Casa de las Siete Chimeneas (Madrid)

casa-de-las-siete-chimeneas_plaza-del-rey_1940Plaza del Rey (Madrid). Casa de las Siete Chimeneas, 1940.

Esa que se ve es la Casa de la Siete ChimeneasSiete, por las siete puntiagudas que ostenta y que, fijándonos, coronan las cubiertas de tan solemne edificio. La Casa, excelentísima, e importante edificio,  es una vivienda construida como palacio, que ha entrado en la memoria de los edificios históricos dignos de resaltar y de conservar.
Dice la Wikipedia, con las debidas reservas, que es uno de los pocos ejemplos de arquitectura civil del siglo XVI que quedan en Madrid. Proyectada y construida entre 1574 y 1577 por el arquitecto Antonio Sillero para, Juan de Ledesma secretario de Antonio Pérez, en 1583, la casa fue adquirida por el comerciante genovés Baltasar Cattaneo y desde entonces la construcción fue popularmente conocida como «casas de Cataño». Tres años después este genovés mandó al arquitecto Andrea de Lurano realizar la primera ampliación del inmueble, resultando un caserón de planta rectangular, de dos alturas y un tejado a cuatro aguas rematado por siete chimeneas. Al respecto del devenir de la casa Pedro de Répide dice: «Consta que Juan de Ledesma vendió la Casa de las Siete Chimeneas a Arias Maldonado, el 25 de enero de 1578. Y que Baltasar de Rivera, alguacil, la adquirió el 26 de febrero del mismo año, y formalizó la cesión a Catanno el 4 de octubre de 1581. Adquirida la mansión, en 1590 por el doctor Francisco Sandi y Mesa, quedó vinculada a un Mayorazgo que vino a ser de la familia de los Colmenares, condes de Polentinos, quienes la poseyeron por más de cuarenta años en que la adquirió el banquero Girona.  Para este propósito, al año siguiente el arquitecto Manuel Antonio Capo emprendió la reforma de las fachadas y restauró la casa devolviéndola su aspecto original, sin que ello implicara transformar profundamente las construcciones que se habían ido añadiendo a la antigua casa.

casasietechimeneas

Casa de la Siete Chimeneas. Dirección: Plaza del Rey, 1, c/v Calle de las Infantas, 31. Este Palacio, cuya importancia era mayor a medida que se extendía el perímetro de la Corte, tuvo a principios del siglo XVII honores de residencia regia». Alojó esta casa al Príncipe de Gales, luego Carlos I de Inglatera, cuando vino como novio de la Infanta Doña María, la que después de rota su boda con el inglés fue reina de Hungría y de Romanos . Habitó la casa, según este autor, en 1766 el Marqués de Esquilache, en el reinado de Carlos III. Y ante esta cas ade histórica memoria se escuchó la popular protesta el día del famoso motín.


Casa de las 7 Chimeneas (Madrid) 01

El edificio se destina actualmente a albergar al Ministerio de Cultura de España y su estado actual es fruto de una serie de modificaciones realizadas con el paso del tiempo, a medida que fue cambiando de propietario. Así, poco tiempo después de su construcción, en 1583, fue comprado por Baltasar Cattaneo, un comerciante genovés que realizó la primera de las reformas, añadiendo los tejados a cuatro aguas y las chimeneas que le dieron su nombre popular. Finalizada la reforma, vendió el edificio al doctor Francisco Sandi, fundador del mayorazgo de los Colmenares. Será propiedad de la familia hasta el siglo XIX.

casa-siete-chimeneas-antigua_02

En 1820, la casa se convirtió en lugar de romería patriótica. Allí vivió la viuda del General Luís Lacy, arcabuceado el año 17 en el castillo de Bellver, en Palma de Mallorca.

Y ya, en pleno siglo XIX, la vieja casa  de la calle de las infantas, fue sede de embajadores: Nápoles, Francia y Austria, lo que motivó que, a lo largo de las vicisitudes políticas de aquellos periodos de la historia, sirviese de refugio de interesantes figuras de la política en el reinado de Isabel II. En el siglo XVIII la casa fue ocupada por el Marqués de Esquilache, Ministro de Hacienda de Carlos III. Durante el motín provocado por la prohibición del marqués de llevar capa larga y chambergo, la casa fue saqueada por los exaltados. De este siglo data la ampliación de la casa con una sección transversal que modificó la primitiva planta cuadrangular en una en forma de L.

casa-sietechimeneas1

casa-siete-chimeneas-antigua

«Durante el siglo XX la casa siguió acogiendo sedes bancarias, fue declarada Monumento Histórico-Artístico en 1948 y fue otra vez reformada en 1957 por los arquitectos Fernando Chueca Goitia y José Antonio Domínguez Salazar. Desde la década de 1980 hasta la actualidad es sede del Ministerio de Educación y Cultura». (Madrid Histórico)

casa-siete-chimeneas-antigua_03

proyecto-restauracion-casas-sietechimeneas

Las últimas reformas llevadas a cabo son de los siglos XIX y XX. La primera, en 1881, cuando se restaura y acondiciona para sede del Banco de Castilla. La segunda es de 1957, por Fernando Chueca Goitia y José Antonio Domínguez Salazar.

La Casa de las Chimeneas fue declarada en Monumento Histórico Artístico en 1948. La nueva legislación de patrimonio trajo consigo un nuevo nivel de protección, y en 1995 es declarada Bien de Interés Cultural.

En los años 80 (1980-89) fue sede del Banco Urquijo, e inmediatamente después pasó a serlo del Ministerio de Cultura de España (no de Educación) o Secretaría de Estado de Cultura (perteneciendo, entonces sí, al Ministerio de Educación y Cultura o de Educación, Cultura y Deporte). Ver Wikipedia

texeira_casa-siete-chimeneas
La Casa de las Siete Chimeneas aparece ya en el plano  dePedro Texeira en 1656, según vemos en el detalle presentado.


Referencias.-

Pedro de Répide

Madrid, visto y sentido
ED. La Librería
Madrid, 2002

Catálogo edificios COAM

Madrid Histórico

Wikipedia

Prolongación de Príncipe de Vergara (General Mola) 2ª parte

Prolongación de la calle de General Mola (Príncipe de Vergara) desde la Plaza del Perú. Estas casas forman la base del crecimiento y desarrollo posterior de la zona de la prolongación de General Mola y aledaños. Se trata de una promoción privada de proteción oficial en manzana cerrada para clase media construidas entre 1949 y 1952.

plaza-del-peru_enero_2009_smallProlongación de la calle de General Mola (Príncipe de Vergara) desde la Plaza del Perú. Estas casas forman la base del crecimiento y desarrollo posterior de la zona de la prolongación de General Mola y aledaños. Se trata de una promoción  privada de  proteción oficial en manzana cerrada para clase media construidas entre 1949 y 1952. (FOTO: E. Fidel, 2009)

Para esta segunda entrega de las memorias de la calle de Príncipe de Vergara y en concreto de su prolongación hacia el nuevo ensanche de Madrid, que crecía con verdadero ímpetu hacia el Norte, he considerado interesante hacer uso de las aportaciones de algunos colaboradores de lujo de este blog. Nada más apropiado para hacer memoria que escuchar las palabras de quienes vivieron directamente la génesis de lo que tratamos de exponer en este espacio.
Recojo para ello, como ya he hecho en otra ocasión,  un par de notas enviadas por amigos del blog en el apartado de comentarios, cuyo contenido y exposición supera en valor documental y lucidez narrativa, lo que aquí, modestamente, se pretendía contar. Por lo tanto, me apropio, con el permiso de sus autores, de las palabras de nuestros amigos para hacer un poco de intrahistoria de la ciudad de Madrid y de esta pequeña área a la que está dedicado el articulo.

