Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Cárceles’ Category

Celia en la revolución copia

En 1936, en Segovia, un abuelo arroja el periódico de mala manera al suelo. Balbucea no se sabe qué delante de sus nietas que asisten a la escena  asustadas. Las niñas inquietas preguntan qué pasa. El abuelo, casi sin aliento, responde: “¡Se ha sublevado la guarnición de África!”.

En estos términos tan dramáticos arranca la novela Celia en la revolución, de Elena Fortún, una de las grandes novelas  de la guerra civil española, en palabras de Andrés Trapiello.

Esta “es la novela que hubiera querido escribir Pío Baroja y no pudo: le faltó conocimiento de primera mano para hacerlo; y la que habría querido escribir Max Aub y no supo, al estar preso él, como tantos otros, de prejuicios  y razones históricas…”. Así define Trapiello la novela de Fortún en la introducción que hace en la edición de Celia en la revolución de Renacimiento.

Félix de Azua se refirió al libro como un documento sobre la guerra civil  conmovedor “porque asistimos al horror desde los ojos de una niña y sabemos que todo lo que cuenta es verdad”.

Este libro es , con una narración sencilla y directa, poética y desgarradora  la novela, escrita recién acabada la guerra,  un relato autobiográfico de Elena Fortún.

Viaje con Celia por el Madrid de la guerra civil.

A partir de este libro que editó en 2016  la editorial Renacimento, encargada de hacer valer el legado de Elena Fortún, con el brillo presente de Marisol Dorao, y en el que su autora cuenta la verdad de la guerra, aparece la investigación de otra autora que busca la verdad.

María Jesús Fraga, que recuerda cuando era pequeña y su madre le leía las aventuras de Celia, el personaje de las novelas de Fortún, ha trabajado durante años para llegar a la realización de un mapa que sigue el itinerario de la protagonista de esta postrera novela.

Mapa digital

El mapa digital a partir de Celia en la revolución recupera un Madrid en guerra visto desde los ojos de la Celia adolescente.
Con la Cartografía digital del Madrid iniciamos un viaje al Madrid de los años 30 que describe la novela Celia en la revolución. El proyecto aúna la historia de la ciudad, las vivencias de la joven protagonista y las de la propia Elena Fortún, de la que la biblioteca de la Comunidad de Madrid conserva una inestimable colección personal, en su mayor parte digitalizada y accesible en la Biblioteca Digital de Madrid.

La cartografía Celia en la revolución realizada por María Jesús Fraga propone, a través de la obra de Elena Fortún, transformar el texto de Celia en la revolución en un mapa interactivo, reubicando los lugares que aparecen en la novela.

Plano Celia 1936

Referencias.-

Revisitamos Celia en la revolución: cartografía digital de Madrid (1936-1939) en la novela de Elena Fortún
El portal del lector. Bibliotecas de la Comunidad de Madrid

Morales, Clara
Elena Fortún en la revolución
Infolibre, 25/09/2020

Mascarell, Purificació
La urbe moderna en la narrativa de Elena Fortún:
espacio y significado
Anales de Literatura Española. Núm. 35, 2021, pp. 141-157

Fortún, Elena
Celia en la revolución
Editorial Renacimiento
Sevilla, 2016

Read Full Post »

Vista aérea de la Carcel Modelo. Plaza de la Moncloa, 1940.

La Cárcel Modelo, también conocida como cárcel celular porque cada interno disponía de su propia celda, estaba situada en el espacio comprendido entre la plaza de la Moncloa, el Paseo de Moret, y las calles Martín de los Heros y Romero Robledo. Su lugar lo ocupa hoy el Cuartel General del Ejército del Aire (anteriormente conocido como Ministerio del Aire). Fue diseñada por los arquitectos Tomás Aranguren y Eduardo Adaro, e inaugurada el 20 de diciembre de 1880. La planta de la prisión se asentaba sobre un polígono irregular de seis lados y una superficie de 43.200 m². Aplicaba el modelo panóptico, con una rotonda o cuerpo central poligonal destinado al cuerpo de vigilancia de la penitenciaría, y radial, mediante galerías de forma estrellada convergentes en el espacio central. La Modelo de Madrid constaba de 5 naves que se encontraban en un pabellón central de vigilancia. Cada nave tenía 4 plantas con 50 celdas por planta (25 a cada lado del espacio central). En el centro de cada nave quedaba un espacio trapezoidal cubierto e iluminado desde arriba. En total la prisión tenía 1.200 celdas. También tenía una serie de dependencias auxiliares: casa-administración, enfermería y lavaderos. Fue considerado un edificio modelo para la reforma penitenciaria iniciada durante esos años.

Puerta de entrada de la Carcel Modelo, en una foto de 1905.

Carcel Modelo, año 1937.

Grabado original de Nao, aparecido en La Ilustración Española y Americana nº XLVIII, de 30 de diciembre de 1883. En él se muestra la fachada principal de la Carcel.

La construcción fue presupuestada en cuatro millones setecientas sesenta y una mil doscientas quince pesetas y con un plazo de realización de tres años. Aunque la entrega oficial no se efectuó hasta el 29 de abril de 1884, año en el que se realizó la pavimentación, alumbrado y plantación de árboles de las zonas contiguas, la cárcel fue inaugurada por el Rey Alfonso XII el 20 de diciembre de 1880 siendo ministro de la Gobernación D. Segismundo Moret, cuyo nombre precisamente recibiría por entonces una de las calles contiguas a la prisión.

Carcel Modelo. Interior, 1905.

Perspectiva de las crujías de la segunda, tercera y cuarta galerías de celdas, según dibujo original de Nao, aparecido en La Ilustración Española y Americana nº XLVIII, de 30 de diciembre de 1883.

Posteriormente, hacia 1896, se llevó a efecto una amplia intervención de carácter urbanístico de la plaza, lo que dio lugar a una gran elipse en cuyo centro se encontraban dos jardines con varios pinos, cuya desaparición sería solicitada por los vecinos hacia los años 20 al haberse convertido en nido de golfos y maleantes; pero no fructificó ante la oposición del Jardinero Mayor del Ayuntamiento de Madrid.
Tras la cárcel había un amplio espacio denominado Plaza de la Justicia, que había sido destinado en un principio a las ejecuciones públicas, pero pronto perdió esa macabra función al realizarse el cumplimiento de las sentencias de modo más privado en el interior de los penales. En vista de ello se proyectó la construcción de un establecimiento militar en el que tuvieran alojamiento las tropas. Años después, se construyó el Cuartel del Infante Don Juan.

1. Vista del primer patio 2. Exterior de la Capilla de reos 3. Interior de una celda 4. Centro de vigilancia 5. Altar de la Capillla 6. Paseos celulares 7. Cocina 8. Horno 9. Lavaderos y tendederos. Dibujos de Nao, aparecidos en La Ilustración Española y Americana nº XLVIII, de 30 de diciembre de 1883.

Carcel Modelo. Interior, 1937, donde se ve como las instalaciones están deterioradas por los bombardeos sobre Madrid durante la guerra.

Ya en los años de la Segunda República se realizaron protestas requiriendo que la Cárcel Modelo fuera demolida no sólo atendiendo a razones urbanísticas por cuanto ante ella se iniciaba la amplia avenida principal de la nueva Ciudad Universitaria, sino porque su capacidad resultaba ya insuficiente y su estructura no se adecuaba a las necesidades de la época en materia carcelaria. Una vez concluida la Guerra Civil, y sin duda para evitar el permanente recuerdo de los trágicos sucesos de finales de agosto de 1936, los trabajos de demolición se iniciaron el 16 de septiembre de 1939.

Vista aérea de la Carcel Modelo y el Cuartel de Ingenieros, 1939.

Cuartel de Ingenieros y al fondo la Carcel Modelo, 1936.

Carcel Modelo, 1936, durante la guerra civil. En primer término vemos una barricada de sacos areneros.

En esta fotografía realizada en 1931 por el fotógrafo Alfonso Sánchez Portela (“Alfonso”), aparecen posando en el interior de un patio de la Carcel Modelo un grupo de presos políticos, algunos de ellos miembros del Comité Revolucionario Republicano, poco antes de la proclamación de la Segunda República.
De izquierda a derecha son: Garzón Baz, Ángel García, Justo Aedo, Jesús del Río, Ángel Galarza, Luis Hernández Alfonso, Antonio Sánchez Fuster, Carlos Castillo, Niceto Alcalá Zamora, Largo Caballero, Fernando Brisuel, Fernando de los Ríos, Miguel Maura, Emilio Palomo y Casares Quiroga.

En la fotografía del patio de la Cárcel Modelo con el Comité revolucionario de la República, que poseo, está mi padre, el primero a la izquierda, Garzón Baz, que no pertenecía al Comité. Estuvo una semana en la carcel donde fue llevado a causa de una redada que se hizo a la salida de un teatro porque se tocó la Marcha Real y el público respondió con un pataleo. Mi padre estaba en Madrid en viaje de negocios. Alfonso lo conocía y lo visitó en la carcel, donde iba amenudo a ver a los políticos. Se puso de acuerdo con los presos para hacerles una foto desde un balcón de una casa contigua, con un teleobjetivo de cartón y después darles una señal con un pañuelo para que se alinearan. El propio Afonso me lo contó. Mi padre quizá se hizo amigo de los ilustres presos y por eso debió colocarse a la izquierda. Durante la Guerra Civil estuvo exiliado en Francia y murió de una pulmonía en Julio de 1940, después de haber sido llevado al Campo de Concentración de Gurs en los Pirineos Centrales unos meses antes.” -Matilde Baz-. (VER COMENTARIOS)

Inauguración de la Carcel Modelo de Madrid

En cumplimiento de la ley votada en Cortes en 1876 a propuesta del Ministro de la Gobernación, Don Francisco Romero y Robledo, el 20 de diciembre de 1880, bajo la presidencia del Rey Alfonso XII y con la presencia del, en ese momento, Ministro de la Gobernación Don Segismundo Moret y Pendergast, se procedía al acto inaugural de la Carcel Modelo de Madrid. Quedaba situada el norte de la capital, en terrenos de la Moncloa cedidos por el Estado, junto al camino que llevaba al asilo de San Bernardino.

Referencias.-

Wikipedia

WEB Ejército del Aire

Madrid Histórico
La Ilustración Española y Americana nº XLVIII, de 30 de diciembre de 1883.

Read Full Post »