Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Lapices Hispania’

Hace algunos días hablé de la antigua fábrica de lápices Hispania de Ferrol. Su estado de abandono después de cerrar es triste y su aspecto, la verdad, induce al lamento. Supongo que somos muchos los que alguna vez hemos tenido entre nuestros dedos un lápiz elaborado en esta fábrica, pués muy abundante tuvo que ser su producción. Una de las marcas que fabricó fue Johann Sindel, nombre que pudo haber tomado por semejanza de la alemana Johann Faber (actualmente Faber-Castell), no se si como tributo o por resultar más comercial el nombre. Seguramente podría haber sido esto último. Sin embargo, parece que la verdadera historia, más verosimil que la posibilidad que he aventurado, es que la marca se debió al nombre de un técnico alemán que fue reclutado por la dirección de la empresa como jefe de taller en los años 30 de nombre Johann Sindel.
Por su valor simbólico, que excede con mucho el ámbito comarcal, la verdad es que esta fábrica merecería un mejor destino, diferente al incierto futuro que la amenaza.

El caso es que rebuscando entre “mis cosas” he encontrado una caja de cartón de la marca Johhan Sindel, de finales de los setenta o primeros ochenta. También hallé revueltos por ahí algunos lápices sueltos de A.W.Faber Aquarell 2145, éstos de finales de los años sesenta, bastantes gastados, por cierto. Toda una reliquia.
Escribo sobre este asunto porque después de leer unos apuntes de Miguel-Anxo en su BLOG me he empapado de su tono nostálgico y he recordado que tenía unos lápices de colores de cuando era pequeño que bien podían ser de la antigua fábrica de lápices de Ferrol. Efectivamente así ha sido y ahora me siento más tranquilo por haberlos encontrado. A veces, haciendo limpieza, cometemos torpezas irresolubles. Por suerte, esta vez no fue así.

Anuncios

Read Full Post »

(Foto: Enrique  F.  Rojo, 2009)

La fábrica de lápices Hispania se encontraba (se derribó en 2012) en Ferrol Vello, en el promontorio de los jardines del Baluarte de San Xoán, dominando por encima de éstos las vistas del puerto y la ría, entre Mugardos y La Graña. Fue fundada, en los años treinta del siglo XX  (1933, probáblemente), por varios socios entre los que se encontraba Alberto Fernández Martín, importante insdustrial de la época, que además de la fábrica de lápices Hispania tenía otras empresas. Entre ellas la fábrica de redes Defer, la de bolígrafos Bolfer y la textil Textilfer.

Los otros otros socios, que fueron seis, se llamaban: José Andrés Vázquez, Benito Alvariño, Eusebio Pérez del Hierro, Esteban Ramil, Antonio Veiga y Luis de la Muela. “En la época de la posguerra, Hispania consiguió hacer unos lápices de una calidad impresionante, muy superiores a los que se hacían en el resto de España”, afirma Luis Alonso Álvarez, autor de un trabajo de investigación sobre emprendedores coruñeses desde el siglo XVIII.  “La empresa también fabricaba plumillas de acero y peines de caucho, pero, sin duda, su producto estrella eran los lápices Johan Sindel, que tomaron su nombre de un técnico alemán que fue reclutado por Fernández como jefe de taller en los años 30“. (Cita: La Voz de Galicia, 31/3/2009)

Johann Sindel, alemán de Núremberg, fue contrarado en 1933 por Alberto Fernández Martín como jefe de taller, ya que era gran conocedor de los sistemas de producción de lápices en Alemania. (FOTO: Familia Sindel, publicada en La Voz de Galicia, 12/12/2010)

Su conocido logotipo compuesto por dos figuras humanas con las manos entrelazadas se convirtió también en su marca registrada. Bajo este símbolo de identificación, fabricaba lápices de mina de grafito y de colores, plumillas de acero y peines de caucho. Uno de sus productos más exitosos fue el lápiz de la marca Johan Sindel, muy apreciado por la calidad de su madera de cedro americano y su mina de grafito (…)” “Sindel dirigía el proceso de fabricación, lo que suponía un elevado coste para la fábrica, ya que su sueldo estaba incluso por encima de los ingresos salariales del gerente. Otra de las claves del éxito de la Hispania fue su exquisita presentación en el mercado.” (La Opinión La Coruña. Emprendedores coruñeses del XIX).

hispania-antiguaAunque hay disparidad de criterios, pués algunos atribuyen el edificio al arquitecto Lastra, o incluso al arquitecto municipal Nemesio López Rodríguez, lo probable es que la fábrica fuese proyectada por el arquitecto Rodolfo Ucha Piñeiro, nacido en Vigo el 27 de Septiembre de 1882, que trabajó igualmente como arquitecto municipal de Ferrol hasta 1936. Aunque los trabajos de este arquitecto, prolífico en la ciudad de Ferrol, se caracterizaron por su apego a la estética modernista, la tipología de la fábrica de lápices es más cercana al racionalismo industrial, con toques expresionistas propios de los años treinta del siglo XX.

La desaparición del antiguo tejido industrial urbano de Ferrol está relacionado con el periodo de crisis y reconversión que se vivió en los años ochenta, en los que la principal industria que eran los astilleros hubo de sortear su primera gran crisis. Con la desaparición de la fábrica de lápices Hispania, desaparecerían también Pysbe, la Fábrica de Jabones Pucho, la Fenya y otra fábrica más de lápices en Canido. Y en A Malata, donde actualmente se encuentra el estadio, la enorme planta de Peninsular Maderera, de los tiempos en que Guinea era colonia española y la madera salía gratis, desaparecería igualmente, dejando liberado su gran solar.

Además de lápices, la Fábrica Hispania también fabricó peines de caucho comercializados con las marcas afinart y Vulk Goma. La ilustración corresponde aun anuncio publicado en el diario ABC en 1950.

(Foto: Enrique  F.  Rojo, 2009)

La empresa vivió su época dorada entre 1945 y 1959. La segunda guerra mundial provocó una escasez en todo el globo de lápices alemanes, los de mejor calidad del mercado y los mismos que fabricaba Hispania, que en 1946 tenía un capital de cinco millones de pesetas. A finales de los 50, la empresa tenía más de 400 empleados y sus productos, de gama muy variada, tenían una notable aceptación en el mercado. (Cita: La Voz de Galicia, 31/3/2009) (Foto: Enrique  F.  Rojo, 2009)

Durante este periodo la empresa podía producir alrededor de 180.000 unidades al día de lápices Johan Sindel.

El contexto autárquico también dificultaba la compra de maquinaria y tecnología, básicamente alemana, imprescindible para mantener activo el proceso de producción. Para hacer frente a estas dificultades se creó dentro de la fábrica un taller de maquinaria donde se imitaba la tecnología alemana, lo que permitió superar la obsolescencia típica de la industria española en la posguerra civil.

Gracias a la buena gestión de la empresa frente a un contexto adverso, la facturación no dejó de crecer. Alrededor del 60 o70% de la producción se dirigía al mercado interior. En esta área de mercado, entre los principales competidores se encontraban los fabricantes de lápices catalanes que operaban con las marcas Masat y Jovi. El 30 o 40% restante se destinaba a Europa y a Estados Unidos, unos mercados donde los productos alemanes disfrutaban de amplia acogida. El crecimiento y diversificación de la producción provocó que las instalaciones de la fábrica resultaran insuficientes. Con este fin decidieron trasladar la sección de carpintería a otro edificio. La ampliación del espacio fabril permitía producir mayor cantidad de madera en un tiempo más breve, con lo que la fabricación de lápices se multiplicó.”

Reseña ABC Fabrica de Lapices_1947Reseseña aparecida en ABC el 3 de agosto de 1947. En ella hace mención de las excelencias productivas de la fábrica en el entonces Ferrol del Caudillo, (FUENTE: Hemeroteca ABC).

Anuncio de prensa de la Fábrica de Lápices en el año 1950. En él vemos una imagen de la instalación, que contaba con dos plantas de  4.800 m2 cada una. Llegó a alcanzar una producción de  180.000 unidades diarias en su mejor época, aunque tenñia una capacidad de producción de 1.500 gruesas diarias, el equivalente a 216.000 lápices. (Fuente: ABC, 20/7/1950)

Anuncio de lápices Johann Sindel publicado en 1964 en el diario ABC.

A finales de los 50, con la segunda generación ya dentro de la empresa, la fábrica alcanzó su mayor momento de apogeo. Paradójicamente, la aprobación del Plan de Estabilización, que dio lugar a un creciente aperturismo de la economía española, hirió de muerte a la fábrica, debido a la importación de lápices procedentes de otros países.

Para hacer frente a la nueva situación era necesaria una completa renovación tecnológica, pero decidieron no llevarlas a cabo ante las escasas expectativas de crecimiento. Decidieron mantener la fábrica abierta hasta 1981. La vida de la empresa se prolongó cinco más de lo previsto, hasta 1986, cuando se tomó la decisión de disolver la sociedad, y se aprobó su liquidación y se vendió la fábrica.” (La Opinión La Coruña. Emprendedores coruñeses del XIX).

Trás años de incertidumbre y numerosos problemas de orden fiscal y laboral, la fábrica, de más de 4.000 metros cuadrados de superficie, cerró el 30 de octubre de 1986 y su futuro se vió abocado a la ruina, estado en el que halla en estos momentos. El primer destino del edificio fue la demolición con carácter especulativo, dedicándose el solar a la construcción de viviendas. Posteriormente se paralizó el proyecto, y aunque existen diversas iniciativas de colectivos populares y de algún grupo político para recuperar el edificio dándole un uso cívico o dotacional, lo cierto es que la ruina inminente, junto a la mayor parte de Ferrol Vello, es lo único que se puede evidenciar.

Comparativa de dos momentos de la fábrica Hispania. La primera es del fotógrafo coruñés Manuel Vilariño y muestra el estado de la fábrica en 1992, seis años después de que cerrase. La inferior de 2008, muestra el estado en que se encuentra trás más de veinte años de abandono. (FOTO: Enrique Fidel Rojo)

(Foto: Enrique  F.  Rojo, 2009)

Con el tiempo otra industria, Textilfer de Alberto Fernández, el propietario de la Fábrica de Lápices, que fabricó cortinajes de fibra sintética y de redes sin nudo, no se supo adaptar a la presión de las importaciones de China y también cerró y despidió a su plantilla. Posteriormente reabriría con el nombre de Redfer, con menos mano de obra y con moderna maquinaria. Sus propietarios eran los hijos de Alberto Fernández. En 2005 cerró definitivamente.

Interior de la fábrica de lápices hispania desde la entrada principal de mercancías que daba acceso a las oficinas y despachos (FOTO: Enrique Fidel Rojo)

Puerta de acceso a las instalaciones por el frente de la fachada principal de mercancías, donde se alojaban las oficinas y las instalaciones administrativas. Llama la atención en tan sobrio portón el detalle decorativo vegetal de forja sobre las iniciales H. S. L. (FOTO: Enrique Fidel Rojo)

Interior instalaciones fábrica de lápices (FOTO: galiciandreamer)

Escaleras en el interior del recinto, con las barandillas realizadas según inspiración del logotipo de la empresa (FOTO: galiciandreamer)

Interior instalaciones fábrica de lápices (FOTO: galiciandreamer)

Interior de las oficinas de la fábrica (FOTO: Jeru)

Interior nave de la fábrica (FOTO: galiciandreamer)

Logo Hispania_2009-smallVentana de la fábrica con el logotipo de la empresa centrado en el guardapolvos. (FOTO: Enrique F. Rojo, 2009)

fabrica-2009_02_smallOtra imagen del interior de la fábrica  en la que se ve su estado ruinoso. (FOTO: Enrique F. Rojo, 2009)

NOTA: El 18 de enero de 2012 se iniciaban las tareas de demolición de la fábrica. (Ver Derribo de la Fábrica de lápices de Ferrol , en Urban Idade)

Antigua fábrica de lápices Hispania, Ferrol 2014-

Resto del muro perimetral de la fábrica de lápices Hispania. Un graffiti nos recuerda el emblema de la casa. (Foto: Enrique F. Rojo, Ferrol, 2014)

Johann Sindel-1

Caja de 24 colores Johann Sindel de los años 80 del siglo XX. (Foto: Bernardo Alemany, 2015)

Johann Sindel-2

Caja de 24 colores Johann Sindel de los años 80 del siglo XX. (Foto: Bernardo Alemany, 2015)

Referencias._

La Voz de Galicia (I),  31/3/2009

La Voz de Galicia (II): Patrimonio Industrial de la ciudad, 31/3/2009

Diario de Ferrol: El gobierno retoma el expediente de obras, 3/4/2009

Diario de Ferrol: Caida de cascotes en el entorno de la fábrica (12/3/2011)

“Un bosque de lápices recordará en Ferrol Vello la actividad de la antigua Hispania” (Diario de Ferrol, 14/07/2010)

Derribo inminente de la Fábrica de lápices Hispania (La Voz de Galicia, 29/12/2011)

Patrimonio avala el derribo de la Fábrica de lápices (La Voz de Galicia, 15/12/2011)

Derribo de la Fábrica de lápices de Ferrol (en Urban Idade)

  Fábrica de lápices Hispania de Ferrol
galería de fotos en PIXELINPHOTO-Flickr

Guardar

Read Full Post »