Cordelerías

calle-toledo-57_casa-vega_2008_small

Casa Vega, en el número 57 de la calle Toledo (Madrid), antigua jalmería fundada en 1860, que vendía enjalmas o albardas, aparejos para las bestias de carga. (FOTO: E. Fidel, 2008)


canamo-cuerdaLa cordelería es un negocio antiguo. Hoy se extingue como lugar especializado en la venta de cuerdas y derivados. Cuerdas, cordeles, bramantes, sogas, maromas, guitas. Artes de cáñamo, rafia, sisal (pita), yute, lino, esparto, ramio. Todas ellas , fibras naturales, cada vez menos utilizadas y difíciles de encontrar, sino es en las escasas cordelerías que aún sobreviven. En su lugar se extienden las, ya más que populares, fibras artificiales. Desde el pionero nylon, hasta los eficientes polipropileno, policarbonatos, poliamida, y poliéster, con los que se elaboran resistentes y ligeras cuerdas para todo tipo de usos.

El aspecto añejo y algo desvencijado de las antiguas cordelerías, ligado al pobre uso que las originarias fibras de procedencia vegetal tienen en la actualidad, se contrapone a la pomposa pose tecnológica de las nuevas tiendas de cuerdas, casi siempre ligadas al uso deportivo o profesional, en su apartado de seguridad laboral. Aunque siempre existirá la especialización de este tipo de comercio, la nueva cordelería aparece desligada por completo de la vieja imagen rural, vinculada a las actividades manuales.

Las clásicas cordelerías mantienen su oferta tradicional y se adaptan a los nuevos tiempos. Algunas, incluso, renacen y despuntan pasajeramente por los caprichos de la moda, relanzando viejos productos más propios de otro tipo de comercios.  Es el caso de Casa Hernanz, en el número 18 de la calle Toledo, que dispone de una amplísima gama de alpargatas. (Ver Alpargata en Wikipedia)

cuerdas

Cuerdas vegetales. (Foto de CatireBCN)

Cordelería Casa Hernaz, en la calle Toledo número 18, de Madrid. «Todas las fibras y grosores. Hilos especiales para macramés y manualidades. Redes de todo tipo.»  (FOTO: E. Fidel, 2008)

Cordelería Luís López, en Tafalla (Navarra). FOTO: E. Fidel, 2008.

cordeleria-ribo_small

Cordelería (Fábrica de cuerdas) Ribó, en Badalona.  FOTO: Chausson

3 opiniones en “Cordelerías”

  1. Hace muchísimo que no tengo que entrar (y eso ya es indicativo) en alguna de esas veteranas y simpáticas tiendas que aún pueblan la calle Toledo y sus aledaños. Sé de mi infancia y juventud que el olor del esparto al entrar me encantaba; se me antojaba acogedor, natural. Si a ello se le unía la variedad de los objetos que vendían, uno no se habría ido jamás de allí.
    Gracias porque, al hablar de ellas, me has traído —y supongo a muchas otras personas— ese olor que suponía perdido ya en los recovecos de mi «memoria olfativa».

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: