Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Crisis’ Category

informe-equidad-2016-portada

Informe nº 13 de equidad infantil en el mundo desarrollado

La edición número 13 del Report Card de UNICEF se centra en el efecto de las desigualdades en el bienestar de los niños. Es la segunda vez en seis años que la agencia de la ONU aborda este mismo asunto, pero el contexto del análisis –con una grave crisis de por medio– justifica la pertinencia de este enfoque.

Se han analizado 41 países de acuerdo a cuatro variables esenciales: ingresos, educación, salud y satisfacción vital subjetiva. El informe incorpora datos actualizados procedentes de instituciones internacionales como la OCDE (informe PISA y encuestas nacionales de condiciones de vida), así como los resultados de las ambiciosas encuestas realizadas por la Organización Mundial de la Salud.

Para medir la metodológicamente la desigualdad Report Card contesta la pregunta ¿a qué distancia están los niños en peor situación con respecto al nivel medio? 
Es decir, se mide la brecha existente entre los niños y niñas que se encuentran en el nivel más bajo de la tabla y aquellos en los valores medios, cuantificados por la mediana, en los términos de ingresos, educación, salud y satisfacción en la vida.
El informe también estudia hasta qué punto las instituciones permiten que los niños se queden atrás en estos aspectos.

 

Equidad_para_los_ninos_RC13

Los niños pobres del mundo desarrollado

La brecha entre los ricos y los pobres se encuentra en su nivel más alto desde hace 30 años en la mayoría de los países de la OCDE.
Además, en todos estos países el riesgo de caer en la pobreza, que era mayor para los ancianos hasta la década de 1980, amenaza ahora principalmente a los jóvenes y a la infancia.

En la desigualdad social entre los niños, las circunstancias sociales y económicas a las que se tienen que enfrentar son ajenas a su control y los obstáculos socioeconómicos en las primeras etapas de la vida aumentan el riesgo de obtener menos ingresos, padecer más problemas de salud y carecer de las aptitudes y habilidades suficientes en la edad adulta. Además, si esta situación no se corrige puede perpetuar las desventajas y reproducir la situación durante generaciones.

En las tablas clasificatorias que incluye el Report Card de UNICEF se ordenan los países considerando hasta qué punto se deja que los niños que están en la parte baja de la distribución se queden descolgados con respecto a sus pares, en cuanto a ingresos, educación, salud y satisfacción en la vida.

También se ha elaborado una tabla clasificatoria general de la desigualdad respecto al bienestar infantil en la que se resumen los resultados en esas cuatro dimensiones.

Las mediciones de la desigualdad de las tablas clasificatorias se contextualizan mediante el uso de indicadores que recogen la cantidad de niños en cada país con ingresos reducidos, un rendimiento educativo insuficiente, mala salud o niveles de satisfacción vital bajos. De esta manera se obtiene una panorámica más amplia del grado de respeto de los derechos del niño en los países ricos.

 

Tabla informe 13 UNICEF

Desigualdad infantil en España

En mayo de 2012 UNICEF Comité español publicó su segundo informe bienal sobre la situación de la infancia en España bajo el título “El impacto de la crisis en los niños”. En él se analizaban los diferentes aspectos que estaban incidiendo negativamente en el bienestar de los niños como resultado de la crisis, reflejados tanto en el incremento de la pobreza infantil, en la reducción de los recursos destinados a servicios básicos para ellos, como en los indeseables escenarios domésticos en los que se encontraban o se podrían encontrar muchas familias con hijos.
Desde entonces, la gran mayoría de indicadores sociales respecto a la situación de la infancia no han hecho sino empeorar.

Al incremento del riesgo de pobreza se ha unido el continuado aumento del desempleo en los hogares con niños y los cada vez peores datos de privación material en los hogares, poniendo a prueba la capacidad de las familias para garantizar el bienestar de los niños.

La desigualdad infantil en España en función de los ingresos de las familias nos sitúa a la cola de los países desarrollados

Según el informe elaborado por UNICEF  Equidad para los niños. El caso de España, somos el sexto país con más desigualdad infantil en materia económica de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), y el cuarto de la Unión Europea (UE), tan solo por delante de Rumanía, Bulgaria y Grecia.

Más de un tercio de los niños españoles vive en riesgo de pobreza o exclusión social pero, pese a ello, España es el país de la UE que menos porcentaje del PIB dedica a las prestaciones monetarias para familias e infancia: un 0,5%, menos de un tercio de la media europea.

Argumentos UNICEF_Cuadro 2

Los casos de riesgo de malnutrición infantil o de escasa calidad de la alimentación de los niños en los hogares pobres muchas veces son difíciles de cuantificar, pero si  son detectados por las organizaciones de intervención social y en algunos casos asumidos por las administraciones públicas e instituciones.

España es también uno de los países con menos gasto en protección social a los niños y sus familias: un 1,4% del PIB, frente al 2,3% de la media comunitaria, el 3,7% de Dinamarca, el 3% de Irlanda o el 2,5% de Francia.

Las políticas de austeridad presupuestaria han reducido, en términos generales, los recursos económicos en los ámbitos de las políticas educativas y sociales que afectan especialmente a la infancia

Aunque los datos nos sitúan en la media de países de la OCDE en cuanto a desigualdad infantil en salud y educación, en términos de satisfacción vital la desigualdad ha crecido en los últimos años, afectando especialmente a las niñas y el colectivo infantil de inmigrantes. (Report Card 13 de Innocenti: Equidad para los niños. Una tabla clasificatoria de la desigualdad respecto al bienestar infantil en los países ricos. UNICEF, 2014)

La infancia en España 2014

Pacto de Estado

Por este motivo, UNICEF plantea desde el informe La infancia en España la necesidad de repensar el valor social de la infancia y en el eje de estos cambios necesarios en las políticas está la tarea urgente e importante de replantearse quién y en qué medida asume los costes de la infancia, y si somos capaces de ver ese coste como una inversión, no sólo de las familias -que ya lo hacen- sino de las administraciones públicas y de toda la sociedad.  Redefinir cuál es el papel de los actores privados y públicos en el cuidado y desarrollo de los niños y cuál es el valor social que como país atribuimos a la infancia, es un tema de enorme calado, que debe pasar por la aplicación de políticas estables y duraderas más allá de las alternancias políticas. (La infancia en España, 2014. El valor social de los niños: hacia un Pacto de Estado por la Infancia. UNICEF Comité Español, 2014)

UNICEF reclama la urgencia de alcanzar un Pacto de Estado por la Infancia que tenga en cuenta las siguientes propuestas recogidas en el informe:

  • Prestación por hijo de 1.200 euros anuales, empezando por los hogares con menos ingresos.
  • Becas escolares, apoyo educativo y educación de 0 a 3 años accesible para todos y gratuita para los hogares con menos recursos.
  • Garantizar el acceso universal a la salud y los medicamentos.
  • Tomar en serio el bienestar infantil subjetivo: realizar un barómetro de infancia.
  • Mejorar los indicadores y el seguimiento público de la desigualdad, en especial la de la infancia.

Referencias.-

España es el cuarto país de la UE con más desigualdad infantil (UNICEF España)

Equidad para los niños: el caso de España
(Informe UNICEF, 2014)  PDF

Los niños del mundo desarrollado. Equidad para los niños. Una tabla clasificatoria de la desigualdad respecto al bienestar infantil en los países ricos.
Report Card n.º 13 de Innocenti. UNICEF, 2014)  PDF

LA INFANCIA EN ESPAÑA 2014.  El valor social de los niños: hacia un Pacto deEstado por la Infancia.
UNICEF,Comité español, 2014)  PDF

Anuncios

Read Full Post »

antiguo-mercado-de-prosperidad

Antiguo mercado al aire libre en la Prosperidad en la primera mitad del siglo XX.   (Foto: La Prosperidad, 1862-2012. Ed. Temporae, 2012)

Mercado de abastos de la Prosperidad

El mercado de abastos de la Prosperidad se inauguró en enero de 1954 a partir de un proyecto de 1952 del el arquitecto Manuel de la Peña Suárez (Madrid,1922) con la participación del aparejador Mariano Trías y del constructor de obras Gregorio Lapuente Máñez.
El edificio, según las crónicas de la época era bello y moderno y constaba de dos plantas de líneas esbeltas y gran diafanidad. El nuevo mercado tenía capacidad suficiente para satisfacer las necesidades presentes y futuras del populoso barrio de la Prosperidad que para entonces crecía sin cesar.

Contaba con cámaras frigoríficas en veintitrés departamentos individuales, 34 almacenes, 52 puestos interiores, 177 bancas, 19 tiendas en el exterior y servicios higiénicos para uso de los vendedores y empleados del recinto.

Mercado de la Prosperidad 1952 Fachadas

Alzados da las fachadas oeste, principal a la calle de Vinaroz, y sur a la calle de López de Hoyos. Proyecto de 1952 del el arquitecto Manuel de la Peña Suárez. (Archivo de la Villa de Madrid)

La carpintería metálica o metalistería (así se decía entonces), que constaba de barras, ganchos, columnas, soportes y demás accesorios imprescindibles en la instalación de las tiendas, las realizó la Casa madrileña de Francisco Martín cuyos talleres se encontraban en la calle de Jerónimo Llorente nº 18, y que también había realizado análogos trabajos para los mercados de Argüelles y de Andrés Mellado.

Los cierres metálicos y las persianas de hierro de las tiendas, tanto interiores como exteriores, así como los de los accesos del propio mercado, fueron ejecutados por la Casa Ramos, instalada en la calle de Luis Misón nº 20, que también participó en la construcción de los antes citados mercados.

Las obras de carpintería en puestos, tiendas, ventanas, bancas y barandillas fue tarea de los talleres de Jesús Sánchez C. situados en la calle de Monederos nº 7.
El solado lo acometió la empresa SUMMA, con oficinas en la calle de Alberto Aguilera nº 28.
Las instalaciones de fontanería, saneamiento y servicios de agua corriente en puestos y tiendas las realizó la Casa Urbano Rubio, con sede en la calle de Raimundo Lulio, 14.

Mercado Prosperidad 1970BN

Mercado de la Prosperidad en los años 70 del siglo XX. (Foto: Susana Martínez)

Las reformas del mercado

A lo largo de su historia el mercado de la Prosperidad ha experimentado algunas reformas y mejoras que han intentado modernizar sus instalaciones con el propósito de hacer más cómodo el trabajo de los vendedores y de atraer a los clientes. La idea de modernizar y mejorar la calidad del mercado para impulsar su actividad comercial y mantener el empleo a través del llamado comercio de proximidad han sido objetivos recurrentes del Ayuntamiento de Madrid.

Mercado de la Prosperidad_puesto

Puesto de encurtidos, salazones, legumbres, conservas y frutos secos en el mercado de la Prosperidad antes de la crisis que ha obligado a su completa reestructuración .

 

Mercado Prosperidad interior

Interior del mercado de la Prosperidad antes de la remodelación de 2015.

La última reforma en las postrimerías del siglo XX incluyó aire acondicionado, puertas automáticas y plasmas de televisión repartidos por los corredores. A pesar de los esfuerzos, el mercado de la Prosperidad no fue ajeno a la crisis general de este tipo de establecimientos y en 2009 la corporación municipal redactó un documento urbanístico que daba vía libre a la demolición del inmueble y su sustitución por uno nuevo.

Mercado Prosperidad SEP2015_03 SMALL

Mercado de la Prosperidad durante las obras de reforma en septiembre de 2015. (Foto: Enrique F. Rojo, 2015)

Un mercado del siglo XXI

El mercado de Prosperidad se levanta sobre una parcela de propiedad municipal que ocupa una superficie de 1.824 m2. Cuenta con dos plantas y una superficie edificable de 3.700 m2. Tenía 70 puestos, de los que más de dos tercios estaban vacantes. En nuevo Plan General de 2009 permitía una edificabilidad total 5.924 m2, casi el doble de la original, aumentando la altura en los frentes de la calle de López de Hoyos y la plaza de la Prosperidad hasta 21 metros . En los frentes de las calles de Mantuano y Vinaroz se limita la altura a 16 metros.

Mercado Prosperidad SEP2015_04 SMALL

Mercado de la Prosperidad durante las obras de reforma en septiembre de 2015. (Foto: Enrique F. Rojo, 2015)

Mercado Prosperidad SEP2015_05 SMALL

Mercado de la Prosperidad durante las obras de reforma en septiembre de 2015. (Foto: Enrique F. Rojo, 2015)

La actual reforma, que supone el desbloqueo de parte del proyecto de 2009 y su adecuación a las necesidades y demandas del siglo XXI, está encaminada a crear un mercado energéticamente eficiente, con sistemas de recuperación de energía y aprovechamiento de las energías renovables, dotando al nuevo local de sótanos con plazas de aparcamiento para uso de los clientes del mercado y zonas de carga y descarga.

Mercado Prosperidad SEP2015_01 SMALL

Mercado de la Prosperidad durante las obras de reforma en septiembre de 2015. La reforma incluye el vaciado interior y su reestructuración completa (Foto: Enrique F. Rojo, 2015)

El proyecto de reforma pretende recuperar el protagonismo de la calle de López de Hoyos como vía comercial, perdido en los últimos lustros en favor de las calles adyacentes, en gran medida por la dispersión en la zona de los comerciantes del mercado que se reestablecieron huyendo de aquel espacio sin clientes cada vez más desolado.
El plan para el mercado da acceso a actividades terciarias complementarias a los comercios tradicionales, en un modelo similar al realizado en otros mercados de la red municipal, incluyendo una mediana superficie. En definitiva, se trata de intentar recuperar el valor de los mercados de barrio como modelo de abastecimiento tradicional, conjugando su actividad con la de los modelos de supermercados de barrio en una visión más adecuada a las demandas del siglo XXI.

Mercado Prosperidad SEP2015_02 SMALL

Mercado de la Prosperidad durante las obras de reforma en septiembre de 2015. (Foto: Enrique F. Rojo, 2015)

Mercado de la Prosperidad después de la reforma de 2015

Nuevo aspecto del interior del mercado de la Prosperidad después de la reforma de 2015. (Foto: Enrique F. Rojo, 2015)

IMG_20151231_115516

Aspecto del interior del mercado de la Prosperidad después de la reforma de 2015, a la espera de la completa ocupación de los puestos de la planta baja. (Foto: Enrique F. Rojo, 2015)

Referencias.-

Mercados de Madrid, cuestión de supervivencia (Blog Urban Idade)

El nuevo mercado de la Prosperidad (ABC, 1954)

Un nuevo mercado para Prosperidad (El País, 31/julio/2009)

La arquitectura sin artificios: visiones cruzadas en la modernidad”. Arquitecto Manuel de la Peña Suárez.
Jose Luis Padrón Rivas. Tesis doctoral (PDF)

Rojo Escobar, Enrique F.
La Prosperidad, 1862-2012 (Primeras páginas del libro, en PDF)
Ediciones Temporae
Madrid. 2012

Read Full Post »

 

Florencia_Bicicleta_26-06-2014_small

Una bicicleta se apoya en la fachada de un edificio en Florencia. (FOTO: Enrique F. Rojo, 2014)

Bicicletas y sol

Como todos los años con la llegada del tiempo soleado y más seco las bicicletas se dejan ver con más asiduidad en las ciudades españolas. En realidad se trata de una tendencia en aumento desde hace algunos años. Y así lo vengo contando en el  blog. Cada vez se ven más bicicletas circulando por las calles. En el caso de Madrid, donde vivo, es muy evidente. Es posible que se trate de una moda, puede que sea la “crisis”, pero el hecho es que se ven muchas bicis, por lo que a lo mejor la moda se asienta en sana costumbre.

 

En 2013 se vendieron en España más de un millón de bicicletas, 250.000 más que en 2010.

 

También, cada día se abren nuevos negocios relacionados con las bicicletas y el catálogo de modelos y estilos es asombroso. En 2013 se vendieron en España más de un millón de bicicletas, 250.000 más que en 2010. Con estos datos se puede pensar que el auge de las bicicletas puede ser más que una moda pasajera.

Ciclismo urbano

Como los ciclistas urbanos han aparecido casi de improviso se ha generado un singular conflicto con los peatones que se ha sumado al que ya se daba con los conductores de automóviles.
Diariamente se dan casos de encontronazos entre ciclistas, automovilistas y peatones: conductores que acosan y ponen en peligro a los ciclistas, insultos cruzados; ciclistas que no respetan los semáforos o que intimidan a los peatones subidos en las aceras; puertas de coches que se abren sin considerar el paso de una bici, etc.

Ante este repentino auge de la bici en su uso urbano y de cara a solucionar las guerras entre ciudadanos, las administraciones públicas se han visto obligadas a intervenir, legislando y dotando de un mínimo de infraestructuras a los núcleos urbanos para facilitar el uso de la bicicleta y delimitar espacios.

Pisa_Bicicleta_25-06-2014-small

Bicicleta urbana en una calle de Pisa. (FOTO: Enrique F. Rojo, 2014)

Conflictos ciudadanos

Sin embargo, últimamente una de las situaciones que mayor polémica genera es la relación entre ciclistas y peatones. Uno de los principales desencuentros se produce por el uso de las aceras para circular con la bicicleta. El artículo 39 ter de la Ordenanza de Movilidad del Ayuntamiento de Madrid  explicita la prohibición de circulación de bicicletas en aceras y demás zonas peatonales. El asunto es claro, pero es habitual ver ciclistas en las aceras, algunos ignorando por completo el impacto que producen y comportándose sin un mínimo de sentido cívico.

También es cierto que muchos tramos de los  carriles bici o de los anillos ciclistas, como es el caso de Madrid, en ocasiones se diluyen en las aceras, desapareciendo. La sorpresa a veces se soluciona pintando los adoquines del mismo color que el carril ciclista. Desde luego, una mala solución, contradictoria además con la normativa que prohibe circular por las aceras, lo que genera un contrasentido y cierto despiste.

Por su parte, los ciclistas también chocan con el desdén y el rechazo de muchos ciudadanos a la hora de utilizar los carriles bici, frecuentemente invadidos por peatones que pasean sin respetar la prioridad marcada y que exigen para ellos la titularidad absoluta del espacio.

 

Bicicletas Piazza Farnese_2014

Bicicletas en Piazza Farnese de Roma. (FOTO: Enrique F. Rojo, 2014)

Tratado de Paz

Hace algunos meses la revista digital SLATE  publicaba un reportaje recogiendo esta guerra silenciosa pero incómoda entre peatones y ciclistas, conflicto que ya se produce en los Estados Unidos y en algunos paises de Europa desde hace más de una década.

 

Los conflictos de tráfico que, hasta hace poco tiempo eran exclusivos entre  los automovilistas, se han desplazado al ámbito de las bicicletas urbanas involucrando también a los peatones.

 

A pesar de que la normativa de tráfico en España define ya con claridad la parcela de cada uno, con sus derechos y obligaciones, no está demás hacer un alto en el camino para reflexioner acerca de aquellas conductas que incomodan la convivencia entre ciclistas, automovilistas  y peatones, llegando incluso a exponer a las personas a graves accidentes.

La propuesta de SLATE fue elaborar un decálogo, un Tratado de Paz,  a partir de la información aportada por dos colaboradores domiciliados en Manhattan (Nueva York), uno de ellos usuario del transporte público y peatón habitual y el otro ciclista urbano que acude diariamente a su trabajo con la bici.

Las conclusiones se pueden sintetizar en tres máximas: “estar atento“, ceder el paso cuando corresponda” y “comportarse con civismo“, conceptos que muchos no logran interiorizar, seguramente porque desconocen su existencia. Es una cuestión de educación.

Las cinco reglas para peatones y ciclistas, aplicables en todo el mundo,  son las que muestra el cuadro:

 

PEACE TREATY - TRATADO DE PAZ

 

Referencias.-

Bicicletas urbanas I (Urban Idade)
Bicicletas urbanas II (Urban Idade)
The Pedestrian–Cyclist Armistice (Revista SLATE)

Read Full Post »

Autovía de peaje en el norte de Portugal.

Nos sorprendió la república de Portugal en 2011 con la aplicación -como medida anticrisis– de una extraña norma resuelta en 2010 con acelerada urgencia, para recaudar euros a costa de sus visitantes y también de sus propios habitantes. Aunque no es nada nuevo en otros paises europeos, la medida, impuesta con gran ímpetu en Portugal, ha impactado a propios y extraños y todavía asusta a quienes pretenden acercarse al país.

Se trata de la ley que grava el tránsito viario por las autovías que acceden al país desde las fronteras españolas. En un principio se hacía a las que accedían desde Galicia, pero su aplicación, según se desprende de la norma aprobada, se generalizaría al conjunto del vial portugués. Son la concesión Norte Litoral (A28 entre Viana do Castelo-salida 22-Darque y salida 11-A41/aeropuerto), la concesión Grande Porto (A41+A42+A4 Custòias/A3) y la concesión Costa de Prata (A29+A17 Mira-estadio de Aveiro+A25 Aveiro-A1)

Esta ley, compleja y caótica, regula la aplicación de tasas que suponen, por ejemplo, 77 euros por un tramo de 76 kilómetros en la autovía A-28, que discurre por la costa del norte portugués, y para la circunvalación de entrada en Oporto. Esto supondría más de un euro por kilómetro para todos aquellos que circulen desde Viana do Castelo hasta Oporto. Ni caro ni barato: en suma, un portazgo en toda regla con la intención prioritaria de recaudar fondos que alivien la profunda crisis monetaria portuguesa.

Dispositivos electrónicos de identificación en las autovías de peaje de Portugal.

Nos dice Wikipedia, “El portazgo, pontazgo o barcaje, era un antiguo impuesto de naturaleza indirecta, existente en los reinos de Castilla, Aragón y Navarra que podía gravar los derechos de tránsito, que satisfacían los que iban de camino, pisaban terreno del rey o del señor, o entraban en la ciudad. En otras ocasiones gravaba las transacciones en sí y solían pedirse en los lugares de mayor concurrencia, sobre todo en las ferias y mercados. Podía gravarse tanto a las personas, mercancías o animales.”

En cualquier caso, interesa saber que el paso desde España a Portugal supone pagar un portazgo o peaje desde el norte y  que con el tiempo se habrá extendido a todas las autovías que al inicio de la norma estaban libres de pago, las del este y sur de Portugal.

Pero lo peor es el sistema. Electrónico, sin puestos de peaje, con control “descontrolado”  de acceso a los dispositivos de identificación y pago, poco definidos, mal situados, extrañamente identificados y escasamente eficientes.

Dice Wikipedia del peaje: “Se denomina peaje al pago que se efectúa como derecho para poder circular por un camino. En la antigüedad, se llamaba portazgo a la suma que debía pagarse para cruzar cierto límite (puerta) entre dos zonas territoriales. En términos más generales se asocia el concepto de peaje a la tasa o tarifa que se cobra a un medio de transporte terrestre, fluvial o marítimo como derecho de tránsito para utilizar la infraestructura de la respectiva vía de comunicación; por ejemplo a los automóviles para poder circular por una autopista”.

Señalización advirtiendo a los automovilistas de la presencia de dispositivos electrónicos de identificación en las autovías de peaje de Portugal.

Por último, recojo de Wikipedia: “Fielato era el nombre popular que recibían las casetas de cobro de los arbitrios y tasas municipales sobre el tráfico de mercancías, aunque su nombre oficial era el de estación sanitaria, ya que aparte de su función recaudatoria servían para ejercer un cierto control sanitario sobre los alimentos que entraban en las ciudades. El término fielato procede del fiel o balanza que se usaba para el pesaje.”

Para los profesionales del transporte se convierte en un aunténtico fielato, poco própio del siglo XXI en que vivimos. De hecho, antiguamente el tránsito de mercancías se gravaba a la entrada de las ciuades, que se hacía efectivo en las “Fielatos“. Por lo tanto, los nuevos impuestos bien recuerdan a esta técnica recaudatoria antigua que gravaba los derechos al consumo.

No parece, desde luego, que la fórmula elegida por la Administración portuguesa para aliviar la crisis que ahoga al país sea muy apropiada. El impacto negativo en los ingresos por turismo se dejará notar, y los hábitos de movilidad entre la población próxima a las fronteras tenderán a cambiar. Por lo pronto, las localidades del sur de Galicia, destino habitual de turistas portugueses, ya lo están acusando.

En noviembre del 2011se incorporaron al sistema de pago exclusivamente electrónico tres nuevos tramos de autopistas sin régimen previo de SCUT (sem custo para o utilizador, es decir sin coste para el usuario):

El tramo de la IC3 comprendido entre la A23 y la N110 (Atalaia-Santa Cita).Este tramo, de 9 kilométros de recorrido, forma parte de la Concessão Pinhal Interior. Pasa a formar parte del ramal norte de la A13. El resto de este ramal continua en proyecto/construcción (Tomar-Coimbra).

El nuevo tramo de la A4 (concesión AE transmontana), la variante de Bragança, de 7,8 Km. de longitud. Se mantienen los sistemas de pago en los otros tramos (solo electrónico viaje Custóias-A3, manual viaje A3-Amarante).

La nueva concesión Litoral Oeste que incluye la A19 (16,4 Km entre São Jorge y Azoia)y la A8 entre Leiria y las poblaciones periféricas de Cortés y Pousos (6 Km.).

En diciembre de 2011 (decreto-ley 111/2011), fueron incorporadas a este mismo sistema cuatro nuevas SCUTs: la autovía del Algarve (A22:Monte Gordo-lagos), autoestrada Beira Interior (A23 Guarda-Torres Novas), autoestrada das Beiras litoral e alta (A25: Vilar Formoso-Aveiro) y la concesión Interior Norte (A24:Vila Verde Raia-Viseu).

Hasta el momento las nuevas incorporaciones, sumadas a las ya activas, que han ido ampliando por todo el país, incluido el Algarve, las autovías de obligado portazgo, han provocado reacciones de todo tipo, incluyendo aquellas en forma de  actos de sabotaje que, según parece, se están haciendo populares entre conductores airados y malhumorados que no tienen a bien pagar el impuesto circulatorio.

Cartel reivindicativo contrario al pago de peajes: “¿Más peajes? Ni pensarlo”

Se han vuelto habituales las protestas de ciudadanos desde que se impuso el pago de peajes en las autovías portuguesas, primero en el norte y más adelante en el sur, como  las marchas de protesta en la  autovía del Infante (EN-125) del Algarve.

A finales de julio de 2013 un centenar de conductores portugueses y españoles colapsaban la EN-125 , en una movilización organizada una comisión de usuarios de los dos lados del Guadiana y por la asociación de Usuarios de la Autovía del Infante (CUVI) -para  quienes la introducción de este peaje está llevando al Algarve a una situación de ruina social y económica-,  para protestar contra el peaje en la autopista del Infante .

Lo último: un escrache en los alrededores de la residencia estival del primer ministro de Portugal, Pedro Passos Coelho, en el Algarve, para exigir el fin del pago de peajes en las carreteras de la región.

NOTA: Esta entrada es una actualización de la publicada  Autovías de Portugal: Portazgo, fielato y peaje en el Blog “Estaba el Señor Don Gato” el 5 de  enero de 2012.

Referencias.-

Peajes

Peajes Portugal

Escrache en la residencia veraniega de Passos Coelho (Público, 12/08/2013)

Cómo sobrevivir a los peajes en Portugal (Blog Vigo Low Cost)

Read Full Post »

Es conocida la escasa sensibilidad y el poco tino que para cuestiones urbanísticas ha mostrado normalmente el Ayuntamiento de Madrid a lo largo de su historia. Salvo honrosas excepciones la norma a la hora de diseñar la ciudad se ha basado en el desprecio por el pasado en favor de la renovación indiscriminada, dirigida casi siempre por el afán de negocio cuando no por la ignorancia más absoluta. Los desastres urbanísticos son contínuos.
Cuando se olvida el valor histórico de los elementos –edificios, trazado urbano, mobiliario- que componen una ciudad se está dando la espalda a su pasado, la única forma de entender su presente. Los edificios con historia de una ciudad constituyen los documentos sobre los que poder recomponer con detalle la narración de su desarrollo. Solo conociendo su evolución histórica con rigor se puede renovar la ciudad de forma coherente e inteligente, adaptando lo que ya existe a lo necesariamente nuevo y manteniendo el patrimonio en perfecto estado para que nos siga hablando, desde el pasado, del presente y de cómo construir el futuro. Solo así la ciudad es comprensible y aprehensible por el ciudadano que la habita. Solo así el ciudadano puede apropiarse de la ciudad y hacerla suya. La única forma de democratizar la ciudad como espacio y territorio al que pertenecemos y que nos ha de pertenecer.

Hotel Nueva York-Cine Actualidades_Gran Vía_Arquitecto M. Muñoz Casajús

Hotel “Nueva York”, que en su planta baja albergó al “Cine Actualidades” estaba ubicado en la calle de Gran Vía, 48 con Tudescos, 3. Se demolió en los años sesenta del siglo XX para levantar una mole de hormigón y cristal derribada en 2007. “El edificio, en su día propiedad del Banco Atlántico y en la actualidad de R & A Palace Gestión S. L, albergará en un futuro próximo 150 viviendas, trás la decisión de la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid, que autorizó la demolición del conjunto anterior y la posterior edificación de uno nuevo.”

Palacio Plaza Colon

Palacio de los duques de Medinaceli, construido entre 1866 y 1870 por el arquitecto puertorriqueño Mariano Andrés Avenoza y derribado en 1964.

Algunos ejemplos

Son abundantes los ejemplos contemporáneos que delatan la absoluta falta de sensibilidad e interés histórico de las diferentes composiciones que ha tenido el Ayuntamiento y que han ignorado el más elemental respeto hacia su patrimonio arquitectónico. Cito algunos: El Palacio de Medinaceli en Colón que se demolió para desarmonizar el entorno con polémico complejo; los mercados de Madrid de hierro y vidrio como el de la Cebada o el de los Mostenses; el modélico complejo de Perfumerías Gal en Argüelles; el Hotel Florida obra del arquitecto Antonio Palacios; el palacio del duque de Lerma en la calle de san Bernardo; la incomprensible demolición del barrio de Pozas;  la especulativa devastación del barrio de Ciudad Lineal de Arturo Soria, esencial para entender la historia del urbanismo, no solo en Madrid; la casa del pastor;  la casa de Iván de Vargas arruinada por dejación del Ayuntamiento; el palacio del marqués de Ustáriz;  la corrala moderna de la calle de Fernández de la Hoz de futuro incierto;  el histórico frontón “Beti-Jai”, igualmente de futuro incierto pese haber logrado cierta protección y que se encuentra recogido en la Lista Roja del Patrimonio.

Hay también un largo etcétera de construcciones mas modestas que compusieron el patrimonio histórico de muchos barrios, dando cohesión a su tejido social, que se desintegraron en los años setenta por la miope e interesada intervención de los poderes públicos. Todavía sobrevive algún ejemplo destacable de estas construcciones, si bien su futuro no es halagüeño, ya que la mentalidad apenas ha cambiado.

fronton-beti-jai_1900

El frontón “Beti-Jai”, construido en 1893 por el arquitecto cántabro Joaquín Rucoba. En la actualidad se encuentra completamente abandonado y en un estado de ruina acuciante que podría acabar con su demolición.

san-francisco-el-grande_fulanoymengano_1959_04

Corrala que estuvo situada entre las calles del Rosario y San Bernabé, con entrada probablemente por la calle del Rosario número 17 o 15. El edificio se derribó a comienzos de los setenta del siglo XX.

Calle Gloxinia_Tetuan_2008_01


Edificio de principios del siglo XX que ocupó una manzana en el barrio obrero de Tetuán. En 2010 se demolió para constuir un bloque de viviendas que triplicó la altura. (Foto: Enrique F. Rojo)

El caso del palacio de Sueca

Como último ejemplo quiero citar el caso del llamado palacio de Sueca, situado en el número 2 de la plaza del Duque de Alba, en el distrito Centro. Este edificio, que goza de la máxima protección histórico-artística, salta a la actualidad en 2007  ya que el Ayuntamiento de Madrid lo expropió en 1999, siendo alcalde Álvarez del Manzano, con una inquilina, con el fin de darle un uso dotacional. “En sus orígenes, en el siglo XVIII, el inmueble sirvió de escuela para los hijos de los criados del rey Carlos III. En 1791, el arquitecto Antonio de Abajo lo convirtió en una residencia para la duquesa de Sueca, esposa del primer ministro de Carlos IV, Manuel Godoy. En 1837 se convirtió el Colegio de Humanidades de Francisco Serra, y a finales del siglo XIX se transformó en un cuartel de la Guardia Civil”. (Ver El País, 22/01/2007) Luego se transfomó en viviendas donde nació y vivió toda su vida la única inquilina que quedaba, Carmen.

Plaza del Duque de Alba_2007-small

Palacete abandonado de la Duquesa de Sueca,  propiedad municipal con la máxima protección histórico-artística, situado en la Calle Atocha nº 49, en la plaza del Duque de Alba. En marzo de 2008 fue “okupado”, destapándose las conexiones mercantiles de la propiedad del edificio con la corrupción urbanística. En el verano de 2013 el Ayuntamiento de Madrid, presidido por Ana Botella, ordenó su derribó parcial, motivado por su deterioro, que se ejecutó hasta que la Fiscalía lo paralizase al sospechar que el derribo, respondía su abandono reiterado por parte del Ayuntamiento.(Foto: Enrique F. Rojo, 2007)

 

Dado que en ningún momento se llegó a realizar ninguna adaptación del edificio para el uso dotacional propuesto (convertirlo en sede de la Concejalía de Medio Ambiente, primero, y en pisos para jóvenes, después, y finalmente nada), el recurso puesto por los propietarios prosperó y en 2008 los jueces dictaminaron, en sentencias firmes, que la expropiación fue ilegal y que el palacio debía volver a sus antiguos dueños, exigiendo la reversión, si bien con la calificación de su primitivo uso como viviendas. Esta circunstancia permitía a la constructora propietaria hacer negocio con la propiedad que decidieron convertir en hotel. (Ver caso del Frontón Madrid ,en la misma zona, cuyo destino es el de transformarse en hotel)

El problema surgió al mantenerse el uso dotacional, lo que impedía a los propietarios convertir el palacio en hotel. Así han pasado ya quince años desde la expropiación, los seis últimos de litigios legales, mientras el edificio se deterioraba por falta de mantenimiento por el abandono negligente e irresponsable del Ayuntamiento, que admite que violó la ley al no preservar un edificio histórico.

Finalmente, fallecida la última inquilina, Carmen, que siempre se negó a abandonar el palacio, en el que sobrevivía sin agua ni electricidad, el Ayuntamiento decide el derribo inminente  pues “estima necesario declarar el estado de ruina física inminente parcial del edificio” y “proceder a la demolición”  urgente.

1368382744_965177_1368427940_noticia_grande

Patio del palacio de Sueca completamente abandonado, situado en la Calle Atocha nº 49. En marzo de 2008 fue “okupado”, destapándose las conexiones mercantiles de la propiedad del edificio con la corrupción urbanística. En el verano de 2013 el Ayuntamiento de Madrid, presidido por Ana Botella, ordenó su derribó parcial, motivado por su deterioro, que se ejecutó hasta que la Fiscalía lo paralizase al sospechar que el derribo, respondía su abandono reiterado por parte del Ayuntamiento. (Foto: El País, 12/05/2013)

Conservar el patrimonio histórico urbano

La conservación del patrimonio histórico urbano permite la comprensión de las relaciones sociales complejas que se han producido a lo largo del tiempo y que tienen su reflejo más visible en las tipologías arquitectónicas distintas. Conocer esta diversidad, respetándola, obliga a realizar un esfuerzo que lleve a la armonía entre la pluralidad de formas para que estas que terminen confluyendo. De esta manera acabamos comprendiendo, inevitablemente, el valor y el significado de la diversidad, lo que se puede extrapolar a nivel social a fomentar el respeto y la convivencia fluida entre los ciudadanos.
Sin embargo, parece que la sociedad contemporánea tiende a convertir en viejo e inservible todo elemento incapaz de producir según los términos del economicismo imperante. Dejando de lado la historia.
Los poderes públicos y en este caso el Ayuntamiento de Madrid, en su deseo de modernizar la ciudad pretende superar el pasado enterrándolo. El Ayuntamiento, en su  falta de atención ante los casos de flagrante abuso particular con fines especulativos -fomentando incluso estas conductas-,  permite la ruina, eliminación o transformación arbitraria de edificios históricos, facilitando la desaparición del patrimonio ciudadano y de la memoria visual en favor de intervenciones casi siempre discutibles.

No parece legítimo ni verosimil hacer dejación de responsabilidades escudándose en la falta de recursos o en condicionantes legales, cuando es sabido que en situaciones similares, habiendo recursos suficientes y con plenitud de poderes para intervenir, se ha permitido la ruina, la recalificación de uso y el derribo arbitrario de gran cantidad de edificaciones que se podrían haber conservado. Ante tanto desastre urbanístico solo hay un único responsable.

Informe histórico: El palacio de la Duquesa de Sueca, elaborado por Madrid, Ciudadanía y Patrimonio:

Read Full Post »

Cocina economica Coruña_papel_viejo

La Cocina Económica de A Coruña se fundó en 1886 en una vieja instalación panadera del centro histórico, y actualmente es la institución benéfica más antigua de Galicia. En 1888, Teodoro Baró, quien fuera Gobernador Civil de esa provincia y en el momento Director General de Beneficencia y Sanidad, estableció la creación de la Cocina Económica de A Coruña. Su Reglamento establecía en el artículo primero que aquel establecimiento, como todos los de su nombre, tendría por objeto proporcionar a la clase pobre alimento sano, barato y nutritivo por un precio módico. En el artúculo 4º se decía que “Podrán en este concepto suministrarse almuerzos de sopa o cascarilla y raciones al medio día y noche de pan, caldo, potaje, bacalao, guisado, callos, etc.” En los artículos 7º y 8º se indicaba que las raciones se comprarían con bonos talonarios que podrían adquirirse en el local y que costarían cada bono cinco, diez y quince céntimos de peseta según sea la ración de pan, caldo, bacalao, callos o carne guisada.

En los años veinte del siglo XX don Antonio Lens expuso la necesidad de dotar de edificio propio a la Cocina Económica porque los tiempos lo exigían. Las instalaciones inauguradas cuarenta años antes resultaban obsoletas y fue entonces cuando se propuso a la Junta la adquisición de la casa número 10 de la calle de Cordelería, y 53 de la calle Juan Canalejo, donde actualmente tiene su sede la Cocina, que estaba en venta. Al año siguiente, 1925, el inmueble fue adquirido por 35.000 pesetas de las de hace 80 años, cantidad que pagó el propio presidente de la Cocina, don Antonio Lens, de su peculio particular. Aquel mismo año la Cocina Económica fue clasificada como Entidad Benéfica Particular.

Cocina_Economica_Coruña_A_Manteiga

Cocina Económica, fachada en calle Juan Canalejo. (Foto: A. Manteiga, 2011)

Un día cualquiera frente a la puerta de la Cocina Económica de A Coruña. Un grupo numeroso de gente variopinta con aspecto de “necesitados” hace cola y espera para poder entrar en el recinto. Además de comida, esta institución ofrece lo que ellos denominan el Servicio Integral de Aseo, destinado a la gente “sin techo” que no puede ver cubiertas sus necesidades básicas de higiene personal, que incluye duchas y lavandería. Este comedor social, además de ser el más antiguo de los existentes en Galicia, es el único en España de sus características. En la actualidad, cada día, unas 600 personas utilizan sus instalaciones. También ofrecen 80 raciones de desayuno gratuito.

En la cocina, de media, se cuecen diariamente 70 kg de pasta y 10 sacos de patatas, además de un buen número de kilos de carne, pescado y verduras para un total de 170 raciones. El menú -que al comedor le sale por unos tres euros y por el que se cobran seis céntimos- es poco imaginativo, pero cubre las necesidades.
Para la cena se sirve lo sobrante en el almuerzo o bocadillos. Además del comedor general, que da comida a los más necesitados, la Cocina Económica dispone de un comedor para ancianos con escasos medios con capacidad para unas 25 personas.

lavozdegalicia_20100606

Cocina Económica de A Coruña. (Foto:La Voz de Galicia, 2013)

La larga e interminable crisis que vivimos en España ha aumentado la marginación social -eso que llamamos exclusión social- y es numerosa la población que acude a los escasos centros de beneficencia que hay por el país. Desde familias enteras que tienen que dejar de comprar alimento para pagar la hipoteca y no perder la casa, parados sin cobertura, muchos inmigrantes, gente joven que no encuentra empleo o que lo perdió, hasta los habituales “sin hogar” que frecuentan habitualmente las instituciones benéficas y que, hasta no hace mucho, eran sus usuarios exclusivos. Unas 300 raciones se destinan a personas con vivienda pero sin medios, que se las llevan a sus casas. Tristemente, 127 años después de su fundación, esta institución continúa siendo más útil que nunca y, con toda seguridad, imprescindible, visto el devenir de los acontecimientos. Aunque todavía algunos insistan en hacernos creer que “en España las cosas van bien“. Será para ellos.

Referencias.-

Cocina Económica de Ferrol (en Urban Idades)

Web de La Cocina Económica de A Coruña

Cocina Económica de A Coruña (El Mundo.es, 2011/05/01)

Cocina Económica de A Coruña (El Ideal Gallego, 2013/02/06)ç

Reglamento Cocina Económica de La Coruña, 1888 (Galiciana, PDF)

Información TVE Cocina Económica de A Coruña, 09-may-2011 (VIDEO)

Read Full Post »

Cubo-01-small

Presencia de una ausencia, de Pablo Serrano. (Foto: Enrique F. Rojo, 2012)

PRESENTACIÓN EN EL CENTRO CULTURAL “NICOLÁS SALMERÓN” DE MADRID

Con motivo de la inauguración en el Centro Cultural Nicolás Salmerón de Madrid de una exposición antológica de los últimos treinta años de carrera del escultor Pablo Serrano, en la tarde-noche del lunes 25 de febrero de 1985 se realizó en el patio del Centro, sobre una pieza donada por el artista,  el acto simbólico de la “quema del objeto”. (ABC, 26/02/1985)
Mientras de fondo sonaba el “Aleluya” de Haendel, en el interior de la obra, denominada por su autor “de la presencia de una ausencia“, se quemaba un cubo de cartón que al consumirse descubría la presencia simbólica del objeto quemado en el espacio vacio surgido.

En esta obra el centro, el interior, cobra protagonismo. Una forma, un objeto destinado a ser destruido. La construcción del vacío que se genera a consecuencia de la destrucción de ese objeto mediante el fuego. La quema como acto conceptual. La destrucción produce un nuevo objeto artístico. La quema (destrucción) conduce al vacío (construcción). Lo que permanece, para Serrano, es la presencia de una ausencia.

Cubo-02-small

Presencia de una ausencia, de Pablo Serrano. (Foto: Enrique F. Rojo, 2012)

El espíritu (…) también en esta materia  pertenece  a cada individuo; él es tiempo ilimitado. Tenemos consciencia de los espacios. Creemos en tiempo y espacio limitado. Nos hacemos, nos continuamos (tiempo y espacio ilimitado). Realizamos otro objeto extendiendo al infinito las características de él. Tomamos un cuerpo de materia si hacemos desaparecer el primer objeto y nos quedamos otro espacio / PRESENCIA DE UNA AUSENCIA /”. (Pablo Serrano)

Esta “quema del objeto nocturna” ya la realizó Serrano en 1980 en la exposición antológica celebrada en la Fundación Calouste Gulbenkian de Lisboa, y en la plaza de España de Alcañiz (Teruel) en 1981, donde la obra, similar a la madrileña, se acabó por situar frente a la fachada del Hospital de Alcañiz, en la calle del doctor Joaquín Repollés .

OBSESIÓN ARTÍSTICA DE SERRANO

Lo curioso de esta obra, como una constante en la carrera de Serrano -también hay otra pieza similar en Andorra (Teruel)-, y a la que dedicó una investigación casi obsesiva, es el escaso interés que parece que ha despertado entre sus propietarios. La o las piezas en cuestión fueron donadas por Serrano a los ayuntamientos que ahora las poseen y, por lo general sirvieron para representar el mencionado rito de destrucción-creación a través del fuego. “Tomar el fuego o darse al fuego, destruir o consumirse; tal es el giro psicológico que transforma todos los valores. Por el fuego todo cambia. El fuego es interno o externo; el externo es mecánico, corruptor y destructor; el interno es espermático, engendrador, madurador” -decía Serrano.

PLACA JARDINES 2012-small

Ayuntamiento de Madrid. Jardines del Centro Municipal de Mayores “Nicolás Salmerón”. Inaugurados el 17 de Febrero de 1995 por el Excmo. Alcalde de Madrid D. José Mª Álvarez del Manzano López del Hierro“. (Foto: Enrique F. Rojo, 2012)

DESINTERÉS DE LAS INSTITUCIONES PÚBLICAS

Las esculturas como la de Madrid o Alcañiz fueron ubicadas en espacios acordes al carácter de la obra y con el tiempo se trasladaron a otros lugares. Ahora se encuentran  en medio de zonas de paso, sin interés o medio escondidas. En el caso de la que se situó en Madrid, en el patio del Centro Cultural Nicolás Salmerón, en 1995 se reubicó en una especie de parque fuera del recinto original. Este parque, cerrado con una verja y con aspecto de un jardín privado, fue inaugurado el 17 de febrero de 1995 por el entonces alcalde Jose Mª Álvarez del Manzano, con el fin de servir de zona verde para las personas que acudían al Centro de MayoresNicolás Salmerón”. Durante 13 años sólo se utilizó para algún campeonato de petanca y, desde 2008, aproximadamente, hasta mediados de 2012 sólo se abría por el personal de Parques y Jardines para su mantenimiento, escaso por otra parte.

Puerta y candado_2011

Detalle del cierre del parque en 2011.

Así, la escultura ha permanecido olvidada, en medio del parque, abandonada y, por periodos,  devorada por la maleza. En la actualidad el parque se abre en el horario en que se mantiene abierto el Centro de Mayores. Parte del ajardinamiento se ha desmantelado y se mantiene un vallado de obra junto a material de albañilería en estado de abandono total. Ya sea por ser poco conocido y quizá también por su ubicación en umbría, este espacio verde con obra de arte incluida a penas tiene visitantes. Solamente lo frecuentan los gatos, que han hecho del lugar un refugio, y algunos perros  con sus dueños.

Read Full Post »

Ferrol Rua Sol-Rubalcava_Cocina Economica2013_fachada_small

La Cocina Económica de Ferrol es una asociación de beneficencia particular. Se encuentra en la calle Rubalcava nº 29 de Ferrol, en la parte alta del barrio de la Magdalena. Se financia desde 1891 con las aportaciones de vecinos, instituciones locales, donativos de comerciantes y empresarios sensibilizados con el fin de la actividad, tanto locales como extranjeros. La principal finalidad de esta asociación es la de proporcionar comida, ya elaborada, cocinada, a personas con escasos recursos. Es decir, dar comida a los pobres, cada día más y cada vez más próximos.

En esta segunda década del siglo XXI -al igual que ocurría a fianales del XIX  y hasta la segunda mitad del siglo XX– es fundamental la aportación que estas instituciones hacen en favor del mantenimiento de determinados estratos de población, tanto en el plano físico como en el moral , cuya principal labor se centra en aportar alimentos y apoyo psicológico, este último notable desde la propia bienvenida al recinto que les facilita la ayuda.

Ferrol Rua Sol-Rubalcava_Cocina Economica2013_SMALL

La Cocina Económica de Ferrol, en la calle Rubalcava nº 29 , barrio de la Magdalena. (Foto:_ Enrique F. Rojo, 2013)

Según los estatutos de la institución, el objetivo de la Cocina Económica es proporcionar a diario a quien lo requiera un almuerzo completo y un bocadillo, lo que se hace en el comedor. También se preparan menús para llevar a casa, según se haya convenido con los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Ferrol y Narón y con otras asociaciones de la comarca: empresas, asociaciones vecinales, clubs deportivos, ONG, voluntarios, centros educativos, parroquias, cofradías y  sindicatos… Esta labor ha sido reconocida publicamente en múltiples ocasiones.

Cocina Economica-1920

Alzado de la Cocina Económica según el proyecto de R. Ucha Piñeiro en 1920.

El edificio que alberga la Cocina Económica de Ferrol es una construcción de una planta, con cubierta a dos aguas, con una distribución simétrica en los vanos. A la altura de la puerta principal, flanqueada con dos altas ventanas,  se levanta un cuerpo sobre la cubierta, a modo de mansarda,  con una mera función decorativa. La obra, cuyo autor es Rodolfo Ucha Piñeiro, arquitecto municipal de Ferrol desde 1909 -adaptado a las modas y ecléctico a lo largo del tiempo de su producción-, se ejecutó durante la primera década del siglo XX. El estilo es Modernista, a la moda de la época. Sin embargo, utiliza algunos elementos formales de transición  propios del “neo-mudejar” tan habitual, por ejemplo, en Madrid, aunque obviando la utilización del ladrillo, aquí tan poco práctico. Todavía se puede ver el edificio, bien conservado -rehabilitado-, y aún se puede obsevar la continuidad de su función original, lo que justifica -administrativamente, que no arquitectónicamente- su existencia. Ojalá fuera una videoteca, una sonoteca o una biblioteca o un centro cultural. Pero la historia presente obliga a dar de comer para poder enseñar y poder disfrutar en calma de las otras necesidades menos corpóreas, más espirituales; para que la inquietud por aprender y por la cultura surja, calmada el hambre.  Porque la atención contra pobreza es principal.  El problema es que la riqueza es directamente proporcional a la pobreza, e inversamente proporcional a la cultura. Extraño. O no, como dirían nuestros dirigentes de hoy.

Alcalde Visita la Cocina Economica /

Cocina Económica de Ferrol (Foto: Diario de Ferrol, 2014)

CEF_El Pais

Personal en la Cocina Económica de Ferrol.  (Foto: Gabriel Tizón / El País).

Comparativa CEF_servicio_2014

Comparativa del servicio de comidas desde 2007 a 2013 (Fuente: Diario de Ferrol, 2014)

Referencias.-

Cocina económica de Ferrol (Web de la institución)

Donación Armada noruega (Prensa, La Voz de Galicia))

Donación Armada noruega (Prensa, ABC)

Donación Concello de Ferrol (Prensa, La Voz de Galicia)

Donación Ruta Turístico-Solidaria de Ferrolterra (Prensa, Diario de Ferrol)

Cocina Económica de Ferrol (Prensa, El País)

Cocina Económica (Fecebook)

Cocina Económica de A Coruña (en Urban Idades)

Guardar

Read Full Post »

Yo iba a la Casa de Fieras de El Retiro con mi padre los sábados por la mañana. Atravesábamos el paseo de coches desde Alcalá y nos deteníamos delante de los dos pilares de acceso al recinto. Había una taquilla y la entrada costaba 3 pesetas. Entonces yo tenía tres o cuatro años y no pagaba. Siempre se veían por los alrededores a unos guardas de parques que vestían un uniforme de una rígida tela gris que era como de fieltro grueso y con unos botoncillos dorados en los puños. La casaca la adornaban con una  banda roja y los pantalones se aseguraban con un ancho cinturón de cuero negro que ajustaban con una hebilla grande también de color dorado. Supongo que también llevaban gorra, que siempre imponía carácter y, en este caso, autoridad. Estos guardas que, en general eran displicentes, groseros, toscos y mal encarados, tenían un pito que hacían sonar para advertir a los ciudadanos de las infracciones que cometían. En aquella época, a finales de los sesenta, era bastante sencillo infringir las normas, y los guardas pitaban a menudo y se regocijaban con cada soplido. Multaban por correr, por cantar, por pisar el cesped, o por jugar con el balón, por ejemplo. Eran ellos los que controlaban el orden del zoo, en unos tiempos de fiereza social, donde los humanos más asilvestrados vivían fuera de las jaulas y se comportaban como animales con sus congéneres.

Galería de jaulas de los felinos en la Casa de Fieras, 1930.

Casa de Fieras de El Retiro.  (Foto: Hauser y Ment, 1923)

Casa de Fieras de El Retiro, 1930.

La casa de las fieras en 1930. (Foto:  Jean LAURENT)

Del viejo zoo recuerdo las jaulas de los felinos. Había leones y tigres. Las jaulas eran como expositores diminutos situados en línea, para que los visitantes pudieran ver a las fieras a escasos metros. Los animales tenían un espacio mínimo para moverse dentro de su habitáculo. No se me olvida cómo se movían de un lado a otro de manera automática, compulsiva, enajenados y con la mirada perdida. Daban mucha lástima.Sello Casa de Fieras 1840

Sello con la Real Casa de Fieras como motivo (c. 1840)

La sensación que más me caló de la Casa de Fieras fue el olor penetrante que salía de las jaulas de los tigres. Un olor fortísimo, acre y muy desagradable. Recuerdo que los miraba, no sé ya si era a los tigres o a los leones o a ambos, y ellos deambulaban indiferentes mirando a ningún sitio, seguramente muy tristes. Tal vez fueran los tres tristes tigres del trabalenguas. Aún así, me daban miedo. Miedo y mucha lástima.

Familia posando en la Casa de Fieras. (Foto: Kallmeyer y Gautier, 1930)

Pajarera, años 50.

Elefanta “Julia” en 1965.

También había osos pardos, un oso polar blanco con una ducha de agua fría en su jaula, una jirafa, rapaces, unos chimpacés enfermos que fumaban con ansiedad las colillas que les arrojaban algunos visitantes, intelectualmente menos dotados que los simios. Aún escucho las estentóreas risotadas de  estos infelices al ver a los monos chupetear los pitillos o los puros encendidos. Sin duda tenían adicción al tabaco y eso hacía que flipasen con los regalos. Había un elefante -tal vez Julia– al que el cuidador le daba trozos de zanahoria según la propinilla de cinco o diez céntimos que el público le ofrecía. El elefante o la elefanta, se llevaba la zanahoria a la boca cogiéndola con la trompa y el cuidador los durillos, que guardaba en el bolsillo después de mirarlos y que, al cabo del día, debían de ser cuantiosos. Hubo una hipopótama que consiguió dar a luz una cría que fue la sensación del parque. Esto debió de ser a principios de los setenta, muy cerca de la clausura de la Casa de Fieras.  El día que se abrió el zoo de la Casa de Campo lo celebramos. Nos pareció un avance social tan importante como la democracia que, aunque todavía estaba por llegar, era inminente y traía ya aires de libertad para todos, incluidos los animales de la Casa de Fieras. Y, desde luego, lo fuimos a conocer en cuanto pudimos. Y lo celebramos.

Jaula del oso pardo, años 40-50.

Oso polar en su jaula circular con osera y ducha, años 60.

Historia de la Casa de Fieras

Cuando Carlos III hizo levantar el parque de animales en los jardines del Palacio del Buen Retiro, allá por Atocha, no hizo sino poner los cimientos de los futuros parques zoológicos en España. En realidad se trataba de una moda y también de un capricho aristocrático por lo exótico, en especial en lo referente a la fauna y a las especies raras y desconocidas.

Sobre la historia de la Casa de Fieras se puede leer en la Wikipedia: “Con Fernando VII, en 1830, se ampliaron y mejoraron las instalaciones, que se trasladaron a los alrededores de la Puerta de Sainz de Baranda. Se realizaron las obras de la Casa de Fieras, pasando a llamarse Gabinete Real de Ciencias Naturales. De esta fecha es «La Leonera», edificio de dos plantas. En la inferior se estaban las jaulas para varios tigres, una pantera, dos hienas, un chacal, y en la superior se habilitaron estancias para la familia real y sus huéspedes, donde también se encontraban animales disecados como parte de la decoración. También se dispusieron algunas otras jaulas y fosos para animales en las proximidades, como el kiosco de los monos, la elefantera, la osera y otras jaulas que habitaban pavos reales blancos de Japón, llamas peruanas y gacelas africanas. En la esquina entre las actuales Puerta de Madrid y Puerta de O’Donnell se levantó una montaña artificial, conocida como la Montaña de los Gatos, Montaña Rusa o Montaña de los Osos, por ser estos los animales que allí se encontraban. El funcionamiento y la labor de los operarios se realizaba a través del Reglamento de 1816 y la manutención de la Casa de Fieras corría a cargo del Bolsillo Secreto de Su Majestad, partida económica que disfrutaban y distribuían los monarcas a su antojo. Isabel II amplió el recinto, dotándolo de un segundo patio para los herbívoros y comprando animales en Marsella, entre ellos una pareja de elefantes, cuya hembra murió pocos meses después y, cuya jaula ocupó la elefanta «Pizarro», procedente de un circo” (Texto: Wikipedia)

Elefanta “Julia”, años 60.

Foso de los osos en la Casa de Fieras, 1958.

En 1868 el Parque del Retiro se abrió al público y el ayuntamiento asumió la función de cuidarlo, vigilarlo y mantenerlo, incluyendo la Casa de Fieras. En 1884 el vandalismo del publico y los gastos de mantenimiento (unas 50.000 ptas anuales y unos ingresos por taquilla de 1.900 pts), obligaron a subastar muchos animales y, finalmente su explotación se cedió a un empresario circense, Luis Cavannes que se hizo cargo de las instalaciones desde 1895 hasta 1918.

El 31 de Diciembre de 1918, el Ayuntamiento ordenó la incautación del Parque Zoológico de El Retiro, por denuncia del contrato con la familia Cavannes, que a pesar de la muerte de Luigi, el patriarca del clán,  continuo con su explotación a través de su hijo José Cavannes.

Niños observando a una cebra, años 50.

Posando delante de las jaulas de los felino, años 40-50.

La llegada de Cecilio Rodríguez, Jardinero Mayor del Ayuntamiento y que asumió la dirección de la Casa de Fieras, imprimió a la zona una nueva impronta, transformando el parque en un jardín español, al estilo del Parque de Maria Luisa de Sevilla (1914) y realizando mejoras de interés en el parque. Durante la II Guerra mundial el parque recibió animales evacuados de distintos zoológicos de capitales europeas, sobre todo de Berlín, cuyo zoo dirigió el doctor Lutz Heck. Al Parque llegarían animales procedente del Zoo de Munich, nuevos osos, tigres y leones, incluso un jaguar negro, y una maravillosa colección de primates, junto a otras aportaciones particulares; se instaló una clínica veterinaria y comienzó un periodo de éxito para el recinto, que llegó a tener mas de millón y medio de visitas en el año 1967. (Fuente: Wikipedia)

En 1972, cerró sus puertas la antigua Casa de Fieras del Parque de El Retiro, desmantelándose muchas de sus instalaciones, y se abrió el nuevo Zoo de la Casa de Campo.

Biblioteca en el Parque zoológico del Retiro, en 1930.

Rehabilitación como biblioteca pública

Después de muchos años planteándose darle un uso cultural y con el antecedente de las casetas de libros que hubo situadas dentro del zoo , un proyecto de 2004, hecho público el año 2005 por el Ayuntamiento de Madrid pretendió transformar las antiguas instalaciones de la Casa de Fieras, que ya funcionaban como sede de la Junta Municipal de Retiro, en biblioteca pública. Se pretendió que estuviera especializada en parques y jardines históricos y serviría de apoyo a la Feria del Libro. La futura biblioteca, cuya construcción se inició en 2007, habría de tener  acceso autónomo desde la avenida de Menéndez Pelayo para poder mantenerse al margen de la apertura o cierre del parque de El Retiro.

En el año 2011, la biblioteca de la Casa de Fieras cambiaba su proyecto inicial. El foso de los monos que pensaba adaptarse como sala de lectura se dejaría intacto y se construiría una estructura junto a la leonera para los  espacios de lectura. La reforma tendría que haber concluido en septiembre de 2011 con un costo de 7,1 millones de euros, un 18 por ciento más de lo previsto inicialmente. Sin embargo, la crisis dilató su ejecución. Primero, a abril de 2008. Luego, a 2009, con un límite de finalización de obras fijado en septiembre de 2011. Finalmente, la biblioteca se finalizó en 2012, completándose la instalación de mobiliario y materiales varios a lo largo del año. Según autoridades del Ayuntamiento, la inauguración se producirá en algún momento del principio de 2013, sin que se haya determinado una fecha concreta.

Cartel informativo de la rehabilitación de la Casa de Fieras como biblioteca. (Foto: Enrique F. Rojo, 2008)

Estado de las obras de rehabilitación en 2008. (Foto: Enrique F. Rojo, 2008)

En principio, la Casa de Fieras conserva la estructura original de las leoneras. Este edificio de 1830,  de dos alturas, mantiene su planta y se le han renovado el techo con una cubierta estanca de zinc con aislamiento de madera, aluminio y poliuretano, con cámaras de aire que ventilan el forjado y las tejas. Han conservado la estructura de madera original que soporta el techo y han restaurado los paramentos de ladrillo. Las cerámicas originales se han restaurado  y restituido con reproducciones las desaparecidas. En la planta baja, la zona sur, donde se encontraba la galería de jaulas de los felinos, se ha reinterpretado, encajando en los espacios cubículos de cristal a modo de salas de estudio con vistas al parque, los cuales, con las luces apagadas, reflejarán el parque. El edificio contará con una superficie total de 3.794 metros cuadrados, con capacidad para unos 16.000 volúmenes.

Fotografías de la antigua Casa de Fieras en 2008. Las obras habían comenzado apenas un año antes y ya se percibía cierta lentitud en su ejecución. Estos espacios se conservan por su carácter testimonial. (Fotos: Enrique F. Rojo, 2008)

Read Full Post »

Este antiguo comercio coruñés, La Proveedora Gallega de Chocolates y Caramelos Juan Vázquez Pereiro, estaba en la Estrecha de San Andrés. Se instaló en este lugar en 1906 y sus chocolates, elaborados a brazo de manera artesanal,  recibieron importantes reconocimientos internacionales, como la medalla de oro en la Esposizione Riunite del Lavoro, celebrada en Milán en 1921. El Ministerio de Fomento ya le había reconocido en 1910 el derecho de la empresa a la protección de su marca.

Los Chocolates  Juan Vázquez Pereiro se fabricaron hasta  1990 en un edificio, anejo al mismo local donde se vendían y que se demolió por su mal estado de conservación.

En 2008, el Ayuntamiento de A Coruña, que obliga a derribar o a rehabilitar los edificios que se encuentren en situación de abandono, abrió un expediente a la casa que albergaba a La Proveedora Gallega. Durante todo este tiempo la fábrica de chocolate ha continuado en funcionamiento, aunque solo el frente de la tienda ha estado visible, pués el resto de la fachada se cubrió con una gigante malla verde hasta el cierre definitivo del local. Todavía conservaban en él  las viejas maquinas de los tiempos más modernos, que al parar la producción quedaron arrinconadas como piezas de museo.

Según las ordenanzas municipales del Ayuntamiento de A Coruña, cuando un edificio se encuentra en ruina económica y su recuperación supera en un porcentaje el valor catastral del inmueble hay que derribarlo. El caso de la fábrica de chocolates sugiere, por tanto, mayores perspectivas de derribo que de rehabilitación y consolidación de su estructura.  Su antigüedad y el escaso mantenimiento son las causas principales. Sin olvidar el componente especulativo, muy condicionante en la ciudad de A Coruña, cuyo suelo urbano y especialmente el del casco antiguo, están sometidos a una fuerte presión. Después del anuncio del expediente y la posterior orden de desalojo para acometer las obras, la fábrica de chocolates echó el candado, temporalmente -se dijo-, hasta que el nuevo edificio estuviese listo. Pero lo cierto es que, al ritmo de la intervención actual, las obras pueden demorarse años, y no parece que los propietarios estén dispuestos a continuar con un negocio que ya se mostraba lánguido en los últimos tiempos. Es una pena, pero al menos nos quedan las fotos de este histórico, atractivo  y pintoresco lugar.

Portada del disco “Fábrica de Chocolate” de 1999, del grupo coruñés Elephant Band. La foto está tomada delante de la fábrica de chocolates Vázquez Pereiro. Si nos fijamos, el rótulo de la tienda ha sido modificado en la foto para ajustarse a los propósitos del autor de la “carpeta”.

Interior de la fábrica de chocolates Vázquez Pereiro en 2008, en sus últimos años de funcionamiento.

Tarjeta publicitaria de “La Proveedora Gallega” en los años 20 del siglo pasado.

Anuncio de prensa de la fábrica de chocolates, de 1935.

Anuncio de prensa de la fábrica de chocolates, de 1937, publicado en ABC.

Read Full Post »

Older Posts »