Antiguos Estudios de cine en Madrid

Dedicamos estas notas a hacer un breve recordatorio de algunos de los estudios cinematográficos que en Madrid hubo. A semejanza del Hollywood norteamericano y más afín a la Cinecittà romana, en Madrid se inauguraron, de forma desperdigada y sin la complicidad corporativa de crear una unidad espacial de trabajo, unos cuantos estudios de cine en los que se rodaron gran parte de las producciones españolas de los años 30 a los 60.

En 1933 se inauguraban los Estudios Ballesteros Tona Films y, en 1934, los CEA, edificados en el solar del antiguo Parque de Diversiones de Ciudad Lineal. También se inaguraron Cinearte, Roptence, Augustus Films, Chamartín, Sevilla Films, etc.

A modo de ejemplo, en 1935 se rodaba en Ballesteros Tona Film, producido por Atlantic Films La señorita de Trevélez, con argumento original de Carlos Arniches, y guión y dialogos de Edgar Neville, que dirigió también la producción.
La música corrió a cargo de Rodolfo Halffter y los decorados los diseñaron los arquitéctos Carlos Arniches Moltó y Martín Domínguez.
El reparto fue el siguiente: María Gómez (Florita de Trevélez), Antoñita Colomé (Araceli), Alberto Romea (Don Gonzalo de Trevélez), Nicolás Rodríguez (Numerario Galán), María Luisa Moneró (Carmencita Sánchez), Luis Heredia (Picavea), Edmundo Barbero (Tito Giloya), Juan Torres Roca (Don Marcelino), F. Freire de Andrade (Torrija), Jacinto Higueras (Manchón), Ramón Camarero (Menédez), Acario Cotapos (El pianista), José Martín (Un huésped), Guillermo Marckwald (Un alemán).


L
a información que a continuación sigue ha sido recogida por Ricardo y por Angel, en cuyo BLOG se pueden ampliar los datos que, de forma escueta, aquí se ofrecen.

Estudios Chamartín

Los Estudios Chamartin ( Estudios Buñuel de TVE ) estaban en la Avenida de Burgos nº 5. Fue un proyecto realizado en 1935 por Rafael Bergamín, uno de los más importantes representantes de la arquitectura racionalista española.
En 1959, Samuel Bronston adquirió los Estudios. Ahí se rodaron superproduciones como Rey de Reyes, Cincuenta y cinco días en Pekín y La caída del Imperio Romano.

Los Estudios Bronston de Madrid, en 1984 estaban cerrados y pendientes de la piqueta que los demoliese, para edificar viendas, dentro del Plan Chamartín que contemplaba la desindustrialización completa del área y la creación de nuevo suelo urbanizable. Pero, gracias al interés y a la acción de personas influyentes e interesadas en preservar las instalaciones y su uso, entre las que se encontraba Pilar Miró, se propició su adquisición por el ente público Radio Televisión Española (RTVE). El 12 de Septiembre de 1988 RTVE inauguraba los nuevos Estudios de televisión a los que se denominó como “el mayor plató de televisión de Europa«, con el nombre de Estudios Buñuel.  En la actualidad (2009) RTVE negocia la enajenación de la propiedad para la creación e viviendas, con lo cual el Ayuntamiento de Madrid daría por finalizado el proyecto de vaciado industrial en la zona. A los grandes estudios de décadas anteriores, como  Sevilla Films o CEA que ya habían desaparecido, se sumará en breve  la de los Estudios Buñuel, antiguos Estudios Bronston.


En esta foto de la Finca “El Recuerdo” , de los años 50, vemos el antiguo Edificio del Colegio del mismo nombre, y a la derecha se puede apreciar parte de las edificaciones de los Estudios Chamartin (Estudios Bronston y ahora Estudios Buñuel de RTVE).

Dibujo del proyecto de los Estudios Chamartín, 1933.

Estudios Roma

Durante los años sesenta los Estudios Roma, localizados en la antigua carretera de Irún, en el kilómetro 11,700 (actual carretera de Fuencarral a Alcobendas) , produjeron y rodaron un buen número de películas. En 1985 los Estudios Roma eran considerados los más grandes de España. Ese año el grupo italiano Fininvest, propiedad del magnate y político Silvio Berlusconi, adquirió la propiedad, de seismil metros cuadrados, por algo más de 600 millones de pesetas. Desde el año 1978 TVE mantenía un contrato con los Estudios Roma, después asumidos por Fininvest, para producir programas de televisión en sus platós. Durante ese periodo compaginó el alquiler de los platós con el doblaje y sonorización de películas. En enero de 1990 TVE grabó sus últimas producciones en estos estudios, que pasarían a producir en exclusiva para Telecinco a partir del 3 de marzo de 1990.

Estudios Sevilla Films

El actual Centro Comercial Alcampo , en Av. de Pio XII, nº 2,  albergó los Estudios de cine Sevilla Films. A decir de un cronista de la época Sevilla Films fué un cortijo en la corte de Madrid (la fachada de los estudios era la típica un cortijo andaluz). Hoy nos recuerdan la existencia de esos estudios las calles con nombres relacionados con andalucía , como Macarena, Triana , etc.

Estudios Roptence

Los Estudios de cine Roptence, cuyo edificio principal sigue existiendo todavía, se encontraban en la calle Principe de Vergara nº 86. El edificio, de tipología regionalista, albergó algún pequeño plató de rodaje  y otras salas dedicadas a tareas de orden técnico, pues esa fue su tarea principal. En la actualidad está ocupado por una congregación de religiosas.

Estudios Roptence, recién inauguradas sus instalaciones el 29 de junio de 1935

Augustus Films

En la calle Libertad nº 24, hasta hoy se puede ver el edificio en el que se encontraban los  Estudios de cine Augustus Films, que en los años 40 produjeron gran número de películas. Está totalmente abandonado y en  su fachada se adivinan los restos de unos viejos rótulos de los estudios de grabación discográfica que ocuparon con posterioridad las instalaciones.

Estudios CEA

Estudios CEA, 1945
Estudios CEA, 1945

Los Estudios de cine CEA ocupaban el espacio del Teatro-Circo, el Frontón y el resto de las instalaciones de ocio que se realizaron a partir de 1904 en la Ciudad Lineal de Arturo Soria. La parcela ocupada por los Estudios correspondía a la Manzana 89 en los planos de la Ciudad Lineal. Esta Manzana se encontraba entre las calles Condesa de Venadito, al sur; Rodríguez de Arellano, al norte; la calle Agastia, al oeste; y la calle Arturo Soria, al este. Era por esta calle por donde las antiguas instalaciones del Centro de Diversiones de la Ciudad Lineal tenían su entrada. Se inaguraron en 1933 con la presencia del Jefe del Estado, Niceto Alcalá Zamora.

(Más datos en Historias matritenses)

Estudios Moro

Muy cerca del puente CEA (Ciudad Lineal) , se encontraban los Estudios de Cine Moro. Se empezaron ha construir en 1965 en la Avenida de America con Calle Torrelaguna , lo que es ahora el Centro de Seguridad e Higiene en el Trabajo en la Ciudad Lineal. Por los Estudios Cinematográficos Moro de la Avenida de America, pasaron conocidos actores norteamericanos como Charlton Heston o Robert Taylor, que en estos estudios rodó su última aparición cinematográfica. Los Estudios Moro fueron uno de los mejores del mundo en realización de dibujos animados. Aquí se hicieron los famosos dibujos deLa Familia Telerín”.

Foto desde la Avenida de America , años sesenta, al fondo se pueden apreciar los Estudios CEA.

La Casa de Moneda de Xubia (A Coruña)

La Casa de Moneda de Xubia se había establecido en 1791 en Xubia, en la desembocadura del río Xubia en la ría de Ferrol (A Coruña), con el nombre de Real Fábrica Nacional de Cobrería, como fundición de cobre, con la finalidad de abastecer al Arsenal de la Marina de Ferrol, aunque no comenzó la producción hasta 1803. Fabricó moneda de cobre en diversos periodos entre 1812 y 1868.

La Casa de Moneda de Xubia fabricó moneda de cobre en diversos periodos entre 1812 y 1868.
Se había establecido en 1791 en Xubia, en la desembocadura del río Xubia en la ría de Ferrol (A Coruña), con el nombre de Real Fábrica Nacional de Cobrería, como fundición de cobre, con la finalidad de abastecer al Arsenal de la Marina de Ferrol, aunque no comenzó la producción hasta 1803. (Wikipedia)
El espacio destinado al complejo industrial se dividía en tres sectores: el de las fábricas; la zona de aprovechamiento hidráulico; y la zona de arbolado. Desde el inicio de la producción hasta 1809 fabricó planchas de cobre, para convertirse en fábrica de armas en 1809, recuperando poco después su función original.

Durante la Guerra de la Independencia contra los franceses realizó funciones de Casa de Moneda en 1811, debido a que la ceca encargada de fabricar moneda de cobre, la Casa de Moneda de Segovia, había sido tomada por los franceses que acuñaba moneda en nombre de José Bonaparte, hermano de Napoleón. De esta forma, la ceca de Xubia, en territorio libre de los franceses emitiría moneda en nombre del rey legítimo, Fernando VII.
En 1812 se acuñaron las primeras monedas de 8 maravedíes. En los años siguientes también se acuñaron monedas de 2, 4 y en 1824 de 1 maravedí.
En 1815 la Casa de Moneda de Segovia comienza la acuñar monedas en nombre de Fernando VII y la ceca de Xubia comienza a perder importancia, volviendo en 1819 a fabricar placas para los buques de la armada. Entre 1827 y 1835 se dejó de fabricar moneda, centrándose en la fabricación de hoja de lata.
En 1850 se realizó la primera moneda del sistema monetario decimal, que se había establecido oficialmente en 1848.
El 28 de agosto de 1850 cesó la fabricación de monedas en Xubia. Las últimas salieron de la fábrica en septiembre de ese año. No obstante, entre 1866 y 1868 se acuñan monedas de medio, uno, dos y medio y cinco céntimos de escudo. En 1868 es cerrada definitivamente (junto con la Ceca de Segovia).
(Wikipedia)

Imagen de la entrada principal a la Ceca de Xubia, al fondo (1870).Concebida como un conjunto cerrado, con el río por un lado y una muralla por el otro, el acceso principal estaba precedido por un portón flanqueado por dos grandes pilares coronados, a su vez, por sendos floreros de cobre. Sobre ellos se disponía un enrejado que sostenía una campana. El conjunto estaba coronado por el escudo real, de cobre, cuartelado con castillos y leones rampantes alternos, disponiéndose en el corazón la flor de lis, y todo ello enmarcado por toisón de oro con dos alas de águila extendidas. Tras el portón se abría una amplia explanada, la zona residencial, los patios de trabajo, los almacenes, fundiciones y las laminerías occidental (de «corte» y «cordoncillo») y las meridional y oriental (de «estiro»), organizados en una composición simétrica con grandes espacios independientes pero unificados en un sólo conjunto.

Las instalaciones

«Junto al río, aprovechando el fuerte caudal de sus aguas se encontraba el área de aprovechamiento hidráulico cuyo motor tenía un salto de agua de 200 caballos de fuerza que, en algunas épocas llegaba a alcanzar los 300 caballos.
Su disposición consistía en una presa que cortaba al río casi perpendicularmente, partiendo de allí un canal de conducción de aguas que iba casi paralelo al río. En la misma dirección del canal había un fuerte muro perforado por 4 alcantarillas que con sus compuertas correspondientes daban paso al agua o interrumpían su entrada en el canal, sobre este muro se construyó la llamada «Casa de Compuertas» con paredes de mampostería; pasada la «Casa de Compuertas», las aguas marchaban por el canal de conducción. La caja de este canal estaba abierta en la falda del monte teniendo, por tanto, un lecho y el costado izquierdo sumamente resistente y el de la derecha formado por un buen muro de sostenimiento de sillarejos; para el desagüe de este canal había, por el costado derecho, unos vertederos a 300 metros antes de la caldera; y así, el agua que salía por ellos servía para el riego de las fincas adyacentes al canal y el resto marchaba por un canalizo que vertía directamente en el río.

Vista parcial de las instalaciones de la antigua ceca de Xubia (Foto: Enrique F. Rojo, 2008) 

El canal de conducción terminaba en una caldera de depósito de aguas de 20 metros ancho por 24 largo y 2 metros y 50 centímetros de profundidad de la que arrancaban 5 canalizos: 4 en el costado Sur y 1 en el del Este, dividiéndose a su vez los 2 del centro del lado Sur en otros 2 más pequeños con cajas circulares, pudiendo dar así el servicio a 7 ruedas hidráulicas de 7 metros y 50 centímetros de diámetro, todos estos canalizos tenían sus compuertas de roble, los cuales se ponían en movimiento y hacían girar unos hornos sobre los que se enrollaban las cadenas que las sujetaban.
En el costado Oeste de las calderas se encontraban abiertos otros 2 canalizos, que conducían el agua sobre dos pequeñas ruedas de cajones, uno de ellos para el desagüe de la caldera, teniendo cada canalizo su alcantarilla especial, las cuales eran subterráneas, cubiertas de bóvedas de medio punto.
Todas las construcciones de este establecimiento estaban hechas con buenísimos materiales y en lo referente a las obras hidráulicas se aprecia que se hizo un exhaustivo estudio de la situación, condiciones de resistencia y forma general.

En lo referente al canal es imposible haber aprovechado con mayores ventajas el terreno que atraviesa. En los edificios se nota una muy buena cimentación: muros perfectamente construidos, cubiertas bien estudiadas y armaduras de muy buena madera que unido a la buenísima situación, conseguían que esta fábrica sfuera uno de los establecimientos más notables de España».
(Esperanza Casado Aguado, extracto resumen del Boletín General de Ventas de Bienes Nacionales, 1870)

Cese de actividad y venta en subasta pública

Con el cese de actividad en 1868, la Ceca de Xubia queda cerrada hasta el 11 de febrero de 1870 en que sale a la venta en pública subasta. Después de dos intentos, y no habiendo tenido postor, se sacó nuevamente a subasta para el día 19 de Octubre de 1870, fue tasada en 1.606.105 pts., cuya cantidad, reducida al 70%, arroja un total de 1.124.273 pts. y 50 céntimos, que sirvió de tipo para la 3ª subasta.

El 9 de Noviembre de 1876, D. Francisco de Barcón y Quevedo compra al Estado la Real Fábrica de Moneda y Cobrería de Xubia junto con toda la finca, instalando en ella una fábrica de hilados y tejidos, con el nombre de «Barcón & Cía.», inaugurada el 10 de Marzo de 1878.
El 19 de Febrero de 1928, el Sr. Barcón vende la fábrica a D. Dionisio Tejero Pérez, que funda la firma Galicia Industrial. El 1 de Enero de 1956,Galicia Industrial cambia de nombre al ser absorbida por la firma Dionisio Tejero,S.A. El 1 de Marzo de 1982 un grupo textil formado por:
Textil Santanderina , S.A., Vic Industrial , S.A., Gerona Textil , S.A. compran a Dionisio Tejero,S.A. la fábrica (en principio solo las instalaciones, y posteriormente el resto de la finca) y constituyen la actual Galicia Textil , S.A.

El 9 de Noviembre de 1876, D. Francisco de Barcón y Quevedo compra al Estado la Real Fábrica de Moneda y Cobrería de Xubia junto con toda la finca, instalando en ella una fábrica de hilados y tejidos, con el nombre de «Barcón & Cía.», inaugurada el 10 de Marzo de 1878. (FOTO, aproximadamente de 1900)

Molino harinero río Xubia (Ferrol), junto a la Casa de Moneda (1900).

Molino harinero río Xubia ,2008. ( Foto: Enrique F. Rojo)

Puente de Xubia (1900). En Neda desemboca el río grande de Xubia, al final de la ría de Ferrol. En sus márgenes, a finales del siglo XVIII se instaló la real fábrica de Cobrería. En 1873 el complejo industrial pasó a manos particulares y se transformó en una fábrica textil.

Puente de Xubia, 2008.  ( Foto: Enrique F. Rojo)

              

Dos monedas con la efigie del rey Fernando VII, de ocho y dos maravedíes respectivamente, acuñadas en la ceca de Xubia, entre 1816 y 1819.

Referencias.-
Esperanza Casado Aguado
La venta en subasta de las Casas de Moneda de Madrid, Sevilla, Segovia y Jubia (1866-1883)
Marzo, 2001
SegoviaMint

Wikipedia

Casa de Moneda de Jubia (Euromint)

JUBIA. 3ª SUBASTA. SUPLEMENTO ESPECIAL A LA GACETA DE MADRID.
-Núm. XXVI. 20 de Septiembre de 1870.
BOLETIN GENERAL DE VENTAS DE BIENES NACIONALES

Fábrica de Xubia

Tragedia aérea

Ayer ocurrió una tragedia en Madrid. No se me ocurre nada ingenioso para glosar con acierto y sin resultar pedante lo triste que son estas cosas que pasan a veces. Lo he sentido como un suceso muy doloroso. Ya sé que estos accidentes han de darse de cuando en cuando, por pura estadística, pero cuando ocurren resultan impactantes y tristes.

Hospital de La Latina

El Hospital de La Latina fue fundado, según Antonio Capmani y Montpalau, en 1493 por Doña Beatriz Galindo, «la Latina» y por D. Francisco Ramírez, su marido; si bien Mesonero Romanos fecha la fundación en 1512.

Fachada principal en la calle Toledo, esquina con la Plazuela e la Cebada, del Hospital de la Latina. La foto es de los últimos años del siglo XIX y en ella se observa su notable portada.

La calle Toledo a mediados del siglo XIX mostraba en su primer tramo un reducido caserío que, al amparo de la Plaza Mayor que funcionaba como centro de intercambio mercantil, estaba ocupada por tiendas de mercadurías y por habitaciones de alquiler para los viajantes.

  Habla Mesonero Romanos del poco interés arístico e histórico que ofrecía esta zona de Madrid en su época, con las excepciones de la Colegiata de San Isidro el Real, y el Monasterio de religiosas y    Hospital de La Latina.
El Hospital de La Latina fue fundado, según Antonio Capmani y Montpalau, en 1493 por Doña Beatriz Galindo, «la Latina» y por D. Francisco Ramírez, su marido; si bien Mesonero Romanos fecha la fundación en 1512. Estuvo dedicado el convento a la Concepción Francisca y destinado a estas religiosas, en el edificio que dejaron las monjas Jerónimas cuando se trasladaron a un nuevo convento.
Lo más notable del convento fueron su portada y la escalera, de estilo gótico flamígero, obra del maestro Hazan.
El edificio fue demolido en 1904 para ampliar el ancho de la calle Toledo y la portada se recuperó, presidiendo desde los años sesenta la entrada a la Escuela Superior de Arquitectura de La Universidad Politécnica de Madrid.

Fachada del Hospital de la Latina. (Foto: Charles Clifford, 1857)

Entrada al Hospital de la Latina. (Foto: J. Laurent, 1890)

Estampa de la entrada principal al Hospital de la Latina en torno a  1910.

En esta otra foto se ve la portada del Hospital de la Latina, demolido en 1904, que se encuentra  desde los años sesenta en la Escuela Superior de Arquitectura de la Universidad Politécnica de Madrid. (FOTO: Enrique Fidel Rojo, 2008). NOTA: Agrandando la foto se podrá ver un vistoso «añadido» en la ojiva de entrada…

Fragmento del Plano de Teixeira, de 1656, considerado el plano antiguo de Madrid más importante y representativo. En él vemos el Hospital de la Latina en la calle Toledo c/v a la Plaza de la Cebada.
Después de su derribo el solar se ocupó con edificios de viviendas y un teatro.

 

El  Hospital de La Latina se derribó en 1904 para el ensanche de la calle de Toledo. Poseía una escalera con baranda de dos tramos labrada en  piedra caliza. Se reconstruyó en la Casa de Don Álvaro de Luján. En la actualidad se conserva en el mismo lugar que hoy es sede de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, en la Plaza de la Villa. (Foto: J. Laurent, 1890)

Referencias.-
Capmani y Montpalau, Antonio
Origen histórico y etimológico de las calles de Madrid.
Ediciones Gullermo Blázquez
Madrid, 1986

Mesonero Romanos, Ramón
El antiguo Madrid
Asociación de libreros de lance de Madrid
Madrid, 1990

Gea Ortigas, María Isabel
El Plano de Texeira
Ediciones La Librería
Madrid, 1999

Documentos desconocidos del Hospital de La Latina
Cervantes Virtual

A Propósito de las mudanzas de la puerta de La Latina…
García-Gutiérrez Mosteiro, Javier

La escalera gótica de la Latina. Una joya inaccesible del antiguo hospital de la Concepción.
Guerra, Emilio
«La gatera de la Villa»

La Latina (extracto)
Ediciones la Librería

Lápices de colores

Hace algunos días hablé de la antigua fábrica de lápices Hispania de Ferrol. Su estado de abandono después de cerrar es triste y su aspecto, la verdad, induce al lamento. Supongo que somos muchos los que alguna vez hemos tenido entre nuestros dedos un lápiz elaborado en esta fábrica, pués muy abundante tuvo que ser su producción. Una de las marcas que fabricó fue Johann Sindel, nombre que pudo haber tomado por semejanza de la alemana Johann Faber (actualmente Faber-Castell), no se si como tributo o por resultar más comercial el nombre. Seguramente podría haber sido esto último. Sin embargo, parece que la verdadera historia, más verosimil que la posibilidad que he aventurado, es que la marca se debió al nombre de un técnico alemán que fue reclutado por la dirección de la empresa como jefe de taller en los años 30 de nombre Johann Sindel.
Por su valor simbólico, que excede con mucho el ámbito comarcal, la verdad es que esta fábrica merecería un mejor destino, diferente al incierto futuro que la amenaza.

El caso es que rebuscando entre «mis cosas» he encontrado una caja de cartón de la marca Johhan Sindel, de finales de los setenta o primeros ochenta. También hallé revueltos por ahí algunos lápices sueltos de A.W.Faber Aquarell 2145, éstos de finales de los años sesenta, bastantes gastados, por cierto. Toda una reliquia.
Escribo sobre este asunto porque después de leer unos apuntes de Miguel-Anxo en su BLOG me he empapado de su tono nostálgico y he recordado que tenía unos lápices de colores de cuando era pequeño que bien podían ser de la antigua fábrica de lápices de Ferrol. Efectivamente así ha sido y ahora me siento más tranquilo por haberlos encontrado. A veces, haciendo limpieza, cometemos torpezas irresolubles. Por suerte, esta vez no fue así.