Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 7/10/08

Residencia de Estudiantes-Pabellon 1-calle Pinar-04-2007

“Pabellones Gemelos” de la Residencia de Estudiantes, de 1913. (FOTO: Enrique Fidel Rojo)

El esquema funcionalista que plantea Antonio Flórez Urdapilleta en sus construcciones escolares, le lleva a proyectar los edificios de manera que las aulas reciban la luz solar procedente del norte y las galerías la luz del sur. Los materiales de construcción fueron los típicos en las construcciones económicas: ladrillo para los muros, madera y teja para las cubiertas, hierro para los dinteles y piedra de granito para los zócalos y repisas de las ventanas.
Con la excepción de la nave conocida como el “transatlántico” (laboratorios) de la Residencia de Estudiantes, en los colegíos proyectados por Flórez Urdapilleta desaparecen casi por completo las referencias historicistas neomudéjares, descargándose las construcciones de elementos superfluos y dando paso al concepto racionalista en arquitectura, el cual analiza las necesidades de “dentro para fuera” y nunca al revés.

Pabellón “Transatlántico” de la Residencia de Estudiantes (1914), en los Altos del Hipódromo.

Grupo Escolar Menéndez Pelayo (1923-1929) FOTO: Enrique Fidel

grupo-escolar-menendez-pelayo_1930_smallFoto de 1930 del Grupo Escolar Menéndez Pelayo, (1923-1929)

Detalle de las ventanas del Grupo Escolar Jaime Vera (1923-1929) , anteriormente General Zumalacárregui. (FOTO: Enrique Fidel Rojo)

grupo-jaime-vera_1929_smallGrupo Jaime Vera, en 1929. Detalle de una de las galerías utilizada como aula de educación física.


Antonio Flórez Urdapilleta está vinculado a las construcciones escolares desde los años 20 hasta la Guerra Civil pués, no en vano, dirigió el Departamento de Construcciones Escolares del Ministerio de Instrucción Pública de la II República Española, el cual ejecutaba sus trabajos en colaboración con el Ayuntamiento de Madrid dentro del plan estatal que diseñó la construcción de seis grupos escolares de nueva planta: Menéndez Pelayo, Joaquín Costa, Concepción Arenal, Pérez Galdós y Pardo Bazán, de similares características entre ellos.  La aplicación de un conjunto de principios de clara racionalidad constructiva,  con dinteles de hierro calado visto, grandes ventanales que proporcionan una extraordinaria luminosidad a las aulas, elegantes pilastras de ladrillo que sugieren solidez en el edificio, sencillez en los volúmenes y un gran sentido higienista y funcional, marcaron una forma nueva de ver la arquitectura escolar en España.

De los edificios proyectados por Antonio Flórez se conservan los ya citados grupos escolares y los Pabellones Gemelos y el Pabellón de Laboratorios o Transatlántico (1913) , de la Residencia de Estudiantes, en la calle Pinar, en la llamada por Juan Ramón Jiménez “Colina de los Chopos“.

“Pabellones Gemelos” de la Residencia de Estudiantes (1913). (FOTO: Enrique F. Rojo)

Afirma el arquitecto Enrique Domínguez Uceta que  “en Antonio Flórez primó lo conceptual sobre lo formal. Sus escuelas son idóneas en su funcionamiento, pero excesivamente planas en su resolución formal. Su intención es renovadora, pero sus formas tienen una base clásica en el manejo de volúmenes y en la incorporación de elementos de la arquitectura tradicional que resta rotundidad a sus propuestas y divide a los críticos. Más reformador que vanguardista, no cabe duda de que su obra se sometió a las condiciones de la realidad, ya que recayó en sus manos la responsabilidad de levantar cientos de escuelas en todo el país a través de la Oficina Técnica de Construcciones Escolares“.

grupo-escolar-cervantes_aula_a-florez_small

Aula del Grupo Escolar Cervantes, que se inauguró el 15 de enero de 1918, aunque las condiciones de funcionamiento básico no se produjeron hasta 1921. “Este grupo escolar, enclavado en Cuatro Caminos, tenía los fines generales de las Escuelas Graduadas de la época y los especiales de:

1.- Servir de práctica para el ensayo de nuevos procedimientos pedagógicos.

