Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Cines’

Antiguo Cine Moderno en López de Hoyos

Antiguo Salón Moderno, luego cine López de Hoyos. Cuando cerró se convirtió en un salón de bodas y banquetes. Hoy es un gimnasio. (Foto: Blog Eloy Peña Rico)

El antiguo Salón Moderno, López de Hoyos nº 71, se inauguró en 1924 a partir de un proyecto de 1921 del arquitecto Luis Mosteiro Canas. Contaba con 9 filas de 26 butacas de preferencia y 22 filas de 28 butacas de general, separadas por barandas de fundición, además de 5 palcos.

En 1933 el precio de la primera sesión, a las cuatro y media, era de 50 céntimos, y de una peseta las sesiones vespertina y de noche. Además de la función de cinematógrafo, el Salón Moderno también se utilizaba para la celebración de actos públicos de asociaciones vecinales y benéficas, y como sala de baile, especialmente en Carnavales. Como el baile de máscaras que tuvo lugar el 17 de febrero de 1934, con orquesta desde las 10 de la noche hasta la madrugada, al precio de 2 pesetas los caballeros. Las señoras entraban gratis.

 

Maderas Parrondo

Maderas y carbones Parrondo (c. 1920).

En el solar que ocupa el edificio hubo anteriormente un almacén de maderas y carbones construido seguramente a finales del siglo XIX o inicios del XX, y que debió de surtir de material a las nuevas construcciones de la incipiente barriada de la Prosperidad y de leña y carbón a los vecinos que ya habitaban el suburbio. Casualmente, se encontraba justo en frente de la recién construida residencia religiosa del Sagrado Corazón y de Villa Casilda, primera vivienda de un conjunto de hotelitos que se agruparon creando una singular y elegante manzana, cuyo vestigio es precisamente esta casa, la única que no se ha derribado.

En torno a 1953 el cine Moderno desaparece y un año después abre con el nuevo nombre de cine López de Hoyos, con un total de 1291 localidades, funcionando como cine de barrio de sesión continua desde las 5 de la tarde.

 

General Zabala 1920

Villa Casilda”, construido entre 1893 y 1894.

En 1987, debido a la grave crisis que afectó a las salas de exhibiciones cinematográficas en toda España, el cine causó baja en el Registro de Empresas Cinematográficas, aunque hacía ya algunos años que había cerrado y el local se encontraba sin actividad.

Hasta 1990, aproximadamente, no volvió a utilizarse el recinto, esta vez como salón de bodas y bautizos por parte del grupo Lady Ana. Se realizarían obras de reforma para adaptar el cine a su nuevo uso, eliminando mobiliario, suelos y tabicados ya inservibles. Se mantuvieron algunos elementos, como la fachada, marquesina y la escalera principal de mármol, protegidos por ley dada la singularidad y el interés del edificio.

 

Cine López de Hoyos, 2007

Antiguo Salón Moderno, luego cine López de Hoyos. Cesó en su actividad como cine a finales de los ochenta del XX y pasó a dedicarse durante más de una década a ofrecer banquetes de bodas, comuniones y bautizos. Trás permanecer cerrado algún tiempo, en los primeros años del siglo XXI vio renacer su espíritu de gran nave con una nueva propuesta ligada a las nuevas modas sociales. Holiday Gym se llama ahora. (FOTO: Enrique F. Rojo, 2007

En 2001, tras el cierre del salón de bodas, se realizó una nueva reforma para convertir el antiguo cine en un mega-gimnasio de la cadena Holiday Gym, actividad que todavía se sigue realizando.

Como curiosidad, el salón de bodas cerró el local de López de Hoyos 71, aunque mantuvo otro más pequeño en la calle Mantuano nº 4, que también acabaría cerrando. En ambos locales se puede ver grabada en la fachada un gran logotipo de la empresa en elegante y artificiosa tipografía con las letras L y A encerradas en una especie de escudo, lo que a veces causa entre aquellos que desconocen la historia del edificio cierta perplejidad.

Cerillas como recordatorio de una boda en Lady Ana, c. 1993.

Cerillas como  recordatorio de una boda  en Lady Ana, c. 1993.

Referencias.-

F. Rojo, Enrique
La Prosperidad, 1862-2012
Temporae Ed.
Madrid, 2012

VV.AA.
Arquitectura de Madrid
Fundación COAM
Madrid, 2003

Una manzana singular de la Prosperidad
(Blog Urban Idade)

Read Full Post »

Palacio de la Música 1929

Queremos recuperar desde este blog la iniciativa que la asociación en defensa del patrimonio histórico, artístico, cultural, social y natural de la Comunidad de Madrid, Madrid, Ciudadanía y Patrimonio emprendió a principios de 2013 solicitando a la Dirección General de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid  la declaración de Bien de Interés Cultural del Palacio de la Música,  para que se preserven tanto su estructura como su uso cultural.

Este emblemático edificio de la Gran Vía madrileña, proyectado por el arquitecto Secundino Suazo Ugalde en 1926, se encuentra en peligro pues podría convertirse en centro comercial después de la aprobación por el Ayuntamiento de Madrid del cambio de uso de cultural a comercial.

Tras casi cuatro años de trabajos, en enero de 2012, después de los conocidos casos de corrupción en Caja Madrid,  la Fundación Caja Madrid paralizó las obras en el edificio pese a haber invertido  en ellas 4 millones de euros.  “Si reabrimos el Palacio de la Música no podremos mantener la Casa Encendida” -emblemático espacio cultural de Madrid-, se llegó a decir desde la dirección de la  Fundación Caja Madrid .

En estos momentos la situación del edificio es de total incertidumbre. Según parece, el cierre definitivo de la operación de venta a una empresa textil depende de que el Ayuntamiento de Madrid elimine la validez del grado máximo de protección del edificio que desde 2008 impide su remodelación interna y su uso para otro fin que no sea el cultural.  Algo que parece bastante probable. El pasado mes de febrero, Ana Botella,  alcaldesa de la capital, dio su visto bueno para que una conocidísima marca comercial catalana de ropa adquiriese el Palacio de la Música para generar empleo y actividad económica“, según dijo Botella.

Para dar difusión de este atentado institucional al patrimonio histórico-arquitectónico de Madrid y de la burla que supone a los ciudadanos, con la firma de Alberto Tellería Bartolomé y Vicente Patón Jiménez,   Madrid, Ciudadanía y Patrimonio elaboró un detallado informe histórico sobre el Palacio de la Música que,  a continuación, reproducimos mediante enlace.

INFORME sobre el “Palacio de la Música” de Madrid by Madrid, Ciudadanía y Patrimonio

Referencias.-

Rehabilitación del Palacio de la Música
REVISTA CERCHA, Nº 114 – DICIEMBRE 2012

Informe Palacio de la Música Asociación Madrid, Ciudadanía y Patrimonio (PDF)

Un vídeo viral para salvar el Palacio de la Música (El Diario.es, 18/05/2014)

Botella permitirá que el Palacio de la Música se convierta en una tienda (El País, 18/02/2013)

Palacio de la Música: un atraco de tres
La venta desnaturaliza la Gran Vía y sólo puede tener el interés de la especulación inmobiliaria (El País, 19/08/2014)

 CHANGE.ORG “Salvemos el Palacio de la Música”

Read Full Post »

I Festival de Cine y Arquitectura de Avilés

Entre los días 16 y el 20 de Julio de este año se va a celebrar la pimera edición del Festival Internacional de Cine y Arquitectura de Avilés que se llevará a cabo en el Centro Niemeyer.

En el certamen, cuya organización corre a cargo de  la productora Dímelo a Mí, se proyectarán películas de ficción y documentales centradas en cuestiones urbanas y arquitectura.

Ojoconico.org se encarga de la programación de la sección de Arquitecturas Filmadas que se exhibirán desde el miércoles 17 hasta el sábado 20 a las 19.30 en el cine del Centro Niemeyer. Las proyecciones irán precedidas de una conferencia y después  habrá un debate sobre las cuestiones presentadas por el documental. Para ello,  se pretende contar con la presencia varios de los realizadores de los documentales. El acceso a las películas de esta sección será abierto y gratuito.
Además de todas las proyecciones, durante los días del festival también habrá actuaciones y conciertos (ver programación).

Referencias.-

Desarrollo urbano de Avilés (en Urban Idade)
Arquitectura y cine en Argentina: Le Corbusier y Salamone (en Urban Idade)

Read Full Post »

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Cine Morasol cerrado. (Foto: Enrique F. Rojo, 14 de mayo de 2013)

Hace unas tres semanas que el cine Morasol, situado en la calle Pradillo, 6 de la Prosperidad, no abre. Era el último cine del barrio y de sus alrededores que permanecía en activo. Se inauguró en el año 1964, cuando todavía acudir al cine el fin de semana era una de los entretenimientos más populares en todo el país. En la programación de sus primeros años se proyectaron películas como El circo,con Cantinflas; El Vampiro de Düsseldorf, de Fritz Lang; diferentes títulos de la saga del Zorro; El joven Winston, de Richard Attenborough ; etc.

Plantas del cine Morasol

Planta de cine Morasol. (Plano: Web Estudio López-Izquierdo)

En la Prosperidad el Morasol convivía con los cines López de Hoyos (antes salón Moderno), el Cinestudio Covadonga y el Royal, todos ellos en la calle López de Hoyos. En la misma calle, bastante más arriba se encontraba el cine Ciudad Lineal. Cerca de la Guindalera, pero también competidores del cine Morasol, se encontraban el Bahía, el Mónaco y el modernísimo Marvi, los tres en la calle Cartagena.

Cine Marvi_02

Antiguo cine Marvi, en los años sesenta del siglo XX.

Hacia Chamartín, en la calle General Mola (Príncipe de Vergara) estaban los cines Roma y el Juan de Austria.
En su momento, la apertura del cine Marvi, en la calle Cartagena casi esquina Avenida de America, desbancó a los que salpicaban López de Hoyos. Este cine, abierto en 1958, fue durante los 60 el más moderno de la zona. También tenía programas dobles y al estar a mitad de camino entre el barrio de Salamanca y los de la Guindalera y la Prosperidad, competía con el Oraa y con el Silvela, a la vez que con el Lopez de Hoyos, con el Covadonga y con el Morasol.
El Marvi desapareció en 1980 y comenzó a funcionar como bingo -Sala América- hasta el año 2008 que cerró definitivamente. En los bajos del cine Marvi estaba la sala de fiestas “El Cisne Negro”.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Antiguo cine López de Hoyos. Cuando cerró se convirtió en una salón de bodas y banquetes. Hoy es un gimnasio. (Foto: Blog Eloy Peña Rico)

La década de los ochenta del siglo pasado fue nefasta para los cines, especialmente para las grandes salas que eran incapaces de completar su aforo, a pesar de estrenar las producciones más atractivas del mercado. Muchas salas se reconvirtieron en minicines y aguantaron hasta donde pudieron. Los cines grandes de los barrios se transformaron en bingos y en salones de bodas y banquetes y , ya en la década de los noventa, algunos mutaron en gimnasios, como el Roma o el López de Hoyos. De los cines pequeños que no continuaron su actividad la mayoría se transformaron en supermercados de grandes cadenas o en franquicias de ropa.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Antiguo cine Royal. Tras su cierre se convirtió en un bingo. Ahora puede que se transforme en un supermercado. (Foto: Blog Eloy Peña Rico)

En 2006 una reforma del Ayuntamiento por la que las salas podían cambiar su uso urbanístico, con las salvedades de que los edificios que gozasen de protección urbanística tendrían que asegurar la conservación de sus elementos arquitectónicos y culturales, y que los nuevos usos del inmueble tendrían que ser compatibles con la integridad de palcos, tramoyas y escenarios, posibilitó el cierre de muchas salas que aún funcionaban.
Este cambio en la legislación unido al hecho de que la mayoría de los cines pertenecían a unas pocas sociedades, produjo que estas cerrasen las salas casi de forma conjunta con la intención de sacar partido a las plusvalías que generaba la recalificación.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Antiguo cine Juan de Austria. Después de convertirse en un supermercado, el local se encuentra cerrado. (Foto: Blog Eloy Peña Rico)

El cine Morasol también sufrió la crisis de los ochenta y en febrero de 1980, cuando exhibía el Secreto del Toisón de Oro y Una Tarde en la ópera, de los hermanos Marx,  en sesión continua al precio de cinco duros, el mismo mes que en el cine Gran Vía se estrenaba Mad Max, echó el cierre.
En 1982 volvió a abrir, esta vez no como cine sino como sala de conciertos, aunque mantuvo su nombre (Sala Morasol). Sin embargo, a pesar de convertirse en un referente de la “movida”, junto con la sala “Marquee” y la sala “Rock-Ola”, los antiguos cine Bahía y Mónaco, las numerosas denuncias de los vecinos y las continuas molestias que el público que acudía al local generaba en el barrio durante las madrugadas, obligó a su cierre en junio de 1984. (La sala Morasol llegó a ser una de las más conocidas y frecuentadas por la gente joven madrileña, y fue lugar de conciertos de los grupos más famosos del panorama musical español de los ochenta. La Morasol, como se la conocía, carecía de licencia de instalación, apertura y funcionamiento, además de superar ampliamente, según los técnicos municipales, el nivel de decibelios permitidos, lo que originaba la transmisión de vibraciones y ruidos molestos a los vecinos-.El País, 9 de junio de 1984).

