Antonio Flórez Urdapilleta, arquitecto de colegios

Residencia de Estudiantes-Pabellon 1-calle Pinar-04-2007

«Pabellones Gemelos» de la Residencia de Estudiantes, de 1913. (FOTO: Enrique Fidel Rojo)

El esquema funcionalista que plantea Antonio Flórez Urdapilleta en sus construcciones escolares, le lleva a proyectar los edificios de manera que las aulas reciban la luz solar procedente del norte y las galerías la luz del sur. Los materiales de construcción fueron los típicos en las construcciones económicas: ladrillo para los muros, madera y teja para las cubiertas, hierro para los dinteles y piedra de granito para los zócalos y repisas de las ventanas.
Con la excepción de la nave conocida como el «transatlántico» (laboratorios) de la Residencia de Estudiantes, en los colegíos proyectados por Flórez Urdapilleta desaparecen casi por completo las referencias historicistas neomudéjares, descargándose las construcciones de elementos superfluos y dando paso al concepto racionalista en arquitectura, el cual analiza las necesidades de “dentro para fuera” y nunca al revés.

Pabellón «Transatlántico» de la Residencia de Estudiantes (1914), en los Altos del Hipódromo.

Grupo Escolar Menéndez Pelayo (1923-1929) FOTO: Enrique Fidel

grupo-escolar-menendez-pelayo_1930_smallFoto de 1930 del Grupo Escolar Menéndez Pelayo, (1923-1929)

Detalle de las ventanas del Grupo Escolar Jaime Vera (1923-1929) , anteriormente General Zumalacárregui. (FOTO: Enrique Fidel Rojo)

grupo-jaime-vera_1929_smallGrupo Jaime Vera, en 1929. Detalle de una de las galerías utilizada como aula de educación física.


Antonio Flórez Urdapilleta está vinculado a las construcciones escolares desde los años 20 hasta la Guerra Civil pués, no en vano, dirigió el Departamento de Construcciones Escolares del Ministerio de Instrucción Pública de la II República Española, el cual ejecutaba sus trabajos en colaboración con el Ayuntamiento de Madrid dentro del plan estatal que diseñó la construcción de seis grupos escolares de nueva planta: Menéndez Pelayo, Joaquín Costa, Concepción Arenal, Pérez Galdós y Pardo Bazán, de similares características entre ellos.  La aplicación de un conjunto de principios de clara racionalidad constructiva,  con dinteles de hierro calado visto, grandes ventanales que proporcionan una extraordinaria luminosidad a las aulas, elegantes pilastras de ladrillo que sugieren solidez en el edificio, sencillez en los volúmenes y un gran sentido higienista y funcional, marcaron una forma nueva de ver la arquitectura escolar en España.

De los edificios proyectados por Antonio Flórez se conservan los ya citados grupos escolares y los Pabellones Gemelos y el Pabellón de Laboratorios o Transatlántico (1913) , de la Residencia de Estudiantes, en la calle Pinar, en la llamada por Juan Ramón Jiménez «Colina de los Chopos«.

«Pabellones Gemelos» de la Residencia de Estudiantes (1913). (FOTO: Enrique F. Rojo)

Afirma el arquitecto Enrique Domínguez Uceta que  «en Antonio Flórez primó lo conceptual sobre lo formal. Sus escuelas son idóneas en su funcionamiento, pero excesivamente planas en su resolución formal. Su intención es renovadora, pero sus formas tienen una base clásica en el manejo de volúmenes y en la incorporación de elementos de la arquitectura tradicional que resta rotundidad a sus propuestas y divide a los críticos. Más reformador que vanguardista, no cabe duda de que su obra se sometió a las condiciones de la realidad, ya que recayó en sus manos la responsabilidad de levantar cientos de escuelas en todo el país a través de la Oficina Técnica de Construcciones Escolares«.

grupo-escolar-cervantes_aula_a-florez_small

Aula del Grupo Escolar Cervantes, que se inauguró el 15 de enero de 1918, aunque las condiciones de funcionamiento básico no se produjeron hasta 1921. «Este grupo escolar, enclavado en Cuatro Caminos, tenía los fines generales de las Escuelas Graduadas de la época y los especiales de:

1.- Servir de práctica para el ensayo de nuevos procedimientos pedagógicos.

2.- Llevar la acción educativa de la escuela a las familias de los niños alumnos.

3.- Práctica de los cursos de perfeccionamiento de maestros, del Museo Pedagógico, de la Junta de Ampliación de Estudios y de la Cátedra de Pedagogía Superior.

4.- Hacer extensiva esta experiencia a otras escuelas públicas. Fruto de ello se crean escuelas , que dirigidas por antiguis maestros del Cervantes, funcionan con los mismos principios (Colegio Príncipe de Asturias, Colegio Pablo Iglesias, Colegio Nicolás Salmerón y Colegio Alfredo Calderón)». (Acción Educativa)

Grupo Escolar Cervantes (FOTO: Enrique Fidel Rojo)

El empleo de estructura metálica -en los edificios escolares– permite grandes espacios interiores sin soportes intermedios y perforar las fachadas con grandes huecos acristalados; las aulas reciben luz unilateral, la mejor, tanto para los pedagogos como para los arquitectos racionalistas, y se persigue que las clases tengan el mayor contacto con el exterior». (Aida Anguiano de Miguel)

Las galerías, desde las que se accede, generalmente, a tres aulas, son muy amplias para facilitar la salida de las clases, pero también para ser utilizadas como gimnasio o lugar de juegos cuando el tiempo no permite realizar estas actividades al aire libre». (Aida Anguiano de Miguel)

«El tipo de escuela de Flórez es funcional en cuanto la amplitud espacial incide en una menor agresividad de los niños y jóvenes, como han constatado pedagogos y psicólogos. Asimismo, la mayor superficie de cubicación hace más higiénicos los espacios, ya que el aire viciado se desplaza hacia el techo donde puede ventilarse abriendo los cristales de la parte superior de las ventanas; los campos de juegos estaban ajardinados y se habían plantado árboles de hoja caduca para que el sol bañara este espacio así como las galerías en invierno y los árboles proporcionaran sombra en los meses de calor». (Aida Anguiano de Miguel)

Antonio Flórez Urdapilleta, formado en la Institución Libre de Enseñanza, eligió su oficio motivado por su padre, que también fue arquitecto, y durante el ejercicio de su profesión como arquitecto y de su actividad docente enseñando la materia, se mantuvo próximo al ideario de la ILE. «Desde 1915 fue arquitecto conservador del Teatro Real de Madrid. En 1919 fue nombrado consejero de Instrucción Pública y un año más tarde arquitecto jefe de la recién creada Oficina Técnica de Construcciones Escolares del Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes, donde realizó una extraordinaria y fecunda labor en el ámbito de la arquitectura escolar que se vio truncada por la guerra civil». «En 1937 es destituido de todos sus cargos por el gobierno de la República. Al finalizar la guerra civil es separado de su cargo de arquitecto jefe de Construcciones Escolares por el gobierno del general Franco. Desde entonces toda su actividad profesional queda reducida a la docencia en la Escuela Superior de Arquitectura de Madrid».

Grupo Escolar Menéndez Pelayo, arriba  y Colegio Jaime Vera , abajo.
(FOTOS: Enrique Fidel Rojo)


Referencias._

Biografía Antonio Flórez Urdapilleta
Residencia-CSIC

Aida Anguiano de Miguel
Iconografías en la arquitectura madrileña

Enrique Domínguez Unceta
LA MIRADA DEL ARQUITECTO (El Mundo)
La utopía escolar de Antonio Flórez

Salvador Guerrero
Arquitectura y arquitectos
en la Residencia de Estudiantes

28 opiniones en “Antonio Flórez Urdapilleta, arquitecto de colegios”

  1. Interesente reportaje, me ha gustado mucho.
    En el barrio de la Fuente del Berro, en el paseo del Marqués de Zafra, el Colegio Amador de los Ríos también es obra de Antonio Flórez, y también formó parte del Plan de Construcciones Escolares del Ayuntamiento de Madrid durante la Replública.

  2. Soy maestro de educación física del colegio Menéndez Pelayo, y me ha gustado mucho vuestra página, me he informado gracias a ella de la historia que tiene éste colegio, aunque ya me habían contado algo.
    Estoy orgulloso de estar en éste colegio.

    Sergio Sánchez.
    Maestro de educación física del colegio Menéndez Pelayo.

  3. La ultima foto de es el colegio Jaime Vera en Tetuan y no Grupo Escolar Menéndez Pelayo. J’en mettrais ma main à couper… Mis hijos fueron a este colegio hace algunos años.

    un cordial saludo desde las tierras del norte de Europa.

  4. Hola An,
    Gracias por advertirme del error. En efecto, la segunda foto pertenece al Jaime Vera, en la calle de Bravo Murillo. Corrijo el pie de foto para evitar confusiones.
    Un saludo,
    Enrique.

  5. Hola, muchas gracias por toda la información. Me ha resultado de gran ayuda. Si no te importa, me gustaría conocer la fuente de dónde has sacado tanta información, ya que estoy haciéndo las prácticas en el cole Concepción Arenal, y me gustaría indagar más acerca del centro y de su historia y no he encontrado más que esto y un poco de información más, que me gustaría ampliar.

    Muchas gracias, y si alguien me puede ayudar a completar la historia del centro para incluirla en mi memoria de fin de carrera, estaría muy agradecida.

  6. Naci en 1947 en la calle de Mendez Alvaro y estudié hasta 4º y revalida en el Menendez Pelayo 1952-1961, estabamos separados niños y niñas, y nos daban leche en polvo y queso norteamericano, que era obligatorio comer, empezamos bachillerato, aunque los examenes eran en el Ramiro de Maeztu, cantabamos canciones «patrioticas» al entrar y salir cuando izabamos y arriabamos «banderas» uno de los directores mas caracteristicos fué Don Daniel Garcia, alferez provisional en la guerra civil, me gustaria contactar con algun antiguo alumno para seguir contando batallitas

    Un saludo

    Luis

    1. Qué recuerdo más bonito tengo del Menéndez Pelayo. Don Daniel era García Alonso, o Alonso García, y los profesores eran fantásticos, como Don Francisco Cóndor y otros muchos. A estas alturas, pensé que nadie se acordaría.

      Fernando

      1. Don Francisco Cóndor lo tuve en Ingreso y luego en dibujo lineal de 3º. Me acuerdo que le gustaba mucho la mùsica clásica, entre todos le regalamos las nueve sinfonías. Mis maestros fueron D. Alberto (daba clase con su hermana, cuyo nombre no recuerdo), D. Roberto, D. Benito (el de la cariñosa), D. José Rivera, D. Francisco Còndor, D. Gonzalo, D. Félix, D. Eduardo y D. Antonio Abruña. Me acuerdo con increíble cercanía y han pasado 50 años…

      2. Me ilusiona tu comentario sobre el colegio, de donde me fui el año 1966, justo después de cursar ingreso con Don Francisco. Logré verle a él años después, a través de su hija María Cóndor y le di las gracias por su enseñanza tan innovadora. Recuerdo también a Don José Ribera, más grueso, no sé cómo recuerdo que vivía en la Calle Fuenrrabia y Don Antonio, no sé si era Abruña. Volví mucho después al Colegio gracias a una amiga que daba clase, me sorprendió cómo se habia recuperado el estado original del edificio, más despejado que el de nuestra época, y cómo ahora hay niños de todos los colores. Tengo muchos recuerdos del colegio y de mis amigos de entonces, de los cuales sólo he vuelto a ver una vez a José Antonio Puertas y a Julia Paz Vidriales, hija de un piloto de Iberia que nos dio algunas clases de inglés, y no recuerdo cómo pude conocerla con esa separación tan estricta de sexos. Sigo viendo las aulas, justo la de Don Francisco, cuando cojo el AVE, apenas a veinte metros, con un poco de pena por el tiempo pasado.

      3. Creo recordar a los Puertas como dos hermanos, José Antonio y quizá Carlos, algo mas grueso y gafas.

      4. Claro, José Antonio y Carlos eran mis compañeros de clase, o tal vez sólo de comedor, pero nos veíamos fuera del colegio. Vivían en Jaime el Conquistador, como yo, recuerdo grandes planes para viajes con José Antonio, como se podían hacer a esas edad claro… Y con el tiempo resultó ser amigo del hermano de una amiga, con lo cual volvimos a vernos, pero creo que recordábamos muy poco el uno del otro.
        Sí recuerdo a mis tres compañeros de grupo, de los grupos que hacía don Francisco Cóndor a poco de empezar el curso para trabajar en equipo, algo increíblemente innovador para la época: José Luis Losa Herranz, José Carlos Parro Sánchez, Luis Díez López. A los diez años me fui al Ramiro, cambié de barrio y nunca volví a ver a nadie más, con la excepción de Don Francisco, como he comentado.

  7. Yo estudié desde maternales (así se llamaba entoces por el 1969) hasta 8º de EGB.
    Luis, a Don Daniel le apodamos el nombre del Yeti por el pelo totalmente blanco que lucía. Todos los lunes teníamos que subir al pasillo de los chicos, cantar el cara al sol e izar las banderas, también rezábamos un Padre Nuestro.
    Le tengo mucho cariño a ese cole. A pesar de los años que han pasado le siento muy vinculado a mí. Parte de lo que soy y como soy es por lo que allí viví y aprendí.

  8. Efectivamente Mabel, yo tambien le tengo mucho cariño,por
    eso quisiera contactar con alumnos de mi epoca para intercambiar vivencias y recuerdos, he vuelto al barrio y desde luego ya no es el mismo, pero yo todavia conservo su perfume a solidaridad, poco dinero pero que hermoso………………………………………………..
    Un saludo

    Luis

  9. Hola, Enrique, simplemente quería comentarte que en el blog de los Amigos de la Dehesa hemos publicado un artículo sobre el grupo Escolar Francisco Giner y al hacer mención de Antonio Flórez y Bernardo Giner hemos incluido sendos enlaces a los magníficos artículos tuyos sobre estos dos «arquitectos de colegios». Espero que no te moleste.

    Por si quieres consultar nuestro artículo: http://amigosdehesa.blogspot.com/2011/01/el-grupo-escolar-francisco-giner-2.html

    Saludos desde la Dehesa de la Villa

  10. Hola. Gracias por esta aportación. Gracias a ella le he podido volver a enseñar a mi abuela, de 90 años, el que fue su colegio (Grupo Escolar Menéndez Pelayo) en la primera mitad de los años 30 y del que guarda buenos recuerdos.

  11. Que recuerdos,yo entre en este colegio en 1966 en lo que se llamaba maternales y termine en 1977,recuerdos a D.Daniel que la verdad daba miedo,pero apesar de que eramos por lo menos 1100 niños tengo muy gratos recuerdos.

  12. Estudié durante once años de el colegio Jaime Vera. Entonces se llamaba
    Grupo escolar Zumalacárregui, volviéndo a su nombre primitivo después de la época franquista. Cuando he visto la fotografía de «mi colegio» me he puesto nostálgica. Muchos y bellos recuerdos tengo de mi estancia. El edificio por dentro era una maravilla y tan majestuoso como lo es por fuera. Las niñas, entonces estábamos separadas de los niños. He intentado varias veces a través de internet poder encontrar antiguas compañeras y amigas de entonces, pero todo ha sido en vano.
    Tuvimos varias profesoras muy buenas, sobre todo las dos últimas: María Luisa Alfosetti y Justa Guerrero. La preparación que sacamos de los estudios que nos impartían, nos abrieron las puertas en el mundo laboral con mucho éxito ya que el nivel era muy alto y siempre mos incentivaban en el estudio, de tal manera que nos resultaba muy grato estudiar.
    Me casé, tuve cuatro hijos y nueve nietos. Ahora vivo en Asturias. Hoy me siento orgullosa de haber sido alumna del Colegio Jaime Vera y aunque parezca mentira, sigo ayudando a mis nietos incluso losque están en estudios superiores, ellos se asombran de los conocimientos que adquirí y que todavía sigo poniendo en práctica con ellos. Hoy tengo 69 años, pero los recuerdos son imborrables. GRACIAS POR HABER PODIDO VOLVER A TENER MIS BELLOS RECUERDOS DE INFANCIA. También quiero agradecer toda la información que habéis incluído. Me ha ayudado mucho para conocer mejor la maravillosa arquitectura de «mi colegio».

    María del Carmen San Crstóbal Cabeza

  13. Hola Enrique. Enhorabuena por tu página.
    Estoy escribiendo un artículo sobre la arquitectura de Antonio Flórez y me interesaría tener con mayor resolución la imagen de la galería del Grupo Jaime Vera utilizada como aula de educación física.Quería preguntarte si podías indicarme su procedencia.

    Muchas gracias y un saludo
    Juan Antonio Espinosa

  14. Yo también estudie en este gran colegio. Aunque me hicieran cantar el himno todos los lunes, tuviéramos que estar separados niños y niñas y a D. Daniel estos años fueron de los mejores. Creo que tengo una gran educacion gracias a todas las profesoras y a la organización del Director.
    Soy del 57 y me gustaría saber de alguien de esos años

  15. Yo fuí al colegio Cervantes de Cuatro Caminos en los años 1953 a 1956. Recuerdo el apellido de algún compañero llamado Arribas, otro Patier y otro Galindo. Alguien estuvo por esos años en el colegio ???

  16. Durante todo el tiempo que estudié en el Colegio Jaime vera, tenía el nombre de “Grupo Escolar Zumalacárregui”. Estuve durante once años. Acababa de cumplir los cuatro años. Terminé mi estancia en el curso 1958/1959.
    Las vivencias fueron muchísimas a lo largo de tantos años.
    Fueron momentos muy bonitos los que viví. Mi primera profesora se llamaba: María Orozco y la última Justa Guerrero y Puente.
    Recuerdo nombres y apellidos de muchas compañeras, desde párvulos, hasta séptimo. El primer curso estábamos niños y niñas, luego nos separaron por sexo.
    He Estado buscando documentación, pero no la he encontrado. A ciencia cierta se, que el Colegio tuvo Internado. Nos lo contaba la señorita Justa y nos prometió bajarnos a donde estaban las duchas.
    Se bajaba por una escalera que había al final de la galería donde estaba aquel piano de color negro y muchas mesas y sillas apiladas. Tengo una sobrina, que es mayor que yo, tres años y a ella y a toda la clase, las bajó un día para que lo vieran. La Srta. Justa les contaba la vida en el Colegio internado, durante la república, porque después cuando la guerra, el internado dejó de funcionar.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: