"EL BEBE"

Sabido es que las palabras escritas en MAYÚSCULAS también se acentúan, aunque no siempre se haga. Así nos lo recuerda la RAE, que nunca ha dictado norma alguna en sentido contrario: «Las letras mayúsculas deben escribirse con tilde si les corresponde llevarla según las reglas de acentuación gráfica del español, tanto si se trata de palabras escritas en su totalidad con mayúsculas como si se trata únicamente de la mayúscula inicial

El comercio de la foto muestra en su añoso rótulo de cristal sobre fondo negro el nombre del negocio en letras mayúsculas y sin tildes. Como está cerrado y se desconoce qué género trabaja, por su nombre cabría pensar que se tratase de un despacho de bebidas espirituosas y vinos de la tierra, cuyo reclamo al anunciarnos que «ÉL BEBE» -tal vez el propietario o el conjunto de los parroquianos en un cliente ideal particularizados- nos convida a entrar para hacer lo mismo. Como al lema no lo acompaña nada del tipo «vinos, cervezas, licores, aguardientes», o algún dibujito relacionado con la especialidad de local como racimillos de uvas, copas burbujeantes o toneles, parece sensato descartar la suposición planteada para buscar otra opción más plausible.

Por fortuna ya sabíamos desde el principio que la tienda del escueto rótulo es una mercería, seguramente surtida en artículos para niños de pecho, por lo que huelga lo anteriormente expuesto. (Es que había que hacer la chanza, pues esa era la intención de estas líneas).

De lo dicho queda claro que el  rótulo de letras mayúsculas debería haber llevado un acento ortográfico pintado sobre la última «E» del título, de manera que «EL BEBÉ» fuese lo que leyésemos e Ipso facto supiéramos de qué especie de negocio se trataba.

No hacerlo así, como se ha visto, puede llevar a equívocos de comprensión e interpretación entre hablantes y también entre lectores, que seguro que más de un transeúnte habrá querido mitigar el sofoco de su marcha entrando en la mercería con el ánimo de echarse al coleto un  reconstituyente chato de Valdepeñas.
La tienda se encuentra en Madrid, en la calle Castelló, 110.