Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 21 diciembre 2010

Continuamos repasando algunos de los edificios relevantes que se fueron construyendo desde su apertura y durante los primeros años del siglo XX en la calle del Doctor Esquerdo y sus alrederores. Como ya se dijo en la primera parte de esta ruta, alguna de estas construcciones ya no existe y la mayoría han sufrido rehabilitaciones y reformas obligadas, como es natural, porque el tiempo con su paso siempre deja huella y hay que restituirles su esplendor. Esta es la segunda parte del repaso que hemos hecho a tan importante calle de Madrid, división obligada por la extensión de la entrada.A continuación, pués, lo que queda del recorrido:

Vista aérea del entorno de Doctor Esquerdo y O’Donnell donde se pueden apreciar los edificios y los lugares que se mencionan en las dos entregas del artículo. En el centro la Plaza de Toros y más abajo la Escuela de Matronas de Santa Cristina. El  Colegio de Huérfanos de La Paz,  en la base de la foto, justo en el medio. El Hospital San Juan de Dios, con sus numerosos pabellones, se encuentra en la esquina inferior izquierda. A la derecha, en el borde,  Las Hermanitas de los Pobres y la Casa de las abejas.  Junto a la calle Doctor Esquerdo se aprecian varios campos de fútbol. Como la fotografía debe de ser anterior a 1925, todavía faltan algunos edificios, como por ejemplo el antiguo Instituto Provincial de Puericultura, situado en el en el nº 52 de la Calle de O’Donnell , proyectado en 1927 por el arquitecto Francisco de Asís Fort Coghen, y construido entre 1929 y 1931.

Instituto Provincial de Puericultura

En 1926 la Diputación de Madrid manda construir este edificio, proyectado por Francisco de Asís Fort y Baltasar Hernández Briz, con el fin de atender a los neonatos madrileños que no disponen de famila, funcionando como nueva inclusa. El conjunto se desarrolla mediante cuatro pabellones al oeste del colegio de la Paz, entre O’Donnell y Doctor Castelo, y paralelos a estas calles: el pabellón “central” con fachada a O’Donnell y cinco plantas, “para 197 niños de pecho”, con 108 madres lactantes y nodrizas, y consultorio; el pabellón de niños de “destete”; el de “enfermería”, con cuartos para Hermanas, despachos para médicos, farmacia y terraza con galería a mediodía; y, por último, un pabellón de viviendas conectado al colegio de La Paz por la planta principal. Su arquitectura, aún manteniendo la características tipológicas de la manzana, modifica su aspecto exterior al enfoscar los muros de fábrica, quedando el ladrillo visto en recercado de huecos, líneas de cornisa, apilastrados, arcos, y otros detalles ornamentales.

Antiguo Instituto Provincial de Puericultura y hasta hace poco tiempo parte del Hospital Infantil del Hospital Universitario Gregorio Marañón. Del conjunto tienen especial interés el pabellón que da a Doctor Castelo, ocupado  por el Hospital Infantil, y el que conforma la fachada a O’Donnell, que fue  sede de la Consejería de Sanidad. El resto de los pabellones, con grandes reformas, forman parte de las nuevas construcciones que articulan los edificios hospitalarios y administrativos. En la actualidad el edificioque vemos en la fotografía está cerrado, pendiente de rehabilitación. (FOTO: Madripedia)

En enero de 1929, contemporáneamente a que se que se cerrase el viejo coso taurino de Goya y entrara en servicio la nueva plaza de toros situada en Las Ventas, se reinauguraba el Colegio de la Paz -trás la reforma del mismo Francisco de Asís Fort- y tenía lugar la colocación de la primera piedra del nuevo Instituto de Puericultura. (Ver más texto en la Guía de Arquitectura de Madrid del COAM, Madrid, 2003)


Antiguo Instituto Provincial de Puericultura, 1929. En la actualidad (2010-2011) el edificio se encuentra cerrado, vacío y en fase de rehabilitación, sin que haya fecha cierta para su reapertura. (Foto: Carlos Viñas, 2009)

Junto al interesante edificio del antiguo Instituto Provincial de Puericultura, separado por la calle Maiquez, y con fachadas a ésta, Doctor Castelo y O’Donnell, se encontraba la antigua Casa de Maternidad de O’Donnell, de los años 40 del siglo XX. Oficialmente denominado Instituto Provincial de Obstetricia y Ginecología, el edificio sirvió como maternidad principal de Madrid. Se demolió en 1999 y actualmente su solar lo ocupa una nueva y moderna Maternidad proyectada por los arquitectos Rafael Moneo Vallés y José de la Mata Gorostizaga.

