Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Bicicletas’

 

Florencia_Bicicleta_26-06-2014_small

Una bicicleta se apoya en la fachada de un edificio en Florencia. (FOTO: Enrique F. Rojo, 2014)

Bicicletas y sol

Como todos los años con la llegada del tiempo soleado y más seco las bicicletas se dejan ver con más asiduidad en las ciudades españolas. En realidad se trata de una tendencia en aumento desde hace algunos años. Y así lo vengo contando en el  blog. Cada vez se ven más bicicletas circulando por las calles. En el caso de Madrid, donde vivo, es muy evidente. Es posible que se trate de una moda, puede que sea la “crisis”, pero el hecho es que se ven muchas bicis, por lo que a lo mejor la moda se asienta en sana costumbre.

 

En 2013 se vendieron en España más de un millón de bicicletas, 250.000 más que en 2010.

 

También, cada día se abren nuevos negocios relacionados con las bicicletas y el catálogo de modelos y estilos es asombroso. En 2013 se vendieron en España más de un millón de bicicletas, 250.000 más que en 2010. Con estos datos se puede pensar que el auge de las bicicletas puede ser más que una moda pasajera.

Ciclismo urbano

Como los ciclistas urbanos han aparecido casi de improviso se ha generado un singular conflicto con los peatones que se ha sumado al que ya se daba con los conductores de automóviles.
Diariamente se dan casos de encontronazos entre ciclistas, automovilistas y peatones: conductores que acosan y ponen en peligro a los ciclistas, insultos cruzados; ciclistas que no respetan los semáforos o que intimidan a los peatones subidos en las aceras; puertas de coches que se abren sin considerar el paso de una bici, etc.

Ante este repentino auge de la bici en su uso urbano y de cara a solucionar las guerras entre ciudadanos, las administraciones públicas se han visto obligadas a intervenir, legislando y dotando de un mínimo de infraestructuras a los núcleos urbanos para facilitar el uso de la bicicleta y delimitar espacios.

Pisa_Bicicleta_25-06-2014-small

Bicicleta urbana en una calle de Pisa. (FOTO: Enrique F. Rojo, 2014)

Conflictos ciudadanos

Sin embargo, últimamente una de las situaciones que mayor polémica genera es la relación entre ciclistas y peatones. Uno de los principales desencuentros se produce por el uso de las aceras para circular con la bicicleta. El artículo 39 ter de la Ordenanza de Movilidad del Ayuntamiento de Madrid  explicita la prohibición de circulación de bicicletas en aceras y demás zonas peatonales. El asunto es claro, pero es habitual ver ciclistas en las aceras, algunos ignorando por completo el impacto que producen y comportándose sin un mínimo de sentido cívico.

También es cierto que muchos tramos de los  carriles bici o de los anillos ciclistas, como es el caso de Madrid, en ocasiones se diluyen en las aceras, desapareciendo. La sorpresa a veces se soluciona pintando los adoquines del mismo color que el carril ciclista. Desde luego, una mala solución, contradictoria además con la normativa que prohibe circular por las aceras, lo que genera un contrasentido y cierto despiste.

Por su parte, los ciclistas también chocan con el desdén y el rechazo de muchos ciudadanos a la hora de utilizar los carriles bici, frecuentemente invadidos por peatones que pasean sin respetar la prioridad marcada y que exigen para ellos la titularidad absoluta del espacio.

 

Bicicletas Piazza Farnese_2014

Bicicletas en Piazza Farnese de Roma. (FOTO: Enrique F. Rojo, 2014)

Tratado de Paz

Hace algunos meses la revista digital SLATE  publicaba un reportaje recogiendo esta guerra silenciosa pero incómoda entre peatones y ciclistas, conflicto que ya se produce en los Estados Unidos y en algunos paises de Europa desde hace más de una década.

 

Los conflictos de tráfico que, hasta hace poco tiempo eran exclusivos entre  los automovilistas, se han desplazado al ámbito de las bicicletas urbanas involucrando también a los peatones.

 

A pesar de que la normativa de tráfico en España define ya con claridad la parcela de cada uno, con sus derechos y obligaciones, no está demás hacer un alto en el camino para reflexioner acerca de aquellas conductas que incomodan la convivencia entre ciclistas, automovilistas  y peatones, llegando incluso a exponer a las personas a graves accidentes.

La propuesta de SLATE fue elaborar un decálogo, un Tratado de Paz,  a partir de la información aportada por dos colaboradores domiciliados en Manhattan (Nueva York), uno de ellos usuario del transporte público y peatón habitual y el otro ciclista urbano que acude diariamente a su trabajo con la bici.

Las conclusiones se pueden sintetizar en tres máximas: “estar atento“, ceder el paso cuando corresponda” y “comportarse con civismo“, conceptos que muchos no logran interiorizar, seguramente porque desconocen su existencia. Es una cuestión de educación.

Las cinco reglas para peatones y ciclistas, aplicables en todo el mundo,  son las que muestra el cuadro:

 

PEACE TREATY - TRATADO DE PAZ

 

Referencias.-

Bicicletas urbanas I (Urban Idade)
Bicicletas urbanas II (Urban Idade)
The Pedestrian–Cyclist Armistice (Revista SLATE)

Read Full Post »


Resulta llamativo ver tanta bicicleta junta. Apoyadas unas sobre otras, se mantienen en un difícil equilibrio que permite que no caigan al suelo. La imagen no pertenece a ningún lugar de España, donde sería imposible verla. Y menos aún a  Madrid, donde moverse en bici puede considerarse como una actividad incívica, poco responsable  y, a veces,  hasta delictiva.
Se trata de una instantánea tomada en Jyväskylä, ciudad finlandesa en la que vivió y trabajó el arquitecto Alvar Aalto y que guarda un importante legado arquitectónico de su primera etapa. Viendo la foto parece que en Finlandia la bici urbana debe de ser algo muy popular e incluso estar bien considerada. De hecho, en Jyväskylä, es común ver carriles bici en las aceras, compartiendo el espacio con los peatones, y abundan las zonas de aparcamiento repartidas por toda la ciudad.
Sin embargo, lo paradójico de la foto es que esta reunión de bicicletas no resulta de un aparcamiento reglado en medio de la calle. Todo lo contrario: es una transgresión en toda regla.
Si nos fijamos en el cartel, aparcar bicis en esta amplia calle peatonal del centro comercial de la ciudad, llamada Kauppakatu, está prohibido. “Polkupyörien pysäköinti kielletty“,  dice la señal: “Prohibido aparcar bicicletas”. Pero vemos que se cuentan por decenas. A pesar de la señalización, nada coactiva a tenor de lo visto, las bicis se dejan estacionadas en un riguroso orden que tiende al caos, aunque solo en apariencia. Cada una tiene su sitio.

Detrás de todo esto, en el trasfondo de la fotografía, se intuye una permisividad implícita por parte de las autoridades, que hacen la vista gorda, atendiendo más al sentido común que a la norma. Afortunadamente, no siempre prima la rigidez de la ley que, en casos como este pierde gran parte de su validez por su sinsentido.
Lo extraño es que el cartel siga en su sitio y no se haya reciclado para hacer su servicio en otro lugar más acertado.

Bicicletas aparcadas en una calle peatonal en Jyväskylä , Finlandia. (Foto: Enrique F. Rojo, 2012)

Read Full Post »

iruna_2008_017

“Bicis” estacionadas en una plaza de Pamplona (Foto: Enrique F.  Rojo, 2009) 

Ahora que llega el buen tiempo, es decir el tiempo soleado y más cálido, parece que salir en bicicleta a la calle no da mucho miedo y que debería asumirse con total normalidad. Aunque sea el fin de  semana y como actividad de ocio. Sin embargo la realidad es muy distinta. En las grandes ciudades como Madrid sacar la bici del trastero  puede suponer un riesgo. Es una idea generalizada, y el temor que suscita es real. La escasa conciencia ciudadana que tenemos los españoles en el uso del velocípedo como medio habitual de transporte urbano se contrapone con lo asumido que tenemos movernos en coche, a pesar de las tremendas dificultades de tráfico, lo caro que sale y lo incómodo que acaba siendo casi siempre. No acabamos de entender que un instrumento que ha de facilitarnos la vida sea un foco de problemas y lo entendemos dentro de la normalidad.

Cuando un ciudadano se mueve por Madrid en su bicicleta  la mayoría de los conductores y transeuntes lo miran como si de un lunático incáuto se tratase. Todavía la legislación de trafico al respecto es pacata, restrictiva, ambivalente e indefinida. Por este motivo los ciclistas urbanos conducen en tierra de nadie, como si, efectivamente,  de selenitas osados se tratase.

bike_new-york_2008

Bicicleta en “Canal Street”, Manhattan , Nueva York. (FOTO: Enrique F. Rojo, 2008).

Bici_Florencia_2009

Bici, en una calle de Florencia (FOTO: Enrique F. Rojo, 2009).

Rodas_BICICLETA_07_2009

Bici en una calleja de Rodas. (FOTO: Enrique F. Rojo, 2009)

Cito a Madrid porque es la ciudad en la que vivo, pero en la mayoría de las ciudades españolas la situación es parecida. A pesar de las iniciativas municipales por dotar de áreas “ciclables” en la ciudad, lo cierto es que el uso urbano de la bicicleta en España sigue siendo una odisea plagada de peligros. La falta de respeto por el ciclista por parte de los conductores de coches, que entra ya en el terreno de la escasa educación cívica ciudadana, las dificultades de las redes viarias, los problemas de la orografía, y el poco respeto por lo ajeno, son alguno de los “peros” que suscita el uso de la bicicleta en la ciudad. Desde atropellos y discusiones, hasta robos de parte de la máquina (bomba, sillín, rastrales, etc), e incluso de su totalidad (también muy habitual), pasando incluso por accidentes provocados por no se sabe qué especie de prepotencia o manía megalómana por demostrar qué vehículo es más potente, veloz y agresivo.

Pisa_Bicicleta_25-06-2014-small

Bicicleta en una calle de Pisa, Italia. (Foto: Enrique F. Rojo, 2014)

Hay paises, mejor ciudades,  en las que la conciencia ciclista es más amable y en las que las administraciones contemplan este vehículo como uno más, incluyéndolo en el desarrollo de las calles y en las ampliaciones urbanas. Por estos lares, los ejemplos parecidos son más bien escasos y casi siempre anecdóticos.

Florencia_Bicicleta_26-06-2014_small

Bici en una calle de Florencia, Italia. (Foto: Enrique F. Rojo, 2014)

Buscando soluciones a al caos circulatorio urbano, a la contaminación atmosférica y acústica, y al estrés ciudadano, tal vez potenciar la bicicleta fuera una de ellas y, quizás, de las más eficientes. No es descabellado pensar que una ciudad progrese mejor a golpe de pedal que pisando el acelerador.  Todo se andará.

Referencias.-

Ciudad en Bicicleta (Blog)

Al trabajo, mejor en autobús o en bicicleta (El País)

Un ciclista urbano (Blog)

BICICLETA.ES

BICI CRITICA

Bici Plegable (Ciclismo urbano)

CON BICI

Read Full Post »

Urban Idade Bike
La movilidad urbana en bicicleta es una expresión de libertad, sentido común y de respeto hacia los demás. El uso de la bicicleta en las ciudades dignifica y hace más íntegra la vida humana. Las ciudades que estimulan y facilitan el uso de la bicicleta son más democráticas porque favorecen la igualdad ciudadana, integran a sus moradores y rompen las barreras diferenciadoras que establece el automovil.
Las ciudades con bicicletas son más limpias, más tranquilas, más silenciosas, más cómodas, más amables.

Las ciudades más amigables para pedalear

1. Amsterdam, Holanda: El 40% de los viajes urbanos se realizan en bicicleta.
2. Copenhague, Dinamarca: Cerca de un 36% de los residentes de Copenhague viaja en bicicleta a sus trabajos todos los días.
3. Bogotá, Colombia: La llaman “la Amsterdam latinoamericana”, con 350.000 bogotanos moviendose diariamente en bici por la ciudad.
4. Curitiba, Brasil: La ciudad cuenta con 120 km de carriles bici.
5. Montreal, Canadá: Tiene 400 km de carriles bici, y el sistema se articula con la red de transportes de colectivos y trenes.
6. Portland, Oregon, Estados Unidos: Posee 400 km de carriles bici por los que se desplazan cerca de un 8% de los ciudadanos.
7. Basilea, Suiza: Cuenta con carriles bici diseñados para que los ciclistas sean más visibles y tengan prioridad de giro.
8. Barcelona, España: Cuenta con un circuito de carriles bici que recorre todo el perímetro del corazón de la ciudad, además de contar con 100 estaciones para alquilar y estacionar bicis. Las cifras oficiales dicen que 30.000 personas ya adoptaron la bicicleta como medio de transporte habitual.
9. Beijing, China: La ciudad cuenta con 50.000 bicicletas para uso público.
10. Trondheim, Noruega: Trondheim dio una solución novedosa al problema de las cuestas: ascensores de bicicletas que funcionan como teleféricos y trasladan a los ciclistas.
(Revista Brando, 2014)

Read Full Post »