Copyleft y usurpación

Hace unos días, leyendo el diario Público en internet, descubrí que habían utilizado una fotografía para ilustrar un artículo, que me resultaba familiar. Tan familiar, que acabé por darme cuenta de que la foto procedía de este BLOG. Me puse en contacto con el periódico a través de un correo, pero no hubo contestación ni aclaración al respecto.

En el caso de este BLOG, que cede los derechos de uso sin más obligación que citar el origen, no se discute, por tanto, que se haya utilizado la imagen, sino el hecho de no haber citado el origen. Entiendo que cuando se recurre a material gráfico o escrito que no es propio, es obligado hacer referencia a su procedencia. No hacerlo es una usurpación.

Muy mal, Público.