Morasol

Interior del cine Morasol, en la calle Pradillo. (Foto: Web Estudio López-Izquierdo)

Sala cine Morasol

Sala principal del cine Morasol. (Foto: Web Estudio López-Izquierdo)

Pero, como el Ave Fénix, en 1997 el Morasol resurgió de sus propias cenizas y abrió de nuevo como cine multisalas, ligado a la sociedad Exhibidores Unidos del empresario valenciano  Bautista Soler, propietaria también del Juan de Austria y que llegó a tener 40 salas de cine en Madrid capital.
EJuan de Austria cerró en 2007 al amparo de la reforma del Ayuntamiento de Madrid, y transformó el antiguo cine en un Open Cor, ahora también cerrado y en una sala de ensayo de la Compañía Nacional de Teatro Clásico.
El cine Morasol, aguantaba como multicine de seis salas, hasta hace unas tres semanas. Pero, desde entonces no ha vuelto a abrir. Y parece que esta vez va a a ser el adiós definitivo del último cine del barrio de la Prosperidad.

ACTUALIZACIÓN 2016: el 27 DE OCTUBRE DE 2016, el antiguo cine Morasol volvía a abrir, con mínimas reformas, rebautizado como Cines Conde Duque Auditorio.

Referencias.-

El crepúsculo de las salas (El País, 2013)

Sin grandes cines en las calles de Madrid (Revista Profesiones, 2007)

Salas de cine: Morasol (Estudio de arquitectura López-Izquierdo)

“The end para el cine de barrio“. Cine Marvi. (El País, 23/03/2012))

Los cines Renoir de Cuatro Caminos echan el cierre (El País 30/09/2013)

Guardar

Read Full Post »

Teatro Renacimiento_1930

El cine Renacimiento -“Rena“- de Ferrol, o lo que queda de él, fue una obra temprana del arquitecto Eduardo Rodríguez-Losada Rebellón, muy ornamentada y de estilo ecléctico, con elementos modernistas, cierto Monumentalismo afrancesado, motivos renacentistas y toques mudéjares.
Este cine, que nacio como teatro, se construyó en el solar dejado en la calle del Sol del barrio de la Magdalena por el Circo Ferrolano o Teatro Romea, cerrado en 1915 y que fue muy popular mientras existió. Al clausurarse, por venta, se derruyó con el propósito de edificar un nuevo teatro, mayor y más lujoso, que pudiese competir con el Teatro Jofre, el principal de Ferrol.

Teatro Renacimiento_planta y alzado_1919

Teatro Renacimiento, planta y alzado (1919).

La licencia de construcción del nuevo edificio se otorgó en junio de 1917, después de que el Ayuntamiento de la ciudad rechazara el primer proyecto por no adecuarse a las Ordenanzas Municipales. Iniciadas las obras, pronto se añadieron nuevos inconvenientes que fueron retrasándola. Desde la dificultad para obtener hierro para las armaduras de la cubierta a causa de la Primera Guerra Mundial, hasta las denuncias interpuestas por los intereses contrarios a la apertura del nuevo teatro por parte del Santo Hospital de la Caridad -con sede en el edificio ocupado por el actual Centro Torrente Ballester– que pedían su prohibición. El Hospital presionó al Ayuntamiento de Ferrol para impedir la construcción del edificio ya que buena parte de los fondos de su institución provenían de los ingresos en taquilla del Teatro Jofre, único teatro hasta el momento con aforo notable y del que poseía parte. Finalmente, tras la venta del Jofre en 1919 a la empresa Fraga de Vigo, el Renacimiento pudo reanudar sus obras e inaugurarse un año después.

Cine Renacimiento_Vilariño_1993-small

Teatro Renacimiento de Ferrol. (Foto: M. Vilariño, 1993)

La planta del local no ocupaba en la totalidad del solar sobre el que se construyó. Por imposición de las Ordenanzas Municipales hubo de dejar entre los límites de la construcción y los extremos del solar, unos patios cerrados con verjas de hierro junto a la fachada principal, que permitían la fácil evacuación de la sala en caso de incendio.Tuvo un carácter híbrido entre teatro y sala de variedades, con una planta alargada y estrecha que no era adecuada para la disposición de palcos, de los que solo disponía seis, tres a cada lado de la embocadura, en favor del patio de butacas en la planta baja y del “gallinero” -general- de pequeño tamaño, situado a una altura sobre el vestíbulo. En total, había cabida para 790 espectadores, casi los mismos que en el Jofre.

Ferrol Calle Sol Cine Renacimiento_2013_03-small

Detalle de la fachada principal del “Rena (Foto: Enrique F. Rojo, 2012)

El teatro poseía una ancha fachada revestida con revoco y azulejería. Y en su interior, un largo vestibulo  decorado también con azulejos sevillanos tricolores (blanco, azul y amarillo) de motivos imperiales, que permitía el acceso a la planta de general y daba paso a la sala. Esta contaba con tres puertas y tres pilastras doradas con capiteles rematados con motivos vegetales, tanto en esta pared como en la opuesta, adornadas con cortinas de terciopelo rojo, que escondían las puertas. Las butacas, tapizadas también en terciopelo rojo, acentuaban la elegancia del teatro. En el techo, pintado de azul y ligeramente abovedado, destacaba un lucernario de vidrio traslúcido rodeado por una amplia moldura circular, que permitía la iluminación cenital, a la vez que la eléctrica.

Teatro Renacimiento_Programa de mano_01_1961

Folleto de mano del teatro “Rena” en 1961.

Plan Especial de Protección del barrio de la Magdalena

Según el Plan Especial de Protección y Rehabilitación (Pepri) de Ferrol para el barrio de la Magdalena, iniciado en 2002 y aprobado por la Dirección Xeral de Patrimonio de la Xunta de Galicia en 2007, la Administración se compromete a salvaguardar el espacio arquitectónico e histórico-artístico de la zona, así como la recuperación del uso residencial del casco histórico. Este Plan establece también las características generales arquitectónicas de las nuevas intervenciones que se realicen, las estrategias necesarias para fijar población, así como el mantenimiento de la actividad comercial y su reactivación económica. El Pepri fija las intervenciones idóneas en el barrio, para su mejor conservación y puesta en valor, la organización de  aparcamientos, la accesibilidad, preservación del medio ambiente o el reglamento del tráfico. En su catálogo de edificios protegidos se registran 700 inmuebles y el teatro “Rena” es uno de ellos.

Ferrol Calle Sol Cine Renacimiento_2013_02-small

Fachada principal en la calle del Sol,  en la actualidad (Foto: Enrique F. Rojo, 2012)

Ferrol Calle Sol Cine Renacimiento_2013_01-small

Fachada principal en la calle del Sol,  en la actualidad  (Foto: Enrique F. Rojo, 2012)

Por esta razón, el edificio, que hasta entonces se encontraba completamente desprotegido, y  había sufrido varios incendios sospechosos tras su clausura, -el último en 1991, que lo dejó completamente en ruinas, a excepción de las fachadas que todavía se mantienen en pie- goza ahora de la máxima protección y por lo tanto debe ser rehabilitado.

Ante este Plan, la promotora Muiños Arias, S. L., propietaria del edificio y del solar, que pretendía demoler las fachadas del “Rena” y construir un edificio de tres plantas con veinte viviendas, interpuso en el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo de Ferrol un doble recurso contra el Ayuntamiento y contra la Xunta de Galicia (Patrimonio), por entender que el antiguo cine no se encontraba dentro de la zona centro protegida, pues en el planeamiento original se señalaba la calle del Sol como límite norte perimetral del área protegida, pero no estaba claro si era en ambos alzados o lados de la calle, o solo la acera sur.

Teatro Rena_02_2007

Teatro “Rena”, 2007 (Foto: La Voz de Galicia)

Por su parte, la Dirección Xeral de Patrimonio ya había rechazado en marzo del 2007 la petición del promotor indicando que solo se puedían realizar obras en el interior del teatro siempre que se mantuviese la estructura y los volúmenes del edificio.  (La Voz de Galicia, 22/06/2010)

Finalmente, el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo de Ferrol  declaró en una sentencia de 2010 que el Renacimiento se encuentra dentro del perímetro de protección de la Magdalena y que  al ser un edifico protegido, dentro del conjunto histórico del barrio, declarado por Decreto 28/1984 e igualmente incorporado al Plan General de Ferrol, no es susceptible de ser demolido para edificar en su solar. (La Voz de Galicia, 24/09/2010)

Referencias.-

Castelo Álvarez, Bernardo
Ferrol: Morfología urbana y arquitectura civil, 1900-1940
Universidade da Coruña
A Coruña, 2000

Sánchez García, Jesús Ángel
Fernández Fernández, Carlos M.
Teatro Jofre de Ferrol a través de la documentación
del Hostpital de la Caridad (PDF)
Anuario Brigantino

Read Full Post »

El pasado viernes 23 de Marzo publicó El País un breve reportaje firmado por Patricia Gosálvez sobre el “Cine Marvi”, un antiguo cine de barrio que está en venta. Para quien no lo haya conocido, poco o nada representará la historia de este local. En realidad un cine más, o menos, de los muchos que ofrecían en los barrios de Madrid sus programas dobles de reestrenos en sesión contínua.

La apertura en 1958 del cine “Marvi”, en la calle Cartagena casi esquina Avenida de America, desbancó a los que salpicaban la calle de López de Hoyos, el “Lopez de Hoyos” ,  el “Covadonga” y el “Royal”, más adelante.  También estuvo el cine “Mónaco” en la calle de Padre Xifré. La novedad estuvo en que este cine fue el más moderno de su época en la Guindalera y la Prosperidad. Tenía programas dobles a diez pesetas y competia con el “Oraa”, con el “Silvela” y con los citados  “Lopez de Hoyos”“Covadonga” . El “Marvi”, proyectado por los arquitectos Felipe Heredero y Carlos Sobrini, se mantuvo como cine hasta 1980. Luego comenzó a funcionar como bingo -Sala América- hasta el año 2008 que cerró definitivamente. En los bajos del cine “Marvi” estaba la sala de fiestas “El Cisne Negro” que después se llamaría “Carnaval”.

Calle Cartagena-87-2007 Cine Marvi, en la calle Cartagena -la Guindalera lindando con la Prosperidad-, cuando seguía funcionando como bingo “sala América”  y su bajo como sala de baile “Carnaval”.(Foto: Enrique F. Rojo, 2007)

Las viejas salas de cine han ido muriendo poco a poco. Comenzaron a languidecer en los ochenta y acabaron por reciclarse en bingos o discotecas. Los cines que mejor suerte tuvieron pudieron continuar su actividad transformados en locales multisalas, que era la moda en los noventa. Ya en los últimos años del siglo XXI, algunos de los multicines comenzaron también a tener problemas y cerraron. La presión de las grandes productoras norteamericanas, la falta de confianza en el cine nacional, los videoclubes, “internet” (las descargas “alegales” o “ilegales”, según quien) y, en definitiva, la falta de público, consiguieron que las salas acabasen por tirar la toalla. La reconversión de estos grandes locales se presentó en el cambio de uso, en forma de mega-tiendas dedicadas a la moda, supermercados, gimnasios o almacenes multimedia. Para entonces las salas más antiguas ubicadas en los barrios de ciudades y pueblos mostraban sus fachadas fantasmales deshechas por el paso del tiempo y el abandono.

El cine “Marvi, con una pantalla de las grandes, de 220 metros cuadrados nada menos, llegó a contar en su época de esplendor con dos chicas en la taquilla, 18 acomodadores que atendían las 1.360 butacas repartidas entre platea y anfiteatro, y cuatro personas dedicadas a la cabina de proyección. En la actualidad el edificio está vacío y cerrado a cal y canto a la espera de que algún promotor inmobiliario lo adquiera con fines especulativos, lo que de momento parece difícil. (Arriba, planta del patio de butacas. Abajo, vista del anfiteatro del cine).

 Página del diario ABC con un texto publicitario sobre la inauguración del Cine “Marvi” y las empresas que participaron en sus instalaciones, publicado el 10 de Diciembre de 1958. Se hace mención a sus propietarios y promotores, los hermanos Mariano, Vitorino y Sotero Arranz, dueños de Estructuras Metálicas Arranz Hermanos.

NOTA: En agosto de 2017 se derribó el edificio del antiguo cine Marvi.

Read Full Post »

Fotomontaje realizado por el fotógrafo Diego González Ragel en 1931 con la maqueta del proyecto presentado por E. Paramés y J. Rodríguez Cano al concurso del edificio Carrión. Finalmente el proyecto ganador sería el de los arquitéctos Luis Feduchi y Vicente Eced.

En medio del calor de agosto he encontrado esta foto de la Gran Vía de Madrid. Se puede ver el último tramo de esta avenida, acabada en el año 1932, donde se difumina en la futura continuidad con la calle Princesa, en la Plaza de EspañaAl fondo se intuye la citada  Plaza de España, con el espacio dejado por el Cuartel de San Gil y por algunas edificaciones más que se fueron derribando para definir la calle principal.

En primer plano destacan tres edificios, tres cines. Estos tres cines son el Palacio de la Prensa, que se encuentra frente a  la plaza de Callao, el cine Callao, en plena plaza, y el edificio Carrión que alberga al cine Capitol, construido en un difícil solar con un exquisito vértice enfrentado a la gran avenida. En realidad se trata de un fotomontaje realizado por el fotógrafo Diego González Ragel en 1931 con la maqueta del proyecto presentado por E. Paramés y J. Rodríguez Cano al concurso del edificio Carrión.

Esta foto es la original de González Ragel antes de elaborar el montaje. Se puede ver el solar donde se construiría el edificio Carrión (1931).

Palacio de la Prensa, 1932.Palacio de la Prensa.

La construcción del tercer tramo de la Gran Vía contemplaba un edificio que mirara a la plaza de Callao. Este edificio quedaría entre el segundo y tercer tramo de la nueva avenida madrileña e iba a ser un cine. El edificio fue diseñado por el arquitecto Pedro Muguruza Otaño para ser la sede social de la Asociación de la Prensa de Madrid y se inauguró en 1929. Su construcción, cuya primera piedra fue colocada por el rey Alfonso XIII , se inició el día 11 de julio de 1925. Tres años y medio más tarde, el día 2 de enero de 1929, se inauguraba con la proyección de la película El destino de la carne.

Se concibió  como un edificio multifuncional que albergase un café concierto (actualmente discoteca) , un cinematógrafo, viviendas de alquiler y oficinas. Su coste fue de ocho millones de pesetas.  Con un aforo de 1.840 localidades, funcionó en ocasiones como teatro con un pequeño escenario. En 1941, el arquitecto Enrique López-Izquierdo reformó de nuevo el edificio y en el año 1991 se hizo una nueva reforma para su conversión en cine multisalas. Desde el año 2010 varias plantas del edificio albergan la sede del Partido Socialista de Madrid”. (Ver Wikipedia).  El edificio se articula mediante un complejo sistema de escaleras que permite el acceso a las diferentes áreas. El Palacio de la Prensa fue el primer edificio de la Gran Vía en utilizar el ladrillo visto en su fachada y su aspecto nos recuerda a la arquitectura norteamericana de los años veinte. Destacan la torre con un gran arco semicircular y las columnas superiores definiendo grandes huecos.

Fotografía de la Plaza de Callao, tomada en febrero de 2010, donde vemos los tres edificios. Si nos fijamos, a la izquierda del palacio de la prensa se adivina un solar frente a una medianera impregnada de aislante. Ahí estaban unos edificios de oficinas que pertenecieron al Banco Atlántico. Anteriormente hubo un edificio, que apreciamos en la fotografía que encabeza este artículo, que fue hotel y albergó al Cine Actualidades , que podría haber sido el cuarto cine que dejara ver la foto, y que se demolió en los años sesenta para levantar la mole de hormigón y cristal  que ahora también se ha echado abajo. “Los edificios ubicados en la calle de Gran Vía 48 y de Tudescos 3, en su día propiedad del Banco Atlántico y en la actualidad de R & A Palace Gestión S. L, albergarán en un futuro próximo 150 viviendas, trás la decisión de la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid, que permitió en 2007   la demolición del conjunto y la posterior edificación.”(Foto: Enrique F. Rojo, 2010)

Hotel Nueva York-Cine Actualidades_Gran Vía_Arquitecto M. Muñoz Casajús

La plaza de Callao desde Preciados en 1957. En el centro de la foto, junto al Palacio de la Prensa, el cine Actualidades que ocupaba los bajos del hotel Nueva York, derribado a principios de 1960. (Foto: Urech/ Ed. Temporae)

Hotel Nueva York-Cine Actualidades_Gran Vía_Arquitecto M. Muñoz Casajús

El desaparecido edificio que albergó al Hotel Nueva York y al Cine Actualidades en la Gran Vía, junto al Palacio de la Prensa, del arquitecto M. Muñoz Casajús.

Banco Atlántico bn

Edificio del Banco Atlántico levantado sobre el solar del Cine Actualidades tras su derribo en 1960. Este  sería derribado en 2011.

Cine Callao.

El edificio está  ubicado en la Plaza de Callao. Primera obra del arquitecto Luis Gutiérrez Soto, que  construye en el año 1926 y donde estableció su primer estudio como arquitecto.  Se encuentra junto al edificio Carrión separado del mismo por la calle Jacometrezo. El edificio se inauguró como cine el 11 de diciembre de 1926 con la proyección de la película: Luis Candelas o el bandido de Madrid.“El edificio posee tendencias academicistas con cierto regusto neobarroco español, y en su decoración interior sugerencias vienesas y art decó. Inicialmente poseía un aforo para mil quinientas personas. Su terraza se diseño para proyectar sesiones cinematográficas al aire libre. El sótano del edificio se pensó para alojar un café o cabaret. Con el tiempo, el local se adaptó para albergar a la antigua discoteca “Xenón”, muy de moda en los años 90″. El torreón esquinero servía de faro para anunciar el cine. “El 13 de junio de 1929 se proyectó en este cine la que hasta hace poco tiempo fue primera película sonora  hablada  y que se estrenaba en España, The jazz singer”.   (Ver Wikipedia)

Final del segundo tramo de la Gran Vía de Madrid en los años 30. Vemos el cine Callao y el edificio Carrión en el centro.

Al respecto de este asunto de El cantante de Jazz, recientemente se daba a conocer por diversos medios de prensa que la primera película que utilizo un sistema de reproducción de audio grabado fue una prueba hablada en español realizada por Concha Piquer en los Estados Unidos en el año 1923. Según se afirma, “una cinta encontrada en la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos prueba que Concha Piquer protagonizó la primera película sonora en español en 1923, cuatro años antes de que Alan Crosland rodara “El cantante de jazz“, considerada por los historiadores como la primera obra cinematográfica hablada“. (Ver El País, 03/ 11/ 2010).  De haberse sabido en su momento, esta proyección hubiera sido un magno acontecimiento que hubiera ayudado al país con consecuencias inimaginables. Nada menos que una revolución en lengua española del todavía incipiente medio audiovisual que era el cine en el mundo, proyectada en un moderno edificio, sito en una moderna avenida, de lo que quería ser una importante capital en un estado que se esforzaba por hacerse notar en el ámbito internacional. Madrid habría hecho historia por tan simple hecho. Ahora es demasiado tarde. Sería menester conocer el nombre de quien escondió la película. Justa sed de venganza.

