Quiosco-Librería Santa Bárbara (Madrid)

Libreria Santa Barbara_2008_01

Como ya sabemos los madrileños, la remodelación de la Plaza de Santa Bárbara forma parte de las innumerables obras contemporáneas entre las que hemos de convivir.  Estas obras de reordenación de la plaza  han demolido un pequeño «quiosco» o templete de fábrica en el que se encontraba la   Librería «Santa Bárbara».  Además, en el sótano de la construcción había unos aseos que estaban cerrados desde hace más de una década. La construcción tenía  más de 60 años, según un proyecto  del arquitecto y catedrático Manuel Valcorba.  «El templete, tetrástilo dórico cuadrado, de 2,5 metros de altura por 5,50 metros de lado, en piedra de Colmenar y granito del Guadarrama, era el único en su estilo y función que quedaba en el centro de Madrid.  Lo circundaba un embolado de piedra.»  (El País)Libreria Santa Barbara_2008_02

Según parece, para mantener la actividad comercial en el centro de la plaza de Santa Bárbara el proyecto de reforma prevé la construcción de  un nuevo quiosco-librería de planta poligonal.  La fachada será de vidrio moldeado translúcido.
El quiosco tendrá un almacén y un aseo en uno de los laterales del polígono; el resto de la superficie quedará libre para la venta y exposición interior y exterior.

En cualquier caso, dejo aquí unas fotografías del quiosco, tomadas hace un año, antes de que comenzasen las obras de demolición. Que cada cual haga sus propias reflexiones . Yo tengo las mías, pero prefiero guardármelas.

Libreria Santa Barbara_2008_03(FOTOS: Enrique F., 2008)

Compartir en Bitacoras.com Comparte este articulo en Twitter Agregar a tus favoritos de del.icio.us Comparte este articulo en meneame

16 opiniones en “Quiosco-Librería Santa Bárbara (Madrid)”

  1. Pues yo Enrique no me abstengo de hacer comentarios.
    El primero sobre los dirigentes municipales que se permiten el lujo de destruir el patrimonio común a beneficio de sus propios intereses.
    El segundo sobre una sociedad que asiste impávida a esa destrucción sin mover una ceja. Seguramente se merece a esos dirigentes.
    Lo siento. Es el lunes posterior a este carnaval de hallowen que unos cuantos listos se han inventado.
    De destrucción en destrucción hacia la derrota final de la ciudadania.

  2. Hola Angel,
    Es cierto que se vive una sensación de «chuleo» generalizado, constante y abundante. Aquí el que manda hace y deshace al más puro estilo cortijero y los demás callados sin saber muy bien como reaccionar. A mí me sorprenden los niveles de descaro a los que se está llegando. Y lo peor es que entre todos se echan un cable porque el que más o el que menos algo poco ético ha hecho alguna vez y lo tiene que esconder. El resultado es mucha chulería, mucha cara dura y mucha desvergüenza.
    Quizás sea el peligro de la política, que siempre se ha utilizado como un medio de satisfacer ambiciones personales y para dar salida a ciertos delirios de grandeza. El problema se da cuando los mecanismos de control para que esa «constante» humana de «ser poderoso como sea» no funcionan porque se contaminan a causa de la generalización de esa actitud perversa. Si todos o casi todos hacen la vista gorda, si todos o casi todos esperan su oportunidad para beneficiarse también ellos, si entre todos o casi todos hacen la ley y también la trampa, etc., etc., invertir en política va a ser uno de los negocios (si no lo es ya) de más rápida amortización y con mayores réditos a corto plazo. Eso sí, yendo de la mano de la construción, que es como la política pero con menos discursos.
    Un abrazo,
    Enrique.

  3. El vandalismo de nuestras autoridades municipales, aliadas de las constructoras y ahora con la excusa de la crisis y el dar trabajo etc., es insuperable. Madrid es la capital de la desmemoria histórica, siempre lo fue, pero ahora ese proceso se ha acelerado. Hace unos años Santa Bárbara tenía una hermosa terraza y un interesante kiosko. Parecía que habían estado allí siempre y eran acordes al tono del barrio. Yo nací en Madrid y ejercí de madrileño veinticinco años. Ahora ya no, desde hace mucho. Y me alegro que a Madrid no le hayan dado las olimpiadas. El Madrid de hoy es un verdadero infierno.

  4. Pingback: Trackback
  5. Gracias Enrique por documentar el penosísimo ritual destructivo del quiosco, al igual que ha hecho Mercedes en su blog «Arte en Madrid».

    «Nos expolian la ciudad y no movemos ni un dedo. Nuestro aborregamiento ya nos ha condenado. Gracias al menos por informar con calidad».

  6. Hola Enrique

    Me ha dejado helado la noticia del derribo, pero viendo durante varios años cómo campaban a sus anchas los malos grafiteros ensuciando el quiosco, ya abandonado, no me extraña que pensaran derribarlo.
    Lo penoso no es sólo el poder que tiene el ayuntamiento y sus dirigentes (al igual que al comunidad de Madrid) sino su prácticamente total inmunidad, pueden derribar esta construcción (como hicieron con el bar que había en la misma Plaza de Santa Bárbara hace años) y prefiero no saber cómo quieren acondicionar la plaza al completo.

    Gracias por las fotografías, al menos queda constancia gráfica del quiosco.

    Pablo Vázquez

    PD: disculpa que en otros comentarios te llamo por tu apellido, ya lo corrijo a partir de este mismo. Saludos.

  7. Que recuerdos me trae ese quiosco, cuando vinimos a vivir a Madrid vivíamos en Malasaña y muchas veces iba con mi padre paseando allí a comprar revistas de historia antiguas…

    Todo esto lo que demuestra más que nada es que el alcalde fue, es y seguirá siendo un botarate. Y lo peor es que vive al lado de Santa Bárbara, o sea, que para el no importa un comino nada. Es un destructor, todo le parece antiguo y todo se lo quiere cargar. Es un acomplejado increíble

  8. Es intolerable que se carguen todo lo que les da la gana en beneficio de los de siempre: los empresarios cercanos a los que se adjudican las obras.

    Hace poco he pasado por allí y es muy triste que se hayan cargado los dos templetes. Se merecían un destino mejor.

    Por cierto. Hablando ayer de este tema, comentar que el suelo lo están poniendo de granito, a sabiendas de que hoy en día hay estudios sobre las emisiones de gas radón que produce el granito y su relación con el cancer de pulmón.

    http://www.fys.es/fys/cm_view_tpyr.asp?id=550&tipo=articulos

    Salu2,

    Igor

  9. Es intolerable que se carguen todo lo que les da la gana en beneficio de los de siempre: los empresarios cercanos a los que se adjudican las obras.

    Hace poco he pasado por allí y es muy triste que se hayan cargado los dos templetes. Se merecían un destino mejor.

    Por cierto. Hablando ayer de este tema, comentar que el suelo lo están poniendo de granito, a sabiendas de que hoy en día hay estudios sobre las emisiones de gas radón que produce el granito y su relación con el cancer de pulmón.

    http://www.fys.es/fys/cm_view_tpyr.asp?id=550&tipo=articulos
    Salu2,

    Igor

  10. El kiosco del extremo Norte de la plaza era de los años noventa y no pasaba de ser un remedo de un kiosco decimonónico un tanto plastificado. Se podía haber hecho mejor incluso como réplica de alguno antiguo. Pero el templete de piedra sí era una obra clasicista muy correcta y ya asentada en su lugar por más de medio siglo, y que no tenía que haberse derribado. Hay muchos lugares en Madrid para hacer estupendas actuaciones modernas -como Enrique Sobejano y Fuensanta Nieto saben hacer- sin tener que destruir la memoria positiva de la ciudad, pero nuestros ediles tienen unos complejos tremendos con ser ante todo «modelnos», y no saben que en la mayoría de los casos no pasan de ser simplemente «paletos», que quieren lucir modernidad para disimular su caspa ancestral.

  11. Según cuentan los mayores, Valcorba era un hombre sabio y un buen profesor, conocedor en profundidad de la arquitectura clásica. Tan sabio y tan estudioso era, que apenas tenía obra; por ello, el templete de Santa Bárbara cobraba una especial relevancia. Era muy bueno, con sus urinarios abajo, los libros arriba, y ese sutil orden clásico.

    Pasé hace apenas dos días por allí. Puedo confesar la tristeza que me produjo ver así la Plaza de Santa Bárbara.
    Ya habíamos visto, en tiempos de Manzano, cargarse el viejo «aguaducho» para poner un bodrio de plástico (eran los tiempos de los «chirimbolos»). Al menos, se quedaba la configuración de la Plaza, con las dos construcciones en los extremos y el espacio arbolado enmedio.

    Luego tapiaron el chirimbolazo y ya ni una horchata te podías tomar. Desaparecieron las mesas en primavera y en otoño. Pero seguía el espacio y seguía el templete.

    Ahora ya no queda nada. Pronto habrá «eso» otro que nos anuncian.

    Admiro y respeto a los arquitectos, Nieto y Sobejano (no sabía que fuesen ellos). Pero creo que, como en otras épocas no tan lejanas, no estamos entendiendo absolutamente nada de lo que hay que hacer con las ciudades.

    Juan Ramón

  12. A mi el otro dia se me saltaron las lágrimas de la pena… cerraron el kiosko de la cafeteria y ahora esto, para mi era de las plazas con más encanto de madrid y ahora parece una plaza de un PAU.

    Lo peor es que el señor alcalde vive en la esquina ….

  13. Como ya apuntó Foster hace tiempo, estamos desdibujando las ciudades. Qué empeño más extraño en querer perder las identidades, la personalidad!!!!!. La plaza de Santa Bárbara ya es como la de Felipe ll, como la calle Fuencarral, como la de Serrano,…como….. Miren técnicos adoctrinados en el aburguesamiento y en el borreguismo, piensen por favor un poquito más a la hora de proyectar. Viajen más por favor. Lean.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: