Shanghái y la Expo 2010 上海- 2010

Shanghái- 上海  se prepara para la Expo 2010

Shanghái es la ciudad más poblada de China y una de las ciudades más habitadas del mundo con más de 20 millones de habitantes. Es también la capital económica de China y ocupa una superficie de 6.340 km²

En Shanghái se va a celebrar la Expo 2010 , organizadores, técnicos y obreros se afanan en completar las tareas de inauguración, prevista para el 1 de mayo, que pretende ser la Expo más extensa de su historia.

El lema de esta Expo Universal 2010 de Shanghái es :»Mejor ciudad, mejor vida«, enfocada hacia el estudio y aplicación de «mejores prácticas urbanas», y permanecerá abierta hasta el 31 de octubre de 2010. Durante los últimos meses las obras de remodelación y los proyectos de construcción han dominado la vida de Shanghái de cara a la inauguración.  Se espera que esta exposición la visiten más de 800.000 personas al día, haciendo un total de 70 millones, que serán testigos de la presencia de más de 200 expositores de todo el mundo. Las fotos que acompañan la cabecera de esta reseña pertenecen a un reportaje que recoge 31  fotos  (la mayoría de agencias) de momentos de la construcción de los espacios que acogerán la Expo de Shanghái.

Barrio popular de Shanghái, entre 1910 y 1915. (Esta foto forma parte de la colección George Grantham Bain -Library of Congress- Flickr Uploaded on January 3, 2008 by The Library of Congress)

上海豫园茶楼  Tea House, Shanghái 1930. (FOTO: Flickr Uploaded on December 9, 2009 by China Postcard)

Expo Shanghái 2010: «Mejor ciudad, mejor vida» (中国2010年上海世博会官方网站)

Sorprende ver las imágenes de los modernos edificios y de los impresionantes rascacielos de Shanghái, en un afán desmesurado por modernizar y abrir al capitalismo a esta megaurbe china. El contraste lo ofrecen las viejas fotos de principios del siglo XX , que nos enseñan cómo era la ciudad antigua y su arquitectura tradicional. Más aún impresionan las fotos de los derribos y de los desalojos que se producen en el centro de la ciudad. Todo esto en unas intervenciones agresivas y de carácter especulativo -como ya ocurriera en Pekin Běi jīng-, que en apariencia nada tienen que ver con el espíritu del progreso social y del aumento del bienestar social, entendido como un proceso de evolución racional y de optimización de los recursos en beneficio de la comunidad y de su calidad de vida.   La rápida transformación de Shanghái, en un modelo imitado por algunas ciudades españolas, no está respetando el valor histórico y cultural de las zonas devastadas desde hace más de veinte años y que, ahora con la Expo 2010 se ha acelerado especialmente.

Shanghái. (FOTO: Flickr Uploaded on January 7, 2007
by harry kaufmann)

«Shanghái, el centro económico y cultural de China, con 18 millones de habitantes (y se esperan 25 millones para el 2020), piensa a lo grande: es la quinta ciudad más poblada del mundo, uno de los centros financieros, y ya tiene más rascacielos que New York. El distrito financiero de Pudong (que tiene «enamoradas» a las multinacionales, según el diario People´s Daily) o los edificios a la orilla del río Bund (donde se están ubicando las sucursales de Armani, Cartier, Dolce&Gabbana o un spa de Evian, junto con restaurants 5 estrellas, galerías de arte y bares, facilitada por el Bund Origin/Waitanyuan Redevelopment Plan) son los grandes imanes para Occidente…
Además de esta «
gentrificación« en grandes partes de la ciudad, Shanghái atrae a millones de personas del campo que ven en la ciudad una fuente de dinero rápido, con acceso a servicios y a los centros de consumo. Muchos campesinos llegan a la ciudad día tras día. La gran mayoría de ellos encuentran trabajo en la construcción… Y también existe una gran clase media urbana, que exige mejores servicios, viviendas y centros de ocio.
Para ubicar a estas millones de personas, el gobierno chino ha creado y está construyendo nueve ciudades-satélite, que  se crearon  de la nada, cada una con capacidad para 600.000 personas, y cada una con un estilo arquitectónico peculiar: existe una que copia la arquitectura inglesa, otra alemana, otra sueca, otra española, otra como Venecia, y así… hasta llegar a nueve. Y como el experiemento de New Zhengzhou -otra ciudad creada desde cero, en el centro del país-, se planea construir 400 ciudades en el país hasta el 2020 (lo que da unas… 20 ciudades por año…).
» (Del BLOG KRAX»)

Vista aérea de Shanghái, 2008. (FOTO Flickr by Aldask,  Uploaded on 2008)

Shanghái. (FOTO: Flckr Uploaded on December 30, 2006
by harry kaufmann)

Shanghái. (FOTO: Flickr Uploaded on February 21, 2010
by harry kaufmann)

Shanghái. (FOTO: Flickr Uploaded on February 21, 2010
by harry kaufmann)

El proceso de devastación de los viejos y deteriorados barrios del centro histórico de la ciudad se completa con la reubicación y realojo de los antiguos moradores, expropiados de sus casas, que se ven desplazados de sus primitivos barrios a otros situados en la periferia, mientras los solares que resultan del nuevo suelo liberado se dedican a la construcción de enormes rascacielos de viviendas, edificios de oficinas, hoteles  y centros comerciales. Frente al pensamiento de que el ideal de ciudad se encuentra en las grandes extensiones de viviendas unifamiliares, rodeadas de espacios verdes en las afueras del casco urbano, algunos urbanistas y arquitectos defienden la creación de barrios dominados por las grandes alturas, de alta densidad, en los que el espacio ocupado por las viviendas se defina verticalmente, de modo que se libere suelo para crear espacios más abiertos. Este el el concepto que se aplica en China en su política de construcción de viviendas en las grandes ciudades como Shanghái.

Barrio popular de Shanghái en el centro de la ciudad en proceso de derribo, 2008. (FOTO: Flickr Uploaded on February 12, 2009 by Adrien Hochet)

Shanghái  en 2008. Derribos y escombros en primer plano. Las viejas casas de los barrios populares de Shanghái caen una trás otra, producto de las políticas de modernización de las autoridades de la megaurbe china. Esta foto es de un barrio cercano a Shimeng Yi en Nanjing, en el corazón del casco antiguo de la ciudad. Desde principios de los años 90, el centro de la ciudad ha visto como era objeto de un continuo lavado de cara. Esta transformación ha supuesto el derribo de miles de edificios habitados por las clases más desfavorecidas,  a las que se las realojó en áreas más alejadas del centro.  En su lugar se han construido modernos condominios, viviendas e lujo y centros comerciales. Parece que este el el irremediable paso del gobierno chino hacia el capitalismo . (Photos Flickr  by Kurt Xiaoyi Tang.  Uploaded on April 23, 2008 by KINO ARCADES)

Shanghái. (FOTO: Flickr Uploaded on May 6, 2009
by Jakob Montrasio)

Shanghái. (FOTO: Flickr Uploaded on July 30, 2009
by Jakob Montrasio )


Referencias.-

Rebuilding Shanghai (VIDEO)

Nostalgia. A Great Documentary About Shanghai

Bricoleurbanism (Old Town Shanghai)

SHANGHAI STREETS STORIES (Textos y fotos de los derribos del viejo Shanghái)

Normas de compensación y realojo de la municipalidad de Shanghái

The old town, Shanghai 上海老城厢. Flickr Group Pool. (Fotografías del centro histórico de Shanghái)

Poblado de Chabolas «Jaime el Conquistador»-1957 (Madrid)

El asentamiento inmenso de Jaime el Conquistador estaba compuesto por más de mil barracas sobre una extensión de cinco hectáreas y se comenzó a poblar desde el final de la guerra civil, hasta que desde mediados de los años 40 comenzara a tomar gran importancia por su gran densidad, de más de 6000 personas.

Núcleo de chabolas Jaime el Conquistador, en el área que comprende las actuales calles Jaime el Conquistador, Fernando Poo y Torres Miranda.

En 1957 la prensa madrileña señalaba escandalizada como cada día acudían a la capital cerca de 3000 personas en busca de trabajo. Esta circunstancia generaba un impresionante aumento de los asentamientos espontáneos de barracas y chabolas en el extrarradio urbano. Para controlar el problema, el Gobierno publicaba en septiembre de 1957 un Decreto que impedía la entrada en Madrid de aquellas personas que no contasen con domicilio a la llegada, obligándolas a regresar a sus lugares de origen. También se dictaron normas de vigilancia para controlar la aparición de asentamientos clandestinos, y el derribo de los existentes.

