LIBROS «Urban Idade»

Lista de libros

Los libros que incluyo, con breve comentario, ni son los que más me gustaron, trampeando el objetivo del juego (lo siento) , ni tampoco -he de decir- serán mis preferidos en un futuro. Es decir, que habrá otros, según continúe leyendo. La vida está hecha de infidelidades. Sin embargo, reconozco que me han influido y son de aquellos que suelo nombrar cuando me preguntan acerca de libros que leí y no sé muy bien qué decir. Imagino, que si los recuerdo será porque me gustaron y siempre los tendré presentes.

ayala-sociologia Introducción a las Ciencias Sociales, de FRANCISCO AYALA. Este libro, editado por Aguilar,  lo leí con veinte años, no sin cierta dificultad. Antes me inicié con otra Introducción a la Sociología, de GOLDTHORPE, J. E. , mucho más asequible y menos metafísico. El libro de Ayala me ilustró acerca de la condición social del hombre, de los procesos políticos, de la civilización occidental, de las culturas de masas y de los problemas sociales del momento -años sesenta-. Por eso me resultaba un tanto complicado retrotraerme a un pasado que todavía no conocía. Curiósamente, encontré el libro con una tarjeta que debí de utilizar como marcador, que decía lo siguiente: » La dirección de Sambrasil, tiene el gusto de invitarle a presenciar su espectáculo cualquier día de la semana (Avenida de Brasil, 5. Esquina a Capitán Haya nº 3. Madrid-20)«.

introduccion-a-la-sociologia-i0n14824

La Introducción a la Sociología, de J.E. Goldthorpe, editada por Alianza Universidad, un libro que me regaló una tía mía, antropóloga, y que me encaminó hacia la sociología, pués la inquietud por la cuestión ya la desarrollaba en mi curiosa inexperiencia. Las estructuras sociales de las culturas nada conocidas -incluso hoy en día- por los «occidentales»  se desarrollaban en este librito, tratando las instituciones, los métodos de investigación sociales, los conceptos tratados por la disciplina y un poco de su historia. En fín, que me allanó el camino; y de ahí para adelante. Mucho material siguió, pero eso es asunto para otros foros más pedantes.

francisco-ayala-el-fondo-del-vasoUn autor te lleva a otro, y casi siempre a él mismo. Francisco Ayala, prolífico, imprescindible e inmortal. Leía cosas varias en los ochenta y me fuí directo a Ayala, con Muertes de Perro y El Fondo del Vaso (1958-1962), «la lucha por el poder y los conflictos sociales sirven de marco a una historia de celos, adulterio y crimen con perfiles esperpénticos«, se lee en alguna reseña. El mundo sin valores de interés, sometido a la idiocia, despistado ante la falta de horizonte es el tema que proyecta Ayala y lo transmite con cierta vehemencia. Aunque la lectura fue tardía, y por tanto anacrónica históricamente, supuso una iniciación. Recomendación de una profesora de Historia de la Literatura Española -de CC. de la Información-. Fueron mis comienzos universitarios y mi permeabilidad era absoluta. Con el tiempo fuí cerrando los poros, algo natural con la edad.

 

freire-pedagogiaLa Pedagogía del oprimido, de Paulo Freire, lo compré en un mercadillo en Porto (Portugal), tal vez en 1999, y ya antes , en 1996, conseguí Acción cultural para la liberación en una librería de viejo en Coimbra, según apunté a lápiz en la página de cortesía del libro. Qué decir de Paulo Freire y su pedagogía de la liberación que no esté dicho. Evidentemente muchas cosas. Seguramente nada original, por mi parte. Casi todos los textos recogidos en este último volumen están escritos en los años setenta, con la excepción de unos pocos, de las postrimerías de los sesenta. Da igual, pués el problema era el mismo, y aún hoy persiste . Hablaba Freire

freire-accaocultural

del acto de estudiar; de la alfabetización de adultos; de la reforma agraria y de la acción cultural entre los jornaleros. En definitiva, del acceso a la cultura como mecanismo para la liberación del campesinado oprimido.  Freire Influyó mucho en los estudiantes de pedagogía en los años ochenta. También yo me hice partícipe de su cosmología pedagógica.