Edificio Carrión/ Capitol.

Encargado por Enrique Carrión, marqués de Melín,  en 1931, es uno de los  edificios más interesantes  construidos en el  Madrid de la década de los 30. Se levantó sobre un solar con dos fachadas en esquina y dos laterales ciegos, al comienzo del tercer tramo de la Gran Vía, entonces llamada Avenida de Eduardo Dato.
El edificio se debe a los arquitectos Luis Feduchi Ruizy Vicente Eced Eced, ganadores del concurso convocado por el marqués, en el que también participaron , entre otros, Gutiérrez Soto, Zabala y Garay, Cárdenas y Muguruza. El proyecto, audaz y vanguardista, acorde a la juventud de sus autores, se construyó entre 1931 y 1933 como un complejo multifuncional de dieciséis plantas. En su interior se dispuso un hotel residencia por apartamentos (los primeros estudios de alquiler de Madrid), una sala de fiestas, un restaurante, un bar americano, cafeterías, e incluso una fábrica de Selz, además del cine Capitol, con capacidad para 1900 personas.

Proyecto presentado en 1931 al concurso del edificio Carrión por los arquitectos Juan Zabala y Eduardo Garay. El proyecto ganador sería el presentado por Feduchi y Eced.


Proyecto presentado en 1931 al concurso del edificio Carrión por Luís Gutiérrez Soto. “Manuel de Cárdenas propuso un rascacielos espigado y neoyorquino, Pedro Muguruza un elegante chaflán de ladrillo. Los otros proyectos miraron hacia Alemania donde triunfaba la Bauhaus y el expresionismo de Mendelsohn: todos tienen forma de barco. Su proa se lanza contra la plaza creando una potente perspectiva de la Gran Vía. Gutiérrez Soto presentó un transatlántico potente pero algo confuso, lleno de banderitas y luminosos.”. (Ver El País 23/03/2011)

El edificio se distinguió sobre todo por la utilización de multitud de innovaciones tecnológicas como las cuatro vigas de hormigón tipo Vierendell, la refrigeración central, o la utilización de telas ignífugas. También es de destacar su excelente decoración interior, la cual, realizada por Feduchi fue galardonada por el Ayuntamiento de Madrid en 1933. Es de estilo art déco con elementos expresionistas, y avances en la vanguardia racionalista. Utiliza materiales como mármol y granito y la decoración y fabricación de los muebles corrieron a cargo de la firma Rolaco-Mac.

El luminoso de neón de la marca Schweppes situado en las plantas superiores es uno de los símbolos de la Gran Vía y de la ciudad y ha aparecido en numerosas películas, como El día de la Bestia, dirigida por Álex de la Iglesia. En 2007, dirigida por el arquitecto Rafael de la Hoz, se terminó una total rehabilitación que eliminó todos los anuncios publicitarios de su fachada, conservándose sólo el de Schweppes y uno más moderno de la compañía de telefonía móvil Vodafone en la azotea”. (Ver Wikipedia)

Imagen de la Gran Vía en los 40. (Foto: Revista LIFE)

Referencias.-

El edificio Carrión en “madridhistórico.com

La Gran Vía

La rehabilitación concluida en 2007 (EL PAIS)

Imágenes Palacio de la Prensa (Wiki Commons)

El Madrid de los perdedores (El País)

Read Full Post »

CINE AVENIDA-FERROL-MONTAJEEl viejo Cine Avenida, toda una leyenda del Ferrol de siempre , comenzaba a tener los días contados. En la actualidad es una sombra que suspira su abandono al oido de los transeuntes. (FOTO: Manuel Vilariño/Enrique F. Rojo)

Los propietarios del local informaron a finales de los 80 que el contrato de explotación firmado con la empresa Fraga -la misma compañía que explotaba el Teatro Jofre– había caducado ya. Y que el acuerdo no iba a renovarse.

Ferrol acabaría por perder así, no sólo una de las salas de mayor aforo de toda la ciudad, sino uno de los pocos cines de «pantalla grande» que entonces quedaban, una de las salas de proyección clásicas en las que las viejas butacas de tela convivían con el terciopelo granate de sus cortinajes.
Dicen que se convertirá en una Galería comercial. Y si no, en un comercio cualquiera.
Varias empresas vinculadas al sector de la distribución habían mantenido contactos con los dueños del cine para estudiar la posibilidad de que allí se instalase una galería comercial, aprovechando la singularidad del edificio. El proyecto, de momento, no se ha hecho realidad.

El antiguo y abandonado Cine Avenida, de Ferrol, fue construido por el arquitecto Rafael González Villar y se encuentra en la Rúa Dolores, 54.  (FOTO: Enrique F. Rojo)

La foto de arriba, tomada en 1983, por el fotógrafo coruñés Manuel Vilariño muestra el cine todavía en funcionamiento, aunque algo descuidado y envejecido.
Abajo, en foto tomada en 2007 por Enrique Fidel, vemos como la crisis de los cines también ha podido con este viejo testigo de tiempos mejores. El Cine Avenida de Ferrol cerró en 1998.

Read Full Post »

Frontón Madrid en 2007 (FOTO: Enrique F. Rojo)

No hace mucho nos habíamos referido al Teatro Fígaro, que muestra ahora su aspecto original trás haber perdido todo su lustre. En la acera de enfrente, en la misma calle Doctor Cortezo, se encuentra el Frontón Madrid, mandado a construir por el mismo propietario del teatro, Ildefonso Anabitarte. El artquitecto que lo proyectó  fue Eduardo Lozano Lardet, quien por esas fechas también construiría el Cine San Carlos en la calle Atocha de Madrid, convertido en discoteca, al igual que el Cine Barceló de Gutiérrez Soto.


Articulo de la revista "Estampa" publicado en  junio de 1929.

Articulo de la revista "Estampa" dedicado al frontón, publicado en junio de 1929. (Fuente: El País, 2011)

El Frontón Madrid se inauguró el miércoles 5 de junio de 1929, y la prensa madrileña recogio tan importante acontecimiento social y deportivo. El día 7 de junio, el diario ABC publicaba una crónica amplia en la que se hacía eco de la inauguración, y al mismo tiempo promocionaba el nuevo local, junto con los productos y las actividades comerciales a las que se dedicaba el promotor del recinto, quien, probablemente,  hiciera alguna aportación al periódico para recibir tan generoso trato.

Como la crónica es muy ilustrativa, a pesar de que las descripciones son más bien someras, y nos refiere cómo era el edificio cuando se construyó, creo que merece la pena leer la transcripción de lo publicado. Así que aquí la dejo para deleite de cuantos estén interesados en conocer la historia del Frontón Madrid. Al menos sus inicios, que el presente ya lo vemos, y su futuro  todavía no está del todo claro .

Frontón Madrid en 2007 (FOTO: Enrique F. Rojo)

Inauguración del “Frontón Madrid”  (miércoles 5 de junio de 1929)

ABC
Madrid, viernes 7 de junio de 1929
“El espléndido deporte “nuestro”, en sus diferentes manifestaciones: mano, cesta, remonte, pala, etc. no puede ser descubierto; originario y practicado con preferencia en el país vasco, se ha puesto también en boga en todas las regiones de España. Ahora bien: Madrid, en nuestro concepto, es el lugar en el que- -prescindiendo de las provincias vascongadas- -más afecciones tiene conseguido la práctica de nuestro juego. En la corte es donde se ha dispuesto del mayor número de frontones. Desaparecidos los antiguos, pronto fueron substituidos por otros más en consonancia con las exigencias de la época. Puede decirse, sin embargo, que no se había llegado a la ultima palabra hasta el miércoles pasado, fecha de la inauguración del mejor frontón concebido y cuya realización ha respondido perfectamente. Se trata del Frontón Madrid, enclavado en la calle del Doctor Cortezo, en la acera situada enfrente del Frontón Moderno, más cerca de la plaza del Progreso, que de la calle de Atocha. La idea de la construcción de un nuevo que respondiera a todas las exigencias de la afición, cada vez más creciente, en cuanto a capacidad, comodidad y toda clase de detalles, pertenece a D. Ildefonso Anabitarte, el empresario que es un apasionado de la pelota vasca, por lo que conoce todos sus secretos y todas sus necesidades.


El joven arquitecto D. Eduardo Lozano Lardet fue el encargado de poner en práctica el proyecto. Empresario y arquitecto trabajaron íntimamente, de perfecto acuerdo y de esta forma, con el arte, la ciencia y la experiencia de ambos, se ha llegadoa adotar a Madrid del mejor frontón.
La fachada, si bien sencilla de líneas es de una moderna concepción, esbelta y atractiva, que ya deja adivinar un interior magnífico.

Fachada y escalera lateral de acceso a las gradas, 1929.


El vestíbulo de acceso llama la atención por su amplitud, decoración e iluminación. A mano derecha se encuentra otro vestíbulo mayor, donde se han instalado debidamente el bar, con una dependencia ad hoc; guardarropas, el “bureau”, un servicio de peluquería y otros accesorios. (ABC, 7 de junio de 1929)


Una soberbia escalinata de mármol, con entrada independiente, conduce al salón de té situado en el primer piso; al restaurante, que se ha dispuesto en el segundo y a la terraza.
En cuanto al terreno de juego, en el centro del vestíbulo principal, y sobre una artística fuente, se levanta una escalera de dos tramos que da acceso a la cancha. Resalta la comodidad en los palcos y en las butacas y la excelente disposición de la galería. En número total de espectadores no baja de 1.500.
Las butacas constituyen una novedad: son basculantes, comodísimas, patente del señor Anabitarte.
La luz artificial de todas las dependencias es muy profusa, siendo indirecta en los salones, en el vestíbulo y en la fachada. El salón posee más de 80.000 bujías y el total del edificio unas 120.000.
El salón de té es amplio y en él no falta en menor detalle. Una orquesta de “tziganes” amenizará todas las tarde la reunión.

 

Restaurante del frontón, “que en nada desmerece al salón de té, y que como él recibe una esplendida luz solar”.


Acceso al graderío desde el “hall”.

Más arriba se halla el restaurante que en nada desmerece al salón de té, y que como él recibe una esplendida luz solar. Con un servicio esmerado ha de satisfacer todas las exigencias. Desde luego, la especialidad será la cocina vasca.
Todas las puertas poseen la famosa cerradura Schlage, llamada a desterrar, por sus ventajas, a todas las conocidas y a dominar el mercado español. La cerradura Schlage es uno de los numerosos artículos de fabricación norteamericana cuya exclusiva ha sido concedida al Sr. Anabitarte.
Por fin se llega a la terraza, en la que en verano se servirán cenas y que constituirá, a no dudarlo, un sitio ideal y un punto de cita de la gente mundana y elegante”.

Más imágenes del Frontón Madrid en la fecha de su inauguración. La primera corresponde a la cancha y graderíos. La segunda, al Salón Restaurante. (FOTOS: ABC,1929)

Estado actual del frontón. Solo se conserva la fachada, quizá lo menos valioso del edificio, para su “remodelación” como hotel (Foto: Luís Sevillano, El País, 2011)

 

Referencias.-

Hemeroteca ABC (7 de junio de 1929)

Ver VIDEO “El ocaso de las pelotaris“  (RTVE-1978)

Arquitecturas perdidas de Madrid: Frontones

FRONTON MADRID. . El “Beti-Jai” de las chicas (El País, 7/02/2011)

Read Full Post »

Teatro_figaro

Según se indica en la guía de arquitectura madrileña de la COAM, el Teatro Fígaro fue la primera sala de espectáculos que se construyó siguiendo los principios estéticos y de compromiso ético establecidos por el GATEPAC.

El Cine-Teatro Fígaro, originalmente Cine Moderno tenía en el proyecto un aforo de 950 localidades en un espacio de 5250 metros cúbicos para una superficie de 321 m2 de vestíbul0 y 320 m2 de patio de butacas. Se diseñó, como ha quedado dicho como cine, capricho de los propietarios, pero a poco del final de las obras cambió el concepto original y se decidió que acabase por ser teatro. También capricho de los dueños.

En 1932 el proyecto del Cine Moderno recibió la segunda medalla en la Exposición de Bellas Artes. Desde esta concesión ha representado siempre una referencia del estilo expresionista-racionalista madrileño, aunque a lo largo de los años fuera objeto de diferentes modificaciones que desfiguraron su aspecto original.

InteriorteatroFigaro1209El Cine Moderno carecía, por tanto, de escenario, al objeto de aportar el máximo aforo. Los cambios de última hora obligaron a reducirlo y a limitar el tamaño del escenario cuya embocadura siempre ha resultado pequeña para grandes representaciones.

El Teatro Fígaro fue una elegante muestra de racionalismo y de  modernidad  y curiosamente fue bautizado los hermanos Álvarez Quintero, representantes de una sociedad mucho más tradicional.  En su fachada, un paño vertical de ladrillo visto jugaba con las líneas horizontales de tres grandes ventanales. Bajo la marquesina curva unas discretas luces iluminaban la calle, y en lo alto había un precioso cartel con tipografía expresionista.

