Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Corralas’ Category

 corral-de-comedias

En 1971 los cines en España desaparecían por falta de público. El formidable espectáculo del cinematógrafo perdía fuelle. La mayoría de esos locales que languidecían en los confines del siglo XX habían nacido como tales; otros se habían adaptado a partir de antiguos frontones o viejos teatros. Hace treinta y tres años, tres estudiantes universitarios descubrieron que detrás de la sugerente fachada de un cine abandonado de Alcalá de Henares se escondía un corral de comedias de 1601, un Coliseo techado de 1768, un teatro romántico de 1831 y un cine del siglo XX.

El  cine Cervantes o “cine pequeño” de Alcalá de Henares

En Alcalá de Henares hubo un antiguo cine en un lateral de la conocida  plaza de Cervantes que por causa del devenir de los nuevos tiempos terminó por cerrarse.

Carteles Cine Cervantes

Carteles Cine Cervantes

En 1971, el “cine pequeño”, espacio singular y envejecido se cerraba

El cine Cervantes,  conocido como “cine pequeño” -por compartir nombre con el Teatro-Salón Cervantes,  principal de Alcalá y de mayor tamaño- pasó de ser un primitivo patio de vecindad  -antiguo Corral de Zapateros– en el siglo XVII para acabar como cine de barrio en el siglo XX. Sin embargo, a pesar de que las reformas y de que sus usos diversos mantuvieron su estructura del siglo XVII más o menos igual, en 1971, el “cine pequeño“, espacio singular y envejecido se cerraba, y su sorprendente pasado se perdía olvidado en su abandono.

Descubrimiento del corral de comedias barroco

En la década de los ochenta del siglo XX gracias a las investigaciones e impulso de los alcalaínos Juan Sanz, Mercedes Higuera y Miguel Ángel Coso el viejo edificio y el abandonado cine que contenía su interior volvieron a ver la luz.

Corral de comedias barroco

Dibujo de un corral de comedias barroco del siglo XVII.

El trabajo de estos investigadores fue crucial para la recuperación del teatro y, especialmente, de los vestigios del primitivo corral de comedias cuya memoria se había esfumado.

Cuentan los investigadores en su memoria que fue una cita encontrada en la obra de Esteban Azaña Historia de la ciudad de Alcalá de Henares, (antiguo Compluto), lo que afianzó la idea de que sus hipótesis sobre el idificio iban en buena dirección  y que podían ser un buen punto de partida.

Fue una cita de Esteban Azaña lo que afianzó la idea de que iban en buena dirección

Empezaron por estudiar gran cantidad de documentación en el  archivo de Alcalá, entre ellos un manuscrito fechado en 1601 que contienía el contrato realizado entre el concejo de Alcalá y un carpintero, Francisco Sánchez,  para la construcción de un patio de comedias en el conjunto de edificios que componían las casas de la corrala situada en la entonces llamada plaza del mercado. El corral se abrió al año siguiente.

Un Corral de Comedias barroco del siglo XVII

El corral de comedias constaba de un escenario, en un extremos del patio, contra la pared de la casa del fondo. Delante del escenario estaba el patio, generalmente empedrado.  Al fondo se colocaban de pie los mosqueteros, quienes, junto con los que estaban a pie de escenario, eran los que más alboroto armaban. Unos y otros eran temidos por los autores, pues de sus reacciones dependía muchas veces el éxito o fracaso de las obras. Para guardar el orden entre el gentío existía un alguacil.

En los balcones y ventanas de las casas contiguas a la pared del escenario estaban los aposentos, con balcones y celosías, reservados para los espectadores de la nobleza, en los que podían estar tanto hombres como mujeres. Sin embargo, las clases populares estaban separadas por sexos y accedían al teatro por puertas distintas.

Corral de comedias barroco

Modelo de un corral de comedias barroco del siglo XVII.

Las mujeres se sentaban en la cazuela (un palco con gradas enfrente del escenario, sin acceso al patio). Allí, un “apretador” se encargaba de hacerles sitio, según llegaban, para que todas pudiesen ver la comedia. En la planta baja existía una “alojería”, lugar donde se vendía fruta, frutos secos y la “aloja”, una bebida hecha de agua, miel y especias. También podía tener vino mezclado.

Las mujeres se sentaban en la cazuela , donde un “apretador” se encargaba de hacerles sitio

Encima de la cazuela o cazuelas, pues a veces había dos, una esobre la otra, estaban los aposentos, los palcos de los concejales y autoridades, incluidos los mismos reyes, pues muchos de ellos fueron muy aficionados al teatro, como Felipe IV. En el piso más alto estaban los desvanes, junto a la segunda cazuela si la había, donde se situaba la tertulia de los religiosos, poetas y entendidos de teatro.

El corral se llenaba bastante antes de empezar la representación, que comenzaba sobre las tres o cuatro de la tarde y terminaba al atardecer. Entre los actos había intermedios donde se escenificaban los entremeses, obras cortas cómicas, o bailes.

El nuevo coliseo neoclasico

La documentación recogida por los investigadores era tan abundante que fue posible reconstruir toda la historia del edificio. Descubrieron que en 1768 se reformó el corral de comedias barroco, que era conocido con el nombre de Corral de los Zapateros, en un coliseo neoclásico, es decir, un teatro cerrado ya que el corral, como todos los de su época, era un patio abierto. Su localización y la demanda de ocio de los vecinos y, mayoritariamente, de los universitarios propició que se techara el patio con una especie de cúpula sostenida por un entramado de vigas de madera. La cubierta mejoró la acústica, lo que hizo del local un espacio idoneo para el desarrollo de espectáculos de canto y orquestas de cámara.

Se cuenta que Farinelli  estuvo a punto de cantar en el corral de Alcalá

Estructura de madera del techo, original del coliseo neoclásico.

Estructura de madera del techo, original del coliseo neoclásico de 1768, tras la reforma  de 1983-2003. (Foto: E.Rojo, 2016)

Se cuenta que Farinelli, el famoso castrato italiano protegido de Felipe V,  estuvo a punto de cantar en el corral de Alcalá. Se esperaba que con las reformas del patio en coliseo techado, más acorde a las modas y con mejor acústica, el cantante acudiera a la ciudad y diera la nota, a la vez que pompa y boato a la ciudad. Pero las reformas llegaron tarde y Farinelli dejo España y  con el ascenso de Carlos III marchó para Bolonia.

