La última casa obrera de la Guindalera

calle-eraso_guindalera.jpg

A principios del siglo XX la calle Eraso en el barrio de la Guindalera nacía como hoy en Francisco Silvela y moría en el campo. Hoy lo hace en la calle Camilo José Cela, que ya no es campo y que se dirige a la M-30. Hace más de cien años, que es el tiempo que tenía la casa derribada de la foto, la Guindalera era un suburbio madrileño que junto con la vecina Prosperidad, daba cobijo de manera desordenada a la inmigración campesina del interior de la Península. Debido a la escasez de viviendas y a su elevado precio en el centro de la ciudad, los inmigrantes y obreros madrileños optaron por asentarse en la periferia urbana, viviendo en áreas relativamente alejadas del centro y con un estilo de vida más cercano al pueblo que a la ciudad. A partir de 1860 algunas fincas de secano y huertas en la Guindalera y la Prosperidad regadas por el arroyo Abroñigal, comenzaron a parcelarse en una iniciativa de los propietarios de clara proyección especulativa. Las viviendas que se construían, levantadas por maestros de obras o autoconstruidas, eran por lo general de una sola planta y de aspecto semirrural. Constaban, a modo de ejemplo, de cocina, sala, gabinete y dos dormitorios. Ocupaban parcelas rectangulares, con pequeño jardín a la entrada y patio trasero. En otros casos la fachada estaba en línea de calle o camino y el jardín o huerta se situaba en las traseras de la casa. Su estilo era sobrio, con fachadas de ladrillo y reboco y sin concesiones artísticas.

casa-obrera-tipo-prosperidad.jpg

Los ejemplos de la fotografía (2007) -en la calle de Eraso- y del plano (1881) se corresponde con la tipología más elemental de vivienda obrera de la periferia madrileña, si bien en la casa de la foto las tres puertas y la ausencia de ventanas hace pensar que éstas hubieran sido eliminadas y substituidas por las primeras, quien sabe si con el fin de hacer tres casas de una. Al final, la foto más actual -2008- nos muestra el resultado de la lógica de los tiempos, que se impuso, de modo que la vieja casa ha dado lugar a un solar en el que el furor constructivo hará de las suyas. Algunos se embolsarán unos cuantos miles de euros y todos tan contentos. Ahí queda el testimonio de un barrio de cuyo pasado ya nadie quiere acordarse.

Es de resaltar el detalle de conservar el letrero con el número de la calle, el 32, que se ha adosado al muro de ladrillo. No sabemos si se trata de una iniciativa particular del albañil que lavantó la pared, en una muestra de celo profesional, o si por contra, se trata de una indicación proveniente de más alta jerarquía encaminada a ahorrar material, pués al fin y al cabo el muro acabará en un vertedero de inertes. El letrero seguro que es de hierro esmaltado, muy de la época y muy modesto.

55 opiniones en “La última casa obrera de la Guindalera”

  1. Enrique: No puedo menos de asociarme a la felicitación de Ángel por tu labor. Es una lástima que desaparezcan testimonios así; pero por lo menos, gracias a tu foto, esa antigua vivienda ha pasado a la posteridad, y vive para siempre. Me pregunto si sólo quedamos los tres para lamentar semejantes desafueros.
    Contentísimo de formar parte del «grupo».
    Un abrazo a los dos.

    Pablo

  2. Hola Enrique, Me uno a los dos anteriores: Gracias por tu blog, acabo de descubrirlo y es genial ver que qudan otros «pirados» a los que se les ilumina la cara al encontrar de frente y por sorpresa trocitos de un Madrid que está apunto de perderse para siempre pero que gracias a trabajos como este al menos quedará documentado. Un saludo

  3. GRACIAS Angel, Pablo y Atocha por los comentarios. Desde hace tiempo me asusta ver como se desprecia la memoria del pasado con la destrucción de lo más antiguo de las ciudades. Supongo que en muchos casos se requiere una renovación de los viejos barrios y que no todos los edificios son dignos de conservarse. La protección del posible valor histórico o arquitectónico de los edificios a veces es objeto de controversias y, mientras se llega a un consenso, éstos desaparecen para siempre a manos de ignorantes llenos de ambición y sin ninguna sensibilidad. Y qué decir de los propietarios enloquecidos por obtener la perversa plusvalía a sus propiedades que olvidan que quizás en esa casa de la que ahora se desacen nacieron sus antepasados… «No country for old romantic people», haciendo parelismo con el título de la película de los hermanos Coen de la que tanto se habla últimamente.
    Unsaludo.

  4. Y con mucha frecuencia, querido Enrique, en el mejor de los casos se salva sólo (cuando se salva: estamos hablando del mejor de los casos, o sea pongamos que no hablo de Madrid ni de media España…) el edificio de valor histórico o arquitectónico, olvidando (digámoslo así) que, junto al edificio singular merecedor de respeto y conservación, no son menos acreedores a tutela y mimo ambientes urbanos, formados por varios elementos que en sí tal vez no tengan valor singular, pero que juntos constituyen algo irrepetible y propio de una localidad determinada, de su historia y fisonomía.
    Gracias por suscitar en tu bitácora tan interesante tema.

  5. Creo que en general solo se salva algo cuando el edifcio tiene un interés artístico claro y evidente (O lo que es lo msmo por que sea «bonito y parezca nuevo») . El interés histórico, antropológico, urbanístico, contextual, testimonial, normalmente pesa poco en estas decisiones, con lo que al final tenemos ciudades «melladas» y huérfanas de memoria. Estoy de acuerdo en que hay que renovar los viejos barrios para dar a las personas que viven en ellos las comodidades que demandan, pero creo que siempre es conveniente, si se puede, conservar testigos del pasado. Lo unico es que puede haber gente que no quiera recordar los origenes de determinados barrios…

  6. que recuerdos mas bonitos de mi guindalera de micolegio del pilar en la calle pilar de zaragoza de mis antiguos amigos de la playa » plaza de san cayetano » de eso edificios pequeños pero acogedores de todas nuestras calles…… podia decir mas y mas la guindalera tiene una rica historia que se perdera con nosotros saludos para todos en especial a los de 60 70 años ……. abrazos desde francia……

      1. Enrique un saludo , te dire que no recuerdo el slogan que dices , seguramente la edad que no es la misma…. yo fui al colegio que estaba en san cayetano y y despues al colegio del pilar en la calle pilar de zaragoza , recuerdo el nombre de todos los maestros , don Victor,donAndres, don Ricardo, don Clarencio,don Emilio, don Pedro, año 1953 cuando sali del colegio, te podia contar muchas historias del colegio , yo vivia en agustin duran ….. soy pesado ale un saludo desde francia.

    1. Hoy he vuelto a ver esta pagina, he visto tu respuesta y te comento el primer curso al que acudí en el colegio del Pilar fué en el 59-60, pero aún conocí a don Ricardo, don Clarencio con su anillo, don Félix, don Andrés etc.
      he sabido que el colegio se cerró en el curso 78-79, porque he estado buscando fotos de aquella época y no encuentro ninguna, en fin tampoco quiero ser pesado pero poder contactar con alguien que ha estudiado en tu mismo colegio y que ha vivido en las calles en la que tu has vivido te llena de nostalgia, un abrazo
      Enrique

  7. Hola Luisín. Un saludo desde Madrid. Me parece estupendo que desde los esbozos de este BLOG rememores tu barrio y tus amigos. Es bueno no olvidar las vivencias con las que nos fuimos haciendo adultos, aunque cada vez vayan quedando más lejos.
    Hasta pronto, un saludo.

  8. Al ver esta casa y el plano standard de distribución, se me ha representado la de mis abuelos maternos en la vecina y cercana calle de Gomez Ortega. Era identica, recuerdo de pequeño, los conejos que tenían en el patio-corral trasero ,las dos habitaciones a ambos lados de la puerta de la calle , cuyas ventanas con la puerta enmedio configuraban la fachada. Murió en 1970-71 con la prolongación de la llamada entonces General Mola.
    Gracias Fidel por tu trabajo, ha sido inolvidable el momento que me has hecho pasar. Gracias.

  9. Qué tal, Raquel.
    El frente de la casa, con fachada a la calle Eraso, no creo que midiera más de diez metros. Lo más factible es que se tratase de dos viviendas, a las que les corresponderían cinco metros de fachada a cada una, con puerta y una ventana respectivamente. Las casas eran más largas que anchas, y antes de que construyesen en sus laterales sendos edificios, emparedándolas, entiendo que habría más ventanas por las que entrase la luz y se ventilasen los cuartos. Una vez derribadas, el solar deja intuir un patio (o jardín) y posiblemente un corral (que podría ser común), ya que las casas eran marcadamente rurales.
    El tamaño original, hablo siempre desde la suposición, no creo que fuese superior a los 50 m2. Este tipo de vivienda es también muy habitual en otros antiguos suburbios de Madrid como Prosperidad, Cuatro Caminos y Tetuán (que originalmente no pertenecia al municipio de Madrid), y las dimensiones medias rondaban lo señalado.
    Un saludo,
    Enrique.

    1. Hoy por casualidad he dado con este blog, en el que se comenta esta finca de la calle Eraso nº 32 hoy, antiguamente nº 48
      Para que la información sea más correcta le comento:
      En efecto era una casa obrera pero sobre todo porque ahí había un taller de ebanistería (el de mis tíos) yo nací en esa casa (1952). La finca estaba constituida por 9 o 10 viviendas aunque creo recordar que a la calle solo daban 4 viviendas, también había una tienda que era una cacharrería (hoy sería un todo a cien) y un almacén de la tienda de alimentación que había en la esquina que daba a la plaza (la tienda del Sr. Catalino), al lado y esquina a la calle Amorós estaba la carbonería del Sr. Pepe, su esposa la Sra. Pili que tenían dos hijos mi amigo Pepe y su hermana de la que no me acuerdo de su nombre, que me perdone, a continuación y hacia el canalillo estaba el almacén de maderas. Enfrente de la finca había una plazoleta que estaba delante de la vaquería. La verdad es que da pena que los sitios en los que has pasado tu infancia vayan desapareciendo, pero al igual que nosotros todo es efímero
      Un saludo

  10. Hola a todos.

    Buscando otras cosas, también relacionadas con viviendas en La Guindalera (una casa de esas antiguas que están «rehaciendo»), he encontrado este blog y estos comentarios. Os aporto algo de información sobre ese caso concreto: en el solar resulante del derribo, al fondo, existe aún una casita. No sé si formaba parte de un conjunto interior a la parcela, o qué; pero el propietario sigue viviendo allí, una vez derribada la fachada a la calle. (Por supuesto tiene alguna intención de venderlo para hacer pisos, pero no están los tiempos…) Si mirais desde Conde de Vilches un poco más arriba se ve.

    En la linea de esa vivienda, pero menos «obrera», desde luego, podeis encontrar en Maria Teresa 18 un ejemplo bastante bonito: 2 plantas, con patio interior, y «huerto» trasero (hay que verlo con foto aerea, y en QDQ). No creo que aguante mucho más.

    Un saludo

  11. Hola Javier,
    Gracias por tu comentario y te agradezco el interés. La verdad es que tanto la Guindalera como Prosperidad, barrios lindantes y que participan de un origen común, mantienen una estructura urbana compleja que está siendo revisada y rediseñada en los últimos treinta y tantos años. La norma es derribar las antiguas construcciones y levantar nuevas viviendas que eliminan radicalmente el recuerdo del viejo barrio. Recuperar, en lo posible, la memoria, es decir, la historia del barrio, es hacer historia de laciudad. Y en eso estamos. Y además, lo hacemos entre todos.
    Te dejo un enlace con interesantísimos trestimonios de un amigo del blog:
    https://urbancidades.wordpress.com/2008/11/17/recuerdos-de-la-guindalera/

    Un saludo,
    Enrique.

  12. Buenas a todos.

    Yo vivo justo enfrente, en lo que fue la panificadora eraso en su dia, y sufro dia dia las obras y cortes de la calle a diario. Ojala y se hubiese quedado como está, es una lástima.

  13. despues de un año saludos desde francia para todos ……. mi guindalera…… los de la guinda los de la guinda somos la .. que nos pario viva el pi.. que nos bendijo viva la madre que nos pario.. cantar la cancion saludetes para todos los viejetes.

  14. Enrique Acero, buenas noches que alegria el encontrar alguien de » MI COLEGIO» Don Andres clase 2, siempre vestido de negro, Don Ricardo clase 3, fumaba mas que una chimenea su señora fue maestra de un colegio en la plaza de San Cayetano » MI PRIMER COLEGIO «de Don Clarencio y su famoso anillo ni me lo recuerdes porque se me levanta el dolor de cabeza y con la regla terrible,Don felix clase peloton de los torpes….. Enrique te podia contar muchisimas cosas para la proxima vez …. saludos » cuanto me gustaria tener fotos del colegio……. todos los años cuando voy a Madrid una de mis visitas principales es mi » COLEGIO «…… que pesado SALUDOS Enrique.

  15. Buenas noches, me acabo de encontrar con esta pagina donde se habla de la Guindalera. Naci en el año 1970, me crie en la plaza de San Cayetano, entre en el colegio del Pilar en el año 1976, un colegio con profesores a la antigua usanza, como don Juan, don Julian….., dos años despues tuvieron que cerrar el colegio porque se caia de viejo. Yo vivia en la calle Ferrer del Rio, justo en frente de la parroquia de San Cayetano, donde existia un pequeño solar de tierra con unas tapias de entrada, donde nos tirabamos horas seguidas de juegos, hasta que el maldito ensanche de las calles se llevo el solar por delante. Recuerdos bonitos que me gustaria recordar, mi infancia, el barrio de la Guindalera.

  16. Pedro buenas noches te dire que fue mi colegio y sali en el año 1953 para trabajar , en la Calle Ferrer del Rio en la casa de enfrente donde San Cayetano » antes la entrada de la iglesia se hacia por la calle Ardemans » tenia mi amigo de colegio que se llamaba Mariano » muchos años pero los recuerdos perduran …… Pedro un saludo desde Francia.

  17. Muchas gracias por el blog. Es muy interesanta, con artículos muy bien trabajados. A ver si es posible que pongáis algún artículo más sobre la Guindalera, ya que es difícil encontrar información sobre la historia de la zona.

  18. Por casualidad he entrado en esta pagina, en que se comenta asuntos y vivencias del barrio de la Guindalera, yo nací en el año 1952 y con 10 años fuí al colegio el Pilar de la calle Pilar de Zaragoza, tuve profesores como D. Ricardo, eterno fumador, con sus tertulias sobre la pesca practicada en su tierra natal, D. Franco, D. Eligio….He leido los comentarios de Enrique Acero, me han hecho volver a mi infancia, a los partdos de futbol en «la playa» despues de clase, de las partidas de futbolin en los billares tambien de la plaza, mis garbeos por la calle Eraso hasta llegar al canalillo para intentar pescar a mano algún barbo o cabezón, en fin, multitud de recuerdos que se me agolpan.

    1. Hoy he entrado otra vez en esta página, hacía bastante tiempo que no la visitaba, y hoy me llevo la grata sorpresa de ver que hay nuevas entradas. Entre ellas está la de Mariano Sánchez. Mariano, creo que por lo que cuentas, es muy posible que hayamos sido compañeros de clase ya que yo también nací en 1952, mi primer año en el “El Pilar” fue el curso 1959/1960 y el profesor que me dio clase ese año fue D. Eloy (todavía guardo la cartilla de escolaridad), aquellas formaciones que nos obligaban a hacer en el patio y nos acordamos de los profesores pero como no acordarnos del Sr. Felipe (el conserje). En fin aunque te invade la nostalgia es muy agradable recordar, junto con otros, aquellos momentos tan lejanos y por otro lado inolvidables. Un saludo a todos.

