RECIMIL, un barrio obrero de Ferrol (A Coruña)

(FOTO: Enrique Fidel Rojo, 2007)

Recimil es un barrio obrero de Ferrol ( A Coruña). Peor que decir obrero es decir que es un barrio de viviendas sociales, con un prejuicio implícito de  «marginalidad». Para el que lo ve por primera vez,  Recimil tiene el aspecto de ser una especie de «gueto«, un barrio al margen, junto al centro,  pero además pobretón y desangelado. Fea estampa de entrada a la ciudad. A parte del desmán de la Plaza  de España, de la que ahora es mejor callar a la espera de mejores augurios -en 2007 todavía habría que esperar a la siguiente década para la reforma definitiva- , Recimil es de esos proyectos que por su origen pertenecen al ámbito in aeternum de lo inacabado. Su carácter lo hace ser un espacio singular. Sin embargo, si nos fijamos en los elementos reales que destacan y dan forma al barrio, éste se cae , por cutre, por estar mal construido y peor conservado y por el desprecio social y político que ha sufrido desde su origen. Y por estar olvidado, el barrio y sus moradores.

Al parecer los 1.033 hogares del barrio de Recimil,  constituyen el mayor parque de vivienda municipal de Galicia. El barrio pertenece al Ayuntamiento de Ferrol, que tiene alquiladas  las viviendas desde antaño a precios del pasado siglo. De mediados del siglo XX. A este respecto resulta ilustrativa la exposición de la Asociación de Vecinos «San Fernando», que titulan «La gran estafa».

Tres fotos que muestran los edificios de las I y II Fase del barrio de Recimil a  finales  de los años 40 desde la Plaza de españa.  (FOTO: Web A.S.F)

 

Un proyecto ganador

El proyecto es del arquitecto  Santiago Rey Pedreira, que ganó un concurso de ideas convocado por el Ayuntamiento ferrolano en los años veinte del siglo XX, y forma parte de un plan más ambicioso que no llegó a ejecutarse en su totalidad. Su construcción data de la década de los cuarenta del pasado siglo y  responde a las tendencias marcadas por construcciones similares realizadas tanto en Europa como en América, destinadas a solucionar el problema de falta de viviendas en áreas de rápido crecimiento industrial.
Además, el conjunto se concibió  como un conjunto de núcleos autosuficientes que contaban con infraestructuras propias como escuela, mercado e iglesia. (Se puede ampliar información en la web Todo sobre Ferrol)

Durante los últimos veinte años, algunos de los ciudadanos que habitaban estas casas baratas se han intentado convertir en propietarios, mientras otros  nunca han tenido intención de adquirar las casas, o bien las  han okupado los pisos vacíos, y se han  transformado en uno de los mayores problemas para el Ayuntamiento de Ferrol, que sufre mucho al verse obligado a hacer frente de manera perpetua al mantenimiento de estas viviendas avejentadas .

La realidad de estas casas es  que presentan numerosas deficiencias y que da pena verlas por la falta de mantenimiento. Y más pena da entrar en algunas de ellas, cuyo aspecto es de total abandono.  Son casas baratas, contruidas deprisa y corriendo, con materiales baratos, por manos poco expertas, sin la más mínima concesión estética. Una ruina, en esencia, si no se hace nada para remediarlo. Paradójicamente, eran casas provisionales para perdurar en unos  tiempos en los que todo había de perdurar. Y Paradójicamente, estos tiempos también perduraron, viviendo en una provisionalidad adaptativa casi perpetua.

La foto muestra la Plaza de España de Ferrol en perspectiva aérea, dejando las casas de Recimil en la esquina superior derecha, pudiéndose apreciar su estructura y estado aproximado en 2000 o antes, fecha más o menos probable de la instantánea. (Nótese que todavía no empezaron las inacabables obras de la Plaza de España…Aún habrían de tardar unos cuantos años.)

Un barrio de 1.033 viviendas

En el barrio hay 1.033 viviendas distribuidas en 133 portales. Lo dice la Prensa. En las últimas plantas, lindando con las cubiertas hay 266 pisos, y la mayoría tienen goteras y viven con la amenaza constante del desplome. Más de 300 pisos están desocupados. Esta circunstancia convoca una nueva complicación como es la reocupación ilegal, «okupación«, o como se quiera llamar:  «La principal asociación de residentes de la zona estima que en Recimil hay 2.000 vecinos que pagan un alquiler de apenas unas decenas de euros. De ellos, 560 pasan de 65 años y otros 200 ocupan los pisos de forma ilegal, unos con llaves prestadas por familiares y otros por el simple mecanismo de la patada en la puerta». (La Voz de Galicia, 8/05/2009).

«Estos datos son de la asociación vecinal, pero nadie sabe exactamente cuál es la situación de las Casas Baratas. De hecho, el gobierno local, dirigido por el socialista Vicente Irisarri, se ha comprometido a censar la zona en los próximos meses y a expulsar a los ilegales, entre los que se rumoreó que habría antiguos vecinos del poblado chabolista coruñés de «Penamoa». El gobierno ha tapiado numerosos bajos y sótanos, y ha desplazado varias veces a la Policía Local para impedir las ocupaciones, pero el problema sigue«. (La Voz de Galicia, 8/05/2009)

NOTA: En enero de 2015, se puso en marchael proceso de regularización de residentes del barrio de Recimil . Para ello, el Concello de Ferrol abrió  la oficina de atención al inquilino con el propósito de regularizar a todos aquellos que no contaran con un contrato legal. El proceso de regularización buscaba acabar con la situación existente en el barrio, donde solo la mitad de los pisos tenían contratos en vigor, según el censo realizado en mayo del 2013. (La Voz de Galicia, 29/01/2015)

Barrio de Recimil de Ferrol. (FOTO: Xiana Méndez Moldes en Flickr, 2009)

En 2009,  la promoción social goza de la protección de Patrimonio de la Xunta por ser una barriada singular. Claro que la cola de problemas que arrastra complica todo planteamiento ideal. De momento, después de pugnas políticas varias, la solución sigue siendo ambigua. Las opciones se mantienen siguendo la lógica: remodelación versus demolición. Mientras el PP marcó unas directrices en su momento, el actual consistorio de Ferrol es partidario de las contrarias.

«Núñez Feijoo podría retirar esa protección, como ya hizo la Xunta de Fraga para dar vía libre al proyecto del anterior gobierno local (PP-IF) de construir una nueva barriada. Sin embargo, y al menos hasta el 2011, el PP, que llevaba en su programa electoral derribar Recimil, tendrá que tratar con un ejecutivo local partidario de la rehabilitació

«El proceso será muy caro, algunas estimaciones lo sitúan en 38 millones de euros, pero el alcalde está convencido de iniciarlo, incluso sin ayuda del Gobierno gallego. Su plan pasa por rehabilitar un inmueble llamado «Bambú Club» y obtener un modelo de los costes, técnicas y resultados de la rehabilitación». (La Voz de Galicia, 8/05/2009)

El Bambú Club , o  futuro Club, si prospera el proyecto, -que es este edificio que se ve en la foto-, serviría para planear la rehabilitación, que se sufragaría con fondos del Ministerio de Vivienda, del Concello (de la venta de parte de los inmuebles) y de la Xunta, si el PP accede. De lo contrario el proceso será mucho más complicado. El alcalde admite que «será más lenta, pero la rehabilitación está decidida y se llevará a cabo pese a quien le pese -buena frase, aunque no sé que tiene de incómoda-». (La Voz de Galicia, 8/5/2009) (FOTO: Enrique Fidel R., 2007)

NOTA: El 20 de mayo de 2013 el Ayuntamiento de Ferrol procedió, tras la autorización de  la Dirección Xeral de Patrimonio en diciembre de 2012, al derribo del emblemático edificio de Bambú Club.

Referencias.-

Calles y servicios de la barriada de casas baratas de RECIMIL,_FERROL.

BLOG «ARREGLA FERROL«: VIDEO de «Callejeros» de CUATRO acerca de RECIMIL.

La Voz de Galicia.

Asociación San Fernando (Ferrol)