Plaza de Toros de Goya

La Plaza de Toros se encontraba al final de una amplia vía llamada Avenida de la Plaza de Toros, después renombrada como Avenida de Felipe II, en el lugar ocupado desde los años sesenta del siglo XX por el Palacio de los Deportes.

Aquella plaza, que se comenzó a construir en enero de 1873, se llamó de la Carretera de Aragón, por estar próxima a la continuación de la calle de Alcalá, cuyo nombre acabaría por asumir este camino. Delante del coso se encontraba la Avenida de la Plaza de Toros, triunfal paseo para acceder al edificio. En 1874 esta notable construcción de ladrillo de estilo neomudéjar,  de 102,50 metros de diámetro, se convertía en el nuevo coso taurino de la capital. Sus arquitectos fueron Lorenzo Álvarez Capra y Emilio González Ayuso y en ella lidiaron diestros míticos como Lagartijo, Frascuelo, Machaquito, Bocanegra, Caraancha, Bombita, etc.

En la Plaza de Toros además de las corridas,  también se celebraron actos de otra índole como conciertos, concursos de bandas musicales, audición de orfeones, juegos a la jineta, y carreras ciclistas. También sirvió para grandes reuniones y conferencias políticas.

Antes de su desaparición, en  1934,  cuando ya se conocía la intención de construir una nueva plaza de toros, Pedro de Répide escribía: El edificio de este circo está amenazado de desapareces y, como monumento, es lamentable que perezca. Pueden dársele diversas aplicaciones, ya que ha servido para distintos fines además de aquel para el que fue creado. Y de todas maneras, dado el singular criterio que tiene la Diputación provincial repecto a la utilización de los solares que quedan después del derrribo de las casas de su propiedad, más vale que la hermosa obra arquitectónica de Ayuso y Capra siga embelleciendo aquel lugar, y no que, después de presenciar su demolición, veamos en su emplazamiento el tenderete de lona de un circo ambulante o el barracón de un cinematógrafo.” (De Répide, Pedro. Las calles de Madrid).

La Plaza de toros de la calle Goya se construyó en 1874   y  se derribó en 1934.

Plaza de Toros de Goya,  en torno a los años 20.


Colonia “Fuente del Berro” o “Iturbe I”

Colonia Fuente del Berro.

Esta colonia corresponde a la primera promoción de La Propiedad Cooperativa, sociedad formada en 1912 que dirigía D. Gregorio Iturbe, propietario inversor cuyo nombre quedó asociado a posteriores promociones construidas al amparo de las Leyes de “Casas Baratas” de 1924 y 1925. Esta primera Colonia Iturbe comprendía una superficie de 40.000 m2 aproximadamente y se dividía en dos sectores enlazados por la calle Eduardo Aunós, pero separados por un conjunto residencial, también de viviendas unifamiliares, propiedad de la Fundación Vedia y por el Colegio de la Sagrada Familia. Emplazada en la zona Este, entre las calles Jorge Juan, el Camino de Vicálvaro y la finca de la Fuente del Berro, la barriada quedaba organizada sobre una retícula ortogonal, de calles de 10 m. de ancho mínimo, Enrique Pfitz propuso, en colaboración con el ingeniero José Urroz, manzanas que agrupaban de 5 a 25 hotelitos, adosados en hileras de 2 a 5, y dos modelos según el lugar en que se encontraban, medianeros o en los extremos. El total de casas fue de 184 y se fueron construyendo en fases de 21 viviendas cada cuatro meses, aproximadamente. Todos los hotelitos están retranqueados 5 m. de la vía pública, cuentan con jardín interior y responden a una misma tipología, planta cuadrada y dos niveles, el bajo con vestíbulo, desde el que se accede a la escalera, comedor, cocina, W.C. y un dormitorio, al cual se suman cuatro más y un baño en el superior. Este esquema se repetiría en las siguientes Colonias Iturbe con ligeras modificaciones. La construcción utilizó elementos de cemento Pórtland para la construcción de los muros en lugar del ladrillo y mortero habitual. Los forjados eran de hormigón armado, los pavimentos de baldosín y mosaico hidráulico, los frentes revocados al exterior con decoraciones sencillas, y los aleros y la estructura de cubierta de madera, ésta de dos o tres aguas, según su ubicación, y rematadas con teja cerámica. El presupuesto de los hoteles osciló entre las 25 .000 y las 30.000 pesetas, incluyendo la red de saneamientos, la distribución de aguas, y la urbanización de los espacios libre destinados a calles, que se planificaron con un ancho mínimo de 10 metros, que, al estar separadas las viviendas de la calle otros 10 metros, a efectos de ventilación de las mismas, habría que hablar de 20 metros. (La Construcción Moderna nº 10. Madrid, mayo de 1896.)

“Colonia Iturbe I”, 1926. Plantas principal y superior de hotelitos adosados. (La Construcción Moderna nº 10. Madrid, mayo de 1926.)

Aunque hoy en día se mantiene en gran medida este conjunto residencial, revalorizado por su situación y características, arbitrarias actuaciones individuales, autorizadas por el Ayuntamiento, le han eliminado unidad, lo que se aprecia especialmente en el exterior, ya que las soluciones de revestimientos de fachadas, carpinterías, aleros y cubiertas han sido en muchos casos inadecuadas. También se han producido casos en los que las casas se han modificado en altura y se han redistribuido los huecos. (Arquitectura de Madrid: Ensanche. Fundación COAM. Madrid, 2003)

Colonia Iturbe I”, 1926. Fachadas y sección de dos hoteles adosados. (La Construcción Moderna nº 10. Madrid, mayo de 1926.)

En 1989 Madrid se encontraba inmersa en plena operación urbanística. El alcalde de la ciudad en aquel momento, Juan de Arespacochaga,  pretendía derribar la colonia para construir en su solar enormes torres de viviendas. Años antes,  Arias Navarro, trazó un ramal de la M30 que destrozaba el barrio. Finalmente, la colonia sobrevivió casi sin modificaciones a las hostilidades y actualmente se encuentra en perfecto estado de salud.

En Madrid, en 1989, existían 32 colonias en las que vivían cerca de 100.000 personas. La mayoría de estas colonias estaban situadas fuera del círculo de la M30. Las del centro, como la de El Viso, vieron como se modificaba su aspecto y su personalidad y se convertían en refugios acorazados de gente bien. Sólo la de Iturbe y su hermana pequeña, la de Retiro, resistían la presión urbana. (El País,  28/5/1989)

En 1989 una casa en la colonia de 120 m2, con dos alturas y cochera,  se vendía entre los 30 y los 70 millones de pesetas, según su estado de conservación. En la actualidad los precios varían entre los 700.000 y más de un millón de euros, en absoluto comparable con las entre 25 .000 y las 30.000 pesetas que costaron en el año 1896.  En el barrio han vivido Luís Eduardo Aute, Inmanol Arias y  Luís Solana, entre otros personajes conocidos, de resuelta economía. Nada más lejos de su origen de clase media original.

La Casa de las abejas

En el antiguo Paseo de Ronda Secundino Zuazo Ugalde ejecuta uno de sus primeros y más vistosos trabajos. Aunque se tarata de un edificio aislado de renta para clase media de la época, 1919,  la Casa de la Abejas constituye un proyecto de esmerada ejecución. Sus cuatro fachadas permiten luz y aire en la mayoría de las estancias, al exterior y dos patios interiores de luces, a izquierda y derecha  ventilan las estancias menores.

Casa de la abejas. Fachada principal en Doctor Esquerdo. (FOTO: Enrique F. Rojo Escobar, 2008)

La planta es rectangular, con hueco para la escalera y el ascensor, repartiéndose en cuatro viviendas de similar distribución. Se trata de un edificio homogéneo, de carácter racionalista y de estética regionalista -algo vasco- , con elementos que aluden vagamente al Neorrenacimiento Español, detalle que se observa en la última planta, de ladrillo visto y arcos de medio punto, en brusco contraste con el reboco tradicional del resto del cerramiento.
El callejón medianero de la fachada norte se cerró con la construcción junto al paramento de un recinto, dedicado desde 1925 a local comercial. Este local denominado “La Moderna Apicultura” es el que le ha dado su denominación popular el edificio.

Fachada trasera del edificio. (Secundino Zuazo Ugalde, 1919. Publicado en Arquitectura, 1926)

Real Colegio e Iglesia de Nuestra Señora de Loreto

Alzado de la iglesia de Nuestra Señora de Loreto. José Segundo de Lema, 1885.

Alzado de la iglesia de Nuestra Señora de Loreto. José Segundo de Lema, 1885.

El Real Colegio e Iglesia de Nuestra Señora de Loreto se encuentra en la calle Doctor Esquerdo, 40 c/v a calle Duque de Sesto, 62 c/v a la calle O´Donnell, 57 a 61.
La obra fue proyectada para el Real Patrimonio por José Segundo de Lema, Arquitecto Mayor de Palacio en el año 1886. El edificio principal, destinado a Colegio y sus servicios, presenta fachada a O’Donnell y sencillas crujías en torno a un patio interior. A continuación, con fachada también a O’Donnell, se situaban el patio de entrada y la casa de capellanes y dependientes, hoy sustituidos por un edificio de viviendas, ya con vuelta a Doctor Esquerdo. Al fondo del patio, con fachada a Duque de Sesto, se encuentra la iglesia de tres naves, la central más alta, y dos coros, uno para colegialas. La sacristía está adosada mediante cuerpo bajo, hoy recrecido, junto a la huerta, y el conjunto tiene además un jardín a saliente desde la iglesia al paseo de Ronda. Las fachadas, compuestas esquemáticamente para reflejar la disposición de la planta, son de ladrillo con sencilla decoración geométrica, lejos de los abigarrados modelos neomudéjares de moda.

En 1944 se construyó, en la huerta, un pabellón lineal de tres plantas y media destinado a “clases gratuitas”, guardamuebles, salón de actos y celdas para las monjas, a cargo de Eugenio Hernán-Gómez Deó y Ernesto Alfaro Fernández. (Catálogo Arquitectura en Madrid, Fundación COAM. Ver también  Historia del Real Colegio)

Real Colegio e Iglesia de Nuestra Señora de Loreto, fachada a la calle Duque de Sesto  . (FOTO: M. Peinado, en Flickr, 2009)

Referencias.-

Calle Doctor Esquerdo y su entorno (Parte 1ª)

De Répide, Pedro
Las calles de Madrid
Ediciones La Librería
Madrid, 2005

Arquitectura de Madrid
Fundación COAM
Madrid, 2003

La Ilustración Española y Americana (Publicación Periódica ilustrada)

La Construcción Moderna (Revista quincenal de arquitectura, ingeniería e higiene urbana)

Read Full Post »

Patentado y 400 hojas. Todo un lujo. Papel madera para limpiarse después de exonerar el vientre. Lujos de los nuevos tiempos.

Para quienes lo recuerden -años 50-70 del pasado siglo XX-, el papel higiénico del Elefante seguro que tiene significados que le arrancan una sonrisa. Incluso alguna lágrima. No es para menos, porque vaya papelón el del Elefante rojo. Recio y áspero a partes iguales, con dos caras,  una más amable, resbalona, y la otra más eficiente que , como piedra de amolar, arrasaba a su paso.

El Elefante reinaba en las casas en las que se dedicaba más a la entrada que la salida. Donde, antes se gastaba más para comer que en lo relativo a  evacuar. A decir verdad, donde la ingesta se valoraba por encima de la expulsión excrementicia. También porque la oferta de papel higiénico era escasa y cara, y el aseo era imprescindible. A pesar de los rasponazos.

Cuanta tristeza debía de causar después de un buen almuerzo, la humilde friega con papel basto de estraza para sanear tan natural pero innoble y, a veces, generoso gesto. Como si de una zurra se tratase el Elefante rojo zahería los nobles traseros en cada pasada y el usuario, paciente,  no tenía más remedio que aguantar la ofensa con gratitud.

Para quien recuerde el paso del Elefante por su vida, seguro que el momento de mayor disfrute hubo de ser el de romper el celofán amarillo que envolvía el rollo. Gran momento para los pioneros de la Pretecnología de la EGB española, para los que el  .

Servía también para filtrar la luz de las bombillas, con cuidado para que no ardiese. El rollo era de color marón claro. En el momento de tocarlo, una vez desenvuelto, la primera reacción era desconcertante. Trás el increible festivo celofán amarillo, surgía la triste realidad. Toda una metáfora, color marrón caca y tremendamente áspero.

Especialmente mortificados debieron de estar los usuarios del Elefante rasposo, pues en la época,  el consumo de papel higiénico de calidad constituía más que un lujo, un esnobismo de clases pudientes o de aristócratas acostumbrados al tacto suave de los tisues y las sedas. Para el pueblo llano, la Papelera Española se inventó el Elefante, allá por los años 50, y fueron muchos los que se vieron en el papel de sufridores resignados sin más opción que este rollo para el necesario aseo.

Muchos, seguro que lo recuerdan, aunque no lo reconozcan, pués aunque tan lejos parece que está, se trata solo de hace poco más de medio siglo y lo normal era tenerlo en casa, por imprescindible.

Ahora el papel higiénico se sigue vendiendo en rollos, aunque ya no son “individuales” sino “familiares“. El refinamiento de la modernidad exigía mejores tactos, más aristocráticos y el papel del váter ya no es tan severo en su función. Mientras el papel con tacto de velludo invadía todos los hogares, el Elefante se dejó de fabricar y cayó en el olvido.

Read Full Post »

Segundo Encuentro Madroñosfera

Después del Primer Encuentro Madroñosfera celebrado el 11 de noviembre en Tetuán Punto Joven, donde  blogueros madrileños pudieron conocerse, comentar sus inquietudes y  poner puntos de vista en común, ha sido convocado un segundo encuentro.

Esta nueva reunión, convocada para el día 16 de diciembre,  servirá para acercar posturas y rematar asuntos que quedaron pendientes. También servirá para que aquellos que entonces no pudieron acercarse, lo hagan ahora. El lugar y la hora del Segundo Encuentro Madroñosfera será el mismo: Tetuán Punto Joven, a las 19 horas.

Dejo un enlace del Blog de Tetuán donde se ve un vídeo realizado por Bea Burgos con las imágenes de cada uno de los blogs que participaron en el primer encuentro: La madroñosfera da sus primeros pasos.

Read Full Post »

Segundo Encuentro Madroñosfera

Después del Primer Encuentro Madroñosfera celebrado el 11 de noviembre en Tetuán Punto Joven, donde  blogueros madrileños pudieron conocerse, comentar sus inquietudes y  poner puntos de vista en común, ha sido convocado un segundo encuentro.

Esta nueva reunión, convocada para el día 16 de diciembre,  servirá para acercar posturas y rematar asuntos que quedaron pendientes. También servirá para que aquellos que entonces no pudieron acercarse, lo hagan ahora. El lugar y la hora del Segundo Encuentro Madroñosfera será el mismo: Tetuán Punto Joven, a las 19 horas.

Dejo un enlace del Blog de Tetuán donde se ve un vídeo realizado por Bea Burgos con las imágenes de cada uno de los blogs que participaron en el primer encuentro: La madroñosfera da sus primeros pasos.

Read Full Post »

A través de la fotografía que encabeza esta entrada vamos a hacer un recorrido por un tramo de la calle Doctor Esquerdo. Casi todo lo que aparece en esta foto de 1925 sigue estando en su sitio y los solares vacios, por supuesto, ya no lo están. Donde vemos la plaza de toros se emplaza el Palacio de los Deportes y en torno a este, todas las manzanas las ocupan edificios de viviendas y el edificio de El Corte Inglés. Sólo delante del Palacio se mantiene libre de todo estorbo la explanada de la Plaza de Salvador Dalí.

Plaza de Dalí, frente al Palacio de los Deportes (Foto: Pepi Escandell).

Prestando servicio todavía la vieja plaza de toros de la calle de Alcalá,  en 1873 se decidió sustituirla  por una nueva  que se construiría en unos terrenos  del lugar de  la Fuente del Berro, justo donde se aprecia en la imagen. El proyecto lo realizaron los arquitectos Emilio Rodríguez Ayuso y Lorenzo Álvarez Capra, en estilo neomudéjar dotándola de un ruedo de 60 metros de diámetro y un aforo para 14.867 espectadores. Se inauguró el 4 septiembre de 1874 y se demolió en 1934, ya construida  la Monumental de las Ventas. D elante de la puerta principal de la plaza de toros había un amplio paseo  que se encontraba con la calle de Alcalá, denominada Avenida de Felipe II y que ahora finaliza en la Plaza de Salvador Dalí, a las puertas del Palacio de los Deportes.

Siguiendo con la fotografñia, justo frente a la fachada sur del coso se aprecia un solar que fue el campo de fútbol utilizado por la recién creada Sociedad Madrid Foot-Ball Club, actual Real Madrid Club de Fútbol, desde 1902 hasta 1912, fecha esta última en la que  se inauguró un nuevo campo en la cercana calle O’Donnell.  Pero no solamente estuvo este campo. Si nos fijamos, lindando con la calle Doctor Esquerdo, en frente del Asilo de las Hermanitas de los Pobres, se puede apreciar que había otro.

Vemos una imagen de unos incidentes en el campo futbol que estaba lindando con la calle Doctor Esquerdo, en frente del Asilo de las Hermanitas de los Pobres, en  1925.  Al fondo la casa de las abejas.

Desde la perspectiva aérea que nos ofrece la imagen, destacan en primer término las casitas de la Colonia Fuente del Berro o Colonia Iturbe I, barriada de viviendas higiénicas de la Sociedad Propiedad Cooperativa, proyectadas en 1925 -año en que se tomó la fotografía- por el arquitecto Enrique Pfitz López.  También se puede ver el edificio de 1919 conocido como la Casa de las Abejas, proyectado por Secundino Zuazo Ugalde.

La calle del Doctor Esquerdo, que recuerda la figura del médico y político alicantino del siglo XIX, forma parte del que fue antiguo foso que rodeaba Madrid y que en los albores del siglo XX se urbanizó y pasó a llamarse Paseo de Ronda. Nace en  la Plaza de Manuel Becerra, atravesando las vías principales  O’Donnell, Avenida del Mediterráneo y la Avenida de la Ciudad de Barcelona, donde finaliza para denominarse en su recorrido último calle de Pedro Bosch. Este  tramo del  Paseo de Ronda mostraba en las primeras décadas del siglo XX, agrupados a un lado y al otro de la calle, algunos edificios importantes de  construcción reciente que pertenecían a instituciones benéficas y religiosas. Se encontraban allí el asilo para ancianos de San Luís Gonzaga, atendido por las Hermanitas de los Pobres, el Colegio de la Concepción para sordomudas y ciegas, regido por las Terciarias de San Francisco; también la iglesia del Sagrado Corazón y la sucursal de la Inclusa y Colegio de la Paz. Ocupando cuatro manzanas, entre Doctor Castelo e Ibiza, se hallaban instalados varios pabellones de el Hospital de San Juan de Dios, con consulta pública y un Museo Anatómico y Patológico. También se encontraban en las inmediaciones de Doctor Esquerdo la Escuela de Matronas y Casa de Salud de Santa Cristina y el Instituto Provincial de Puericultura.

A continuación repasaremos algunos de estos edificios, ofreciendo una descripción somera de su presencia en el entorno de Doctor Esquerdo en los primeros años del siglo XX.  Alguna de estas construcciones ya no existe y la mayoría han sufrido rehabilitaciones y reformas, obligadas todas, pues el tiempo con su paso siempre deja huella y hay que restituirles su esplendor para asegurar su permanencia . Este repaso quedará dividido en dos entregas, ya que al ser algo extenso parece preferible repartir el contenido para así no cansar al lector que se aventure a rebuscar entre los legajos de este blog.


El Asilo para ancianos y ancianas de San Luís Gonzaga

"Mi Casa", de las Hermanitas de los Pobres, en 1925.

El Asilo para ancianos y ancianas de San Luís Gonzaga, cuyos terrenos se adquirieron en 1907,  se inauguró el martes 21 de junio de 1910, en el Paseo de Ronda junto a la desembocadura de la calle de O’Donnell. La fundación de este Asilo se debió a una disposición testamentaria de los primeros condes  de Torreanaz, don Luís de la Torre y de la Hoz y doña Trinidad García-Sancho e Ibarrondo, que dejaron su fortuna para la realización de obras pías y de beneficencia. El centro disponía de amplios espacios, bien ventilados y grandes condiciones higiénicas con capacidad para 400 personas. El coste de la obra se cifró en 1.500.000 pesetas. Según cuenta la crónica, a tan magno acontecimiento acudieron las fuerzas vivas de la capital, ocupando el lugar de honor SS. MM. y AA. RR. don Alfonso y doña Victoria, doña María Cristina, los infantes don Fernando y doña María Teresa y los infantes Don Carlos y doña Luisa de Orleans. Otros que no se perdieron la inauguración fueron la duquesa de San Carlos y el duque de Santo Mauro, que llegaron al lugar en un milord. El marqués de Aguilar de Campoo, que ejerció de testamentario, y demás albaceas recibieron al obispo de Madrid-Alcalá, al alcalde de Madrid Sr. Francos Rodríguez, al gobernador civil, Sr. Requejo y al presidente del Senado general Azcárraga. El obispo cantó un solemne Tedéum seguido de una Salve y, a continuación,  reyes y sequito recorrieron las instalaciones, que fueron elogiadas con gran entusiasmo por la excelente ejecución de la obra. (Ver crónica: ABC, miércoles 22-06-1910, pág. 9)

El edificio, del arquitecto Ricardo García Guereta,  se corresponde con la tipología prototípica de edificio de fines benéficos situado en el extrarradio, exento y rodeado de jardines. Tiene planta simétrica en H, más un cuerpo central, perpendicular al ala intermedia y que sirve como acceso y vestíbulo de distribución, acabando en la iglesia. A ambos lados se encuentran los pabellones de hombres y mujeres, de planta rectangular y tres niveles. Las fachadas son de ladrillo en estilo neomudéjar, tan utilizado en este tipo de establecimientos . En la actualidad recibe el nombre de Residencia para personas Mayores de las Hermanitas de los Pobres, “Mi Casa”.

Visión aérea de Google Earth, 2009, con los edificios en 3D.


Casa de Salud y Escuela de Matronas de Santa Cristina

Alzado principal. Luís de Landecho, 1904

La antigua Casa de Salud y Escuela de Matronas de Santa Cristina, obra de Luís Landecho y Jordán de Urríes fue construido entre 1904 y 1924 y se encuentra en la calle O’Donnell con fachadas en Maestro Vives y Duque de Sesto. Para su autor: “El fin primordial que había de satisfacer es el de dar instrucción a las matronas, así en la asistencia a los partos como en los cuidados primeros que necesitan los recién nacidos; para ello es necesario que, al menos por algún tiempo, vivan las matronas en el edificio… Sobre estas bases se ha trazado el edificio, calculándose su capacidad sobre un promedio de mil partos anuales y doce matronas en pensión“. Landecho organiza el edificio mediante cuatro pabellones formando cuadrilátero en torno a un patio central. Los núcleos de comunicación vertical ocupan los vértices y el centro de los pabellones de acceso y capilla. Presenta dos crujías: la exterior alberga las diferentes dependencias, la otra a patio desarrolla las circulaciones. Desarrolla una separación funcional por plantas, por pabellones o conjuntamente según las necesidades. Las fachadas combinan piedra y ladrillo representando la pervivencia de las corrientes historicistas y medievalistas. En el periodo 1936-39 se construye un refugio subterráneo. Tras la Guerra Civil se acometen obras de reparación y a finales de esa década se eleva una cuarta planta sobre algunas zonas, acondicionándose parte del espacio bajocubierta del ala sur. Diversas obras de reforma y ampliación en las décadas de 1950 y 1970, y en 1982, nuevas obras de reforma interior para adecuación a las necesidades hospitalarias. En 1987 se transfiere al Insalud y en 1990 se realiza su estudio histórico y arquitectónico a fin de planificar su adaptación a nuevos requerimientos funcionales. En 1994 se inician obras de ampliación, sobre un solar situado al otro lado de Maestro Vives junto al Ambulatorio, y de reordenación del edificio original, conectándose ambos mediante una galería subterránea bajo la calle. (Texto de la Guía de Arquitectura de Madrid del COAM,  Madrid, 2003)