  19. Después de mucho buscar, encontré un blog donde se está hablando del que fué mi barrio durante 23 años y del colegio donde estudié. Me impresionan los comentarios de esos «jovencitos» que lo frecuentaron (el colegio) antes que yo, y que lo relatan con tanta nostalgia y agrado. Yo viví, al principio de la calle Martínez Izquierdo, y lógicamente acabé en el colegio El Pilar, ya en su etapa final, ya que cuando cursé 8ª curso, el centro se cerró, ya que el pobre estaba que se caía a trozos, de hecho si recordaís el patio, donde hacíamos nuestros mas o menos afortunados pinitos en el mundo del futbol, en la puerta que daba al patio estaba cubierta y tuvieron que poner andamios, debido a que el paso del tiempo estaba haciendo mella y corria riesgo de derrumbe. Recuerdo con mucho agrado a muchos de mis compañeros de clase, de los cuales ahora en la actualidad, aún conservo la amistad de uno de ellos, pues tengo 46 años. También recuerdo muy bien a los dos conserjes que pasaron por allí en esa época, el señor Felipe, que acabó por irse a un colegio femenino en la calle Alonso Heredia, y al señor MIguel, muy atento con los crios, que si no recuerdo mal vivían en la casita que estaba situada en el mismo recreo. Y como nó, al primer director que recuerdo, y que tuve de profesor en 2º, don Blas, también recuerdo a don Mariano, de 1º, a don Juan, don Julio, el asturiano, don Gonzalo, ya en la parte final de mis estudios y como no, al que fué último director del centro, don José, quien también fué mi profesor. Recuerdo también gran parte del barrio, a parte de «la playa», donde jugaba con mis amigos, y todas las calles de la zona. Cosas de la vida, trabajé en un laboratorio dental en Marqués de Ahumada, una calle que finalizaba en el canalillo, donde estaba el vivero, Jardín de Sala, hoy desaparecido. Luego pasé por otro laboratorio dental en la misma calle Eraso, al lado de la panificadora, y otro en la calle Amorós, todo en el mismo barrio. Ahora, estoy en Vigo, llevo aqui desde los 23 años. Pero cada vez que voy a Madrid, unas 3 0 4 veces al año, tengo visita obligada, a donde? a mi Barrio. Un saludo a todos.

  20. Hola a todos. Una amiga me ha pasado esta dirección y me ha hecho mucha ilusión ver la fachada de la calle Eraso 32, antes 48 porque allí vivió mi abuela, yo´conocí a los Capdevila con su taller de ebanistería y sus perros que me daban terror, yo era la nieta de «la Pepa». Por referencias conocía a los profesores, del Colegio del Pilar, de mi hermano: Don Ricardo, Don Eligio…, mis padres tenían cierta amistad con los conserjes, el Sr. Felipe y su esposa Juanita, su hijo mayor fue mi primer novio, jajaja me contaba cuentos sentados encima de un pozo creo recordar en el patio. Recuerdo la tienda del Sr. Catalino y su hija. Elvira, también la vaquería y los juegos en la calle que teníamos que dejar si por casualidad pasaba algún coche. Yo sigo viviendo en la calle Eraso, por el mercado, que debe ser lo único que no ha cambiado del barrio. Muchas gracias por hacerme recordar tiempos de mi niñez tan olvidada ya.

    1. Begoña: Hacía años que no entraba en la página, hoy he entrado y veo con placer que empiezo a tener noticias de personas que compartieron mi niñez. Soy Enrique nieto de Gregorio Capdevila que era sombrerero, Con tu hermano, el nombre no recuerdo ¿quizá Fernando?, fuimos mi hermano y yo a las colonias de Sigüenza, creo recordar que fuimos en el mismo compartimento y se nos rompió la persiana de la ventana del tren. Tu abuela vivía en la casa que hacía esquina tenía palomas, creo recordar.
      En fin me ha sido muy grato poder recordar a personas que fueron parte de mi infancia

      1. Ese canalillo lo recorríamos mi hermana mayor y yo, a veces íbamos desde Lopez de Hoyos, donde tomábamos el bus 9 0 el 40 hasta el pinar, entonces si que era un auténtico pinar, alquilaban bicicletas, la gente se llevaba sus meriendas. Nosotros lo recorríamos a pie, metiendo las piernas casi hasta la rodilla, cogíamos ranas o renacuajos, y así hasta llegar a la Plaza de Castilla. El colegio del Pilar…. mi hermano pequeño, rip, fue allí. Creo que el director era Don Pablo que tenía dos hermanas las cuales regentaban una academía de taquimecanografía en la colonia del Pilar. Que recuerdos , las tormentas de verano y las golondrinas que volaban en bandadas después de que hubiese escampado. Nosotros fuimos sl colegio de Santamarca, luego a uno que lo llevaban dos hermanas, siniestras, privado, las recuerdo como dos urracas, de negro. El cole se llamaba ……… de la Inmaculada, no recuerdo más. Y el Cristobal Colón, en la calle Eugenio Salazar. Según escribimos aquí, el tiempo parace detenerse verdad ? y sin embargo no, no lo hace, tic, tac, tic, tac. y cuando te quieres dar cuanta, Ya tienes 65 años, más o menos…. Duele un poquito ver cómo se nos va el tiempo y con él tantas cosas queridas. La GUINDALERA; Allí, en lo que debió ser una tienda de comestibles , carbonerçia o similar, hace años tiene su taller de cerámica una gran artesana Resu Labrador. Me encantaba caminar por ese laberinto de callles, donde me sentía a salvo, y adónde están los guindoS? me preguntaba yo? jeje yo vaía moreras, las famosas moreras que manchaban el suelo de las calles de este barrrio tan entrañable con su dulce jugo, algunos comíamos unas pocas, y además las hojas para los gusanos de seda… Ay!!!! Allguien recuerda la tienda minúscula de cambio de tebeos y novelas, y de venta de lejias, jabones y estropojos, la chica joven que lo llevaba se llamaba Chelo, la tienda estaba situada en Eugenio Salazar, sigue allí, casi tal cual, esquina a López de Hoyos, solamente que reconvertida en una tienda de abalorios para collares., etc. etc. Creo que en la Plaza de San Cayetano ponían en verano siempre un puesto de melones y sandías. El mercado segúi funcionando hasta hace poco.

        Muchos besos a todos, nostálgicos todavía jóvenes. Sígamos manteniendo ese espíritu de querencia con nuestro barrio, y no dejemos que la nostalgía nos deje una fea pátina de polvillo antipático en la cara. Somos todavía muchos los de aquella época los que seguimos recordándole y estamos estupendos…

        Nerea

      2. Qué recuerdos tan bonitos Begoña, yo recuerdo la vaquería de la calle Malcampo esquina a Eugenio Salazar, que era donde yo vivía. Y, creo, que otra en la calle Constancia..
        ¿ Me pregunto si el recordar y llenarnos unos minutos de nostalgía, cuando ya no somos niños, y si bien aún en buena edad para disfrutar de muchas cosas, ya vamos camino de » Villalvieja» como decía mi madre, rip, será bueno???? No lo sé, pero carño, amor y querencia de la buena si que lo son.