2.- Llevar la acción educativa de la escuela a las familias de los niños alumnos.

3.- Práctica de los cursos de perfeccionamiento de maestros, del Museo Pedagógico, de la Junta de Ampliación de Estudios y de la Cátedra de Pedagogía Superior.

4.- Hacer extensiva esta experiencia a otras escuelas públicas. Fruto de ello se crean escuelas , que dirigidas por antiguis maestros del Cervantes, funcionan con los mismos principios (Colegio Príncipe de Asturias, Colegio Pablo Iglesias, Colegio Nicolás Salmerón y Colegio Alfredo Calderón)”. (Acción Educativa)

Grupo Escolar Cervantes (FOTO: Enrique Fidel Rojo)

El empleo de estructura metálica -en los edificios escolares– permite grandes espacios interiores sin soportes intermedios y perforar las fachadas con grandes huecos acristalados; las aulas reciben luz unilateral, la mejor, tanto para los pedagogos como para los arquitectos racionalistas, y se persigue que las clases tengan el mayor contacto con el exterior”. (Aida Anguiano de Miguel)

Las galerías, desde las que se accede, generalmente, a tres aulas, son muy amplias para facilitar la salida de las clases, pero también para ser utilizadas como gimnasio o lugar de juegos cuando el tiempo no permite realizar estas actividades al aire libre”. (Aida Anguiano de Miguel)

“El tipo de escuela de Flórez es funcional en cuanto la amplitud espacial incide en una menor agresividad de los niños y jóvenes, como han constatado pedagogos y psicólogos. Asimismo, la mayor superficie de cubicación hace más higiénicos los espacios, ya que el aire viciado se desplaza hacia el techo donde puede ventilarse abriendo los cristales de la parte superior de las ventanas; los campos de juegos estaban ajardinados y se habían plantado árboles de hoja caduca para que el sol bañara este espacio así como las galerías en invierno y los árboles proporcionaran sombra en los meses de calor”. (Aida Anguiano de Miguel)

Antonio Flórez Urdapilleta, formado en la Institución Libre de Enseñanza, eligió su oficio motivado por su padre, que también fue arquitecto, y durante el ejercicio de su profesión como arquitecto y de su actividad docente enseñando la materia, se mantuvo próximo al ideario de la ILE. “Desde 1915 fue arquitecto conservador del Teatro Real de Madrid. En 1919 fue nombrado consejero de Instrucción Pública y un año más tarde arquitecto jefe de la recién creada Oficina Técnica de Construcciones Escolares del Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes, donde realizó una extraordinaria y fecunda labor en el ámbito de la arquitectura escolar que se vio truncada por la guerra civil”.En 1937 es destituido de todos sus cargos por el gobierno de la República. Al finalizar la guerra civil es separado de su cargo de arquitecto jefe de Construcciones Escolares por el gobierno del general Franco. Desde entonces toda su actividad profesional queda reducida a la docencia en la Escuela Superior de Arquitectura de Madrid”.

Grupo Escolar Menéndez Pelayo, arriba  y Colegio Jaime Vera , abajo.
(FOTOS: Enrique Fidel Rojo)


Referencias._

Biografía Antonio Flórez Urdapilleta
Residencia-CSIC

Aida Anguiano de Miguel
Iconografías en la arquitectura madrileña

Enrique Domínguez Unceta
LA MIRADA DEL ARQUITECTO (El Mundo)
La utopía escolar de Antonio Flórez

Salvador Guerrero
Arquitectura y arquitectos
en la Residencia de Estudiantes

Read Full Post »