Antigua Casa de la Moneda de Madrid (2ª parte)

Mariano José de Larra nació en Madrid en 1809 en la calle Segovia, ”en la antigua Casa de la Moneda –de la que su abuelo paterno, Don Crispín, era administrador modelo- situado en el número 23 de la calle Segovia, con vuelta a la calle de Ramón. Casón viejo en una calle apenas urbanizada, por la que pasaba el arroyo de Pozacho y las vertientes de la Puerta Cerrada.

Ceca Calle Segovia-23-25
Ceca de la calle Segovia nº 23-25.

Retomando el anterior capítulo de edificios que ya no están, incluyo en este nuevo, un curioso «Boletín de Ventas de Bienes Nacionales» fechado en 1883, recogido por Esperanza Casado Aguado, que anuncia la pública subasta, en el día y hora que se dirán de las fincas situadas en la calle Segovia señaladas, la primera, con el núm. 23 moderno, 3 antiguo de la manzana 139, conocida por la antigua Casa de Moneda (aquella de la que fue administrador el abuelo de Mariano José de Larra); y la señalada con el núm. 25.
Mariano José de Larra nació en Madrid en 1809 en la calle Segovia, ”en la antigua Casa de la Moneda –de la que su abuelo paterno, Don Crispín, era administrador modelo- situado en el número 23 de la calle Segovia, con vuelta a la calle de Ramón. Casón viejo en una calle apenas urbanizada, por la que pasaba el arroyo de Pozacho y las vertientes de la Puerta Cerrada.
Casón viejo entre casuchas de vecindad, huertas y mesones. La Posada del Maragato y la Posada de la Cruz. Casón viejo que diariamente presenciaba con los ojos pitañosos de sus balcones, el paso de reatas de mulas, cargadas con botas de vino de la tierra, escuadrones de coraceros franceses en patrulla, grupos de vecinos mascullando canciones de Pepe Botella, partidas de rebeldes de mentirijillas formadas por chiquillos desharrapados, pregoneros de crímenes con sus cartelones de colores crudos y chillones, animeros alharaquientos portando capillitas y sacudiendo campanillazos, corchetes lacios al servicio del jefe político, vejetes moratinianos –don Hermógenes, don Eleuterio- rancios del todo, en busca de la botillería y del famoso jacarón de dos onzas de chocolate Torralba; beatillas de soplillo, vendedores de El Diario, La Gaceta…”
(Federico Carlos Sainz de Robles, en Evaristo Correa Calderón, Introducción a:  de Larra, Mariano José. Artículos Varios  Ed. Castalia. 6ª edición. Madrid, 1992. págs. 9-10)

Viaducto viejo_1874-02
Viaducto viejo en 1874. La antigua ceca es el edificio de la derecha. Más al fondo, la casa del Pastor.

En el plano de Texeira de 1656, la Casa de la Moneda se encuentra situada en el lugar que actualmente ocupan los jardines de las Vistillas, debajo del Viaducto.

 Según parece, la Ceca estaba formada por el ya referido edificio que hacía el número 23 de la calle Segovia, construido probablemente en 1591, y por otro, ya de principios del siglo XVII, situado enfrente, en el número 30 de la misma calle y construido por el duque de Uceda, propietario del Palacio que lleva su nombre que desde mediados del siglo XIX es la Capitanía General. El edificio principal, el que nos interesa, tenía piso bajo donde se encontraban los talleres y una planta principal. Además, al modo de las «casas de malicia», una amplia e inclinada cubierta permitía una tercera altura abuhardillada sólo visible desde el interior o desde el talud al que estaba adosado.

Resulta muy interesante la descripcción minuciosa que de las casas 23 y 25 se hace en el Boletín, tanto por lo que respecta a su ubicación, dimensiones, materiales utilizados y estado de conservación en el momento de la subasta.

2-small.jpg
Al fondo la antigua casa de moneda.

A la izquierda de la foto la antigua ceca.

BOLETÍN DE VENTAS DE BIENES NACIONALES. 25 de Marzo de 1883.

PROVINCIA DE MADRID.

En virtud de lo dispuesto en las leyes de 1º de mayo de 1855, 11 de Julio de 1856 e instrucciones para su cumplimiento, se sacan a pública subasta, en el día y hora que se dirá, las fincas siguientes:

Remates para el día 27 de Abril próximo, a las doce en punto de la mañana, en la tercera de las Casas Consistoriales de esta capital, calle Imperial, núm. 10, ante el Sr. Juez de Primera instancia y Escribano que correspondan.

BIENES DEL ESTADO.- URBANAS.

Partido de la capital.

MADRID.

Primera subasta en quiebra de D. Manuel Echeverría por falta de pago de plazos sucesivos al primero.

Número 95 del inventario y 470 de orden.- Una casa en esta Corte y su calle de Segovia, señalada por el núm. 23 moderno, 3 antiguo de la manzana 139, conocida por la antigua Casa de Moneda y, procedente del Estado. Su línea de fachada a la calle de Segovia mide 48 metros y 80 centímetros, situada al Norte; la medianería de la derecha se compone de dos líneas que miden, la primera 12 metros y 50 centímetros, y la segunda 37 metros y 20 centímetros, formando entre sí un pequeño quebranto, situada al poniente, y linda con un solar cercado del Estado, y señalado con el núm. 25 de la calle de Segovia; la medianería de la izquierda 42 metros y 10 centímetros, situada al Oriente, y linda con la cuesta de los Caños Viejos, hoy jardinillos plantados por el Excmo. Ayuntamiento debajo del viaducto que atraviesa la calle de Segovia, y el testero que cierra el sitio se compone de tres líneas que miden, la primera 18 metros, la segunda, 22 metros y 80 centímetros y, la tercera, dos metros, situada al Sur y, linda con el terreno denominado la Montaña.

Las expresadas líneas forman un polígono de 7 lados que, medido geométricamente, comprende una superficie de 2.084 metros y 20 decímetros, equivalentes a 26.843 pies y 49 décimos de otro. Sobre esta superficie se halla construida la casa, que consta de planta baja y principal por la fachada de la calle de Segovia, con segundo y buhardillas en la parte interior; la planta baja distribuida en tiendas, patios y una tahona, la principal, segunda y buhardillas en habitaciones vivideras; dos escaleras, situadas a derecha e izquierda del portal, dan ingreso a los diversos cuartos en que están distribuidos los pisos.

Su Material de construcción consiste en el vaciado de zanjas para cimientos, macizados de pedernal, con mortero de cal y arena, fachada, traviesas, medianerías y tabicones de fábrica de ladrillo, de mampostería y de entramados de maderas de varios marcos, tabiques sencillos con serradizos tabicados con ladrillo y yeso; suelos forjados y cubiertos de baldosa ordinaria, galerías con entramados al descubierto, portal y patios empedrados, puertas, ventanas, vidrieras de varias clases con sus herrajes de colgar y seguridad; hierro en balcones y rejas, fogones con sus correspondientes campanas y subidas de humos; obras de limpieza en bajadas y atarjeas, armaduras de madera pobladas de ripia y teja y, en general, toda la construcción se halla en mal estado de conservación.

Ha sido tasada para su venta en 380.000 pesetas, y por la renta anual de 17.500 pesetas, capitalizadas en 315.000 pesetas. Será tipo para la subasta, la tasación.

Se advierte que cesará la comunicación que tiene esta casa con el solar contiguo núm. 25 de la calle de Segovia, tabicando el comprador la puerta que comunica la casa con el citado solar, y también cesarán las demás servidumbres, sujetándose el comprador al perímetro descrito.

Esta finca se remató por D. Manuel Echeverría en 27 de Enero de 1866, y se le adjudicó en 15 de Marzo siguiente por 270.000 pesetas; y no habiendo satisfecho el importe de plazos sucesivos al primero, se le declaró en quiebra, y se anuncia esta subasta bajo su responsabilidad.

Si el quebrado adquiriese la finca por cesión del segundo rematante, deberá hacer los pagos en la forma a que estaba obligado por su anterior contrato, cuya falta de cumplimiento ha producido la quiebra. (Orden del Ministerio de hacienda de 7 de Noviembre de 1869).

Núm. 96 del inventario.– Un solar procedente del Estado, sito en esta Corte y su calle de Segovia, núm. 25, que tiene su fachada a la expresada calle, en una línea recta que mide nueve metros 32 centímetros, situada al Norte; la línea de la derecha mide 38 metros 85 centímetros, situada a Poniente, y linda con la casa núm. 27 de la misma calle, propia de D. Vicente Rodríguez y hermanos, la línea de la izquierda, situada a Oriente, linda con la casa señalada con el núm. 23 de dicha calle, propiedad del Estado, titulada Casa antigua de la Moneda; se compone de dos líneas, que miden la primera, a partir de la fachada, 14 metros 79 centímetros, y la segunda de 23 metros y 89 centímetro; el testero que cierra el sitio mide nueve metros 80 centímetros, situado al Sur, y linda con el terreno denominado la Montaña; las expresadas líneas forman un polígono que, medido geométricamente, comprende una superficie de 361 metros 97 centímetros, equivalentes a 4.662 pies y 30 décimos de otro; este solar se halla cerrado por las dos medianerías de las casas colindantes derecha e izquierda; la fachada por donde tiene su entrada por unas puertas cocheras, tiene un muro de cerramiento de fábrica de ladrillo con un zócalo de dos hiladas de piedra berroqueña, y en el testero otro muro de cerramiento de cascote con algunos puntos de ladrillo.

Y teniendo en cuenta su posición y demás circunstancias, ha sido tasado para la venta en 38.461 pesetas; y capitalizada de por la renta de 365 pesetas, en 6.570 pesetas. Tipo para la subasta la tasación.

Las dos fincas que quedan descritas han sido medidas y tasadas por el Arquitecto D. Isidoro Lerena y el Maestro de Obras D. Casimiro Montalvo.

Madrid 17 de Marzo de 1883.-El Comisariado principal, Domingo Guembe.

NOTA : A lo hasta aquí expuesto hay que sumar un añadido explicativo gentilmente aportado por Pablo, en su blog El Jardín Cerrado.

Escolio gráfico de la antigua Ceca de Madrid.

CASA DE MONEDA 1860
Casa de Moneda de Madrid en la calle Segovia nº 23, año 1860.

Referencias.-

Arquitecturas perdidas IV

12 opiniones en “Antigua Casa de la Moneda de Madrid (2ª parte)”

  1. Estimado Enrique,

    Me parece interesantísima toda la información que publicas al respecto de la antigua ceca de Madrid.

    El motivo por el que me pongo en contacto contigo es porque yo vivo en el número 29 de la calle Segovia, del cual una de las fachadas da a la Cuesta de los Ciegos, las escaleras que suben hacia las Vistillas.

    He estado analizando las fotos que publicas, pero debido al ángulo desde las que fueron tomadas, no logro determinar con claridad si el número 29 está construído justo encima de lo que fue la ceca de Madrid. Te agradecería mucho que me aclarases este punto porque no sé si está justo encima o estaba encima de lo que hoy son unos jardines en los que se ha habilitado un parque infantil. Estos jardines lindan también con la Cuesta de los Ciegos.

    Muchísimas gracias de antemano. Es interesantísimo conocer la historia del lugar donde uno vive.

    Saludos

  2. Hola Marta, gracias por interesarte por este blog. De tantos millones que debe de haber no es mala cosa que recalaras por aquí y que te resultase útil. Una suerte para ambos.
    ¡Qué fortuna por vivir en un lugar tan cargado de historia!
    El edificio en el que vives, el 29 de la calle de Segovia, creo que es el que tiene un comercio de «maniquíes y bustos» (qué singularidad). Por el aspecto debe de ser de mediados o finales del XIX (1870-90 o por ahí), por lo que cuando se construyó aún existía el edificio de la Casa de la Moneda y colindantes que debió de derribarse en los años 40 o 50, después de la reconstrucción del Viaducto de hormigón del arquitecto Javier Ferrero Llusiá, trás la guerra civil, en 1942. En un artículo anterior a éste hay una foto de la calle Segovia donde se puede ver la confirmación a ésto que te digo.
    Por lo tanto, es imposible que tu casa se encuentre sobre la antigua ceca madrileña.
    Tampoco estaría sobre los colindantes 25 y 27 de la calle Segovia. El primero de ellos, que fue también propiedad del Estado, era una construcción estrecha de nueve metros y medio de fachada, frente a los casi cincuenta de la ceca -como se describe en el documento del artículo- de poco valor, y el segundo, que debió de ser algo más grande de fachada, en torno a los veinte metros, y que llegaba justo hasta la Cuesta de los Ciegos. Sobre esta casa, Pedro de Répide hace una pequeña mención en Las Calles de Madrid, donde dice que en el número 27 se encontraba la Posada del Maragato, una de las afamadas de Madrid, a las que iban a parar, antes de conocerse el Ferrocarril, todas las conducciones de pescado que llegaban a la ciudad.
    Al derribarse estos tres edificios y no construirse sobre los solares que quedaron, se entiende el salto que hay desde el 21 de la calle Segovia hasta el 29, donde tu vives.

    Quizás esto que sigue ahora te pueda interesar más: Entre las Cuestas de los Ciegos y de las Vistillas (Cuesta de Javalquinto)-nos cuenta Pedro de Répide– había unas construcciones que se llamaban «los Corralillos». Allí hubo en 1771 una manufactura de tejidos de seda, fundada por D. Pedro de Sobrevilla.
    Se trataría de los actuales números 29, 31 y 33 de la calle de Segovia.

    Espero que esta información te resulte interesante.
    Un saludo y hasta pronto.
    Enrique.

  3. Hola Enrique,

    Efectivamente, mi casa es la que tiene abajo un negocio de venta de maniquíes y bustos. Y sí, la verdad que para mí es todo un privilegio vivir en esta calle. Yo siempre he vivido en este barrio y la casa de la calle Segovia la adquirí hace aproximadamente siete años. No quería irme de la zona pues nunca he vivido en otro sitio ni mi familia tampoco.

    La verdad es que tengo unas vistas privilegiadas porque veo enfrente el viaducto, la Catedral de la Almudena a mi izquierda y a mi derecha los Jardines de las Vistillas. Lástima que la Cuesta de los Ciegos, que como bien sabrás son unas escaleras de piedra que llegan hasta las Vistillas, estén llenas de grafiti. Creo que el Ayuntamiento ya se cansó de limpiarlas. Pero es una pena porque estéticamente afean el lugar.

    Cuando me asomo al balcón y observo el paisaje, me encantaría transportarme a diferentes épocas y ver cómo era la calle y la vida en ella. También me ha llamado mucho la atención la historia y la leyenda de la Casa del Pastor, casa que también veo desde mi balcón.

    Mil gracias por lo que me cuentas sobre mi casa. Me asombra tanto conocer estos detalles… Tu información me ha resultado interesantísima y como no, siempre te quedas con ganas de más información.

    Es curioso como la calle tampoco ha cambiado tanto. Algunas casas que aparecen en las fotos que publicas siguen estando ahí junto con la montaña, el viaducto y sus leyendas (todavía se tira gente a pesar de las mamparas), y los pasadizos de la Casa del Pastor.

    Muchas gracias de nuevo y si te puedo ser útil para alguna información, por favor, me dices.

    Un saludo y hasta pronto,
    Marta

  4. El tal Manuel Ecrheverría lo creo mi tatarabuelo, diputado en los años 69-71 y 71-72. Volvió de EE.UU. hacia 1961, por lo que las fechas coinciden. Vivió en Madrid al menos entre 69 y 72, y por los datos que dáis su presencia aquí pudo ser anterior (1866).
    Desconozco con certeza si fue él u otro con el mismo nombre y apellidos, así como las causas por las que dejó de pagar (posteriormente construlló casa en la calle Fuencarral en 1872, por lo que dinero tenía).
    Su fortuna la hizo en EE.UU. (Nueva York) como comerciante, donde emigró con 15 años.
    Cualquier dato sobre él será bienvenido.

  5. Tengo mucho interés en poder acceder al Boletín de Ventas de Bienes Nacionales. Necesito saber el nombre del arquitecto que tasó el Real Ingenio de la Moneda de Segovia para la primera subasta tras su cierre, celebrada el 26 de abril de 1870. ¿Puede ayudarme alguien, por favor?

  6. Hola, mi nombre es Jorge, soy Argentino, mis abuelos eran madrileños y seguramente ellos me guiaron a leer estas notas, menciono esto ya que mi abuela nacio en la calle de segovia numero 23, motivo por el cual desearia de ser posible, si me pudieran proporcionar todos los datos que tengan sobre la finca, ella nacio en el año 1905 Flia Basanta Docal, desde ya muchas gracias. Mi mail, jhn0812@hotmail.com.- No saben la emocion que tengo en estos momento.

  7. Efectivamente vivir en la zona de la calle de Segovia es un privilegio y una gozada.
    Yo viví antes de la guerra y despues de la guerra en el numero 37. Esta casa ya no existe y estaba situada al pie de la subida a las Vistillas y casi esquina a la Ronda de Segovia y casi enfrente a la subida de la Cuesta de la Vega. Ahora parece que hay una parada de autobus.
    Infinidad de veces subí por la Cuesta de los Ciegos. época en que los GUARROPINTAS no existian y las paredes estaban limpias.
    Subía por esa cuesta con mi madre al cine (sesión infantil de las 3 de la tsarde) que había al otro lado de la calle de Bailen (creo que la calle se llamaba de los Mancebos)
    Los Jardinillos (no se si aún se denominan así) era mi lugar de juegos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: