Constancia con Anastasio Aroca-.

      Aprovecho para desearos a todos un feliz Nuevo Año 2.014.


  180. A Enrique Ramírez y al resto de convecinos:

    ¡Qué coincidencia, Enrique, que acabas de mencionar el café que tomas en lo que ahora es un bar y antes fue la tienda de ultramarinos del señor Wenceslao Merino (primero) y de su hijo Wences (después)!
    Pues sabes, claro, que justo al lado (en Anastasio Aroca) estaba la taberna de “Los Merinos” (mismo apellido, pero no eran parientes, solo nacidos en el mismo pueblo). En esa taberna, durante muchos años y hasta su muerte (en 1977), despachó bebidas, alguna vez caldito caliente, té palentino y riquísimas patatas bravas, mi tío Paco Merino. El pasado miércoles 15 de enero murió su mujer, mi tía Concha Blas. Tenía 84 años.
    Por alguna anotación de las anteriores, alguien recordaba que era una mujer muy simpática y agradable con todos sus clientes. Lo era, en efecto. Y muy buena persona. Generosa y alegre. Quizá por el hecho de no haber tenido hijos, dedicó todo su amor a sus hermanos y a sus sobrinos (entre los que me cuento). Su muerte ha sido un gran dolor para todos nosotros, solo atemperado por el tranquilizador hecho de que fue instantánea y sin ningún sufrimiento.
    Ella había nacido en la casa (ya desaparecida) de Constancia, 24 (al igual que todos sus hermanos), vivido hasta su matrimonio en Constancia, 15 y junto con su marido y su taberna formó parte del barrio durante muchos años. Es decir, que era una “Próspera” en estado puro.
    Su familia y todos los que la quisieron, la tendremos siempre en nuestro corazón y en nuestro recuerdo.
    Abrazos para todos.
    Isabel Blas


    • en 20 enero, 2014 a 8:25 pm | Responder Enrique Ramirez (Kike)

      Hola: Pues de verdad que siento lo del fallecimiento de su tia Concha, a quien tuve el placer de conocer de cuando era niño; así como a su marido el Sr. Paco.
      Hace unos años, cuando todavía ella estaba en el Bar, fuí a visitarla. Y me dijo: “hijo, has tardado mucho en volver”. La pregunté por el marido y me dijo que “había fallecido joven”.
      A esas alturas, yo conservaba la visión de cuando ella joven: Una mujer muy guapa y muy simpatica. Y así la recordaré.


  181. Para Enrique Ramírez:
    Gracias por tus condolencias, Kike.

    Para todos los demás:
    ¿Para cuándo esa reunión de “viejos” vecinos del barrio tomando un cafecito o una cervecita? (En un sitio donde podamos estar sentados que las abuelitas no aguantamos mucho de pie).
    Isabel Blas


    • en 22 enero, 2014 a 9:52 pm | Responder Enrique Ramirez (Kike)

      A Isabel: Pues si que es buena idea lo de fijar -con suficiente antelación- una Reunión tomando un café. Que podría ser en la Ria, que lleva muchos años y es bastante conocido (como la desaparecida Ostreria).

      Igual más de uno nos llevariamos sorpresa al vernos en persona, que lo mismo nos conocimos en la infancia.

      Isabel: yo estuve viviendo durante los años 60 y hasta mediados de los 70 en la Calle Constancia, justo enfrente de la Lecheria de la Sra. Maruja (en las casitas bajas), al lado de donde viva la familia Monedero -que la Sra. Manola y su hijo Juanito (que le llamaban El Bizco) eran muy conoicidos. Y por eso conocía a tus tios, el Bar de Paco, que era muy tipico el vermut de los domingos ó el cortito de cerveza y jugar a los boletos.
      También conoci al de la tienda de ultramarinos, el Sr. Wences y al Sr. Pedro el de la Fruteria (que, de niño, yo alguna de las entregas de los pedidos les hacía, que me llevaba alguna propina).

      Bueno, ya nos direis por aqui si finalmente se fija una cita en un punto concreto para reunirnos, tomar un cafelito y charlas recordando viejos tiempos.


  182. Madrid, 30 de enero de 2013

    Yo también estuve en el Colegio del Padre Amalio. Recuerdo con mucho cariño a Don Tomás, que creo recordar que se apellidaba “Casas Díaz”. Vivía en la calle Marcenado. ¿Alguien sabe si sigue vivo y donde localizarle?

    Quique.


    • en 30 enero, 2014 a 6:48 pm | Responder José Ramón Zurdo Orihuela

      Hola Quique mi nombre es José Ramón Zurdo y también fui alumno del Padre Amalio, lo ultimo que recuerdo de D. Tomas es que vivía con la Srta. Julia en Valdemorillo.
      Un saludo.


      • Madrid, 15 de febrero de 2014

        Muchas gracias José Ramón.
        Sí, yo también sabía que se casó con Julia y que tuvieron varios hijos.
        Me gustaría tener información más precisa …

        Un abrazo,

        Quique.


  183. Hola Enrique, mi nombre es Carlos Cervigón y fui niño de la prospe, solo quería darte mi mas sincera, enhorabuena, no he podido leer todo con la atención que merece, lo hare sin duda, pero algunas cosas me han puesto los pelos de punta, viví en la calle Vinaroz nº 21 mis padres tuvieron un negocio en la calle Sánchez Pacheco, 23, Tinte Alas se llamaba, conozco a Fernando Centeno y creo que el a mi o quizá mas a mi hermano Miguel Ángel y alguien ha hablado del profesor ex boxeador que yo también le tuve, del quinqui “el cuto” que miedo le tenia, alguien habla de Maumejean de Pedro el pintor, magnifica persona, es el hermano de mi tío Pablo que también trabajo allí muchos años y todavía vive (92 años), me han hecho recodar mi primer cole “José Antonio”, la inauguración del Parque Berlín, yo estaba en primera fila ese día, la Ria, la carbonería de la calle Eugenio Salazar, la Vaqueira de la calle Suero de Quiñones que veía desde la ventana de mi habitación, la Plaza “More” aun hoy no se por que la llamábamos así creo que nunca tuvo ese nombre, tenia la parada el autobús de la línea número1, allí conocí a mi mujer de niños y seguimos parando de vez en cuando en sus terracitas, la fabrica de Danone….. podría seguir y seguir, yo tengo alguna foto del la plaza Morasol de tierra, donde había también un quiosco verde….. y del descampado de lo que era Príncipe de Vergara esquina a la calle Pradillo, en fin demasiadas cosas que me han llevado a rememorar una infancia feliz, en un barrio feliz, aun tengo raíces allí, mi madre vive en la calle Canillas actualmente, y un amigo fiel del barrio de los pocos que sigue allí, por lo que voy con frecuencia.
    Gracias Enrique por darme estos minutos maravillosos y a todos los qué habéis colaborado con vuestros recuerdos, os seguiré encantado e intentare que se incorporen algunos niñ@s mas de la prospe…..


    • en 30 marzo, 2014 a 7:07 pm | Responder Fernando Centeno

      Hola Carlos, soy Fernando Centeno. Como no me voy a acordar de ti, madre mía, he leído lo que has puesto y se me ha erizado hasta el vello de la nuca de la emoción, al recordar los tiempo de nuestra maravillosa niñez. Es verdad que tu hermano Miguel Ángel y yo éramos muy amigos en la infancia junto con tu vecino de enfrente Fernando y sus hermanos, Te acuerdas? (Tomás, Javi y el Potele). Que es de tu hermano? que bien jugaba al futbol el jodio. Muchísimas veces estuve en tu casa jugando con Miguel y Fernando, éramos inseparables los tres por aquellos años. Tampoco supe nunca más de Fernando. También me acuerdo de tus padres, tu hermana y del tinte de Sánchez Pacheco, ah y del famoso Cuto, jeje, que miedo le teníamos todos. Te acuerdas de los grandes momentos en la calle Aragón, los partiditos del campillo y las andanzas del barrio? imagino que con la misma añoranza que yo.
      Sigo yendo por el barrio a menudo, ahora vivo en Moratalaz, pero mi padre sigue viviendo en Vinaroz, aunque ya tiene 91 años el hombre y suelo ir a tomar alguna cañita a la Ría, me junto bastante con Fermín el de la Asturiana, siempre fuimos amigos íntimos. Muchas veces me he preguntado que habrá sido de tu hermano, de Fernando y de tantos otros que vivían en la casa y en el barrio. La verdad es que podría estar horas escribiendo anécdotas de la infancia y del barrio. No sabes lo que me ha gustado leer tu comentario, un abrazo y otro para Miguel.


      • Hola Fernando que alegría saber de ti, por supuesto que le daré recuerdo a mi hermano, sigo teniendo contacto con Fernando y su familia.
        La verdad es que recordar todo esto me hace emocionarme y saber de gente de allí como tú, me hace muy feliz espero que podamos quedar un día, como podemos hacerlo?? como ves voy mucho por allí y podíamos pasarnos un mail o móvil para quedar, como tu lo veas, estaré encantado de vernos.
        De nuevo gracias Enrique por la posibilidad de encontrar a buenos amigos de niños.

        Un saludo a tod@s los que colaboráis en el blog.


      • en 2 noviembre, 2014 a 6:56 pm Fernando Centeno

        Hola Carlos, disculpa, no he visto tu respuesta hasta hoy. Este es mi correo fernandoch@msn.com, si quieres nos pasamos el número de móvil por mail y podríamos quedar en la Prospe para tomarnos algo y recordar viejos tiempos. Sería la leche que estuviese Miguel y Fernando también. Un abrazo, espero tu respuesta.


  184. en 25 febrero, 2014 a 12:24 am | Responder Enrique Ramirez (Kike)

    A Carlos CP: Un saludo.
    A mi también me llamó la atención este Blog y, leyendo los comentarios de los diversos participantes, recordé mi infancia en este Barrio.
    Como ya he comentado en anteriores ocasiones, aunque ya no vivo en el Barrio, me gusta ir a visitarlo. Así que, al menos, una vez a la semana me paso a dar un paseíllo y suelo pasar por la Escuela Popular La Prospe. Y antes de pasarme por la Escuela, suelo visitar a mi amiga la Sra. Libertad -quien, ya que has mencionado al llamado “El Cuto” (que se llamaba Felix), es su cuñada (es la viuda del hermano mayor de “El Cuto”)-. Así que, charlando con ella, me vienen muchos recuerdos de mi infancia y primera juventud.
    También me gustaba visitar a Angel -que llevaba el quiosco de periódicos ubicado junto a la entrada de la Iglesia del Sagrado Corazón (que, por desgracia, ha fallecido).
    Hay que ver como cambian las cosas: cuando, en estos últimos tiempos, me gustaba pasar a tomar un café en el antiguo Bar de Los Merinos (Esquina Anastasio Aroca con Constancia), cuyo Bar era regentado por un cubano llamado Pedro, con quien hice buena amistad, pjes ahora resulta que ya Pedro no está porque ha dejado el Bar y lo lleva otra gente.

    En cuanto a la Plaza Moré, siempre la conocí por ese nombre. Es una lástima el fallecimiento de Angel dado que, él tenía una gran memoria y se conocía el Barrio (bueno se conocía todo el trayecto que hacía el trambia que pasaba por Lopez de Hoyos). Así que, ahora no se a quien consultar lo de la Plaza Moré (recuerdo tanto las charlas que me daba, contándome cosas sobre el Barrio). Es una pena, llegué a conocer a su hijo y espero que el chico entre por este Blog porque he perdido el contacto.


    • en 25 febrero, 2014 a 7:13 am | Responder ENOS TOMÁS PASTRANA DELGADO

      La Plaza More estaba dedicada a un político gaditano del Siglo XIX, Se gis mundo Moret


    • en 25 febrero, 2014 a 9:18 am | Responder PEDRO JOSE GALAN ROSARIO

      Aunque no te conozco personalmente, si que conocia a Angel del barrio, con el que si que tenia una muy buena amistad era con su hermano Paco, que tambien regentaba otro kiosco en la Plaza del Morasol. Voy a tratar de aclararte lo del nombre de “Plaza More”, como popularmente se le conocia a esta plaza que es donde acababa su circuito el autobus de la linea 1, y cuyo recorrido era de la Plaza del Dr. Moret (que esta o estaba por Moncloa) hasta el final de la calle Cartagena, pero la gente del barrio empezo a llamarla con este nombre, vamos que podriamos dacir que es un nombre popular o castizo.
      Hace unos dias viendo en la television la pelicula Vuelve San Valentin, sale el autobus de la linea 1, y en el letrero del bus se lee perfectamente el recorrido. Espero haber aclarado un poco tu curiosidad, yo cuando vivia en el barrio nunca entendi porque se le llamaba asi a la plaza. Desde Valencia donde vivo hace mas de 33 años un saludo, aunque yo el barrio lo deje en el año 1967 y cuando voy a Madrid tambien solemos ir a darnos una vueltecita por la Prospe.


  185. Hola, vecinas y vecinos:

    Ayer, un grupo de compañeras (de los años cincuenta) del Colegio Preservación de la Fe de la calle López de Hoyos, 109, nos reunimos a tomar café y charlar de ¡¡cincuenta y cinco años!! sin vernos. Fue estupendo. Habíamos ido buscándonos a partir de algún contacto anterior y, también, de este blog (gracias, Enrique).

    Las compañeras encontradas fuimos Charo Contreras, Carmen Contreras, Pilar Fuentenebro, Elvira Mir, Angelines Gutiérrez, Mamen García-Torner y yo. Echamos de menos a Manoli Laso, Fuensanta Martínez y Carmen Maestro que, habiendo sido encontradas también, seguramente por citas anteriores o algún motivo importante, no podrían acudir a la cita. Otra vez será…

    Hablamos de estos años y de aquellos. Todas seguimos viviendo en Madrid, aunque solamente dos hemos permanecido en el barrio. Quedó claro, sin embargo, que el barrio (aquel barrio de finales de los cincuenta) era recordado por todas con cariño. En la conversación salieron personas, establecimientos vivos o ya desaparecidos, calles…

    Recordamos a otras compañeras: Paula Monedero, Julia Lorente, Trinidad Iturbide, Carmen Martín Domingo, Carmen Soto, Milagros Aragón… y alguna más. Si, por casualidad, alguna de vosotras lee este blog y os apetece, poneros en contacto conmigo (isabel.blas@hiperespacio.com). Nos encontaría aumentar el grupo de compañeras encontradas y seguir compartiendo nuestros recuerdos de aquellos años…

    Abrazos,

    Isabel Blas


  186. Un artículo muy completo e interesante, gracias!


  187. “La Parroquia del Sagrado Corazón se empezó a construir como un convento de una orden religiosa. Cuando estaba a medias lo compró el Obispado de Madrid para convertirlo en iglesia parroquial del barrio. No tengo los papeles a mano y no puedo precisar la fecha, pero si la encuentro te la pasaré.
    León Sanz”

    Por los datos que hemos podido recopilar el convento de los Camilos en la guerra civil lllegó a ser usado como depósito de armas. Al parecer el Obispado intercambio con esta orden y creo en los años cincuenta la Parroqui del Sagrado Corazón de Jesús actual.
    Laprospe.es


  188. ALGUIEN SE ACUERDA DE LOS HERMANOS JARABO DE LA CALLE CANENCIA 25


  189. QUIEN SE ACUERDA DE BAR CHARREA


  190. Hola Enrique. Viví en La Prospe 11 intensos e inolvidables años. Estoy buscando información sobre el colegio “Virgen de Madrid”, del padre Amalio (antiguos alumnos, etc). Yo pasé por allí cinco años (del 69 al 74), luego hice COU en el Ramiro (74-75), y a partir del 80 me trasladé de ciudad. Agradezco cualquier información o enlace. Felicidades por el blog. Cordiales saludos


    • en 22 octubre, 2014 a 5:00 pm | Responder José Ramon Zurdo Orihuela

      Hola Telesforo, fui alumno de la Fuencisla y posterior Virgen de Madrid. Mi nombre es Jose Ramón Zurdo Orihuela y me suena mucho tu nombre pero no te pongo cara. Te voy a decir 2 compañeros mas de mi clase con los que mantengo una íntima amistad por si te suenan, son Julian Torres Gomez y Faustino de Vega Gamboa.
      Esperando tus comentarios, recibe un saludo.


  191. en 23 octubre, 2014 a 11:20 am | Responder Carlos Bachiller Candela

    Buenos días. Soy Carlos Bachiller Candela. Mis padres se conocieron siendo vecinos de la llamada ” Casa cartón” .Ignoro si alguien recordara mis abuelos paternos : Estefania y Gerardo ( mi abuelo tenia un taller de zapateria a medida en la misma finca); con ellos vivio un tio abuelo mio (hermano de mi abuela), que se llamaba Leonardo , era soltero e invalido- Mis abuelos tuvieron 4 hijos: mis ti@s Aurora, Gerardo, Josefa (Pepita) que ya han fallecido y mi padre : Carlos que en la actualidad tiene 92 años. Mis abuelos maternos se llamaban Luis (era pintor de “brocha gorda “) y Lucia que le llamaban la botonera o algo si por vender botones y alguna cosilla más. Tuvieron 4 hijos: mi tio Antonio ya fallecido. Mis tias Luisa y Conchita y mi madre Lucia ya fallecida tambien.Me haria ilusión poder encontrar a personas que quizás se acuerden de mi familia que alli vivio o al menos les suene de oidas. Mucgas gracias. saludos Cordiales. Carlos Bachiller Candela: brel_bru@hotmail.com


  192. en 23 octubre, 2014 a 7:37 pm | Responder Carlos Bachiller Candela

    Respecto a mi comentario de esta mañana ( ver más arriba), a mi abuela materna : Lucia Miguel Perez, esposa de Luis Candela, era conocida en el barrio como la cintera.


  193. Me llamo Antonio Colás naci en 1940 en la calle Luis Cabrera 9 hoy creo que 17 vivo en Arturo Soria y con 74 años puedo ser una enciclopedia por que creo que tudavia tengo buena memoria .Fuy al colegio Isidro Almazan como casitodos por aquella epoca Don Agustin, Don Senen ,Don Anastaio etc creo que Don Damaso nos daba aparte de matematicas musica tenia un coro del cual yo pertenecia y a que nadie sabe que nos dieron un traje de falange y los domingos nos hacian ir a la parroquia del Sagrado Corazon uniformados a misa desfilando por las calles Juan Bautista de Toledo, Loez de Hoyos etc cortaban la circulacion y todo y luego el regreso
    A que nadie sabe que el autobus de la linea 1 no llegaba a cruzar la calle Lopez de Hoyos pues hacindo maniobra en la calle Luis Cabrera empezaba frente al bar Billarrosa enla balla de Artes y Oficios Tambien estaba en la otra esquina la centuria Viriato de felange nos divertiamos mucho con el coro pues actuabamos en mochos teatros y emisoras de radio nuestra mayor distracion hera pegarnos con los chavales de la colonia del Pilar empezobamos en la calle Quintiliano si ganabamos nos metiamos en la colonia y si perdiamos nos metiamos en Luis Cabrera en casa
    El bar mas antiguo del barrio con los mismos dueños Casa Emilio todabia su hija y sus hermanos lo mantienen los mejores boquerones de Madrid
    Alquien conocio el campo del Carmen , el campo de las campanas ,el campo del Prosperidad ,el campo del Pilar , el de los Alemanes el campo del Triunfo
    o el del Guindalera pues era donde jugabamos los crios cuando haciamos novillos


  194. Hola, convecinos:
    He leído unas anotaciones mías anteriores, en busca de posibles compañeras de colegio y veo que puse un correo que, en estos momentos, porque el ordenador murió (seguramente harto de mis maldades con él) ya no existe.
    Dejo el nuevo por si aparece alguien del colegio de López de Hoyos, 109, tanto chicas como chicos (nosotras con la señorita Carmen, ellos con don Pablo) y se quiere poner en contacto conmigo.
    Abrazos,
    Isabel Blas
    isabel.blas44@gmail.com


  195. Hola!!!
    Como en otras ocasiones utilizo esta entrada que es todo un ejemplo de construcción colectiva de la Historia para invitaros a un proyecto sobre historia del barrio que vamos a iniciar el próximo martes en la Escuela Popular.
    GRUPO de INVESTIGACIÓN COLECTIVA HISTORIA de BARRIO
    Primera sesión martes 18 de noviembre 2014 a las 20:00 en la Escuela de la Prospe (C/Luis Cabrera 19)
    Queremos hacer historia desde abajo hecha por y para los de abajo y desde esa perspectiva queremos reconstruir colectivamente la historia del barrio dando la voz a sus protagonistas.
    Os esperamos.
    un saludo
    féliX


    • Felix, residimos 40 años en la prospe, hasta hace 7 que vivimos en asturias. Soy Jose Miguel, del Ateneo Politecnco y de la Prospe, me gustaria estar informado de vuestros avances, y cualquier documentacion, etc, que pueda aportar, encantado.
      Mi mail: terienzu@gmail.com
      Un saludo.


    • en 14 noviembre, 2014 a 9:27 pm | Responder PEDRO JOSE GALAN ROSARIO

      SIENTO NO PODER ASISTIR Y PODER COLABORAR EN ESTA NUEVA TAREA, CUALQUIER INFORMACION QUE OS PUEDA FACILITAR NO DUDEIS EN PEDIRMELA TANTO DEL ATENEO POLITECNICO, COMO DEL COLEGIO DEL PADRE AMALIO O DEL BARRIO. DESDE VALENCIA UN SALUDO.


  196. Buenos días:

    Me dirijo al blog por si me podéis facilitar información para identificar un centro educativo-asistencial, en la Prosperidad, primer tramo, y os remito la información que poseo sobre el mismo.

    • Colegio orfanato regentado por religiosas, en la calle de López de Hoyos, entre su inicio y las calles Ros de Olano-Marcenado) a la altura de la Plaza de la Prosperidad, cómo máximo.

    • Estuvo funcionando por lo menos desde el año 1939 (que yo tenga noticias) hasta los años 60 (aprox).

    • En el centro residían niños huérfanos de la guerra civil. Es posible que fuese de financiación privada y/o de la Iglesia. Podría ser un colegio, orfanato o residencia religiosa, o no sé en qué términos funcionaría ni de qué financiación disfrutaba, pero sé que había benefactores privados.

    • El centro poseía terreno, por lo que debía de ser un recinto completo, tipo chalet o similar.

    Necesitaría la mayor información posible sobre el centro para mi trabajo de investigación: nombre, ubicación exacta… Así como de otras referencias que pueda obtener en otras fuentes.

    Muchas gracias y un abrazo. ¡El blog es fantástico!

    Mercedes.
    infodevega@gmail.com


    • Hola Mercedes,
      Es probable que se trate de un hotelito que se encontraba en General Zabala, muy cerca de López de Hoyos: “Antiguo hotelito promovido por Miguel Roldán que fue local parroquial en la calle General Zabala, 10 bis. Pertenecía a la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús. En el año 1943, la parroquia del Sagrado Corazón cedió al Patronato de Suburbios este local parroquial para establecer el colegio nacional Sagrado Corazón de Jesús. En el año 1981, la Junta Municipal de Chamartín, en virtud del contrato en el que se había subrogado el Ayuntamiento -al desaparecer como organismo el Patronato de Suburbios-, autorizó a la Escuela Popular de la Prosperidad para impartir clases de adultos en el edificio. En 2000, tras una larga década de litigios entre la Escuela y el Arzobispado, el edificio se abandonó en favor de este último que en 2006 lo demolió para edificar el actual Consejo Diocesano de Misiones que se situa en la calle General Zabala nº 10 bis.”

      El texto es de un artículo del Blog, que te adjunto a continuación. Hay una imagen en color de la época previa al derribo de la casa en 2006.

      https://urbancidades.wordpress.com/2013/04/18/una-manzana-singular-de-la-prosperidad-madrid/

      Espero que te sea útil la información.
      Un saludo,
      Enrique


  197. Mi nombre Vicente el el Año 1946 con 6 años se mudaron mis padres Calle Nieremberg 13 Prosperidad yo he vivido hasta el año 1962 en esta calle despues me marche ha Austria hasta el dia de hoy ,fui al colejio calla matilde diez asi que mi juventud fue la Prospe y recuerdos muchas cosas de ese barrio y comercios ejemplo calle Fernandez de Oviedo esquina con Lopez de Hoyos una Herreria de Caballos Calle Nierenberg Fabrica de Cristales etc etc


  198. Gracias a todos, lo he leído todo y que pasada, las fotos también son buenas. Yo era de los peques que andaban por ahí, tomando vasos de casera cola a una peseta en la asturiana después de haber corrido por todos los pisos de la escuela de mandos, y que me decís del los tomates del huerto del santamarca. Como me acuerdo del campo del maho y de las escalerillas en pradillo, los carros de rodamientos y las batallas a pelotillazos, los coches abandonados y las adreas en los solares y descampados. Soy del 66, del 69 al 72 estuve en el ateneo al lado de la moret ( que fiestas!! ) y a partir de ahí con el amalio en el virgen de madrid que por cierto seguía metiendo leña. Un saludo a todos.


    • Javi!!
      Aunque te he visto alguna vez por el barrio, hace tiempo que no coincidimos. Relatas muy bien lo vivido en nuestra niñez y adolescencia.

      Echo de menos a mucha de la gente que compartió con nosotros esos maravillosos años.

      A ver si nos juntamos y recordamos viejas historias de risas y fiestas en los andenes de la estación de “Gómez Ortega” de la Línea 9 en construcción.

      Un abrazo


  199. en 2 marzo, 2015 a 10:00 pm | Responder Fernando Centeno

    Gracias a Carlos, Miguel y Fernando por volver a juntarnos y tomar unas cervezas en La Ría, después de más de 30 años sin verles, fue realmente increíble recordar nuestra niñez y reírnos como lo que fuimos entonces, niños. Gracias también a Enrique por haber creado esta web, quizás si no es por él no nos habríamos visto nunca, un fuerte abrazo amigos.


    • Gracias a tí, Fernando, por la mención. Me alegro de que este espacio sirva como foro de reencuentros y para que la memoria de nuestros lugares no se esfume por el desinterés.
      Un saludo a todos,
      Enrique.


  200. Hola soy nieves de la calle Martín martinez nací en el año 58 y me crié allí en el barrio hasta que me case, soy hija del sr. Magín y de Carmen me gustaría encontrar a mis amigas y vecinos de la zona como Ines y sus hermanas,e milita y Angelines que vivían en el numero 8 y de todos los que compartimos esos años de niñez y adolescencia tengo fotos de aquellos años.


  201. en 21 abril, 2015 a 6:09 pm | Responder Antonio Colás Ganso

    alguien recuerda lo que hoy es la plaza de la prosperidad donde esta el metro esistia un cine de verano que mis padres me llevavan todavia no estaba el mercado era un barrizal cuando llovia seria sobre el eño 48 -50


  202. en 29 abril, 2015 a 1:21 pm | Responder Miguel Angel Cervigón

    Se me han puesto los pelos de punta recordando tantas cosas que tenemos en el barrio aunque no vivo ya en el pero sigo llendo mucho por ahi.
    Enrique gracias gracias y gracias, es una pasada todo lo que pones y nos haces recordar.
    Y gracias a mi hermano Carlos por juntarme con los dos Fernandos, Centeno y Moreno, con los que creo que comparti mis primeros 14 años de vida.
    Un saludo a mi Tio Pablo que trabajo en las Cristalerias Cervantes muchos años al igua que su hermano Pedro que habeis nombrado alguno.


  203. en 26 mayo, 2015 a 1:26 pm | Responder Miguel Angel Cervigón

    Hola David, Fermin me suena pero Juanjo para nada, ¿tu me recuedas a mi?


    • Tendría que ver tu foto. Fermín y Fernando Centeno eran de la panda de mi tío Juanjo. Vamos, que estuvo en la boda de ambos.


      • en 26 mayo, 2015 a 5:37 pm Fernando Centeno

        Hola David que tal? Espero que todo bien. Juanjo en mi boda si estuvo como pudiste ver en las fotos que te envié, pero en la de Fermín no llegó a ir. Saluda a la familia de Juanjo de mi parte, un abrazo.


    • en 26 mayo, 2015 a 5:33 pm | Responder Fernando Centeno

      Como que no te acuerdas de Juanjo, Si era de los más antiguos, jugaba con el tolilo (Dani), Angelito, Fernando, conmigo, en la calle Aragón. Anda que no has jugado al futbol en el campillo de detrás del 27 de Vinaroz con él. No te acuerdas cuando el Julito le rompió la pierna de una patada (mira que entradas se hacían en aquellos tiempos, jaja) a Juanjo allá por 1972??? Que fue todo un suceso. Haz memoria Miguel, sin embargo con Fermín no llegaste a tener roce, pero le conocerías, el de la Taberna Asturiana de Vinaroz 23. Tenemos que quedar de nuevo a ver si te refresco la memoria jeje.


      • Siempre me contaba lo de la pierna, rota tibia y peroné, con solo 8 años, que cuando estaban a punto de dormirle para operarle (iba a quedar la pierna mal por los clavos) pararon la intervención y le dejaron que soldara solo. Eso le salvó de quedar cojo.


  204. en 3 junio, 2015 a 9:09 am | Responder Miguel Angel Cervigón

    Hola Fernando, creo que si que tenemos que quedar para tomar notas porque si te soy sincero a Juanjo no lo recuerdo y a Fermin ahora que dices que es el de la Taberna Asturiana si lo recuerdo (poco) pero si.
    De lo de la pierna rota sinceramente no me acuerdo de nada, pero de jugar al futbol en la calle Aragón eso no se me olvidara nunca, los partidillos que nos haciamos incluso los Domingos despues de ir a Misa a Santa Gema, con los zapatos nuevos, jajaja, luego la Sra. Dolores me ponia las pilas.
    Fernando pasame una foto de Juanjo, ya por curiosidad.

    Un abrazo a todos.


    • en 7 junio, 2015 a 7:41 pm | Responder Fernando Centeno

      Hola Miguel, ya estas tardando en organizar una quedada jeje. No tengo foto de Juanjo de aquellos tiempos, si tengo de cuando me case que vino a mi boda, pero quizás siendo ya mayor lo recuerdes menos. Te refrescaré la memoria la próxima vez que nos veamos, con algunos datos más. Un abrazo.


  205. en 21 julio, 2015 a 6:29 pm | Responder Isabel González de Castilla

    Hola a todos! me acabo de jubilar. Voy a cumplir los 70 y estoy, en mis ratos libres, tratando de recordar un poco mi vida. He intentado encontrar una iglesia que había en la esquina de Gabriel Lobo, donde la misa nos servía para quedar para el guateque de la tarde y me he tropezado con este montón de testimonios que voy a leer despacito, despacito.
    Yo nací y viví hasta el año 1963 en la Calle Ros de Olano núm. 4. Era una calle con casitas bajas, que no tenían agua. Enfrente de mi casa, un poco mas arriba, estaba El Refugio, un merendero de la época donde se celebraban bodas, comuniones y bautizos. Y estaba también “el corralón” una entrada enorme que acaba en una especie de plaza donde también había casas como la mía. Ese lugar era nuestro reino…
    Alguien lo recuerda…? Un abrazo y perdonad se cojo alguna referencia vuestra porque el precio de los cines no lo recordaba pero si la música del cine Marvi, era “Mi tio”.


  206. […] Parece que el verano es una buena época para derribar edificios en Madrid. Esta afirmación  se repite cada año por estas fechas.  La acción demoledora prefiere que haya pocos testigos y por eso prefiere el verano para actuar. En esta ocasión la piqueta se ha encargado de derribar un grupo de construcciones populares de los barrios de La Guindalera y de la Prosperidad. […]


  207. Se me han saltado las lágrimas recordando muchas de las fotos y comentarios que habéis puesto. Mi nombre es Juan Moreno y he vivido muchos años en nuestra querida Prospe, en la Calle García Luna 7. ¡Me gustaría tanto volver aunque fuera por unos instantes a vivir la mejor época de mi vida!. La juventud ya desaparecida pero no olvidada. Al contrario, muy presente en mi. Con el recuerdo de los compañeros y amigos. Desgraciadamente, algunos que ya se han marchado, otros que viven en el recuerdo y otros, los que más añoro, que siguen vivos pero que están muertos en la relación. Gracias por leerme y compartir estas sentidas líneas. Ahora ya no se me saltan las lágrimas, estoy llorando.


    • Buscando información sobre el barrio de la Prosperidad, me encontré con este excelente blog (gracias Enrique Fidel).
      Juan Moreno dice que vivió en la calle García Luna, 7. Precisamente, ésta es la dirección en la que nació mi madre; sin embargo, fué en una época bastante anterior, ya que ella nació en 1922, y el actual edificio parece ser, según el Catastro Digital, de 1940. De todas formas me ha emocionado saber de alguien que ha vivido en el mismo lugar en que nació mi madre. Precisamente, en estos días de Semana Santa de 2017, me he pasado a conocer los lugares en que vivieron mis familiares de Madrid, entre ellos la calle García Luna.
      Saludos


  208. Solo unas líneas para desear muy Felices Fiestas a todos los convecinos de La Prospe. Que 2016 venga lleno de Paz, Solidaridad y las mayor cantidad de cosas buenas posibles.
    Recuerdos.
    Isabel Blas


  209. en 24 diciembre, 2015 a 4:44 pm | Responder Vicente Quintanar Iglesias

    Yo Vicente Quintanar Iglesias Mi niñez y parte de mi juventuz domicilio calle Nieremberg, y hoy dia 74 años en Austria os deseo muchas felices Navidades y año nuev 2016 mi recuerdos en estos dias son muy tristes pero yo deseo todos los de la Prospe mucha Felicidad .


  210. Impresionante repaso al barrio. Inolvidable curso 1977/1978, fui vecino del barrio, me queda un recuerdo inolvidable.


  211. Perdona D.Tomas era D.Lapo, por lo que fumaba.


  212. Perdóna pero a D.Tomas se le conocía por D. Lapo, por lo que fumaba, y era el profe de 1° de bachiller.


  213. Sigo activo
    Mañana voy de nuevo al barrio
    Me hace ilusión ver aquellos lugares donde soñaba con mi futuro.
    Creo que le debo al barrio el desafio para “prosperar.”


  214. Buenas a todos, soy la tercera generación de mi familia que vive en la Colonia del Pilar, ya casi en Francisco Silvela. Os escribo para ver si me podéis ayudar… Parece que por mi zona había un refugio antiaéreo de la Guerra Civil, mis mayores hablaban de ello pero no sabemos mucho y nos interesaría saber dónde estaba, por donde se entraba…alguna información. Mil gracias!!!


    • En la Prosperidad existe un refugio bajo el colegio Luis Bello.


    • Claro que existía un refugio antiaéreo. La boca estaba por debajo de las casas de la colonia que lindaban con el solar en el que luego se construyó uno de los primeros edificios de príncipe de Vergara-posiblemente el 112 o el más cercano a la esquina con Silvela. También al lado de Francisco Silvela 108, la casa de cartón. Como comprenderás ya no queda ni restos. Hasta principios de los 60 los niños del barrio solíamos entrar. Debió de haber otras bocas del refugio desde los sótanos de la casa de cartón, pues la boca la que te hablo y por la que accedíamos estaba a una altura de una primera planta mas o menos.


  215. Al lado del colegio Isidro Almazán había otro colegio de pequeños
    Alli empeze pero no recuerdo el nombre. En la comida nos llevaban al isidro almazan a comer. No recuerdo el nombre sabrias cual es. Creo que luego hicieron un centro cultural


  216. en 25 octubre, 2016 a 4:26 pm | Responder Agustin Aragon macian

    Me ha gustado todo lo que he leido porque yo vivi en la suero de quinones n- 59 y es mi barrio naci en 1944 trabaje en una gran FABRICA de orfebreria en la Calle Nuremberg y pantoja Sanchez y ginot


  217. en 10 noviembre, 2016 a 8:23 pm | Responder Juan Carlos Gómez Roldán

    Hola, mi Nombre Es Juan Carlos Gómez y he vivido toda mi vida en el barrio de Prosperidad, primero en la calle Benigno Soto Num.13 con mis padres y actualmente en la calle López de Hoyos esquina a la calle Ros de Olano.
    Fui primero de maternales al colegio Santamarca, que en aquel entonces para los peques era mixto,despues fui a un colegio que estaba en la calle Eugenio Salazar un poco mas abajo del colegio del ‘Padre Amalio’ , el colegio en cuestión se llamaba Colegio Cristóbal Colón y lo regentaba un señor que se llamaba Don Laureano, despúes lo llevo su hija y luego lo cerraron (era una casa particular con varias habitaciones y convertida en colegio). alli estuve hasta primero de bachiller y después ya me traslade al Colegio de los Corazonistas en la Calle Alfonso XIII (cerca de las antiguas Cocheras de la E.M.T)..Todo lo que habeis publicado es intersantisimo, pero os habeís olvidado un poco de la parte alta del barrio donde las calles llegan a la Calle Pradillo y al actual Parque de Berlìn. Antes de hacer el parque alli habia un descampado que utilizaban los ovejeros para que pastasen ovejas y habia algunas casas pequeñas y una Clinica veterinaria abandonada.En esos campos jugamos partidos de fútbol con dos piedras a modo de porteria en un campo que entonces le llamaban el Campo de las Gallinas (supongo que si teneis en torno a los 60 años alguno se acordara de estos), tambien se hacian carreras de chapas y yodos los juegos de aquella epóca. Muchas gracias por revivir los recuerdos de aquellos años. Un Saludo


    • Gracias por tu testimonio, Juan Carlos. Con recuerdos como los tuyos vamos construyendo la memoria del barrio. Saludos.


    • Hola Juan Carlos:
      Recuerdo bien la manzana que componía el actual parque de Berlín. En la calle San Ernesto, linde con el mismo estuvo parte del colegio Ntra. Sra. De la Fuencisla, el del padre Amalio del que tanto se ha hablado en este foro, y disfrutábamos del recreo en donde actualmente hay una pista de baloncesto.
      Por la zona mas cercana a Príncipe de Vergara (Prolongación de General Mola antaño) estaban las ruinas de un antiguo cuartel de la Guardia Civil donde los chavales jugábamos, escalábamos y nos hacíamos mas de una brecha.
      Cuando se urbanizó el parque, fue zona de paseo y juegos de los vecinos del norte de la Prospe y de los de los de la zona de la Avenida de Ramón y Cajal. También paseaban por allí los alumnos del colegio de huérfanos de la Guardia Civil que estaba en la manzana contigua Ramon y Cajal con Príncipe de Vergara.
      Vimos también la construcción de la Iglesia Ntra. Sra. De Guadalupe (del sombrero Mejicano), todo esto ya fuera de las fronteras de nuestra querida Prosperidad.
      Yo vivía en otro extremo del barrio, en la calle Santa Hortensia, y hubo un tiempo en el que siempre andaba por los Billares Morasol, el Parque de Berlín, la calle Pradillo en casa del amigo Juan Manuel Velasco, y en la calle Benigno Soto en casa del amigo Juan Carlos donde cuando teníamos 15 años nos juntábamos con él: Juan Manuel, Jesús y yo (Carlos) a escuchar música de los Beatles y a practicar con la guitarra. Formamos un grupo que se llamó “Time” rebautizado al poco como “Tiempo” ¡Tengo fotos nuestras en el Parque de Berlín en 1969!
      Cuando quieras tocar unos acordes o tomar unas cañas o las dos cosas ponte en contacto. Eso sí, si quedamos tendremos que ir con la guitarra colgada del hombro para reconocernos porque hace casi 45 años que no nos vemos …. Casi ná .

      Un abrazo

      Carlos


  218. en 23 diciembre, 2016 a 7:56 pm | Responder Vicente Quintanar Iglesias

    Hola, mi Nombre Es Vicente Quintanar Iglesias yo he vivido en la Prosperidad desde el Año 1945 hasta el Año 1962 que emigre al Pais Austriaco hasta el dia de hoy,mis recuerdos son muy grandes.Yo vivia en la calle Nieremberg 13,
    y en estos dias mis recuerdos son muy grandes,mi vida en Austria es buena,pero si vuelvo otra vez ha esta tierra me quedare en la Prospe .
    Felices Navidades y buen Año 2017 Vicente


  219. Que 2017 sea un buen año para todos los “prósperos” y sus familiares.
    Saludos
    isabel Blas


  220. Ana
    Hola
    En la cl Gustavo Fernandez Balbuena, en los años 19975,1976 ó 1977 más o menos había una casa baja a la que íbamos a jugar a el billar y los futbolines “Billares Jacinto” , donde pasamos buenos ratos y ya no están, y me gustaria saber la situación exacta por que tengo una discusión con una amiga sobre eso, si estaba mas cerca de López de hoyos o había que cruzar la cl Pradillo
    A ver si alguien se acuerda
    Gracias !!


    • Tenias que cruzar la calle Pradillo, en los años sesenta tenían otro nombre, ahora no me acuerdo y un poco más adelante estaba el Colegio Padre Poveda creo que siguiendo la primera calle a la derecha, en dirección a la calle Alfonso XIII, yo también jugaba allí de chaval, un abrazo.


    • Hola soy otro Antonio y efectivamente como dice Atenza había una Academia, pero tenias que cruzar Pradillo, en los años 60 éstos billares se llamaban Sus si.


    • soy otro Antonio y efectivamente como dice Atenza habia una Academia, y tenias que cruzar Pradillo, en los años 60 éstos billares se llamaban Sussi.


  221. hola ana soy antonio atenza yo vivia en la calle saturnino calleja esquina con sanchez pacheco y fui a una academia que se llamaba Nuvel y creeo que al lado habian unos futbolines y eso esta cruzando la calle pradillo


    • Hola soy otro Antonio y efectivamente Ana había que cruzar Pradillo, estaba la Academia que dice Atenza, pero además estos billares en los años 60, se llamaban Sussi


  222. Es magnífico el trabajo, la redacción, la investigación, SI SEÑOR, UNA ESPECTACULAR LABOR👏👏👏👏👏👏


  223. hola lo mismo digo,que si hay algun exalumno de la academia nuvel de la calle gustavo fdez.balbuena y tiene fotos que lo diga.Yo tengo alguna de una excursion que hicimos a aranjuez,si las encuentro, lo dire


  224. Buenos dias, me llamo Irma Bucholska y solo tengo 11 meses viviendo en el Barrio Prosperidad, estoy recopilando información para hacer un resumen historico de “la Prospe” me encantaria me escribieran con sus vivencias y propongo una reunión el 14 de Diciembre, tengo un local en Lopez de Hoyos donde se puede hacer, asi nos reunimos y celebramos la fecha. mi correo es irma.bucholska@remax.es o irma.bucholska@gmail.com espero sus correos


  225. en 5 diciembre, 2017 a 10:12 pm | Responder José Antonio Ruiz

    José Antonio Ruiz yo viví en la calle constancia 47 recuerdo LACAZETTE donde por navidades esta rey mago de hecho tengo una foto, buenos recuerdos de los cines de barrio y creo que se olvidado el campo de los alemanes que se jugaba a la lotería con los cartones lo que hoy la calle clara del rey, pasaba el canalillo donde alguno se bañaba en fin buenos recuerdos de la infancia


  226. Hola, mi Nombre Es Vicente Quintanar Iglesias yo he vivido en la Prosperidad desde el Año 1945 hasta el Año 1962 fui al colejio Jose Antonio Años despues emigre al Pais Austriaco hasta el dia de hoy,mis recuerdos son muy grandes.Yo vivia en la calle Nieremberg 13,Mis amigos los tenia en el Bar Luz Calle Lopez de Hoyos,Plaza More,Tambien en la Iglesia Sagrado Corazon de Jesus Calle Lopez de Hoyos,El Cura Ramo Lledo fue mi mejor consejero,
    y en estos dias mis recuerdos son muy grandes,mi vida en Austria es buena,pero si vuelvo otra vez ha esta tierra me quedare en la Prospe .
    Felices Navidades y buen Año 2018 Vicente (El Chino)


  227. […] (Extraido de “Recuerdos de la Prosperidad“) […]


  228. […] Urban Idade, “Recuerdos del barrio de la Prosperidad” Facebook “La […]


  229. Hola Vicente. Yo también estudie en el José Antonio. Estuve con Don Francisco y Don Ángel, luego con Don Pedro… Y como olvidar al portero, el Señor Pedro… y también conocí a los hermanos Borrella, Ardura, y otros más que no recuerdo ahora mismo. Me gustaría conectar contigo. Mi email es correo@kholob.es


  230. Buenas tardes , estoy buscando el logo de la discoteca terpsicore, creo que estaba en la calle luis cabrera , sobre el año 1968 mas o menos, si alguien lo tiene, por favor que me lo mande gracias


    • en 6 mayo, 2018 a 7:19 pm | Responder Enrique Ramirez (Kike)

      Hola: En ese barrio pasé mi infancia y parte de mi juventud. Esa Disco que mencionas: Tepsicore, oi hablar de ella a mis primos mayores y creo que era la que después se llamó Chanel, que el dueño se llamaba Tinin. Y en la puerta de acceso, como portero tenian al Juanito (le llamaban El Bizco y vivia en la Calle Constancia, que era la calle donde nosotros viviamos). A ver si alguien por aqui sabe lo del logotipo que indicas, que eso sería de los años 60. Bueno, un saludo a todos.


  231. en 22 julio, 2018 a 7:50 pm | Responder Enrique Ramirez (Kike)

    Buenas tardes: En comentarios anteriores, hablando sobre los Profesores de nuestra infancia, durante la Dictadura Franquista, en uno de los comentarios alguien mencionó a D. Tomás; Uno de los profesores del Isidro Almazán, en Calle Luis Cabrera, a quien llamaban de mote El Lapo. Dicen que le llamaban así porque fumaba mucho. Y si, ciertamente durante las clases fumaba un montón. Creo recordar que eran Ducados. Y le llamaban El Lapo no por el fumeque, sino porque era un guarro que estaba todo el día escupiendo en la papelera. Un fascista como, por desgracia, la gran mayoría de los profesores de esa época. De hecho, el único que recuerdo de ese Colegio que era buena gente y no era un reaccionario fascista y no torturaba a los alumnos, era D. Ildefonso (yo era bastante travieso y no solía prestar atención en clase y una vez le crispé tanto, que el hombre me dió un cachete y se notó que se arrepintió y que lo sintió -no como el resto que parecía disfrutar dando ostias-).


  232. Buenas tardes.
    Si señor D. Tomas era muy guarro, tenia su mesa llena de lapos , luego estaba otro que le llamabamos el fusta y ese pagaba de lo lindo, daba latín creo. los únicos que se salvaban eran D. Idelfonso lo tuve en ingreso y D. Fernando daba matematicas en 3 y 4 de bachiller era duro pero enseñaba


    • en 18 febrero, 2019 a 4:35 pm | Responder Enrique Ramirez (Kike)

      D. Ildefonso era buena gente. Fué un profesor que entró nuevo en los años 70 y era más moderno, que muchos de los otros eran profesores del viejo regimen franquista (de los de la letra con sangre entra). El Fusta no se quien podría, no le recuerdo. A D. Fernando también le recuerdo.A D. Ildefonso le vi por el barrio de El Pilar (sería sobre el año 1984), andaba por la calle y le reconoci. Asi que le salude y estuvimos un corto rato charlando, él también se acordó de mi y de cuando estuvimos en el Colegio Isidro Almazán.


      • en 18 febrero, 2019 a 5:17 pm José Ramón Zurdo

        Enrique en que fecha estuvistes en La Fuencisla (después Virgen de Madrid) y que edad tienes actualmente. Te lo preguntaba por si eres contemporáneo a la fecha de cuando yo estudié.


  233. […] a costa de perder su identidad. Cada día quedan menos edificios que recuerden su pasado de más de 150 años de barrio. Por desgracia, el ritmo y el estilo edificatorio evidencian la pérdida absoluta de cualquier […]


  234. Soy un viejo huérfano y me crié en el hospicio Santamarca, buque insignia nacionalcatólico de la Prospe. No puedo quejarme de las Hermanas de la Caridad. Todo lo contrario. Quiero dejar una anécdota. El falangista que venía a darnos educación física y FEN venía de la Escuela de Mandos del Frente de Juventudes de la calle Mantuano. Años más tarde, de allí mismo saldría Kaka de Luxe, grupo seminal del pop rock, amén de otros movimientos artísticos imprescindibles para entender la historia de nuestra música. Aunque el Zurdo tuviera sus veleidades fachas, sin quererlo, él y su pandilla, simbolizarían la venganza del falangista, de quel que nos hacía cantar cara al sol y con el brazo en alto en Santamarca. Y como diría Bahamontes, un saludo a la afición.


  235. en 24 julio, 2019 a 8:25 am | Responder Vicente Garrido

    Pues yo viví en Constancia 20 desde 1957 a 1970. Era una casa de dos alturas que no tenia agua corriente y había que ir a la fuente de Anastasio Aroca con Constancia a rellenar cubos y botijos. y solo teníamos un water para la planta baja y otro para la planta alta donde vivíamos ademas de nuestra familia tres familias mas. También recuerdo ayudar en los ultramarinos Los Merinos con 10-12 años me compraron un carritos para poder llevarlos y ganarme unas propinas. Por cierto el dueño se llamaba Wenceslao.


    • en 8 marzo, 2020 a 7:41 pm | Responder Enrique Ramírez (Kike)

      Hola: Pues igual nos hemos conocido durante la infancia ya que, yo viví en Calle Constanci, 30, enfrente de la Lecheria de la Sra. Maruja. Mi casa tampoco tenía agua corriente, íbamos a la fuente o sacábamos agua de la calle con la manga riega. La Tienda Los Merinos también la conocí y también en alguna ocasión llevaba los pedidos del ultramarinos y de una frutería que había enfrente, la Frutería del Sr. Pedro.
      Junto a la Frutería, había una mercería. Yo estuve viviendo allí hasta 1974.
      En la misma acera dos portales más abajo, vivía una conocida familia, la familia Monedero. La Sra Manola y varios hijos, uno de ellos conocido en el barrio como Juanito El Bizco.


  236. en 24 julio, 2019 a 8:30 am | Responder Vicente Garrido

    Fui al colegio de la Señorita Lucia y luego al Isidro Almazan, despues de leer esta pagina me han venido a la memoria muchos recuerdos. Mi casa estaba justo enfrente de la carniceria de Antonio. Recuerdo que en la planta baja habia un señor que se dedicaba con su mujer a limpiar de rebabas los cantos de los espejos que ivan en los bolsos de las señoras, que lo hacia con una cuchilla.


  237. […] del barrio de la Prosperidad”  Recuerdos de la Prosperidad  (Blog “Urban […]


  238. en 19 noviembre, 2019 a 11:56 am | Responder Mariano Valderrama

    Hola, me gustaría saber si tenéis información de algunos negocios antiquisimos que siempre veo cuando estoy por Prosperidad (yo vivo en Victor de la Serna)
    Hay dos (ya sólo uno porque tiraron el edificio) en la calle Agustín de Rojas. Uno en el número 11, una casa muy antigua que tenía un cartel que ponía radiadores. Enfrente uno de electrónica llamado JJC que también cerró.

    Por su parte, en la calle Perez Ayuso, alguien puede decirme algo acerca de la Carpintería de Aluminio que hay? Por último me gustaría saber algo de una tienda también muy vieja que mantiene su rótulo de “aves huevos caza” en la calle General Zabala

    Muchas gracias, pero siempre los veo y me pregunto quienes fueron sus dueños


  239. en 19 noviembre, 2019 a 3:42 pm | Responder Mariano Valderrama

    Muchas gracias Fidel, a ver si hay suerte y me dan información.

    Me encanta tu blog


  240. en 20 noviembre, 2019 a 11:04 am | Responder Mariano Valderrama

    Fidel, eso si que a lo mejor me puedes tu ayudar. Al limite de Prosperidad con lo que antaño fue la Colonia Mahou, concretamente en el número 169, casi enfrente de la vaquería que ahora es un centro de arte, hay un edificio de dos plantas de ladrillo visto que tiene toda la pinta de algo industrial. Podrías darme algo más de información por favor? Es un edificio muy llamativo


    • Hola de nuevo. El edificio al que te refieres, entre López de Hoyos 169 y Emilio Mario 2, debe de ser de los 50 y puede que fuera una vivienda con talleres en los bajos, no sé de qué. Pudiera ser que fuera de artes gráficas, que en la zona hubo bastantes.Hasta hace unos 15 años más o menos hubo un taller de mecánica y neumáticos Michelin: Rodi SL.
      En 2012 hubo un proyecto para demolerlo y construir viviendas de lujo, pero el Ayuntamiento lo desestimó. Ahora, aunque su aspecto exterior despista, lo ha debido de alquilar el INSS y deben de ser oficinas, porque en su interior hay gente trabajando.Será una extensión del edificio principal de al lado.
      Un saludo.


  241. Buenas , Mariano Valderrama, como vivi en la calle garcia luna 40 años, recuerdo la casa de reparacion de radiadores, porque alguna vez le llevamos alli a reparar el del coche que teniamos, pero no tengo mas informacion, al igual que la tienda de electronica JJCm creo recordar que justo enfrente,… hable alguna vez con ellos, cuando teniamos la empresa de sonido IRUBLIT, para temas de mantenimiento, pareo lamentablemente no tengo mas informacion.
    De la carpimteriam creo que te pasare mas informacion, por un amigo que vvio en esa calle toda la vida,
    La de la calle General Zabala, si recuerdo que habia una polleria al final de la callem casi en Canilla, pero no recuerdo ni siquiera cuando vivimos en la Calle Anastasio Aroca, entrar alli,
    Un saludo


  242. Automoviles CMC creo que era un taller, aunque tambien tenian compra venta, y yo creo que cerraron hace ya años…
    Un saludo.


  243. en 21 noviembre, 2019 a 10:58 am | Responder Mariano Valderrama

    Fidel y Jose, muchas gracias por la información. Estoy desde hace un tiempo tomando fotos de barrios de Madrid, negocios de antaño y edificios antes de que la especulación acabe con todo y trato de añadirle la historia a esa casa y/o negocio que fotografío, Actualmente vivo en la calle Victor de la Serna y estoy fotografiando mucho la Prosperidad y muchos sitios tengo de manera mas o menos amplia alguna reseña. Pero esos cinco negocios (la tienda de radiadores en el 11 de Agustín Rojas, la tienda de electrónica en la misma calle, la huevería de General Zabala, la carpintería de aluminio de Perez Ayuso y el taller CMC de Luis Vives me está costando un poco encontrar algo). Muchas gracias por vuestra ayuda y seguiré indagando. Ya tengo apalabrado el libro de la Prospe en la librería Romo.

    PD: Jose Miguel si me puedes dar información de tu amigo sobre la carpintería te estaría muy agradecido

    PDD: Fidel gracias por la info relativa al edificio 169 de Lopez de Hoyos


    • en 8 marzo, 2020 a 7:26 pm | Responder Enrique Ramírez (Kike)

      Hola: Acabo de ver su escrito. Me crie en el Barrio, hasta los 14 años de edad (1974) pero, aunque nos mudamos a otro barrio, seguí frecuentando Prosperidad por motivos de trabajo y amistades. Puedo informar algo sobre el Taller de Reparación de Radiadores de Autos, se llamaba Radiadores Peito (que era un taller famoso y muy conocido en el sector del automóvil). Empecé el oficio de chapista de automóviles en la Calle Sánchez Pacheco en Talleres Luis Torres, el cual ya no existe y ahora es un supermercado, ubicado frente a un Taller de Lavado y Engrase que ahora es un Taller de Mecánica. Por eso me acuerdo de lo de los radiadores ya que, por esas épocas, se reparaban mucho los radiadores de los autos y como yo trabajaba en Talleres de Autos, era un taller que conocía por haber trabajado cerca ya que también estuve después trabajando en otro Taller de Autos, que estaba aún más cerca del Taller de Radiadores (Talleres BS, que ya no existe y ahora es una oficina de la Compañia Mapre). Llegué a conocer a dos de los empleados de los radiadores (vivian por el barrio de La Elipa, y hace muchos años que no se nada de ellos ni del taller). En cuanto a la Huevería-Polleria, al final de General Zabala, también me acuerdo de ella ya que, como digo, me crié en el Barrio, en la Calle Constancia, cerca de la Huevería-Pollería y, también estuve trabajando en otro Taller de Autos que estaba justo al lado de la Hueveria-Polleria, en la misma acera (Talleres La Estrella), y enfrente había una Peluqueria que, hasta no hace mucho estaba funcionando pero con gente nueva (porque los antiguos se jubilaron y la dejaron). Frente a la Hueveria, en la esquina con Calle Canillas y General Zabala estaba un conocido Bar llamado El Barril. Decir que, muchos de los negocios, comercios y empresas del Barrio se cerraron o cambiaron. Seguro que, sobre el Taller de Radiadores Peito, podrían informarte en alguno de los Talleres de Autos que todavía siguen por la zona, en el caso de que todavía tengan algún empleado de los antiguos.


      • Hola Enrique. Me han impresionado mucho las citas que haces de la Sra. Libertad, que dices que es vecina muy antigua de la “Prospe”. En 1948, cuando yo tenía 8 años, conviví con una niña algunos años mayor que yo, que se llamaba Liber. Nos tiraron la casa y cambié de barrio hasta actualidad, dejando mucha familia en la cercana Zabaleta La Sra Libertad a que te refieres ¿podía ser la que yo recuerdo?. Mi casa, la de mis padres se entiende, estaba en Pasaje de Pradillo.
        Un saludo


  244. en 13 diciembre, 2019 a 6:45 pm | Responder Angelina Delicado

    Hola…Qué maravilla, todo esto es oro para mí. Me estoy peleando con el borrador de mi novela, y estaba buscando información sobre Prosperidad porque he decidido situar allí unos personajes. Quería preguntarte a qué época más o menos corresponden tus recuerdos, ya que mi novela se desarrolla a principios de los ochenta y no sé si entonces, cuando como dices ya había empezado la vorágine constructora, muchas de las cosas de que hablas ya no estaban.
    Muchísimas gracias por esta entrada tan completa…


  245. Mi juventud con 17 Anos (Ano 1957) El Bar Luz Lopez de Hoyos Nr 85
    no existe mas otro recuerddo perdido,los Camareros heran mis amigos
    que pena el tiempo pasa.Mi nombre Vicente vivia en la calle Nieremberg.
    Saludos para todos los Prosperos.Un prospero que no olvida este Barrio.


  246. Hola a todos. Qué recuerdos. Viví muchos años en Luis Vives 15, desde que nací casi hasta los 25/26 años. Y mis padres siguieron allí hasta que se murieron. Fui al Ramiro de Maeztu y tengo tantos recuerdos. Del autobús 1, del 9, 72 y 73. De los cines. Del Ateneo al que fueron mis hermanos mayores. Del descampado de General Mola donde el circo de los Tonetti levantaba la carpa. De los supermercados. En Suero de Quiñones y en General Zabala. De la peluquería y los billares en General Zabala. De la panadería de Eusebio en la calle Canillas, al lado de la fábrica de patatas. De las papelerías, Lalín y Artífice. Del mercado, sus puestos y sus gentes (“limones p’al mareo”). De los frutos secos Davo, de las Bodegas en Malcampo. De los billares Morasol en Eugenio Salazar. Del antiguo cine Morasol. De Santa Gema, que daba miedo llegar allí. En fin, de todo y de todos. De los bares: el de don Julio en Suero de Quiñones. El de Onofre, en la esquina de Luis Vives con G. Zabala. O el Kauli Club. El top less que había en Luis Vives al lado de mi casa.
    Gracias por la memoria.


  247. Buenos días. He oído decir que en los orígenes de la M30 había un semáforo que regulaba el cruce de la mencionada M30 con López de Hoyos. ¿Hay algún documento de ésto?


  248. He leido un comentario de Isabel Blas de 5 de junio de 2013 describiendo la calle de Anastasio Aroca. Soy Jesús y nací en el tramo desaparecido de la calle Pasaje de Pradillo en 1940. Conozco pues muy bien Anastasio Aroca y Zabaleta, donde empezaba la calle Anastasio Aroca. Actualmente esta calle acaba en Zabaleta. ¿Alguien sabe cuándo cambió la numeración?