Reforma como teatro romántico

Después de la reforma como coliseo techado de 1768, en 1831 se acometió una importante transformación que lo convirtió en un teatro romántico según las normas arquitectónicas italianas, con una sala de planta elíptica inscrita dentro de la rectangular del coliseo.

El antiguo patio empedrado quedó convertido en platea

Además, la antigua estructura de madera del tejado se cegó con un cielo raso de yeso sobre el que se pintaron frescos alegóricos, y se construyeron los palcos distribuyéndolos en dos plantas en elipse alrededor del antiguo patio empedrado, que quedó así convertido en platea.

Plaza de Cervantes, en 1904

Plaza de Cervantes, en 1904. El edificio de la izquierda es el teatro romántico.  (Foto: Augusto T. Arcimis, Fototeca IPCE)

Sala de cine

En 1945  fue transformado en sala de cine, función que desempeñó hasta que, en 1971, fue cerrado y  se comenzó a utilizar como almacén, situación  que  mantuvo hasta 1983.

En 1945, el teatro  fue transformado en sala de cine

Ese año, el ayuntamiento de Alcalá de Henares adquirió el cine Cervantes y adoptó las medidas necesarias para su recuperación. El mismo verano del 1983 organizó un campo de trabajo durante el cual se limpió el teatro y se derribó la antigua pantalla de cine.

Corral de Alcalá de Henares antes de la restauración en 1983

Antiguo cine Cervantes de Alcalá de Henares antes de la restauración en 1983. (Foto: Blog “Nuestras cosas en familia”)

Excavaciones  y restos del antiguo corral de comedias

A lo largo de las sucesivas campañas de excavación arqueológica dirigidas por Araceli Turina  empezaron a aparecer restos del corral y del coliseo.

Parte del escenario utiliza capiteles romanos de las ruinas de Complutum

Apareció gran parte del escenario, el foso del mismo que, curiosamente, utiliza varios capiteles de columnas romanas extraidas de las ruinas de Complutum como soportes, dos aposentos situados a la izquierda del escenario, gran parte del antiguo empedrado con el brocal de piedra de un pozo, material de derribo procedente del corral, y numerosos elementos originales que fueron aprovechados en las sucesivas reformas.

También se conservaba íntegra la cubierta de madera que se construyó en el siglo XVIII. De hecho, el teatro romántico que hoy está a la vista es un añadido al primitivo edificio que apenas  lo modificó.

Antiguo cine Cervantes

Antiguo cine Cervantes de Alcalá de Henares antes de la restauración en 1983. (Foto: Blog “Nuestras cosas en familia”)

La restauración del teatro

El encargado de elaborar el proyecto de restauración del teatro fue el estudio de arquitectura de José María Pérez “Peridis”. Los trabajos fueron financiados por el Ayuntamiento de Alcalá de Henares, la CM y por la fundación para la Ecología y Protección del Medio Ambiente (FEPMA) que también aportó fondos. El resultado ha sido un trabajo en apariencia impecable que ha durado dos décadas, donde se ha logrado la convivencia en armonia de más de 400 años de historia arquitectónica y de actividad teatral en un recinto que sigue manteniendo el mismo uso para el que fue creado.

De su primera etapa como corral de comedias, se mantienen en la actualidad el patio empedrado, las gradas, aposentos, y la cazuela.

Antiguo cine Cervantes

Antiguo cine Cervantes, antes de la restauración, en 1983.

Teatro Corral de Comedias de Alcalá

Estructura del techo, original del coliseo neoclásico  y palcos románticos, tras la reforma de 1983-2003. (Foto: E.Rojo, 2016)

Libro El Teatro Cervantes de Alcalá de Henares: 1602-1866.

Libro “El Teatro Cervantes de Alcalá de Henares: 1602-1866” Memoria de los trabajos de investigación de Juan Sanz, Mercedes Higuera y Miguel Ángel Coso, que descubrieron el primitivo Corral alcalaino.

Referencias.-

Del Corral de Zapateros al Cine Pequeño. Historia de un teatro alcalaíno (Página de J. C. Canalda. Publicado el 15-6-1985, en el nº 954 de Puerta de Madrid)

Azaña, Esteban
Historia de la ciudad de Alcalá de Henares : (antiguo Compluto)
Biblioteca Virtual Madrid

Coso Marín, ‎Miguel Ángel/ Higuera Sánchez-Pardo, Mercedes/ ‎ Sanz Ballesteros, Juan
El Teatro Cervantes de Alcalá de Henares, 1602-1866: estudio y documentos
Tamesis Books Limited/ Ed. Castalia
London, 1989

Martínez, José Javier
Las edades del teatro: el corral de comedias de Alcalá (PDF)
(E-innova Biblioteca UCM Geográfica)

Guardar

Guardar

Guardar

Read Full Post »

IMG_20151126_231435-01

Corrala de Fernández de la Hoz. El mural pintado por José Luis Tirado en 1987 también se está destruyendo. (Foto: Enrique F. Rojo, 2015)

 

En el mes de junio de este año me referí a la corrala de Fernández de la Hoz 63  diciendo que tienía los días contados. Efectivamente, a primeros del mes de noviembre comenzó la demolición.

La corrala

Una construcción, con toda probabilidad de los años 20-30 del siglo pasado, por lo que su tipología resultaba algo anacrónica, dado que en esa época la casa de corredor ya estaba en desuso y era raro que se hicieran edificios de ese tipo. En cualquier caso, no dejaba de ser una solución arquitectónica válida que incluso hoy en día se usa, mutatis mutandis.

Este edificio se encontraba en el barrio de Chamberí, en un solar de 1.087  m² con una superficie edificable de 5.461,11 m². Una de sus fachadas daba a la plaza de San Juan de la Cruz , muy cerca del Paseo de la Castellana y enfrente de Nuevos Ministerios.

Demolición de la corrala

En efecto, la corrala tenía los días contados. Su imagen pronto será parte del pasado y el testimonio de su presencia lo aportarán las fotografías  que se hayan tomado, que  la  inmortalizarán.

Actualmente apenas queda la fachada de Fernández de la Hoz, que será demolida en breve.

La imagen que incorporo a esta escueta entrada la tomé ayer antes de la medianoche, ya oscurecida la ciudad. A esa hora la estampa del edificio a medio derruir imponía.

Al tratarse de un solar cuyo uso es residencial, sin que sea necesario ningún tipo de modificación ni planeamiento alguno,  su futuro era el inexorable anuncio de 2007: la demolición para construir pisos exclusivos en esta zona especialmente cotizada.

Otra demolición en la zona

Muy cerca, también en el distrito de Chamberí, está el Taller de Precisión de Artillería,  vendido por el Ministerio de Defensa, para construir viviendas de lujo, operación tipo que ha sido habitual desde antes, mucho antes de la crisis y que sigue en vigor.

El futuro de este complejo de más de un siglo, bastante más interesante que la corrala, será sin embargo identico, ya que también se va a demoler, a pesar de las tímidas disensiones en el Ayuntamiento.

Se evidencia una vez más  como la planificación urbana  corre a cargo del capital y de los intereses privados de las constructoras en connivencia con los poderes públicos, la entente cordiale de la economía del ladrillo que sigue adelante, imparable.

Read Full Post »

Corrala Fernandez de la Hoz (Interior II)

(Foto: Enrique F. Rojo, 2006)

La vieja corrala

Ocho años después de que se anunciase, la vieja corrala de la calle Fernández de la Hoz 63 de Madrid es posible que, ahora si, esté cercana a la demolición.
El edificio se encuentra en el barrio de Chamberí, en un solar de 1.087  m² con una superficie edificable de 5.461,11 m². Una de sus fachadas da a la plaza de San Juan de la Cruz , muy cerca del Paseo de la Castellana y enfrente de Nuevos Ministerios.

Casa de corredor anacrónica

El edificio data con toda probabilidad de los años 20-30 del siglo pasado y su tipología resulta algo anacrónica dado que en la época la casa de corredor ya estaba en desuso. Llama la atención que el edificio del contiguo número 61 de la calle tiene la firma de Luis Gutiérrez Soto que, entre 1930 y 1933  construyó este bloque de viviendas que exhibe algunas de las características que con el tiempo definirían sus edificios de viviendas y que iniciaron el cambio y la modernización en las construcciones de la zona.

Corrala Fernandez de la Hoz  (fachada)

(Foto: Enrique F. Rojo, 2006)

La casa de corredor del número 63 cuenta, de momento,  con dos bloques divididos por un patio interior al que se puede acceder con vehículo y que da acceso a unas cocheras o pequeños talleres y al núcleo de escaleras de los corredores. Al bloque mayor, con fachada a Fernández de la Hoz se accede por una escalera interior y presenta una ejecución habitual, más propia de su época. Las viviendas oscilaban desde los 30 m², correspondientes a las del corredor, a los 60 m² de las viviendas principales con vistas a Fernández de la Hoz y al patio mismo. Los locales comerciales tenían desde los 273 m² del principal dedicado a uso industrial, a los 57 m² del comercio más pequeño.

Corrala Fernandez Hoz

Corrala de Fernández de la Hoz. Mural pintado por José Luis Tirado en 1987 que representa unos gigantes, aparentemente, avanzando de forma inquietante entre la construcción. Tal vez una intuición. (Foto: Enrique F. Rojo, 2006)

Especulación en una cotizada zona de Madrid

Hasta marzo de 2007 la propiedad pertenecía al Instituto de la Vivienda de la Comunidad de Madrid (Ivima) que trás efectuar su desalojo la puso a la venta por medio de una subasta, ganada por la empresa Restaura, que pagó por la adjudicación 39,44 millones de euros.
Después de numerosos vaivenes económicos de Restaura, el edificio acabó finalmente en 2008 en manos de la sociedad inmobiliaria Pontegadea, filial de Inditex, del holding de empresas de Amancio Ortega, la cual pone a la venta definitivamente la propiedad.

Fernández de la Hoz, 63

Edificio de Fernández de la Hoz, 63 en mayo de 2015. (Foto: Enrique F. Rojo)

Al tratarse de un solar cuyo uso es residencial sin que sea necesario ningún tipo de modificación ni planeamiento alguno, es previsible que su futuro sea el  anunciado en 2007: la demolición para construir pisos exclusivos en esta zona especialmente cotizada.

Referencias.-

La “corrala” de Fernández de la Hoz (Blog Urbanidades, 2007)
Noticias sobre Pontegadea (El País)

Read Full Post »

Corrala calle Santiago el Verde 13_Manuel Escalera 1984-small

Se trata de la desaparecida corrala de la calle Santiago el Verde nº 13, en el barrio de Lavapiés-Embajadores. Se encontraba en el interior de un patio que formaban algunos edificios de la manzana comprendida entre las calles Santiago el Verde, Casino y Embajadores entre los números 60 y 62. De construcción anterior al resto de los edificios que la rodeaban, el acceso al patio se realizaba a través de un estrecho pasillo tras una casi inexistente fachada en el número 13 de la calle Santiago el Verde.

En la fotografía que encabeza este artículo se puede ver parte de la corrala, del siglo XVIII, de tres alturas, compuesta por 76 viviendas de  exiguas dimensiones (menos de 20 m2), que discurría paralela a una casa de corredor, aún existente, con entrada por Embajadores 62,  y perpendicular al edificio que se ve de frente, con entrada por Santiago el Verde 9-11, también presente hoy en día.

SANTIAGO EL VERDE 13_2004

Entrada a la corrala de la calle Santiago el Verde nº 13,. El modificado portalón con tejadillo daba paso a un corredor que llevaba al patio y a la vieja corrala del siglo XVIII. (Foto: ABC, 2004)

La corrala de la calle Santiago el Verde nº 13 formaba parte de un conjunto de edificios afectados o amenazados de expropiación desde el año 2000 -muchos de ellos situados en el barrio de Embajadores-, por haber desarrollado un historial de incumplimientos de conservación bastante extenso, ya que, según el Ayuntamiento de Madrid, “habían desoido por sistema las órdenes de rehabilitar y conservar sus fincas”. En efecto, esta corrala que  tenía más de cincuenta vecinos propietarios o usufructuarios, entre personas físicas y entidades financieras acreedoras hipotecarias o embargantes, nunca fue rehabilitada, por lo que el inmueble fue declarado en ruina en 2000 para su posterior expropiación.

En el año 2004 el Ayuntamiento de Madrid, a través del entonces alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón y de la concejal de Urbanismo, Pilar Martínez, anunciaba  la puesta en marcha del proceso de enajenación de los inmuebles con expediente de ruina de las calles Santiago el Verde 13 y Embajadores 18 (demolido en la primavera de 2013) , que ya se habían incluido en el Plan de Revitalización del Centro Urbano de Madrid el cual preveía , casi siempre como únicas alternativas, su rehabilitación por parte de los propietarios o la expropiación municipal para su derribo.

EMBAJADORES

Foto aérea de los años 20 o 30 del siglo XX del barrio de Lavapiés-Embajadores. Además de la Fábrica de Tabaco y las Escuelas Pías de la calle de Tribulete , antes de ser destruidas, se observa entre el caserío la corrala de Santiago el Verde, 13.

En sesión ordinaria celebrada en primera convocatoria el día 29 de noviembre de 2007, la Junta de Gobierno del Ayuntamiento llegaba al acuerdo por el que se aprobaba la relación de titulares de bienes y derechos afectados por la expropiación por incumplimiento de la función social de la propiedad de la finca de  la calle Santiago el Verde número 13. (BOAM nº 5785, de 07/12/2007)

Hasta ese momento la corrala había quedado casi abandonada por sus habituales inquilinos. Gran parte de las viviendas que se encontraban ocupadas lo habían sido por la fuerza por grupos marginales y el callejón de entrada mostraba a menudo un constante trasiego de  drogadictos que acudía al lugar en busca de sus dosis y de escondites donde consumirlas.

Ibeñez Ibero 1872-fragmento

Señalada con una flecha se distingue  la corrala de la calle Santiago el Verde nº 13, en el barrio de Lavapiés-Embajadores en el plano de Madrid de Ibáñez Ibero, fechado en 1872.

En 2004, cuando el estado de abandono del edificio era ya escandaloso, un incendio -al parecer provocado- destruyó tres viviendas en la parte baja de la corrala y las destruyó por completo. No hubo heridos.  (El País, 26 ENE 2004)

En julio del mismo año, un hombre de 28 años de edad, de origen argelino, resultó herido de gravedad en el entorno de Lavapiés al ser apuñalado por un ciudadano cubano,  detenido poco después en una vivienda de la corrala de Santiago el Verde 13. El origen de la reyerta se relacionó con el menudeo de drogas.

Después de episodios violentos como estos y trás múltiples denuncias de asociaciones ciudadanas, el  jueves 22 de diciembre de 2005 se procedió al desalojo de la finca y a su inmediata demolición, que se prolongó a lo largo de 2006. En la actulidad el patio sigue presidiendo el centro de las demás construcciones, pero sin aquella vieja y, en su decadencia, conflictiva corrala que un día ocupó el número 13 de la calle de Santiago el Verde.

Corrala calle Santiago el Verde 13-aereas

Señalada con una flecha, la corrala de la calle Santiago el Verde nº 13, en el barrio de Lavapiés-Embajadores en dos imágenes aéreas de 2004 y 2006; esta última cuando el edificio ya se había demolido. (Fotos: Google Maps)

Corrala calle Santiago el Verde 13_solar O_E

Imagen actual del lugar donde se encontraba la corrala calle Santiago el Verde, 13. Se observa el patio vacío entre los edificios que la rodearon. (Foto: Google Maps, 2012)

copia

“Callejeros”, de Cuatro, temporada 1ª, programa 4º. Okupas, inquilinos y propietarios, españoles e inmigrantes, convivían rodeados de suciedad y miseria en la antigua corrala de Santiago el Verde, 13 en Madrid. ( VER en MiTele)

Read Full Post »

copia

Reproduzco la Nota de Prensa hecha pública el pasado 14 de Mayo por COLEGIO PROFESIONAL DE ARQUEÓLOGOS, y el  ILUSTRE COLEGIO OFICIAL DE DOCTORES Y LICENCIADOS EN FILOSOFÍA Y LETRAS Y EN CIENCIAS DE MADRID, junto con el AMTTA, en donde se denuncian los intereses especulativos ocultos en el Proyecto de Ley de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid propuesta por el gobierno madrileño del PP.

Dice el comunicado:

El proyecto de Ley de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid no sólo supone un retroceso legislativo sino que implica la pérdida del Patrimonio cultural de todos los ciudadanos. Madrid contraviene las normativas comunitarias ratificadas por España, haciendo prevalecer los intereses económicos sobre la cultura.

El texto legal propuesto por el gobierno en Proyecto de Ley de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid desprotege el Patrimonio y desmantela el “modelo Madrid” de gestión, que tan admirado ha sido en el pasado. En general supone un retroceso tanto en la gestión como en la protección del Patrimonio Cultural, propiedad de todos los ciudadanos.

Con la aprobación de esta nueva Ley de Patrimonio, buscan la desprotección de edificios históricos como medio de enriquecimiento de la administración, buscando un beneficio económico a costa del robo del Patrimonio a la ciudadanía. Ejemplos como el Palacio de la Duquesa de Sueca o la ya derribada casa blasonada de Embajadores 18, ambos propiedad del Ayuntamiento de Madrid y abandonados hasta forzar la declaración de ruina para demolerlos y vender el solar, se convertirán en algo cotidiano con la aprobación de la nueva ley, haciendo de la ciudad de Madrid un centro urbano carente de identidad histórica”.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Casa blasonada derribada en Embajadores 18. (Foto: Enrique F. Rojo; 2008)

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Puerta de entrada y blasón del edificio derribado en Embajadores 18. (Foto: Enrique F. Rojo; 2008)

Estos intereses económicos del gobierno quedan descubiertos también por las alegaciones presentadas por el partido gobernante, que pretende incluir en esta Ley de Patrimonio disposiciones relativas a la modificación del suelo y al aprovechamiento y ampliación de los casinos, despejando cualquier duda que quedara acerca de las facilidades que están dispuestos a ofrecer al gran complejo de Eurovegas. Este grupo de profesionales insiste en que no se está en contra del desarrollo, el progreso o la construcción; pero sí de que ese modelo se haga de un modo descontrolado y sin supervisión“.

Esta nota de prensa forma parte de la campaña de protección del Patrimonio Histórico de Madrid que se viene desarrollando desde hace más de un año  y que está encabezada por el Colegio Profesional de Arqueólogos y por la Asociación Madrileña de Trabajadores y Trabajadoras en  Arqueología (AMTTA) , con la colaboración de la plataforma Madrid, Ciudadanía y Patrimonio.

Plaza del Duque de Alba_2007-small

Palacio de Sueca en la plaza del Duque de Alba, reciéntemente derribado. (Foto: Enrique F. Rojo, 2007)

La campaña  cuenta ya con el respaldo de diversas instituciones y expertos en el Patrimonio tanto de ámbito nacional como internacional, entre las que se encuentran las Universidades madrileñas y diversas asociaciones culturales e instituciones dedicadas al estudio y difusión de los bienes patrimoniales.

Entre las actividades realizadas  para la protección del Patrimonio se encuentra la convocatoria para la concentración que se llevará a cabo el domingo 19 de mayo a las 11 horas en la Plaza de Canalejas. Bajo el lema SOS PATRIMONIO. NO A UNA LEY DESPROTECTORA pretende explicar a todos los asistentes e interesados las principales carencias y errores de este Proyecto de Ley usando ejemplos cercanos a todos los madrileños. Con esta y otras acciones se busca también mostrar al gobierno de la CAM que esta es una ley que nace sin consenso.

La campaña pretende continuar con su trabajo de difusión y búsqueda de apoyos durante el proceso asambleario e irá más allá en caso de que se apruebe la Ley sin recoger las modificaciones propuestas, ya que no
van a permitir que el gobierno use el Patrimonio de todos para el enriquecimiento de unos pocos.

Referencias.-

Manifiesto Arqueología de Madrid PDF

Sección de Arqueología del Colegio de Doctores y Licenciados de Madrid

Madrid Ciudadanía y Patrimonio

Asociación Madrileña de Trabajadores y Trabajadoras en Arqueología (AMTTA)

Más información:
Aurora Campuzano
Directora de Comunicación
91 447 14 00
Móvil 671 08 26 61

Read Full Post »

Portada segunda edicion 01-12-2012.-piccolajpg

Acaba de salir a la calle la segunda edición de La Prosperidad 1862-2012.
El libro ha tenido una acogida extraordinaria y ha agotado las existencias de la primera edición en el almacén de Temporae-La Librería en algo menos de dos meses, lo cual me satisface enormemente como autor del mismo. Espero que esta segunda edición siga los mismos derroteros.
A pesar de que la campaña de promoción no fue muy intensa, si han sido numerosos los medios ( El País, en una bonita columna de Rafael Fraguas, la revista PLACET, en un artículo de Alfonso Espinosa, la Gaceta Local, en su edición de Madrid Norte, la publicación histórica Madrid Histórico,  el semanario gratuito Gente-Norte, un elegante reportaje en Tele Madrid, etc.) que se han hecho eco de la publicación del libro. Incluso hubo algunos a los que no pude atender por problemas de incompatibilidad de fechas y horarios, muy a mi pesar. Mi agradecimiento a todos ellos por su interés.
Desde aquí quiero dar las gracias a todos aquellos que se han fijado en el libro. Quienes lo han comprado; aquellos que acudieron a las presentaciones y se acercaron a conocerme y a darme sus opiniones y consejos; aquellos que quisieron que les dedicase el libro y me felicitaron. Hubo quien dijo que le emocionó su lectura, por las evocaciones que le sugirió. Hubo quien echó en falta más cosas y más casas, y mi respuesta fue: “Manda el espacio, manda la editorial y no cabe todo”. Y es verdad.  También manda el tiempo, que casi siempre es escaso.

Gente Digital-La Prosperidad-01

Gente Digital. Mención al libro La Prosperidad 1862-2012″ (Ed. Temporae, 2012)

También he de agradecer a los distribuidores por su labor, algunos soberanamente implicados por ser un libro de su barrio. Han sido muchos los vecinos de la Prosperidad que con su publicación se han reencontrado con su barrio, lo cual rinde al autor la emoción de haber ejercido de artífice en la recuperación de su memoria en quienes, siendo parte de su historia, habían perdido el hilo conductor que a él les unía.
Como hacer capítulo de aquellos a los que debo agradecimiento por La Prosperidad 1862-2012 sería repetir lo que ya figura en el apartado de “agradecimientos” del libro, prefiero reproducirlo textualmente:
Han sido muchas las personas que han ayudado a que este trabajo saliera adelante. Desde el anonimato y con el interés de que el proyecto fructificase se sumaron a lo largo de 2012 vecinos de la Prosperidad y algún amigo amante de la historia de Madrid que aportó su valioso consejo y diverso material gráfico. No sería justo dejar de citar algunos nombres: Miguel Rodríguez, Ricardo Márquez, Carlos Moreno García, Benito Aguero, Enós Pastrana, Isabel Blas, Isabel Gea, Julia Alonso, Liliane Salvetat, María Jesús Martínez, Paco Montesinos, Rafael Blasco. Para todos ellos mi agradecimiento. Gracias también a la gerencia de Ballesol Principe de Vergara, a María Jesús de Temporae, y a Elvira Navarro, escritora y también bloguera, por su generosidad y por tan excelente prefacio. Gracias también a aquellos que mostraron su disposición hacia el libro y que, por falta de espacio, no han visto su participación reflejada en el. Si he dejado de nombrar a alguien, le ruego me perdone tan inexcusable olvido”.

DN-Tele Madrid_Kike

Imagen del reportaje de Luis Azanza / José Dávila en el espacio Madrid Oculto del Diario de la Noche de Tele Madrid, el 4 de octubre de 2012.

Como resumen del libro, mejor que una disección pacata e insignificante encaminada a no desvelar su contenido, bien puede valer una somera entrevista que me hizo Enrique Villalba el 20 de septiembre de 2012, mucho más fructífera y reveladora, en Madrid Diario.  Aunque Enrique también me hizo algunas fotos en el lugar donde tuvo lugar la entrevista, en la Plaza de la Prosperidad, no las publico aquí por la poca justicia que me hacen. A continuación, la entrevista tal y como se publicó en Madrid Diario:

Enrique F. Rojo (Madrid, 1964) es técnico de televisión, bloguero y escritor.
Su primer libro, editado por Temporae, es ‘La Prosperidad. 1862-2012‘, un recorrido en imágenes de este barrio de Chamartín, que cumple 150 años.

¿Porqué escribió este libro?
Es mi barrio. Me he criado aquí y he visto su evolución constante y paulatina. Uno va perdiendo la memoria de cómo han sido las cosas. No eres consciente de los cambios hasta que recapacitas y te das cuenta de cómo ha cambiado la fisonomía del sitio donde has vivido.

Prosperidad hace no mucho era casi todo campo.
Fue una de las primeras periferias de Madrid. Cuando la ciudad comenzaba a agrandarse con el ensanche de Castro, en 1862 comienza a gestarse el germen del barrio. Es cuando comienzan a venderse las primeras parcelas y a construirse las primeras casas bajas.

¿Cómo fue creciendo el barrio?
Cuando el barrio se crea, surge en torno al camino de Hortaleza -actual López de Hoyos-. El barrio se gestó sin ningún tipo de ordenación. Era todo lo contrario a los barrios planificados del ensanche de entonces. Los inmigrantes se fueron estableciendo en función de las parcelas que adquirían, construyendo de forma anárquica y sobre suelo rural. Se puede comprobar en un trazado urbano de calles estrechas y casas bajas. Era un pueblo. Algunas calles eran apenas caminos que hacían las veces de ramal de la vía principal, como la calle Canillas, que llevaba al pueblo del mismo nombre. La plaza de Prosperidad era un descampado que quedó libre y que no se ocupó, hasta que quedó como plaza. Era el lugar que servía de mercado al aire libre hasta que a mediados de los 50 se construyó el mercado municipal de Prosperidad. En 1973 se amplía la línea 4 de Metro y el barrio adquiere otra dinámica.

Gente Digital-La Prosperidad-02

Gente Digital. Reportaje del libro “La Prosperidad 1862-2012″ (Ed. Temporae, 2012)

Abundaban los tejares…
Por el barrio pasaba un desagüe, con acueducto incluido, del arroyo Abroñigal que se conocía como el ‘canalillo’. Aprovechando el agua, se establecieron muchos tejares que daban servicio a la construcción del barrio y a las casas del ensanche.

¿Quién vivía en Prosperidad en esa época?
Casi todos eran peones de la construcción, trabajadores no especializados y gente de servicio que iban a trabajar al barrio de Salamanca y el ensanche. Luego se fueron creando villas de veraneo para la gente del barrio de Salamanca, para huir del calor de la concentración de la ciudad. La gente iba en el tranvía a trabajar al centro, aunque, al parecer, no funcionaba muy bien.

¿Cómo vivió el barrio la Guerra Civil?
No he querido entrar en ese tema. Se estableció una checa en una esquina de López de Hoyos. Los pequeños episodios generaron tensiones. En ese momento, la Prosperidad era un barrio de peones y tenía una tradición más de izquierdas. Todavía hay vestigios de la guerra. En el colegio Luis Bello, por ejemplo, hay un refugio antiaéreo y se llegaron a plantear pasadizos hasta la calle Pradillo.

Abundaban los centros de beneficencia…
El suelo era barato y había mucha necesidad. Daban servicio a vecinos del barrio y otros vecinos. Hay que entender que la gente vivía hacinada y sufría muchos problemas y enfermedades, como la tuberculosis. Había otras instituciones, favorecidas por la aristocracia. Por ejemplo, la viuda de Canalejas cedió un hotelito que usaba de casa de vacaciones para hacer un centro femenino. También la Asociación de Amigos de la Enseñanza, que daba servicio a niños y a adultos; y el centro de artistas y escritores, que mantuvo a intelectuales sin recursos como Ciro Bayo.

¿Qué ocurrió en el desarrollismo?
En esa época, todo lo que olía a naftalina se lo cargaban. La Prosperidad perdió ese aspecto de ser un pueblo encajado en una ciudad. El ánimo renovador y la especulación eliminó las viejas construcciones por otras modernas que hoy se consideran nefastas. No obstante, todavía quedan elementos diferenciadores como las casas bajas de neomudéjar y las colonias, que son como islas en plena ciudad.

En el libro afirma que el vecindario se aburguesó.
Está motivado porque todas las construcciones que se hacen nuevas desde los años 60 pretenden tener un mayor estatus. Las casas comenzaron a ser de más categoría. Atrajeron a otro tipo de perfil social, aburguesando el barrio. A cambio, empujó a los antiguos habitantes, que en muchos casos, con el dinero de la expropiación no se podían permitir comprar una casa en la zona. Este proceso se nota sobre todo en los límites del barrio: Clara del Rey, Santa Hortensia, Príncipe de Vergara y Ramón y Cajal.

¿Los vecinos siguen considerando la Prosperidad un pueblo?
Sospecho que cada vez menos. Las generaciones más antiguas desaparecen y los herederos olvidan o emigran. A cambio, se ha incorporado nueva población que ha asumido que es un barrio más, a pesar de que tuvo un pasado con personalidad propia. 
(Enrique Villalba , 20-09-2012 )

Gaceta Local-octubre 2012-2

Página de La Gaceta Local que recoge la publicación del libro “La Prosperidad. 1862-2012.”

Referencias.-

La Prosperidad 1862-2012 Facebook

Temporae Editorial Facebook

La Prosperidad / Temporae Blog

La Prosperidad 1862-2012″, historia de un barrio de la periferia temprana de Madrid/ Entrada Blog sobre el libro

Recuerdos del barrio de la Prosperidad (Madrid)/ Blog Urban Idade

Read Full Post »

Lo que  sigue más abajo es el inicio de un bonito y generoso texto que nos ha regalado Elvira Navarro desde su blog Periferia. Navarro recorre desde su mirada aguda el contenido de un librito llamado La Prosperidad, 1862-2012, que ha tenido su origen en este blog, bosquejando sus páginas con palabras amables y, desde aquí, creemos que justas. Modestia aparte.
Gracias Elvira por tu gesto para el curso favorable de las cosas o la Prosperidad.

La prosperidad es el curso favorable de las cosas; la buena suerte o éxito en lo que se emprende, sucede u ocurre. Esto según la RAE.

La Prosperidad es un barrio de Madrid “del distrito de Chamartín, situado en la zona noreste de la ciudad de Madrid, y colindante con el distrito de Salamanca. Se ubica entre la calle Príncipe de Vergara, la Avenida de América, la M-30 y Sánchez Pacheco, y es atravesada por la calle López de Hoyos, siendo esta última una de las calles más largas de la ciudad y destacada por su gran actividad comercial”, según nuestra abuela Wikipedia, y digo “abuela” porque la Wiki es un poco como las yayas de antaño, que siempre te solucionaban algo. La patata del calcetín, el vestido dado de sí, la tartera con migas o bizcocho”.

Seguir leyendo

Read Full Post »

Exposición conmemorativa del Centenario, de la Ley de Casas Baratas; una norma que, para la vivienda en España, marcó para siempre la primigenia línea de salida y constituye la piedra fundacional de un proceso constructivo de mejora y bienestar social al que todavía consideramos totalmente vivo y abierto. Por otra parte, un patrimonio que hasta ahora no ha sido demasiado conocido siendo como es un bien común y de primer orden para todos nosotros en su aspecto cultural, artístico e histórico.

Los antecedentes de la Ley de Casas Baratas y de la intervención del estado en materia de vivienda se remontan a la real Orden de 9 de septiembre de 1853 del ministro Egaña, ordenando que se construyesen en Madrid y Barcelona “casas para pobres” y se tasaran los alquileres, aunque el primer gran paso lo daría la creación en 1883 de la Comisión de Reformas Sociales, que transformada en 1903 en el Instituto de Reformas Sociales, efectuó en 1906 la primera propuesta para otorgar subvenciones y exenciones fiscales a las sociedades constructoras de alojamientos urbanos “populares”.
La piedra angular de la legislación sobre las Casas Baratas se puso en 1907 con la Preparación de las bases para un Proyecto de Ley de Casas Baratas, obra casi personal de Adolfo González Posada que convenció a distintos parlamentarios vinculados al reformismo de Canalejas. Fue el conde de Sagasta, don Fernando Merino, ministro de la Gobernación, quien logró su aprobación el 12 de junio de 1911, después de dos largos años de debate.

Casa de corredor en la calle de Ercilla nº 12 de Madrid, en 1910.

La segunda Ley, propuesta por el ministro de Trabajo, Carlos Canal y Migolla, el 10 de diciembre de 1921, intentó ser más ambiciosa y precisa que su antecesora, mejorando las condiciones de los préstamos y aumentando los presupuestos, si bien sus resultados tampoco fueron los deseados.
Con la llegada de la Dictadura de Primo de Rivera se redactaron nuevas medidads legislativas que ampliaron el proyecto dando como resultado la conocida como tercera Ley de Casas Baratas, elaborada por Eduardo Aunós Pérez.
La nueva Ley contó con grandes inversiones estatales en forma de ayudas fijas y estableció los tipos de viviendas beneficiadas en cinco niveles económicos: “Casas Ultrabaratas o Populares”, “Casas Baratas”, “Casas Económicas” para clase media, “Casas para Funcionarios” en Madrid y Barcelona, y “Casas para Militares”.

Madrid. Edificio de la calle Tenerife con Juan Pantoja, construido en 1921 por la Constructora Benéfica. Este grupo de 20 casas baratas levantado en la calle Tenerife (barriada de Cuatro Caminos) se inauguró el 17  de marzo de 1922 y su construcción estuvo a cargo de la “Constructora Benéfica” con arreglo a la Ley de Casas Baratas de 1922 y a través de un legado que con tal objeto dejó en su testamento la marquesa de la Coquilla. Las casas originariamente eran de doble planta, en dos hileras cerradas por los extremos laterales que formaban un patio interior, y estaban dotadas de agua corriente y luz eléctrica, reuniendo cuantas condiciones higiénicas exigía el reglamento al objeto de la aplicación de la mencionada ley. Tanto las viviendas, como las dos escuelas construidas como anexos de la pequeña barriada fueron proyectadas y dirigidas por el arquitecto Ignacio Aldama y Elorz. Estos últimos edificios fueron derribados a principios del siglo XXI. (Información recogida de La Construcción Moderna nº 6,  30 de Marzo de 1922).La foto es de 1929.

Al amparo de la Ley de Casas Baratas se acogieron los Ayuntamientos, personas particulares, empresas constructoras como “Fomento de la Propiedad”, “Edificaciones Económicas”, “Asociación General de la Construcción”, etc. Pero especialmente activas fueron las cooperativas de Casas Baratas, que fueron las que acabaron por identificarse con el proyecto, acaparándolo y convirtiéndose en sus principales beneficiarias y gestoras, lo que llevó también a que entidades públicas locales y sociedades constructoras adoptasen este sistema o lo imitasen.

Ramon y Cajal-3-2007 Vivienda de la Colonia Primo de Rivera, para funcionarios y policías municipales( 1925/30 ), situada en la calle Ramón y Cajal nº 14 de Madrid.  Esta Colonia se dispuso en el eje de la calle Ramón y Cajal, en las dos aceras y a lo largo de calles paralelas a la principal. Se realizaron 272 viviendas, en la mayor parte de los casos agrupadas en hileras, con jardín a dos fachadas. También algunos pequeños hoteles unifamiliares aislados rodeados de un mínimo jardín. Su perímetro lo forma un trapecio y se articula en torno a una calle central y a otra transversal algo más pequeña. Eran viviendas unifamiliares y de tamaño medio reducido. En la actualidad la mayor parte de estas Colonias del distrito de Chamartín se conservan. (Foto: Enrique F. Rojo, 2007)

Coincidiendo con la crisis de 1929, que afectó especialmente a la construcción, salió a la luz el mal uso que se había hecho de las ayudas estatales y el sistema de Casas Baratas quedó en entredicho. En 1931, la Segunda República creó el Patronato de Política Social Inmobiliaria, que no consiguió articular soluciones válidas al respecto. Finalmente, la Guerra Civil acabó por enterrarlo todo.

La “Colonia El Viso”  de Madrid, construida por la Cooperativa de Casas Económicas,  fue proyectada por el arquitecto Rafael Bergamín en el año 1934. Se entiende como continuación de la “Colonia Parque Residencia” (situada un poco más abajo en la parte interna de las rondas) proyectada unos años antes por este mismo arquitecto y Luis Blanco Soler. Esta emblemática colonia del período racionalista madrileño, que fue habitada por profesionales e intelectuales relevantes de la época (Ortega y Gasset, Salvador de Madariaga, etc.) la forman un conjunto de casas unifamiliares agrupadas formando hileras de dos, tres o incluso ocho viviendas, todas ellas proyectadas según unos estándares comunes, que dan una identidad propia a la totalidad de la actuación.
__________________________

La exposición se puede ver en Madrid del 15 de septiembre al 13 de noviembre de 2011  en la Sala “José Luís Sert”, en las Arquerías de Nuevos Ministerios.

Read Full Post »

Lugar y Sociedad es un documental de 2009 dirigido por Julián Franco Lorenzana que indaga a través de voces ciudadanas  algunos fenómenos urbanos que afectan las relaciones en la sociedad madrileña de sus habitantes con el medio que habitan.  La rápida transformación de los espacios dentro y fuera de la ciudad y su ocupación modifican el paisaje urbano. Pero los cambios  no siempre responden a las necesiades reales de los ciudadanos, sino más bien a planificaciones condicionadas por intereses políticos y económicos basadas en modelos urbanísticos insostenibles y disfuncionales.

En el documental vemos aspectos como la especialización funcional de ciertos barrios, en los que debido a su terciarización y a la pérdida de su componente residencial como aspecto principal, resulta casi imposible encontrar un supermercado o una ferretería. También se habla de fenómenos tan graves como la “gentrificación” o recualificación socioespacial de los barrios del centro histórico, propiciada por la administración local y aprovechada por la  iniciativa privada que ve en estas intervenciones un gran negocio.

La apropiación especulativa de la ciudad que solo favorece los intereses económicos de unas minorías empresariales y políticas que gestionan el suelo urbano se contesta a través de fenómenos como la ocupación de edificios. Este tipo de acciones se interpreta como una forma de aprehender el espacio urbano y de identificarse con la ciudad  creando lugares públicos de encuentro y de reflexión allí donde se intuye ruina, derribos y desaparición de la memoria urbana.

Otro asunto que recoge el documental es el referido a las nuevas formas de desarrollo urbano, la homegeneización en las tipologías de viviendas y su planificada dependencia de los espacios privados de ocio y consumo que sustituyen al espacio público de encuentro e interacción, que practicamente se anula. En estos nuevos ensanches la necesidad de desplazamiento genera  inmensas redes de conectividad, necesarias para la movilidad desde  las viviendas a los centros de trabajo y viceversa, que fuerzan el despilfarro de recursos energéticos y reducen el tiempo de descanso y ocio de sus habitantes.

En resumen, se trata de un interesante repaso por los fenómenos ligados a la relación del ciudadano con su entorno urbano, desde diferentes visiones, todas ellas comprometidas con el hecho de que la ciudad tiene que ser un espacio para convivir, para la relación social, y donde la planificación y la intervención han de ser responsables y respetuosas con los habitantes y con la ciudad con la que interactúan, alejada de los abusos y sinsentidos a los que estamos tan acostumbrados.

Read Full Post »


Recogen algunos medios como El País, también  Ruht Toledano en su habitual columna de este periódico, así como numerosos blog, a los que me sumo, la creación de la Plataforma Madrid, Ciudadanía y Patrimonio, asociación para la defensa del patrimonio madrileño, en la cual participan arquitectos, urbanistas, asociaciones varias y conservacionistas sensibilizados y comprometidos con el patrimonio madrileño, algunos de ellos viejos conocidos de este Blog como Vicente Patón o Igor González.
El objetivo que persigue la Plataforma es necesario y su constitución supone un impulso en la acción social que sólo las asociaciones de carácter ciudadano pueden ejercer, habida cuenta que desde el lado político no hay apenas voluntad.
En Madrid quedan muchas construcciones y monumentos relevantes que se encuentran en peligro de desaparición. Algunas más quedarían si no fuera porque el ansia demoledora del interés especulativo acaba por fagocitar cuanto puede, salvo que se impida.
La presencia de la la Plataforma habrá de servir, según su manifiesto constitucional para ampliar de “concepto de patrimonio no sólo a los bienes considerados tradicionalmente como tales, es decir, construcciones y entornos monumentales, ámbitos con valor histórico, mobiliario urbano singular y ornato público sino, además, otros de naturaleza intangible, como paisaje urbano o rural, especialmente castigado por el descontrol especulativo; los jardines históricos y todos aquellos otros componentes con valor medioambiental, histórico y artístico que armonizan la vida en las ciudades y en el agro“.

Entre los muchos monumentos o espacios en peligro se encuentran la Cornisa de Las Vistillas, el Frontón Beti-Jai, los restos de la muralla árabe, el Dolmen de Dalí, la Dehesa de la Villa, el Palacio de Boadilla del Monte, el Parque del Oeste, los numerosos cines que han sido arbitrariamente transformados, y otros tantos que se arruinan en el olvido de todos, la casa de Vicente Aleixandre, multitud de casas de corredor y corralas en proceso de ruina, etc.
Otros quedan ya para el recuerdo como los Laboratorios Jorba (la Pagoda) de Miguel Fisac, o la casa del Pastor, o la casa de Iván de Vargas, o el quiosco de la Plaza de Santa Bárbara (demolido recientemente), o el Palacio del Duque de Lerma,etcétera.

Ojalá iniciativas como esta animen cada día a más personas a involucrarse en  la construcción sostenible y responsable de su ciudad, respetando la historia  y preservando sus monumentos. Al fin y al cabo, el carácter de cada espacio urbano, lo que lo hace dintinguirse del resto, son sus construcciones, su trama y su estado de conservación. Si nos cargamos todo lo que no tiene aires de modernidad, negamos la historia y nos negamos a nosotros mismos como parte de la ciudad.

Referencias.-

Mapa monumentos patrimonio histórico edificado
Corralas (en Urbancidades)

Read Full Post »

Older Posts »