El asentamiento inmenso de Jaime el Conquistador estaba compuesto por más de mil barracas sobre una extensión de cinco hectáreas y se comenzó a poblar desde el final de la guerra civil, hasta que desde mediados de los años 40 comenzara a tomar gran importancia por su gran densidad, de más de 6000 personas. (ABC, 20/06/1957, págs. 21 a 24).
calles Jaime el Conquistador- Torres Miranda- Fernando Póo
Infraviviendas situadas entre las calles calles Jaime el Conquistador, Torres Miranda y Fernando Póo. Su derribo permitió la liberación del suelo ocupado para la reordenación urbana, aportando solares a la iniciativa privada que redimensionó el valor del suelo en posteriores actuaciones.

Ya en agosto de 1957,  el recién nombrado ministro  de la vivienda  José Luís Arrese, convocó a los medios de prensa para dar publicidad a la aplicación de estas medidas del llamado Plan de Urgencia Social de Madrid, con el derribo del núcleo chabolista de Jaime el Conquistador, en Legazpi, presentando posteriormente las nuevas viviendas en el nuevo barrio de San Fermín, donde se realojó a los moradores del poblado. En una de las ediciones de NO-DO de 1947 se destacaba  esta actuación del Ministerio de la Vivienda y de la Comisaría General para la Ordenación Urbana de Madrid, con imágenes que recogían momentos de los derribos  en los que participaba el propio ministro, en un gesto marcadamente populista. También se mostraban imágenes de las nuevas casas en San Fermín, situadas en el kilómetro 5 de la carretera de Andalucía (en el lugar que ocupó la Colonia Popular Madrileña), de las que se decía que eran viviendas económicas con cocina, comedor, tres dormitorios e instalaciones sanitarias, con una renta de 140 pesetas al mes en un plan de amortización mínimo de tres años y máximo de siete.

Nuevas casas en San Fermín, situadas en el kilómetro 5 de la carretera de Andalucía, casas de realojo para los antiguos moradores del núcleo chabolista de Jaime el Conquistador. Estas viviendas se encontraban alrededor de la calle Motril y se derribaron en los años 80 debido a su mal estado de conservación, que se acusaba especialmente dada mala calidad de los materiales utilizados en su construcción. Sus moradores fueron nuevamente realojados en las nuevas viviendas que sustituyeron a las primitivas. (Ver Comentarios)

Por lo que respecta al Plan de Urgencia  Social, aprobado en noviembre de 1957, junto a la Ley de Viviendas Subvencionadas, se intentaron edificar 60.000 viviendas en dos años, para resolver el problema de los asentamientos irregulares y de las barriadas chabolistas.
Durante este periodo, el Ministerio de la Vivienda mantuvo adelante algunas iniciativas de vivienda social que se vio frenada por el Plan de Estabilidad de 1959, mediante el cual España se acercaba al modelo de economía de mercado imperante en el mundo occidental y del cual se había mantenido apartado en el periodo de autarquía. Este Plan, aunque produjo efectos notables, provocó un periodo de recesión económica, incremento del paro y la caida de la renta per cápita (López Díaz, Jesús. La vivienda social en Madrid, 1939-1959. Pág. 37).
El Ministerio de la Vivienda, creado en 1957, agrupó al Instituto Nacional de la Vivienda (INV), la Dirección General de Arquitectura y Urbanismo, y la Dirección General de Regiones Devastadas.
La nueva política dio a la iniciativa privada las herramientas jurídicas y financieras para responsabilizarse de la creación de vivienda social, en el intento de que se pudiera convertir en un negocio rentable, dejando de lado el intervencionismo del Estado y permitiendo que la oferta quedase regulada por las leyes de mercado. José Luís Arrese promovió la vivienda en propiedad frente al alquiler, apoyando el carácter especulativo y la rentabilidad en el sector privado, lo que favoreció la costrucción en torre, frente a al modelo de los poblados y las viviendas unifamiliares. En estos años, la entrada del capital privado produjo un tipo de urbanismo y de arquitectura que favoreció la marginación y el deterioro social de estas áreas en los años sesenta y setenta. (López Díaz, Jesús. La vivienda social en Madrid, 1939-1959. Págs.38-39 )

Con la sonada operación del derribo del asentamiento de Jaime el Conquistador, el Ministerio de la Vivienda daba un paso importante, no sólo por la actuación y por el realojo de la población marginal en San Fermín, sino porque sentaba las bases para posibles intervenciones en las que se liberaba suelo para ofrecérselo a la iniciativa privada, que lo veía con ojos codiciosos.
En aquella época, el todavía responsable de la Comisaria de Ordenación Urbana, Julián Laguna, hacía hincapié en tres ideas fundamentales perseguidas por la Comisaría: 1) Facilitar a la iniciativa privada suelo urbanizado, dotado de los servicio, antes de construir; 2) el planteamiento de que la dificultad y el alto coste de las viviendas construidas por la Comisaría de Ordenación Urbana (Poblados dirigidos, absorción, etc.) hacía que éstas no interesasen a la iniciativa privada, además de ocupar un suelo excelente para otro tipo de iniciativas; y por último, 3) la importancia de que las iniciativas gremiales, asociativas o privadas promovidas por constructores debían de tener condiciones para producir el desahogo necesario del Estado en la generación de vivienda que resolviese la demanda existente.

Referencias.-

López Díaz, Jesús
La vivienda social en Madrid, 1939-1959
Espacio, tiempo y forma
UNED, 2002 (Págs. 297-338)

Sambricio, Carlos
La vivienda en Madrid, de 1939 al Plan de Vivienda Social, en 1959

VV.AA
Guía del Urbanismo de Madrid/ S. XX
Ayuntamiento de Madrid
Madrid, 2004

Sambricio, Carlos
Madrid, vivienda y urbanismo: 1900-1960
De la «normalización de lo vernáculo» al Plan Regional

Ediciones Akal
Madrid, 2004

Arquitecturas perdidas VIII: Palacio de Medinaceli

Este palacio afrancesado, de dos  plantas y  cuerpo superior con techumbres de pizarra y elegantes mansardas, fue construido entre 1866 y 1870 por el arquitecto puertorriqueño Mariano Andrés Avenoza, en un amplio solar que había junto a la plaza de Colón, entre el Paseo de Recoletos y la calle de Génova.

Fue el palacio primero propiedad del duque de Uceda, para ser adquirido en 1876 por el marqués de Salamanca, sin que llegase a vivir nunca en él, y más tarde,  hacia 1890 fue comprado por doña Ángela Pérez de Barradas y Bernuy, duquesa viuda de Medinaceli, además de duquesa de Denia y Tarifa. Por esta causa, el palacio ha sido conocido a lo largo de su historia por los  nombres  de Uceda, de Denia, y de Medinaceli, esta última por la que se conocía el edificio.

Dos fotografía muy parecidas en las que se pueder ver el aspecto de la Plaza de Colón, con el Palacio de Medinaceli al fondo en 1964, poco antes de su demolición.

En 1917, el palacio ardió perdiéndose innumerables obras de arte que decoraban su interior. Fue reconstruido y se mantuvo en pie hasta 1964, fecha en que se decidió su demolición para obrar con criterios especulativos en un plan de modernización de la plaza. Actualmente su lugar lo ocupa un antiestético complejo de oficinas, hostelería y ocio denominado Centro Colón.

En la madrugada del 25 de noviembre de 1917 fue objeto de un aparatoso incendio que lo deterioró bastante y en el que se perdierón numerosas obras de arte y obras históricas de gran valor.Vista aérea de la Plaza de Colón, en 1929. Se pueden ver el Palacio de Medinaceli, la antigua Casa de la Moneda, de Francisco Jareño Alarcón, en el lugar que hoy ocupan los Jardines del Descubrimiento, y en el centro de la Plaza la estatua de Cristóbal Colón. En esta foto se puede ver como el ajardinamiento de la rotonda en la que se encontraba la estatua era algo distinto, pues la flanqueaban una hilera circular de palmeras y además estaba cerrada con una verja metálica, que más adelante se eliminó.

Fotografía del Palacio de Medinaceli en los años sesenta, poco antes de su derribo.


Estas tres instantáneas muestran diferentes momentos de la demolición del Palacio de Medinaceli, en 1964.

En 1964 el palacio se demolió para construir en su solar el edificio que hoy conocemos: el Centro Colón. Esta fotografía es de la maqueta que se presentó como parte del proyecto de la nueva Plaza de Colón, si bien el proyecto que se realizó fuera diferente.