Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Blogs’

antiguo-mercado-de-prosperidad

Antiguo mercado al aire libre en la Prosperidad en la primera mitad del siglo XX.   (Foto: La Prosperidad, 1862-2012. Ed. Temporae, 2012)

Mercado de abastos de la Prosperidad

El mercado de abastos de la Prosperidad se inauguró en enero de 1954 a partir de un proyecto de 1952 del el arquitecto Manuel de la Peña Suárez (Madrid,1922) con la participación del aparejador Mariano Trías y del constructor de obras Gregorio Lapuente Máñez.
El edificio, según las crónicas de la época era bello y moderno y constaba de dos plantas de líneas esbeltas y gran diafanidad. El nuevo mercado tenía capacidad suficiente para satisfacer las necesidades presentes y futuras del populoso barrio de la Prosperidad que para entonces crecía sin cesar.

Contaba con cámaras frigoríficas en veintitrés departamentos individuales, 34 almacenes, 52 puestos interiores, 177 bancas, 19 tiendas en el exterior y servicios higiénicos para uso de los vendedores y empleados del recinto.

Mercado de la Prosperidad 1952 Fachadas

Alzados da las fachadas oeste, principal a la calle de Vinaroz, y sur a la calle de López de Hoyos. Proyecto de 1952 del el arquitecto Manuel de la Peña Suárez. (Archivo de la Villa de Madrid)

La carpintería metálica o metalistería (así se decía entonces), que constaba de barras, ganchos, columnas, soportes y demás accesorios imprescindibles en la instalación de las tiendas, las realizó la Casa madrileña de Francisco Martín cuyos talleres se encontraban en la calle de Jerónimo Llorente nº 18, y que también había realizado análogos trabajos para los mercados de Argüelles y de Andrés Mellado.

Los cierres metálicos y las persianas de hierro de las tiendas, tanto interiores como exteriores, así como los de los accesos del propio mercado, fueron ejecutados por la Casa Ramos, instalada en la calle de Luis Misón nº 20, que también participó en la construcción de los antes citados mercados.

Las obras de carpintería en puestos, tiendas, ventanas, bancas y barandillas fue tarea de los talleres de Jesús Sánchez C. situados en la calle de Monederos nº 7.
El solado lo acometió la empresa SUMMA, con oficinas en la calle de Alberto Aguilera nº 28.
Las instalaciones de fontanería, saneamiento y servicios de agua corriente en puestos y tiendas las realizó la Casa Urbano Rubio, con sede en la calle de Raimundo Lulio, 14.

Mercado Prosperidad 1970BN

Mercado de la Prosperidad en los años 70 del siglo XX. (Foto: Susana Martínez)

Las reformas del mercado

A lo largo de su historia el mercado de la Prosperidad ha experimentado algunas reformas y mejoras que han intentado modernizar sus instalaciones con el propósito de hacer más cómodo el trabajo de los vendedores y de atraer a los clientes. La idea de modernizar y mejorar la calidad del mercado para impulsar su actividad comercial y mantener el empleo a través del llamado comercio de proximidad han sido objetivos recurrentes del Ayuntamiento de Madrid.

Mercado de la Prosperidad_puesto

Puesto de encurtidos, salazones, legumbres, conservas y frutos secos en el mercado de la Prosperidad antes de la crisis que ha obligado a su completa reestructuración .

 

Mercado Prosperidad interior

Interior del mercado de la Prosperidad antes de la remodelación de 2015.

La última reforma en las postrimerías del siglo XX incluyó aire acondicionado, puertas automáticas y plasmas de televisión repartidos por los corredores. A pesar de los esfuerzos, el mercado de la Prosperidad no fue ajeno a la crisis general de este tipo de establecimientos y en 2009 la corporación municipal redactó un documento urbanístico que daba vía libre a la demolición del inmueble y su sustitución por uno nuevo.

Mercado Prosperidad SEP2015_03 SMALL

Mercado de la Prosperidad durante las obras de reforma en septiembre de 2015. (Foto: Enrique F. Rojo, 2015)

Un mercado del siglo XXI

El mercado de Prosperidad se levanta sobre una parcela de propiedad municipal que ocupa una superficie de 1.824 m2. Cuenta con dos plantas y una superficie edificable de 3.700 m2. Tenía 70 puestos, de los que más de dos tercios estaban vacantes. En nuevo Plan General de 2009 permitía una edificabilidad total 5.924 m2, casi el doble de la original, aumentando la altura en los frentes de la calle de López de Hoyos y la plaza de la Prosperidad hasta 21 metros . En los frentes de las calles de Mantuano y Vinaroz se limita la altura a 16 metros.

Mercado Prosperidad SEP2015_04 SMALL

Mercado de la Prosperidad durante las obras de reforma en septiembre de 2015. (Foto: Enrique F. Rojo, 2015)

Mercado Prosperidad SEP2015_05 SMALL

Mercado de la Prosperidad durante las obras de reforma en septiembre de 2015. (Foto: Enrique F. Rojo, 2015)

La actual reforma, que supone el desbloqueo de parte del proyecto de 2009 y su adecuación a las necesidades y demandas del siglo XXI, está encaminada a crear un mercado energéticamente eficiente, con sistemas de recuperación de energía y aprovechamiento de las energías renovables, dotando al nuevo local de sótanos con plazas de aparcamiento para uso de los clientes del mercado y zonas de carga y descarga.

Mercado Prosperidad SEP2015_01 SMALL

Mercado de la Prosperidad durante las obras de reforma en septiembre de 2015. La reforma incluye el vaciado interior y su reestructuración completa (Foto: Enrique F. Rojo, 2015)

El proyecto de reforma pretende recuperar el protagonismo de la calle de López de Hoyos como vía comercial, perdido en los últimos lustros en favor de las calles adyacentes, en gran medida por la dispersión en la zona de los comerciantes del mercado que se reestablecieron huyendo de aquel espacio sin clientes cada vez más desolado.
El plan para el mercado da acceso a actividades terciarias complementarias a los comercios tradicionales, en un modelo similar al realizado en otros mercados de la red municipal, incluyendo una mediana superficie. En definitiva, se trata de intentar recuperar el valor de los mercados de barrio como modelo de abastecimiento tradicional, conjugando su actividad con la de los modelos de supermercados de barrio en una visión más adecuada a las demandas del siglo XXI.

Mercado Prosperidad SEP2015_02 SMALL

Mercado de la Prosperidad durante las obras de reforma en septiembre de 2015. (Foto: Enrique F. Rojo, 2015)

Mercado de la Prosperidad después de la reforma de 2015

Nuevo aspecto del interior del mercado de la Prosperidad después de la reforma de 2015. (Foto: Enrique F. Rojo, 2015)

IMG_20151231_115516

Aspecto del interior del mercado de la Prosperidad después de la reforma de 2015, a la espera de la completa ocupación de los puestos de la planta baja. (Foto: Enrique F. Rojo, 2015)

Referencias.-

Mercados de Madrid, cuestión de supervivencia (Blog Urban Idade)

El nuevo mercado de la Prosperidad (ABC, 1954)

Un nuevo mercado para Prosperidad (El País, 31/julio/2009)

La arquitectura sin artificios: visiones cruzadas en la modernidad”. Arquitecto Manuel de la Peña Suárez.
Jose Luis Padrón Rivas. Tesis doctoral (PDF)

Rojo Escobar, Enrique F.
La Prosperidad, 1862-2012 (Primeras páginas del libro, en PDF)
Ediciones Temporae
Madrid. 2012

Read Full Post »

Colonia Socialista

Colonia Socialista o Ciudad Jardín, calle Alhelies (1919/1920).

