«Hotel Lincoln Square», un SRO de Manhattan (Nueva York)

MANHATTAN HOTEL LINCOLN 05

Traigo al blog  un edificio neoyorquino. En apariencia uno más. Y lo es, en efecto. Sin embargo, su historia sirve de muestra de una especie ya extinguida en la práctica. Ejemplifica un fenómeno socio-urbano nacido a finales de la década de los sesenta en algunas de las grandes ciudades de los Estados Unidos como San Francisco, Seattle, Chicago o Nueva York.

En el último tercio del siglo XX en los Estados Unidos,  las clases medias iniciaron un proceso de abandono del centro urbano como área residencial hacia las periferias, lo que produjo que  muchos edificios quedasen vacíos. Muchos de estos edificios más tarde se readaptarían como Habitaciones de Ocupación Individual (SRO).  La mayoría se edificó entre finales del siglo XIX y principios del XX y exhiben el estilo arquitectónico típico del momento.

La reocupación de estas viviendas del centro urbano se entendió como una opción viable de dotar de techo a la población sin recursos, especialmente a los pobres y homeless que deambulaban por las calles de Manhattan. También tenían cabida estudiantes o trabajadores de paso, inquilinos solteros y viudas con pocos medios económicos, y también otros habitantes de la ciudad  que  no precisaban de espacios amplios, ni de comodidades o de grandes infraestructuras para vivir. Esta circunstancia hizo de estos edificios  una fórmula de acceso  a alquileres económicos, especialmente en áreas donde todavía la gentrificación y el alto precio del suelo no dificultaban  su acceso.

2466829865_50f21481bcHotel Sant George, en Los Angeles, edificio construido en 1905 y renovado en 2004 como SRO por The Skid Row Housing Trust. (FOTO de  8perf by Flickr)

Los alquileres se podían pagar integramente  o bien con ayudas de  organizaciones benéficas y/o programas federales o estatales que podían hacerse cargo de una parte , incentivando a los propietarios de los edificios para que acogieran al mayor número posible de inquilinos sin recursos y personas sin hogar. En algunos casos hubo edificios dedicados a SRO que se reformaron por completo gracias a las rebajas tributarias que les otorgó el Estado a condición de que acogieran en sus instalaciones a inquilinos de  rentas bajas y también a grupos sociales desfavorecidos específicos, como  sintecho, enfermos mentales, alcohólicos o enfermos de SIDA, etc.

Dependiendo de la sensibilidad de los propietarios del edificio y de su estado, los SRO podían pasar de ser auténticos depósitos de mugre a parecerse mínimamente a un hotel. Algunos tenían el aspecto de residencias y otros eran auténticos heteles-celda, en los que las habitaciones originales se reducían al máximo con láminas de acero o de «pladur» que ni siquiera llegaban a la altura del techo. Para evitar que los inquilinos se colaran a las otras habitaciones por el espacio entre las divisiones y el techo era habitual colocar mallas metálicas, lo que daba aún un aspecto más carcelario. (Fuente: Wikipedia)

DSCF1308

El antiguo Hotel Lincoln Square de Manhattan (Nueva York) situado en pleno Upper West Side en la calle 75, ahora Apartamentos Lincoln, fue conocido como un SRO (Single Room Occupancy) o Habitaciones de Ocupación Individual. Por lo general sus cuartos estaban ocupados por uno o dos inquilinos que compartían uno o dos cuartos unidos, con o sin cuarto de baño, pudiendo compartir baños comunes con otros inquilinos del edificio. Aunque lo habitual en este tipo de arriendos es que se compartiesen cocina y cuartos de baño, si bien algunos también  poseían  una mini cocina sin separación alguna del dormitorio, pués todo era uno. La fórmula de este establecimiento fue su funcionamiento como  hotel  -de ahí su nombre, que vemos en el letrero que todavía exhibe-, si bien  en origen los SRO se alquilaban con carácter de residencias de larga duración como si de apartamentos se tratase. (De hecho, en la mayoría de los directorios telefónicos de NY-Manhattan  el edificio continúa figurando como Hotel Lincoln Sq.)   La política de los actuales propietarios del edificio, que lo compraron con inquilinos,  se basa en su «acoso y derribo», con la intención de renovar por completo el inmueble y reconvertirlo en  apartamentos de lujo. En esta zona el precio del suelo es elevado y el inquilinato escaso, razón por la que  sus ocupantes, de escasa capacidad económica, dificultan los planes especulativos que originaron su compra a los anteriores arrendatarios.

FOTO: Enrique F.-2007

AMSTERDAM AVENUE Y ANTIGUO HOTEL LINCOLN SQUAREEn muchos casos estos edificios se construyeron en los alrededores de los distritos de negocios de Nueva York, o en  áreas residenciales céntricas, como es el caso de este hotel, muy cerca del Lincoln Center. La foto está tomadas en el cruce de la Avenida Amsterdam  con calle 74 ,  en el centro el antiguo SRO, Hotel Lincoln Square.

(Foto: Enrique F.- 2007)

 

UPPER WEST SIDE Y SAN REMO APARTAMENTS

Panorama del Upper West Side de Manhattan mirando hacia el Este, en dirección a Central Park. La foto está tomada desde una de las habitaciones de los Apartamentos Lincoln (Antiguo SRO Lincoln Square). Se aprecian las azoteas de las «row houses» de las calles 75th y 74th, casas adosadas en línea, de finales de 1800, edificadas para las clases trabajadoras de la época y también llamadas «brownstones«, por el color habitual de la piedra utilizada en su edificación, generalmente arenisca. Al fondo se ve el edificio de San Remo Apartaments, de 1930. El San Remo se construyó en piedra caliza y ladrillo siguiendo un estilo ecléctico «art-decó-neo-clásico» que incorpora numerosos elementos decorativos, especialmete en las dos torres que se yerguen sobre la base principal y que se coronan con sendos pináculos.
Este edificio de apartamentos de lujo en el entorno de Central Park forma parte de un grupo de cuatro de semejante factura que se construyeron en los años treinta del siglo XX siguiendo la moda imperante. En el han vivido personajes famosos como Diane Keaton o Dustin Hoffman, o como Rita Hyworth, que ocupó uno de sus 125 apartamentos hasta su muerte en 1987. En la actualidad viven en el edificio el actor Steve Martin, el director de cine Steven Spielberg y el cantante de U2 Bono, entre otras celebridades del mundo del espectáculo.
En lo alto, a la derecha, se adivina el edificio Dakota, mundialmente conocido por ser la última morada de John Lennon. En la actualidad su mujer Yoko Ono sigue viviendo allí.     (FOTO: Enrique F.- 2007)

SRO en la actualidad

Debido a que el valor del suelo se ha incrementado notablemente, en la actualidad resulta rentable la rehabilitación de estos edificios, lo que se traduce en que, una vez reformados, a los inquilinos que todavía habitaban en ellos se les obliga a hacer frente a los nuevos alquileres, siempre infinítamente más altos. Esto, definitivamente, es como una orden de desalojo, lo que explica el visible aumento de «sin techo» en las calles de las ciudades Norteamericanas y en concreto en Nueva York, desde principios de los años 80.

La transformación de estos edificios ha supuesto un largo proceso de reconversión vía «gentrificación» o recualificación socioespacial, en el que  los propietarios de los inmuebles han usado todos los medios posibles, principalmente el hostigamiento y el acoso a los inquilinos para que los abandonasen. A veces, la Administración ha impedido estas situaciones presionando a su vez a los propietarios e impidiendo demoliciones o cambios de actividad a partir de una legislación restrictiva que regulase las transformaciones. Y en otros casos se ha llegado a acuerdos económicos entre propietarios e inquilinos, facilitando el vaciado del inmueble para su posterior readaptación en apartamentos de lujo, cada vez más reclamados por las nuevas clases medias urbanas que persiguen el centro de Manhattan como zona residencial emergente trás la «conquista» de los barrios periféricos.  En cualquier caso, para su reconversión se obliga a los propietarios a la obtención de un certificado de «No Hostigamiento».

2408667190_1319995175Antiguo «Spring Apartment Hotel«, en Seattle, edificio construido en 1923   y que funcionó como SRO hasta 1992, fecha en que fue reconvertido en Hotel Vintage Park. (FOTO: machupichu, 2008 by Flickr)

________________________________________________________________________________

¿Qué es en edificio SRO?

Una unidad en un edificio SRO, por sus siglas en inglés (Single Room Occupancy), consta de uno o dos cuartos que no
tienen cocina o baño dentro del apartamento. También se los denomina “Clase B”. Hay cinco
clases de edificios identificados como SRO.
Clase “A” – Casas De Una Familia
Son cuartos alquilados en edificios construídos como casas de una familia
y  convertidos más tarde en casa de huéspedes.
Clase “B” – Hotel
Estos fueron hoteles construídos como edificios de cuartos individuales con
clasificación de hotel. Son utilizados como residencias permanentes a largo
plazo con unidades de cocina y baño compartidas.
Sección 248 SRO –
Estos son edificios clase “A” convertidos a SRO ya que la puerta de entrada
del apartamento ha sido cerrada y cada unidad individual comparte la cocina y
el baño.
Clase “A” SRO –
Estas son unidades individuales en un apartamento clase “A” donde los
residentes comparten la cocina y el baño.
SRO Ilegal –
Un SRO convertido ilegalmente es una conversión a unidades tipo B que no
están reflejadas en el Certificado de Ocupación y por lo tanto no están
aprobadas por el Departamento de Edificios. También puede incluír una o más
unidades tipo B en un edificio clase A.

______________________________________________________________________________

Referencias.-

Single Room Occupancy – SRO (Wikipedia)

Merrifield, Andy. Dialectical Urbanism: Social Struggles in the Capitalist City. New York: Monthly Review Press, 2002.
(Chapter 6, scrutinizes what has been happening to Single-Room-Occupancy (SRO) tenants as many neighbourhoods in the city become gentrified as the city reinvents itself as a post-industrial, financial services and tourist-destination metropolitan centre.)

Albúm de fotografías de SRO Lauren Cesalzmann (Flickr)

Single-Room-Occupancy Housing May Be Demolished, Court Rules (The New York Times, 1989)

Urban Gentrification (Wikipedia)

Palazzo Maravelli (Perugia)

PALAZZO MARAVELLI_PERUGIA_1-1900

El palazzo Maravelli es un antiguo edificio señorial del siglo XIX situado en Perugia, capital de la Umbria italiana, interesante ciudad de origen etrusco plena de sorpresas arquitectónicas. La foto antigua en sepia muestra el caserón como era a principios del siglo XX. Elegante y altivo se erguía sobre un mínimo altozano que hacía destacar su presencia en una vía principal de entrada a la ciudad, la actual calle Guglielmo Marconi .

Hotel Iris

NEON IRIS_SMALLEl paso del tiempo y quién sabe qué avatares sobre la propiedad de la finca han hecho que acabe siendo un hotel de escaso nivel y algo destartalado, a pesar del porte del edificio y de lo sugerentes que resultan las habitaciones, muchas de ellas con frescos de la época en  los techos. Actualmente la villa está habitada en su parte norte por una familia y en la fachada sur se encuentra la entrada al hotel, cuyo aspecto descuidado en el momento de hacer la toma, se ve en la fotografía en color. El estado de conservación del conjunto del edificio es algo pobre, lleno de desconchones y humedades en las fachadas , y el jardín, aunque pequeño, ha perdido el tono elegante que debió de haber tenido en consonancia con el carácter elegante del establecimiento. Esto hace que el conjunto no destaque respecto al gran número de edificios de importancia que alberga Perugia. Ni tampoco como hotel.

IRIS PALAZZO PERUGIACara Sur de la villa, donde se encuentra la entrada del hotel. (Foto: Enrique F. Rojo, 2009)

Historia de la villa Maravelli

El edificio se construyó en 1861 por el arquitecto perugino Guglielmo Calderini a partir de una iniciativa filantrópica e la Cassa di Risparmio di Perugia (Caja de Ahorros de Perugia), que permitiría dotar a la ciudad de unos baños públicos terapeúticos para personas sin recursos.

Sin embargo, numerosos episodios de escasez de agua hicieron que el edificio quedase infrautilizado, por lo que la sociedad propietaria cedió los derechos de explotación y gestión al emprendedor hotelero Giacomo Brufani, que lo convirtió en un elegante hotel.

Entre la refinada clientela que lo frecuentaba figura Richard Wagner, que se hospedó en el hotel en 1880, tal como se hace constar en una placa situada en la fachada norte que ahora no es hotel: «In questa villa  Riccardo Wagner ebbe dimora nell agosto dell anno 1880» (Ricardo Wagner se alojó en esta villa en agosto del año 1880). Wagner moriría en Venezia tres años después, en febrero de 1883 .

Wagner Perugia-small

En la fotografía se ve la placa que recuerda la visita de Ricardo Wagner a la casa. Para los románticos, quizás este mínimo detalle sea escusa suficiente para alojarse en el destartalado hotel que en su día, sin duda, fue una importante villa señorial de la ciudad.  (Foto: Enrique F. Rojo , 2009)

En 1889 Brufani decidió construir un nuevo hotel, mucho más grande -que aún existe en la Piazza Italia de Perugia-, pues el palacio se quedaba pequeño, y la Cassa di Risparmio pusó la villa a la venta por 51.000 liras.

Sus compradores, Cesare y Ciro Maravelli, la adaptaron como vivienda y salvo el derribo en los años 50 del siglo XX de la doble rampa de acceso sobre la vía Marconi, que se aprecia en la fotografía de 1900, sustituida por una terraza con locales comerciales en su base, el edificio conserva integra la planta original proyectada por Calderini.

De los hermanos Maravelli, la villa paso por vía hereditaria a la familia Gnoni Maravelli, que mantienen hoy en día la propiedad y la explotación del hotel.

Una casa en la Guindalera (Madrid)

foto 2_2009

Vemos en estas fotos la evolución de una casa. Es una construcción modesta de la Guindalera de Madrid , situada entre las calles  Nuestra Señora de Guadalupe y el Pasaje de la Fundación. El lateral medianero, deja ver las marcas del crecimiento y maduración del edificio. Al tirar la casa aneja, este superviviente de pobretón ladrillo nos enseña cómo el paso del tiempo reafirmó su original presencia añadiéndole nuevas plantas a la ya modesta construcción. 

A través de las mal definidas o casi inexistentes líneas de imposta de cada planta se observa el tiempo transcurrido y la solución elegida. Sin duda la casa se asentó con firmeza en el suelo del pequeño solar en que se construyó, pués aún soporta con digna solidez las dos nuevas alturas que se proyectaron en el tiempo sobre ella. Es indudable que, aunque modesta, se edificó con una idea clara de permanencia.
No es muy común que construcciones obreras de principios del siglo XIX-XX soporten la presión mercantilista del negocio inmobiliario que revaloriza el suelo y margina la construcción cuando es modesta,  sin sucumbir inexorablemente a la piqueta. Ya sabemos que estos edificios construidos alrededor de 1900 en barrios que en la época comenzaban a adquirir cierta visibilidad, puesto que se trataba del extrarradio madrileño, eran proyectos de poca entidad pués acogían a clases obreras  pseudo campesinas de poca capacidad monetaria y socialmente discriminadas, en especial por las clases urbanas emergentes.

«Debido a la escasez de viviendas y a su elevado precio en el centro de la ciudad, los inmigrantes y obreros madrileños optaron por asentarse en la periferia urbana, viviendo en áreas relativamente alejadas del centro y con un estilo de vida más cercano al pueblo que a la ciudad. A partir de 1860 algunas fincas de secano y huertas en la Guindalera y la Prosperidad regadas por el arroyo Abroñigal, comenzaron a parcelarse en una iniciativa de los propietarios de clara proyección especulativa. Las viviendas que se construían, levantadas por maestros de obras o autoconstruidas, eran por lo general de una sola planta y de aspecto semirrural. Constaban, a modo de ejemplo, de cocina, sala, gabinete y dos dormitorios. Ocupaban parcelas rectangulares, con pequeño jardín a la entrada y patio trasero. En otros casos la fachada estaba en línea de calle o camino y el jardín o huerta se situaba en las traseras de la casa. Su estilo era sobrio, con fachadas de ladrillo y reboco y sin concesiones artísticas». (Urban Idades)

La vivienda objeto del comentario pasó por tres fases. La primera, la de su construcción, de finales del siglo XIX o principios del XX. Debieron de ser dos o tres viviendas de poca dimensión con patio trasero, al modo habitual de las casas de planta baja del extrarradio madrileño, como es el caso de ésta de la Guindalera. Posteriormente a su construcción parece que se debió de levantar otra casa aneja de dos alturas. Lo podemos observar en las marcas dejadas en al pared medianera, resultantes del edificio ya demolido y que ha dejado el solar colindante.

foto 1_2009

Tal vez animados por este nuevo edificio de dos plantas, quizás de 1910-1920, los propietarios de nuestra casa se lanzaron a subir de altura el suyo. Mera hipótesis intuitiva. Y el resultado es un nuevo piso de fachada totalmente impersonal, sobria al máximo, de ladrillo como la planta anterior y de la que destaca haber mantenido el eje de huecos y la pequeña reminiscencia de los guardaplovos de la edificación original de influencias neomudéjares.

Posteriormente, a lo mejor en los años sesenta, se eleva una nueva altura. Lo vemos en la pared medianera, que muestra la traza del tejado a dos aguas de la segunda altura y la  del tejado de la desaparecida casa adosada, algo más elevado. Ahí se observa como esta nueva planta, la tercera, supera las marca del añadido anterior y la marca del edificio de al lado. En este caso la sobriedad es total, destacando los alfeízares más amplios, propios del periodo en el que se construye la nueva planta, sin más concesiones decorativas. Se siguen manteniendo los huecos en eje, aunque se realiza uno de ellos como balcón, aunque puede ser un arreglo posterior. Y se remata la obra con una azotea, desapareciendo el tejado a dos aguas original y de la primera ampliación.

De momento la casa se ha mantenido. Como este barrio crece y se moderniza, como casi todos los de la ciudad, queda por ver cuanto tiempo más durará en pie. No creo que siga creciendo. Tal vez madure con algún arreglillo. O, quizás esté viviendo su última etapa, en un entorno en el que casi todas las edificaciones son nuevas y en el que la población que se asoma por el barrio solicita viviendas nuevas para ocupar.

Por lo pronto , el descanso otorgado por la crisis de la construcción inmobiliaria todavía permite ver curiosos edificicios como éste. Ya veremos hasta cuándo.

Pisa, Haring y la TV

HARING PISA-2009_SMALLFOTO: Enrique Fidel, 2009

En una visita a Pisa, ciudad que tiene peor fama de lo que se merece, cerca de la Piazza Emanuelle II, sorprende el colorista mural del artista neoyorquino Keith Haring (1958-1990) en una de las fachadas laterales del convento de San Antonio Abad, titulado «Tuttomondo». El trabajo lo realizó el dibujante en 1989, un año antes de morir y se considera su última obra pública. Por eso el Ayuntamiento de Pisa lo cuida con especial atención. Haring pasó de ser un grafitero que ensuciaba las descuidadas paredes del metro de Nueva York,  a figurar como uno de los más originales artistas del arte urbano contemporáneo. Su prematura desaparición lo ha mitificado y en Pisa luce con esplendor la obra suburbial de este artista de megalópolis,  plasmada en la pared de un edificio religioso de una ciudad antigua y recoleta cuyo arte urbano románico, gótico o renacentista aparece de improviso en cualquier esquina.

haring4Al parecer, Haring quiso reflejar en su mural la paz y la solidaridad humana desde su particular forma de ver el mundo. La obra está compuesta por treinta figuras dispuestas a lo largo de 180 m² de pared. Entre los personajes aparecen el hombre tijera que simboliza la solidaridad entre los hombres/mujeres contra el mal/los malos, la maternidad, un personaje paloma símbolo de la paz, el hombre junto con un delfín, símbolizando la unión del humano con la Naturaleza. Si nos fijamos, hay otros elementos de más difícil identificación. De ellos el más notable, para mí, es el personaje con cabeza de televisión.

De este sujeto no sabría decir yo si Haring lo definiría en su momento como un aventajado entre la muchedumbre que nos vendría a traer profecías de bien acerca del revolucionario medio, o por el contrario como un diabólico ser portador de malos augurios, como más bien podría decirse que se viene demostrando que es la televisión de los últimos tiempos.

Me inclino más por lo segundo. Y segúramente Haring debió de pensar en la fuerza envilecedora de la tele, capaz de embrutecer como efecto perverso, por encima de su potencial enriquecedor y formativo.

Moira Orfei

Como remate, la fotografía contiene una pequeña trampa. Se ha insertado en la pantalla el rostro de la circense estrella italiana Moira Orfei, mito de los cincuenta-sesenta almidonado y amojamado, idolatrada por el colectivo gay, cuyo circo recorre las plazas de Italia mostrando las virtudes del «mayor espectáculo del mundo«, tan marginal ya, al menos en su concepción más primitiva.  Se trata de una especie de Manolita Chen a la italiana, sin querer desmerecer ni a una ni a otra por la comparación.

El caso es que la tele de hoy, tanto la española como la italiana, de la que participamos activamente con los subproductos que nos ofrece Telecinco,»made in Italy», por poner un ejemplo,  (ver audiencias), escupe contenidos con un rostro semejante al de esta vedet: casposos,  trasnochados, y feos.  Y además, casualmente, son productoras con predominio de miembros del colectivo gay las que desarrollan con especial dedicación este tipo de programas. Así que la tele de hoy se ha colado en el mural de Haring. La peor televisión, desde luego. Seguramente él ya se lo imaginó y por eso dejó el espacio en blanco para que alguien llenara la pantalla del televisor con la imagen más indicada en cada momento. El momento de ahora podría ser esta mujer. También podríamos haber puesto el «rostro» de Belén Esteban, otro icono circense.
Si alguien no sabe quién es, mejor. Es otra que trabaja en el circo, simplemente.

Moira Orfei-02 manolita chen

Carteles de anuncio del Circo de Moira Orfei y del Teatro Circo de Manolita Chen.

____________________________________________________________

Compartir en Bitacoras.com Comparte este articulo en Twitter Agregar a tus favoritos de del.icio.us Comparte este articulo en meneame

Demotiko Sxoleio Imerobigliou (Santorini)

ESCUELA PRIMARIA_SANTORINI_2009_03

De regreso a casa volvemos al quehacer habitual y con el regusto de las vacaciones que no acaba de desaparecer del todo. Para hacer más llevadera la rentrée a la rutina me voy a permitir presentar algunas fotos, pocas porque no quiero aburrir, de cosas que he visto durante el corto veraneo de este año.Lo haré por entregas. Esta primera es de Santorini en Grecia. Es la Escuela de Primaria de Imerobigliou (ΔHMOTIKO  ΣXOΛEIO HMEPOBIΓΛIOY).

No sé si la escuela funcionará, aunque el edificio se ve cuidado. Niños no vi muchos, tal vez estuvieran de vacaciones, o en sus casas protegiéndose del calor. Arquitectura escolar rural  en un lugar sorprendente y que llama la atención, porque entre tanto turista, comercios turísticos  y villas de alquiler para turistas ávidos de sol, es lo último que uno piensa encontrarse. Una postal para guardar.

ESCUELA PRIMARIA_SANTORINI_2009_02

SANTORINI_07_2009__paloma