Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Patrimonio Histórico’ Category

Cine Callao (1935)

Construido en 1935, el cine Callao de Ferrol fue un moderno cinematógrafo, polivalente, que podía albergar representaciones teatrales y espectáculos diversos. Constaba de sótano, plantas baja y primera dedicadas a cine, y terraza que se utilizaba para proyecciones y para bailes y festivales al aire libre cuando el inestable verano ferrolano lo permitía.

Cine Callao

Cine Callao de Ferrol, alzado. El cine tenía capacidad para 1.000 espectadores repartidos en “21 filas de 24 butacas cada una, 13 palcos, anfiteatro y grada”.

Ferrol-Cine CallaoEl Cine Callao de Ferrol, edificio de gran singularidad, especialmente dentro de la producción del arquitecto municipal Rodolfo Ucha Piñeiro, posiblemente se inspirase en los diseños racionalistas del madrileño Luis Gutiérrez Soto, que ya había proyectado varios cines en la capital española (Callao, Europa y Barceló).

Su aspecto, de deliberado carácter Art Déco, constituyó uno de los edificios más efectistas de la ciudad cumpliendo su función de servir de reclamo para el espectáculo que siempre albergaban sus paredes. Para ello, la torre-faro a modo de alminar o minarete, destacaba en el skyline y llamaba al pagano disfrute del séptimo arte. Este reclamo simbolizaba también la torre del faro que proyecta una luz, en este caso la del proyector, que abría la ciudad al resto del mundo con sus películas, las cuales transladaban el mundo en imágenes a los espectadores.

El Cine Callao representó -en palabras del profesor  de historia del arte Bernardo Castelo Álvarez – “el emblema más genuino del cosmopolitismo de Ferrol del momento, al integrarse dentro de la corriente general de construcción de grandes cinematógrafos que, tanto en España como en los restantes paises europeos y, muy especialmente, en Norteamérica se erigían en las ciudades para acoger, pero también para simbolizar, al gran espectáculo popular contemporáneo que era el cine“.

Por desgracia, el edificio fue víctima de la ambición especulativa y del interés inmobiliario, alimentado por la ignorancia y por el desdén hacia la historia mostrado por las autoridades locales, que no solo nada hicieron por impedir su demolición, sino que más bien lo facilitaron. Se derribó en 1976 para construir oficinas y una sucursal bancaria, en un edificio de dudoso gusto, infame aunque muy de su época, que rompió por completo con la armonía de la calle y de la ciudad.

Cine Callao Ferrol_Mano alzada

Cine Callao, dibujo a mano alzada de Rodolfo Ucha Piñeiro (1935).

Planos planta cine callao-1935

Planos planta del Cine Callao de Ferrol (1935).

Guardar

 

Plaza de Callao_Ferrol_Google Maps

Plaza de Callao, en Ferrol. Este edificio ocupa el lugar donde estuvo el cine Callao, derribado en 1976. (Foto: Google Maps©2017 Google)

Read Full Post »

Escuela de Gramática de Ferrol 1970.

Escuela de Gramática de Ferrol, 1970.

En 1783, siendo Alcalde Mayor de Ferrol Eugenio Manuel Álvarez Caballero, magistrado y político de origen asturiano -bajo la protección del conde de Campomanes-, se desarrolla uno de los periodos más notables de construcción de edificios públicos en la ciudad naval.
Durante su ejercicio, de tan solo cuatro años, se construyeron un matadero, un secadero de pieles, carnicería, el Hospital de Caridad, fuentes monumentales, la Cárcel-Ayuntamiento y la Escuela de Gramática.

La Instrucción Pública

En el siglo XVIII, la instrucción ya se consideraba como el mejor y más seguro medio para llegar al estado de virtud de los  individuos,  lo que además garantizaba  un  pueblo  dócil y fácil de gobernar. Si bien, en una sociedad de clases los beneficios de la educación no podían ser  disfrutados  en  la misma  proporción , ni de la misma manera por  todos. Solo  una  minoría  selecta  podría  llegar a la excelencia.
Ya Gaspar Melchor de Jovellanos, defensor  de  la  educación  universal,  advertía  del  peligro  que  podía  tener  para  el  equilibrio de la sociedad la igualación en los saberes, defendiendo su limitación  a  niveles  elementales  en  los  hijos  de  las  clases  populares.
También el conde de Campomanes le bastaba con que los hijos de los  artesanos  adquiriesen  unos  firmes  conocimientos  cristianos,  así  como  de  lectura,  escritura,  matemáticas  y  dibujo.
Dada la estrecha relación entre educación, paz social y progreso económico, era lógico  que  durante  el  Siglo  de  las  Luces  la  cuestión  de  la  reforma  del  sistema  educativo estuviese muy presente, tanto en las obras de pensamiento, como en los planes  de  los  diferentes  gabinetes  borbónicos. (Ver: Martín García, Alfredo, La enseñanza de las primeras letras en el Ferrol de finales del Antiguo Régimen, Universidad de León)

Antiguo Paseo de las Delicias (Cantón de Molíns), c. 1920.

Antiguo Paseo de las Delicias (Cantón de Molíns), con la antigua Escuela de Gramática a la derecha.  C. 1920.

La Escuela de Gramática

El gobierno  del Alcalde Mayor Eugenio Manuel Álvarez Caballero sacó a la villa de Ferrol de la precariedad  que  sufría  en  materia  educativa.  En  6  de  septiembre  de  1785,  el  magistrado Álvarez Caballero  obtenía del Consejo de Castilla la creación de las cátedras de gramática y  primeras  letras  “en  beneficio  de  las  mucha  juventud  de  la  villa”.

El edifició parece que comenzó a construirse en 1786, después de que Carlos III otorgase para su fábrica 40.000 reales sobrantes de los aranceles de “cregüelas y coletas“, y toda la piedra que se había destinado para la casa del cura y del sacristán.
El terreno se encontraba en el lugar cononocido como Campo de la Horca, cerca de la Alameda, entre La Magdalena y Esteiro. El proyecto se entregó al ingeniero militar Dionisio Sánchez de Aguilera que, según el catedrático de Historia del Arte Alfredo Vigo Trasancos, debió de realizar un proyecto inicial bastante más ambicioso que el que finalmente se construyó.
Es muy probable -siguiendo la opinión del profesor- que el recinto fuese delineado siguiendo un modelo militar conforme a un plan regular y geométrico, organizado en torno a un patio central interior. Pero el hecho de que en 1787 se acabaran los recursos con el proyecto inacabado, motivó que lo que hasta entonces estaba construido se convirtiese en el proyecto definitivo. Solo llegó a levantarse un largo pabellón horizontal, orientado E-O, de gran monotonía, con frente liso de dos alturas separadas por una breve línea de imposta. La fachada constaba de once ejes de pequeños vanos o ventanas con marco pétreo, con una sobria puerta de acceso sobre la que se situó una triple balconada. El edificio se remataba con  una cornisa en cuyo centro se dispuso un arco para colocar el escudo de la ciudad.
Esta escuela  de  primeras letras estuvo bajo la dirección de un maestro de leer, escribir y contar, con una asignación anual de 3.000 reales, a cobrar de los fondos del  arbitrio  del  vino.  Para  auxiliarle  en  esta  tarea,  contaba  con  el  concurso  de  un  ayudante,  que  recibía  anualmente  1.500  reales.  Además  de  dicho  sueldo,  tanto  el  maestro como su ayudante contaban al año con veinte días de asueto.

Antiguo Ayuntamiento Ferrol y Edifivio Actual.

Antiguo Ayuntamiento Ferrol y Edificio Actual. (Foto: Galicia Ártabra, 2014)

Demolición de la Escuela de Gramática

Después de haberse instalado en el edificio el Ayuntamiento en 1847, transladado desde la  cercana Cárcel Pública, estuvo ahí hasta el año 1953, fecha en que se inauguró la nueva sede de la Plaza de Armas.
Trás diferentes usos, la antigua Escuela de Gramática y antiguo Ayuntamiento -también fue Delegación de Sindicatos-, se derribó en la década de los 70 del siglo XX. En el solar que dejó en el primitivo paseo de las Delicias, hoy Cantón de Molíns, se construyó un edificio de viviendas de cinco plantas que en nada recuerda la existencia de la antigua escuela.
Afirma Vigo Trasancos que aunque el edificio fuera de gran pobreza de diseño y aún material, no se justifica en ningún caso la demolición. Puede que no fuera una gran obra arquitectónica, pero con su desaparición Ferrol perdió una pieza clave de su historia, un elemento de gran importancia testimonial, imprescindible para conocer su pasado y entender su presente.

Referencias.-

Vigo Trasancos, Alfredo
Arquitectura y urbanismo en el Ferrol del siglo XVIII
C.O.A.G
Santiago de Compostela, 1985

Martín García, Alfredo
La enseñanza de las primeras letras en el Ferrol de finales del Antiguo Régimen
Universidad de León
http://revpubli.unileon.es/index.php/EEHHHistoria/article/viewFile/3099/2274

Galicia Ártabra Digital
Tres edificios de la Ilustración en Ferrol

Guardar

Read Full Post »

Revista Madrid Histórico Enero 2017

Revista Madrid Histórico Enero 2017.

La revista Madrid Histórico en el número 67, correspondiente a los meses de enero y febrero de 2017, publica el artículo Antiguas Escuelas Aguirre: Neomudejar madrileño, cuyo germen se encuentra en el blog Urban Idade.

Articulo Escuelas Aguirre páginas 1-2.

Articulo Escuelas Aguirre, páginas 30-31.

El referido texto nos introduce en el origen de este singular edificio de finales del siglo XIX, define sus características y expone cómo se construyó, aportando, además, detalles de su inauguración, de sus distintos usos a lo largo del tiempo y de situación actual.

Se acompaña de fotos históricas de las Escuelas en su primera etapa educatica a principios del siglo XX y de otras de su momento actual.

Artículo Escuelas Aguirre, páginas 3-4.

Artículo Escuelas Aguirre, páginas 32-33.

Para todos aquellos que sienten inquietud por saber más de la historia de la ciudad de Madrid, de sus edificios y de sus gentes, este artículo seguro que cumple con sus expectativas de conocimiento.

Referencias.-

Revista Madrid Histórico (Dialnet)

Read Full Post »

 corral-de-comedias

En 1971 los cines en España desaparecían por falta de público. El formidable espectáculo del cinematógrafo perdía fuelle. La mayoría de esos locales que languidecían en los confines del siglo XX habían nacido como tales; otros se habían adaptado a partir de antiguos frontones o viejos teatros. Hace treinta y tres años, tres estudiantes universitarios descubrieron que detrás de la sugerente fachada de un cine abandonado de Alcalá de Henares se escondía un corral de comedias de 1601, un Coliseo techado de 1768, un teatro romántico de 1831 y un cine del siglo XX.

El  cine Cervantes o “cine pequeño” de Alcalá de Henares

En Alcalá de Henares hubo un antiguo cine en un lateral de la conocida  plaza de Cervantes que por causa del devenir de los nuevos tiempos terminó por cerrarse.

Carteles Cine Cervantes

Carteles Cine Cervantes

En 1971, el “cine pequeño”, espacio singular y envejecido se cerraba

El cine Cervantes,  conocido como “cine pequeño” -por compartir nombre con el Teatro-Salón Cervantes,  principal de Alcalá y de mayor tamaño- pasó de ser un primitivo patio de vecindad  -antiguo Corral de Zapateros– en el siglo XVII para acabar como cine de barrio en el siglo XX. Sin embargo, a pesar de que las reformas y de que sus usos diversos mantuvieron su estructura del siglo XVII más o menos igual, en 1971, el “cine pequeño“, espacio singular y envejecido se cerraba, y su sorprendente pasado se perdía olvidado en su abandono.

Descubrimiento del corral de comedias barroco

En la década de los ochenta del siglo XX gracias a las investigaciones e impulso de los alcalaínos Juan Sanz, Mercedes Higuera y Miguel Ángel Coso el viejo edificio y el abandonado cine que contenía su interior volvieron a ver la luz.

Corral de comedias barroco

Dibujo de un corral de comedias barroco del siglo XVII.

El trabajo de estos investigadores fue crucial para la recuperación del teatro y, especialmente, de los vestigios del primitivo corral de comedias cuya memoria se había esfumado.

Cuentan los investigadores en su memoria que fue una cita encontrada en la obra de Esteban Azaña Historia de la ciudad de Alcalá de Henares, (antiguo Compluto), lo que afianzó la idea de que sus hipótesis sobre el idificio iban en buena dirección  y que podían ser un buen punto de partida.

Fue una cita de Esteban Azaña lo que afianzó la idea de que iban en buena dirección

Empezaron por estudiar gran cantidad de documentación en el  archivo de Alcalá, entre ellos un manuscrito fechado en 1601 que contienía el contrato realizado entre el concejo de Alcalá y un carpintero, Francisco Sánchez,  para la construcción de un patio de comedias en el conjunto de edificios que componían las casas de la corrala situada en la entonces llamada plaza del mercado. El corral se abrió al año siguiente.

Un Corral de Comedias barroco del siglo XVII

El corral de comedias constaba de un escenario, en un extremos del patio, contra la pared de la casa del fondo. Delante del escenario estaba el patio, generalmente empedrado.  Al fondo se colocaban de pie los mosqueteros, quienes, junto con los que estaban a pie de escenario, eran los que más alboroto armaban. Unos y otros eran temidos por los autores, pues de sus reacciones dependía muchas veces el éxito o fracaso de las obras. Para guardar el orden entre el gentío existía un alguacil.

En los balcones y ventanas de las casas contiguas a la pared del escenario estaban los aposentos, con balcones y celosías, reservados para los espectadores de la nobleza, en los que podían estar tanto hombres como mujeres. Sin embargo, las clases populares estaban separadas por sexos y accedían al teatro por puertas distintas.

Corral de comedias barroco

Modelo de un corral de comedias barroco del siglo XVII.

Las mujeres se sentaban en la cazuela (un palco con gradas enfrente del escenario, sin acceso al patio). Allí, un “apretador” se encargaba de hacerles sitio, según llegaban, para que todas pudiesen ver la comedia. En la planta baja existía una “alojería”, lugar donde se vendía fruta, frutos secos y la “aloja”, una bebida hecha de agua, miel y especias. También podía tener vino mezclado.

Las mujeres se sentaban en la cazuela , donde un “apretador” se encargaba de hacerles sitio

Encima de la cazuela o cazuelas, pues a veces había dos, una esobre la otra, estaban los aposentos, los palcos de los concejales y autoridades, incluidos los mismos reyes, pues muchos de ellos fueron muy aficionados al teatro, como Felipe IV. En el piso más alto estaban los desvanes, junto a la segunda cazuela si la había, donde se situaba la tertulia de los religiosos, poetas y entendidos de teatro.

El corral se llenaba bastante antes de empezar la representación, que comenzaba sobre las tres o cuatro de la tarde y terminaba al atardecer. Entre los actos había intermedios donde se escenificaban los entremeses, obras cortas cómicas, o bailes.

El nuevo coliseo neoclasico

La documentación recogida por los investigadores era tan abundante que fue posible reconstruir toda la historia del edificio. Descubrieron que en 1768 se reformó el corral de comedias barroco, que era conocido con el nombre de Corral de los Zapateros, en un coliseo neoclásico, es decir, un teatro cerrado ya que el corral, como todos los de su época, era un patio abierto. Su localización y la demanda de ocio de los vecinos y, mayoritariamente, de los universitarios propició que se techara el patio con una especie de cúpula sostenida por un entramado de vigas de madera. La cubierta mejoró la acústica, lo que hizo del local un espacio idoneo para el desarrollo de espectáculos de canto y orquestas de cámara.

Se cuenta que Farinelli  estuvo a punto de cantar en el corral de Alcalá

Estructura de madera del techo, original del coliseo neoclásico.

Estructura de madera del techo, original del coliseo neoclásico de 1768, tras la reforma  de 1983-2003. (Foto: E.Rojo, 2016)

Se cuenta que Farinelli, el famoso castrato italiano protegido de Felipe V,  estuvo a punto de cantar en el corral de Alcalá. Se esperaba que con las reformas del patio en coliseo techado, más acorde a las modas y con mejor acústica, el cantante acudiera a la ciudad y diera la nota, a la vez que pompa y boato a la ciudad. Pero las reformas llegaron tarde y Farinelli dejo España y  con el ascenso de Carlos III marchó para Bolonia.

Reforma como teatro romántico

Después de la reforma como coliseo techado de 1768, en 1831 se acometió una importante transformación que lo convirtió en un teatro romántico según las normas arquitectónicas italianas, con una sala de planta elíptica inscrita dentro de la rectangular del coliseo.

El antiguo patio empedrado quedó convertido en platea

Además, la antigua estructura de madera del tejado se cegó con un cielo raso de yeso sobre el que se pintaron frescos alegóricos, y se construyeron los palcos distribuyéndolos en dos plantas en elipse alrededor del antiguo patio empedrado, que quedó así convertido en platea.

Plaza de Cervantes, en 1904

Plaza de Cervantes, en 1904. El edificio de la izquierda es el teatro romántico.  (Foto: Augusto T. Arcimis, Fototeca IPCE)

Sala de cine

En 1945  fue transformado en sala de cine, función que desempeñó hasta que, en 1971, fue cerrado y  se comenzó a utilizar como almacén, situación  que  mantuvo hasta 1983.

En 1945, el teatro  fue transformado en sala de cine

Ese año, el ayuntamiento de Alcalá de Henares adquirió el cine Cervantes y adoptó las medidas necesarias para su recuperación. El mismo verano del 1983 organizó un campo de trabajo durante el cual se limpió el teatro y se derribó la antigua pantalla de cine.

Corral de Alcalá de Henares antes de la restauración en 1983

Antiguo cine Cervantes de Alcalá de Henares antes de la restauración en 1983. (Foto: Blog “Nuestras cosas en familia”)

Excavaciones  y restos del antiguo corral de comedias

A lo largo de las sucesivas campañas de excavación arqueológica dirigidas por Araceli Turina  empezaron a aparecer restos del corral y del coliseo.

Parte del escenario utiliza capiteles romanos de las ruinas de Complutum

Apareció gran parte del escenario, el foso del mismo que, curiosamente, utiliza varios capiteles de columnas romanas extraidas de las ruinas de Complutum como soportes, dos aposentos situados a la izquierda del escenario, gran parte del antiguo empedrado con el brocal de piedra de un pozo, material de derribo procedente del corral, y numerosos elementos originales que fueron aprovechados en las sucesivas reformas.

También se conservaba íntegra la cubierta de madera que se construyó en el siglo XVIII. De hecho, el teatro romántico que hoy está a la vista es un añadido al primitivo edificio que apenas  lo modificó.

Antiguo cine Cervantes

Antiguo cine Cervantes de Alcalá de Henares antes de la restauración en 1983. (Foto: Blog “Nuestras cosas en familia”)

La restauración del teatro

El encargado de elaborar el proyecto de restauración del teatro fue el estudio de arquitectura de José María Pérez “Peridis”. Los trabajos fueron financiados por el Ayuntamiento de Alcalá de Henares, la CM y por la fundación para la Ecología y Protección del Medio Ambiente (FEPMA) que también aportó fondos. El resultado ha sido un trabajo en apariencia impecable que ha durado dos décadas, donde se ha logrado la convivencia en armonia de más de 400 años de historia arquitectónica y de actividad teatral en un recinto que sigue manteniendo el mismo uso para el que fue creado.

De su primera etapa como corral de comedias, se mantienen en la actualidad el patio empedrado, las gradas, aposentos, y la cazuela.

Antiguo cine Cervantes

Antiguo cine Cervantes, antes de la restauración, en 1983.

Teatro Corral de Comedias de Alcalá

Estructura del techo, original del coliseo neoclásico  y palcos románticos, tras la reforma de 1983-2003. (Foto: E.Rojo, 2016)

Libro El Teatro Cervantes de Alcalá de Henares: 1602-1866.

Libro “El Teatro Cervantes de Alcalá de Henares: 1602-1866” Memoria de los trabajos de investigación de Juan Sanz, Mercedes Higuera y Miguel Ángel Coso, que descubrieron el primitivo Corral alcalaino.

Referencias.-

Del Corral de Zapateros al Cine Pequeño. Historia de un teatro alcalaíno (Página de J. C. Canalda. Publicado el 15-6-1985, en el nº 954 de Puerta de Madrid)

Azaña, Esteban
Historia de la ciudad de Alcalá de Henares : (antiguo Compluto)
Biblioteca Virtual Madrid

Coso Marín, ‎Miguel Ángel/ Higuera Sánchez-Pardo, Mercedes/ ‎ Sanz Ballesteros, Juan
El Teatro Cervantes de Alcalá de Henares, 1602-1866: estudio y documentos
Tamesis Books Limited/ Ed. Castalia
London, 1989

Martínez, José Javier
Las edades del teatro: el corral de comedias de Alcalá (PDF)
(E-innova Biblioteca UCM Geográfica)

Guardar

Guardar

Guardar

Read Full Post »

,

Madrid, Hospital obrero

Hospital de Jornaleros, 1930.

Fundación Hospital de San Francisco de Paula

El 22 de febrero de 1912 se creó la “Fundación Hospital de San Francisco de Paula” para asistencia sanitaria gratuita a jornaleros pobres y enfermos, residentes en Madrid o en sus arrabales.
El hospital se inauguró en 1916, aunque hasta el 17 de noviembre de 1917 no obtuvo la autorización gubernativa para entrar en funcionamiento. Su fundadora Dña. Dolores Romero y Arano, viuda de Curiel, cedió la administración a la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios y más adelante a las Hermanas de la Caridad de San Vicente de Paul. El precio de la obra fue de cuatro millones de pesetas a los que se hubo de sumar otros cinco millones más para su mantenimiento, todos ellos aportados en donación por la filantrópica fundadora, Dolores Romero y Arano.

Hospital Obrero-postal-1930BN

Hospital de Jornaleros, vista oriental.

Hospital de jornaleros de Maudes, el edificio

En 1908 el arquitecto Antonio Palacios Ramilo recibía el encargo de la construcción del edificio que se emplazaría en Cuatro Caminos, uno de los suburbios más poblados de Madrid. Junto a él participaría el también arquitecto Joaquín Otamendi Machimbarrena, ambos ligados profesionalmente a otros importantes proyectos comunes realizados en la capital. En 1916, acabada la obra fue Premio del Ayuntamiento.

El Hospital de Jornaleros, de 13.891 m² de superficie, es un interesante ejemplo de arquitectura preindustrial de estilo ecléctico, con elementos historicistas medievalistas y modernistas de secesión vienesa.
A diferencia de lo habitual para este tipo de instituciones, que era el uso del ladrillo recocho como material principal, su construcción se realizó enteramente en granito de Colmenar con gran profusión en el uso de azulejos cerámicos tanto en el interior como en las fachadas donde se intercala superpuesta a la piedra.

Fachada norte principal RFV_alzado nave_1990 CAM_01

Hospital de Jornaleros. Alzado fachada principal norte, 1990.

El hospital, que ocupa una manzana entera del Plan Castro del Ensanche, se organiza según un esquema típico en este tipo de edificios en la época: cuatro naves en cruz, con un patio central octogonal y una galería que la rodea, en lugar de la capilla habitual. En este caso, la iglesia se situó en un extremo con entrada por la fachada principal que da al norte en el antiguo paseo de Ronda, hoy Raimundo Fernández Villaverde.
El proyecto contemplaba grandes ventanales para las salas por donde entraba la luz sin obstáculos y se favorecía la ventilación, al tiempo que su diseño en cruz minimizaba los desplazamientos por el edificio.

PLANTA SÓTANO-ACCESO_1990 CAM_SMALL

Planta sótano, nuevo acceso principal, 2000.

Las salas y pabellones

Aparte de la iglesia, el hospital estaba dotado, con entrada por la fachada sur, de un pabellón médico de tres alturas para los servicios de consulta pública, las dependencias administrativas, despachos, habitaciones particulares del director facultativo, laboratorios, almacenes, cocina y depósitos varios que se repartían por las diferentes plantas.
Las salas de enfermería, parte fundamental del edificio, se situaban en los pabellones que formaban las aspas y que desembocaban en el gran patio central. En estos cuatro amplios pabellones con capacidad para 200 camas distribuidas en dos plantas, se internaba a los enfermos y en sus extremos se situaron los comedores, los servicios higiénicos y almacenes.

Plano Planta baja-1990 CAM_SMALL

Planta baja, mirando al sur, dibujo de 2000.

 

En las fachadas este y oeste se situaron dos pabellones independientes. El primero de ellos, de una sola planta y sótano, rodeado de un patio, estaba dedicado a los enfermos infecciosos en régimen de aislamiento con capacidad para 12 camas. Albergaba también el depósito de cadáveres, la sala de autopsias y una pequeña sala para velatorios. El acceso al edificio central se podía realizar por un largo corredor subterráneo, lo que confería discrecionalidad en el traslado de los cadáveres. Al mismo tiempo, disponía de un acceso por la calle Alenza que igualmente obraba en este sentido.

El otro pabellón, de una planta y simétrico al anterior, estaba dedicado a sala de operaciones, enfermería y consulta pública, con una entrada por la calle de Treviño, con sala de espera, cuartos de baño y sala de consulta.

La Guerra Civil

Durante la Guerra Civil fue hospital de sangre, de manera que la mayor parte de los internos eran heridos de guerra, es decir, soldados heridos en el frente.
Nada más comenzar la guerra, en el verano de 1936, el hospital atendió a los heridos en los enfrentamientos, tanto sublevados como soldados y milicianos que defendían el gobierno republicano.

Hospital de Maudes-Consulta odontología 1939-AGA_SMALL

Hospital de Maudes. Consulta de odontología, 1936.

En julio de 1937 el Socorro Rojo Internacional (S.R.I.) se incautó del hospital ayudado por el Quinto Regimiento de las Milicias Populares, fuerzas de milicianos que defendían el gobierno constitucional, muchos de ellos vecinos de la barriada de Cuatro Caminos.
Según parece, después de la incautación, la propietaria del hospital, Dña. Dolores Romero y Arano, accedió a entregar el centro para el nuevo uso. Sin perder su original filosofía fundacional, el antiguo hospital de jornaleros pasó a formar parte de la red de “hospitales de sangre” creada como engranaje del sistema sanitario del gobierno republicano especialmente dedicada a los heridos de la guerra civil. El antiguo hospital obrero se refundó como Hospital de Milicias del S. R. I.

Hospital de Urgencias de Madrid (1939-1964)

Nada más acabada la guerra civil el ejército planteó la necesidad de establecer en el centro de Madrid un hospital militar de urgencia especializado en atender a los heridos, afectados y enfermos en la guerra con secuelas en el periodo de posguerra.
El 7 de abril de 1939 –el último parte de la guerra civil española lo firmó el general Francisco Franco el 1 de abril de 1939-, después de entrar en Madrid el ejército sublevado, se ocupó el hospital de Maudes, en ese momento denominado Hospital nº 5 de Especialidades, incorporándose nuevos equipos quirúrgicos. Se amplió su capacidad a 300 camas, reservándose 50 para oficiales, y se modificó el nombre por el de Hospital Militar de Urgencias.

Hospital de Maudes_sala enfermeria duranye la guerra civil_AGA_SMALL

Hospital de Maudes. Sala de enfermería durante la Guerra Civil.

Edificio abandonado

Durante el periodo de guerra el edificio mantuvo su carácter original sin perder su funcionalidad. Es de suponer que durante la utilización de las instalaciones por las milicias populares estuvo en pleno funcionamiento pues en la ocupación por las fuerzas rebeles se testimonia que el centro estaba en perfecto estado. Más aún, durante los bombardeos del frente en el sector occidental de Madrid, a pesar de que algunos edificios de la avenida de Reina Victoria sufrieron algún tipo de daño, el hospital parece ser que resulto indemne.

Hospital Maudes interior antes recuperacion_1990 CAM_SMALL

Galería del hospital abandonada. Desde 1964 el edificio quedó abandonado, vacío, sin protección y expuesto al expolio.

Durante los años 40, 50 y 60 del siglo pasado se realizan diferentes obras de mantenimiento, al tiempo que se decide mantener el nombre del hospital como Hospital Militar de Especialidades. No obstante, los gastos parece que siempre se observaron con cierto recato, ya que formalmente el edificio no era del Ejército y en algún momento habría que devolverlo a su Fundación propietaria.

En diciembre de 1964 el Ejército devolvió el Hospital a la Fundación. En Maudes solo permanecieron algunas de las hermanas de las Hijas de la Caridad, que desde entonces estuvieron atendiendo el local hasta 1968.
Desde esa fecha hasta la compra por la Comunidad de Madrid el edificio quedó abandonado, vacío, sin protección y expuesto al expolio, como así ocurrió.

Hospital de Maudes antes recuperaion_1990 CAM-SMALL

Hospital de Jornaleros, gran patio central  antes de su rehabilitación, 1984.

La restauración y la rehabilitación

En 1964 el patronato de la Fundación obtuvo del Ejército una indemnización millonaria, a la vez que en 1979 obtuvo la protección como bien cultural y arquitectónico (BIC) catalogándose como “edificio o conjunto arquitectónico a conservar”.

La Comunidad Autónoma de Madrid compró el edificio el día 3 de julio de 1984. Se modificaron los estatutos de la Fundación, cambiando sus fines, la dedicación del edificio para otras actividades y su enajenación.

Hospital de Maudes antes restauración_SMALL

Hospital de Jornaleros antes de su reuperación. Antiguo acceso por la calle Maudes, 1984.

Previamente se habían vivido en torno al futuro del edificio un conjunto de manifestaciones por parte de asociaciones vecinales como “El Organillo” o “Cuatro Caminos-Tetuán”, en una campaña cuyo lema “Salvad Mudes”, seguramente evitó que la construcción desapareciera por gracia de los intereses especulativos.

Excavacion y cimentacion nuevos sotanos_1990 CAM-SMALL

Hospital de Jornaleros. Excavación y cimentación en los nuevos sótanos.

hospital de maudes_ recuperación forjados_1990 CAM_SMALL

Hospital de Jornaleros. Construcción de los forjados en los nuevos sótanos.

En 1984 se aprobó la rehabilitación del edificio por un total de 439.200.000 pesetas (2.639.645 €). El proyecto estuvo a cargo de los arquitectos Fernando de Castro y Andrés Perea, quienes realizaron una recuperación conservadora del edificio readaptándolo a los nuevos usos administrativos.
En el nivel estructural se actuó según el criterio de mera reparación, restaurando los elementos deteriorados y añadiendo algunos que originalmente se remataron de manera inconclusa por lo ajustado del presupuesto.

HOSPITAL DE MAUDES 2015-02_SMALL

Antiguo pabellón de aislamiento con fachada a la calle de Alenza. La fuente estaba originalmente en el primitivo acceso de Maudes (Foto: Enrique F. Rojo, 2015).

HOSPITAL DE MAUDES 2015-01_SMALL

Hospital de Jornaleros. Gran patio central (Foto: Enrique F. Rojo, 2015)

HOSPITAL DE MAUDES 2015-03BN_SMALL

Hospital de Jornaleros, escalera interior (Foto: Enrique F. Rojo, 2015)

En la rehabilitación se resolvieron necesidades requeridas por la nueva función pública del edificio, facilitándose elementos como la accesibilidad o la del ambiente. Para ello, la entrada original de la calle de Maudes se modificó, eliminando el primer tramo de la escalera original y sustituyéndolo por una puerta acristalada. De este modo el acceso se realiza actualmente al nivel de la calle por una nueva planta inferior en cuyo centro se sitúa un lucernario en el lugar donde antes había una fuente.
Entre las necesidades del nuevo uso estaba la de adecuar espacios para archivos y almacenes, lo que se consiguió excavando nuevos espacios debajo de las alas y del patio.
En total esas excavaciones supusieron 1.700  de nueva superficie construida que se añadieron a los 11.687  m² que ya tenía el edificio sin contar con la iglesia y sus dependencias.

Hospital de Maudes Fachada interior y mosaico

Hospital de Maudes. Fachada interior con friso de azulejos del ceramista Daniel Zuloaga.

Detalle azulejos 001SMALL

Hospital de Jornaleros. Detalle de azulejos sevillanos en el interior del edificio.

Detalle azulejos 002SMALL

Hospital de Jornaleros. Detalle de azulejos sevillanos en el interior del edificio.

Detalle azulejos 003SMALL

Hospital de Jornaleros. Detalle de azulejos sevillanos en el interior del edificio.

El 23 de septiembre de 1986 se inaugura el edificio restaurado como Consejería de Política Territorial de la Comunidad Autónoma de Madrid, posteriormente dedicado a alojar dependencias para la Consejería de Transportes, Vivienda e Infraestructuras.

  Desde el año 1997 el conjunto está incluido en el catálogo de edificios protegidos con el grado de protección especial Norma zonal 1, grado 5 en el Plan General de Ordenación Urbana de Madrid (PGOUM).

HOSPITAL DE MAUDES 2016-01_SMALL

Antiguo Hospital de Jornaleros, ahora Consejería de Transportes, Vivienda e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid. (Foto: Enrique F. Rojo, 2016)

 

Referencias.-

Ciudad Jiménez, Agustina
El hospital de Maudes
La adaptación de un edificio a través de la historia:
De hospital de jornaleros a monumento histórico-artístico
Secretaría General Técnica
Consejería de Obras Públicas, Urbanismo y Transportes
2001, Comunidad de Madrid

VV.AA.
Un monumento recuperado
La rehabilitación del Hospital de Jornaleros de Maudes
Consejería de Política Territorial
1990, Comunidad Autónoma de Madrid

Revista La Ilustración Artística nº 1.801, página 439 (Barcelona 3 de julio de 1916)
Hemeroteca Digital BNE

La Construcción Moderna nº16, páginas 125-26 (Madrid 30 de agosto de 1912)
Hemeroteca Digital BNE

Wikipedia, artículo Hospital de Maudes

Antonio Palacios, el arquitecto que imaginó el centro de Madrid (El País, 25/05/2016)

El hospital de Maudes cumple 100 años (Rafael Fraguas, El País 27/05/2016)

Arquitectura de Madrid
Artículo Hospital de Jornaleros San Francisco de Paula
Fundación Arquitectura COAM

Read Full Post »

IMG_20160202_160835-01

Continúa la demolición de los Estudios Buñuel. (Foto: Enrique F. Rojo 3/2/2016)

 

Continúa la demolición de los Estudios Buñuel. De momento se ha derribado el edificio con fachada mirando a la avenida de Burgos, que alojaba los servicios generales y oficinas. También ha comenzado la demolición de los platós L-1  y L-2, ambos de 600 m2. Queda el L-3, de 2.500 m2, que fue hasta 2015 el segundo plató de televisión más grande de Europa, donde se grabaron programas como Con las manos en la masa o series como  El Quijote, en 1992, Un, dos, tres… responda otra vez, El gran circo de TVE, ¿Qué apostamos?, etcétera.

IMG_20160202_160830-01

Continúa la demolición de los Estudios Buñuel. (Foto: Enrique F. Rojo 3/2/2016)

 

IMG_20160202_161314-01

Continúa la demolición de los Estudios Buñuel. (Foto: Enrique F. Rojo 3/2/2016)

Referencias.-

2006-2016: la década perdida de TVE (Diagonal, 16/03/2016)

Read Full Post »

 

Estudios de Chamartín

Entrada Estudios de Chamartín.

Con el inicio de los trabajos de demolición de los Estudios Buñuel de TVE, desaparece la memoria del último de los estudios cinematograficos históricos de la capital.
Situados en la Avenida de Burgos, en pleno corazón de la antigua villa de Chamartín de la Rosa, entre los colegios del Sagrado Corazón y del Recuerdo, su conjunto de naves y construcciones dedicados al séptimo arte y a la televisión ha sido testigo en los 80 últimos años de notables producciones audiovisuales.

Estudios de Chamartín

Dibujo del proyecto de los Estudios de Chamartín, 1933.

Estudios cinematográficos Chamartín

Los Estudios Buñuel de TVE tuvieron su origen en los Estudios cinematográficos de Chamartín, un proyecto realizado en 1935 por Rafael Bergamín, uno de los más importantes representantes de la arquitectura racionalista española y responsable de la colonia El Viso. Se inauguraron el 17 de abril de 1941, con 32.000 metros cuadrados, cinco platós y mucho terreno para rodar exteriores.

IMG_20151204_161244-01-01.jpeg.jpg-small

Estudios Buñuel, 4 de diciembre de 2015  (Foto: Enrique F. Rojo)

Estudios Bronston

En 1959, el productor de origen ruso Samuel Bronston adquirió los estudios por unos 80 millones de pesetas. Ahí se rodaron superproduciones como Rey de Reyes, El Cid, Cincuenta y cinco días en Pekín o La caída del Imperio Romano.

Los Estudios Bronston de Madrid estuvieron cerrados desde 1972 después de su quiebra cuando fueron embargados por el Banco Exterior de España, pendientes de demolición, destinado el espacio que ocupaban a la construcción de viviendas dentro del Plan Chamartín que contemplaba la desindustrialización completa del área y la creación de nuevo suelo urbanizable.

 

IMG_20151204_161439-01.jpeg.jpg-small

Estudios Buñuel, 4 de diciembre de 2015  (Foto: Enrique F. Rojo)

IMG_20151204_161112-01.jpeg.jpg-small

Estudios Buñuel, 4 de diciembre de 2015  (Foto: Enrique F. Rojo)

Nacen los Estudios Buñuel

En 1984 la dirección general de RTVE con José María Calviño Iglesias como director general del Ente Público, Ramón Criado Margaretto como director de TVE, el Ministerio de Cultura a través de Pilar Miró Romero como directora general de Cinematografía y el Banco Exterior de España, propietario del complejo cinematográfico llegaban a un acuerdo de compraventa.

El 12 de Septiembre de 1988, siendo alcalde de Madrid Juan Barranco Gallardo, RTVE inauguraba con el nombre de Estudios Buñuel los nuevos estudios de televisión que fueron calificados como “el mayor plató de televisión de Europa“ .

En los estudios se han grabado programas que forman parte de la historia de la televisión española , como los concursos Un, dos, tres; El precio justo o Qué apostamos;  o producciones dramáticas como El Quijote de  Manuel Gutiérrez Aragón o la versión de la novela de Arturo Barea La forja de un rebelde por Mario Camus.

DSCF2688.jpg-small

Estudios Buñuel, 13 de diciembre de 2015   (Foto: Enrique F. Rojo)

Enajenación de los Estudios Buñuel

En 2009, siendo alcalde Alberto Ruiz-Gallardón Jiménez, RTVE negociaba la venta de las instalaciones para la construcción de viviendas dentro del plan de restructuración inmobiliaria que había diseñado el entonces presidente de RTVE, Luis Fernández Fernández y que incluía una serie de desinversiones de activos entre los que sen encontraban los Buñuel, así como el “chalé” del Paseo de la Habana, primera sede de Televisión Española.

Esta operación permitiría al Ayuntamiento de Madrid avanzar en el proyecto de vaciado industrial en la zona. A los grandes estudios de décadas anteriores, como Sevilla Films o CEA que ya habían desaparecido, se sumaban los Estudios Buñuel.

Finalmente, en 2014, siendo alcaldesa Ana María Botella Serrano, la Corpración de RTVE durante la presidencia de Leopoldo González-Echenique acordó vender los estudios, tasados en 2013 en 70 millones de euros, por 35 millones a la promotora Pryconsa, que levantará en el solar pisos de lujo.

DSCF2687.jpg-small

Estudios Buñuel, 4 de diciembre de 2015. (Foto: Enrique F. Rojo)

Estudios Buñuel, 20 de diciembre de 2015

Estudios Buñuel, 20 de diciembre de 2015. (Foto: Enrique F. Rojo)

Estudios Buñuel, 4 de diciembre de 2015

Estudios Buñuel, 20 de diciembre de 2015. (Foto: Enrique F. Rojo)

Pisos de lujo en una zona privilegiada

La promoción, ubicada en el número 5 de la Avenida de Burgos muy cerca del Paseo de la Habana en Chamartín estará lista  en junio de 2018.

Pryconsa es la inmobiliaria promotora que ha comprado  los Estudios Buñuel cuyo solar tiene unos 15.000 metros cuadrados de suelo y cerca de 10.699 metros cuadrados de edificabilidad.

En una primera fase se harán viviendas de entre 3 y 5 dormitorios con unos precios que oscilan desde los 820.000 euros a 1,6 millones de euros. En la  segunda fase se construirán pisos de 5 habitaciones en planta.

El proyecto que sin duda supone una gran oportunidad de negocio para la promotora , se ha denominado Calanda Homes, en alusión al pueblo natal del director aragonés, como para conjurar o ahuyentar los malos presagios que pudieran hacer fracasar el plan. Dicen que Luis Buñuel  tenía brotes de mal carácter y quién sabe qué podría pasar si se enterase …

Recreación infográfica de la promoción Calanda Homes, de Pryconsa. EL MUNDO

Infografía de la promoción Calanda Homes, de Pryconsa.  EL MUNDO

 

Referencias.-

TVE apaga los platós (El País, 22/06/2015)

Antiguos estudios de cine en Madrid (Blog Urban Idade)

Llega uno de los proyectos de vivienda de lujo más esperados de Madrid (El Mundo, 11/12/2015)

Adios a los Estudios Buñuel (Continuación)

Read Full Post »

BOLHAO_1920

Ruinas de la  igresia do Carmo, Lisboa, único testimonio del terremoto. (Copyleft) Wikipedia/ Commons)

El Terremoto de Lisboa de 1755

El 1 de noviembre de 1755 se desató en el Atlántico un importante terremoto que afectó gravemente la ciudad de Lisboa. Se sintió en casi toda la península Ibérica e incluso en el sur de Francia y el norte de Italia.

Por ser Lisboa la ciudad donde más se notaron las consecuencias, en parte debido a los posteriores incendios que agravaron la catástrofe, el seismo se ha conocido en el tiempo como el terremoto de Lisboa.
Su epicentro se encontraba en el ocáno Atlántico a la altura del cabo de San Vicente.

El terremoto de Lisboa del 1 de noviembre de 1755 se conoció en Madrid a través de relaciones, relatos monográficos procedentes de Lisboa o del sur de la Península donde se sufrieron sus efectos. Estas narraciones fueron casi el soporte informativo único cuando se trató del pueblo. (Rosa Martínez Cal)

Convento do Carrmo Lisboa_Modelo02

Maqueta del Convento do Carmo, Lisboa, derribado por el terremoto.

 

Convento do Carrmo Lisboa_Modelo

Convento do Carmo (Lisboa), maqueta.

El Terremoto en España

En España, el rey Fernando VI, ante la magnitud del fenómeno, que le sorprendió en El Escorial, solicitó al gobernador del Supremo Consejo de Castilla un informe sobre el terremoto. Para realizar la encuesta se elaboró un cuestionario de ocho preguntas dirigido a las personas de “mayor razón” de las capitales y pueblos de cierta importancia, para que contestaran lo más rápido posible y con sus respuestas tener una idea más acertada de la incidencia del terremoto en el reino.

La Encuesta Real

Diego de Rojas y Contreras, Gobernador del Real y Supremo Consejo de Castilla, Obispo de Calahorra y después de Cartagena, fue el encargado de hacer circular en carta la consulta a todas las villas del reino para que informasen de las consecuencias del terremoto en las villas y lugares de su jurisdicción. Se recibieron respuestas de 1273 localidades, muchas con carencias importantes de información, exageraciones o imprecisiones. Las respuestas fueron ofrecidas por alcaldes, corregidores, intendentes y curas párrocos. (Más información Wikipedia)

Las preguntas fueron las siguientes:

1.¿Se sintió el terremoto?
2.¿A qué hora?
3.¿Cuánto tiempo duró?
4.¿Qué movimientos se observaron en los suelos, paredes, edificios, fuentes y ríos?
5.¿Qué ruinas o perjuicios se han ocasionado en las fábricas?
6.¿Han resultado muertas o heridas personas o animales?
7.¿Ocurrió otra cosa notable?
8.Antes de él, ¿hubo señales que lo anunciasen?

En Madrid, para los ilustrados existían tres publicaciones periódicas (ninguna diaria) la Gaceta de Madrid, el Mercurio Histórico y Político, y los Discursos Mercuriales Políticos y Económicos. De los tres impresos periódicos sólo el último no estaba protegido por la monarquía. (Rosa Martínez Cal)

EscorialGrabado del «Geographia Blaviana» de Joan Blaeu, Amsterdam, 1672.jpg

Monasterio de San Lorenzo de El Ecorial (Madrid).

Madrid y el terremoto

El suceso se conoció inmediatamente en Madrid. Las noticias llegaban a través de la prensa de la época, de unos pocos periódicos dirigidos a una selecta clase social que narraban lo sucedido en la capital portuguesa, a pesar de que en España el temblor también afecto de manera considerable a algunas poblaciones del sur, oeste y centro peninsular. También Madrid notó su alcance.

El 4 de noviembre de 1755 La Gaceta, semanario de Madrid, de ocho páginas y vocación generalista, se refirió a un temblor de tierra en San Lorenzo de El Escorial que llevó a los reyes a trasladarse al palacio del Buen Retiro, a pesar de que a ese misma hora el terremoto también se había sentido en Madrid capital -según se dijo- por un espacio de ocho minutos, sin que el hecho transcendiera aparentemente más allá de lo transcrito por los  periódicos.

La Gaceta de Madrid apenas dió la noticia del desastre. Sólo el Mercurio tomó en serio el tema e incluyó una nueva sección titulada “Noticias de Portugal”.

BOLHAO_1920

Croquis terremoto 1755 ( Copyleft: Wikipedia/ Commons)

Aparte de estas breves menciones, curiosamente no
hay datos de las posibles consecuencias del temblor en Madrid.

Probablemente los resultados del teremoto  fueran anecdóticos, pero llama la atención que no se publicasen  unas mínimas notas en la prensa hablando del tema más allá del regreso de los reyes a la Villa y Corte. Especialmente habiendo constancia de que en  Madrid también tembló el suelo.
No obstante, en España los daños fueron importantes y trás la muerte de Fernando VI, su sucesor Carlos III todavía presupuestaba obras para reconstruir elementos urbanos destruidos en el terremoto, en Cádiz, por ejemplo.

Mercurio historico 1755

Mercurio histórico y político, en su edición de noviembre de 1755. (Hemeroteca Digital BNE)

Cádiz, un caso recogido por la prensa

Hablando de Cádiz, en su edición de Noviembre 1755, el periódico Mercurio histórico y político, fundado en 1738 por el escritor y polemista Salvador José Mañer publicaba la siguiente narración:
El día de todos los santos amaneció claro, y despejado el horizonte, con viento suave al este, pacífico el mar, sin indicios de los sucesos que lo siguieron con gran admiración de los habitantes de esta plaza.
A las nueve y tres cuartos de la mañana se experimentó un temblor de tierra tan violento que, por el continuo movimiento que causaba, parecían venirse a tierra todos los edificios y casas de la ciudad, cuyas habitaciones dejaron sus vecinos, saliéndose cada uno fuera de ellas para libertarse de la ruina que todo amenazaba, viéndose por las calles y plazas públicas muchos huidos medio vestidos y a medio afeitar, y otros, según el estado en que los cogió aquella triste hora, sin reserva de mujeres de todas clases y edades. En los templos hubo la mayor confusión y tropelía para salir de ellos, lo que igualmente ejecutaron (sin haber consagrado) muchos sacerdotes que estaban celebrando. El terremoto duró, según observaron muchos, de seis a siete minutos, habiéndose percibido en este tiempo el movimiento de pavimentos, el crujido de las maderas que los aseguraban, tocarse por sí las campanillas de las casas y las vibraciones que se veían en los faroles, arañas y otros adornos de ellas; de modo que a no ser tan sólidas las fábricas de esta ciudad, se hubiera arruinado mucha parte de ellas pues se vieron abiertas y hendidas muchas murallas de las casas antiguas de sus vecinos”.

Mercurio historico 1755-Terremoto Cadiz.jpg

Mercurio histórico y político, en su edición de noviembre de 1755. (Hemeroteca Digital BNE)

En Cádiz el maremoto, lo que ahora llamamos tsunami,  alcanzó los 12 metros de altura, frente a los 5 metros que alcanzó en Lisboa. En Madeira, por ejemplo, el mar subió 4 metros, en Oporto 1 metro y en Ceuta, Cornualles y Gibraltar el mar subió 2 metros.
A pesar de ello, las altísimas murallas que rodean a la ciudad, aunque sufieron graves daños, protegieron a gran parte de la población. De máxima importancia fue la orden dada por el gobernador de cerrar las Puertas de Tierra, para evitar que entrara la ola, evitando así las muertes y destrucción. Con todo, no se pudo evitar que las altas olas rompieran las murallas portuarias y que el mar invadiera el Barrio de la Viña tres veces, falleciendo quince personas ahogadas. No tuvieron la misma suerte los asentamientos al exterior de las Puertas de Tierra de la ciudad de Cádiz, los pueblos de la Bahía de Cádiz y el resto de la costa atlántica gaditana que quedaron todos destruidos en su mayoría. Así, Conil de la Frontera se vio afectado con la destrucción parcial de la Torre de Castilnovo, y en Chiclana, Sanlúcar de Barrameda,12 Rota, El Puerto de Santa María y Jerez de la Frontera hubo cuantiosas víctimas y desperfectos. (Ver más en Wikipedia)

Referencias.-

La Información en Madrid del terremoto de Lisboa de 1755
Cal Matínez, Rosa
Ed. Universidad de Salamanca, 2009

Los efectos en España del terremoto de Lisboa
Martínez Solares, J. M.
Documentación relacionada con el terremoto custodiada en el Archivo Histórico Nacional (Ministerio de Fomento, Madrid, 2001). PDF

Terremoto de Lisboa de 1755 (Wikipedia)

El día que tembló el mar frente al Cabo de San Vicente (El Mundo, 17/ 12/ 2009)

Sunami de Lisboa España (El Mundo, 19/ 03/ 2011)

Lisboa antes do Terramoto de 1 de Novembro de 1755  (Blog Sétima Colina)

Read Full Post »

antiguo-mercado-de-prosperidad

Antiguo mercado al aire libre en la Prosperidad en la primera mitad del siglo XX.   (Foto: La Prosperidad, 1862-2012. Ed. Temporae, 2012)

Mercado de abastos de la Prosperidad

El mercado de abastos de la Prosperidad se inauguró en enero de 1954 a partir de un proyecto de 1952 del el arquitecto Manuel de la Peña Suárez (Madrid,1922) con la participación del aparejador Mariano Trías y del constructor de obras Gregorio Lapuente Máñez.
El edificio, según las crónicas de la época era bello y moderno y constaba de dos plantas de líneas esbeltas y gran diafanidad. El nuevo mercado tenía capacidad suficiente para satisfacer las necesidades presentes y futuras del populoso barrio de la Prosperidad que para entonces crecía sin cesar.

Contaba con cámaras frigoríficas en veintitrés departamentos individuales, 34 almacenes, 52 puestos interiores, 177 bancas, 19 tiendas en el exterior y servicios higiénicos para uso de los vendedores y empleados del recinto.

Mercado de la Prosperidad 1952 Fachadas

Alzados da las fachadas oeste, principal a la calle de Vinaroz, y sur a la calle de López de Hoyos. Proyecto de 1952 del el arquitecto Manuel de la Peña Suárez. (Archivo de la Villa de Madrid)

La carpintería metálica o metalistería (así se decía entonces), que constaba de barras, ganchos, columnas, soportes y demás accesorios imprescindibles en la instalación de las tiendas, las realizó la Casa madrileña de Francisco Martín cuyos talleres se encontraban en la calle de Jerónimo Llorente nº 18, y que también había realizado análogos trabajos para los mercados de Argüelles y de Andrés Mellado.

Los cierres metálicos y las persianas de hierro de las tiendas, tanto interiores como exteriores, así como los de los accesos del propio mercado, fueron ejecutados por la Casa Ramos, instalada en la calle de Luis Misón nº 20, que también participó en la construcción de los antes citados mercados.

Las obras de carpintería en puestos, tiendas, ventanas, bancas y barandillas fue tarea de los talleres de Jesús Sánchez C. situados en la calle de Monederos nº 7.
El solado lo acometió la empresa SUMMA, con oficinas en la calle de Alberto Aguilera nº 28.
Las instalaciones de fontanería, saneamiento y servicios de agua corriente en puestos y tiendas las realizó la Casa Urbano Rubio, con sede en la calle de Raimundo Lulio, 14.

Mercado Prosperidad 1970BN

Mercado de la Prosperidad en los años 70 del siglo XX. (Foto: Susana Martínez)

Las reformas del mercado

A lo largo de su historia el mercado de la Prosperidad ha experimentado algunas reformas y mejoras que han intentado modernizar sus instalaciones con el propósito de hacer más cómodo el trabajo de los vendedores y de atraer a los clientes. La idea de modernizar y mejorar la calidad del mercado para impulsar su actividad comercial y mantener el empleo a través del llamado comercio de proximidad han sido objetivos recurrentes del Ayuntamiento de Madrid.

Mercado de la Prosperidad_puesto

Puesto de encurtidos, salazones, legumbres, conservas y frutos secos en el mercado de la Prosperidad antes de la crisis que ha obligado a su completa reestructuración .

 

Mercado Prosperidad interior

Interior del mercado de la Prosperidad antes de la remodelación de 2015.

La última reforma en las postrimerías del siglo XX incluyó aire acondicionado, puertas automáticas y plasmas de televisión repartidos por los corredores. A pesar de los esfuerzos, el mercado de la Prosperidad no fue ajeno a la crisis general de este tipo de establecimientos y en 2009 la corporación municipal redactó un documento urbanístico que daba vía libre a la demolición del inmueble y su sustitución por uno nuevo.

Mercado Prosperidad SEP2015_03 SMALL

Mercado de la Prosperidad durante las obras de reforma en septiembre de 2015. (Foto: Enrique F. Rojo, 2015)

Un mercado del siglo XXI

El mercado de Prosperidad se levanta sobre una parcela de propiedad municipal que ocupa una superficie de 1.824 m2. Cuenta con dos plantas y una superficie edificable de 3.700 m2. Tenía 70 puestos, de los que más de dos tercios estaban vacantes. En nuevo Plan General de 2009 permitía una edificabilidad total 5.924 m2, casi el doble de la original, aumentando la altura en los frentes de la calle de López de Hoyos y la plaza de la Prosperidad hasta 21 metros . En los frentes de las calles de Mantuano y Vinaroz se limita la altura a 16 metros.

Mercado Prosperidad SEP2015_04 SMALL

Mercado de la Prosperidad durante las obras de reforma en septiembre de 2015. (Foto: Enrique F. Rojo, 2015)

Mercado Prosperidad SEP2015_05 SMALL

Mercado de la Prosperidad durante las obras de reforma en septiembre de 2015. (Foto: Enrique F. Rojo, 2015)

La actual reforma, que supone el desbloqueo de parte del proyecto de 2009 y su adecuación a las necesidades y demandas del siglo XXI, está encaminada a crear un mercado energéticamente eficiente, con sistemas de recuperación de energía y aprovechamiento de las energías renovables, dotando al nuevo local de sótanos con plazas de aparcamiento para uso de los clientes del mercado y zonas de carga y descarga.

Mercado Prosperidad SEP2015_01 SMALL

Mercado de la Prosperidad durante las obras de reforma en septiembre de 2015. La reforma incluye el vaciado interior y su reestructuración completa (Foto: Enrique F. Rojo, 2015)

El proyecto de reforma pretende recuperar el protagonismo de la calle de López de Hoyos como vía comercial, perdido en los últimos lustros en favor de las calles adyacentes, en gran medida por la dispersión en la zona de los comerciantes del mercado que se reestablecieron huyendo de aquel espacio sin clientes cada vez más desolado.
El plan para el mercado da acceso a actividades terciarias complementarias a los comercios tradicionales, en un modelo similar al realizado en otros mercados de la red municipal, incluyendo una mediana superficie. En definitiva, se trata de intentar recuperar el valor de los mercados de barrio como modelo de abastecimiento tradicional, conjugando su actividad con la de los modelos de supermercados de barrio en una visión más adecuada a las demandas del siglo XXI.

Mercado Prosperidad SEP2015_02 SMALL

Mercado de la Prosperidad durante las obras de reforma en septiembre de 2015. (Foto: Enrique F. Rojo, 2015)

Mercado de la Prosperidad después de la reforma de 2015

Nuevo aspecto del interior del mercado de la Prosperidad después de la reforma de 2015. (Foto: Enrique F. Rojo, 2015)

IMG_20151231_115516

Aspecto del interior del mercado de la Prosperidad después de la reforma de 2015, a la espera de la completa ocupación de los puestos de la planta baja. (Foto: Enrique F. Rojo, 2015)

Referencias.-

Mercados de Madrid, cuestión de supervivencia (Blog Urban Idade)

El nuevo mercado de la Prosperidad (ABC, 1954)

Un nuevo mercado para Prosperidad (El País, 31/julio/2009)

La arquitectura sin artificios: visiones cruzadas en la modernidad”. Arquitecto Manuel de la Peña Suárez.
Jose Luis Padrón Rivas. Tesis doctoral (PDF)

Rojo Escobar, Enrique F.
La Prosperidad, 1862-2012 (Primeras páginas del libro, en PDF)
Ediciones Temporae
Madrid. 2012

Read Full Post »

Pintor Moreno Carbonero 30_2014_Google Maps

Edificio derribado, calle Pintor Moreno Carbonero, 30. (© Google Maps, 2014)

Parece que el verano es una buena época para derribar edificios en Madrid. Esta afirmación  se repite cada año por estas fechas.  La acción demoledora prefiere que haya pocos testigos y por eso prefiere el verano para actuar.
En esta ocasión la piqueta se ha encargado de derribar un grupo de construcciones populares de los barrios de La Guindalera y de la Prosperidad.

Aunque no eran  importantes arquitectónicamente y por ello no poseían protección alguna, si tenían el valor de ser ejemplos representativos del pasado de ambos barrios y de las tipologías propias de una época. Algo especialmente notable si pensamos en la desaparición acelerada de los elementos arquitectónicos que sufre el antiguo tejido urbano de las primitivas periferias.

Pintor Moreno Carbonero, 30

Edificio derribado, calle Pintor Moreno Carbonero, 30. (Foto: Enrique F. Rojo; 2008)

Edificio en La Guindalera

El edificio de La Guindalera tenía dos alturas con planta baja y contaba con un jardín delantero y patio posterior. Su construcción, sobre un solar de 465 con una superficie de 523 m² se puede circunscribir a las primeras décadas del pasado siglo XX. Era una construcción calificada para uso industrial, aunque su tipología cercana al estilo regionalista sugiere más que fuera una vivienda unifamiliar modificada en su uso a posteriori. Junto a esta casa, con el número 32, se encontraba otra, de finales del siglo XIX y derribada en 2006, representativa de las humildes construcciones terreras autoconstruidas que conformaron el barrio en sus orígenes.

IMG_20150902_190301

Solar en la calle Pintor Moreno Carbonero, 30. (Foto: Enrique F. Rojo, 2015

IMG_20150902_190246

Solar en la calle Pintor Moreno Carbonero, 30. (Foto: Enrique F. Rojo, 2015)

Hotelito en la Prosperidad

La casa de la Prosperidad era uno de los escasos ejemplos que van quedando en el barrio de “hotelitos” anteriores a los años 50 del siglo XX, originariamente aislados de las diferentes colonias que constituyeron la Ciudad Jardín. Se encontraba en Mantuano nº 20 y se derribó durante el mes de agosto. Construido en 1924, contaba con dos plantas de 121   y 120  respectivamente, construidas en un solar de 208   que permitía la existencia de un pequeño patio anterior y otro posterior de mayor tamaño.

Como ya he comentado en otras ocasiones, la renovación del parque residencial de los barrios de las antiguas periferias madrileñas es imparable y está modificando de manera irreversible sus características fisonomías. Apenas quedan ejemplos que nos recuerden su pasado y nos acerquen a sus orígenes.

Calle Mantuano 20_2011

“Hotelito” de la calle Mantuano, 20 derribado en 2015. (Foto: Enrique F. Rojo, 2011)

IMG_20150902_192512

“Solar de la calle Mantuano, 20 en 2015. (Foto: Enrique F. Rojo, 2015)

IMG_20150902_192454

“Solar de la calle Mantuano, 20 en 2015. (Foto: Enrique F. Rojo, 2015)

Read Full Post »

Older Posts »