A finales de la primera década del siglo XX surge en Madrid un estilo nuevo de urbanización inspirado en la Ciudad Jardín inglesa de Ebenezer Howard y en la Ciudad Lineal de Arturo Soria. El modelo se desarrolló principalmente en terrenos de Chamartín de la Rosa donde se crearon “colonias” de viviendas unifamiliares que dieron a la zona un peculiar carácter. Hoy día, estas colonias históricas, que gozan de protección urbanística, mantienen todo su encanto original convertidas en auténticas islas dentro de la vorágine de la gran urbe.

Colonias de “casas baratas”

La Ciudad Jardín Madrileña se levantó en unos terrenos situados en el antiguo término municipal de Chamartín de la Rosa por la empresa Fomento de la Propiedad, sociedad urbanizadora catalana instalada en Madrid hacia 1915 que realizó diferentes promociones directas o mediante la venta de terrenos a otras cooperativas o promotoras. Fomento de la Propiedad compró al duque de Pastrana unas 250 hectáreas de suelo comprendidos entre el Ventorro del Chaleco (entonces en la Prosperidad), el paseo de la Ciudad Lineal (Arturo Soria) y el límite de Chamartín de la Rosa (Ramón y Cajal).
Las colonias se construyeron como núcleos aislados y discontinuos, ya que sus promotores en muchos casos fueron distintos. Todas las promociones se acogieron a las sucesivas leyes de casas baratas e iban dirigidas a clases medias trabajadoras y a empleados públicos. Arquitectónicamente hubo varias tipologías de viviendas (pareadas, adosadas en hileras y aisladas), basadas por lo general en estilos regionalistas, con el uso de enfoscados en la fachada, aparejos de ladrillo visto con motivos sencillos y canecillos de madera bajo cubiertas de teja a una, a dos, tres, cuatro o más aguas.

5-Colonia Union Electrica Madrileña_Calle Primera

Colonia Unión Eléctrica Madrileña, calle Primera (1920/ 1927).

Colonia Socialista o Ciudad Jardín

Fue la primera colonia de las proyectadas en la Ciudad Jardín Alfonso XIII. Al amparo de la Ley de Casas Baratas de 1911, la Cooperativa Obrera para la Adquisición de Casas la promovió en 1919 por iniciativa de Pablo Iglesias y Jaime Vera para los afiliados a la Casa del Pueblo. La Cooperativa, integrada por 116 personas, compró los terrenos a Fomento de la Propiedad aportando cuotas mensuales de cuatro pesetas y de dos pesetas dependiendo del tamaño de las casas. El precio final de las viviendas grandes (120m2) fue de 19.000 pesetas y de 12.000 pesetas, las pequeñas (90m2). En ambos modelos la distribución era semejante, variando únicamente las dimensiones. En la planta baja se situaban un comedor, cocina, dos habitaciones y vestíbulo; en la planta segunda había cuatro dormitorios y un trastero. El Cuarto de baño se situaba en el exterior, al lado de la cocina. La colonia la formaban 118 viviendas adosadas en hilera, formando grupos de cuatro, cinco o más casas y estaba delimitada por la recién trazada calle de Alfonso XIII, Narcisos (E. Howard), Alhelíes (Pablo Iglesias), Celindas, Santoninas y Jacintos.

Aneja a la colonia Socialista, en 1926 se construyó la colonia Bosque y Mina o colonia de Fomento de la Propiedad, formalmente semejante. De ese mismo periodo es la colonia Unión Eléctrica Madrileña (U.E.M.), promovida por Valentín Ruíz Senén, director gerente de la U.E.M., para empleados de la compañía que se acogió a la Ley de Casas Baratas de 1921. Constaba de viviendas unifamiliares aisladas, con jardín a cuatro fachadas y se proyectó en una tipología homogénea.

4-Colonia Prosperidad

Colonia Prosperidad, calle Cabeza Reina (1926/1935).

1_Colonia Prosperidad

Colonia Prosperidad, Ciudad-Jardín Alfonso XIII (1926/1935). Foto Enrique F. Rojo, 2012

Colonias Primo de Rivera y Prosperidad

Estas colonias, de tipologías diferentes, se construyeron en pleno periodo de la dictadura de Primo de Rivera, acogiéndose a la 3ª Ley de Casas Baratas. La colonia Primo de Rivera, realizada entre 1925 y 1930, para funcionarios y policías municipales, se situó en el eje de la calle Ramón y Cajal, en ambas aceras y a lo largo de calles paralelas a la principal. Se realizaron 272 viviendas, casi todas agrupadas en hileras, con jardín en las dos fachadas, así como también algunos hoteles unifamiliares aislados rodeados por un jardín mínimo.
La Colonia Prosperidad fue promovida entre 1926 y 1935 por la Compañía Anónima de Casas Baratas en terrenos próximos a los de la Colonia Primo de Rivera en el eje de la calle Ramón y Cajal, limitando con el Colegio Santa Marca y la citada colonia, con la que se integra. Su estructura es ortogonal con manzanas rectangulares, con un eje principal de acceso –la calle Luis Larrainza- y una plaza central. A esta estructura se superpone una red de calles peatonales de menor dimensión. Las viviendas, en un total de 244, se sitúan en hilera de una y dos plantas, con porche, pequeños jardines delanteros y patio trasero, en parcelas de pequeño tamaño.
Otras colonias de la Ciudad Jardín, contemporáneas a las citadas, son la Albéniz o de los Músicos, la Imperial, Jardín de la Rosa y Jardín Municipal, todas ellas en el entorno de las calles Ramón y Cajal y Alfonso XIII, en el distrito de Chamartín.  (Artículo publicado en la  Revista PLÁCET, Nº 245 , Abril 2014.)

Referencias.-

Unión Eléctrica Madrileña (Ver artículo, Arroyo Ilera, Alfonso, UAM,2009)

Revista PLÄCET, Nº 245 (Abril 2014)

Rojo Escobar, Enrique F./ R. Zapata, Carlos
Chamartín. Álbum de Fotos
Temporae, Ed.
Madrid, 2015

Read Full Post »

PONTEDEUME-10

“La Magdalena”, casa de los Tenreiro en Pontedeume, en estado de abandono. (Foto: Enrique F. Rojo, 2010)

Construcción

La casa de “La Magdalena” se construyó entre 1869 y 1876, encargada por Agustín Tenreiro, importante empresario, propietario de una industria familiar de curtidos de Pontedeume.
Al parecer, en el año 1924 se halló en la finca, el llamado “Cuadrifaz de Pontedeume“, pieza de granito con caras esculpidas en cada uno de sus cuatro lados, de origen celta o romano, donado en 1962 por su descubridor, el arquitecto Antonio Tenreiro Rodríguez, al Museo Provincial de Bellas Artes de A Coruña y, actualmente en el Museo Castelo de San Antón. Es posible que la figura representase a una divinidad protectora de los caminantes, situada en los cruces de caminos.
Antonio Tenreiro, después de encontrar la figura esculpida, elaboró un informe al respecto del hallazgo:
En el mes de septiembre del año 1924 con motivo de las obras de desmontes de tierra que se realizaron para la construcción del camino vecinal de Puentedeume a Hombre, y entre los grandes montones de piedras y escombros sobrantes de estos desmontes, y apertura de cajas de cimientos del muro de contención construido a lo largo de la finca “La Magdalena”, en la parte situada en el lugar denominado de San Calcón (antigua fábrica de curtidos llamada el “Corral”) y próximamente entre los hectómetros 6 y 7 de dicha carretera próxima a los manantiales que nacen en dicha parte de la finca… Es de advertir que ninguna ruina de edificio medieval existe en aquel lugar, al que se pudiera atribuir esta piedra, que más parece proceder de algún castro que, por aquellos contornos, pudiera haber existido, de no estar en “alguna forma de remoto culto, relacionada con los manantiales antes mencionados, en la proximidad de los cuales apareció

pONTEDEUME BYN

Pontedeume y la desembocadura del río Eume. Hacia 1930.

Descripcción

El edificio es una vivienda unifamiliar exenta, con elementos de clara inspiración romántica. Tiene planta cuadrada dispuesta en tres alturas, en la fachada principal que mira al río Eume, y dos en la posterior, que se encuentra más alta, en la carretera de Esteiro. El espacio interior sigue una estructura tradicional condicionada por las escaleras situadas en el centro, que funcionan como elemento articulador de la vivienda, llegando hasta el exterior en una rotunda torre-mirador con ventanales a su alrededor, que permiten admirar el paisaje de la desembocadura del río Eume.
Las fachadas son de estilo clásico, de piedra revocada pintada de blanco. Las dos principales van aumentando los huecos según ganan altura, hasta llegar a la cubierta, también clásica, de teja. En el bajo, tan solo se presentan las puertas de entrada y unas pequeñas ventanas. En la primera planta, las ventanas de gran porte vertical, hasta cinco, con postigos de madera, se abren para dejar paso a la luz, casi siempre tenue, de estas latitudes de las Rías Altas. En la fachada que mira al río, el vano central es un balcón apoyado sobre modillones moldeados por encima de la puerta de entrada. El tercer piso presenta una disposición similar en las dos fachadas principales y las dos laterales, con la adición en la posterior, en la carretera de Esteiro, de un frontón con ventana a modo de buhardilla sobre el que se colocó una campana.

Tejo centenario Tenreiro

Tejo centenario de la finca de los Tenreiro, a mediados del siglo XX.

El árbol

En la finca “La Magdalena” se sembraron numerosos árboles. Los que sobreviven, ahora son centenarios, entre ellos araucarias, cedros del Líbano, magnolios comunes y japoneses, cipreses, castaños del País y de Indias, acebos, camelios, bambúes negros y verdes, etc.
Sin embargo, el árbol más importante de la finca siempre fue un tejo. De porte extraordinario, se le ha calculado una edad superior a los trescientos años. Tenía instalada una escalera de caracol, colocada por los dueños de la finca, que daba acceso a dos alturas, la primera con una mesa circular y la segunda con unos bancos a modo de terraza.
A pesar de ser un árbol histórico protegido, las obras realizadas por el Ayuntamiento de Pontedeume en el paseo del río Eume, solando y cementando parte de los antiguos jardines, alrededor del tejo, produjeron su deterioro gradual hasta ocasionar su muerte, a la espera de su certificación por técnicos del Concello.
Actualmente la finca, durante mucho tiempo considerada como uno de los mejores parques urbanos del siglo XIX, se encuentra en un estado de abandono total, tanto la vivienda como los jardines. Ha sido saqueada y vandalizada, y además, se encuentra expuesta a los agentes meteorológicos al haberse destrozado puertas y ventanas. Si no se remedia, pronto amenazará ruina.

Referencias.-

La agonía de un árbol de 500 años (El País, 02/07/2013)
Fracaso en la conservación de un tejo centenario en Galicia. (Quercus/ AlbertoTeixido. com, 2012)  PDF

Protegidos, agónicos y difuntos (El país, 09/07/2014)

“La finca La Magdalena” (Blog Todo lo que no se ve, 31/07/2012)

VIDEO: Finca “La Magdalena” (Youtube)

El Hermes celta de Pontedeume y supervivencias de su culto (Escolma da nosa historia) PDF

El esplendor del negocio eumés del cuero. (La Opinión Coruña.es)

Read Full Post »

Chalés_Somo_2014_Diario Montañés

Chalés en la playa de Somo (Foto: Diario Montañés, 2014)

Los pasados 1 y 2 de marzo de 2014, según explicaciones de técnicos en la materia, la combinación de una profunda borrasca sobre las islas Británicas y un potente anticiclón en las Azores, produjo una situación de vientos intensos y fuerte oleaje en las costas del norte y noroeste de la Península Ibérica, que efectó de manera acusada a la Comunidad cántabra.
En Somo, frente a Santander, las olas invadieron la playa y arramblarón cuanto encontraron en su camino. Y en su camino se toparon con una serie de chalets construidos en la década de los ochenta del pasado siglo.
Las consecuencias del encontronazo tuvieron cierta gravedad económica para los propietarios de las viviendas, sin que nadie resultase herido.

Chalés_Somo_2014_EFE-02

Chalés en la playa de Somo (Foto: EFE, 2014)

Lo extraño del suceso no ha sido ver como el mar avanzaba hasta su encuentro violento con las casas causando destrozos. Al contrario, lo difícil es entender qué hace una urbanización a menos de 100 metros del mar, levantada en medio de la playa, por delante de la protección dunar y amparada por un muro de hormigón armado para prevenir las mareas. No parece extraño, pués, que hechos como este puedan producirse, conocido el  común desprecio que suele manifestarse cuando de retar a las fuerzas de la Naturaleza se trata. Más aún a sabiendas del cambio climático y del calentamiento global que ya se deben considerar como  fenómenos más que evidentes y a los que habría que prestar más atención.

Hace cerca de siete años escribí en este mismo blog unas líneas en las que manifestaba mi asombro al ver cómo se construían edificios y urbanizaciones a pié de costa y en primerísima línea de playa, sin ningún pudor ni preocupación por la posible destrucción de ecosistemas sensibles y sin temor a las posibles consecuencias por el devenir natural de las cosas. Lo hice en referencia precisamente a esta Urbanización de Somo, un ejemplo revelador de cómo se pasa la excavadora por encima de dunas y playas para crear nuevos paisajes de hormigón y ladrillo, y que evidencia la impudicia y la falta de escrúpulos de los promotores, constructores, Ayuntamientos y compradores de las viviendas que invaden la playa.

Chalés_Somo_2014_EFE

Chalés en la playa de Somo (Foto: EFE, 2014)

Aunque este temporal haya sido el más violento y “contumaz” en tres décadas y aunque la reforma de la Ley de Costas española ampare este tipo de despropósitos que benefician a los especuladores en su avaricia infinita, parece sensato pensar que sucesos como este no ocurrirían de no haber edificios plantados en medio de las playas. Deberíamos poner remedio porque no  podemos ir en contra de la Naturaleza.

Casas Somo

Urbanización en la playa de Somo antes de los destrozos de 2014 (Fotos: Enrique F. Rojo, 2007)

Referencias.-

En primera línea de playa (Blog Urban Idade, 2007)
Mas fotografías Urbanización Delfín en Somo (Blog Driza.Me)
Reforma Ley de CostasInfografía (El País, 2014)
Ley de Costas (Noticias, El País)
Fografías temporal en Cantabria (El Pais, 2014)

Read Full Post »

hotel-rubin_casa-arturo-soria_1908_small

“Hotel Rubín”, residencia de la familia Soria, en 1908.

En 1908 Arturo Soria y Mata, creador de la Ciudad Lineal, mandó construir “Villa Rubín”, su residencia familiar. Este singular y desconocido edificio, que  ha sobrevivido al paso del tiempo, nos recuerda con su presencia el importante legado que el polifacético y emprendedor Soria dejó a la historia del urbanismo madrileño.

Arturo Soria, el urbanista

Don Arturo Soria y MataArturo Soria y Mata nació en Madrid en 1844 en el seno de una familia modesta  y desde su juventud manifestó gran afición por las ciencias y la ingeniería. Fue telegrafista y se formó como geómetra, desarrollando su faceta de inventor en esta disciplina con aportaciones como el “teodolito impresor automático” o el “avisador de las crecidas de los ríos”.
Fue también escritor, conferenciante y periodista. Sus reflexiones sobre la especulación urbanística, la falta de vivienda y el higienismo le llevaron a idear en 1882 el proyecto de la Ciudad Lineal madrileña. Para llevarlo a la práctica fundó en 1894,  junto con el arquitecto Mariano Belmás y  Estrada, la Compañía Madrileña de Urbanización (C.M.U.), cuyo objeto era la compraventa de terrenos, la construcción de casas de diferentes tipologías, precios y calidades y el desarrollo de una ciudad lineal vertebrada por un tranvía de circunvalación que pusiese en comunicación la nueva ciudad con los pueblos próximos y con la capital.

emilio_keller_1912_nietos

Arturo Soria con sus nietos en el hotel Rubín, probablemente en la parte trasera. La fotografía se tomó en 1912 y es propiedad de Emilio Keller Soria. Se encuentra publicada en el Archivo Fotográfico de la Comunidad de Madrid.

La Ciudad Lineal, el proyecto

La Ciudad Lineal de Arturo Soria llegó a alcanzar cinco kilómetros en terrenos del extrarradio, con casas para todas las clases sociales, como respuesta “antiespeculativa” ante la falta de vivienda. En palabras del propio Soria,  había que evitar la “ambición desenfrenada de los dueños de los solares” que dificultaban construir en los límites de Madrid.
En 1911 vivían en la Ciudad Lineal cerca de 4.000 personas y había  más de 700 casas, con tranvías que facilitaban la movilidad. Muchos vecinos fueron conocidos empresarios  y aristócratas y también personajes célebres de la época como el tenor Miguel Fleta o las actrices y cupletistas “la Chelito” y Raquel Meller.

En 1914 llegó la crisis con la suspensión de pagos de la C.M U. A pesar de la recuperación de la empresa, la filosofía original cambió con los nuevos gestores. Los acontecimientos políticos y sociales que marcaron el siglo XX y el descontrol  urbanístico de los años sesenta y setenta  acabaron  por difuminar lo que restaba del utópico proyecto.  Paradójicamente, el fin de la barriada estuvo marcado por esa misma “ambición desenfrenada” que tanto criticó Soria.

“Villa Rubín”, la casa

“Villa Rubín”, llamada así por Julia Hernández Rubín, esposa de Soria, se encontraba en el nº 9 de la calle principal de la Ciudad Lineal. Construida en una parcela de 4.800 m2, pro un montante de 75.000 ptas, contaba con 15 habitaciones repartidas en tres plantas similares pero independientes a las que se accedía por una escalera interior. Sólo la planta principal tenía entrada por la fachada delantera. Al fallecer Soria en 1920, la familia se mudó y puso la finca en alquiler por 8.000 ptas anuales. En 1925 deciden venderla y un año después Francisco de Borja Patiño, industrial y comerciante la adquiere por 250.000 ptas,  sometiéndola a algunas modificaciones estéticas. Además, le cambia el nombre por el de “Villa Ceres”.

hotel-rubin_arturo-soria_2009_small

“Hotel Rubín” en la actualidad. La vivienda de Arturo Soria y familia se encontraba en la Manzana 90 y constaba de tres viviendas repartidas en tres plantas con similar distribución. El acceso era independiente por escaleras exteriores laterales. Sólo la planta baja tenía acceso por el frente central del edificio. En el presente se encuentra numerada con el 124 de la calle de Arturo Soria y es utilizada como Residencia de Menores “Manzanares”, dependiente de la Comunidad de Madrid. (Foto: Enrique Fidel, 2008)

Acabada la guerra civil, la finca se incautó por el Auxilio Social que la llamó Hogar Villa Ceres y la destinó a las actividades humanitarias propias de la organización, acometiendo nuevas reformas que cambiaron por completo su aspecto original. Acabadas las obras se inauguró con el nombre de Hogar Alto de los Leones con capacidad para 120 niños huérfanos de ocho a doce años.

En 1975 la antigua Villa Rubín” cambió de nombre otra vez por el de Residencia para menores Manzanares a cargo de la Diputación provincial. Hoy día el edificio es residencia para menores extranjeros no acompañados con el nombre de Centro de Adaptación Cultural y Social Manzanares dependiente de la Comunidad de Madrid.

(Publicado en el nº 241 de la revista Plácet en diciembre de 2013)

Referencias.-

Maure Rubio, Miguel Angel
La Ciudad Lineal de Arturo Soria
Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid.
Madrid, 1991 ISBN 84-7740-048-2

Soria y Mata, Arturo
Tratados de urbanismo y sociedad
Clan Libros
Madrid, 2004

López Díaz, Jesús
La vivienda social en Madrid, 1939-1959.
UNED, Espacio, tiempo y forma, 2002.

Archivo Fotográfico de la Comunidad de Madrid.

Enciclopedia Madrid Histórico

Historias Matritenses
Blog con extensa información sobre la Ciudad Lineal

Cruzar el Estrecho a los 15 años (Madrid Diario, 26/11/2010)

Revista Plácet

Read Full Post »

Cartela-Jornadas mcyp
Como contribución al Día Internacional del Patrimonio Mundial que se celebra el 16 de noviembre de 2013, la Plataforma Madrid, Ciudadanía y Patrimonio ha organizado la segunda edición de las Jornadas de difusión, reflexión y debate, tituladas con el nombre de “Patrimonio en Alerta Roja”,  en las que se tratará a fondo la Nueva Ley de Patrimonio Histórico, normativa más atenta al beneficio mercantil que a los valores culturales inherentes a cada edificio.
Las demoliciones, expolios, afecciones o amenazas a edificios, yacimientos o lugares históricos se han incrementado escandalosamente en los últimos tiempos, circunstancia ante la cual los ciudadanos no podemos permanecer indiferentes.
El calendario de actos se extiende a lo largo de los días 13 al 16 de noviembre. Habrá mesas redondas y exhibición de videos, además de un aula de arqueología y un recorrido peatonal por lugares en “alerta roja” del centro de Madrid, como el Frontón “Beti-Jai”, el Palacio de Ustáriz, el Museo Municipal (antiguo Hospicio), la Plaza de Callao, Plaza de Canalejas, Casa Duquesa de Sueca, etcétera.

Entre las actividades destaca el Encuentro de Blogueros, en el que responsables de diferentes BLOGS sobre Madrid, sensibles con la protección del patrimonio histórico, expondrán sus puntos de vista y debatirán sobre el compromiso ciudadano acerca del problema.

Referencias._

Contacto general Plataforma MC y P (Correo Electrónico)

Read Full Post »

Autovía de peaje en el norte de Portugal.

Nos sorprendió la república de Portugal en 2011 con la aplicación -como medida anticrisis– de una extraña norma resuelta en 2010 con acelerada urgencia, para recaudar euros a costa de sus visitantes y también de sus propios habitantes. Aunque no es nada nuevo en otros paises europeos, la medida, impuesta con gran ímpetu en Portugal, ha impactado a propios y extraños y todavía asusta a quienes pretenden acercarse al país.

Se trata de la ley que grava el tránsito viario por las autovías que acceden al país desde las fronteras españolas. En un principio se hacía a las que accedían desde Galicia, pero su aplicación, según se desprende de la norma aprobada, se generalizaría al conjunto del vial portugués. Son la concesión Norte Litoral (A28 entre Viana do Castelo-salida 22-Darque y salida 11-A41/aeropuerto), la concesión Grande Porto (A41+A42+A4 Custòias/A3) y la concesión Costa de Prata (A29+A17 Mira-estadio de Aveiro+A25 Aveiro-A1)

Esta ley, compleja y caótica, regula la aplicación de tasas que suponen, por ejemplo, 77 euros por un tramo de 76 kilómetros en la autovía A-28, que discurre por la costa del norte portugués, y para la circunvalación de entrada en Oporto. Esto supondría más de un euro por kilómetro para todos aquellos que circulen desde Viana do Castelo hasta Oporto. Ni caro ni barato: en suma, un portazgo en toda regla con la intención prioritaria de recaudar fondos que alivien la profunda crisis monetaria portuguesa.

Dispositivos electrónicos de identificación en las autovías de peaje de Portugal.

Nos dice Wikipedia, “El portazgo, pontazgo o barcaje, era un antiguo impuesto de naturaleza indirecta, existente en los reinos de Castilla, Aragón y Navarra que podía gravar los derechos de tránsito, que satisfacían los que iban de camino, pisaban terreno del rey o del señor, o entraban en la ciudad. En otras ocasiones gravaba las transacciones en sí y solían pedirse en los lugares de mayor concurrencia, sobre todo en las ferias y mercados. Podía gravarse tanto a las personas, mercancías o animales.”

En cualquier caso, interesa saber que el paso desde España a Portugal supone pagar un portazgo o peaje desde el norte y  que con el tiempo se habrá extendido a todas las autovías que al inicio de la norma estaban libres de pago, las del este y sur de Portugal.

Pero lo peor es el sistema. Electrónico, sin puestos de peaje, con control “descontrolado”  de acceso a los dispositivos de identificación y pago, poco definidos, mal situados, extrañamente identificados y escasamente eficientes.

Dice Wikipedia del peaje: “Se denomina peaje al pago que se efectúa como derecho para poder circular por un camino. En la antigüedad, se llamaba portazgo a la suma que debía pagarse para cruzar cierto límite (puerta) entre dos zonas territoriales. En términos más generales se asocia el concepto de peaje a la tasa o tarifa que se cobra a un medio de transporte terrestre, fluvial o marítimo como derecho de tránsito para utilizar la infraestructura de la respectiva vía de comunicación; por ejemplo a los automóviles para poder circular por una autopista”.

Señalización advirtiendo a los automovilistas de la presencia de dispositivos electrónicos de identificación en las autovías de peaje de Portugal.

Por último, recojo de Wikipedia: “Fielato era el nombre popular que recibían las casetas de cobro de los arbitrios y tasas municipales sobre el tráfico de mercancías, aunque su nombre oficial era el de estación sanitaria, ya que aparte de su función recaudatoria servían para ejercer un cierto control sanitario sobre los alimentos que entraban en las ciudades. El término fielato procede del fiel o balanza que se usaba para el pesaje.”

Para los profesionales del transporte se convierte en un aunténtico fielato, poco própio del siglo XXI en que vivimos. De hecho, antiguamente el tránsito de mercancías se gravaba a la entrada de las ciuades, que se hacía efectivo en las “Fielatos“. Por lo tanto, los nuevos impuestos bien recuerdan a esta técnica recaudatoria antigua que gravaba los derechos al consumo.

No parece, desde luego, que la fórmula elegida por la Administración portuguesa para aliviar la crisis que ahoga al país sea muy apropiada. El impacto negativo en los ingresos por turismo se dejará notar, y los hábitos de movilidad entre la población próxima a las fronteras tenderán a cambiar. Por lo pronto, las localidades del sur de Galicia, destino habitual de turistas portugueses, ya lo están acusando.

En noviembre del 2011se incorporaron al sistema de pago exclusivamente electrónico tres nuevos tramos de autopistas sin régimen previo de SCUT (sem custo para o utilizador, es decir sin coste para el usuario):

El tramo de la IC3 comprendido entre la A23 y la N110 (Atalaia-Santa Cita).Este tramo, de 9 kilométros de recorrido, forma parte de la Concessão Pinhal Interior. Pasa a formar parte del ramal norte de la A13. El resto de este ramal continua en proyecto/construcción (Tomar-Coimbra).

El nuevo tramo de la A4 (concesión AE transmontana), la variante de Bragança, de 7,8 Km. de longitud. Se mantienen los sistemas de pago en los otros tramos (solo electrónico viaje Custóias-A3, manual viaje A3-Amarante).

La nueva concesión Litoral Oeste que incluye la A19 (16,4 Km entre São Jorge y Azoia)y la A8 entre Leiria y las poblaciones periféricas de Cortés y Pousos (6 Km.).

En diciembre de 2011 (decreto-ley 111/2011), fueron incorporadas a este mismo sistema cuatro nuevas SCUTs: la autovía del Algarve (A22:Monte Gordo-lagos), autoestrada Beira Interior (A23 Guarda-Torres Novas), autoestrada das Beiras litoral e alta (A25: Vilar Formoso-Aveiro) y la concesión Interior Norte (A24:Vila Verde Raia-Viseu).

Hasta el momento las nuevas incorporaciones, sumadas a las ya activas, que han ido ampliando por todo el país, incluido el Algarve, las autovías de obligado portazgo, han provocado reacciones de todo tipo, incluyendo aquellas en forma de  actos de sabotaje que, según parece, se están haciendo populares entre conductores airados y malhumorados que no tienen a bien pagar el impuesto circulatorio.

Cartel reivindicativo contrario al pago de peajes: “¿Más peajes? Ni pensarlo”

Se han vuelto habituales las protestas de ciudadanos desde que se impuso el pago de peajes en las autovías portuguesas, primero en el norte y más adelante en el sur, como  las marchas de protesta en la  autovía del Infante (EN-125) del Algarve.

A finales de julio de 2013 un centenar de conductores portugueses y españoles colapsaban la EN-125 , en una movilización organizada una comisión de usuarios de los dos lados del Guadiana y por la asociación de Usuarios de la Autovía del Infante (CUVI) -para  quienes la introducción de este peaje está llevando al Algarve a una situación de ruina social y económica-,  para protestar contra el peaje en la autopista del Infante .

Lo último: un escrache en los alrededores de la residencia estival del primer ministro de Portugal, Pedro Passos Coelho, en el Algarve, para exigir el fin del pago de peajes en las carreteras de la región.

NOTA: Esta entrada es una actualización de la publicada  Autovías de Portugal: Portazgo, fielato y peaje en el Blog “Estaba el Señor Don Gato” el 5 de  enero de 2012.

Referencias.-

Peajes

Peajes Portugal

Escrache en la residencia veraniega de Passos Coelho (Público, 12/08/2013)

Cómo sobrevivir a los peajes en Portugal (Blog Vigo Low Cost)

Read Full Post »

I Festival de Cine y Arquitectura de Avilés

Entre los días 16 y el 20 de Julio de este año se va a celebrar la pimera edición del Festival Internacional de Cine y Arquitectura de Avilés que se llevará a cabo en el Centro Niemeyer.

En el certamen, cuya organización corre a cargo de  la productora Dímelo a Mí, se proyectarán películas de ficción y documentales centradas en cuestiones urbanas y arquitectura.

Ojoconico.org se encarga de la programación de la sección de Arquitecturas Filmadas que se exhibirán desde el miércoles 17 hasta el sábado 20 a las 19.30 en el cine del Centro Niemeyer. Las proyecciones irán precedidas de una conferencia y después  habrá un debate sobre las cuestiones presentadas por el documental. Para ello,  se pretende contar con la presencia varios de los realizadores de los documentales. El acceso a las películas de esta sección será abierto y gratuito.
Además de todas las proyecciones, durante los días del festival también habrá actuaciones y conciertos (ver programación).

Referencias.-

Desarrollo urbano de Avilés (en Urban Idade)
Arquitectura y cine en Argentina: Le Corbusier y Salamone (en Urban Idade)

Read Full Post »

copia

Reproduzco la Nota de Prensa hecha pública el pasado 14 de Mayo por COLEGIO PROFESIONAL DE ARQUEÓLOGOS, y el  ILUSTRE COLEGIO OFICIAL DE DOCTORES Y LICENCIADOS EN FILOSOFÍA Y LETRAS Y EN CIENCIAS DE MADRID, junto con el AMTTA, en donde se denuncian los intereses especulativos ocultos en el Proyecto de Ley de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid propuesta por el gobierno madrileño del PP.

Dice el comunicado:

El proyecto de Ley de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid no sólo supone un retroceso legislativo sino que implica la pérdida del Patrimonio cultural de todos los ciudadanos. Madrid contraviene las normativas comunitarias ratificadas por España, haciendo prevalecer los intereses económicos sobre la cultura.

El texto legal propuesto por el gobierno en Proyecto de Ley de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid desprotege el Patrimonio y desmantela el “modelo Madrid” de gestión, que tan admirado ha sido en el pasado. En general supone un retroceso tanto en la gestión como en la protección del Patrimonio Cultural, propiedad de todos los ciudadanos.

Con la aprobación de esta nueva Ley de Patrimonio, buscan la desprotección de edificios históricos como medio de enriquecimiento de la administración, buscando un beneficio económico a costa del robo del Patrimonio a la ciudadanía. Ejemplos como el Palacio de la Duquesa de Sueca o la ya derribada casa blasonada de Embajadores 18, ambos propiedad del Ayuntamiento de Madrid y abandonados hasta forzar la declaración de ruina para demolerlos y vender el solar, se convertirán en algo cotidiano con la aprobación de la nueva ley, haciendo de la ciudad de Madrid un centro urbano carente de identidad histórica”.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Casa blasonada derribada en Embajadores 18. (Foto: Enrique F. Rojo; 2008)

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Puerta de entrada y blasón del edificio derribado en Embajadores 18. (Foto: Enrique F. Rojo; 2008)

Estos intereses económicos del gobierno quedan descubiertos también por las alegaciones presentadas por el partido gobernante, que pretende incluir en esta Ley de Patrimonio disposiciones relativas a la modificación del suelo y al aprovechamiento y ampliación de los casinos, despejando cualquier duda que quedara acerca de las facilidades que están dispuestos a ofrecer al gran complejo de Eurovegas. Este grupo de profesionales insiste en que no se está en contra del desarrollo, el progreso o la construcción; pero sí de que ese modelo se haga de un modo descontrolado y sin supervisión“.

Esta nota de prensa forma parte de la campaña de protección del Patrimonio Histórico de Madrid que se viene desarrollando desde hace más de un año  y que está encabezada por el Colegio Profesional de Arqueólogos y por la Asociación Madrileña de Trabajadores y Trabajadoras en  Arqueología (AMTTA) , con la colaboración de la plataforma Madrid, Ciudadanía y Patrimonio.

Plaza del Duque de Alba_2007-small

Palacio de Sueca en la plaza del Duque de Alba, reciéntemente derribado. (Foto: Enrique F. Rojo, 2007)

La campaña  cuenta ya con el respaldo de diversas instituciones y expertos en el Patrimonio tanto de ámbito nacional como internacional, entre las que se encuentran las Universidades madrileñas y diversas asociaciones culturales e instituciones dedicadas al estudio y difusión de los bienes patrimoniales.

Entre las actividades realizadas  para la protección del Patrimonio se encuentra la convocatoria para la concentración que se llevará a cabo el domingo 19 de mayo a las 11 horas en la Plaza de Canalejas. Bajo el lema SOS PATRIMONIO. NO A UNA LEY DESPROTECTORA pretende explicar a todos los asistentes e interesados las principales carencias y errores de este Proyecto de Ley usando ejemplos cercanos a todos los madrileños. Con esta y otras acciones se busca también mostrar al gobierno de la CAM que esta es una ley que nace sin consenso.

La campaña pretende continuar con su trabajo de difusión y búsqueda de apoyos durante el proceso asambleario e irá más allá en caso de que se apruebe la Ley sin recoger las modificaciones propuestas, ya que no
van a permitir que el gobierno use el Patrimonio de todos para el enriquecimiento de unos pocos.

Referencias.-

Manifiesto Arqueología de Madrid PDF

Sección de Arqueología del Colegio de Doctores y Licenciados de Madrid

Madrid Ciudadanía y Patrimonio

Asociación Madrileña de Trabajadores y Trabajadoras en Arqueología (AMTTA)

Más información:
Aurora Campuzano
Directora de Comunicación
91 447 14 00
Móvil 671 08 26 61

Read Full Post »

General Zabala 1920

Fotografía de 1920. Se ve el hotel “Villa Casilda”, construido entre 1893 y 1894, propiedad de Miguel Roldán. Está situado en la calle López de Hoyos haciendo esquina con General Zabala (la Prosperidad). En la actualidad forma parte de la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús, construida a principios de los años veinte del pasado siglo. De esta se puede ver una de las torres, aún sin pináculo.

Una manzana de la Prosperidad

Lo que aquí se cuenta es la historia de una manzana que hubo en el barrio de la Prosperidad de Madrid, y también la de los edificios que la ocuparon. Una manzana en la que los viejos “hotelitos” que le daban forma eran casi iguales en origen, de exquisita y cuidada fábrica de ladrillo, elegantes y amplios, y a los cuales sus propietarios fueron aportando sus gustos, añadiendo elementos y transformando algunos,  conforme cambiaban las modas en cada época,  y manteniendo y preservando su presencia según exigía la necesidad de uso que de aquellos se hacía y que para sus propietarios era principal.

Antigua “Villa Casilda”, edificio construido entre 1893 y 1894, propiedad de Miguel Roldán. Está situado, haciendo esquina, en las calles López de Hoyos y General Zabala. Se trata de uno de los pocos edificios anteriores al siglo XX que todavía no se han derribado en el barrio de la Prosperidad y el último de lo que fue la primera manzana del barrio con construcciones similares en dimensiones y tipología. La renovación del parque residencial de la Prosperidad que, desde los años sesenta del siglo XX hasta la actualidad, ha mantenido un ritmo imparable, ha modificado su fisonomía por completo, haciendo escasas las muestras que recuerden sus orígenes y peculiaridades.

De aquella promoción de principios del siglo XX, la mayor parte de las casas fueron adquiridas como “hoteles” de fin de semana o vacaciones por madrileños de la burguesía emergente del momento y casi todos ellas se mantuvieron durante más de cincuenta años. Pero las presiones que ejercieron en la segunda mitad de ese mismo siglo las empresas promotoras y las constructoras, avaladas por el Ayuntamiento y por el propio Estado, y el propio interés de los propietarios, consiguieron la desaparición de esta singular tipología de viviendas, que se sustituyó por estandarizados y casi siempre anodinos bloques, de estilos propios de los años setenta, ochenta y noventa del siglo XX.

La historia que aquí se cuenta es la historia de unas cuantas casas burguesas vendidas en torno a 1900, de las que la burguesía heredera de aquella antigua que las compró, se deshizo, enajenando las fincas y promocionando la edificación de los contemporáneos bloques que en la actualidad pueblan las calles de la Prosperidad. También es la historia de un edificio singular en el actual siglo XXI por el que no parece haber pasado el tiempo. O si, pero sin haber dejado apenas rastro. Esta es la historia de un grupo de casas que un día formaron una elegante manzana y que el signo de los tiempos y la ambición unida a una idea del progreso mal entendida, eliminó de un plumazó, llevándose consigo parte de la esencia y de la memoria visual de un barrio.

Mirador de la antigua “Villa Casilda”, edificio construido entre 1893 y 1894. En la actualidad sin vidrios.

Miguel Roldán, promotor y rentista

Miguel Roldán, era un militar retirado originario del pueblo de Marbella, nacido en 1838, que cobraba una pensión de seis mil pesetas anuales  y que vivía en Madrid en la calle de las Fuentes en una vivienda principal de alquiler por la que pagaba la “elevada” renta de 208 pesetas mensuales, aparte de los salarios de las tres empleadas que tenía de servicio.
En 1893, consciente de  la capacidad que le ofrecían sus excedentes pecuniarios , empezó a interesarse por el negocio inmobiliario, en especial por el que se podía desarrollar en la periferia de Madrid. En concreto por la Prosperidad, donde como primera inversión adquirió una parcela, para la que solicitó al Ayuntamiento un permiso de construcción ese mismo año. En 1900 era ya un importante propietario, con fincas por todo Madrid, pues pagaba de impuesto territorial una suma próxima a las 11.000 pesetas, casi el doble de su pensión.

Proyecto Hotel Aranguren 1893_001

Proyecto de “hotelito” para Miguel Roldán del arquitecto Celestino Aranguren, 1893. (Fachada) En la planta principal destaca el mirador de forja y cristal -en el centro de la fachada- situado en la sala.

Proyecto Hotel Aranguren 1893_002

Proyecto de “hotelito” para Miguel Roldán del arquitecto Celestino Aranguren, 1893. (Planta de los dos pisos) En la planta baja, acceso por vestíbulo, con dos gabinetes, comedor, sala y aseo. En la segunda planta o principal, cuatro dormitorios, baño, una sala y tocador. Delante de la casa habría un pequeño jardín y detrás uno de mayor tamaño.

“Villa Casilda”

En el año 1898 Roldán adquirió al rico terrateniente J. F. Maroto un terreno de 1.315 m2, medianero con el que él había comprado previamente y que le sirvió para hacer crecer ostensiblemente su ya vasta propiedad. Y en 1900 le compró al mismo Maroto la parcela de 3.900 m2. que formaba parte de la mitad norte de la manzana donde se encontraba el “hotel” que había mandado construir en 1893-94.
En esta  primera finca que le adquirió a Maroto, de más de 2.600 m2,  construyó un “hotel “ de planta cuadrada de doce metros de lado sobre una superficie construida de 140 m2. El “hotel” tenía tres plantas: sótano, planta baja y primer piso. Al fondo del jardín había una cochera, un corral, un establo, un lavadero y una portería a dos niveles con fachada a la calle Zabala, actual General Zabala. Esta casa se inscribió en el Registro en 1902 como  “Villa Casilda”, y sus propietarios, los señores de Roldán,  formaban parte de la burguesía ostentosa de la capital. Sin embargo, que se sepa, nunca llegaron a ocupar la vivienda.

Facundo1

Detalle del plano de F. Cañada de 1902. En color la manzana entre López de Hoyos, Zabala, Luis Vives y Suero de Quiñones. Destaca la finca denominada “Villa Casilda” cuyo propietario fue M. Roldán.

“Hotelitos” iguales

Entre 1900 y 1903,  Miguel Roldán se dedicó a construir siete “hotelitos” en sus terrenos, que ya había dividido en pequeñas parcelas de 460-80 m2., más una de 615 m2. Lo hizo en dos fases, edificando primero tres edificios exáctamente iguales en el nordeste, con 140m2. de planta rectangular y otro mayor al norte, con 180 m2. de planta.

Después, en 1902, construiría otras tres casas iguales, de 160 m2. Tenían dos plantas con cubierta a cuatro aguas, con entrada en la planta baja, dos gabinetes, cuatro habitaciones, cuarto de costura, plancha y un aseo. La cocina estaba en el sótano y al fondo del jardín estaba el corral. Todas ellas, y probáblemente también la primera que construyó a finales del XIX,  las proyectó el mismo arquitecto: Celestino Aranguren, que construyó viviendas y se especializó en recintos penales, edificados en Alcalá de Henares, Valencia, Cartagena, etc.  Falleció  Aranguren en 1921.

Manzana 1946

Imagen aérea de la Prosperidad en 1946. Vemos la manzana de M. Roldán. Las casas numeradas como 2, 3 y 4 son las construidas entre 1900 y 1901, incluyendo la 5, que fue la de mayor tamaño, con frente a la calle Luis Vives. Con los números 6, 7 y 8 los “hotelitos” construidos entre 1902 y 1903, con orientación noroeste y fachada en la calle Zabala -actual General Zabala-. La “villa” con el número 1 corresponde a la primera que adquirió Roldán a Maroto en 1893 y en la que construyó la casa que se ve, “Villa Casilda”. (Foto: NomeCalles)

Manzana 1967

Imagen aérea de la Prosperidad en 1967. Vemos la misma manzana. Las casas numeradas como 2, 3 y 4, las construidas entre 1900 y 1901, ya han sido derribadas y sustituidas por bloques de viviendas. Las que tienen los números 6, 7 y 8, los “hotelitos” construidos entre 1902 y 1903, todavía permanecían en pie. Además del número 5 y del que ocupa la esquina de General Zabala con López de Hoyos, con el número 1. Esta última finca –“Villa Casilda”– junto con la 8 eran ya parte de la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús y su propietario el Arzobispado de Madrid. (Foto: NomeCalles)

Residencia escritores y artistas_1943_Aranguren

Esta “Villa”, que acabó por ser Residencia de Escritores y Artistas, ocupaba la esquina de Luis Vives con Zabala (la nº 6 en las fotos de 1946 y 1967. En la foto también se ve, a la izquierda, la casa rotulada con el nº 5, que era la de mayor tamaño de la promoción). Anteriormente, la Asociación de Escritores y Artistas, creada en 1916, había ocupado otro “hotelito” en la calle Suero de Quiñones, probáblemente de la misma promoción construida por M. Roldán. El edificio que vemos en esta imagen de 1943 se derribó a finales de los setenta o principios de los ochenta del siglo XX para edificar bloques de viviendas.

Curiosamente, M. Rodán fallecería en el año 1904, por lo que sus propiedades de la Prosperidad pasaron a manos de sus herederos que fueron quienes las alquilaron entre 75 y 80 pesetas, según tamaño,  y, a partir de 1912 comenzaron a vender, ya que en vida de su promotor no se llegó a vender ninguna.

En 1910,  la primera casa, situada en López de Hoyos 19 c/v. a la calle Zabala,  se sabe que se alquiló por 150 pesetas al mes, al farmaceútico Emilio Alcobilla y Aguado, quien la utilizó como laboratorio farmaceútico (constituido en sociedad junto con dos socios más en 1909) y es posible que también como vivienda habitual o temporal. Este químico había poseido un laboratorio en el tercer piso de los números 19 y 21 de la calle Fuencarral , que tuvo que abandonar tras ser declarado el edificio en ruina después de una explosión de gas, mudándose a la Prosperidad en mayo de 1909. (ABC, 1/02/1909)

Antigua “Villa Casilda”, edificio construido entre 1893 y 1894, propiedad de Miguel Roldán. Está situado, haciendo esquina, en las calles López de Hoyos y General Zabala.

El farmaceútico Alcobilla se había especializado en preparados inyectables en ampollas antisépticas y llegó a tener en su catálogo más de 300 preparados. También realizaba análisis de productos orgánicos patológicos y disponía de laboratorio microfotográfico.

Es precisamente esta finca, “Villa Casilda”, que  ocupó Emilio Alcobilla hasta 1912, pues ese año los herederos de Roldán la vendieron a una congregación religiosa, -que en torno a 1920 les sirvió para levantar una residencia religiosa y más adelante una iglesia, la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús-, el único edificio de aquella manzana pionera que todavía permanece en pie y en uso.

Anejo a la iglesia, en el número 10 de General Zabala,  se encontraba también el hotelito nº 8, del lote construido entre 1902 y 1903, que pertenecía igualmente a la congragación. Ya constituida la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús, en 1943 ésta cedió al Patronato de Suburbios el edificio  para establecer  el colegio nacional “Sagrado Corazón de Jesús” y dar acogida a los niños necesitados del barrio. El edificio mantuvo esta función hasta 1983, año que los alumnos se transfirieron al recién rehabilitado colegio público “Nicolás Salmerón” en la calle Pradillo. Desde 1981 el colegio compartía instalaciones con la Escuela Popular de “la Prospe”.

En 1981 la Escuela Popular de “la Prospe”, en virtud a un acuerdo establecido con el Ayuntamiento que arrendaba el hotelito al Arzobispado de Madrid, ocupó las dependencias hasta el año 2000, manteniendo así la función docente que desde hacía más de medio siglo se ejercía en la casa. En 2000, tras una larga década de litigios entre la Escuela y el Arzobispado, el edificio se abandonó en favor de este último que en 2006 lo demolió para edificar el actual Consejo Diocesano de Misiones que se situa en  la calle General Zabala nº 10 bis. (Ver artículo en Urban Idade)

Hotelito Prosperidad
Antiguo hotelito promovido por  Miguel Roldán que fue local parroquial en la calle General Zabala, 10 bis. Pertenecía a la parroquia del Sagrado Corazón de Jesús. En el año 1943, la parroquia del Sagrado Corazón cedió al Patronato de Suburbios este local parroquial para establecer  el colegio nacional Sagrado Corazón de Jesús. En el año 1981, la Junta Municipal de Chamartín, en virtud del contrato en el que se había subrogado el Ayuntamiento -al desaparecer como organismo el Patronato de Suburbios-, autorizó a la Escuela Popular de la Prosperidad para impartir clases de adultos en el edificio.  En 2000, tras una larga década de litigios entre la Escuela y el Arzobispado, el edificio se abandonó en favor de este último que en 2006 lo demolió para edificar el actual Consejo Diocesano de Misiones que se situa en  la calle General Zabala nº 10 bis. (Ver artículo en Urban Idade)

Miguel Roldán fue, por tanto, el iniciador en la Prosperidad de un modelo de urbanización privado que podría decirse pionero, al apostar por la uniformidad constructiva, repitiendo el tipo de vivienda unifamiliar ajardinada hasta completar una manzana. Es posible que en su propuesta no estuvieran de modo explícito los ideales del movimiento urbanístico de las ciudades jardín fundado por  Ebenezer Howard (18501928) que parecen adivinarse,  pues para ello tendría que haberse repetido el modelo en otras manzanas. Parece lógico pensar que este respondiese más a criterios económicos, al construir en serie, que a otros motivos. Pero es evidente que su singular carácter aportaba cierta idea de este concepto urbanístico, que a lo largo de las décadas de 1920 y 1930 iría salpicando en forma de colonias jardín algunas zonas sin urbanizar de la Prosperidad. Lamentáblemente, del conjunto de hotelitos que constituyó la manzana no queda más que la vivienda que formó “Villa Casilda”, paradójicamente la primera en construirse y, de momento la última superviviente.

Referencias.-

Vorms, Charlotte
Bâtisseurs de Banlieu à Madrid. Le quartier de la Prosperidad (1860-1936)
Creaphis Ed.
Paris, 2012

Rojo, F. Enrique
La Prosperidad. 1862-2012
Ed. Temporae
Madrid, 2012

Read Full Post »

Older Posts »