Edificio de la antigua Escuela de Matronas y Casa de Salud Santa Cristina, en 1916. En la actualidad el edificio pertenece al Hospital Universitario Santa Cristina.

Asilo de San José y Colegio de la Paz

Residencia para Personas Mayores La Paz (1903)

El Asilo de San José se crea en el Paseo de Ronda, ahora Doctor Esquerdo,  en 1903 como centro asistencial para niños y comoinclusa. La construcción corrió a cargo de Luís María Argenty Herrera, e incluía un pabellón con fachada a Doctor Castelo para clases externas. En 1926 se trasladó a las instalaciones el ya existente colegio de la Paz para lo cual se añadieron nuevos pabellones que miraban a la calle O’Donell. En 1989 el edificio principal se remodeló para su uso como residencia de ancianos y en 2002 se demolieron los pabellones menos representativos para dar paso a una nueva edificación de carácter administrativo. El edificio, a pesar de ser el resultado de la anexión de diferentes construcciones de épocas distintas, mantiene unidad de estilo al utilizar el ladrillo como material para las fachadas,  sin abusar de elementos decorativos. En 1925 se da por concluida la construcción de la iglesia de Nuestra Señora de la Paz, obra de Joaquín Kramer Arnaiz, templo anexo a la inclusa costeada por Adolfo Bayo y Bayo, senador vitalicio por Madrid que, al fallecer en 1907, no pudo ver concluida su obra pía.

El antiguo Asilo de San José y Colegio de la Paz, del arquitecto  Luís María Argenty Herrera, es en la actualidad Residencia para personas mayores “La Paz”.


Hospital de San Juan de Dios

Hospital San Juan de Dios. Instituto Microbiológico, en 1897.

Ehospital de San Juan de Dios para enfermedades contagiosas y venéreas se encontraba situado sobre una supermanzana  entre las calles Ibiza, Doctor Esquerdo, Doctor Castelo y Maiquez y se terminó de construir en 1895, con un coste de cuatro millones doscientas mil pesetas.  El proyecto corrió a cargo del arquitecto D. Eduardo Frenández y Rodríguez, responsable también del Hospital de la Marina de Ferrol. Su esquema, que seguía estrictamente el sistema Tollet, consistía en un sistema de pequeños pabellones aislados que reducían el hacinamiento y facilitaban su continua ventilación mediante bóvedas ojivales que favorecían la extracción de aire viciado, respondiendo a las últimas tendencias en lo que arquitectura hospitalaria se refiere. Los mejores hospitales europeos de la época respondían a esta tipología. El hospital de San Juan de Dios hizo el complejo número veintiuno que con arreglo a este sistema se construía en Europa. Tenía una capacidad de 800 camas.  Se derribó durante la década de 1960 para construir  el Hospital General Universitario Gregorio Marañón, antigua Ciudad Sanitaria Provincial Francisco Franco, obra del equipo dirigido por el arquitecto Martín José Marcide Odriozola. (Más datos en el Blog Historia y Genealogía)

Entrada al Hospital San Juan de Dios y vista de los pabellones.(FOTO: Museo Olavide)

Hospital de San Juan de Dios en 1897. La foto muestra los pabellones de enfermos, la galería cubierta y el edificio de servicios generales.

(Continúa…) VER 2ª Parte

Referencias.-

De Répide, Pedro
Las calles de Madrid
Ediciones La Librería
Madrid, 2005

Arquitectura de Madrid
Fundación COAM
Madrid, 2003

La Ilustración Española y Americana (Publicación Periódica ilustrada)

La Construcción Moderna (Revista quincenal de arquitectura, ingeniería e higiene urbana)

Museo Olavide

Read Full Post »