Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 27/12/08

pastillas¡Qué medio tan fácil de digerir Bien!  Anuncio publicado en Madrid, en junio de 1929 en “El Imparcial.  “Dos pastillas después de cada comida aumnetan la salud, prolongan la vida

Los excesos de la Navidad pueden llevarnos a la disfunción estomacal, de incómodas consecuencias, lo que nos conduce al encuentro desesperado con el botiquín . En los comienzos del siglo pasado también  había soluciones para estas inconveniencias: las pastillas del Dr. Richards.

En los albores de la industria farmaceútica, los preparados, como hoy en día lo es el ibuprofeno, que vale para todo,  también se vendían como la panacea curalotodo, aunque la transparencia en la composición y sus efectos reales debía de ser nula. Ya empezaba la publicidad a hacer de las suyas con sugerentes eslóganes, enunciados simplistas y promesas pueriles. Igual que hoy. Bueno, pués ahí van dos muestras.

pastillas02En Guadalajara (México), en octubre de 1903 se anunciaba el infalible remedio en el periódico “La Crónica“. Vivir en constante alarma no es vivir. El que no puede comer sin sentir ncomodidad, dolores, agruras, indigestiones, jaquecas, displicencias, etc., no es hombre libre,  sino esclavo de su estómago. Las pastillas del Dr. Richards convierten el estómago de tirano en sirviente.  Esta es la medicina quecura el estómago sin gastarlo. Los esclavos de la dispepsia pueden emanciparse tomando las pastillas del Dr. Richards, que se frabrican en Nueva York y se venden en todas las boticas y droguerías“.

Read Full Post »