"La Prosperidad 1862-2012", historia de un barrio de la periferia temprana de Madrid

«La Prosperidad 1862-2012» es un libro que traza un excepcional recorrido por la desconocida historia de este barrio.

  «La Prosperidad 1862-2012» es un libro que traza un excepcional recorrido por la desconocida historia de este barrio. En sus páginas, los textos se acompañan de cerca de doscientas fotografías y documentos que ilustran el pasado y el presente de la Prosperidad, recuperando su memoria visual y apelando por la conservación de su particular idiosincrasia.

Hasta 1863 el aspecto que mostraba la futura barriada de la Prosperidad era la de un conjunto de baldíos y tierras de secano, atravesadas por un viejo camino de herradura y salpicadas por tejares, casas de labor y algún ventorro. Más allá de los límites de Madrid existía una periferia rural constituida por pequeños suburbios surgidos de manera espontánea. Uno de estos núcleos fue la Prosperidad.

Mediado el siglo XIX, Madrid aspiraba a ser una ciudad industrial de éxito, y para ello necesitaba mano de obra abundante. En 1862, aprovechando la coyuntura, un grupo de terratenientes comenzó a parcelar y a vender con afán especulativo sus propiedades rústicas al otro lado del paseo de Ronda, límite oriental del nuevo Madrid. Estas tierras, adyacentes al viejo camino de Hortaleza, adquiridas por gentes del interior de la Península, fueron el origen de la Prosperidad, un suburbio obrero surgido en la periferia, a la sombra del Ensanche de Castro, que con el tiempo acabaría convirtiéndose en un singular barrio de Madrid.

«La Prosperidad 1862-2012» se ha publicado por la editorial Temporae  y se encuentra  en Kioscos y librerías de la capital  y a través de la web de La Librería.

Más información sobre el libro y los eventuales actos a él relacionados, actualizados y con detalles exclusivos,  en Facebook: «La Prosperidad. 1862-2012«

19 opiniones en “"La Prosperidad 1862-2012", historia de un barrio de la periferia temprana de Madrid”

  1. el barrio…ademas fué el principal puntal que se opuso a la jerarquización urbana promovida por Castro y de hecho se respetó su formación, junto al de peñuelas posteriormente dieron al traste con la retícula de Castro,

  2. Hola Enrique,
    No hay manera de escribirte por mail, me los devuelven. Tan solo era para darte las gracias por el libro. Te copio el mail aquí:

    El viernes pasado me llegó el libro, muchas gracias. Ya me lo he leído y está genial ¡y qué buenas fotos! Me ha gustado mucho. Aunque dejé de vivir allí en septiembre de 2000, justo ahora hace doce años, me siento vinculada a mi antiguo barrio porque allí sigo comprando la carne en la carnicería de la calle Canillas (mi calle), una vez al mes más o menos me acerco y hago acopio. En esa misma calle está la fotocopiadora donde pasaba yo horas de charlas diarias, igualmente, mi óptica sigue siendo la de “mi calle”, mis tíos viven en Cartagena esquina a Luis Cabrera… la Prospe siempre está en mi corazón aunque ya no viva allí.

    Es una pena que se me olvidara pasarte una foto, no me di cuenta de que se podría incluir, es del último edificio que quedaba de la calle Gabriel Lobo y que lo derribaron para hacer la Junta municipal y por eso, dicha calle ya no cruza Príncipe de Vergara.

    Te deseo que tu libro se venda muchísimo. Y ya sabes dónde me tienes.

    Saludillos
    Isabel

    1. Hola Isabel, gracias por tus palabras. Sé a qué edificio te refrieres. Aparece en alguna de las fotos de la prlongación de General Mola. Es verdad que habría ilustrado lo que fueron algunos edificios del «límite» pero, como te digo, queda subsanado por aparecer, aunque sea de lejos, en alguna otra imagen.
      Saludos.

  3. Hola Enrique:

    En primer lugar felicitarte por tu blog que suelo visitar de vez en cuando y por el libro que está muy bien. He vivido en Prosperidad casi toda mi vida y soy un enamorado de la historia del barrio por lo que lo voy a disfrutar mucho.
    Además participo en la Escuela Popular de la Prospe.

    Un saludo

    Félix Jiménez

  4. Yo también he terminado de leer el libro y me ha despertado un montón de recuerdos, además de una sensación de pertenencia al mismo.
    No vivo en la Prospe desde hace mucho, ni vivo en Madrid, pero voy con frecuencia. Una de las veces, al verlo tan trasformado, pensé que allí ya no quedaba nada. Cuando Enrique pidió fotos para el libro, me hizo ver las cosas de otra forma y he vuelto a rescatar lo poquito que queda y ahora con el libro no te digo….»soy de La Prospe». No sé si alguien recuerda una tienda de ultramarino en Lopez de Hoyos, frente al Segoviano, el dueño era un señor muy mayo, el Sr Paco, lo ayudaba su hijo Roberto. Era una excelente persona, un hombre bueno. La pescadería de Domingo, frente Suero de Quiñones, con unas pinturas murales preciosas de motivos marineros. No sigo…
    Mª Jesús

  5. vivi en la calle vinaroz en frente de la escuela de mandos jose antonio estuve hasta los 9 años mi tia vivia en grabiel lobo 49 al lado de la taberna el toro tengo muchos buenos rscuerdos como los laboratorios abello estudie en el colegio sagrado corazon all lado del cine lopez de hoyos en la calle lopes de hoyos habia una ferreteria LACACETE YENFRENTE HABIA UN QUIOSCO EN DONDE CAMBIABA LOS TEBEOS GRACIAS POR SU PUBLICACION

    1. Paloma
      Nací allí, he estado esta tarde y me acuerdo de todo lo que dices, y del mercado. Vivía en la calle Vinaroz, y jugaba en una plaza que se llama J.Piernas que tenía una farola en el medio. Allí una mujer que se llamaba Emilia y era tuerta tenía un quiosco de chuches y las madres se sentaban a tomar algo en el bar de un tal Urbano mientras jugábamos nosotros. Gracias también por su publicación.

  6. Mi primer cuarto de siglo transcurrió en este barrio. Desde hace más de diez años, La Conce es mi hogar…¡¡¡pero La Prospe siempre será mi patria!!!

  7. El libro es sensacional. Para el que no conoce el barrio, un gran acopio de noticias, anécdotas, fotos y contenidos en general. Para los que hemos vivido allí, podemos imaginar esos antiguos edificios y esas personas del siglo pasado en las calles que conocemos, se trata de una sensación extraordinaria.

    Sé que es complicado, pero ¿podría haber una segunda parte? Está apareciendo mucho material en Internet (sin ir más lejos, en el grupo de Facebook de Porsperidad) y seguro que se podrían incorporar entrevistas a personas ya ancianas del lugar y nuevos documentos.

  8. Qué recuerdos. Yo vivía en el 188 de López de Hoyos. No recuerdo la plaza J. Piernas que dice Paloma, pero había y hay , creo, una igual que llamabamos la plaza Moré. La Prospe sera mi patría siempre

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: