Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Chamartín,Chamrtín de la Rosa’ Category

Calle de Pradillo, 1963. (Foto Mª Jesús Gutiérrez).

Calle de Pradillo, 1965. (Foto: Mª Jesús Gutiérrez).

Calle de Pradillo

En 1965, hace 51 años, la calle de Pradillo en su inicio tenía el aspecto que se ve en la foto.
El tramo que se ve de Pradillo es su arranque en la calle de Suero de Quiñones, justo donde se ven las casitas bajas que más tarde se derribarían para construir la prolongación de General Mola.

La calle de Pradillo debe su nombre a un antiguo propietario de terrenos cuyas parcelas sirvieron para prolongar hacia el norte a la vieja barriada de la Prosperidad.

Parada de taxis

Los coches negros que se ven alineados son taxis esperando en una parada sin señalizar; no sabría decir si regulada o espontánea. Con el tiempo, la parada se señalizó en la misma calle, pero algo más abajo, en sentido opuesto y en dirección a la calle de Alfonso XIII, en un lateral del actual Centro Cultural Nicolás Salmerón, junto a los jardines de Próspero Soynard. La actual parada lleva más de tres décadas en el mismo emplazamiento y es una referencia clave en el barrio.

Santa Gema 1953-

Santuario de Santa Gema

Al fondo se ve la iglesia, ahora santuario, de Santa Gema, de 1953, con su puntiagudo campanario, famosa porque en él se venera la reliquia del corazón de la santa italiana nacida en Lucca, Italia, en 1878, llegado desde Roma en 1985.

La santa fue beatificada en 1933 y canonizada en 1940, y el 14 de cada mes el santuario de Santa Gema acoge a los fieles que acuden a venerar su reliquia o  a encomendarse a ella.

Prolongación de General Mola

063CALLE Prolongacion General Mola 1968

En 1946 un Decreto Ley encomendó, ya en otro sentido,  a  la Dirección General de Transportes Terrestres y a la Consejería General para la Ordenación Urbana del Ayuntamiento de Madrid las alineaciones y las obras pertinentes para la realización de la prolongación de esta nueva y principal avenida madrileña.

No obstante, casi como un acto de fe, la prolongación de General Mola, en su último tramo, entre las calles de Francisco Silvela y Pradillo se fue ejecutando procelosamente y con múltiples dificultades, desde su aprobación en 1963 hasta 1972, fecha de su inauguración.

Inauguracion Prolongacion GM_1972

Desde 1968 se trabajó en la realización de la prolongación, en un segundo periodo de ejecuciones, que supuso la desaparición de pequeñas explotaciones ganaderas, hotelitos de vacaciones con jardín y de viviendas de pisos típicos de la periferia madrileña de principios del siglo XX, fraccionando el primitivo barrio de la Prosperidad.

Finalmente, en 1972, con la apertura de la prolongación Pradillo entró a formar parte de la nueva trama urbana de Chamartín.

Calle de Eugenio Salazar, 1934

Calle de Vinaroz, 1934.

Referencias.-

La Prosperidad. 1862-2012
Rojo Escobar, Enrique F.
Temporae Ediciones
Madrid, 2012

Chamartín. Albúm de fotos
R. Zapata, Carlos
Rojo Escobar, Enrique F.
Temporae Ediciones
Madrid, 2015

Read Full Post »

Duque de Pastrana_05 2016

Escombros de las antiguas construcciones de 1930 situadas en la plaza del Duque de Pastrana nº 7. (Foto: Enrique F. Rojo, 2016)

Como suelo recordar en el blog casi todos los años por estas fechas, “el verano es un buen momento para los derribos“.
Y es que, en efecto, las constructoras aprovechan las vacaciones para derribar con cierto sigilo y sin que haya muchos testigos. Supongo que por aquello del “qué dirán” de la opinión pública ciudadana. Derribar supone destrucción y este acto por lo general resulta antipático, cuando no sospechoso de ser una insensible maniobra especulativa.

Duque de Pastrana_04 2016

Derribo las antiguas casas de 1930 situadas en la plaza del Duque de Pastrana nº 7. (Foto: Enrique F. Rojo, 2016)

Un derribo más

Hoy voy a hablar de la demolición de unas casas de poca entidad que se situaban en el número 7 de la plaza del Duque de Pastrana en el distrito de Chamartín.
A pesar de no estar protegidas por su poca “visibilidad” o escaso valor arquitectónico, formaban parte de un conjunto cuya particular fisonomía da a la plaza y entorno su pintoresco aspecto rural, en medio del torbellino urbano a pocos metros de la plaza de Castilla. Al menos hasta ahora, ya que poco a poco se van eliminando las viejas construcciones en favor de edificios vanguardistas de gran lujo que diluyen su recordado aspecto primitivo.

Duque de Pastrana_03 2016

Lo que queda de las antiguas construcciones de 1930 situadas en la plaza del Duque de Pastrana nº 7. (Foto: Enrique F. Rojo, 2016)

Casas de 1930 en la plaza del pueblo

Los edificios estaban edificados en una parcela de 600 m² y sumaban 825 m² construidos. Según la Dirección General del Catastro, su fecha de construcción fue 1930, aunque es posible que fuera algo antes. En la actualidad, las casas constaban de planta baja y primer piso y estaban dedicadas a la actividad comercial: panadería-repostería, papelería-librería y bar-restaurante. Desde, al menos 2013, se negociaba el abandono de los locales.
La plaza del Duque de Pastrana, cuando se construyeron las casas, era plaza de la Constitución y pertenecían al pueblo de Chamartín de la Rosa. Antes hubo otras casas en el mismo lugar, seguramente toscas casas de pueblo que se sustituyeron por éstas, tampoco excelentes, ahora demolidas.

2_Chamartin_de_la_Rosa_1932

Pueblo de Chamartín de la Rosa. Plaza de la Constitución, c. 1930.

El pueblo de Chamartín de la Rosa

El pueblo de Chamartín de la Rosa en 1848, un siglo antes de convertirse en distrito de Madrid, contaba con treinta casas distribuidas entre la actual plaza del Duque de Pastrana y las actuales calles de Platerias y Dolores Sánchez Carrascosa. También se encontraba la Iglesia de San Miguel, de estilo irreconocible, dadas las innumerables intervenciones que ha sufrido a lo largo de su historia y que cambiaron su fisonomía original.
En este periodo el pueblo de Chamartín estaba regido por el Ayuntamiento situado en la plaza cuyo alcalde disfrutaba del cargo durante varios años. Su fisonomía correspondía a la de un caserío rural dedicado más a la agricultura que a la ganadería y escasamente a la industria. Estaba constituido por casas bajas encaladas con cubierta de teja que albergaban a unas trescientas personas. No disponía ni de hospital ni de escuela. Tampoco había alumbrado en las calles ni tenía fuente pública, obteniendo el agua del arroyo próximo de “la alcubilla”.

PlazaDuquePastrana 1967

Actual plaza del duque de Pastrana, mediado el siglo XX. En color rojo las casas demolidas. (Nomecalles/CM)

DUQUEDEPASTRANA01_SantosYuberoARCM

Plaza del duque de Pastrana, en el último tercio del siglo XX. A la derecha las casas demolidas. (Foto: Santos Yubero/ARCM)


Alegato final

A pesar de ser de unas casas de poca entidad, como se ha dicho, la desaparición de estas edificaciones de vieja factura rural, asociadas al primitivo caserío del pueblo de Chamartín de la Rosa, no hacen sino abundar en los efectos nefastos de la imparable maquinaria urbanizadora que destroza los cada vez más escasos elementos que dan cohesión e identidad a los espacios urbanos de nuestra ciudad.

Es evidente que no se puede luchar contra los gigantes aspados. No son reales. Ni real -ni práctica-es la lucha contra el llamado progreso, fantástico e idealizado. Pero tambiém es un hecho fehaciente la despersonalización  que esta ansia demoledora de la historia conduce a nuestras ciudades, uniformándolas, dándoles el mismo aspecto anodino. Haciéndolas iguales, estén donde estén. Modernas, pero todas iguales.

Creo que existe una escasa sensibilidad institucional y privada para preservar la memoria y para que no olvidemos las construcciones históricas fundamentales -nuestro pasado urbano o rural-, algo esencial  para conservar la identidad del espacio urbano al que pertenecemos y que nos pertenece.

Duque de Pastrana_01 Google maps

Casas demolidas en la plaza del duque de Pastrana 7. (Foto: Google Maps, 2016)

Duque de Pastrana_02 Google maps 2016

Casas demolidas en la plaza del duque de Pastrana 7. (Foto: Google Maps, 2016)

Referencias.-

Rodríguez Zapata, Carlos
Rojo Escobar, Enrique F.
Chamartín. Álbum de fotos
Ediciones Temporae
Madrid, 2015

Lasso de la Vega Zamora, Miguel
Quintas de Recreo (Libro I)
Ayuntamiento de Madrid
Madrid, 2006

Baldeón García de, Alicia
López Marsa, Flora
Historia de Chamartín de la Rosa
Ayuntamiento de Madrid
Madrid, 1985

Crónica urgente de la presentación del libro Chamartín. Albúm de fotos
Blog Urban Idades (21/05/2015)

Palacete derribado en la castellana (Blog Urban Idade, 14/07/2010)

Derribo en el distrito de Tetuán (Blog Urban Idade, 27/07/2010)

Derribos en La Guindalera y la Prosperidad (Blog Urban Idade, 03/09/2015)

Derribo escuela gratuita de Ntra. Sra. del Recuerdo (Blog Urban Idade, 12/09/2012)

Adiós a los Estudios Buñuel (Blog Urban Idade, 14/12/2015)

Read Full Post »

Trabajadoras de laboratorios Abello 1933Operararias de los Laboratorios “Abelló” posan en el exterior de las instalaciones. Foto de 1933 cedida por Liliane Salvetat (Toulouse, Francia).

Laboratorios Abelló

La Fábrica de Productos Químicos y Farmacéuticos “Abelló” fue fundada en 1925 por Juan Abelló Pascual y se instaló en el extrarradio de Madrid en el barrio de la Prosperidad, en la calle Vinaroz nº 15, ocupando una parcela esquinera de aproximadamente 8.200 m2.

Juan Abello PascualJuan Abelló Pascual (fallecido en 1983) era químico farmacéutico y propietario fundador de la fábica. El encargado de la sección de investigaciones químicas y responsable de los productos elaborados era el profesor Rius Miró. En la fábrica trabajaban unos 30 técnicos entre químicos, farmacéuticos, medicos e ingenieros, arropados por más de 600  operarios de ambos sexos, aparte del personal de la filial de León. En la sede de Madrid se elaboraban aquellas especialidades farmacéuticas cuya base se fabricaba en León (agua oxigenada, éter, cloroformo, perborato sódico, hexametilentetramina, sulfotiazoles, efedrina, y otras materias básicas).

Elaboración de alcaloides

La fábrica farmacéutica Abelló fue la primera fábrica española capaz de obtener alcaloides derivados del opio y de la coca, consiguiendo licencia para dedicarse al tratamiento de estos alcaloides . Esta circunstancia hizo que alcanzase gran prestigio y un importante beneficio económico. Los productos que salían de la fábrica de la calle Vinaroz nº 15 eran todos los elaborados a partir de los alcaloides del opio y la coca, como la morfina, la codeina, dionina, papaverina y cocaina, que se empezaron a elaborar en 1936. También se dedicaron en los laboratorios a obtener por síntesis testosterona y sintestrol, andrógenos y estrógenos de gran valor en la terapeútica del momento.

Fábrica Abello_1946Fábrica de Productos Químicos y Farmacéuticos “Abelló”, en la calle Vinaroz nº 15, con García Luna. Las instalaciones comprendían  un tramo de ambas calles y todavía alcanzaban parte de la calle Suero de Quiñones. La foto es de 1946. (FOTO: 15/12/1935 – Blanco y Negro (Madrid) – Página 155)

Los productos que salían de la fábrica de la calle Vinaroz nº 15 eran todos los elaborados a partir de los alcaloides del opio y la coca, como la morfina, la codeina, dionina, papaverina y cocaina

Otras secciones de la fábrica eran el Laboratorio de análisis a cargo del doctor Jiménez, en el que se comprobaba la pureza de las materias primas para la elaboración de los preparados; el Laboratorio de fabricación química industrial, a cargo del doctor Esteve, donde se elaboraban el Orosanil B (aurotiosulfato de quinina), Monotion (tiosulfato sódico), Lumcalcio (sal cálcica del ácido feniletilbarbitúrico), Oloyod (aceite yodado), etc.

Trabajadores laboratorios abello 1933Operararias de los Laboratorios “Abelló” posan en el exterior de las instalaciones. Foto de 1933 cedida por Liliane Salvetat (Toulouse, Francia).

Según recogía la prensa, en junio de 1936 el entonces ministro de Marina y catedrático de la Facultad de Farmacia José Giral, visitaba las instalaciones de la fábrica farmacéutica Abelló de la Prosperidad, para comprobar de primera mano lo aventajado de las instalaciones cuya importancia excedía el ámbito puramente nacional. El ministro recorrió los diferentes departamentos acompañado por el director propietario de la fábrica Juan Abelló y por miembros del personal técnico de la misma. (27/06/1936 – ABC (Madrid) – Página 36)

ABELLO-ABC Página 155 de Blanco y Negro (Madrid) publicada el  15/12/1935.

Abello-1975Asímismo decía ABC en 1935: “Desapercibida para la mayor parte de los madrileños, alejada del casco urbano central, la Fábrica de Productos Químicos y Farmacéuticos Abelló se levanta majestuosa, como protectora de los modestos inmuebles que la rodean y que en verdad acoge en su seno y proporciona trabajo a muchos obreros del laborioso barrio de la Prosperidad, donde puede decirse que el núcleo de la zona pertenece a aquella en que está situada.”  ( Hemeroteca digital ABC– )

En 1976 se demolió el complejo fabril de la Prosperidad, liberándose el suelo para la construcción de viviendas

Abandono y derribo de la vieja fábrica

En 1975, la fábrica se mudó a unas nuevas instalaciones en la calle de Julían Camarillo 8, enajenando las viejas instalaciones que contaban ya con 50 años.  En 1976 se demolió el complejo, liberándose el suelo para la construcción de viviendas. El nuevo uso residencial permitió la construcción de más de 35.000 m2 para un total de 330 viviendas. La promotora de estas viviendas fue la inmobiliaria Lintos S.A. que edificó en varias fases, la última de las cuales finalizó en 1982, dando por acabado cualquier vestigio de la fábrica.

Laboratorio Abello_Aerea 1975Localización de la Fábrica farmacéutica “Abelló” en el barrio de la Prosperidad en una fotografía aérea del año 1975, antes de que el edificio fuera demolido. La zona remarcada muestra las instalaciones, muy próximas a la prolongación de “General Mola”, abierta en 1972.

Referencias.-

Hemeroteca digital ABC

(15/12/1935 – Blanco y Negro (Madrid) – Páginas 154-55-56

26/08/1947 – ABC (Madrid) – Página 11

11/06/1946 – ABC (Madrid) – Página 11

27/06/1936 – ABC (Madrid) – Página 36

Guardar

Guardar

Guardar

Read Full Post »