 

 

ricardobaroja-clavijoCambiando de registro, cito a Ricardo Baroja, el hermano pintor y también dramaturgo, de Pío Baroja, y de Carmen Baroja, mujer ilustrada. Ricardo, como Pío y Carmen,  fue tío de Julio Caro, ilustre antropólogo y erudito, y de Pío Caro, también investigador y antropólogo ligado al cine (hermanos, con los cuales he mantenido una relación personal y epistolar fructífera, aunque fugaz).

 

ricardo-baroja-la-tribu1

De Ricardo Baroja hay varias obras de cierto interés. Clavijo, novelita en tres versiones de una vida: «sobre la vida de Clavijo, personaje del Madrid del siglo XVIII que se prometió en matrimonio a una hermana de Beaumarchais,  residente en Madrid. Al no cumplir Clavijo su compromiso, Beaumarchais viene a Madrid para reclamar los derechos de su hermana. En torno a esta historia quedan admiráblemente plasmados los diferentes aspectos de la vida en el Madrid de fines del siglo XVIII.»

 

ricardobaroja-la-nao-capitanaLa Nao Capitana, es otra de la obras  de Ricardo Baroja. También La Tribu del Halcón (Premio Cervantes en 1935), novela que he leido y poseo en edición de 1940, editada por la Librería general de Zaragoza, cuyas hojas encuadernadas, hoy casi naranjas por lo barata de la edición, se vendieron en su momento por siete pesetas. Yo pagué en 1993 doscientas pesetas, en la Cuesta de Moyano.

 

ricardobaroja-generaciondel98

Finalmente, la novela de Ricardo Baroja que recomiendo son unas semblanzas  y se titula:  La Generación del 98. Libro de 1952, editado porla  Editorial Juventud (ya no existe) y que compré por 500 ptas. en una librería en la Cuesta de Moyano en el año 1994. En efecto, se trata de un  catálogo de semblanzas de personajes de la época del autor. El libro se inicia con un autorretrato escrito de Ricardo Baroja, fechado en 1935.  Le siguen las descripciones desde la visión de un pintor, con gan agudeza sociológica, en una descripción de tipos sugerente, irónica, amable las más de las veces y sardónica, cuando el personaje lo sugiere. Muy al estilo de su hermano pío Baroja. Los personajes son Enrique Cornuty, Ramiro de Maeztu, Picasso, Azorín, Rubén Darío, y otros menos conocidos hoy en día. Aunque en su momento lo fueran en las tertulias y en las noches del Madrid «canalla» y cultureta de la época.

Y ya acabo con tanto libro y tan poco autor. Me quedan cientos en el tintero, de verdad. ¿Puedo decir cientos y cientos…? No todos los he leido con el mismo interés, ni todos los he abordado con la misma gana. Ni todos los he acabado. Ni siquiera todos me han merecido el mismo respeto, pues no considero al libro como algo sagrado. El libro es un soporte y su contenido lo engrandece y lo dignifica como objeto, pero al final es un simple continente. Su contenido será el que transfiera al autor el respeto, el reconocimiento, y cierto grado de veneración: el que el lector le quiera dar.

 

ginzburg-lessicoMe quedo en esta última entrega con Natalia Ginzburg y su Pequeña Virtud . También con Léxico familiar. Son dos capitulos de lo mismo. Editados por Einaudi en 1962 y 1963, respectivamente, se trata de dos confesiones al oido. Hay más. Toda la prosa intimista de la Ginzburg glosa la voz baja, el sentimiento callado y reflexivo, pero siempre mudo. Aunque la pasión se revela, al final los sentimientos fluyen en silencio. Recuerdos de la vida, del amor, del sufrimiento, de la muerte, de la fidelidad y de la infidelidad, de la femineidad, la maternidad, el abandono… En suma, recuerdos autobiográficos de gran intensidad, aunque, como digo, sutiles.

Y ya, si, para terminar de verdad, sólo citar con auténtico entusiasmo los nombres del portugués , premio Nobel, José Saramago, en especial de O Bagagem do viajante y de su obra maestra O Evangelho segundo Jesus Cristo y de la serie de Os Cadernos de Lanzarote; y del escritor y guionista italiano Andrea Camilleri, de quien soy fiel lector, no sólo de su serie de Montalbano, sino también de sus otras obras eruditas acerca de asuntos históricos de ámbito siciliano.

A bagagem do viajante-B copiar

o evengelho camileri

Acerca de los libros de los que no me acuerdo por no haberme gustado, nada tengo que decir. Por fortuna tendemos a olvidar las experiencias negativas.

6 opiniones en “LIBROS «Urban Idade»”

  1. Hola Enrique
    Me temo que en un tiempo algo largo no podré atender tu invitación. Espero que en algún momento el tiempo disponible, y sobre todo la acumulación de mi escasa memoria me permitan hilar alguna entrada al respecto en la que cumpla las condiciones del meme.

    De momento acompañando al comentario que me has dejado en el blog pondré un enlace a todo lo que he escrito en estos casi cuatro años sobre libros y literatura.

    http://elangeldeolavide.blogspot.com/search/label/libros

    Un abrazo. Supongo que leiste el email sobre la posibilidad de visitar el Olivar…

    Angel

  2. Gracias Angel por tu respuesta. No has de sentirte obligado en este juego al que me he apuntado. Ya le comenté a Pablo que la invitación la recibí hace más de medio año, sin gran interés por participar. Al final he decidido jugar un poco. Perdón por involucrarte.

    En efecto, leí tu interesantísima propuesta de visitar el Olivar. Cuando tú estés en disposición de hacerla me añadiré gustósamente.
    Gracias por todo,
    Un abarzo,
    Enriuqe.

  3. Hola Enrique:
    Ante todo, perdón por la contestación tardía pero no he parado de viajar por paises vecinos.
    Bueno, al grano. Te agradezco la invitación, peeero…me pones en un pequeño compromiso, porque aunque me gustaría continuar el meme, no le veo cabida en «M@driz hacia arriba», (ya sabes, arquitectura). Intento seguir una línea en el blog (a veces no lo consigo) y si al menos mis lecturas entraran en esa temática…pero «La leyenda del santo bebedor», «El perfume», «Sin noticias de Gurb», la extensa bibliografía de Galdós, etc., no tienen nada que ver.
    En fin, agradecido te quedo por haber pensado en mí para esta singular-cultural cadena, pero de ocasiones está la vida llena.

    Un cordial saludo.

    Manuel Romo

  4. Hola Fidel

    te doy las gracias por tu respuesta amplia sobre algunos libros que te han influido y gustado. Si yo volviera a escribir ahora la lista de diez libros que me gustan o disgustan seguramente cambiaría también sobre los que comenté el mes de diciembre. Es para corroborar que quizá los que comenté tampoco sean mis preferidos en el futuro. Lo bueno es poder seguir leyendo y descubriendo otros libros.

    Anoto los de Ricardo Baroja y los de Francisco Ayala, a los qu eno he leído nuca, lo confieso. Francisco Ayala siempre he tenido interés en adentrarme en sus ensayos pero siempre lo he relegado por otras lecturas.

    Y sigo peloteándote pero, gracias por tu blog, sigue siendo riguroso y ameno en tu «memoria urbana».

    saludos

    Pablo

  5. Hola Pablo,
    Gracias a tí por seguir el rastro de este blog. Respecto a Francisco Ayala, por si tienes interés, en estos días estoy leyendo su autobiografía «Recuerdos y Olvidos», editada por Alianza en colección de bolsillo. Es un libro denso y ameno. Súmamente enriquecedor, como lo suelen ser las memorias de personas notables. Una buena manera de acceder a su obra a través de su vida.
    Un saludo,
    Enrique.

    1. Hola de nuevo.

      Algunas anotaciones sobre Francisco Ayala.
      En efecto, está casi todo publicado en la colección con su nombre, en Alianza de bolsillo. Estoy leyendo ahora HISTORIA DE MACACOS Y OTROS RELATOS.
      Había olvidado INDAGACIÓN DEL CINEMA, un pequeño conjunto de artículos acerca del cine, publicado el año 1929, en una edición facsímil del año 1992, que sí había leído de Francisco Ayala. Es una sorpresa grata este pequeño libro (por tamaño y extensión).
      Como dato curioso te comentaré que trabajé varios años por la zona de la glorieta Bilbao (en Madrid) y debe vivir por allí el señor Ayala, porque nos cruzamos en algunas ocasiones en las que debía salir a pasear. Las primeras veces lo ví solo pero las últimas -hace más de dos años- ya le acompañaba otra persona debido a su edad, aunque todavía caminando por su propio pie (¡con más de un siglo XX a cuestas!). Un ejemplo de firmeza y de lo que ya no queda, qué narices.

      En cuanto a Ricardo Baroja sí está reeditado el libro sobre la Generación del 98 en Cátedra, pero los demás solo los he localizado en la Biblioteca Histórica de Madrid.

      Un saludo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: