Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Desastres’ Category

URBAN IDADE, las edades urbanas que definen el presente de nuestras ciudades. La ciudad como centro de atención. Sus lugares; la historia urbana y los espacios actuales. Historia, sociología, política y sentido común. Ahora en Facebook: URBAN IDADE.

LOGO01

 

Anuncios

Read Full Post »

Colonia Socialista

Colonia Socialista o Ciudad Jardín, calle Alhelies (1919/1920).

A finales de la primera década del siglo XX surge en Madrid un estilo nuevo de urbanización inspirado en la Ciudad Jardín inglesa de Ebenezer Howard y en la Ciudad Lineal de Arturo Soria. El modelo se desarrolló principalmente en terrenos de Chamartín de la Rosa donde se crearon “colonias” de viviendas unifamiliares que dieron a la zona un peculiar carácter. Hoy día, estas colonias históricas, que gozan de protección urbanística, mantienen todo su encanto original convertidas en auténticas islas dentro de la vorágine de la gran urbe.

Colonias de “casas baratas”

La Ciudad Jardín Madrileña se levantó en unos terrenos situados en el antiguo término municipal de Chamartín de la Rosa por la empresa Fomento de la Propiedad, sociedad urbanizadora catalana instalada en Madrid hacia 1915 que realizó diferentes promociones directas o mediante la venta de terrenos a otras cooperativas o promotoras. Fomento de la Propiedad compró al duque de Pastrana unas 250 hectáreas de suelo comprendidos entre el Ventorro del Chaleco (entonces en la Prosperidad), el paseo de la Ciudad Lineal (Arturo Soria) y el límite de Chamartín de la Rosa (Ramón y Cajal).
Las colonias se construyeron como núcleos aislados y discontinuos, ya que sus promotores en muchos casos fueron distintos. Todas las promociones se acogieron a las sucesivas leyes de casas baratas e iban dirigidas a clases medias trabajadoras y a empleados públicos. Arquitectónicamente hubo varias tipologías de viviendas (pareadas, adosadas en hileras y aisladas), basadas por lo general en estilos regionalistas, con el uso de enfoscados en la fachada, aparejos de ladrillo visto con motivos sencillos y canecillos de madera bajo cubiertas de teja a una, a dos, tres, cuatro o más aguas.

5-Colonia Union Electrica Madrileña_Calle Primera

Colonia Unión Eléctrica Madrileña, calle Primera (1920/ 1927).

Colonia Socialista o Ciudad Jardín

Fue la primera colonia de las proyectadas en la Ciudad Jardín Alfonso XIII. Al amparo de la Ley de Casas Baratas de 1911, la Cooperativa Obrera para la Adquisición de Casas la promovió en 1919 por iniciativa de Pablo Iglesias y Jaime Vera para los afiliados a la Casa del Pueblo. La Cooperativa, integrada por 116 personas, compró los terrenos a Fomento de la Propiedad aportando cuotas mensuales de cuatro pesetas y de dos pesetas dependiendo del tamaño de las casas. El precio final de las viviendas grandes (120m2) fue de 19.000 pesetas y de 12.000 pesetas, las pequeñas (90m2). En ambos modelos la distribución era semejante, variando únicamente las dimensiones. En la planta baja se situaban un comedor, cocina, dos habitaciones y vestíbulo; en la planta segunda había cuatro dormitorios y un trastero. El Cuarto de baño se situaba en el exterior, al lado de la cocina. La colonia la formaban 118 viviendas adosadas en hilera, formando grupos de cuatro, cinco o más casas y estaba delimitada por la recién trazada calle de Alfonso XIII, Narcisos (E. Howard), Alhelíes (Pablo Iglesias), Celindas, Santoninas y Jacintos.

Aneja a la colonia Socialista, en 1926 se construyó la colonia Bosque y Mina o colonia de Fomento de la Propiedad, formalmente semejante. De ese mismo periodo es la colonia Unión Eléctrica Madrileña (U.E.M.), promovida por Valentín Ruíz Senén, director gerente de la U.E.M., para empleados de la compañía que se acogió a la Ley de Casas Baratas de 1921. Constaba de viviendas unifamiliares aisladas, con jardín a cuatro fachadas y se proyectó en una tipología homogénea.

4-Colonia Prosperidad

Colonia Prosperidad, calle Cabeza Reina (1926/1935).

1_Colonia Prosperidad

Colonia Prosperidad, Ciudad-Jardín Alfonso XIII (1926/1935). Foto Enrique F. Rojo, 2012

Colonias Primo de Rivera y Prosperidad

Estas colonias, de tipologías diferentes, se construyeron en pleno periodo de la dictadura de Primo de Rivera, acogiéndose a la 3ª Ley de Casas Baratas. La colonia Primo de Rivera, realizada entre 1925 y 1930, para funcionarios y policías municipales, se situó en el eje de la calle Ramón y Cajal, en ambas aceras y a lo largo de calles paralelas a la principal. Se realizaron 272 viviendas, casi todas agrupadas en hileras, con jardín en las dos fachadas, así como también algunos hoteles unifamiliares aislados rodeados por un jardín mínimo.
La Colonia Prosperidad fue promovida entre 1926 y 1935 por la Compañía Anónima de Casas Baratas en terrenos próximos a los de la Colonia Primo de Rivera en el eje de la calle Ramón y Cajal, limitando con el Colegio Santa Marca y la citada colonia, con la que se integra. Su estructura es ortogonal con manzanas rectangulares, con un eje principal de acceso –la calle Luis Larrainza- y una plaza central. A esta estructura se superpone una red de calles peatonales de menor dimensión. Las viviendas, en un total de 244, se sitúan en hilera de una y dos plantas, con porche, pequeños jardines delanteros y patio trasero, en parcelas de pequeño tamaño.
Otras colonias de la Ciudad Jardín, contemporáneas a las citadas, son la Albéniz o de los Músicos, la Imperial, Jardín de la Rosa y Jardín Municipal, todas ellas en el entorno de las calles Ramón y Cajal y Alfonso XIII, en el distrito de Chamartín.  (Artículo publicado en la  Revista PLÁCET, Nº 245 , Abril 2014.)

Referencias.-

Unión Eléctrica Madrileña (Ver artículo, Arroyo Ilera, Alfonso, UAM,2009)

Revista PLÄCET, Nº 245 (Abril 2014)

Rojo Escobar, Enrique F./ R. Zapata, Carlos
Chamartín. Álbum de Fotos
Temporae, Ed.
Madrid, 2015

Read Full Post »

Chalés_Somo_2014_Diario Montañés

Chalés en la playa de Somo (Foto: Diario Montañés, 2014)

Los pasados 1 y 2 de marzo de 2014, según explicaciones de técnicos en la materia, la combinación de una profunda borrasca sobre las islas Británicas y un potente anticiclón en las Azores, produjo una situación de vientos intensos y fuerte oleaje en las costas del norte y noroeste de la Península Ibérica, que efectó de manera acusada a la Comunidad cántabra.
En Somo, frente a Santander, las olas invadieron la playa y arramblarón cuanto encontraron en su camino. Y en su camino se toparon con una serie de chalets construidos en la década de los ochenta del pasado siglo.
Las consecuencias del encontronazo tuvieron cierta gravedad económica para los propietarios de las viviendas, sin que nadie resultase herido.

Chalés_Somo_2014_EFE-02

Chalés en la playa de Somo (Foto: EFE, 2014)

Lo extraño del suceso no ha sido ver como el mar avanzaba hasta su encuentro violento con las casas causando destrozos. Al contrario, lo difícil es entender qué hace una urbanización a menos de 100 metros del mar, levantada en medio de la playa, por delante de la protección dunar y amparada por un muro de hormigón armado para prevenir las mareas. No parece extraño, pués, que hechos como este puedan producirse, conocido el  común desprecio que suele manifestarse cuando de retar a las fuerzas de la Naturaleza se trata. Más aún a sabiendas del cambio climático y del calentamiento global que ya se deben considerar como  fenómenos más que evidentes y a los que habría que prestar más atención.

Hace cerca de siete años escribí en este mismo blog unas líneas en las que manifestaba mi asombro al ver cómo se construían edificios y urbanizaciones a pié de costa y en primerísima línea de playa, sin ningún pudor ni preocupación por la posible destrucción de ecosistemas sensibles y sin temor a las posibles consecuencias por el devenir natural de las cosas. Lo hice en referencia precisamente a esta Urbanización de Somo, un ejemplo revelador de cómo se pasa la excavadora por encima de dunas y playas para crear nuevos paisajes de hormigón y ladrillo, y que evidencia la impudicia y la falta de escrúpulos de los promotores, constructores, Ayuntamientos y compradores de las viviendas que invaden la playa.

Chalés_Somo_2014_EFE

Chalés en la playa de Somo (Foto: EFE, 2014)

Aunque este temporal haya sido el más violento y “contumaz” en tres décadas y aunque la reforma de la Ley de Costas española ampare este tipo de despropósitos que benefician a los especuladores en su avaricia infinita, parece sensato pensar que sucesos como este no ocurrirían de no haber edificios plantados en medio de las playas. Deberíamos poner remedio porque no  podemos ir en contra de la Naturaleza.

Casas Somo

Urbanización en la playa de Somo antes de los destrozos de 2014 (Fotos: Enrique F. Rojo, 2007)

Referencias.-

En primera línea de playa (Blog Urban Idade, 2007)
Mas fotografías Urbanización Delfín en Somo (Blog Driza.Me)
Reforma Ley de CostasInfografía (El País, 2014)
Ley de Costas (Noticias, El País)
Fografías temporal en Cantabria (El Pais, 2014)

Read Full Post »

copia

Reproduzco la Nota de Prensa hecha pública el pasado 14 de Mayo por COLEGIO PROFESIONAL DE ARQUEÓLOGOS, y el  ILUSTRE COLEGIO OFICIAL DE DOCTORES Y LICENCIADOS EN FILOSOFÍA Y LETRAS Y EN CIENCIAS DE MADRID, junto con el AMTTA, en donde se denuncian los intereses especulativos ocultos en el Proyecto de Ley de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid propuesta por el gobierno madrileño del PP.

Dice el comunicado:

El proyecto de Ley de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid no sólo supone un retroceso legislativo sino que implica la pérdida del Patrimonio cultural de todos los ciudadanos. Madrid contraviene las normativas comunitarias ratificadas por España, haciendo prevalecer los intereses económicos sobre la cultura.

El texto legal propuesto por el gobierno en Proyecto de Ley de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid desprotege el Patrimonio y desmantela el “modelo Madrid” de gestión, que tan admirado ha sido en el pasado. En general supone un retroceso tanto en la gestión como en la protección del Patrimonio Cultural, propiedad de todos los ciudadanos.

Con la aprobación de esta nueva Ley de Patrimonio, buscan la desprotección de edificios históricos como medio de enriquecimiento de la administración, buscando un beneficio económico a costa del robo del Patrimonio a la ciudadanía. Ejemplos como el Palacio de la Duquesa de Sueca o la ya derribada casa blasonada de Embajadores 18, ambos propiedad del Ayuntamiento de Madrid y abandonados hasta forzar la declaración de ruina para demolerlos y vender el solar, se convertirán en algo cotidiano con la aprobación de la nueva ley, haciendo de la ciudad de Madrid un centro urbano carente de identidad histórica”.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Casa blasonada derribada en Embajadores 18. (Foto: Enrique F. Rojo; 2008)

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Puerta de entrada y blasón del edificio derribado en Embajadores 18. (Foto: Enrique F. Rojo; 2008)

Estos intereses económicos del gobierno quedan descubiertos también por las alegaciones presentadas por el partido gobernante, que pretende incluir en esta Ley de Patrimonio disposiciones relativas a la modificación del suelo y al aprovechamiento y ampliación de los casinos, despejando cualquier duda que quedara acerca de las facilidades que están dispuestos a ofrecer al gran complejo de Eurovegas. Este grupo de profesionales insiste en que no se está en contra del desarrollo, el progreso o la construcción; pero sí de que ese modelo se haga de un modo descontrolado y sin supervisión“.

Esta nota de prensa forma parte de la campaña de protección del Patrimonio Histórico de Madrid que se viene desarrollando desde hace más de un año  y que está encabezada por el Colegio Profesional de Arqueólogos y por la Asociación Madrileña de Trabajadores y Trabajadoras en  Arqueología (AMTTA) , con la colaboración de la plataforma Madrid, Ciudadanía y Patrimonio.

Plaza del Duque de Alba_2007-small

Palacio de Sueca en la plaza del Duque de Alba, reciéntemente derribado. (Foto: Enrique F. Rojo, 2007)

La campaña  cuenta ya con el respaldo de diversas instituciones y expertos en el Patrimonio tanto de ámbito nacional como internacional, entre las que se encuentran las Universidades madrileñas y diversas asociaciones culturales e instituciones dedicadas al estudio y difusión de los bienes patrimoniales.

Entre las actividades realizadas  para la protección del Patrimonio se encuentra la convocatoria para la concentración que se llevará a cabo el domingo 19 de mayo a las 11 horas en la Plaza de Canalejas. Bajo el lema SOS PATRIMONIO. NO A UNA LEY DESPROTECTORA pretende explicar a todos los asistentes e interesados las principales carencias y errores de este Proyecto de Ley usando ejemplos cercanos a todos los madrileños. Con esta y otras acciones se busca también mostrar al gobierno de la CAM que esta es una ley que nace sin consenso.

La campaña pretende continuar con su trabajo de difusión y búsqueda de apoyos durante el proceso asambleario e irá más allá en caso de que se apruebe la Ley sin recoger las modificaciones propuestas, ya que no
van a permitir que el gobierno use el Patrimonio de todos para el enriquecimiento de unos pocos.

Referencias.-

Manifiesto Arqueología de Madrid PDF

Sección de Arqueología del Colegio de Doctores y Licenciados de Madrid

Madrid Ciudadanía y Patrimonio

Asociación Madrileña de Trabajadores y Trabajadoras en Arqueología (AMTTA)

Más información:
Aurora Campuzano
Directora de Comunicación
91 447 14 00
Móvil 671 08 26 61

Read Full Post »

Es conocida la escasa sensibilidad y el poco tino que para cuestiones urbanísticas ha mostrado normalmente el Ayuntamiento de Madrid a lo largo de su historia. Salvo honrosas excepciones la norma a la hora de diseñar la ciudad se ha basado en el desprecio por el pasado en favor de la renovación indiscriminada, dirigida casi siempre por el afán de negocio cuando no por la ignorancia más absoluta. Los desastres urbanísticos son contínuos.
Cuando se olvida el valor histórico de los elementos –edificios, trazado urbano, mobiliario- que componen una ciudad se está dando la espalda a su pasado, la única forma de entender su presente. Los edificios con historia de una ciudad constituyen los documentos sobre los que poder recomponer con detalle la narración de su desarrollo. Solo conociendo su evolución histórica con rigor se puede renovar la ciudad de forma coherente e inteligente, adaptando lo que ya existe a lo necesariamente nuevo y manteniendo el patrimonio en perfecto estado para que nos siga hablando, desde el pasado, del presente y de cómo construir el futuro. Solo así la ciudad es comprensible y aprehensible por el ciudadano que la habita. Solo así el ciudadano puede apropiarse de la ciudad y hacerla suya. La única forma de democratizar la ciudad como espacio y territorio al que pertenecemos y que nos ha de pertenecer.

Hotel Nueva York-Cine Actualidades_Gran Vía_Arquitecto M. Muñoz Casajús

Hotel “Nueva York”, que en su planta baja albergó al “Cine Actualidades” estaba ubicado en la calle de Gran Vía, 48 con Tudescos, 3. Se demolió en los años sesenta del siglo XX para levantar una mole de hormigón y cristal derribada en 2007. “El edificio, en su día propiedad del Banco Atlántico y en la actualidad de R & A Palace Gestión S. L, albergará en un futuro próximo 150 viviendas, trás la decisión de la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid, que autorizó la demolición del conjunto anterior y la posterior edificación de uno nuevo.”

Palacio Plaza Colon

Palacio de los duques de Medinaceli, construido entre 1866 y 1870 por el arquitecto puertorriqueño Mariano Andrés Avenoza y derribado en 1964.

Algunos ejemplos

Son abundantes los ejemplos contemporáneos que delatan la absoluta falta de sensibilidad e interés histórico de las diferentes composiciones que ha tenido el Ayuntamiento y que han ignorado el más elemental respeto hacia su patrimonio arquitectónico. Cito algunos: El Palacio de Medinaceli en Colón que se demolió para desarmonizar el entorno con polémico complejo; los mercados de Madrid de hierro y vidrio como el de la Cebada o el de los Mostenses; el modélico complejo de Perfumerías Gal en Argüelles; el Hotel Florida obra del arquitecto Antonio Palacios; el palacio del duque de Lerma en la calle de san Bernardo; la incomprensible demolición del barrio de Pozas;  la especulativa devastación del barrio de Ciudad Lineal de Arturo Soria, esencial para entender la historia del urbanismo, no solo en Madrid; la casa del pastor;  la casa de Iván de Vargas arruinada por dejación del Ayuntamiento; el palacio del marqués de Ustáriz;  la corrala moderna de la calle de Fernández de la Hoz de futuro incierto;  el histórico frontón “Beti-Jai”, igualmente de futuro incierto pese haber logrado cierta protección y que se encuentra recogido en la Lista Roja del Patrimonio.

Hay también un largo etcétera de construcciones mas modestas que compusieron el patrimonio histórico de muchos barrios, dando cohesión a su tejido social, que se desintegraron en los años setenta por la miope e interesada intervención de los poderes públicos. Todavía sobrevive algún ejemplo destacable de estas construcciones, si bien su futuro no es halagüeño, ya que la mentalidad apenas ha cambiado.

fronton-beti-jai_1900

El frontón “Beti-Jai”, construido en 1893 por el arquitecto cántabro Joaquín Rucoba. En la actualidad se encuentra completamente abandonado y en un estado de ruina acuciante que podría acabar con su demolición.

san-francisco-el-grande_fulanoymengano_1959_04

Corrala que estuvo situada entre las calles del Rosario y San Bernabé, con entrada probablemente por la calle del Rosario número 17 o 15. El edificio se derribó a comienzos de los setenta del siglo XX.

Calle Gloxinia_Tetuan_2008_01


Edificio de principios del siglo XX que ocupó una manzana en el barrio obrero de Tetuán. En 2010 se demolió para constuir un bloque de viviendas que triplicó la altura. (Foto: Enrique F. Rojo)

El caso del palacio de Sueca

Como último ejemplo quiero citar el caso del llamado palacio de Sueca, situado en el número 2 de la plaza del Duque de Alba, en el distrito Centro. Este edificio, que goza de la máxima protección histórico-artística, salta a la actualidad en 2007  ya que el Ayuntamiento de Madrid lo expropió en 1999, siendo alcalde Álvarez del Manzano, con una inquilina, con el fin de darle un uso dotacional. “En sus orígenes, en el siglo XVIII, el inmueble sirvió de escuela para los hijos de los criados del rey Carlos III. En 1791, el arquitecto Antonio de Abajo lo convirtió en una residencia para la duquesa de Sueca, esposa del primer ministro de Carlos IV, Manuel Godoy. En 1837 se convirtió el Colegio de Humanidades de Francisco Serra, y a finales del siglo XIX se transformó en un cuartel de la Guardia Civil”. (Ver El País, 22/01/2007) Luego se transfomó en viviendas donde nació y vivió toda su vida la única inquilina que quedaba, Carmen.

Plaza del Duque de Alba_2007-small

Palacete abandonado de la Duquesa de Sueca,  propiedad municipal con la máxima protección histórico-artística, situado en la Calle Atocha nº 49, en la plaza del Duque de Alba. En marzo de 2008 fue “okupado”, destapándose las conexiones mercantiles de la propiedad del edificio con la corrupción urbanística. En el verano de 2013 el Ayuntamiento de Madrid, presidido por Ana Botella, ordenó su derribó parcial, motivado por su deterioro, que se ejecutó hasta que la Fiscalía lo paralizase al sospechar que el derribo, respondía su abandono reiterado por parte del Ayuntamiento.(Foto: Enrique F. Rojo, 2007)

 

Dado que en ningún momento se llegó a realizar ninguna adaptación del edificio para el uso dotacional propuesto (convertirlo en sede de la Concejalía de Medio Ambiente, primero, y en pisos para jóvenes, después, y finalmente nada), el recurso puesto por los propietarios prosperó y en 2008 los jueces dictaminaron, en sentencias firmes, que la expropiación fue ilegal y que el palacio debía volver a sus antiguos dueños, exigiendo la reversión, si bien con la calificación de su primitivo uso como viviendas. Esta circunstancia permitía a la constructora propietaria hacer negocio con la propiedad que decidieron convertir en hotel. (Ver caso del Frontón Madrid ,en la misma zona, cuyo destino es el de transformarse en hotel)

El problema surgió al mantenerse el uso dotacional, lo que impedía a los propietarios convertir el palacio en hotel. Así han pasado ya quince años desde la expropiación, los seis últimos de litigios legales, mientras el edificio se deterioraba por falta de mantenimiento por el abandono negligente e irresponsable del Ayuntamiento, que admite que violó la ley al no preservar un edificio histórico.

Finalmente, fallecida la última inquilina, Carmen, que siempre se negó a abandonar el palacio, en el que sobrevivía sin agua ni electricidad, el Ayuntamiento decide el derribo inminente  pues “estima necesario declarar el estado de ruina física inminente parcial del edificio” y “proceder a la demolición”  urgente.

1368382744_965177_1368427940_noticia_grande

Patio del palacio de Sueca completamente abandonado, situado en la Calle Atocha nº 49. En marzo de 2008 fue “okupado”, destapándose las conexiones mercantiles de la propiedad del edificio con la corrupción urbanística. En el verano de 2013 el Ayuntamiento de Madrid, presidido por Ana Botella, ordenó su derribó parcial, motivado por su deterioro, que se ejecutó hasta que la Fiscalía lo paralizase al sospechar que el derribo, respondía su abandono reiterado por parte del Ayuntamiento. (Foto: El País, 12/05/2013)

Conservar el patrimonio histórico urbano

La conservación del patrimonio histórico urbano permite la comprensión de las relaciones sociales complejas que se han producido a lo largo del tiempo y que tienen su reflejo más visible en las tipologías arquitectónicas distintas. Conocer esta diversidad, respetándola, obliga a realizar un esfuerzo que lleve a la armonía entre la pluralidad de formas para que estas que terminen confluyendo. De esta manera acabamos comprendiendo, inevitablemente, el valor y el significado de la diversidad, lo que se puede extrapolar a nivel social a fomentar el respeto y la convivencia fluida entre los ciudadanos.
Sin embargo, parece que la sociedad contemporánea tiende a convertir en viejo e inservible todo elemento incapaz de producir según los términos del economicismo imperante. Dejando de lado la historia.
Los poderes públicos y en este caso el Ayuntamiento de Madrid, en su deseo de modernizar la ciudad pretende superar el pasado enterrándolo. El Ayuntamiento, en su  falta de atención ante los casos de flagrante abuso particular con fines especulativos -fomentando incluso estas conductas-,  permite la ruina, eliminación o transformación arbitraria de edificios históricos, facilitando la desaparición del patrimonio ciudadano y de la memoria visual en favor de intervenciones casi siempre discutibles.

No parece legítimo ni verosimil hacer dejación de responsabilidades escudándose en la falta de recursos o en condicionantes legales, cuando es sabido que en situaciones similares, habiendo recursos suficientes y con plenitud de poderes para intervenir, se ha permitido la ruina, la recalificación de uso y el derribo arbitrario de gran cantidad de edificaciones que se podrían haber conservado. Ante tanto desastre urbanístico solo hay un único responsable.

Informe histórico: El palacio de la Duquesa de Sueca, elaborado por Madrid, Ciudadanía y Patrimonio:

Read Full Post »

(Foto: Enrique F. Rojo, 2012)

El barrio de La Estrella , también llamada la Villeta por las gentes del lugar, se sitúa al Este del pueblo de Mosqueruela en el Maestrazgo turolense, a unos treinta kilómetros de distancia, en un valle cerrado, colgado a  850 metros sobre el nivel del mar. Limita con Villafranca del Cid, Benasal y Vistabella, en Castellón, a la margen izquierda del río Monleón (Montleó) en un terreno escabroso y pobre, entre breñas, de escasa tierra y suelo pedregoso que nada deja producir y retiene mal el agua, y rodeado de peñascos.

(Foto: Enrique F. Rojo, 2012)

El río Monleón o río Seco se mantiene sin agua casi todo el año y solo aflora en los periodos de lluvia cuando estas son abundantes, ya que de haber sequía en la época húmeda, pueden pasar varios años sin que fluya ninguna agua sobre su lecho. El suelo calizo hace que esta se suma en su interior a través de la roca, dejando poco flujo en la superficie. Solo cuando las lluvias son muy copiosas la piedra se colmata y el río aumenta su caudal.

(Foto: Enrique F. Rojo, 2012)

La noche del 9 de octubre de 1883 fue una noche aciaga de triste recuerdo para la comarca. Una gran tormenta descagaba con furia sobre Mosqueruela  y el caserío de La Estrella. Con tanta intensidad llovió, que el río, casi siempre sin agua, se elevó más de seis metros sobre su cauce, llevándose el puente de troncos de chopo que permitía pasar a la margen derecha. Aunque las viviendas se encontraban en un primer momento a salvo de la crecida por estar bastante elevadas con respecto al río, nadie imaginaba que un peligro aún mayor amenazaba desde lo alto de las peñas.

Sobre las ocho o nueve de la noche una fuerte tromba de agua caía entre “el peldaño” y “el canto de las peñas” generándose una riada que fue arrastrando cuanto encontraba a su paso. Por las abruptas laderas avanzaba el torrente desbocado  que sorprendería a los vecinos de La Estrella esa fatídica noche. El agua, que llevaba consigo árboles, rocas y barro, golpeó con fuerza  las primeras 17 casas que encontró en su camino, que quedaron completamente destrozadas, arrastrando a sus moradores, enseres y muebles. Las restantes 28 casas quedaron también afectadas.

(Foto: Enrique F. Rojo, 2012)

La noticia del desastre llegó a Mosqueruela de mano de unos jóvenes vecinos que a toda prisa emprendieron el camino a la población, distante a más de cinco horas y que debieron de hacer en menos de cuatro. Conocido el hecho por el alcalde, se preparó una expedición compuesta por gran número de vecinos  que portaron al día siguiente a La Estrella, ropas, alimentos y cuantos recursos pensaron que podrían ser útiles para aliviar el sufrimiento a las victimas.

Durante los trabajos de desescombro para localizar los cadáveres, que realizaron más de cien braceros, se hallaron los cuerpos de un padre y sus cinco hijos. La esposa y madre, respectivamente, se encontraban en la casa de un hermano del finado cuya mujer estaba dando a luz en el momento de la catástrofe. Perecieron madre y recién nacido, así como las dos mujeres y otras dos más que también ayudaban en el parto. De la familia solo se salvó el marido de la parturienta, Antonio Meseguer, que ante el próximo nacimiento y encontrándose enferma la mujer, había acudido a Villafranca a dar aviso al médico. Cuando regresó, al día siguiente, pues el temporal impidió que lo hiciese la misma noche, se encontró  el espantoso panorama. Su casa había desaparecido y con ella toda su familia. Según parece uno de los cadaveres, el de la mujer que daba a luz, fue encontrado asiendo el cordón umbilical del bebé recién nacido.

(Foto: Enrique F. Rojo, 2012)

El día 20 de octubre se daba por finalizada la búsqueda de cadáveres. Fueron hallados 21. Faltaban cinco vecinos a los que también se dio por muertos y que se supuso fueron arrastrados por las aguas. Nunca se los encontró. En total murieron 26 personas, de estas, cuatro fueron niños y siete niñas. Fueron todos enterrados en el cementerio del barrio de La Estrella. (Narración elaborada con los datos de la Memoria de la inundación de La Estrella el 9 de octubre de 1883, por Juan Antonio García Ibáñez, Secretario del Ayuntamiento de Mosqueruela en aquella fecha, y la noticia sobre la catástrofe publicada por el periódico de Madrid El Liberal, 17/10/1883.)

Cementerio de La Estrella. (Foto: Enrique F. Rojo, 2012)

Read Full Post »

Hace ya cinco años que derribaron el estadio de atletismo “Vallehermoso“, bonito nombre para un antiguo cementerio. Y ese es el aspecto que sugiere lo que queda del campo deportivo: poco más que un cementerio. El día que derribaron el estadio Vallehermoso fue como si le hubieran robado parte del alma a muchos aficionados al atletismo madrileño. Como si algo se hubiera muerto en aquel simbólico recinto. El Ayuntamiento de Madrid  explicó en 2008 las razones y el proyecto que tenía entre manos. De momento, empezando por las primeras dificultades, ahora en 2012, en plena crisis global, todos los planes que definen el futuro del antiguo estadio son tan inciertos como el horizonte político y social del país, que difícilmente se adivina. Ni siquiera queda claro qué pasará de prosperar la candidatura de Madrid como sede olímpica 2020. (Ver Madrid 2020, Wikipedia)). En el fondo es como si se tratase de un proyecto muerto, sin hálito para sobreponerse a las dificultades .

Diferentes fases del estadio de atletismo “Vallehermoso”, desde 2008 hasta 2012. El estadio olímpico que nunca llegó a ser y que, dependiendo de la “fortuna”, en vez de convertirse en un centro comercial con gimnasio privado y “spa” para el distrito con precios “populares”, la nueva tendencia, podría volver a ser un verdadero estadio olímpico para el deporte nacional que facilite el acceso al deporte más exigente, frente al más exclusivo.

En esta foto vemos un modelo virtual del nuevo Vallehermoso, cuya suerte parece estar ya echada. (Foto: El Diario.es)

Si nadie lo remedia este será el nuevo complejo, cuya adjudicación se concretó en 2011. Pero ya sin la pista de atletismo. Y en términos más que convenientes para los adjudicatarios: cesión del suelo y de la explotación comercial por 40 años sin pagar ningún tipo de canon. A cambio, la empresa se encargará de la inversión inicial, más de 20.140.000 euros. La única condición será que los precios sean más económicos que los de mercado. El nuevo Vallehermoso será parte de la cadena GOfit, y tendrá pistas de paddle, un gimnasio de 1.500 metros cuadrados, dos piscinas, una de ellas cubierta, solarium y spa.

El desaparecido estadio lo proyectó el arquitecto Manuel Herrero Palacios en 1950 y se inauguró en 1961. Ocupaba 39.000 metros cuadrados entre la Avenida de Filipinas nº 7 y las calles de Juan Vigón nº 10, Santander  nº1 y Jesús Maestro, frente a la Escuela Oficial de Idiomas. Se construyó en el solar  “del campo de los huesos“, donde jugaban los niños del barrio de la época-  que fue el cementerio de la Sacramental de San Martín. Este cementerio, principal en Madrid, funcionó desde 1848 hasta su derribo en 1926, pues, aunque fue clausurado a finales del siglo XIX, se siguieron efectuando enterramientos hasta 1902, y  se mantuvo abierto para atender a las visitas de los familiares de los finados.

Aquí fueron enterrados, entre otros personajes, el pintor Eduardo Rosales y el escritor Ángel Fernández de los Ríos. Lo compró un particular y para obtener rendimiento de las tierras lo explotó como huerta. Probablemente fuera un suelo excelente para el cultivo de hortalizas (esos sabrosos tomates o pepinos de antaño). Había agua cercana, pues al lado se encontraba y se encuentra el tercer deposito del Canal de isabel II  y que, a buen seguro, surtía sin problemas a la finca. Y seguro que fue un suelo rico en abonos orgánicos y minerales como el fósforo y el calcio. En agosto de 1933 el Ayuntamiento se hizo con los terrenos y en 1957, ya con otra mentalidad, los cedió por 50 años para la construcción de un estadio para la celebración de los II Juegos Iberoamericanos, en 1962.  Su inauguración oficial fue en 1961 con la clausura de los XII Juegos Escolares de Juventudes y posteriormente  se remodeló  para la celebración de los referidos Juegos Iberoamericanos.

Cementerio de San Martín, en una excelente panorámica que nos permite ver, al fondo, las promociones de la Compañía Urbanizadora Metropolitana, de los hermanos Otamendi, y a la derecha las instalaciones del tercer depósito del Canal de Isabel II. La foto podría  ser de finales de los años veinte o treinta. Ya estaba construida la citada promoción, que se terminó en 1923 y aún no se había concluido el derribo del camposanto, que debió de terminarse  en 1939. Por tanto, de la fotografía es importante destacar el hecho de que ya no quedase ningún árbol en pie, de los muchos cipreses que había. Esta circunstancia podría datar la foto a finales de los años treinta, que es cuando, pasada la guerra, se llevan a cabo los planes de actuación urgentes en Madrid y la demolición definitiva en el solar.

El cementerio de San Martín, origen de la urbanización del terreno,  fue construido por Wenceslao Graviña en 1849. Dos años más tarde era uno de los más importantes de Madrid. El cementerio contaba con cuatro patios dedicados a Santo Domingo, San Ildefonso, Nuestra Señora de la Paz y Santísimo Cristo. La entrada era porticada y tenía a ambos lados dos construcciones hexagonales destinadas a vivienda del guarda y capilla.

Se clausuró el 1 de septiembre de 1884 al entrar en funcionamiento la Necrópolis del Este pero, como quedó dicho,  se siguió enterrando en él hasta 1902 debido a su ubicación, muy central y en zonas densamente pobladas del ensanche madrileño, que en leste lugar  fue más espontáneo que planificado y que, además se encontraba más o menos retirado del burgués barrio de Chamberí.

Cementerio de San Martín (1926). “En 1926 se pensó mantenerlo como un suntuoso jardín, conservando el pórtico, la capilla y la casa del guarda y derribando las galerías de nichos. El proyecto incluía la construcción de una gran plaza central, que se denominaría Jardín Elíptico, donde se colocarían estatuas de alcaldes madrileños, así como una serie de patios adornados con fuentes y hornacinas. El proyecto nunca se llevó a cabo. A pesar de llevar años cerrado, los cipreses permanecieron en pie hasta después de la guerra civil y los nichos sirvieron de refugio durante la contienda”. (Texto extraído de “El Madrid desaparecido” de María Isabel Gea. Ed. La Librería, 2003)

Cementerio de San Martín (1906). Destacaba la puerta de acceso constituida por una bella columnata en semicírculo y, estaba constituido por nueve patios cerrados. Sus cuatro primeros patios estaban dedicados a Santo Domingo, a San Ildefonso, a Nuestra Señora de la Paz y al Santísimo Cristo.

En esta hermosa imagen aérea del año 1939, material de museo y patrimonio ciudadano, se ven muchas cosas interesantes. En el centro el estadio Metropolitano, al final de la avenida de la Reina Victoria.  La pista de atletismo que tenía el estadio, curiósamente,  había desaparecido. A la derecha, el Parque Urbanizado, de los  primeros años veinte.  Arriba, a la derecha, se aprecia el claro del tercer depósito del Canal de Isabel II, cuya superficie es en la actualidad un campo de golf auspiciado por la Comunidad de Madrid. Justo a su derecha se ve el descampado del antiguo cementerio. Ahí se adivinan algunos árboles y algunas construcciones.

Referencias.-

VIDEO Futuro estadio “Vallehermoso”

SACRAMENTAL DE SAN MARTIN  PDF

Estadio Vallehermoso (El Diario, 19/03/2013)

—————————————

Read Full Post »

Contaminacion_Madrid_EL Pais_031120110

Llevamos unos cuantos meses en Madrid en los que respirar por la calle sabe mal y huele peor. Los altos niveles de contaminación están superando los límites legales, que teóricamente se marcan para proteger al ciudadano del grave peligro que esta supone para su salud. Las estaciones de medición del centro de Madrid exceden los valores límite legales marcados para  todo el año de dióxido de nitrógeno.

Según dicen los entendidos, la culpa es del anticiclón que se ha instalado sobre media Europa estas últimas semanas, que retiene la contaminación y no la disipa. Y con el anticiclón las estaciones que miden la calidad del aire siguen dando valores muy altos de dióxido de nitrógeno. En la plaza Fernández Ladreda (Carabanchel) se registraron hasta las ocho de la tarde de ayer 25 superaciones; en la avenida de Ramón y Cajal (Chamartín) 22, y en Ensanche de Vallecas, 19.

Dióxido de Nitrógeno (NO2)

Con todo esto hemos aprendido  lo que es el dióxido de nitrógeno, un compuesto muy nocivo para la salud que forma parte del grupo de contaminantes gaseosos que se producen como consecuencia del tráfico rodado. También hemos aprendido que la legislación europea permite un máximo de 18 superaciones horarias de 200 microgramos por metro cúbico en un año, cuando los niveles legales fijados están 40 µg/m³ de media. Madrid acumuló en Enero una  media de 55,61 µg/m³ (microgramos por metro cúbico).

Lo cierto es que el dichoso gas que tan malos humos está provocando puede ser realmente problemático para la salud. Los estudios realizados sobre poblaciones humanas indican que la exposición a largo plazo al NO2, a los niveles que actualmente se registran en Europa, puede provocar una disminución de la función pulmonar y aumentar el riesgo de aparición de síntomas respiratorios como bronquitis aguda, tos y flema, especialmente en los niños.

Estacion Ramon y Cajal_11022011 El 10 de febrero de 2010, en la plaza Fernández Ladreda (Carabanchel) se registraron hasta las ocho de la tarde 25 superaciones de 200 microgramos por metro cúbico; en la Avenida de Ramón y Cajal (Chamartín) 22, y en Ensanche de Vallecas, 19. En la foto vemos la estación de Ramóm y Cajal, en la esquina con Príncipe de Vergara. (Foto: E.F.R.E., 11/02/2011)

Según ha informado el Ayuntamiento, el NO2 es el único gas contaminante con el que Madrid supera los niveles marcados por la Unión Europea: el aire de la capital almacenó en enero, de media, 55,61 µg/m³ (microgramos por metro cúbico), una cifra por encima de los niveles legales, fijados en 40 µg/m³. El 77% de esta contaminación viene del tráfico rodado. El resto es responsabilidad, principalmente, de las calderas de combustión de los edificios de viviendas y del sector industrial.

Según datos de las asociaciones de fabricantes (Anfac) y de vendedores (Ganvam) de automóviles,  durante 2010 los segmentos medio-bajo, medio-alto, de lujo, monovolúmen grande y todoterreno de lujo registraron caídas de ventas, si bien en diciembre, las ventas de automóviles siguieron a la baja  en todos los segmentos de mercado, excepto entre los vehículos de ejecutivo,  los de lujo y los todoterrenos de pequeño tamaño y  de tamaño medio. El 71% de los automóviles vendidos en 2010 fueron diésel, frente al 29% de gasolina.

Estos datos ilustran sobre lo que estamos hablando. Más coches, más coches contaminantes, más polución y más NO2.

Datos contaminacion 11_02_2011 Datos de las Estaciones automáticas de Medición de la Red de Vigilancia de la Calidad del Aire del Ayuntamiento de Madrid. Datos de la Estación de Ramón y Cajal el 11 de febrero de 2011 a las 22.00 horas. (Fuente: RVCAAM, 2011)

Mediciones enmascaradas

Sin embargo, el Ayuntamiento de Madrid ha intentado enmascarar las mediciones, para adecuarse a la normativa de la UE, cambiando de lugar las estaciones medidoras más conflictivas, y así  rebajar artificialmente los niveles de polución. Una manera de solucionar el problema eliminándolo. Curiosa y significativamente, las seis estaciones que no han registrado niveles excesivos están situadas en zonas verdes (Casa de Campo, Retiro, Sanchinarro, Villaverde, El Pardo y Juan Carlos I).

El fiscal coordinador de Medio Ambiente, ante la sospecha del ardid municipal, cargó contra el Ayuntamiento por enmascarar la contaminación, cuya trampa consistió en retirar estaciones de las zonas más contaminadas.  El fiscal ordenó al Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) que instalara sus propias estaciones en algunos de los lugares ignorados por el consistorio. El resultado fue que apenas se dió “una mejora de la calidad del aire”, en contra de lo que han mantenido el alcalde, Ruiz-Gallardón y la concejal de Medio Ambiente, Ana Botella.

En su web, el Ayuntamiento de Madrid por boca de su alcalde, ha publicado en nota de prensa que “la capital ha sido la primera ciudad española en adaptar su Red de Vigilancia de la Calidad del Aire a los criterios establecidos por la UE”. “Cumplimos -se dice en la nota- todos los parámetros que marca la normativa menos los relativos a dióxido de nitrógeno”. También se afirma que la propia UE, consciente de la necesidad de adaptación de las ciudades a estos nuevos criterios, establece un período de ampliación hasta el año 2015, moratoria que pueden solicitar las ciudades a partir de 2011. “Todo parece indicar -afirmó Ruiz-Gallardón- que la mayoría de los Estados miembros presentarán este año sus peticiones de aplazamiento”.

Grafico contaminacion 11_02_2011 Evolución de datos de las Estaciones Automáticas de Medición de la Red de Vigilancia de la Calidad del Aire del Ayuntamiento de Madrid. Representación gráfica de datos horarios de la estación de Plaza de Castilla. (Fuente: RVCAAM, 2011)

Polémicas, imprecaciones y frases ingeniosas…

El asunto, espinoso y ponzoñoso, lejos de forzar a la administración municipal a ejecutar soluciones resolutivas eficaces, ha servido para dar pábulo a la siempre presente polémica política de esta ciudad, que ya cansa.

La actitud del del Alcalde Presidente, que parece poco inclinado a tomar medidas de choque para mejorar el aire de Madrid, se ha visto reforzada por sus  afirmaciones en las que responsabiliza de la situación al Gobierno por primar fiscalmente a los vehículos diésel que -dice-  son responsables de las emisiones de óxidos de nitrógeno que contaminan las grandes ciudades. En su ayuda acudió  la presidenta de la Comunidad de Madrid que  calificó de “impresentable” que la ministra de Medio Ambiente criticara el cambio de las estaciones de medición de Madrid. En fin, todo un despropósito y mucho aburrimiento.

También la concejala de Medio Ambiente, Ana Botella transmitió grave inoperancia y desconocimiento cuando afirmó que la contaminación atmosférica que se registra en la capital “no es nociva para la salud de los ciudadanos”, añadiendo que “el paro asfixia más”, en otro ardid poco “profesional” para desmarcarse del problema y “echar balones fuera.”

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, que no ha querido ser menos, lejos de arredrarse, ha encontrado el remedio para la contaminación, en mágica solución.  Aguirre asegura que el problema de la contaminación no es un fenómeno nuevo y que la llegada de la lluvia se encargará de resolverlo. Mientras tanto seguiremos respirando veneno. Que llueva, que llueva.

Contaminacion_Madrid_elpais_03022011Madrid se muestra en esta foto cubierto por una losa de aire venenoso que aplasta a la población. Aunque la materia tóxica amenaza la vida diaria de los madrileños, para muchos parece pasar inadvertida. (Foto: El País, 02/02/2011)

Denuncias y peticiones

Estas afirmaciones y la poca intención de actuar contra las causas de la contaminación han hecho que asociaciones como Ecologistas en Acción hayan denunciado este viernes 11 de febrero  en los juzgados de Plaza de Castilla a Alberto RuizGallardón, y a la delegada del Área de Medio Ambiente, Ana Botella, por no adoptar las actuaciones necesarias para garantizar que el aire que respiramos los madrileños cumpla los límites legales de contaminación.

Por su parte, la Federación de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM) ha solicitado al Ayuntamiento de Madrid que tome medidas contra el “grave” nivel de contaminación atmosférica que vive estos días la capital y que, según advirtió, ya “está matando” a vecinos de la ciudad de Madrid.

Los medios y la polémica

De la polémica, como es lógico, también se están haciendo eco los medios de comunicación difundidos por internet (un medio en sí en todos los ámbitos) que dedican columnas y opiniones acerca del asunto.  Dice Ignacio Escolar en su blog: “El 9 de febrero de 2006, el alcalde Gallardón se comprometió a vetar la entrada de los coches más contaminantes al centro de Madrid en el año 2008. No lo cumplió. En el año 2008, la concejala ‘ecologista’ Ana Botella anunció que esta medida contra la polución arrancaría en 2010. Tampoco lo cumplió. En el año 2010, el equipo del alcalde lo volvió a prometer para el próximo mandato. Y está por ver, igual que ese servicio de préstamo de bicis urbanas –como el exitoso bicing de Barcelona o París–, del que el Ayuntamiento también habla desde hace años sin que se haga realidad; dicen que no hay dinero para más”. (Leer más)

El blog Salud Pública y algo más, dedica una entrada a este tema resaltando la correlación entre la contaminación atmosférica y diversas enfermedades atendiendo a estudios  recientemente publicados en la revista Science of the Total Environment en noviembre de 2010  que han encontrado una fuerte asociación entre los picos de contaminación y el aumento de los fallecimientos por infarto de miocardio, cardiopatías isquémicas e ictus.

Le Figaró’, en su edición digital, critica que la “capacidad de reacción” del Ayuntamiento de la capital ha sido “limitada” ante esta situación límite. Bajo el título de Les Madrilènes ne supportent plus la «boina» (“Los madrileños ya no soportan más la boina”), el artículo resume la polémica vivida en los últimos días a cuenta de la superación de los niveles máximos de dióxido de nitrógeno autorizados por la Unión Europea.
Orencio Osuna, en Nueva Tribuna se refiere a Gallardón diciendo que siempre se ha dado humos de gran estadista. Pero, de momento, -afirma- esos humos de grandeza sólo se solidifican en el magnificente Palacio de Cibeles (300 millones del ala) y la boina de micropartículas venenosas que flotan en los humos de Madrid.

En fin, hay mucho y hay más. Pero parece claro que tampoco es necesario abundar en lo contado, que de lo dicho basta para entender de que va el tema. Habrá que esperar a ver si la lluvia hace que lo olvidemos todo.

Read Full Post »

Hubo en Madrid unos conocidos Almacenes, llamados “Saldos Arias” especializados en productos de mediana calidad, a los que acudían siempre que podían las “amas de casa”,  pues se compraba barato y eran buen recurso para estirar la economía escasa de gran cantidad de hogares. Pero el infortunio persiguió desde sus inicios a esta empresa familiar que se cebó con ella en la forma de terribles y dramáticos incendios, que acabaron por desvanecer la presencia de esta saga emprendedora y la de sus negocios. Esta es la crónica de dos de los incendios más espectaculares y desafortunados de la historia de Madrid del siglo XX. Es también la historia de “Saldos Arias”.

Incendio en 1964

Atitulaba el diario ABC en su edición del 22 de enero de 1964 la noticia del incendió que acabó con los Almacenes Arias de Madrid : “El incendio de los Almacenes Arias, en la calle de la Montera y la Plaza del Carmen, es uno de los más grandes que ha habido en Madrid.” Almacenes Arias estaba situado en el número 29 de la calle de la Montera.
Poco después de las tres de la tarde del día 21 se declaraba uno de los incendios de mayores proporciones que se habían dado en la capital en los últimos tiempos. Ardieron las cinco plantas y los dos sótanos del edificio, en un lugar en el que estuvo emplazada la iglesia parroquial de San Luís, incendiada por militantes del Frente Popular en la primavera de 1936.
Después de la llegada de los bomberos las dimensiones del siniestro alcanzaron cotas desproporcionadas, lo que hizo necesario solicitar nuevas dotaciones que reforzasen el contingente. Llegaron coches de todos los parques de Madrid hasta un número de diez e intervinieron más de setenta bomberos. Entre las dotaciones había numerosos tanques-bomba ya que las bocas de riego a las que en un principio se recurrió no tenían la presión suficiente para alcanzar todas las plantas del edificio, lo que dificultó las labores de extinción. También acudieron varios coches de escaleras de cincuenta metros de longitud, una de las cuales dejó de funcionar correctamente en las maniobras de repliegue.
A las cuatro de la tarde las llamas se habían hecho con todo el inmueble de “Saldos Arias“, como popularmente se conocía a estos almacenes, convirtiéndolo en una
gigantesca antorcha, visible desde buena parte de la ciudad.

En ese momento se procedió al desalojo del colindante número 31 de Montera, en cuya planta baja había unas pañerías que anunciaban ofertas de fin de temporada, pues las llamas apuntaban en aquella dirección. Durante todas las maniobras de extinción, que se prolongaron hasta pasadas las ocho de la tarde, numeroso público se arremolinó por los alrededores del lugar del siniestro para ver de cerca lo sucedido. En la Plaza del Carmen eran miles las personas que contemplaban el trabajo de los bomberos. A eso de las nueve, los trabajos de extinción estaban ya concluidos y las dotaciones de vigilancia de la Policía Armada daban por finalizada su tarea y se retiraban del lugar. Solamente se mantuvo un retén de doce hombres del Servicio de Incendios con dos camiones por si se diera cualquier eventualidad a lo largo de la noche.

Esta fotografía muestra un momento en que los bomberos trabajan en la extinción del incendio de los almacenes Saldos Arias el 21 de  enero de 1964. Como se ve, la celle de la Montera se había cortado al tráfico de vehículos, pero no faltaban curiosos viendo el “espectáculo”.

En esta imagen vemos otro momento de los trabajos realizados por los bomberos en la extinción del fuego.


En incendio ocurrió estando el centro comercial cerrado, entre las tres y cinco de la tarde, por lo que había ni clientes ni nunguno de los 275 empleados. La prensa de la época se preguntaba qué hubiera ocurrido de haberse iniciado el incendio en horario comercial y se planteaba la magnitud que podría haber alcanzado el siniestro.
¿Hasta qué punto disponen de salidas de emergencia todos los grandes locales comerciales? -se preguntaban desde el semanario Blanco y Negro– (B y N, Madrid, 25 de Enero de 1964). Este edificio tenía salidas a la calle de la Montera y a la Plaza del Carmen y su evacuación habría de hacerse por medio de las escaleras mecánicas que unían las cuatro plantas y los dos sótanos.

Familia Arias, los seis hermanos Arias Escribano (Luís Miguel, Ángel, Isidro, Alejandro, Esteban y Federico) y en el centro el patriarca Esteban Arias . (FOTO: Diario ABC, 1964)

El cálculo de pérdidas se elevó al menos a cuarenta millones de pesetas, entre género y mobiliario.
El propietario del comercio, Esteban Arias, sensiblemente afectado, pero con una entereza admirable, -según se detallaba en las crónicas- se quejaba al indicar que el edificio de estructura metálica (construido en 1955) y su contenido no se encontraban asegurados por su valor real, y aclaró que la póliza no se había actualizado desde que se subscribiese en el citado año y además el original se había perdido en el incendio, ya que se encontraba en el interior del edificio. A esta pérdida habría que añadir la que se producía durante el periodo que el negocio se mantuviese cerrado.  Según el propietario la compañía aseguradora podría abonar por el siniestro unos diez millones de pesetas, cantidad exigua, conocido el valor de lo perdido. Esta información dejaba fuera de toda sospecha la posible intencionalidad del incendio.
Según informaba el semanario Blanco y Negro, Esteban Arias dirigía la cadena de establecimientos Arias, diez en Madrid y otros quince repartidos por otras provincias, junto con sus diez hijos, cuatro hembras y seis varones. El esteblecimiento vendía géneros de punto, zapatos, tejidos, artículos de plástico, etc. Era la primera vez que sucedía un suceso de estas características en una comercio de la cadena familiar.

El edificio, de estructura metálica, se rehizo y se levantaron unos nuevos almacenes. El número 31, medianero al nuevo edificio, también albergaría parte del comercio y almacén de mercadería para repuestos del centro comercial.

Fotos de la  Plaza del Carmen. Cuando los bomberos llegaron al lugar del siniestro, todo el edificio era una inmensa hoguera. Los artículos de “nylon” y plástico facilitaron la rápida propagación del fuego en los locales, afortunadamente vacíos al público. Los curiosos se concentraron por millares. En la foto, aspecto de la Plaza del Carmen durante el incendio, en la que se ve la nutrida concurrencia. (B y N, 1964) Abajo, imagen del edificio totalmente destruido por las llamas.

Nuevo incendio  en 1987

El 4 de septiembre de 1987 se originaba un nuevo incendio en los Almacenes Arias. El fuego, que se inició sobre las siete y media  de la tarde, se propagó desde la tercera planta al resto del edificio, alcanzado al anejo número 31 de la calle de la Montera que también formaba parte de los almacenes. Al llegar el fuego a la quinta planta, el género almacenado en su interior hizo que las llamas cobrasen mayor intensidad, lo que produjo que a medianoche parte de la fachada de la Plaza del Carmen se desmoronase. Según informaba la prensa, el infortunio parecía cebarse con la empresa de los Arias. Al incendio de 1964 había que sumar otro sucedido el 11 de marzo de 1981 en unos almacenes en Barcelona , en el que hubo varios  fallecidos, y del que se especuló la posiblilidad de que fuese provocado, y por último este que lo asolaba ahora y que terminaría también en tragedia.

En el momento en el que comenzó el fuego, se encontraban en el interior del edificio más de sesenta empleados y quedaban ya pocos clientes. Según los primeros testimonios, el fuego se originó en una caja de ropa, tal vez por alguna colilla que cayera sobre esta o por una lámpara fluorescente que estalló. En cualquier caso, ya desde las primeras investigaciones el origen del incendio constituye -como casi siempre- un asunto de difíciles conclusiones. Dado que el avance del fuego fue en un primer momento bastante lento, hubo tiempo suficiente para el desalojo que se hizo con relativa calma.

El entonces alcalde de Madrid, Juan Barranco, presenció las tareas de extinción del incendio, que parecía estar controlado dos horas después de su comienzo y el cual, en un principio, sólo había causado la intoxicación de ocho bomberos. Sin embargo, nadie presagiaba lo que unas horas después iba a ocurrir.

Poco después de las 02.30 horas de la madrugada del día 5, cuando la situación ya parecía dominada, se abrió un gran boquete en el sótano que hizo que unas vigas del forjado de las primeras plantas cedieran, arrastrando seis de los ocho pisos del edificio, que se desplomaron sobre algunos bomberos que se encontraban controlando que el fuego no se avivase mientras otros revisaban y  aseguraban la estructura del inmueble. El siniestro alcanzaba así unos tintes aún más dramáticos. Las horas siguientes consistieron en una ardua tarea de desescombro para buscar supervivientes y lograr recuperar los cuerpos de los fallecidos. En total fueron diez los bomberos que quedaron atrapados bajo los escombros. Ninguno sobrevivió al desastre. Fueron necesarios más de cuatro días  para que los trabajos de desescombro permitieran rescatar el último de los cadáveres de los diez bomberos muertos.

Pasado el tiempo las investigaciones, que se centraron más en averiguar las causas del hundimiento del edificio que las del origen del fuego, apuntaron a una mala realización de la estructura metálica del edificio, construido en 1965.

Sin embargo, el juez que investigaba el caso hubo de contemplar la posible intencionalidad del incendio debido a que varios testigos, entre ellos bomberos,  dijeron ver tres diferentes focos de origen del incendio. Además, la existencia de un video grabado por un aficionado parecía confirmar la tesis de los tres puntos diferentes -en el mismo nivel- como origen del fuego. Al respecto la familia Arias se lamentaba de la “fatalidad que perseguía a su familia y se cebaba con su carrera empresarial“. La empresa, según declaró una empleada, atravesaba momentos difíciles, lo que la había obligado a hacer una reestructuración de plantilla. Uno de los titulares del negocio, en nombre de la empresa manifestaría “lo ridículo” de cualquier sospecha que apuntase a la propiedad en relación a la posible intencionalidad del incendio. (ABC, 8/9/87)

El sumario judicial relativo al incendio  continuaba abierto en 1990, fecha en la que  el juez encargado del caso tenía que decidir el archivo de la causa, como así se produjo, después de que los familiares de las víctimas retirasen  los cargos contra los hermanos Arias y el Ayuntamiento, por posible imprudencia temeraria. El solar que ocupaban los almacenes, en la calle de la Montera, se negoció por la propiedad y fue  adquirido por la empresa británica Virgin para montar una “megastore” de discos que, finalmente no se llevaría a cabo. En la actualidad el espacio de los antiguos Almacenes Arias lo ocupa una multisala de cines.

Referencias.-

Incendio de Almacenes Arias, 1964 (ABC Hemeroteca)

Cuarenta millones de pesetas ardieron en dos horas
El incendio de la calle de la Montera pudo tener consecuencias más graves

(Reportaje Semanario Blanco y Negro, 1964)

Posible intencionalidad del incendio
Diario ABC, 1987)

POSIBLE CAUSA DERRUMBAMIENTO DEFICIENTE SOLDADURA ESTRUCTURA (El País, 1987)

Tragedia Almacnes Arias 1ª Parte (VIDEO)

Incendio Almacenes Arias (VIDEO TVE)
_______________________
Publicar en Facebook

Read Full Post »

Cine Royal
Antiguo Cine Royal, en la calle de López de Hoyos de Madrid. En los años 80 del siglo XX cesó en su actividad para convertirse en una sala de bingo y en discoteca. En la actualidad, en 2009 y desde 2006, se encuentra clausurado por orden municipal.
“Las viejas salas de cine van muriendo poco a poco. Comenzaron a languidecer en los ochenta y acabaron por reciclarse en bingos o discotecas. Los cines que mejor suerte tuvieron continuaron su función transformados en locales multisalas, que era la moda en los noventa. Ya en los últimos años del siglo XXI, algunos de los multicines comenzaron también a tener problemas. La presión de las grandes productoras norteamericanas, la falta de confianza en el cine nacional, “internet” y, en definitiva, la falta de público, consiguieron que las salas especializadas en “otro tipo de películas” más al margen de los circuitos más comerciales acabaran por rendirse y tirasen la toalla. La reconversión ahora se mostró en el cambio de uso, en forma de grandes superficies dedicadas a la moda, centros comerciales, tiendas multimedia y gimnásios en los que rendir culto al cuerpo y modelar la propia figura y el ego. Para entonces las salas más antiguas ubicadas en los barrios de las grandes ciudades y en los pueblos mostraban sus fachadas fantasmales deshechas por el paso del tiemp
o.”

Mirando por ahí, en internet, encontré un novísimo Blog (2009) que subscribe David Sánchez, encabezado con un casi angustioso título: “¿ DÓNDE ESTAN LOS CINES DE MADRID ?Se trata de Un paseo por los antiguos locales cinematográficos de la capital, desde los barracones de madera hasta los modernos minicines.
Como el tema me interesa y, además también ha sido objeto de atención en este Blog, lo cito y lo recomiendo. En realidad el contenido todavía es escaso, pero promete. Con David creo que comparto el interés por las arquitecturas desaparecidas, por los viejos cines olvidados y por la fotografía.
La inercia de la navegación internaútica me lleva a “Salvemos los Cines (2007) de El Osorio, otro Blog dedicado a preservar la memoria de los viejos cines madrileños en el olvido, cuyo autor es Carlos Osorio.
Finalmente, todo me lleva a un mismo punto, al Blog “Caminando por Madrid“, viejo conocido, de Carlos Osorio,a quien me acabo de referir.

Vallehermoso_Osorio
Osorio es pintor y su interés por el viejo Madrid se constata en su obra . Le interesan los pequeños detalles y los elementos anecdóticos que hacen de cada conjunto algo peculiar.
En esta pintura de la Granja Vallehermoso se muestra una vieja vaquería o lechería en la que se vendía leche de vaca…

Con Carlos Osorio también participo del interés por las viejas arquitecturas y de una sensibilidad por lo bello frente a lo feo, en la idea de que exista un mínimo universal que defina los valores de la estética (el valor del arte y de lo bello) y de que éstos encuentren su correlato en la ética o en un modo formal de interpretar la realidad de una manera positiva y artística . Y cuestión de ética poco moral, sin embargo,  son los despropósitos que los Ayuntamientos incapaces  han cometido a menudo, también,  en muchas ciudades y en muchas materias.
Acerca de ésto último Carlos Osorio hace un comentario que acompaña de foto en su Blog.

Después de ver este adelanto, por mi parte añado un elemento más. Se trata de un edificio de oficinas bancarias, de los sesenta-setenta, que se construyó trás el derribo de un antiguo hotel y cine de la Gran Vía. El edificio como se ve en las imágenes era anodino, impersonal, feo y descarado. Un forúnculo impertinente en medio de la representativa Gan Vía.

Desde luego, los responsables en dar el visto bueno al proyecto, se lucieron. Tanto como los que, más adelante, autorizaron el caso que cita Osorio en su Blog.

Gran via 48-Montaje_2008

Gran via 48_Banco Atlantico

Fotografía de la Plaza de Callao, tomada en febrero de 2010 donde  a la izquierda del palacio de la prensa se adivina un solar frente a una medianera impregnada de aislante. Ahí estaban los edificios de oficinas que pertenecieron al Banco Atlántico. Anteriormente hubo un edificio, que apreciamos en la fotografía más abajo, que fue el hotel “Nueva York” y que albergó al Cine Actualidades , que podría haber sido el cuarto cine que dejara ver la foto, y que se demolió en los años sesenta para levantar la mole de hormigón y cristal que ahora también se ha echado abajo. “Los edificios ubicados en la calle de Gran Vía 48 y de Tudescos 3, en su día propiedad del Banco Atlántico y en la actualidad de R & A Palace Gestión S. L, albergarán en un futuro próximo 150 viviendas, trás la decisión de la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid, que permitió en 2007 la demolición del conjunto y la posterior edificación.”(Foto: Enrique F. Rojo, 2010)

Hotel Nueva York-Cine Actualidades_Gran Vía_Arquitecto M. Muñoz Casajús

La plaza de Callao desde Preciados en 1957. En el centro de la foto, junto al Palacio de la Prensa, el cine Actualidades que ocupaba los bajos del hotel Nueva York, derribado a principios de 1960. (Foto: Urech/ Ed. Temporae)

Hotel Nueva York-Cine Actualidades_Gran Vía_Arquitecto M. Muñoz Casajús

El desaparecido edificio que albergó al Hotel Nueva York y al Cine Actualidades en la Gran Vía, junto al Palacio de la Prensa, del arquitecto M. Muñoz Casajús.

Banco Atlántico bn

El desaparecido edificio del Banco Atlántico, ubicado en la calle de Gran Vía 48 y de Tudescos 3,  fue levantado sobre el solar del Cine Actualidades tras su derribo en 1960.  Después de ser derribado este último,  en 2011, la nueva construcción albergará en un futuro próximo 150 viviendas, según la decisión de la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid, que permitió en 2007   la demolición del conjunto y la posterior edificación. La medida tomada por el Consistorio madrileño se enmarca dentro del Plan de Revitalización del Centro, que pretende regenerar y fomentar el uso residencial del corazón de la ciudad“.

En el solar se construirá un nuevo inmueble emblemático de más de 10.000 metros cuadrados de superficie, y de aproximadamente 2.000 metros cuadrados bajo rasante destinado a vivienda residencial de lujo de tamaño medio. La inversión de Renta Corporación ascenderá a más de 100 millones de euros: 82 en comprar el antiguo edificio y el dinero restante en la construcción del nuevo, cuyo diseño se ha encargado al arquitecto Rafael de la Hoz. El encargo incluye diez plantas con pisos (albergará alrededor de 150 viviendas) un área comercial y 200 plazas de aparcamiento. Esta compañía, que compró los edificios hace aproximadamente un año, ha conseguido que la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid haya aprobado un Plan Especial que permite la transformación de las actuales oficinas bancarias en viviendas. La medida tomada por el Consistorio capitalino se enmarca dentro del Plan de Revitalización del Centro, que pretende regenerar y fomentar el uso residencial del corazón de la ciudad“. (Es por Madrid)

Gran via Calle de Gran Vía 48 y de Tudescos 3. La empresa promotora del nuevo edificio a construir pretende restaurar la homogeneidad formal y estilística” que consideraba perdida en la zona. “La fachada de vidrio del Banco Atlántico era un “accidente formal” que interrumpía la continuidad estilística y la unidad formal de las fachadas de la calle. Su transformación contribuirá a restablecer el uso residencial en el centro de la ciudad. El nuevo inmueble contará con los más altos niveles de calidad y diseño arquitectónicos, ya que se trata de una iniciativa que responde a los objetivos del Plan de Acción para la Rehabilitación del Centro“. (Es Por Madrid)

Para terminar, me he permitido también, espero que con el permiso tácito de su autor, incluir dos bellas estampas obra de Osorio: dos antiguos comercios de Madrid, de los que ya sólo podemos ver en fotos o en pinturas. Una de ellas ya aparece líneas arriba, la Granja Vallehermoso, la otra es también impecable.

Zapateria_Osorio

Read Full Post »

Older Posts »