Para comenzar, las palabras de Angel, que nos dice:» Lo que para tus lectores son apuntes históricos y notas urbanas para mi son las vivencias de mi infancia y parte de mi juventud. Recuerdo como en los años 60 empezaron a prepararse las obras de conexión entre los dos tramos de General Mola(Principe de Vergara). Un guarda de las obras nos decía “esto será una calle cuando vosotros esteis en la mili”. Creo que se equivocó por poco.
Todo lo que es hoy el tramo entre Francisco Silvela y Lopez de Hoyos era nuestro territorio comanche. Las ruinas de una vaquería, una galeria subterranea que había servido como refugio en la guerra y cuya entrada estaba justo donde ahora está el edificio azul de Agbar. La entrada del refugio terminó tapiándose pero yo recuerdo mis aventuras espeleológicas como si fuera ayer. Mis primeros cigarrillos de anís o de palo fumeque. Los primeros juegos de médicos con las niñas del barrio. Las dreas con los niños de la Prospe. Los partidos de futbol. La aventura de adentrarse justo por las casa bajas que reproduces arriba.
Las casas de Silvela numero 106 y 108, desaparecidas. La tienda del señor Glicerio. La lecheria del padre de mi compañero del cole, Gonzalo. Las escapadas de casa y la consecuente aparición de mi madre para llevarme de las orejas a casa. Las carreras ciclistas del Paseo de Ronda, con la meta justo en la esquina de General Mola con Silvela que se celebraban el 12de Octubre. Los bulevares, el juego de las chapas…»

calle-gabriel-lobo-con-fco-campos_maravillas_1979_03_small

Calle Gabriel Lobo con Felipe Campos, entonces descampados,  en un fotograma perteneciente a la película MARAVILLAS (Manuel Gutiérrez Aragón, 1980). Los edificios modernos de la izquierda corresponden a la proplongación de Príncipe de Vergara y la casa del torreón se encuentra en la calle Aviador Lindbergh. (Fotograma película)


calle-aviador-lindbergh_pp-de-vergara_2008_02smallEdificio en la calle Aviador Lindbergh (FOTO: E. Fidel, 2008)

calle-aviador-lindbergh_pp-de-vergara_2008_03smallEdificio en la calle Aviador Lindbergh (FOTO: E. Fidel, 2008)

calle-gabriel-lobo-con-principe-de-vergara_maravillas_1979_02En este fotograma de la película MARAVILLAS (Manuel Gutiérrez Aragón, 1980), vemos el descampado de los impares de Príncipe de Vergara, en el que actualmente existe una linea de edificios construidos a lo largo de los años 80 y 90. En la esquina superior izquierda se aprecia una construcción baja de color claro con un rótulo en amarillo que correspondía a las instalaciones de la empresa Publicidad 2000. Al final del rótulo se intuye la celdilla con la abeja que era el distintivo del grupo Rumasa, al que pertenecía la empresa.  En la fotografía de abajo, el mismo edificio en 2008, desde la calle Felipe Campos.

calle-felipe-campos_pp-de-vergara_2008_small

Nos cuenta Don Bernardino: «Yo no vivía en esa zona, pero sí estaba en las cercanías el que fue domicilio paterno de mi madre y sigue ocupado por mis ancianas tías, al principio de López de Hoyos, donde iba muy a menudo. Lo que sí estaba enclavado allí mismo era mi colegio, el colegio Alemán, en Concha Espina pegando a la zona de Pradillo, donde acudí desde 1960 hasta 1970. Y un poco más adelante, en la calle Chile, ya en el segundo tramo inconexo de General Mola, la casa de otro de mis tíos que también frecuentaba«.

paso-elevado-prolongacion-gm_ppv_02smallFoto del Paso elevado de la calle de López de Hoyos. Este paso superior, que cruza Príncipe de Vergara y López de Hoyos, a la altura de la Glorieta del mismo nombre, fue construido en 1969 por Dragados y Construcciones, S.A. El «scalextric» parte de la Avenida de América, a lo largo de las calles Francisco Silvela y Joaquín Costa,  hasta prácticamente el cruce con el final de la calle Velázquez. El acceso a la prolongación de Príncipe de Vergara (foto de abajo), que alcanza el cruce con la calle de López de Hoyos no se concluyó hasta que no se hubo abierto ésta, en fecha posterior a la construcción del paso elevado. La apertura de la prolongación supuso el derribo del edificio de viviendas que hacía esquina con la nueva vía y de su anejo medianero, que eran los números 106 y 108,  respectivamente, de la calle Francisco Silvela. Este último, el 106, se aprecia en la foto de abajo, a la izquierda, en su medianera. El edificio se debió de tirar hacia principio de los noventa. En su solar se edificó una torre de oficinas siguiendo la nueva alineación.

«Cuando la calle Principe de Vergara terminaba en la esquina de Fco. Silvela,  todo lo que hoy vemos hacia la Plaza de Cataluña era campo: vaquerias, solares, antiguos tuneles de la epoca de la guerra. Y gobernando toda la vida de los niños «el canalillo»…y el bulevar .» VER FOTO:   (www.flickr.com/photos/olavide/19763090/)

paso-elevado-prolongacion-gm_ppv_smallSe aprecia en la foto, a la izquierda, parte de las medianerías del 106 de Fco. Silvela. El edificio se debió de tirar hacia mediados de los ochenta, por lo que la foto debe de estar tomada hacia 1974, cuando ya había sido abierta la prolongación de Príncipe de Vergara. En su solar se edificó una torre de oficinas siguiendo la nueva alineación.

Patios 01Medianería y patio de luces del edificio de Francisco silvela 104.  La foto está tomada desde la calle de Griñon. (FOTO: E. Fidel, 2008)

«La casa del 106 (derribada) era practicamente igual que el actual 104, con la diferencia que el 104 fue vendida a sus inquilinos en los años 50 y pudo recibir mantenimiento mientras que la del 106 se mantuvo en alquiler y estaba ya muy deteriorada hasta su derribo. Son viviendas, salvo las que tienen el patio de luces exteriores y los pisos mas altos,  muy oscuras y de unos 40 metros cuadrados. Popularmente se las llamaba casas de cartón» (Angel de Olavide)

glorieta-de-lopez-de-hoyos_2008_small

Tramo final del Paso elevado, sobre la Glorieta de López de Hoyos. Algunos edificios como el que hace esquina en la foto, el cercano Sanatorio de San Francisco de Asís, o el modesto edificio de viviendas de la foto de abajo, en los aledaños de Principe de Vergara y de la Glorieta, datan de los años veinte y son, por tanto, supervivientes en la actual configuración de la zona, iniciada en los años cincuenta. (FOTO: E. Fidel, 2008)

calle-recadero_lopez-de-hoyos_2009_smallEdificio de viviendas en la calle Recaredo,  en los aledaños de Principe de Vergara y de la Glorieta, data de los años veinte y es un superviviente  en la actual configuración de la zona, iniciada en los años cincuenta. (FOTO: E. Fidel, 2008)

casas-prolongacion_earth_2009

Tramo de la Prolongación deGeneral Mola (Príncipe de Vergara), desde Francisco Silvela hasta la Plaza del Perú.

Referencias.-

Fotos antiguas de Madrid: Prosperidad y La Guindalera

Prolongación de Príncipe de Vergara (General Mola), Madrid. (1ª parte)

sevilla-film_general-mola

Calle del Príncipe de Vergara

La Calle del Príncipe de Vergara tuvo un trazado original que iba de  la calle de Alcalá al Paseo de Ronda (actual calle de Francisco Silvela). Ha sido históricamente  una de las más amplias vías del barrio de Salamanca. Se proyectó en su comienzo en  el límite oriental del terreno de los conocidos Campos Eliseos de Madrid, el primer gran parque de atracciones que tuvo la ciudad, iniciativa del empresario catalán José Casadesús, cuyas instalaciones ocuparon un extenso terreno de 1.370.621 pies cuadrados de superficie, situados aproximadamente entre las actuales calles de Alcalá, Velázquez, Castelló y Goya, y que fue el lugar donde fusilaron, después de los sucesos del 22 de junio de 1866, a los 66 sargentos de Artillería del Cuartel de San Gil que apoyaban a Juan Prim.

«Se trataba de un auténtico complejo de ocio en el que había plaza de toros, un teatro cubierto -al que se le puso el nombre del músico Rossini-, espacio para fuegos artificiales, quiosco de música, cafés, salón de baile, casitas rústicas, montaña rusa, tiro de pistola y carabina, y hasta una ría navegable para embarcaciones ligeras».
«Frecuentado por la alta sociedad del Madrid de la época, desapareció en 1881 al construirse el barrio de Salamanca.

La  dimensión de la calle fue,  en su momento, «de dilatadísima longitud, quedando gran parte del trazado sin construir, y aún sin abrir, el trozo final (hasta principios de los setenta del siglo XX), interceptado por el cauce del canalillo. Pero en cuanto tiene edificado, de antiguo y sin tirar, abundan en ella las viviendas suntuosas. En efecto, algunas quedan, pero su valor parece siempre anecdótico y ligado a familias influyentes.
Pasada la plaza de Salamanca, queda a mano derecha una fábrica que recuerda el intento industrial de la Compañía Madrileña de Planificación, y a la izquierda se alza el edificio que fue hecho para asilo de Nuestra Señora del Rosario, y convertido luego en Sanatorio quirúrgico. En él murieron un torero famoso , Antonio Reverte, y la célebre cancionista Consuelo Bello, la Fornarina«. ( De Répide, Pedro.  Las calles de Madrid).

«La calle fue trazada a modo de bulevar con árboles y jardines a todo lo largo del centro. A finales de los años 60 del siglo XX se remodeló y fueron suprimidos los bulevares para dar más espacio a la circulación de automóviles. Es por esas fechas cuando arranca la prolongación de General Mola (Príncipe de Vergara), enlazando con el Cuartel de las Cuarenta Fanegas de la Guardia Civil (entonces sólo accesible desde la calle de Serrano). Es precisamente en los alrededores de dicho cuartel donde se comienzan las edificaciones de lo que será el futuro Barrio de Hispanoamérica, como parte del patrimonio de la Asociación pro-huérfanos de la Guardia Civil. No será hasta finales de los años 80, con la unificación de los dos tramos de la línea 9 del Metro de Madrid que los últimos solares situados en los alrededores de la Estación de Cruz del Rayo se pueblen con edificios de entidades bancarias y aseguradoras en torno al complejo formado por el Auditorio Nacional de Música, la nueva tenencia de alcaldía de Chamartín y el nuevo Museo de la Ciudad». (Wikipedia)

principedevergara1929-full

La calle Príncipe de Vergarase trazó a modo de bulevar con árboles y jardines a todo lo largo del centro. A finales de los años 60 del siglo XX se remodeló y fueron suprimidos los bulevares para dar más espacio a la circulación de automóviles.


La prolongación de General Mola (Príncipe de Vergara)

La prolongación de General Mola (Príncipe de Vergara), entre Francisco Silvela y la Plaza del Ecuador, que era el tramo que se encontraba sin acondicionar, se realizó entre los años 1969 y 1972. Seguidamente, se continuó el reacondicionamiento del trazado que ya existía hasta la Plaza del Perú. En aquel lugar se habían edificado varias promociones de viviendas baratas, a lo largo de la vía,  junto a las Colonias de casas bajas que ya existían en torno a la calle de Alfonso XIII y Costa Rica. Muy cerca se encontraban los conocidos Estudios Cinematrográficos Sevilla, cuyo solar se encuentra actualmente ocupado por un Polideportivo Municipal y por un Hipermercado, Alcampo (heredero del primer «hiper» de Madrid, Jumbo, del grupo Pan de Azucar, de capital brasileño-portugués, inaugurado e 19 de junio de 1975 primer hipermercado de Madrid y segundo de España).

La calle López de Hoyos, antigua vía de Hortaleza, calle sinuosa, como camino carretero que debió de ser, está cortada por esta prolongación de General Mola, muy cerca de su inicio, junto a Francisco silvela. La Colonia Cruz del Rayo, situada al oeste, resultó cercenada por la prolongación, así como dos edificios de viviendas, situadas en Francisco Silvela y esquineras con el nuevo trazado.

La prolongación de la calle de General Mola (Príncipe de Vergara), seccionó la parte occidental del barrio de La Prosperidad, cuya frontera marca en la actualidad, desmantelando  localmente su trama para entrecruzarla con la del Ensanche-prolongación, haciendo desaparecer el cuartel de Valladolid, y generando una revalorización notable en toda el área de influencia.

En este periodo, se genera en la zona una trama de nuevas residencias, con reactivación de las inversiones inmobiliarias, lo que afecta a las antiguas viviendas, que se derriban y se sustituyen con moradas de nueva factura.

«En la prolongación de General Mola el caserío de nueva planta trae consigo formas, grupos sociales y funciones propias de un apéndice del barrio de Salamanca, en donde la especialización del comercio da lugar al calificativo de La Costa del mueble, (en la actualidad en un proceso de crisis importante, que está llevando al cierre de muchos de estos negocios).  Así que, al término de la Dictadura, los flancos sur y oeste de La Prosperidad exhiben una imagen urbana desarrollista que envuelve en lámina el núcleo original». (VIVIENDA Y CLASE: LA PROSPERIDAD, EL SUBURBIO HISTÓRICO EN EL MADRID ACTUAL).


Las antiguas Colonias

Las antiguas Colonias de Cruz del Rayo o la menor del Geneal Varela, junto con las edificaciones dispersas en torno a Francisco Silvela, López de Hoyos, Glorieta de López de Hoyos, las calles Doctor Arce y más al oeste, las Colonias del Viso e Iturbe IV, forman una unidad que sólo se encuentra dividida por las calles principales, sin que éstas lleguen a generar una verdadera ruptura. Sin embargo, el proyecto de la prolongación de General Mola (Príncipe de Vergara) rompe estructuralmente el área que, aunque desdibujada, por los amplios espacios vacíos, integraba una unidad arquitectónica y urbanística.
Hay que tener presente que las tipologías de las Colonias no era semejante en casi ninguna de las promociones proyectadas. Sin embargo sí se mantenía cierta uniformidad en los volúmenes y en las alturas. También se mantuvo cierta unidad en la relación de espacio construido y zonas verdes. Esta uniformidad confirió a la zona una peculiaridad, que con el paso del tiempo ha sido el elemento fundamental de su altísima revalorización. La continuación del gran vial de Principe de Vergara, no hizo más que impulsar esta tendencia. Y las actuaciones, más modernas, en materia de transporte público, abundaron en la cotización del barrio, el cual vivió en los años noventa un periodo de sobrevaloración que, por ficticio, cayó de modo importante con la crisis del auge inmobiliario.


principe-de-vergara_auditorio_1970

En esta fotografía, de finales de los años sesenta, podemos ver dos viviendas típicas del suburbio madrileño de principios del siglo XX. También puede verse un SEAT 850. Estaban situadas en la actual calle Príncipe de Vergara, la antigua «prolongación de General Mola«, en terrenos colindantes al barrio de Prosperidad y de la Colonia de Cruz del Rayo.  A la izquierda se ve un edificio de viviendas en la calle del Doctor Arce, (marcado con el número 2 en la foto aérea de abajo), y a la derecha un edificio en la calle de Pradillo (marcado con el número 1 en la foto aérea de abajo). La finca con el número 1 es de 1953-54, y la número 2 de los primeros senta. Como se observa en las imágenes, en los terrenos de la prolongación de general Mola, sólo había casas bajas, casa obreras, autoconstruidas, de tipología rural y escasa calidad.

casas-prolongacion_earth-copiar

En esta foto aérea actual de Google Maps se han destacado en colores los elementos que se pueden apreciar en la foto en blanco y negro de arriba. En color violeta se pueden ver los edeificios que con seguridad existían en los primeros setenta e incluso antes.  Estos se corresponden con las casitas de la Colonia de Cruz del del Rayo, a la izquierda; la Escuela Nicolás Salmerón, y otras edificaciones de viviendas, a la derecha de la foto. En color amarillo están resaltadas las edificaciones construidas a lo largo de los años cincuenta y sesenta. Marcados con números (1) el edificio que aparece en blanco y negro en la foto superior, haciendo esquina en Principe de Vergara y Pradillo, y con el número (2) el edificio que se encuentra en la calle del Doctor Arce (Caleras), esquina con Rodríguez Marín.

El área en rojo, marcado con una cruz (X), sería el lugar donde pudo hacerce la foto en blanco y negro. En la actualidad corresponde al centro de la vía de Principe de Vergara.casas-foto_2007

principe-de-vergara_auditorio_2008_small

Calle de Príncipe de Vergara, más o menos a la altura del lugar en el que se hizo la foto en blanco y negro. Justo en el lugar en el que se trazó la prolongación de la calle y junto al actual edificio que alberga el Auditorio Nacional de Música. (FOTO: Enrique Fidel, 2008)

auditorio-nacional_2008_smalll

plaza-sag_corazon-de-jesus_maravillas_1979_03Actual Plaza del Sagrado Corazón de Jesús,  frente a la calle Pechuán, en Prosperidad.  Las imágenes más antiguas son de la película MARAVILLAS (Manuel Gutiérrez Aragón, 1980).  El edificio que aparece junto al descampado, trás un coche oscuro que avanza por el camino, lo vemos en las fotos recientes. El descampado ya no existe, pués fue ocupado por la actual Junta de Distrito de Chamartín. La zona más verde, en el centro, es actualmente un parquecito con zona infantil y terrazas para los bares de la zona.

2007_07300007

p_sagrado-corazon-jesus_2008_prosperidad_01_smallPlaza del Sagrado Corazón de Jesús,  frente a la calle Pechuán, en Prosperidad.

Nota aclaratoria

La siguiente nota enviada por «Inantis» (ver comentarios), contiene algunas apreciaciones acerca de la denominación “Prolongación de Príncipe de Vergara” que se ha dado como encabezamiento al asunto de este artículo y de  la segunda parte que le sigue.

Añado el texto como parte final del artículo, ya que aporta una información interesante. Al tiempo corrijo la denominación y la sustituyo por la recomendación de Innatis, ya que entiendo que puede ser más apropiada, a pesar de que se puso de ese modo por creer que evitaría confusiones en quienes no conocieran el origen de la prolongación de esta calle. El título del artículo lo dejo igual para evitar duplicidades confusas en las indizaciones de los buscadores.

«Únicamente quería señalar que la expresión “Prolongación de Príncipe de Vergara” me parece correcta si es para referirse al tramo de la actual Príncipe de Vergara que va desde Francisco Silvela hasta la Plaza del Perú (entendiéndolo como “prolongación de la original Príncipe de Vergara”). Pero, dado que puede llevar a equívocos, quiero hacer notar que no existe ningún tramo de la calle Príncipe de Vergara que en algún momento se conociera con esa denominación, ni oficial ni coloquialmente. Digo esto porque alguien podría confundir esta “Prolongación de Príncipe de Vergara” con “Prolongación de General Mola”, y no son la misma cosa.

Príncipe de Vergara fue la calle que se abrió entre la calle de Alcalá y el Paseo de Ronda (hoy Francisco Silvela) según establecía el Plan Castro (1860). A partir de 1939 recibió el nombre de General Mola, como ocurrió con otras tantas calles en España a las que se les cambió su nombre por el de personajes o hechos relativos al bando ganador de la Guerra Civil.

A finales de los años 40 se abrió al final de la calle Serrano una calle a la que se llamó Prolongación de General Mola porque estaba previsto unirla en el futuro con la del General Mola. En un principio, la conexión entre Prolongación de General Mola y el centro de Madrid sólo podía hacerse a través de la calle Serrano (de ahí que la línea 51 de autobús, la primera que llegó a esta zona y cuyo recorrido no se ha modificado desde entonces, salga de la Plaza del Perú, baje hasta la Plaza del Ecuador y se desvíe por Serrano hasta la Puerta de Alcalá, donde toma la calle de Alcalá para llegar a la Puerta del Sol).

Posteriormente se amplió Prolongación de General Mola hacia el sur, concretamente hasta la Plaza de Cataluña, dando lugar a un segundo acceso a la calle desde el centro de Madrid (a través de la Avenida del Doctor Arce). Esto explicaría el trayecto de la línea 16 de autobús.

Y ya en una tercera fase, a finales de los años 60, se abrió el tramo entre Francisco Silvela y Plaza de Cataluña, conectando General Mola con Prolongación de General Mola y dando lugar a una única calle que iba desde la calle de Alcalá hasta la Plaza del Perú; calle que a partir de entonces se denominó oficialmente como calle del General Mola en toda su extensión. La línea 29 de autobús es la única que, desde entonces, recorre la calle en toda su longitud.

Esta calle del General Mola en 1981 recibió el nombre de Príncipe de Vergara (nombre que anteriormente sólo había tenido el tramo del Ensanche, entre Alcalá y Francisco Silvela)«.- Angel, Inantis.

Referencias.-

De Répide, Pedro
Las calles de Madrid
Ediciones La Librería
Madrid, 1999.

Calle del Príncipe de Vergara (Madrid)-WIKIPEDIA

El País (“En busca de la Prosperidad”)

LA URBANIZACIÓN MARGINAL DEL EXTRARRADIO DE MADRID: UNA RESPUESTA ESPONTÁNEA AL PROBLEMA DE LA VIVIENDA. EL CASO DE LA PROSPERIDAD (1860-1930)

VIVIENDA Y CLASE: LA PROSPERIDAD, EL SUBURBIO HISTÓRICO EN EL MADRID ACTUAL

Fotos de Prosperidad y Príncipe de Vergara