Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘educación’ Category

informe-equidad-2016-portada

Informe nº 13 de equidad infantil en el mundo desarrollado

La edición número 13 del Report Card de UNICEF se centra en el efecto de las desigualdades en el bienestar de los niños. Es la segunda vez en seis años que la agencia de la ONU aborda este mismo asunto, pero el contexto del análisis –con una grave crisis de por medio– justifica la pertinencia de este enfoque.

Se han analizado 41 países de acuerdo a cuatro variables esenciales: ingresos, educación, salud y satisfacción vital subjetiva. El informe incorpora datos actualizados procedentes de instituciones internacionales como la OCDE (informe PISA y encuestas nacionales de condiciones de vida), así como los resultados de las ambiciosas encuestas realizadas por la Organización Mundial de la Salud.

Para medir la metodológicamente la desigualdad Report Card contesta la pregunta ¿a qué distancia están los niños en peor situación con respecto al nivel medio? 
Es decir, se mide la brecha existente entre los niños y niñas que se encuentran en el nivel más bajo de la tabla y aquellos en los valores medios, cuantificados por la mediana, en los términos de ingresos, educación, salud y satisfacción en la vida.
El informe también estudia hasta qué punto las instituciones permiten que los niños se queden atrás en estos aspectos.

 

Equidad_para_los_ninos_RC13

Los niños pobres del mundo desarrollado

La brecha entre los ricos y los pobres se encuentra en su nivel más alto desde hace 30 años en la mayoría de los países de la OCDE.
Además, en todos estos países el riesgo de caer en la pobreza, que era mayor para los ancianos hasta la década de 1980, amenaza ahora principalmente a los jóvenes y a la infancia.

En la desigualdad social entre los niños, las circunstancias sociales y económicas a las que se tienen que enfrentar son ajenas a su control y los obstáculos socioeconómicos en las primeras etapas de la vida aumentan el riesgo de obtener menos ingresos, padecer más problemas de salud y carecer de las aptitudes y habilidades suficientes en la edad adulta. Además, si esta situación no se corrige puede perpetuar las desventajas y reproducir la situación durante generaciones.

En las tablas clasificatorias que incluye el Report Card de UNICEF se ordenan los países considerando hasta qué punto se deja que los niños que están en la parte baja de la distribución se queden descolgados con respecto a sus pares, en cuanto a ingresos, educación, salud y satisfacción en la vida.

También se ha elaborado una tabla clasificatoria general de la desigualdad respecto al bienestar infantil en la que se resumen los resultados en esas cuatro dimensiones.

Las mediciones de la desigualdad de las tablas clasificatorias se contextualizan mediante el uso de indicadores que recogen la cantidad de niños en cada país con ingresos reducidos, un rendimiento educativo insuficiente, mala salud o niveles de satisfacción vital bajos. De esta manera se obtiene una panorámica más amplia del grado de respeto de los derechos del niño en los países ricos.

 

Tabla informe 13 UNICEF

Desigualdad infantil en España

En mayo de 2012 UNICEF Comité español publicó su segundo informe bienal sobre la situación de la infancia en España bajo el título “El impacto de la crisis en los niños”. En él se analizaban los diferentes aspectos que estaban incidiendo negativamente en el bienestar de los niños como resultado de la crisis, reflejados tanto en el incremento de la pobreza infantil, en la reducción de los recursos destinados a servicios básicos para ellos, como en los indeseables escenarios domésticos en los que se encontraban o se podrían encontrar muchas familias con hijos.
Desde entonces, la gran mayoría de indicadores sociales respecto a la situación de la infancia no han hecho sino empeorar.

Al incremento del riesgo de pobreza se ha unido el continuado aumento del desempleo en los hogares con niños y los cada vez peores datos de privación material en los hogares, poniendo a prueba la capacidad de las familias para garantizar el bienestar de los niños.

La desigualdad infantil en España en función de los ingresos de las familias nos sitúa a la cola de los países desarrollados

Según el informe elaborado por UNICEF  Equidad para los niños. El caso de España, somos el sexto país con más desigualdad infantil en materia económica de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), y el cuarto de la Unión Europea (UE), tan solo por delante de Rumanía, Bulgaria y Grecia.

Más de un tercio de los niños españoles vive en riesgo de pobreza o exclusión social pero, pese a ello, España es el país de la UE que menos porcentaje del PIB dedica a las prestaciones monetarias para familias e infancia: un 0,5%, menos de un tercio de la media europea.

Argumentos UNICEF_Cuadro 2

Los casos de riesgo de malnutrición infantil o de escasa calidad de la alimentación de los niños en los hogares pobres muchas veces son difíciles de cuantificar, pero si  son detectados por las organizaciones de intervención social y en algunos casos asumidos por las administraciones públicas e instituciones.

España es también uno de los países con menos gasto en protección social a los niños y sus familias: un 1,4% del PIB, frente al 2,3% de la media comunitaria, el 3,7% de Dinamarca, el 3% de Irlanda o el 2,5% de Francia.

Las políticas de austeridad presupuestaria han reducido, en términos generales, los recursos económicos en los ámbitos de las políticas educativas y sociales que afectan especialmente a la infancia

Aunque los datos nos sitúan en la media de países de la OCDE en cuanto a desigualdad infantil en salud y educación, en términos de satisfacción vital la desigualdad ha crecido en los últimos años, afectando especialmente a las niñas y el colectivo infantil de inmigrantes. (Report Card 13 de Innocenti: Equidad para los niños. Una tabla clasificatoria de la desigualdad respecto al bienestar infantil en los países ricos. UNICEF, 2014)

La infancia en España 2014

Pacto de Estado

Por este motivo, UNICEF plantea desde el informe La infancia en España la necesidad de repensar el valor social de la infancia y en el eje de estos cambios necesarios en las políticas está la tarea urgente e importante de replantearse quién y en qué medida asume los costes de la infancia, y si somos capaces de ver ese coste como una inversión, no sólo de las familias -que ya lo hacen- sino de las administraciones públicas y de toda la sociedad.  Redefinir cuál es el papel de los actores privados y públicos en el cuidado y desarrollo de los niños y cuál es el valor social que como país atribuimos a la infancia, es un tema de enorme calado, que debe pasar por la aplicación de políticas estables y duraderas más allá de las alternancias políticas. (La infancia en España, 2014. El valor social de los niños: hacia un Pacto de Estado por la Infancia. UNICEF Comité Español, 2014)

UNICEF reclama la urgencia de alcanzar un Pacto de Estado por la Infancia que tenga en cuenta las siguientes propuestas recogidas en el informe:

  • Prestación por hijo de 1.200 euros anuales, empezando por los hogares con menos ingresos.
  • Becas escolares, apoyo educativo y educación de 0 a 3 años accesible para todos y gratuita para los hogares con menos recursos.
  • Garantizar el acceso universal a la salud y los medicamentos.
  • Tomar en serio el bienestar infantil subjetivo: realizar un barómetro de infancia.
  • Mejorar los indicadores y el seguimiento público de la desigualdad, en especial la de la infancia.

Referencias.-

España es el cuarto país de la UE con más desigualdad infantil (UNICEF España)

Equidad para los niños: el caso de España
(Informe UNICEF, 2014)  PDF

Los niños del mundo desarrollado. Equidad para los niños. Una tabla clasificatoria de la desigualdad respecto al bienestar infantil en los países ricos.
Report Card n.º 13 de Innocenti. UNICEF, 2014)  PDF

LA INFANCIA EN ESPAÑA 2014.  El valor social de los niños: hacia un Pacto deEstado por la Infancia.
UNICEF,Comité español, 2014)  PDF

Read Full Post »

Antiguas Escuelas Aguirre

 Antiguas Escuelas Aguirre. (Foto: Enrique F. Rojo, 2016)

Escuelas Aguirre de Madrid

Se trata de una institución docente fundada por legado de Lucas Aguirre y Juárez, comerciante e industrial conquense, que influido por el krausismo intentó impulsar el progreso de la sociedad de su época por medio de la educación. Aguirre dejó en su testamento  casi toda su fortuna para que se construyeran tres escuelas para la “instrucción de los pobres de ambos sexos”. La primera, estando en vida, en Siones de Mena (Burgos) donde había nacido su padre; otra en Cuenca, su ciudad de origen; y en Madrid, donde decidió vivir la última etapa de su vida.

Las Escuelas Aguirre se construyen  en unos terrenos cedidos por el Ayuntamiento de Madrid en la calle de Alcalá, a partir de un proyecto firmado por el arquitecto Emilio Rodríguez Ayuso, cuyo importe ascendió a 400.000 pesetas.

 

Lucas Aguirre_IEA22051876_Marco

Su construcción se inició en 1881 con la colocación de la primera piedra por el albacea de Lucas Aguirre (†20.03.1873), Manuel María José de Galdo -político y profesor que llegó a ser alcalde de Madrid en 1870-, si bien, el proyecto definitivo corresponde a 1884.

Rodríguez Ayuso, de acuerdo a las directrices krausistas marcadas por el filántropo Aguirre, erigió las escuelas en un edificio de dos plantas capaz de albergar espacios educativos innovadores en la arquitectura escolar de la época  como gimnasio, biblioteca, museo escolar, patio de recreo interior, sala de música, y un observatorio meteorológico situado en la torre. Su estilo es netamente neomudéjar, ya que utiliza el ladrillo como elemento estructural y compositivo. (1)

Escuelas Aguirre_Vernacci01

Antiguas Escuelas Aguirre recién finalizadas, 1884. (Foto: Fondo Vernacci/ARC)

El edificio ocupaba una superficie de 1.200 m² en forma rectangular, con la fachada principal orientada al este, la posterior al oeste, ambas de 45 metros de longitud, midiendo las fachadas laterales 28 metros.

Las salas de la planta baja se dedicaron a las clases de enseñanza elemental de niños y niñas, con la correspondiente separación en crujías distintas,  contándose entre las dependencias complementarias con un ancho patio central, grandes salones de recreo cubiertos y gimnasio. La zona principal a la que da acceso el vestíbulo de entrada y a la escalera que conduce a la planta superior y a la torre, albergaba las habitaciones de los profesores, la biblioteca, el museo pedagógico y otras dependencias.

La torre cuadrada central de 37 metros de altura poseía en sus dos primeros cuerpos un reloj y un barómetro aneroide; y en el superior algunos aparatos específicos de observación meteorológica. Sobre la portada principal destacaba un medallón de mármol con la efigie bajo relieve del fundador de las Escuelas.

Escuelas Aguirre_Vernacci00

Antiguas Escuelas Aguirre, 1900. (Foto: Fondo Vernacci/ARC)

 

ee_aGUIRRE_lUISbELLIDPO_pLANTA BAJA_1929

Escuelas Aguirre, planta en la reforma de Luis Bellido, 1929.

Inauguración de las Escuelas

Antes de su apertura oficial, el 18 de octubre de 1886, el nuevo edificio ya acabado de construir dos años antes, situado frente a la entrada del antiguo paseo de carruajes de El Retiro, sirvió de sede de la Exposición Literaria y Artística solemnemente inaugurada con presencia del rey Alfonso XII el 30 de noviembre de 1884.

A la inauguración de las Escuelas de la Fundación de Aguirre asistieron Carlos Navarro y Rodrigo, ministro de Fomento, el Obispo de la diócesis, el alcalde interino de la capital Romero Paz, el Vicepresidente de las Diputación, el Presidente de la Sociedad de Escritores y Artistas, Junta de Instrucción pública, testamentarios del fundador, así como una amplia representación de lo más distinguido de la sociedad madrileña, diversas comisiones del Municipio y miembros de la prensa periódica.

 

Escuelas Aguirre_Inauguracion_IEyA 8111886_Grabado Comba

Inauguración de las Escuelas Aguirre el 18 de octubre de 1886. (Grabado: IEy A/ Comba)

El acto se inició con la interpretación de una sinfonía ejecutada por la orquesta dirigida por Tomás Bretón, tras la cual tomó el uso de la palabra el ministro de Fomento para enaltecer la memoria de Lucas Aguirre. A continuación se dio lectura a las clausulas testamentarias en las que Aguirre expresaba su deseo de crear en Madrid una escuela de instrucción primaria. Acto seguido intervino Manuel María José de Galdo, en calidad de testamentario del fundador. Entre las palabras del discurso de Galdo la prensa destacó las siguientes: “…a mi cargo ha corrido -la tarea- de elegir el sitio para levantar este edificio, teniendo yo especial interés en que fuese éste,porque así los extranjeros que nos visitan y desean conocer nuestras costumbres , dirán al regresar a su país que rendimos culto a una fiesta salvaje, pero que también tenemos patriotas que gastan su dinero en levantar edificios destinados a escuelas. La torre del edificio, destinada a Observatorio Meteorológico, será un centinela que diga al extranjero: Sales de un espectáculo brutal -seguramente haciendo alusión a la antigua plaza de toros de la carretera de Aragón, pues  la de la Puerta de Alcalá, más cercana, derribada en 1874-, pero aquí hay un templo de enseñanza“. (2)

Escuelas Aguirre 1886_Marco

Escuelas Aguirre, aula niños, 1886. (Foto: Memoria de Madrid/Museo de Historia)

Escuelas Aguirre 1900_Memoria de Madrid_Museo de Historia_Marco

Escuelas Aguirre, aula niñas, 1886. (Foto: Memoria de Madrid/Museo de Historia)

Reformas y cambio de uso

En 1911, las Escuelas pasaron a depender directamente del Ayuntamiento. En 1929 es Escuela Graduada con un total de 16 grados para niñas, niños y párvulos.

A lo largo de su historia el edificio ha experimentado diversas reformas dirigidas por arquitectos como Luis Bellido, Antonio Flórez o Bernardo Giner de los Ríos, como la ampliación por los dos últimos del sótano para cocinas y comedores en 1931. Hacia 1971 cierra como centro escolar ocupándose por oficinas municipales de la Sección de Estadística del Ayuntamiento de Madrid. Entre 1998 y 1999 se somete a una nueva reforma, para Escuela Municipal de Formación, alterando la concepción del edificio. Se construyen dos entreplantas para aulas, en el interior de cada patio cubierto, se reordenan accesos y se eliminan barreras arquitectónicas, construyéndose dos nuevas escaleras y ascensores. La última reforma  se realizó en su interior para albergar la sede de la Casa Árabe, inaugurada en 2008. (3)

Referencias.-

(1) Arquitectura de Madrid. Vol. II Ensanches. Fundación COAM, 2003. Pág. 50
(2) Ilustración Española y Americana, 1886 (Hemeroteca digital BNE)
(3) Arquitectura de Madrid. Vol. II Ensanches. Fundación COAM, 2003. Pág. 50

Read Full Post »

Marco Corera_09052014-blog

(Foto: Enrique F. Rojo, 2014)

Como es habitual por estas fechas, es normal que haga alguna mención a la bicicleta y a su uso en la ciudad, el uso urbano de la bici. Al margen de su aspecto deportivo, mi interés se centra en su potencial como vehículo para desplazarse por la ciudad. Función que es importante reivindicar y que, bien por moda, “esnobismo”, necesidad o convicción, cada día parece estar más interiorizada en la vida cotidiana de los madrileños. Circunstancia que se dispara con el tiempo estable, el calor,  los días soleados y la cercanía del verano.

Para mí la bicicleta es un vehículo útil y necesario para desplazarme por la ciudad. En los últimos cinco años  el panorama ha cambiado como de la noche al día. Afortunadamente, pués ganamos todos. El problema es que cambios tan rápidos no son mentalmente asumibles con lo previsto, ni aún con lo observado. Así, los conductores no estamos preparados para asimilar nuevos patrones de conducta, como que hay que compartir la calzada con tanta bicicleta, aunque las veamos a diario pero nos resulten invasivas. Las vemos sin darle mucha importancia y lo consideramos como algo anecdótico y puntual.  Y un día,  sin darnos cuenta, vemos que hay muchísimas bicicletas atravesando las calles de Madrid. Y no estamos preparados para reaccionar ante las acciones desconocidas e imprevistas de las bicicletas y, al mismo tiempo, los ciclistas neófitos -que son la mayoría, ante tal “boom”- tampoco están a la altura de las circunstancias en una ciudad como Madrid, especialmente complicada para desplazarse en bicicleta, con conductores poco habituados a las características de la bici y sin saber cómo reaccionar ante las situaciones de conflicto que se pueden producir.  Ademas, es fácil descubrir que hay  poco respeto o comprensión por ambas partes. Poca “cultura de bici urbana“, lo que es normal, pues el fenómeno es nuevo.

Si partimos de la idea de que el ciclista es probable que también sea automovilista, el problema se convierte en una cuestión de ambivalencias. Y el comportamiento puede ser de una especie de esquizofrenia funcional no patológica, de modo que nadie acusará el conflicto social real que se genera entre ciclistas y automovilistas, especialmente sabiendo que  los términos se invierten de manera constante entre  ciclistas y automovilistas. La diferencia viene definida por el vehículo y el talante mostrado en cada situación. Por otro lado están aquellos que no toleran las bicicletas porque son molestas en el tráfico y además son incapaces de empatizar, por su distancia con la idea de su uso normalizado
En fin, el tema es complejo y debería ser objeto de algún debate político de mayor calado, más allá de los meramente normativos que ahora mismo genera.

“Aparcabicis” urbanos

Todo este largo preámbulo para introducir una brevísima nota acerca del escaso valor que algunos ciudadanos dan a la bici. Parece que todos estamos mentalizados y asumimos las ordenanzas municipales de tráfico y, en caso de sanción asumimos el pago. Cuando un coche aparca encima de la acera, pisa un vado, se planta en doble fila o invade una plaza de residentes o de minusválidos todos entendemos que se sancione.

Aparcabicis

Aparcabicis urbanos, modelos habituales en todas las Comunidades de España, en este caso en Murcia. (Foto: La Informacion.com)

Pero, ¿Qué pasa cuando las escasísimas plazas exclusivas para las bicicletas son invadidas por otros vehículos? Parece que nada. Los madrileños hemos visto como el Ayuntamiento, tímidamente, ha ido instalando en el último lustro elementos útiles para aparcar y asegurar las bicis y evitar que  las roben. También como los “aparcabicis” desaparecen por robo y no se reponen.

En la foto-denuncia que encabeza la entrada y que es objeto de este artículo del blog, se ve claramente que los propietarios de las motos “ignoran” las normas municipales, o las desconocen.

Según el artículo 62 de la Ordenanza de Movilidad para la ciudad de Madrid, en Acuerdo del Pleno, de 30 de noviembre de 2010, publicado en el BOCM 16 de diciembre de 2010, “los vehículos de dos ruedas, ya sean motocicletas, ciclomotores o bicicletas, estacionarán en los espacios específicamente reservados al efecto. En el supuesto de que no los hubiera, siempre que esté permitido el estacionamiento, podrán estacionar en la calzada junto a la acera en forma oblicua a la misma y ocupando una anchura máxima de 2 metros, de forma que no se impida el acceso a otros vehículos o el paso desde la acera a la calzada“.

La Ordenanza añade la prohibición del estacionamiento de motocicletas y ciclomotores en lugares  destinados a bicicletas y viceversa.

Parece que por ley las bicicletas gozan de una regulación clara, compartida con las motos y que especifica el espacio destinado a cada vehículo.  En la foto-denuncia que encabeza la entrada y que es objeto de este artículo del blog, se ve claramente que los propietarios de las motos “ignoran” las normas municipales, o las desconocen. Lo que no les exime de su cumplimiento. En cualquier caso, el desprecio hacia los usuarios de las bicis es flagrante y, tal vez, debería ponerse más atención en estos asuntos, en lugar de plantear hasta el aburrimiento debates  improductivos como por ejemplo el de, por seguridad, “casco si- casco no”.

Read Full Post »

hotel-rubin_casa-arturo-soria_1908_small

“Hotel Rubín”, residencia de la familia Soria, en 1908.

En 1908 Arturo Soria y Mata, creador de la Ciudad Lineal, mandó construir “Villa Rubín”, su residencia familiar. Este singular y desconocido edificio, que  ha sobrevivido al paso del tiempo, nos recuerda con su presencia el importante legado que el polifacético y emprendedor Soria dejó a la historia del urbanismo madrileño.

Arturo Soria, el urbanista

Don Arturo Soria y MataArturo Soria y Mata nació en Madrid en 1844 en el seno de una familia modesta  y desde su juventud manifestó gran afición por las ciencias y la ingeniería. Fue telegrafista y se formó como geómetra, desarrollando su faceta de inventor en esta disciplina con aportaciones como el “teodolito impresor automático” o el “avisador de las crecidas de los ríos”.
Fue también escritor, conferenciante y periodista. Sus reflexiones sobre la especulación urbanística, la falta de vivienda y el higienismo le llevaron a idear en 1882 el proyecto de la Ciudad Lineal madrileña. Para llevarlo a la práctica fundó en 1894,  junto con el arquitecto Mariano Belmás y  Estrada, la Compañía Madrileña de Urbanización (C.M.U.), cuyo objeto era la compraventa de terrenos, la construcción de casas de diferentes tipologías, precios y calidades y el desarrollo de una ciudad lineal vertebrada por un tranvía de circunvalación que pusiese en comunicación la nueva ciudad con los pueblos próximos y con la capital.

emilio_keller_1912_nietos

Arturo Soria con sus nietos en el hotel Rubín, probablemente en la parte trasera. La fotografía se tomó en 1912 y es propiedad de Emilio Keller Soria. Se encuentra publicada en el Archivo Fotográfico de la Comunidad de Madrid.

La Ciudad Lineal, el proyecto

La Ciudad Lineal de Arturo Soria llegó a alcanzar cinco kilómetros en terrenos del extrarradio, con casas para todas las clases sociales, como respuesta “antiespeculativa” ante la falta de vivienda. En palabras del propio Soria,  había que evitar la “ambición desenfrenada de los dueños de los solares” que dificultaban construir en los límites de Madrid.
En 1911 vivían en la Ciudad Lineal cerca de 4.000 personas y había  más de 700 casas, con tranvías que facilitaban la movilidad. Muchos vecinos fueron conocidos empresarios  y aristócratas y también personajes célebres de la época como el tenor Miguel Fleta o las actrices y cupletistas “la Chelito” y Raquel Meller.

En 1914 llegó la crisis con la suspensión de pagos de la C.M U. A pesar de la recuperación de la empresa, la filosofía original cambió con los nuevos gestores. Los acontecimientos políticos y sociales que marcaron el siglo XX y el descontrol  urbanístico de los años sesenta y setenta  acabaron  por difuminar lo que restaba del utópico proyecto.  Paradójicamente, el fin de la barriada estuvo marcado por esa misma “ambición desenfrenada” que tanto criticó Soria.

“Villa Rubín”, la casa

“Villa Rubín”, llamada así por Julia Hernández Rubín, esposa de Soria, se encontraba en el nº 9 de la calle principal de la Ciudad Lineal. Construida en una parcela de 4.800 m2, pro un montante de 75.000 ptas, contaba con 15 habitaciones repartidas en tres plantas similares pero independientes a las que se accedía por una escalera interior. Sólo la planta principal tenía entrada por la fachada delantera. Al fallecer Soria en 1920, la familia se mudó y puso la finca en alquiler por 8.000 ptas anuales. En 1925 deciden venderla y un año después Francisco de Borja Patiño, industrial y comerciante la adquiere por 250.000 ptas,  sometiéndola a algunas modificaciones estéticas. Además, le cambia el nombre por el de “Villa Ceres”.

hotel-rubin_arturo-soria_2009_small

“Hotel Rubín” en la actualidad. La vivienda de Arturo Soria y familia se encontraba en la Manzana 90 y constaba de tres viviendas repartidas en tres plantas con similar distribución. El acceso era independiente por escaleras exteriores laterales. Sólo la planta baja tenía acceso por el frente central del edificio. En el presente se encuentra numerada con el 124 de la calle de Arturo Soria y es utilizada como Residencia de Menores “Manzanares”, dependiente de la Comunidad de Madrid. (Foto: Enrique Fidel, 2008)

Acabada la guerra civil, la finca se incautó por el Auxilio Social que la llamó Hogar Villa Ceres y la destinó a las actividades humanitarias propias de la organización, acometiendo nuevas reformas que cambiaron por completo su aspecto original. Acabadas las obras se inauguró con el nombre de Hogar Alto de los Leones con capacidad para 120 niños huérfanos de ocho a doce años.

En 1975 la antigua Villa Rubín” cambió de nombre otra vez por el de Residencia para menores Manzanares a cargo de la Diputación provincial. Hoy día el edificio es residencia para menores extranjeros no acompañados con el nombre de Centro de Adaptación Cultural y Social Manzanares dependiente de la Comunidad de Madrid.

(Publicado en el nº 241 de la revista Plácet en diciembre de 2013)

Referencias.-

Maure Rubio, Miguel Angel
La Ciudad Lineal de Arturo Soria
Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid.
Madrid, 1991 ISBN 84-7740-048-2

Soria y Mata, Arturo
Tratados de urbanismo y sociedad
Clan Libros
Madrid, 2004

López Díaz, Jesús
La vivienda social en Madrid, 1939-1959.
UNED, Espacio, tiempo y forma, 2002.

Archivo Fotográfico de la Comunidad de Madrid.

Enciclopedia Madrid Histórico

Historias Matritenses
Blog con extensa información sobre la Ciudad Lineal

Cruzar el Estrecho a los 15 años (Madrid Diario, 26/11/2010)

Revista Plácet

Read Full Post »

Mateo Inurria Escuela gratuita

Calle Mateo Inurria, antigua Escuela gratuita de Chamartín, derribada en el verano de 2013.

Como ya se ha comentado en este blog, parece que el verano es una época propicia para el derribo de edificios, al menos en Madrid. En verano, como se produce un éxodo importante, las acciones son más discretas y pasan desapercibidas.
En esta ocasión, el mes de septiembre nos ha sorprendido con el derribo de un edificio poco conocido, lo que no le restaba, a mi juicio,  valor histórico, además de una singularidad arquitectónica resaltable.

Se trata de la escuela gratuita o pabellón para niños pobres del Colegio Nuestra Señora del Recuerdo, que se encontraba en la calle Mateo Inurria, a la altura del número 37. Esta construcción, fechada en 1927, fue proyectada por Manuel Cárdenas y Pastor, en fábrica de ladrillo, con gran sencillez volumétrica y compositiva, con la realización de aparejos que recuerdan al neomudejar madrileño, para entonces ya en desuso.

Tenía en origen una superficie de 585 m2  y una sola altura con fachada a la calle y patio de recreo en la trasera. Tenía dos puertas laterales en la fachada principal desde las que se accedía a las aulas, con una capacidad para 200 niños. Además, disponía de cuatro dormitorios independientes para maestros. Había sido construido por los jesuitas del Recuerdo para que asistiesen los hijos de gentes humildes y recibieran una educación confesional afin al ideario de la orden. Muy cerca, anejo al colegio del Sagrado Corazón existe un edificio contemporáneo con una fachada de similar factura en el número 4 de la avenida de Burgos, seguramente  de Cárdenas, -aunque se ha revocado y no muestra los aparejos de ladrillo- que en la actualidad desempeña la función de pequeña residencia de ancianos con el nombre de Santa Filipina.

MATEO INURRIA 37-2012

Fachada de la antigua Escuela gratuita de Chamartín, derribada en el verano de 2013. (Foto: Google Maps, 2012)

SOLAR DERRIBO MATEO INURRIA ESCUELA GRATUITA_SMALL

Solar del lugar en el que se encontraba la antigua Escuela gratuita de Chamartín, en la calle Mateo Inurria, derribada en el verano de 2013, (Foto: Enrique F. Rojo, 2013)

El Recuerdo_21_02_2012

Imagen de la nueva construcción con fecha de 21 de febrero de 2014, vista desde la calle Mateo Inurria. (Foto: Enrique F. Rojo, 2014)

Mateo Inurria Pabellón nuevo_El Recuerdo_2014_small

Imagen de la nueva construcción, a 30 de Octubre de 2014, vista desde la calle Mateo Inurria.        (Foto: Enrique F. Rojo, 2014)

En noviembre de 1932 el gobierno de la Segunda República se había incautado del conjunto escolar -al disolver la compañía en España-, y este edificio,  fue rebautizado como escuelas graduadas Francisco Ferrer. El  colegio pasó a a ser administrado por el ayuntamiento de Chamartín de la Rosa, al que  pertenecía la barriada de Tetuán de las Victorias, y en él se construyó una cantina escolar en la que, de noviembre a abril, los niños seleccionados entre aquellos más necesitados o hijos de padres parados, recibían instrucción y la comida del mediodía. En algún momento del siglo XX, y casi seguro que antes de 1936, se añadió una altura más, de igual traza a la planta inferior, aunque guarnecidos los muros, doblándose, por tanto, su volumen y su capacidad. Y así se podía ver hasta antes de su derribo.

Al parecer, el derribo forma parte del proyecto de supermegacolegio aprobado en 2009 por el Ayuntamiento de Madrid y por el que se interesó personalmente el entonces alcalde Alberto Ruiz-Gallardón, ex alumno del centro.

En el lugar ocupado por  la la escuela gratuita derribada se construirán dos nuevos inmuebles donde se ubicarán el edificio de preescolar y otro de aulas que ocuparán una superficie de 10.200 metros cuadrados, con una altura de tres plantas más ático

Planta antigua Escuela gratuita de Chamartín, derribada en el verano de 2013, de M. Cárdenas, 1927.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Alzado de la antigua Escuela gratuita de Chamartín, derribada en el verano de 2013, de M. Cárdenas, 1927.

PABELLON MATEO INURRIA

Situación de la Escuela gratuita de Chamartín, derribada en el verano de 2013, de M. Cárdenas, 1927.

Colegio de Nuestra Señora del Recuerdo

El Colegio de Nuestra Señora del Recuerdo, de los padres jesuitas, se constituyó en 1879 a partir de la cesión por parte de los duques del Infantado de la finca “El Recuerdo”, en donde se encontraba el llamado “palacio viejo” en el entonces pueblo de Chamartín, a la Compañía de Jesús. La finca conservaba este antiguo caserón de la casa del Infantado y los frondosos jardines que la rodeaban.
El nuevo colegio, obra de Francisco de Cubas (marqués e Cubas) y de Francisco Rabanal, se inauguró en 1883, al considerar que el “palacio viejo” se encontraba en mal estado y no reunía las condiciones necesarias para ejercer las actividades académicas. En 1920 se inauguró la casa de ejercicios espirituales, obra del arquitecto Modesto López Otero. El edificio estaba inspirado en la casa-torre de Ignacio de Loyola, en Azpeitia  y es de estilo neogótico-mudéjar.

COLEGIO DE CHAMARTIN

Fachada del Colegio de Chamartín y jardines. (Foto: Andrés Fabert, 1925)

En la actualidad sólo queda en pie la casa de ejercicios espirituales, pues el “palacio viejo”,  el colegio nuevo y, ahora,  la escuela gratuita, fueron demolidos para dar paso a instalaciones modernas, sin atender a otro tipo de razones o criterios que pudieran haber justificado su conservación.
El Colegio Nuestra Señora del Recuerdo, conocido como los Jesuitas de Chamartín, ha sido considerado como uno de los más importantes centros escolares de Madrid en el siglo XX.

colegio_recuerdo_vista1

Antigua Casa de Ejercicios, de M. López Otero, 1920.

La foto muestra una vista aérea de la finca “El Recuerdo” .  A la izquierda se puede ver lo que quedaba de los jardines y el nuevo colegio, de 1920. En el centro aparece el el NUEVO EDIFICIO que sustituyó al “palacio viejo”, en estado semirruinoso y ya inservible como centro educativo, que posteriormente sería derribado.

Colegios 1949

Estas dos tomas, de 1949, dan una idea del aspecto de las antiguas fincas de los duques del Infantado. La de la izquierda corresponde a las antiguas instalaciones del Colegio Sagrado Corazón en el “Palacio Nuevo”, y detrás se adivinan los edificios del Colegio del Recuerdo. Por la perspectiva de la toma, la foto probablemente se hiciera a la altura de lo que hoy son las instalaciones de Policía Nacional en la Avenida de Pio XII, en el viejo pinar, al borde de la M-30. La segunda foto muestra una panorámica aérea del conjunto de las dos fincas. En primer término el Colegio Sagrado Corazón y detrás el Colegio del Recuerdo.


Referencias.-

Lasso de la Vega Zamora, Miguel
Quintas de Recreo (Libro I)
Ayuntamiento de Madrid
Madrid, 2006

Baldeón García, Alicia de
López Marsa, Flora
Historia de Chamartín de la Rosa
Ayuntamiento de Madrid
Madrid, 1985

La Libertad (diario)
30/ noviembre/ 1932

Distrito de Chamartín de la Rosa  (Urban Idade)

Arquitecto Manuel Cárdenas Pastor   PDF

Arquitecto MODESTO LÓPEZ OTERO  PDF

El Ayuntamiento da luz verde al macrocolegio jesuita de Chamartín (Madrid Diario.es, 23/06/2009)

Read Full Post »

Ferrol Rua Sol-Rubalcava_Cocina Economica2013_fachada_small

La Cocina Económica de Ferrol es una asociación de beneficencia particular. Se encuentra en la calle Rubalcava nº 29 de Ferrol, en la parte alta del barrio de la Magdalena. Se financia desde 1891 con las aportaciones de vecinos, instituciones locales, donativos de comerciantes y empresarios sensibilizados con el fin de la actividad, tanto locales como extranjeros. La principal finalidad de esta asociación es la de proporcionar comida, ya elaborada, cocinada, a personas con escasos recursos. Es decir, dar comida a los pobres, cada día más y cada vez más próximos.

En esta segunda década del siglo XXI -al igual que ocurría a fianales del XIX  y hasta la segunda mitad del siglo XX– es fundamental la aportación que estas instituciones hacen en favor del mantenimiento de determinados estratos de población, tanto en el plano físico como en el moral , cuya principal labor se centra en aportar alimentos y apoyo psicológico, este último notable desde la propia bienvenida al recinto que les facilita la ayuda.

Ferrol Rua Sol-Rubalcava_Cocina Economica2013_SMALL

La Cocina Económica de Ferrol, en la calle Rubalcava nº 29 , barrio de la Magdalena. (Foto:_ Enrique F. Rojo, 2013)

Según los estatutos de la institución, el objetivo de la Cocina Económica es proporcionar a diario a quien lo requiera un almuerzo completo y un bocadillo, lo que se hace en el comedor. También se preparan menús para llevar a casa, según se haya convenido con los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Ferrol y Narón y con otras asociaciones de la comarca: empresas, asociaciones vecinales, clubs deportivos, ONG, voluntarios, centros educativos, parroquias, cofradías y  sindicatos… Esta labor ha sido reconocida publicamente en múltiples ocasiones.

Cocina Economica-1920

Alzado de la Cocina Económica según el proyecto de R. Ucha Piñeiro en 1920.

El edificio que alberga la Cocina Económica de Ferrol es una construcción de una planta, con cubierta a dos aguas, con una distribución simétrica en los vanos. A la altura de la puerta principal, flanqueada con dos altas ventanas,  se levanta un cuerpo sobre la cubierta, a modo de mansarda,  con una mera función decorativa. La obra, cuyo autor es Rodolfo Ucha Piñeiro, arquitecto municipal de Ferrol desde 1909 -adaptado a las modas y ecléctico a lo largo del tiempo de su producción-, se ejecutó durante la primera década del siglo XX. El estilo es Modernista, a la moda de la época. Sin embargo, utiliza algunos elementos formales de transición  propios del “neo-mudejar” tan habitual, por ejemplo, en Madrid, aunque obviando la utilización del ladrillo, aquí tan poco práctico. Todavía se puede ver el edificio, bien conservado -rehabilitado-, y aún se puede obsevar la continuidad de su función original, lo que justifica -administrativamente, que no arquitectónicamente- su existencia. Ojalá fuera una videoteca, una sonoteca o una biblioteca o un centro cultural. Pero la historia presente obliga a dar de comer para poder enseñar y poder disfrutar en calma de las otras necesidades menos corpóreas, más espirituales; para que la inquietud por aprender y por la cultura surja, calmada el hambre.  Porque la atención contra pobreza es principal.  El problema es que la riqueza es directamente proporcional a la pobreza, e inversamente proporcional a la cultura. Extraño. O no, como dirían nuestros dirigentes de hoy.

Alcalde Visita la Cocina Economica /

Cocina Económica de Ferrol (Foto: Diario de Ferrol, 2014)

CEF_El Pais

Personal en la Cocina Económica de Ferrol.  (Foto: Gabriel Tizón / El País).

Comparativa CEF_servicio_2014

Comparativa del servicio de comidas desde 2007 a 2013 (Fuente: Diario de Ferrol, 2014)

Referencias.-

Cocina económica de Ferrol (Web de la institución)

Donación Armada noruega (Prensa, La Voz de Galicia))

Donación Armada noruega (Prensa, ABC)

Donación Concello de Ferrol (Prensa, La Voz de Galicia)

Donación Ruta Turístico-Solidaria de Ferrolterra (Prensa, Diario de Ferrol)

Cocina Económica de Ferrol (Prensa, El País)

Cocina Económica (Fecebook)

Cocina Económica de A Coruña (en Urban Idades)

Read Full Post »

Yo iba a la Casa de Fieras de El Retiro con mi padre los sábados por la mañana. Atravesábamos el paseo de coches desde Alcalá y nos deteníamos delante de los dos pilares de acceso al recinto. Había una taquilla y la entrada costaba 3 pesetas. Entonces yo tenía tres o cuatro años y no pagaba. Siempre se veían por los alrededores a unos guardas de parques que vestían un uniforme de una rígida tela gris que era como de fieltro grueso y con unos botoncillos dorados en los puños. La casaca la adornaban con una  banda roja y los pantalones se aseguraban con un ancho cinturón de cuero negro que ajustaban con una hebilla grande también de color dorado. Supongo que también llevaban gorra, que siempre imponía carácter y, en este caso, autoridad. Estos guardas que, en general eran displicentes, groseros, toscos y mal encarados, tenían un pito que hacían sonar para advertir a los ciudadanos de las infracciones que cometían. En aquella época, a finales de los sesenta, era bastante sencillo infringir las normas, y los guardas pitaban a menudo y se regocijaban con cada soplido. Multaban por correr, por cantar, por pisar el cesped, o por jugar con el balón, por ejemplo. Eran ellos los que controlaban el orden del zoo, en unos tiempos de fiereza social, donde los humanos más asilvestrados vivían fuera de las jaulas y se comportaban como animales con sus congéneres.

Galería de jaulas de los felinos en la Casa de Fieras, 1930.

Casa de Fieras de El Retiro.  (Foto: Hauser y Ment, 1923)

Casa de Fieras de El Retiro, 1930.

La casa de las fieras en 1930. (Foto:  Jean LAURENT)

Del viejo zoo recuerdo las jaulas de los felinos. Había leones y tigres. Las jaulas eran como expositores diminutos situados en línea, para que los visitantes pudieran ver a las fieras a escasos metros. Los animales tenían un espacio mínimo para moverse dentro de su habitáculo. No se me olvida cómo se movían de un lado a otro de manera automática, compulsiva, enajenados y con la mirada perdida. Daban mucha lástima.Sello Casa de Fieras 1840

Sello con la Real Casa de Fieras como motivo (c. 1840)

La sensación que más me caló de la Casa de Fieras fue el olor penetrante que salía de las jaulas de los tigres. Un olor fortísimo, acre y muy desagradable. Recuerdo que los miraba, no sé ya si era a los tigres o a los leones o a ambos, y ellos deambulaban indiferentes mirando a ningún sitio, seguramente muy tristes. Tal vez fueran los tres tristes tigres del trabalenguas. Aún así, me daban miedo. Miedo y mucha lástima.

Familia posando en la Casa de Fieras. (Foto: Kallmeyer y Gautier, 1930)

Pajarera, años 50.

Elefanta “Julia” en 1965.

También había osos pardos, un oso polar blanco con una ducha de agua fría en su jaula, una jirafa, rapaces, unos chimpacés enfermos que fumaban con ansiedad las colillas que les arrojaban algunos visitantes, intelectualmente menos dotados que los simios. Aún escucho las estentóreas risotadas de  estos infelices al ver a los monos chupetear los pitillos o los puros encendidos. Sin duda tenían adicción al tabaco y eso hacía que flipasen con los regalos. Había un elefante -tal vez Julia– al que el cuidador le daba trozos de zanahoria según la propinilla de cinco o diez céntimos que el público le ofrecía. El elefante o la elefanta, se llevaba la zanahoria a la boca cogiéndola con la trompa y el cuidador los durillos, que guardaba en el bolsillo después de mirarlos y que, al cabo del día, debían de ser cuantiosos. Hubo una hipopótama que consiguió dar a luz una cría que fue la sensación del parque. Esto debió de ser a principios de los setenta, muy cerca de la clausura de la Casa de Fieras.  El día que se abrió el zoo de la Casa de Campo lo celebramos. Nos pareció un avance social tan importante como la democracia que, aunque todavía estaba por llegar, era inminente y traía ya aires de libertad para todos, incluidos los animales de la Casa de Fieras. Y, desde luego, lo fuimos a conocer en cuanto pudimos. Y lo celebramos.

Jaula del oso pardo, años 40-50.

Oso polar en su jaula circular con osera y ducha, años 60.

Historia de la Casa de Fieras

Cuando Carlos III hizo levantar el parque de animales en los jardines del Palacio del Buen Retiro, allá por Atocha, no hizo sino poner los cimientos de los futuros parques zoológicos en España. En realidad se trataba de una moda y también de un capricho aristocrático por lo exótico, en especial en lo referente a la fauna y a las especies raras y desconocidas.

Sobre la historia de la Casa de Fieras se puede leer en la Wikipedia: “Con Fernando VII, en 1830, se ampliaron y mejoraron las instalaciones, que se trasladaron a los alrededores de la Puerta de Sainz de Baranda. Se realizaron las obras de la Casa de Fieras, pasando a llamarse Gabinete Real de Ciencias Naturales. De esta fecha es «La Leonera», edificio de dos plantas. En la inferior se estaban las jaulas para varios tigres, una pantera, dos hienas, un chacal, y en la superior se habilitaron estancias para la familia real y sus huéspedes, donde también se encontraban animales disecados como parte de la decoración. También se dispusieron algunas otras jaulas y fosos para animales en las proximidades, como el kiosco de los monos, la elefantera, la osera y otras jaulas que habitaban pavos reales blancos de Japón, llamas peruanas y gacelas africanas. En la esquina entre las actuales Puerta de Madrid y Puerta de O’Donnell se levantó una montaña artificial, conocida como la Montaña de los Gatos, Montaña Rusa o Montaña de los Osos, por ser estos los animales que allí se encontraban. El funcionamiento y la labor de los operarios se realizaba a través del Reglamento de 1816 y la manutención de la Casa de Fieras corría a cargo del Bolsillo Secreto de Su Majestad, partida económica que disfrutaban y distribuían los monarcas a su antojo. Isabel II amplió el recinto, dotándolo de un segundo patio para los herbívoros y comprando animales en Marsella, entre ellos una pareja de elefantes, cuya hembra murió pocos meses después y, cuya jaula ocupó la elefanta «Pizarro», procedente de un circo” (Texto: Wikipedia)

Elefanta “Julia”, años 60.

Foso de los osos en la Casa de Fieras, 1958.

En 1868 el Parque del Retiro se abrió al público y el ayuntamiento asumió la función de cuidarlo, vigilarlo y mantenerlo, incluyendo la Casa de Fieras. En 1884 el vandalismo del publico y los gastos de mantenimiento (unas 50.000 ptas anuales y unos ingresos por taquilla de 1.900 pts), obligaron a subastar muchos animales y, finalmente su explotación se cedió a un empresario circense, Luis Cavannes que se hizo cargo de las instalaciones desde 1895 hasta 1918.

El 31 de Diciembre de 1918, el Ayuntamiento ordenó la incautación del Parque Zoológico de El Retiro, por denuncia del contrato con la familia Cavannes, que a pesar de la muerte de Luigi, el patriarca del clán,  continuo con su explotación a través de su hijo José Cavannes.

Niños observando a una cebra, años 50.

Posando delante de las jaulas de los felino, años 40-50.

La llegada de Cecilio Rodríguez, Jardinero Mayor del Ayuntamiento y que asumió la dirección de la Casa de Fieras, imprimió a la zona una nueva impronta, transformando el parque en un jardín español, al estilo del Parque de Maria Luisa de Sevilla (1914) y realizando mejoras de interés en el parque. Durante la II Guerra mundial el parque recibió animales evacuados de distintos zoológicos de capitales europeas, sobre todo de Berlín, cuyo zoo dirigió el doctor Lutz Heck. Al Parque llegarían animales procedente del Zoo de Munich, nuevos osos, tigres y leones, incluso un jaguar negro, y una maravillosa colección de primates, junto a otras aportaciones particulares; se instaló una clínica veterinaria y comienzó un periodo de éxito para el recinto, que llegó a tener mas de millón y medio de visitas en el año 1967. (Fuente: Wikipedia)

En 1972, cerró sus puertas la antigua Casa de Fieras del Parque de El Retiro, desmantelándose muchas de sus instalaciones, y se abrió el nuevo Zoo de la Casa de Campo.

Biblioteca en el Parque zoológico del Retiro, en 1930.

Rehabilitación como biblioteca pública

Después de muchos años planteándose darle un uso cultural y con el antecedente de las casetas de libros que hubo situadas dentro del zoo , un proyecto de 2004, hecho público el año 2005 por el Ayuntamiento de Madrid pretendió transformar las antiguas instalaciones de la Casa de Fieras, que ya funcionaban como sede de la Junta Municipal de Retiro, en biblioteca pública. Se pretendió que estuviera especializada en parques y jardines históricos y serviría de apoyo a la Feria del Libro. La futura biblioteca, cuya construcción se inició en 2007, habría de tener  acceso autónomo desde la avenida de Menéndez Pelayo para poder mantenerse al margen de la apertura o cierre del parque de El Retiro.

En el año 2011, la biblioteca de la Casa de Fieras cambiaba su proyecto inicial. El foso de los monos que pensaba adaptarse como sala de lectura se dejaría intacto y se construiría una estructura junto a la leonera para los  espacios de lectura. La reforma tendría que haber concluido en septiembre de 2011 con un costo de 7,1 millones de euros, un 18 por ciento más de lo previsto inicialmente. Sin embargo, la crisis dilató su ejecución. Primero, a abril de 2008. Luego, a 2009, con un límite de finalización de obras fijado en septiembre de 2011. Finalmente, la biblioteca se finalizó en 2012, completándose la instalación de mobiliario y materiales varios a lo largo del año. Según autoridades del Ayuntamiento, la inauguración se producirá en algún momento del principio de 2013, sin que se haya determinado una fecha concreta.

Cartel informativo de la rehabilitación de la Casa de Fieras como biblioteca. (Foto: Enrique F. Rojo, 2008)

Estado de las obras de rehabilitación en 2008. (Foto: Enrique F. Rojo, 2008)

En principio, la Casa de Fieras conserva la estructura original de las leoneras. Este edificio de 1830,  de dos alturas, mantiene su planta y se le han renovado el techo con una cubierta estanca de zinc con aislamiento de madera, aluminio y poliuretano, con cámaras de aire que ventilan el forjado y las tejas. Han conservado la estructura de madera original que soporta el techo y han restaurado los paramentos de ladrillo. Las cerámicas originales se han restaurado  y restituido con reproducciones las desaparecidas. En la planta baja, la zona sur, donde se encontraba la galería de jaulas de los felinos, se ha reinterpretado, encajando en los espacios cubículos de cristal a modo de salas de estudio con vistas al parque, los cuales, con las luces apagadas, reflejarán el parque. El edificio contará con una superficie total de 3.794 metros cuadrados, con capacidad para unos 16.000 volúmenes.

Fotografías de la antigua Casa de Fieras en 2008. Las obras habían comenzado apenas un año antes y ya se percibía cierta lentitud en su ejecución. Estos espacios se conservan por su carácter testimonial. (Fotos: Enrique F. Rojo, 2008)

Read Full Post »

SEMANA DE LA ARQUITECTURA 2012

DEL 1 AL 7 DE OCTUBRE. MADRID
IX EDICIÓN

Como ya viene siendo habitual por estas fechas, el Colegio de Arquitectos de Madrid (COAM), la Fundación Arquitectura COAM  y el Ayuntamiento de Madrid, organizan la Semana de la Arquitectura de Madrid.
Está será la IX edición y en ella se desarrollarán diferentes actividades con el fin de promocionar los valores de la arquitectura y el urbanismo y acercarlos a los ciudadanos.

La Fundación Arquitectura COAM organiza el Abierto Arquitectura en la ciudad de Madrid con el título de “LA ARQUITECTURA MADRILEÑA DEL SIGLO XX”, destinado al público en general, que consistirá en la visita guiada a 30 edificios y lugares singulares conectados por las líneas de Metro y que será realizada por estudiantes de arquitectura. Seis de los edificios seleccionados lo han sido como homenaje a los arquitectos: Francisco De Asís Cabrero, Luís Moreno Mansilla, Eleuterio Población Knapee y Minoru Yamasaki.

La participación será gratuita. Además, este año como novedad, habrá una aplicación para móviles (app) basada en los proyectos de realidad aumentada (AR) desarrollada por un equipo de profesores de la UNED llamada “Semana de la Arquitectura 2012”,
que servirá de guía a los visitantes y permitirá geolocalizar y conocer más datos sobre los edificios.

Las visitas son las siguientes:

LUNES 1 DE OCTUBRE
Líneas de Metro 2 y 10

PALACIO DE COMUNICACIONES. AYUNTAMIENTO DE MADRID
Arqs.: Antonio Palacios y Joaquín Otamendi. Reforma: Estudio Arquimática.
Plaza de Cibeles, 1. Metro Banco de España (L2).

NUEVOS MINISTERIOS
Arqs.: Secundino Zuazo y Eduardo Torroja.
Paseo de la Castellana, 79 y 81. Metro Nuevos Ministerios (L6, L8 y L10)

ESTADO MAYOR DE LA DEFENSA
Arq.: Luís Gutiérrez Soto.
C/ Vitruvio 1y3 c/v Paseo de la Castellana 80. Metro Nuevos Ministerios (L6, L8 y L10)

PARQUE ZOOLÓGICO DE MADRID
Arq.: Javier Carvajal Ferrer.
Casa de Campo s/n. Metro Batán (L10)

BANCO DE BILBAO. TORRE BBVA
Arq.: Francisco Javier Sáenz de Oiza.
Paseo de la Castellana, 79 y 81. Metro Nuevos Ministerios (L6, L8 y L10)

EDIFICIO CASTELAR
Arqs.: Rafael de La-Hoz Arderius, Gerardo Olivares James y Rafael de la Hoz Castanys.
Paseo de la Castellana 50. Metro Rubén Darío (L5) y Gregorio Marañon (L10).

MARTES 2 DE OCTUBRE
Líneas de Metro 9 y 6

RESIDENCIA DE ESTUDIANTES
Arq.: Antonio Florez de Urdapilleta.
Calle Pinar, 21-23. Metro Gregorio Marañón (L7 y L10) y República Argentina (L 6).

IGLESIA DE SAN AGUSTÍN
Arq.: Luis Moya Blanco.
Calle Joaquín Costa, 34. Metro República Argentina (L 6).

ANTIGUO INSTITUTO BIOLÓGICAS (Secretaría General de Pesca)
Arq.: Miguel Fisac Serna
Calle Velázquez 144 c/v Joaquín Costa, 10. Metro República Argentina (L 6).

EDIFICIO GIRASOL
Arqs.: José Antonio Coderch de Sentmenat y Manuel Valls Verges.
Calle José Ortega y Gasset, 23. Metro Núñez de Balboa (L5 y L9).

COLEGIO MAYOR UNIVERSITARIO CASA DO BRASIL
Arq.: L’ Ecragnole y Fernando Moreno Barberá.
Avda. del Arco de la Victoria. Metro Ciudad Universitaria (L6).

ANTIGUO EDIFICIO PROFIDEN · HOMENAJE A E. POBLACIÓN KNAPEE
Arq.: Eleuterio Población Knapee
Calle Príncipe de Vergara, 187. Metro Cruz del Rayo (L9).

MIÉRCOLES 3 DE OCTUBRE
Líneas de Metro 3 y 6

ANTIGUO MERCADO DE FRUTAS Y VERDURAS
Arq.: Francisco Javier Ferrero y Luis Bellido.
Plaza de Legazpi. Metro Legazpi (L3 y L6).

FACULTAD DE MEDICINA
Arq.: Miguel de los Santos Nicolás.
Plaza de Ramón y Cajal. Metro Ciudad Universitaria (L6).

CASA DE LAS FLORES
Arq.: Secundino Zuazo.
Calle Hilarión Eslava, 2-6. Metro Argüelles (L3).

MUSEO DE AMÉRICA
Arq.: Luis Moya Blanco y Luis Martínez-Feduchi.
Av. Reyes Católicos, 6. Metro Moncloa (L3 y L6) e Islas Filipinas (L7).

INSTITUTO DEL PATRIMONIO CULTURAL DE ESPAÑA
Arqs.: Fernando Higueras y Antonio Miró.
Calle El Greco, 4. Metro Ciudad Universitaria(L6).

ARCHIVO Y BIBLIOTECA REGIONAL · HOMENAJE A LUÍS MORENO MANSILLA
Arqs.: Emilio Tuñón y Luís Moreno Mansilla.
Calle Ramírez del Prado, 3. Metro Delicias (L3).

JUEVES 4 DE OCTUBRE
Líneas de Metro 5 y 6

EDIFICIO MATESANZ
Arq.: Antonio Palacios.
Calle Gran Vía, 27. Metro Gran Vía (L1 y L5).

EDIFICIO FUNDACIÓN TELEFÓNICA
Arq.: Ignacio de Cárdenas Pastor.
Calle Gran Vía, 28. Metro Gran Vía (L1 y L5).

CENTRO DE ESTÚDIOS HIDROGRÁFICOS
Arq.: Miguel Fisac Serna.
Pº de la Virgen del Puerto, s/n. Metro Pta del Ángel (L6).

EDIFICIO SEDE DE LA COMISIÓN EUROPEA
Arqs.: José Antonio Corrales Gutiérrez y R. Vázquez Molezún.
Paseo de la Castellana 46. Metro Rubén Darío (L5).

EDIFICIO BEATRIZ · HOMENAJE A E. POBLACIÓN KNAPEE
Arq.: Eleuterio Población Knapee.
C/ Ortega y Gasset, 29. Metro Nuñez de Balboa (L5 y L9).

CINE CALLAO
Arqs.: Luís Gutiérrez Soto.
Plaza del Callao, 2. Metro Callao (L3 y L5)

VIERNES 5 DE OCTUBRE
Líneas de Metro 2 y 6

CÍRCULO DE BELLAS ARTES
Arq.: Antonio Palacios.
C/ Alcalá 42. Metro Banco de España (L2).

COLEGIO MAYOR CÉSAR CARLOS
Arq.: Alejandro de la Sota y José Antonio López Candeira.
C/ Ramón Menéndez Pidal, 3. Metro Ciudad Universitaria (L6).

MUSEO DEL TRAJE
Arq.: Jaime López de Asiaín Martín y Ángel Díaz Domínguez.
Av. de Juan de Herrera, 2. Metro Ciudad Universitaria (L6).

MINISTERIO DE SANIDAD · HOMENAJE A FRANCISCO DE ASÍS CABRERO
Arqs.: Francisco de Asís Cabrero y Rafael de Aburto.
Pº del Prado 20. Metro Banco de España (L2).

* MUSEO DE LAS COLECCIONES REALES · HOMENAJE A LUÍS MORENO MANSILLA
Arqs.: Emilio Tuñón y Luís Moreno Mansilla.
Cuesta de la Vega, s/n. Metro Ópera (L2 y L5).

* TORRE PICASSO · HOMENAJE A MINORU YAMASAKI
Arq.:. Minoru Yamasaki
Pza. de Pablo Ruiz Picasso, s/n. Metro Santiago Bernabeu (L10).

(*) Para visitar los edificios marcados con asterisco habrá que inscribirse previamente en la Fundación Arquitectura COAM (C/ Hortaleza 63 , de 9:00-14:30 y 16:00-20:00h. Metro Chueca.).

_____________________________________________________________________________________________

Dentro de las actividades de la Semana de la Arquitectura y  como colaboración en el 40 aniversario de la UNED, esta universidad organiza el Martes 2 de octubre,19 horas, en el Salón de Actos de la Facultad de Educación (C/Juan del Rosal, 14,Madrid) el Debate:  “el estado actual de la arquitectura española, ¿crisis o catarsis?”, con la participación de Simón Marchán Fiz (Catedrático de Estética, UNED), José Ignacio Linazasoro (Arquitecto), Nicolás Maruri (Arquitecto) y Antonio Rubio (Arquitecto, UNED) como moderador. El acto se retransmite vía streaming a través del CanalUNED (Teleactos), y se puede ver clicando el enlace precedente o bien el banner situado en la barra lateral derrecha de este blog.

_____________________________________________________________________________________________

Read Full Post »

Hace ya cinco años que derribaron el estadio de atletismo “Vallehermoso“, bonito nombre para un antiguo cementerio. Y ese es el aspecto que sugiere lo que queda del campo deportivo: poco más que un cementerio. El día que derribaron el estadio Vallehermoso fue como si le hubieran robado parte del alma a muchos aficionados al atletismo madrileño. Como si algo se hubiera muerto en aquel simbólico recinto. El Ayuntamiento de Madrid  explicó en 2008 las razones y el proyecto que tenía entre manos. De momento, empezando por las primeras dificultades, ahora en 2012, en plena crisis global, todos los planes que definen el futuro del antiguo estadio son tan inciertos como el horizonte político y social del país, que difícilmente se adivina. Ni siquiera queda claro qué pasará de prosperar la candidatura de Madrid como sede olímpica 2020. (Ver Madrid 2020, Wikipedia)). En el fondo es como si se tratase de un proyecto muerto, sin hálito para sobreponerse a las dificultades .

Diferentes fases del estadio de atletismo “Vallehermoso”, desde 2008 hasta 2012. El estadio olímpico que nunca llegó a ser y que, dependiendo de la “fortuna”, en vez de convertirse en un centro comercial con gimnasio privado y “spa” para el distrito con precios “populares”, la nueva tendencia, podría volver a ser un verdadero estadio olímpico para el deporte nacional que facilite el acceso al deporte más exigente, frente al más exclusivo.

En esta foto vemos un modelo virtual del nuevo Vallehermoso, cuya suerte parece estar ya echada. (Foto: El Diario.es)

Si nadie lo remedia este será el nuevo complejo, cuya adjudicación se concretó en 2011. Pero ya sin la pista de atletismo. Y en términos más que convenientes para los adjudicatarios: cesión del suelo y de la explotación comercial por 40 años sin pagar ningún tipo de canon. A cambio, la empresa se encargará de la inversión inicial, más de 20.140.000 euros. La única condición será que los precios sean más económicos que los de mercado. El nuevo Vallehermoso será parte de la cadena GOfit, y tendrá pistas de paddle, un gimnasio de 1.500 metros cuadrados, dos piscinas, una de ellas cubierta, solarium y spa.

El desaparecido estadio lo proyectó el arquitecto Manuel Herrero Palacios en 1950 y se inauguró en 1961. Ocupaba 39.000 metros cuadrados entre la Avenida de Filipinas nº 7 y las calles de Juan Vigón nº 10, Santander  nº1 y Jesús Maestro, frente a la Escuela Oficial de Idiomas. Se construyó en el solar  “del campo de los huesos“, donde jugaban los niños del barrio de la época-  que fue el cementerio de la Sacramental de San Martín. Este cementerio, principal en Madrid, funcionó desde 1848 hasta su derribo en 1926, pues, aunque fue clausurado a finales del siglo XIX, se siguieron efectuando enterramientos hasta 1902, y  se mantuvo abierto para atender a las visitas de los familiares de los finados.

Aquí fueron enterrados, entre otros personajes, el pintor Eduardo Rosales y el escritor Ángel Fernández de los Ríos. Lo compró un particular y para obtener rendimiento de las tierras lo explotó como huerta. Probablemente fuera un suelo excelente para el cultivo de hortalizas (esos sabrosos tomates o pepinos de antaño). Había agua cercana, pues al lado se encontraba y se encuentra el tercer deposito del Canal de isabel II  y que, a buen seguro, surtía sin problemas a la finca. Y seguro que fue un suelo rico en abonos orgánicos y minerales como el fósforo y el calcio. En agosto de 1933 el Ayuntamiento se hizo con los terrenos y en 1957, ya con otra mentalidad, los cedió por 50 años para la construcción de un estadio para la celebración de los II Juegos Iberoamericanos, en 1962.  Su inauguración oficial fue en 1961 con la clausura de los XII Juegos Escolares de Juventudes y posteriormente  se remodeló  para la celebración de los referidos Juegos Iberoamericanos.

Cementerio de San Martín, en una excelente panorámica que nos permite ver, al fondo, las promociones de la Compañía Urbanizadora Metropolitana, de los hermanos Otamendi, y a la derecha las instalaciones del tercer depósito del Canal de Isabel II. La foto podría  ser de finales de los años veinte o treinta. Ya estaba construida la citada promoción, que se terminó en 1923 y aún no se había concluido el derribo del camposanto, que debió de terminarse  en 1939. Por tanto, de la fotografía es importante destacar el hecho de que ya no quedase ningún árbol en pie, de los muchos cipreses que había. Esta circunstancia podría datar la foto a finales de los años treinta, que es cuando, pasada la guerra, se llevan a cabo los planes de actuación urgentes en Madrid y la demolición definitiva en el solar.

El cementerio de San Martín, origen de la urbanización del terreno,  fue construido por Wenceslao Graviña en 1849. Dos años más tarde era uno de los más importantes de Madrid. El cementerio contaba con cuatro patios dedicados a Santo Domingo, San Ildefonso, Nuestra Señora de la Paz y Santísimo Cristo. La entrada era porticada y tenía a ambos lados dos construcciones hexagonales destinadas a vivienda del guarda y capilla.

Se clausuró el 1 de septiembre de 1884 al entrar en funcionamiento la Necrópolis del Este pero, como quedó dicho,  se siguió enterrando en él hasta 1902 debido a su ubicación, muy central y en zonas densamente pobladas del ensanche madrileño, que en leste lugar  fue más espontáneo que planificado y que, además se encontraba más o menos retirado del burgués barrio de Chamberí.

Cementerio de San Martín (1926). “En 1926 se pensó mantenerlo como un suntuoso jardín, conservando el pórtico, la capilla y la casa del guarda y derribando las galerías de nichos. El proyecto incluía la construcción de una gran plaza central, que se denominaría Jardín Elíptico, donde se colocarían estatuas de alcaldes madrileños, así como una serie de patios adornados con fuentes y hornacinas. El proyecto nunca se llevó a cabo. A pesar de llevar años cerrado, los cipreses permanecieron en pie hasta después de la guerra civil y los nichos sirvieron de refugio durante la contienda”. (Texto extraído de “El Madrid desaparecido” de María Isabel Gea. Ed. La Librería, 2003)

Cementerio de San Martín (1906). Destacaba la puerta de acceso constituida por una bella columnata en semicírculo y, estaba constituido por nueve patios cerrados. Sus cuatro primeros patios estaban dedicados a Santo Domingo, a San Ildefonso, a Nuestra Señora de la Paz y al Santísimo Cristo.

En esta hermosa imagen aérea del año 1939, material de museo y patrimonio ciudadano, se ven muchas cosas interesantes. En el centro el estadio Metropolitano, al final de la avenida de la Reina Victoria.  La pista de atletismo que tenía el estadio, curiósamente,  había desaparecido. A la derecha, el Parque Urbanizado, de los  primeros años veinte.  Arriba, a la derecha, se aprecia el claro del tercer depósito del Canal de Isabel II, cuya superficie es en la actualidad un campo de golf auspiciado por la Comunidad de Madrid. Justo a su derecha se ve el descampado del antiguo cementerio. Ahí se adivinan algunos árboles y algunas construcciones.

Referencias.-

VIDEO Futuro estadio “Vallehermoso”

SACRAMENTAL DE SAN MARTIN  PDF

Estadio Vallehermoso (El Diario, 19/03/2013)

—————————————

Read Full Post »

El desarrollo urbano de Avilés representa un caso paradigmático en la evolución histórica de las ciudades españolas periféricas  cuyo mayor crecimiento estuvo unido a los procesos de industrialización del desarrollismo de los años 50 del siglo XX.

En el siglo XIX se construyó en la ría de Avilés la dársena de San Juan de Nieva que permitio la creación de  industrias ligadas al carbón como la fundición de Arnao, o explotaciones como la  Real Compañía Asturiana de Minas en Castrillón, cuya producción se transportaba a través del puerto de Avilés.

El complejo industrial de Avilés se consolidó en los años cincuenta del siglo XX con la instalación en ambas márgenes de la ría homónima de grandes plantas productivas, como la siderúrgica de Ensidesa (1951), que más tarde se llamaría CSI, Aceralia y hoy en día ArcelorMittal, o las pertenecientes a Cristalería Española (1952), a la Empresa Nacional de Aluminio (1958), posteriormente llamada Inespal y más tarde Alcoa, a Asturiana de Zinc (1959), o a la reconvertida Real Compañía Asturiana de Minas, en Arnao, absorbida con el tiempo por la anterior y ambas asentadas en Castrillón. A éstas se le añadieron muy pocas más hasta los últimos años de los ochenta, período en el que, a la crisis de las grandes plantas productivas, le sucedió una notable diversificación del sector industrial, aunque no tan amplia como era de esperar.

 

Puerto de Avilés, en 1920. (Foto Ayto. Avilés)

Puerto de Avilés, en 1960. (Foto Ayto. Avilés)

La Villa y el Ensanche

La zona más antigua de Avilés -La Villa– se encuentra en una ligera elevación junto a las marismas que se generaban en los márgenes de la ría, lo que permitía su protección frente a la subida de la marea.

Desde época medieval estuvo rodeada por una muralla que se derribó en el siglo XIX. Sin embargo, la existencia de la muralla no impidió el desarrollo de diversos núcleos anejos al centro primitivo, como los arrabales de Rivero y Galiana, desarrollados hacia el suroeste en el siglo XVIII, y el arrabal de marineros y pescadores de Sabugo al norte, frente a la ría, del siglo XIX.
La primera expansión urbana de la era moderna se desarrolló entre los años 1818 y 1894, con el derribo de la citada muralla medieval, que databa del siglo XIII de trazado circular y con un perímetro de 670 metros.
En 1826 se construyó un camino de ronda sobre las marismas, que ya habían sido desecadas, entre la antigua Villa y la ría. A partir de 1868 se acometió el saneamiento y urbanización de las marismas que rodeaban el núcleo urbano.

Puerto de Avilés, en 1970. (Foto Ayto. Avilés)

Mujer con una niña en Avilés en el año 1953.

Después de la demolición de la muralla y la posterior desecación de las marismas, se trazaron nuevas calles que rodeaban el casco primitivo y se produjo una importante expansión de la trama urbana que ocuparía los espacios libres entre El Sabugo y la primitiva ciudad -la Villa-, vinculados al construirse sobre las marismas de Las Aceñas  la Plaza Nueva (actualmente de los Hermanos Orbón) y el parque del Muelle. También se construirían el parque del Retiro, sobre las marismas de Las Meanas, la plaza del Pescado (en la actualidad de Santiago López) y la calle de la Cámara, que uniría la plaza del Ayuntamiento con el barrio de El Sabugo.
Entre 1895 y 1898 se elaboró un Plan de Ensanche con el objetivo de ordenar el crecimiento urbano de la ciudad. Solo se ejecutó la fase que afectaba al sur, que se llevó a cabo con la expropiación de algunos terrenos que permitieron la apertura de las dos nuevas calles de Llano Ponte y Palacio Valdés, y la prolongación de la del Muelle. La expansión hacia el norte no se iniciará hasta 1943, con la construcción del Poblado de Pescadores, continuada más adelante con la construcción de las viviendas para empleados de Cristalería Española.


Puerto de Avilés, en 1980. (Foto Ayto. Avilés)

Periodo del desarrollismo industrial

Sin embargo, la mayor transformación urbanística de Avilés se iniciaría en 1950 con la creación de ENSIDESA.

En una década la población pasó de 21.300 habitantes en 1950 a cerca de 49.000 en 1960, con el consiguiente problema de alojamiento.
La falta de previsión fue total, generándose un caos que obligó a una acelerada improvisación por parte de las autoridades estatales y de la propia ENSIDESA.
Entre 1954 y 1965 el Plan Sindical de la Vivienda levantó los poblados obreros de Francisco Franco o la Texera, José Antonio, La Carriona y La Pedrisca. A través de la iniciativa de cooperativas se construyeron los poblados de San José Artesano, Portuarios y El Pozón. También los promotores privados participaron con la construcción de los barrios obreros de Versalles y la zona de Domingo López, en Villalegre.

Vista aérea de Avilés en 1957.(Foto: Editorial Prensa Asturiana)

Vista aérea de Avilés en 1961.(Foto: Editorial Prensa Asturiana)

A pesar de que los nuevos barrios paliaban la carencia de alojamiento para la población obrera inmigrante, la nula planificación se tradujo en la ausencia de dotaciones y equipamientos urbanos, educativos, sanitarios, deportivos y culturales. Esta situación solo se fue resolviendo con el paso de los años y de manera lenta y parcial. Además, esta situación se agudizaría debido a la mala calidad de los materiales de construcción utilizados y a la desconexión entre los diferentes núcleos con el centro urbano de Avilés a causa de la escasa red de comunicaciones.

En 1975, pasados veinte años del asentamiento de ENSIDESA (actual Aceralia), los efectos de la industria siderúrgica eran ya más que notables en la fisonomía de Avilés y en el entorno de su ría.
Se había generado un nuevo espacio urbano, transformando el viejo casco de la ciudad, agregándose poblados obreros en la periferia y consolidándose los núcleos ya existentes (Villalegre, Miranda, Salinas y Piedras Blancas).

Nuevos barrios obreros y  renovación del caserío antiguo

Como queda dicho, la proliferación de poblados obreros en la periferia rural de Avilés que acogieron los contingentes de población que llegaba a la villa atraida por las expectativas de trabajo fue muy intensa y rápida. Hasta 1970 la población obrera que se estableció en Avilés se fue ubicando en los poblados periféricos que a tal efecto se levantaron. A partir de esa fecha la ocupación se fue orientando hacia el centro urbano, ocupando solares vacíos y edificando viviendas de nueva planta tras el derribo de las antiguas edificaciones ya existentes. Este proceso de densificación del centro histórico, se vio favorecido por las políticas locales de urbanismo que impulsaron las actuaciones privadas de acusado carácter especulativo y propiciaron la desaparición de parte del caserío histórico representativo de Avilés.

Vista de la periferia sur de Avilés en 1972, en la que se sitúan la mayor parte de los poblados obreros creados en la etapa industrial. En primer término (A) el poblado de Las Vegas, detrás el barrio de Villalegre (B), a su izquierda el de La Luz (C), y más al fondo los poblados de La Texera, de 83 bloques 1954-59 (E) y de Versalles (F). En el centro, la colonia Arintero (D).

Barrio de La Luz

El poblado de La Luz, comenzado a construir por iniciativa privada a finales de los 50, y comprado por el Estado al término de su construcción en 1962, consta de 2.056 viviendas que se distribuyeron en régimen de alquiler entre los obreros de ENSIDESA con mayor número de hijos.

Entre 1950 y 1959 una gran masa obrera acudió a estos lares encandilada por el trabajo abundante y seguro que la construcción de ENSIDESA ofrecía.Obreros que, ante la falta de viviendas, se instalaban en barracones adyacentes al lugar de trabajo cuyos espacios compartían alternativamente según, incluso, los turnos laborales. Condiciones duras éstas, difíciles, conocidas por el nombre de “los años calientes”. Cuando un obrero dejaba su hueco en el barracón para acudir al trabajo, otro lo ocupaba para descansar no dejando apenas tiempo ni para la ventilación ni, siquiera, para que el calor humano se enfriara.”
En este contexto socio-económico tenemos, pues, que situar el nacimiento del Barrio de La Luz. A diferencia de los barrios de Villalegre, La Carriona o Llaranes que surgieron a partir de núcleos urbanos o rurales ya existentes, el de La Luz arranca de la nada, es totalmente nuevo, no procede de un asentamiento anterior. Su nacimiento tiene sólo que ver con unas circunstancias que le son características y propias, como las antes apuntadas, o que responden en lo general al aumento de la densidad de población, a la paternidad de los “laboratorios sociales” de ENSIDESA y al asentamiento con claros tintes de segregación laboral de un tipo o clase de mano obrera, no cualificada. ENSIDESA tiene en su haber la mancha de haber tratado a sus trabajadores de manera harto clasificatoria y diferenciada, según se tratase de directivos, técnicos o peones del humo. A nuestro Barrio de La Luz le cupieron los honores últimos.” (Texto: Parroquia de La Luz. Ver referencias al final del artículo)

Barrio de la Luz, 1994. Al fondo La Texera, Versalles y el centro urbano de Avilés. (Foto: Editorial Prensa Asturiana)

Barrio de la Luz, 2010. (Foto: Fernando Saiz)

El barrio de La Luz debe entenderse, por tanto, como un proyecto privado netamente especulativo cuyo resultado final nada tuvo que ver con lo inicialmente proyectado y ofertado.
Los modelos urbanísticos para los nuevos barrios obreros estaban definidos en la España de los 50 a través del Instituto Nacional de la Vivienda y de la Obra Sindical del Hogar. Se proponía el bloque exento de doble crujía, liberando el suelo circundante para uso dotacional y viales, siguiendo la inspiración de la ciudad-jardín y del Funcionalismo.

Los orígenes del barrio de La Luz pueden establecerse a partir de las intenciones de un constructor que adquirió unos terrenos para edificar en ellos. Dado que el barrio de Llaranes no podía albergar a todos los trabajadores de la Empresa, dicho contratista, llamado Domingo López Alonso, vecino de León, proyecta construir otro barrio al que denomina “Nuevo Avilés” y al que diseña como un nuevo modelo de villa.
Del primer proyecto de 5.000 viviendas a construir en la ladera Noroeste del Monte de La Luz, sólo se construyen 2.056 que agrupadas en 95 bloques constituyen hoy la configuración del Barrio de La Luz.

Barrio de La Luz, maqueta del proyecto (1958) y las casas en la actualidad, que nada tienen que ver con lo proyectado.

Barrios de Versalles, Los Canapés y Texera en 2000.

ENSIDESA sacó de sus “laboratorios sociales” la idea de construir los barrios en diferentes lugares de Avilés. Realizó una segregación social del espacio urbano. De este modo colocó en Llaranes y La Luz a los obreros, mientras que a los técnicos, peritos e ingenieros los situaba en edificios tales como La Estrella, en el Pozón, y La Residencia de Ingenieros, en la subida de San Cristóbal.”
“Existían cuatro categorías de traba-trabajadores en la Empresa:

1ª – La formada por los directores, técnicos, ingenieros..
2ª – La formada por técnicos de grado medio, como jefes de taller,administrativos,
analistas…
3ª-Obreros cualificados (Oficiales de 1ª y 2ª)
4ª – Personal obrero sin cualificar, como oficiales de 3ª y peones. “
(Web Parroquia de San Pablo de la Luz)

Dos instantáneas de la vida cotidiana en el barrio de La Luz en 1967. (Fotos: Recuerdos de Llaranes)

Al tiempo que se producía esta densificación en el centro, emergían dos zonas contiguas, que se configuraban como nuevas zonas residenciales: Las Meanas-Quirinal, y Carbayedo Nuevo.
La crisis de la siderurgia de los setenta del siglo XX, que supuso la pérdida de más de 12.000 puestos de trabajo, se vio compensada con el crecimiento del sector terciario, que permitió que pasados veinte años se mantuviera en la ciudad la misma población que al comienzo de la crisis. (85.000 h.)

Poblado de Llaranes

Al amparo de la construcción de ENSIDESA se desencadenó un intenso proceso inmigratorio que supero ampliamente la capacidad de Avilés para acoger a tan amplio volumen de personas.
Debido a la necesidad urgente de viviendas se fueron diseñando en las proximidades de las fábricas diferentes modelos de grupos residenciales para dar alojo a los trabajadores, a través bien de promociones oficiales o privadas. En algunos casos los asentamientos eran tan espontáneos que daban lugar a fenómenos de chabolismo e infravivienda.

Dos  imágenes del poblado de Llaranes. La foto superior muestra las últimas fases de construcción, con la iglesia al fondo todavía sin terminar. La foto inferior, coloreada, muestra el conjunto completamente acabado (1953-1957). (Fotos: Recuerdos de Llaranes)

El primer ejemplo de barrio obrero lo constituye el poblado de Llaranes, en las cercanías de Ensidesa, que se comenzó a construir en 1953 y se concluyó en 1957. Se trata de un conjunto de 1.103 viviendas en un diseño que comprende espacios verdes, deportivos, iglesia, plaza mayor, mercado y servicios varios.

Ensidesa encargó a los arquitectos J. M. Cárdenas Rodríguez y F. Goicoechea Agustí, en 1951, la construcción del poblado central de Llaranes concebido como un pueblo independiente, con escuelas, mercado, estadio deportivo, piscinas, parques, local para espectáculos, hogar sindical y Plaza Mayor.
Cárdenas y Goicoechea firmaron conjuntamente el proyecto en su totalidad. Sin embargo, cabe destacar que la iglesia es obra de Cárdenas mientras que el “colegio de niños” y el parque infantil fueron obra de Goicoechea. El “colegio de niñas”, la Plaza Mayor y el economato entrarían en el grupo de proyectos compartidos.
El proyecto del Mercado, conocido popularmente como El Economato, data de 1956, pero sería el último de los edificios singulares en terminarse. No se inauguraría hasta 1962. Con anterioridad fueron habilitados para ese uso los bajos de la Plaza Mayor, cuyo destino inicial, nunca del todo logrado, fue su uso para el comercio privado.
Se proyectaron diferentes tipos de vivienda dentro de una homogeneidad de conjunto. Los bloques “A” tienen tres plantas y doce viviendas. Los bloques tipo “C” y “D” son los más abundantes en el poblado. Constan de ocho o dieciséis viviendas dispuestas en forma de “U” y pareadas dejando un jardín en medio. Menos abundantes y con sus jardines son las viviendas tipo “H” o de “capataces”. Se trata de viviendas ligeramente mayores que el resto de las del poblado, en bloques de cuatro, dos bajos y dos pisos, y con una fisonomía que les daba un cierto aire de “chalés”.
El aspecto nórdico que le conferían los tejados de pizarra fue fruto de la casualidad. En la idea inicial las cubiertas estaban proyectadas en teja árabe de color rojo. Una oportunidad que surgió para Ensidesa provocó el cambio.

Vista de la plaza desde lo alto de la iglesia (años 50).

El poblado se inauguró el 18 de julio de 1956. En 1959, año en que se termina casi por completo el poblado de Llaranes, finaliza la fase de construcción de Ensidesa.
El responsable de Asuntos Sociales de Ensidesa, en su despacho de la Plaza Mayor, ejerció siempre unas funciones de “alcalde” sobre Llaranes que siempre tendieron a considerar los poblados como una entidad autónoma. Un alcalde, además, con casi todas las prerrogativas de tal, ya que contaba con su propia Guardería Jurada, que era la máxima responsable del orden en los poblados. Orden que se establecía de acuerdo a criterios propios y por normas que el mismo Departamento dictaba.

Llaranes disponía en esa época de 1324 viviendas y estaba totalmente urbanizado: calles, alcantarillado, iluminación, etc… y con todos los elementos de una vida independiente. El servicio público se hallaba concentrado en la Plaza Mayor, centro del mismo, conteniendo estafetas de Correos y Telégrafos, Central telefónica, Farmacia y una sucursal bancaria. Poseía otros locales que se usaban como economato provisional y que serían ocupados, al menos eso era lo previsto, por distintas ramas del comercio.

El proceso de “privatización” de las viviendas fue complejo. La primera venta efectiva se realizó el 10 de agosto de 1990. A finales de 1993 se había realizado el grueso de la operación.
Además de las viviendas, la Empresa tuvo que transferir al ayuntamiento de Avilés las infraestructuras y suelo común. La cesión se firmó el 29 de marzo de 1995. La red eléctrica se cedió a Hidroeléctrica del Cantábrico y los inquilinos tuvieron que hacerse cargo de los pagos a partir de 1998.”
(De la página web Llaranes C.F.)

Vista aérea del polígono de viviendas de Llaranes en 1959. (Foto: Editorial Prensa Asturiana)

Vista aérea del polígono de viviendas de Llaranes en 1968. (Foto: Editorial Prensa Asturiana)

Futuro urbano Avilés

Avilés se encuentra actualmente en un proceso de renovación urbana que pretende la transformación de los espacios degradados por la industria en las áreas circundantes a la ría. Esta estrategia se plantea como una fórmula que dinamice la ciudad y la proyecte hacia el exterior,  de cara a un realce de su imagen como polo de atracción turística y que mejore la calidad de vida y el bienestar de sus vecinos.
Como ejemplo más visible de este proceso se encuentra el  Centro Cultural Internacional Oscar Niemeyer, una referencia mundial, ahora inmerso en una grave crisis motivada por circunstancias políticas e intereses particulares.
La recuperación urbanística y ambiental que se está produciendo en Avilés está renovando los desajustes producidos por la industrialización de los años 50 y la reconversión industrial de los 90 que mermó el empleo y la población, en una urbe gravemente contaminada.
En el proceso de ajuste han surgido nuevos e importantes espacios liberados de su antiguo uso industrial, cuya ubicación al borde de la Ría y en colindancia con el casco urbano demandan un decidido esfuerzo planificador para transformar la ciudad y crear un foco dinamizador de la economía y la cultura”. (Proyecto Isla de la Innovación)

Animación que muestra la construcción del Centro Niemeyer en el Puerto de Avilés (inaugurado el 26 de marzo de 2011), ubicado próximo al centro de la ciudad, sobre la margen derecha de la ría, a 500 metros de la plaza de España y del Ayuntamiento.

Referencias.-

Fernández García, Felipe y Quirós Linares, Francisco
Atlas aéreo de Asturias
Los paisajes del siglo XX

Editorial Prensa Asturiana, S. A.
Oviedo, 2001
VV.AA.
Asturias a través de sus Concejos
Editorial Prensa Asturiana S.A.
Oviedo, 1998

Informe Barrios Vulnerables de Avilés (2001)
Ministerio de Fomento, 2001 (Documento PDF)

Benito Del Pozo, Paz
Discursos, propuestas y acciones sobre la ciudad posindustrial
Universidad de León, 2004 (Documento PDF)

Morales Matos, Guillermo
Industrialización y crecimiento urbano en Avilés
Universidad de Oviedo. Dpto. de Historia Contemporánea
ERÍA. Revista Geográfica, nº 1, pp. 151-178. Oviedo, 1980 (Documento PDF)

Morales Matos, Guillermo
Industria y espacio urbano en Avilés
Ed. Silverio Cañada
Gijón, 1982

Guía para entender el urbanismo de Avilés
El Revistín nº Especial (Documento PDF)

Barrio de la Luz (Documento PDF)

Poblado de Llaranes (en Wikipedia)

Barrio de la Luz (enWikipwedia)

Blog Recuerdos de llaranes

Proyecto La Isla de la Innovación: Master Plan (Documento PDF)

Web Centro Niemeyer

Todo sobre Oscar Niemeyer  (El País, 2011)

Read Full Post »

Older Posts »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 494 seguidores