Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 28 diciembre 2008

501265524_adc59cdfd1“SE HACEN BOCADILLOS”,  del blog el estratográfico.

Interesante Blog, ya fenecido: el estratográfico. Tal vez se anime a continuar. En cualquier caso, una inquietud compartida por muchos y un  trabajo muy interesante, como el de muchos amigos de nuestra modesta red de bitácoras.

Read Full Post »

Si el fácil remedio del Dr. Richards no surtió efecto. Si el dolor de tripa te hace saltar las lágrimas . Si la incontinencia intestinal causa inquietud y desazón. Si no hay fórmula de alquimia que lo cura todo, capaz de liberarte del sufrimiento, a pesar de lo prometido. Prueba el remedio universal. La solución probada por todos, y siempre eficaz. Contra las diarreas, usad Diarretil Juanse. Ya lo sabeis.

diarretil

Diarretil Juanse. Conocido por todos. No cabe objeción.

Read Full Post »

pastillas¡Qué medio tan fácil de digerir Bien!  Anuncio publicado en Madrid, en junio de 1929 en “El Imparcial.  “Dos pastillas después de cada comida aumnetan la salud, prolongan la vida

Los excesos de la Navidad pueden llevarnos a la disfunción estomacal, de incómodas consecuencias, lo que nos conduce al encuentro desesperado con el botiquín . En los comienzos del siglo pasado también  había soluciones para estas inconveniencias: las pastillas del Dr. Richards.

En los albores de la industria farmaceútica, los preparados, como hoy en día lo es el ibuprofeno, que vale para todo,  también se vendían como la panacea curalotodo, aunque la transparencia en la composición y sus efectos reales debía de ser nula. Ya empezaba la publicidad a hacer de las suyas con sugerentes eslóganes, enunciados simplistas y promesas pueriles. Igual que hoy. Bueno, pués ahí van dos muestras.

pastillas02En Guadalajara (México), en octubre de 1903 se anunciaba el infalible remedio en el periódico “La Crónica“. Vivir en constante alarma no es vivir. El que no puede comer sin sentir ncomodidad, dolores, agruras, indigestiones, jaquecas, displicencias, etc., no es hombre libre,  sino esclavo de su estómago. Las pastillas del Dr. Richards convierten el estómago de tirano en sirviente.  Esta es la medicina quecura el estómago sin gastarlo. Los esclavos de la dispepsia pueden emanciparse tomando las pastillas del Dr. Richards, que se frabrican en Nueva York y se venden en todas las boticas y droguerías“.

Read Full Post »

calle-de-alcala_dic_2008_02

calle-de-alcala_dic_2008_03Madrid, 24 de diciembre de 2008.  Calle de Alcalá, 21 horas.


Madrid, 24 de Diciembre
. ¡FELIZ NAVIDAD!

Read Full Post »

la-casuca-epr_02-pequena

Hay un señor, al que no le pusimos cara todavía,  que protesta mucho por internet. Aborda los foros exponiendo sus quejas. Se lanza a los blogs abiertos, sin censura, y vomita sus diatribas contra el enemigo. Desconozco sus verdaderas razones. Tampoco sé si realmente le ampara la razón o si sus motivaciones se tiñen de turbio resentimiento y ataca por venganza. No sé quien es, ni que aspecto tiene, como dijimos. No es un indigente, pienso, por tener casa. Supongo que dispone de medios para procurarse alimento y para vestirse, pues acude a internet para expresarse y para hacer sus denuncias. Según Maslow, gran “gurú”,  antes de internet hay otras necesidades jerárquicamente más importantes. Presumo pués, que no es un indigente material. Ahora bien, tal vez sea un indigente institucional. Su aspecto, a través de las notas emitidas, es el de un “barbone”, un “girovago” que llora su desdicha ventanilla por ventanilla, sin conseguir nada que le satisfaga. Internet es una más de esas ventanillas.
¿Quién es este señor tan protestón?, nos preguntaremos, me pregunto también yo. Es una pregunta lógica.
Por lo que nos ha comunicado, intuyo ligeramente lo que busca. Por lo que dice, imagino que procura justicia.

¿Justicia?.

Su tono argumental sugiere despecho. Quien despechado alude a la injusticia cometida, invocando a la aplicación de los derechos conculcados y solicita la aplicación del derecho universal, sospechósamente parece que quiere ir más allá de lo que se sugiere como causa del conflicto.
Lo que quiero decir es que, si no se explica con claridad, no llegaremos a entender qué mueve a este  neo-paladín justiciero del siglo XXI  en su lucha contra el poder institucional, sino el interés particular y el especulativo, bien entendido.
Se presenta Eloy tal que: ” No soy el ayer ni soy el mañana, soy el hoy, y estoy de vuelta de todo… Nací Rico y moriré Rico… Entre mis aficiones me considero “el denunciante oficial del Ayuntamiento de Madrid”, por la forma que me han bailado…”

Lo mejor sería que nos lo contase él. Se llama o dice llamarse Eloy Peña Rico.
“He defendido a muerte mi casa, y mi Colonia de Chalecitos Históricos ubicados en el antigüo Pueblo de Chamartín de la Rosa, hoy Chamartín… De ahí, que siga con mi lucha porque se sepa “La Verdad de una Mentira”, por culpa de unos irresponsables sinvergüenzas…”

¿De qué se trata?

Puede que sea una cuestión de volumetrías mal entendidas o de permisos no concedidos, o de prebendas, ilegalidades o nepotismo.
“Estoy metido (indirectamente) en la Operación Guateque… y, he conseguido que en Gerencia Municipal de Urbanismo y en la JMD de Chamartín, se me respete…¿y sabéis por qué?…porque me tienen miedo, al haber comprobado que al pan, lo llamo pan y, al sinvergüenza lo llamo, inútil, incompetente, irresponsable, mentiroso, corrupto, inepto y, un sin fin de piropos que se tienen que tragar, porque saben que sé, “La verdad de sus Mentiras”.

la-casuca-epr_03_pequena1

Una llamada

Desde este blog, es posible que el señor Peña Rico nos aclare nuestras dudas y aporte luz al caso que tanta inquietud nos crea. No es posible que tanta campaña contra el Ayuntamiento de Madrid responda a un afán personal sin honda base.
Por eso, desde aquí , esperamos que el reclamo al señor Eloy tenga eco y que éste nos libere de la incertidumbre, tan dura, sin sus aclaraciones.

El experimento

Lo podemos titular así. Si desde una plataforma tan escasa como es este blog, el señor Peña Rico se hace eco de lo que aquí se publicó y decide contestar a lo dicho, eso es porque el medio funciona. También puede ser que Peña Rico viva obsesivamente su acción personal en la red y que no se le escape ni la más mínima referencia.
Sea lo que fuere, probemos y aprehendamos el concepto que mueve a la acción, lo que no es mala lección tras tanta palabra y tanto hecho sugerido y plagado de dudas.

proyecto-original1

FOTOS

FORO CIUDAD

Urbancidades

Carta a la presidenta

Read Full Post »

alcala-con-peligros_1930Fotografía del tramo de la calle de Alcalá con la calle Peligros. En ambas esquinas se aprecia a la izquierdas, el edificio del Banco Vitalicio Español, ocupando la totalidad o parte de las instalaciones del antiguo Café de Fornos,  y una pequeña arista del edificio objeto de investigación. La imagen se debió de tomar  entre 1930  y 1933,  ya que para entonces  se había iniciado la construcción del rascacielos de la Unión y el Fénix Español, como atestiguan otras fotos fechadas en 1930, aunque podrían ser de fechas posteriores. Según consultas en La Construcción Moderna de 1933, para esas fechas estaba en ejecución la domolición del edificio. En la puerta principal, en chaflén, el edificio tiene una gran placa que reza: “Edificio propiedad del Banco Vitalicio de España”, que si bien esto indica que hubo un cambio de propietarios al final de la vida del edificio, podría ser que sus usos no variasen demasiado. Curiósamente, la dirección de Madrid que da el Banco en la publicidad, es el número 25 de la calle de Alcalá.(FOTO: Archivo Ragel)

El 16 de noviembre de 2008 se publicó en el blog una entrada titulada Arqueología urbana de Madrid: calle de Alcalá 27, en 1869. En el intento de averiguar qué hubo en aquel lugar en el año de 1869 se repasaron una serie de edificios, entre los que se citó el palacio del marqués de la Torrecilla, del que se dijo que siendo el actual número 23 de Alcalá , ostentó el número 29, c/v. a la calle Peligros, y que poseía tres plantas, cuya planta baja fue una biblioteca y un museo de pinturas. Trás su derribo, fue la antigua clínica de La Unión y el Fénix Español, actualmente Hotel Petit Palace “Alcalá Torre”, en un moderno edificio proyectado por Modesto López Otero en 1929.

En una serie de comentarios sobre el tema, se planteó la duda acerca de la posible confusión al situar el palacio en este lugar y no en el que históricamente esta reconocido como su ubicación real, algo más abajo.

A lo largo de estas líneas vamos a tratar de resolver esta cuestión,  que nos han planteado Oscar y Jesús a partir del asunto de la marmolería de la calle de Alcalá.
Oscar, al respecto de la casa del marqués de la Torrecilla, que como digo, en el artículo se situó junto a las Calatravas, en la calle Peligros, dice que “si el palacio del Marques de la Torrecilla es el construido por Pedro de Ribera, realmente se encontraba en el actual número 5 de la calle Alcalá, donde se conserva, por suerte, aún hoy su portada Churrigueresca integrada en el nuevo edificio”.
Jesús, por su parte muestra su extrañeza, pués si el citado palacio está en el número 5, no es posible situarlo con referencias en el actual número 23, como se hizo en el artículo del blog. “Algo falla”, dijo Jesús.
Pués bien, en realidad nada falla.
Comencemos haciendo un brevísimo recorrido por la actual calle de Alcalá, desde su origen en Sol hasta la iglesia de las Calatravas.
El actual número 5 hace esquina con el pasaje Caja de Ahorros, y es un edificio que, junto con el 7, 9 y 11, forman parte de dependencias del Ministerio de Economía y Hacienda.

calle-de-alcala-y-casa-marques_torrecilla

En esta fotografía de la calle de Alcalá, anterior a 1930,  podemos ver de izquierda a derecha un bloque de viviendas, la casa del marqués de la Torrecilla y parte del edificio de Aduanas del Ministerio de Hacienda español.

Según cuenta Mesonero Romanos en El antiguo Madrid, el edificio de Hacienda fue construido en 1769, reinando Carlos III , por de Sabatini, con destino a Aduana, estando ocupado ya en 1861, fecha de publicación del libro, por el Ministerio de Hacienda. Para construir el palacio hubo que derribar dieciseis casas de la manzana 210 que ocupaban su actual planta, estando intercalado entre otras casas, lo que impidió que pudiesen ostentar fachadas laterales al este y al oeste. Junto a él, en efecto, se hallaba la casa del Marqués de la Torrecilla, cuyas traseras daban a la actual calle de la Aduana.  Este palacete, que fue construido por Pedro de Ribera entre 1716 y 1731, perteneció a don Félix de Salabert y Aguerri, por entonces marqués de Torrecilla y de Valdeolmos.
Estaba compuesto por piso bajo, tres plantas, y una portada principal de estilo barroco ornamental.
Desde el siglo XIX, el edificio fue destinado a varios usos; hotel de la Compañía de Diligencias Peninsulares, sede del Círculo de Bellas Artes, y Centro Asturiano.
Estas referencias nos demuestran la existencia del palacio en este lugar, tal y como apuntó Oscar.

fachada-palacio-marques-torrecilla01

ruina-palacio-marques-torrecilla01

Durante la Guerra Civil, el tramo de la calle Alcalá en torno al Ministerio de Hacienda –en cuyos bajos estuvo la Junta de Defensa- fue muy bombardeado, por lo que varios de los edificios contiguos al del Ministerio quedaron destruidos, entre ellos, el palacio del marqués de la Torrecilla. Únicamente quedó en pie la fachada, que tuvo que ser protegida mediante una estructura de sacos terreros. Después de la Guerra, y ante la necesidad de ampliar las dependencias del Ministerio de Hacienda, el solar del Palacio fue adquirido por el Estado, construyéndose en su lugar el edificio de ampliación del Ministerio de Hacienda, obra del arquitecto Miguel Durán Salgado, quien conservó la portada del antiguo palacio“. (Madrid Histórico. Enciclopedia de Madrid) FOTOS: MEH

Siguiendo nuestro recorrido, en el número 13 nos encontramos con la “Real Academia de Bellas Artes de San Fernando“, en el Palacio de Goyeneche, construido en 1773 por José de Churriguera.  A continuación, con el número 15, se encuentra el Casino de Madrid, de 1910, que sustituyó a algún edificio de viviendas. Y en el número 17, hay un edificio propiedad de BBVA Seguros. Hasta el momento, los números de los portales se corresponden con los existentes en 1869, a pesar de las bajas y de las nuevas construcciones. Este último número 17, por ejemplo, es un edificio posterior (probablemente de finales de los años 30) al que existía en el año referido, si bien la parcela que ocupa parece que es la misma. Trás este portal, se encuentra el Hotel Regina, número 19, y junto a él, el edificio del  Banco Vitalicio, con el número 21 actual, haciendo esquina con la calle Peligros.

Es en esta última parte donde los números cambian. El edificio del Banco Vitalicio se construyó en 1931 sobre el solar resultante trás el derribo de otro anterior. Allí se contaban hasta cinco portales, lo que nos llevaba desde el 17 al 27, lugar éste ocupado por el Café de Fornos. En torno a 1912 el Café de Fornos ya no existía y su local lo ocupó el Banco Vitalicio de España (resultado de la unión de Seguros La Previsión y del Banco Vitalicio de Cataluña, en 1897). Finalmente, la institución bancaria demolió el antiguo edificio y construyó el que hoy conocemos, que hace esquina, siendo el número 21 y que produce el desfase de tres números con respecto a la antigua numeración.

Así, llegamos al número 23,  la  antigua clínica de La Unión y el Fénix Español. ¿Qué hubo en ese lugar antes dela construcción del rascacielos de de López Otero?

edificio_la_union_y_el_fenix_espanol_madrid

Pués bien, después del recorrido de ida y vuelta realizado, encontramos las siguentes referencias acerca del número 23 de Alcalá: “El edificio situado en la calle Alcalá, junto a la iglesia de las Calatravas, está levantado sobre el solar de unas casas que pertenecieron al marqués de la Torrecilla (siglo XVIII). En cuanto al edificio en sí, fue construido entre 1928 y 1930 para la sociedad La Unión y el Fénix Español por el arquitecto Modesto López Otero con la colaboración de Miguel de los Santos.

Este edificio funcional que imita la construcciones norteamericanas se compone de dos cuerpos sustentados por una estructura de hormigón armado y con las fachadas revestidas de piedra blanca. Uno de los elementos más llamativos y vanguardistas es el cuerpo acristalado de la primera terraza del edificio, realizado por Fernando García Mercadal para acoger un restaurante. La torre también es interesante por su altura y porque está rematada por un Ave Fénix, emblema de la compañía, que realizó el escultor Camps.” (Madrid Histórico)

Y para resolver finalmente el enigma, consultando en el libro Ciudades Españolas de Manuel de Terán, al respecto del palacete del marqués de la Torrecilla de Alcalá 5, encontramos una esclarecedora advertencia: Esta casa de la calle de Alcalá no debe confundirse con la que habitó el último marqués de la Torrecilla en la esquina de Alcalá y Peligros, junto a las Calatravas. Queda así despejada la incógnita.

Referencias.-

Ciudades Españolas
Manuel de Terán
Real Academia de la Historia.

Crónica Gráfica del Ministerio de Economía y Hacienda (1852 – 2007)
Capítulo: “La Real Casa de Aduana y el edificio de ampliación para el Ministerio de Hacienda” (vídeo)

Antiguo Café de Fornos

Arqueología Urbana de Madrid: Calle de Alcalá 27, en 1869

Madrid Histórico

Read Full Post »

fuencarral_canasta_dic-2008_01

Estamos en el distrito madrileño de Fuencarral-El Pardo, en el antiguo pueblo de Fuencarral. Aquí se levantaron en los años 40-50 un conjunto de barriadas de construcción elemental destinadas a la población sin recursos. El tiempo ha eliminado la imagen pasada y los derribos de aquellos conjuntos de la miseria han dado lugar a nuevas edificaciones, actualizadas, democratizadas y globalizantes. Pero no todo el mundo agradece la iniciativa de uniformización. Algunos, por falta de recursos reocupan; otros resisten ante la ambigüedad de su situación legal; y, al final, los pintores y los que juegan al baloncesto, se aprovechan del abandono y plantan la canasta y hacen un campo en el descampado. A falta de mejores canastas en las que encestar, los moradores de un barrio sin nombre, lanzan alto sin llegar a tocar la tabla. Viendo la foto, se entiende que no lleguen al aro.

Estamos delante de la canasta mas alta del mundo. Quizás del universo; si es que se puede hablar de estadísticas de alturas de canastas en el universo. Al menos, tal vez  sea ésta la mayor canasta de España. Altísima, imposible de alcanzar. Imposible de imaginar con éxito. Utópica.

Mientras, el barrio sin nombre sucumbe. No era otro su destino. Extraordinariamente soportó la presión. Sin embargo, poco a poco, va cayendo, y se extinguirá.
Seguramente, la fantasía de mantener en pie las viejas casas del deshauciado barrio, se convirtió en la utopía de unos pocos. Un objetivo imposible, tan imposible como hacer tres puntos en esta canasta imposible. Tal vez, la más alta del universo. Tal vez…

fuencarral_poblado-de-absorcion-b_dic-2008_01

Finalmente, el edificio se derribó en la primavera de 2011. (FOTO: Enrique F. Rojo)

Read Full Post »

cuartel-de-monteleon_panoramica_01_derribo_1862

Panorámica del cuartel de Monteleón y alrededores en la fecha de su derribo, 1868. La fotografía fue encargada por el entoces alcalde de Madrid, Fernández de los Ríos, con el propósito de mantener la memoria visual de las zonas que estaban destinadas a desaparecer. Después de las demoliciones, se construiría la plaza del Dos de Mayo.

El Cuartel de Artillería de Monteleón, se encontraba en el barrio de Maravillas, (en la actualidad muy modificado, ya que el trazado actual se diseñó en la segunda mitad del siglo XIX), sobre el primitivo palacio de los marqueses del Valle, duques de Monteleón y de Terranova. En ese lugar se hicieron un lugar en el “pabellón de héroes madrileños” los tenientes Jacinto Ruiz y Rafael Arango, y Luis Daóiz y Pedro Velarde, capitanes del cuartel, que se enfrentaron a las tropas de ocupación francesas durante la invasión napoleónica, y murieron en su acción. También en esa jornada del 2 de mayo de 1808, figurarían en las revueltas populares Manuela Malasaña y Clara del Rey, veneradas santas heroinas de la “hagiografía” patriótica .

portalon_monleon_blogA la izquierda actual imagen del arco del cuartel de Monteleón, con el conjunto de Daoíz y Velarde realizado por Antonio Solá en 1822, que representa a los primeros héroes de la Guerra de la Independencia. En un principio se situó en el Parterre del Retiro, para ser  trasladado temporalmente al Museo de Escultura,  y emplazándose de manera definitiva, en 1869,  en la plaza del Dos de Mayo, junto al arco del desaparecido cuartel de artillería de Monteleón. Junto a la foto actual se ve un dibujo del original arco de entrada al cuartel de Monteleón en 1868, engalanado para una solemne ceremonia, cuando el alcalde de Madrid, el Marqués de Villamagna, tomó posesión del arco en nombre del pueblo de Madrid. En la parte superior se observa un cartelón cuyo texto era: “El Ayuntamiento de Madrid acordó adquirir  este arco, entrada al parque viejo de artillería en memoria del inolvidable hecho del dos de mayo de 1808, y  su prpietario Don Antonio Menendez Cuesta lo cedió gratuitamente como prueba de amor a su país.

Arco de Monteleón y la calle Dos de Mayo en 1869, durante la I República.

arco-de-monteleon_1940Plaza del Dos de Mayo en 1940, durante unas obras de remodelación. En el centro el arco y el monumento de Daoiz y Velarde. (FOTO: Revista AFOROS)

arco-de-monteleon_1943_santos-yuberoFotografía de Martín Santos Yubero, (1903-1994), que muestra el arco de Monteleón en 1943, durante los trabajos de una de las muchos arreglos a los que se lo ha sometido. (FOTO: Revista AFOROS)

En el solar donde estuvo el Cuartel de Monteleón, se abrirían las calles de Ruiz, Malasaña y de Monteleón, se prolongaría la del Divino Pastor y se modificarían antiguas calles con nuevos nombres como Daoiz, Velarde, Dos de Mayo, etc., casi todos ellos, relacionados con los sucesos de 1808. También se crearía la plaza del 2 de Mayo, en cuyo centro se situó un monumento conmemorativo bajo la antigua puerta (restaurada) del cuartel. En la actual plaza, además del cuartel, también estuvo parte del Convento de las Maravillas y del que actualmente sólo se conserva su iglesia, la parroquia San Justo y Pastor.

maqueta-puerta-monteleon

Maqueta de la puerta del cuartel de Monteleón. (www.playclicks.com)


placa-dos-de-mayo

Del nuevo barrio y de sus casas, surgidas en el siglo XIX, habló la escritora Rosa Chacel en Barrio Maravillas (1976), en cuyas calles vivió durante algunos años. Del cuartel, como quedó dicho, sólo permanece el arco de entrada.Curiosamente, en torno a 1880, se construyeron en las proximidades de Atocha los cuarteles de Daoíz y Velarde, cuya puerta de entrada era también un arco. En 2003, las instalaciones militares, ya abandonadas, fueron recuperadas en parte y como estandarte del proyecto de rehabilitación se erigió el arco.
En la actualidad, doscientos años después de los episodios bélicos con las tropas de Napoleón, sobreviven ambos arcos.  Afortunadamente,  muy distantes en su uso al de sus primitivos orígenes.

monteleon

Referencias.-

MADRID HISTORICO

12 horas: La defensa de Monteleón (Madrid Diario).

Rebeldía en Monteleon (Público)

Mujeres contra el invasor (ABC)

Arco de Monteleón I  (Francisco Pezzi, en la revista AFOROS  nº 71)

Arco de Monteleón II (Francisco Pezzi, en la revista AFOROS  nº 72)

Libros Gratis Web

Chacel, Rosa
Barrio de Maravillas

TIMOTEO PÉREZ RUBIO (El País)

Read Full Post »

guarda-gitano-toni_obra_2008

Con el boom del negocio inmobiliario ciertas industrias auxiliares ligadas al sector experimentaron un auge cierto. Y entre ellas estaba el de la seguridad de las obras.  Esta actividad ya había sido ejercida por el colectivo gitano, que resurgió con fuerza en su desempeño durante los recientes años de bonanza de la construcción. A pesar de que vivimos una época de gran fijación-obsesión por la seguridad, y que se cuentan por  cientos las empresas que se dedican a este negocio, las obras han quedado en manos de los gitanos. Curioso asunto.

Los gitanos, que fueron caldereros y estañadores en el pasado,  en la actualidad se especializan en la chatarra y en la vigilancia de obras, como actividad laboral marginal, amén de otras muchas cosas.   Seguro que muchos de nosotros nos habremos topado alguna vez con una obra en la que había un tosco cartelón avisando de la presencia de un guarda gitano. Según se cuenta, si el promotor no acepta el pago mensual requerido por sus servicios, la construcción aparece sin materiales o incendiada.  La tarifa ronda los 1.300 euros al mes. El procedimiento para ofrecerse consiste en aparecer por las obras nuevas y avisar de lo que puede ocurrir si no le encargan la vigilancia. En caso de no llegar a un acuerdo, dicen, las advertencias se cumplen. En caso de ser aceptado, el vigilante planta su cartelón en la entrada de la obra y en algunos casos también la “bandera gitana“. Se habla de clanes familiares (¿primos?) dedicados a esta actividad y también de procedimientos mafiosos y de extorsión y amenazas. A pesar de ello, ellos defienden su proceder y justifican su actividad, como el Tío Castro, de Terrassa.

Hay gran cantidad de vigilantes, repartidos principalmente por Cataluña y Madrid, aunque  los hay por todo el estado. Cada cual con su peculiaridad y con su propio estilo guardés. “Guarda Jitano“; “Juarda Jitano“; “hay guarda jitanos; aquel que bajo el lema “hay Guarda Gitano, respetar” nos insta a la observancia de  no se sabe qué norma implícita en el sui generis imperativo , ni bajo qué condición; aquel otro que avisa que “ahi guarda gitano“; y también un polémico vigilante de una obra en Torrejón de Ardoz  (Madrid), que haciendo gala de sus expeditivos métodos extendió una tela a guisa de pancarta en la valla de la obra en la que advertía de su presencia haciéndose llamar “Gitano pego tiros“.

En la otra banda, encontramos el papel que los empresarios de la construcción tienen en este guíón de cine negro.
Se dice, se comenta, que en algunos casos los promotores negocian con los vigilantes para hacer frente al fenómeno real de los saqueos. Al  mismo tiempo, al no recurrir a una empresa de seguridad regularizada, se ahorran bastante dinero. Y, por último, es un buen método para deshacerse de dinero negro, tan abundante en el sector de la construcción, el cual es fácil hacer legal incluyéndolo en la contabilidad en cualquier concepto.

También se han dado casos de “contratación” ilegal de inmigrantes para labores de vigilancia, allá donde los clanes gitanos no llegan, como el recogido por la prensa en enero de  2008, en el cual un vigilante hondureño murió accidentalmente y la propiedad de la obra negó su relación con el vigilante aduciendo que se trataba de un mendigo. En fin, que en todas partes cuecen habas.

Read Full Post »