«Telefonillo», «Citofono»,»Entry Phone»…

citofono_pisa_2009_01«Citofono» situado en un edificio del centro de Pisa. (FOTO: E.F., 2009)

Telefonillo, entry phone o citofono. Son tres maneras distintas de llamar al mismo invento. Cada idioma tiene su carácter y los objetos suelen desembocar en términos, a veces imposibles, pero siempre sujetos al orden de la lengua.

telefonillo antiguoRecuerdo que en mi casa de Madrid, de principios de los cincuenta, había un telefonillo en el exterior del portal y otro en el interior, junto al ascensor. Eran veintiocho botones de baquelita negra embutidos bajo una chapa de bronce o de latón dorado grueso y brillante que conectaban con cada una de las viviendas del edificio. Mi recuerdo es el de un panel sencillo con letras y números grabados, que cuando llamabas sonaba en casa. Eso sí, no podías hablar, pues no tenía interfono, tenías que asomarte a la puerta, mirar por el hueco de la escalera o bajar al portal. Después de una reunión vecinal, la comunidad decidió eliminar la reliquia y ahora luce en el portal un impersonal y uniformizado telefonillo al que nadie hace caso cuando llaman.
H
ace poco que vi unos cuantos en Italia y me quedé admirado al comprobar que permanecían en buen estado, cuidados y prestando el servicio para el que se instalaron. ¡Qué bonitos, con sus marcos de mármol, madera, chapa…!
En Italia, por lo que he visto, abundan los «citofoni» primitivos, de original factura, algunos de elegante belleza, e inefable servicio.
Desde entonces ando buscando por mi ciudad telefonillos antiguos, y mi desilusión es comprobar que los viejos timbres o interfonos han sido eliminados y ya no existen más. Ahora lo que se lleva es el videotelefonillo, más eficaz, más moderno y, sobre todo, más disuasorio, a fin de evitar las visitas inesperadas de amigos indeseables, cobradores ingenuos, carteros comerciales, pesados de turno, etc.

citofono italia_01 «Citofono» en un edificio de Roma (FOTO: E. F., 2009)

Aprovecho el recuerdo y la experiencia visual de los viejos telefonillos para insertar en este espacio unas cuantas fotos de un elemento de temprana tecnología urbana, al servicio de los hogares burgueses y no tan burgueses del pasado siglo. Las fotos están tomadas en Italia (Roma y Pisa). Aunque son sólo una muestra escasa, prometo perseverar y buscar muchas más, aunque sea por reivindicar la estética de un pasado muy cercano, mucho más cuidada y elegante. Si se me pasa, que alguien me lo recuerde. Otras fueron obtenidas en internet.

Old entryphone

Se prohibe arrojar inmundicias a la calle…

Roma - Via dei Cappellari -Milena-2007Via dei Capellari de Roma. Dibujo de Milena Miglionico (2007)


En la Via dei Capellari de Roma, muy cerca de la plaza del Campo dei Fiori se puede leer un anuncio grabado sobre una losa de mármol situado a la entrada de un pequeño pasadizo con arcos que comunica con otra calle, la via del Pellegrino. El letrero, del siglo XVIII, amenaza con multa y castigo corporal a quien dejase en la vía pública basuras e inmundicias, alentando con una recompensa a quien lo denunciara.

Roma-Via dei Capellari, cartellone

Dice el aviso: «Se prohibe expresamente a cualquier persona arrojar inmundicia, inducir a otros a hacerlo o a transportar cualquier basura en los alrrededores de este arco o bajo él, so pena de veinticinco escudos. De entregar un tercio al delator, que se mantendrá en secreto. Y también sufrirá penas corporales. A causa de la pena pecuniaria el padre será acogido por los hijos y el amo por los siervos y sirvientes, en conformidad con el edicto de Monseñor Excelentísimo Presidente de las Calles. Publicado el 14 de agosto de 1733″.


Roma, Via dei Capellari

Aunque el cartel sigue hoy en día exhibiendo testimonialmente su taxativa advertencia, por lo que se ve, ya no parece asustar a nadie. Lo que no sabemos es si en su momento las amenazas surtirían el efecto buscado y si se llegarían a aplicar las penas.
En cualquier caso, de lo que si nos queda constancia es de que arrumbar la basura en las esquinas parece haber sido una constante en la vida de la ciudad. Al menos, desde el siglo XVIII.


Via dei Cappellari_4

(FOTOS: Enrique Fidel, 2009)

La Garbatella, un barrio de Roma

garbatella_roma

Historia de  Garbatella

Repubblica — 04 dicembre 2004
El señor Enzo nos invita a su casa para que probemos sus legendarias «patatas a la Garbatella«, receta nacida de la necesidad. Mientras recalienta en la sartén los adelantos hechos el día anterior, está junto a él la señora Maria, de ciento y pico años, que si quisiese nos podría contar la historia de su barrio, un lugar que no pertenecía a nadie y que hoy es de todos. Garbatella como Belleville, fue un barrio nacido con un objetivo, con una intención urbanística precisa, alejada de los esquemas habituales, y acabó por ser algo diferente, de esos lugares que padecen el vicio de hacer sentirse bien a quienes lo habitan y también de apaciguar el espíritu de quienes lo visitan. Probad, sino, el paseo entre sus grupos de edificios; en los patios de las casas populares;  incluso probad a perderos en su interior. Entrad en los portales, en uno cualquiera; que aquí no hay cerraduras, y avanzad mirando hacia arriba, a las ventanas, donde siempre habrá alguien asomado. Intentad asomaros con disimulo en estas viviendas de espacios mínimos, delicadas como casas de muñecas, donde fueron realojados los moradores de Via della Conciliazione, de Borgo Pio, de las barriadas más populares de la ciudad. Pero Garbatella no está habitada sólo por romanos, a pesar de que lo primero que llame la atención del visitante sean los símbolos rojoamarillo (giallorossa) por doquier. En el barrio encontraron también su morada gentes de los Abruzzos (Abruzos) y de la Puglia (o Apulia).

garbatella

La barriada jardín, que vino a llamarse Garbatella surgió sobre un descampado situado entre la antigua calle de la Garbatella y la calle de las Siete Iglesias, frente a la calle Ostiense, junto a San Paolo.


Dice el cineasta Nanni Moretti en su película Querido Diario, que le encanta mirar los edificios de las ciudades. De Roma, afirma que su barrio preferido es Garbatella. «Anche quando vado nelle altre città l’unica cosa che mi piace fare è guardare le case. Che bello sarebbe un film fatto solo di case, panoramiche su case. Garbatella, 1927. Villaggio Olimpico, 1960. Tufello, 1960. Vigne Nuove, 1987. Monteverde, 1939.» (Nanni Moretti, Caro Diario, 1993)


foto_teatro_garbatella

palladium-garbatella

paladium

En la actualidad es un barrio en transformación, destinado a convertirse en el distrito cultural de la ciudad: aquí se encuentra la tercera universidad de Roma, que ha revitalizado el barrio con una población en aumento de jóvenes estudiantes y de cultura, dinamizando la vida nocturna con bares y pubs que animan las calles, más allá de la Ostiense, desde el Gazometro, punto de referencia de lo considerado más elegante, hasta el Nuevo Paladium, nacido como teatro en 1927, transformado en cine, palacio del rock más adelante y en el momento actual nuevamente teatro, retornando a sus orígenes como testimonio del renacimiento de la Garbatella.


garbatella_1950

El barrio es originario del periodo de entreguerras. Trás la  Primera Guerra mundial,  Roma vivió una etapa de gran desarrollo urbanístico, comparable a la experimentada trás la Segunda Guerra. El nombre dado al barrio fue objeto de debate hasta bien avanzado los años treinta, ya que se había propuesto otras denominaciones como Concordia (como símbolo de paz y fraternidad o Remuria (por Remo), si bien acabó por imponerse el de Garbatella.


«Históricamente Garbatella ha sido un barrio «rojo» y obrero: la Resistencia Partisana encontró allí un apoyo incondicional. 

Urbanísticamente, el barrio comenzó su andadura importando el modelo de «ciudad jardín» británico (Garden Cities),  con viviendas agrupadas y cercanas  a la ciudad. Estaban  habitadas por obreros y en su parte trasera incluían un huerto, cuyo uso suponía una importante ayuda a la economía de las familias.

En algunas de las zonas de urbanización más antigua que todavía se mantienen en pie, (después del «saqueo de Roma» en los años sesenta por parte de los especuladores urbanísticos, que arrasó con las casas bajas), es notable la relación entre el suelo verde «privado» y el suelo edificado, que en la época se encontraba entre los más altos de Italia. Esta característica daba a la Garbatella recién nacida un aspecto rural similar a los pequeños núcleos de la periferia, que para la población inmigrante del interior que iba ocupando el barrio permitió reproducir en la ciudad el modelo y las redes de solidaridad social, esenciales en los pueblos, que en la ciudad ya se estaba perdiendo paralelemente a su transformación en metropoli». (Fuente: Wikipedia)

garbatella-sepia_02

Villas en el Barrio de la Garbatella, Roma. (Foto en: Skyscrapercity)

El estilo arquitectónico de la primera serie de construcciones se denominó por sus creadores, Gustavo Giovannoni e Innocenzo Sabbatini,  Barocchetto, por su inspiración en el Barroco.  Utiliza molduras medievalizantes, usa de modo extensivo los motivos decorativos botánicos y vegetales, y utiliza también en los frisos figuras de animales.  La característica  de estas construcciones de aspecto pretencioso y llamativo es que el lujo sugerido se contraponía con el uso de materiales humildes como la población a las que iban destinadas las casas: en lugar de mármol, estuco y escayola.

garbatella-b_n_01

Villas en el Barrio de la Garbatella, Roma. (Foto en: Skyscrapercity)

Con la llegada del fascismo, la planificación del barrio sufrió un cambio drástico. La relación entre espacio verde-construcción varió sensiblemente y las siguientes construcciones comenzaron a parecerse más a los actuales edificios de viviendas que  las precedentes villas. La voluntad de edificar viviendas se centró en los espacios privados, sin jardín y sin huerta, con escasas áreas de uso público, como los tendederos o las guarderías. La norma fue el gran edificio de gran altura capaz de albergar a los grandes flujos de inmigrantes que por oleadas llegaban a Roma en los años 20 y 30. Como ejemplo el «Lote» VIII en Via Luigi Fincati. El paradigma de esta cambio de concepto se encuentra en los tres «Lotes» llamados Alberghi Rosso, Bianco y Giallo (Rojo, Blanco y Amarillo), de 1927, junto a la Plaza Eugenio Biffi, que si bien se proyectaron poco tiempo después de la construcción de las villas, su estructura y concepto son significativamente diferentes desde el punto de vista funcional y estético.

Aunque el urbanismo de la época fascista modificó notablemente la aplicación de la idea de la ciudad jardín, en Garbatella mantuvo un carácter experimental de «ciudad a medida del hombre», que se contraponía de manera evidente al cercano núcleo chabolista de «Shangai», la actual Tor Marancia.  (Fuente: Wikipedia )

En los años sesenta, el  «boom»  económico influye de modo notable a los italianos, especialmente a partir de la implantación de la televisión, que transforma radicalmente las costumbres de la población. En el barrio de la Garbatella el cambio es más que importante. La vida social se atomiza, siguiendo la corriente establecida para los tiempos de desarraigo urbanos ya experimentados en otras sociedades, y se recluye en el interior del pequeño espacio de sus apartamentos. Lentamente, la adhesión a la actividad organizada de las asociaciones de vecinos o de las parroquias, así como los encuentros para cantar o tocar instrumentos en los mesones, o tocar serenatas a las novias, se va afianzando, a pesar de ser algo limitado a un escaso número de personas.

Es en esta época cuando la Garbatella asumió el modelo urbanístico denominado «il Sacco di Roma» (el saqueo de Roma, por parangonarlo con los diferentes saqueos de que fue objeto la ciudad a lo largo de su historia).

El I.C.P. (Instituto de Casas Populares) intentó vender al Banco di Santo Spirito los terrenos en los cuales habían  surgido los lotes 2 y 4, alrededor de Piazza Benedetto Brin. La idea era demoler los edificios de Giovannoni para construir edificios de lujo para clase media-alta. Los habitantes del barrio expropiados tendrían que haber sido realojados en el extrarradio en casas de bajo coste. Afortunadamente, la acción popular, especialmente la ejercida por el P.C.I., evitó la operación. También fue importante la participación de algunos de los antiguos propietarios de los terrenos, muchos de los cuales se habían donado para atender a las necesidades de la clase obrera, los cuales reaccionaron en contra de tales  maniobras especulativas.
Para entonces, Roma poseía más de dos millones de habitantes (2.187.682, en 1961).

A mediados de los ochenta, el  I.C.P. (Instituto de Casas Populares), el ente propietario de las viviendas del entorno de la Garbatella, decide junto a la Comunidad de Lazio vender las viviendas a los antiguos inquilinos. Al mismo tiempo se gesta la creación de la Tercera Universidad de Roma, lo que otorga a la zona una nueva perspectiva de cambio con proyecciones académicas, culturales y de ocio hasta el momento inexistentes.

Para los inicios de los años noventa la población romana era de 2.775.250 habitantes. En diciembre  de ese año nació la Associazione Culturale Controchiave, planteada como asociación sin ánimo de lucro, circunscrita a la circunscripción XI, en Garbatella, la cual acabará por ser uno de los puntos de referencia más sólidos del ascociacionismo de base de ámbito ciudadano romano. A partir de 1993 se firman los acuerdos entre el Ayuntamiento y la Terza Università para localizar los futuros asentamientos de las facultades en la zona, acuerdos que para 1997 se ven ampliados con la recuperación y arreglo de diferentes edificios emblemáticos del barrio, entre ellos la antigua  Centrale Elettrica «Montemartini» del viale Ostiense. Esta circunstancia servirá para impulsar las intervenciones de rehabilitación de viejos edificios , los cuales desde tiempo atrás venían recibiendo mínimas actuaciones, que no impedían la degradación del barrio.

Referencias._

BREVE CRONOLOGIA HISTÓRICA DEL BARRIO DE  GARBATELLA (CONTROCHIAVE)

GUION DE CARO DIARIO, de Nanni Moretti

La Roma que no esperas (ROMA CHE NON TI ASPETTI)

FOTOS GARBATELLA (ANTMOOSE)

FOTOS GARBATELLA (DANILO ENRIETTI)

ARQUITECTURA DE ROMA

Garbatella (Wikipedia)