Teatro Fígaro-Madrid Cine_Planta

Teatro-Cine “Fígaro”. Planta.


Teatro Fígaro-Madrid Cine_Planta_02

Teatro-Cine “Fígaro”. Planta.

figaro

“Su siguiente  dueño, Ildefonso Anabitarte -un pelotari casado con una cantante de zarzuela y propietario también del Frontón de Madrid (que ahora mismo está siendo remodelado como hotel)- decidió convertirlo de cine en teatro. En la revista A.C., del GATEPAC, parece que la concesión al pasado no sentó muy bien: “El Fígaro es teatro porque así lo decidió la propiedad cuando estaba avanzada la obra del local que había de llamarse Cine Moderno; es cine porque de cine es su trazado y para ese fin se proyectó”. El resultado del cambio fue un escenario enano “sólo apto para comedias y varietés” (según A.C.), que tras sucesivas reformas le ha ido ganando cachitos al patio de butacas.” (El País)

“En la actualidad el FÍGARO ha sido reformado siguiendo los patrones originales de su construcción. “Se parece mucho más al de la foto de los años treinta”.  -dice Antonio del Castillo, uno de los socios propietarios y el arquitecto que se encargó de devolver la dignidad al edificio-. “Cuando lo compramos estaba hecho polvo, no entendías la arquitectura original de tantos pegotes como había“. En sus orígenes el teatro se diseñó como cine con el  nombre de Cine Moderno. Y sería la primera sala de espectáculos proyectada según los principios del GATEPAC, el Grupo de Artistas y Técnicos Españoles para el Progreso de la Arquitectura Contemporánea”. (El País)

Teatro-Cine Figaro_Entrada- escalera y vestibulo

Teatro-Cine Figaro_Sección y DetalleTeatro-Cine “Fígaro”. Sección y detalle.

En el diseño original, los camerinos y el escenario tenían una salida a la calle del Doctor Cortezo, a través de una comunicación privada. Por otra parte, la disposición longitudinal de la sala propició la realización de dos vestíbulos por planta. En la Planta Baja de creó un vestíbulo de acceso al local, con la salida lateral de las localades de butacas y el vestíbulo de distribución, situado en sentido transversal, con tres puertas de acceso a los tres pasillos del patio de butacas. Este vestíbulo comunicaba también con la salida a la calle   através del portal de taquillas.

En la planta principal se encontraba el gran vestíbulo o salón de fumar, desde donde se accedía a las localidades de sillones y palcos pares,  y el vestíbulo de bar y sala de té, así como el acceso a lo sillones y palcos impares.

Los servicios y lavabos de caballeros se encontraban en la planta principal y en los sótanos. Y la toilette de señoras en la entreplanta de bacones sobre los vestíbulos. En esta planta se encontraba también el despacho de la dirección del local.

Teatro figaro

Teatro Fígaro, en la calle Doctor Cortez0. (FOTO : Iván Solves, 2007)

Fue el arquitecto Felipe López Delgado quien proyectó este edificio para cine y teatro por encargo del empresario Ildefonso Anabitarte. Sobre un solar de dimensiones reducidas y con forma de rectángulo irregular, dispuso la sala paralela a la fachada según la máxima dimensión, dejando un alargado vestíbulo con escaleras a ambos lados para acceso a los palcos. El ingreso directo a la sala desde la entrada está situado en un costado. El interior se asemejaba en decoración a la arquitectura naval (rasgo habitual en la arquitectura racionalista), destacando su escalera con descansillo semicircular volado. La fachada, muy sencilla, se caracterizaba por un diseño en donde destacan  impactantes  los vanos alargados y las distintas superficies de mármol negro en el alto zócalo y de ladrillo rugoso combinado con paramentos lisos, que originalmente estuvieron pintados en blanco, en la parte alta.

Teatro Figaro_Fachada 1933

Teatro_figaro_1990

Hasta hace bien poco la fachada estuvo bastante desfigurada ya que se habían eliminado tres de los elementos más singulares: la marquesina curvada, los llamados “balconcillos” del vestíbulo   y el gran cartel con el nombre del local sobre el tejado. Observando las imágenes de su inauguración, en los años treinta, y la de su estado hace un par de  décadas se observan las muestras de su proceso de cambio y de desvirtuación arquitectónica. En la foto de los noventa, el cartel del tejado ha desaparecido. A la fachada le ha crecido otro vertical, y bien feo, como de motel barato. También le ha salido una farola que cuelga sin sentido sobre la marquesina, donde se han sustituido las discretas luces por unos tremendos globos como de aplique de cuarto de baño”. Por cierto, que en la foto más antigua se ve un anuncio del Frontón Madrid, justo en frente del Teatro, en el número 8 de la calle del Doctor Cortezo, propiedad del mismo empresario de espectáculos que adquirió el teatro.

Teatro Fígaro-Madrid Cine_Patio de butacas

Teatro Fígaro-Madrid Cine_entrada desde balcon

Durante la guerra el cine-teatro fue de la CNT y quedó destrozado. Se perdieron los balconcillos redondos que daban al vestíbulo. Actualmente tanto el vestíbulo, diáfano y bañado de luz natural, como la fachada, están protegidos.En la foto superior se ve el patio de butacas desde el piso inferior. Las fotos son de 1933, más menos, y se publicaron en la revista A.C., del GATEPAC, de ese año.

En el interior del Fígaro (apellidado Adolfo Marsillach cuando su hija Blanca se hacía cargo de la programación) siguen pagando que aquello fuese originalmente un cine. Desde muchas butacas del palco, pensadas para ver la pantalla, no se veía a los actores cuando se movían por el escenario. Solución: arrancar un par de filas. Por dentro, la sala, un pastiche de sucesivas reformas, no se parece demasiado al sueño racionalista. Quedan, sin embargo, un par de rincones intactos. En la sala de proyección duermen, rodeados de polvo, dos enormes proyectores, sobre los que hay una alcachofa de ducha, medida antiincendios de la época. Y en un despacho se conservan los poquísimos muebles art decó que sobrevivieron a la guerra y al olvido.” “El mobiliario original era maravilloso y la idea es reponerlo”, dice Del Castillo, “pero poquito a poco, según se vaya pudiendo“. (El País)

El Cine-Teatro Fígaro, originalmente Cine Moderno tenía en el proyecto un aforo de 950 localidades en un espacio de 5250 metros cúbicos para una superficie de 321 m2 de vestíbul0 y 320 m2 de patio de buatcas. Se diseñó, como ha quedado dicho como cine, capricho de los propietarios, pero a poco del final de las obras cambió el concepto original y se decidió que acabase por ser teatro. También capricho de los dueños.

Read Full Post »

Older Posts »