        Nerea

    1. ¡ Que sorpresa tan grata encontrar este blog. Viví en la Prosperidad calle Eugenio Salazar 26, con mis padres y mis herman@s, desde que tenía unos meses hasta mis 18 años, que fue cuando nos traladamos a otro barrio. Todos mis recuerdos de niñez, adolescencia y primera juventud están en este barrio tan estupendo y tan querido para mi. Mhermano pequeño nació allí, y al morir, aún siendo aún relativamente joven, hace casi tres aós, yo ya no he podido volver. Me mata la tristeza. Mi primer cole y el de una de mis hermanas fue el Santamarca, de monjas, luego uno que estaba en la misma calle, cuyo propietario era un tal D. Laureano, que en paz descanse, pero utilizaba la regla a destajo. Más arriba habia un colegio que regentaba un cura, temido por su drestreza al repartir bofetadas: el padre Amalio. Mi madre iba a comprar al mercado de la Prosperidad que sigue en pie. Mis hernanos mayores, que me llevan 14 años ( tengo 63) me cuentan que cuando fueron a vivir a esa casa, en 1051, el mercado aún no existia, y habia una especia de mercadillo al aire libre. Mi hermano fue bautizado en la iglesia del Sagrado Corazón de Jesús, próxima al cine Lopez de Hoyos. En esa iglesia hice yo la comunión y se casaron mis hermanos mayores. Había una lechería, la de la Srª Cándida, una casucha justo al lado donde vivía una anciana, o así la considerabamos, apodada » La Tia Perrera», viviía con muchos gatos y era trapera o algo asi, algunos niós decían que era un bruja, pero doy fe que no era así, porque un día, a pesar de mi miedo, entre en su casucha y no me hizo nada malo, ja, ja, . En la calle había una carbonería, una tienda de ulramarinos , la de la «Desi», una mujer soltera, de Burgos, que despachaba los huevos a medias docenas, incluso menos, y los envolvía en un cucurucho de papel de estraza. Las madres te enviaban a comprar cuarto y midad de lo que fuera, por ejemplo azucar moreno, que era más barato. Era la típica tienda de barrio, donde el bacalo seco colgaba de unos pinchos, con muchos sacos de legumbres, barreños con encurtidos y todo tipo de latas. En la cercana calle Marcenado o Mantuano no recuerdo bien había alpargaterías, que también vendian tiestos, cacharros y objetos de barro. En mi calle, en la esquina con Matilde Diez, existía una tienda de hielo, los niños íbamos a comprar el hiego por barras o medias barras con un cubo. Naturalmente había cacharrerías,chamarilerias y chatarrerías, donde ibamos a vender desde los periódicos viejos, pasando por cascos de bebidas, hierros, borra de colchones, en fin, mucho antes de que existiera el concepto de «reciclaje» existian estos establecimientos, que a mi me fasdinaban y los traperos, que pasaban en un carro tirado por un burro. He conocido los basureros que iba con carros también y una mula o burro. La portera recogía la basura de los pisos, y se los dejaba a el en la puerta. En la calle Mantuano había una biblioteca popular, muy bien organizada, y en la sección de niós que estaba en la segunda planta, la o las bibliotecarias organizaban bailes populares y en Navidad. No faltaba la típica bodega, donde ibamos los niñ@s a comprar vino, gaseosa ( La Casera o La Revoltosa, y creo rrecordar que había una marca que se llamaba EL Laurel de Baco. Existió una centro de enseñanza para hijos de falangistas, lo que hoy es un centro cultural, antes se llamaba Nicolás Salmerón. El cine Morasol, al igual que el Covadonga y el mencionado López de Hoyos, con sus sesiones dobles y Nodo, ha sido donde se inició mi amor por el cine, En la cafetería llamada La Santanderina, iba mi padre a tomar café. También en mi misma calle había una tiendecita donde vendín jabón, estropajo,chuches y cambio de tebeos, me encanta el recuerdo, fueron los antecesores de los videoclubs pero en tebeos. En 1964 se casó una de mis hermanas mayores y lo celebro en La Ostreria, una cervecería-marisquería que fue el primer sitio que yo recuerde donde vendían pollos asados para llevar, justo a una papelería donde casi todos los chavales ibamos a comprar los libros del cole. mencionaré el Ateneo Politécnico, el Padre Claret, y otros que no recuerdo…. en fin, en ese barrio, me enamoré por primera vez, con ese amor puro, platónico e inolvidable, de los 9 años, de un vecino. Los chic@s del barrio ibamos a robar flores a la colonia del Viso o de la Cruz del Rayo. Cogíamos el tranvia y luego bus, 9 o 40 hasta el Pinar de Chamartín, que entonces era un auténtico pinar donde se solazaban los habitantes del barrio con sus meriends, porrón y manta incluido. Allí fueron a vivir muchos americanos de la Base de Torrejón de Ardoz, en la cololina del Viso vivieron varios oficiales. Para terminar, la plaza Moré, o de José PIernas, plaza que tuvo el honor de tener la última farosa alumbrada por queroseno , hasta hace unos 20 años. Recuerdo perfectamente el hombre que venía a alumbrarla, como recuerdo al barquillero, un señor jorobado que venía a vender manzanas acarameladas …. Los puestos de horchata y helados en la calle, los merenderos donde veraneamos tantos niños madrileños, con la cena que la madre preparaba envuelta en un mantel, platos y toda la parafernalia, se pedían bebidas y una ensasala. Los niños podíamos deleitarnos con la deliciosa bedida de Zarzaparrilla, antes de que la Cocacola nos invadiese. En fin, disculpad si me he extendido, siento los herrores ortográficos, mi omisión de tildes, pero he ido desgranando recuerdos de una parte de mi vida que nunca desaparecerá sino hasta que me llegue la muerte. Aún me considero joven con mis 63 años recien cumplidos, me conservo joven y tengo marcha, pero.. ! madre de dios! con tanto como ha cambiado todo…. siendo de una generación que ha conocido las neveras de hielo, las fresqueras en la ventana de la cocina, y …. todo lo que he mencionado anteriormente, miró atrás a veces, eso si, sin ira, como el título de la novela, e intento que la nostalgia no me venza. Se me han ido muchos seres queridos… pero mi barrio, aunque he vivido en bastantes y de otras ciudades y paises, es LA PROSPE. Un enorme abrazo a todos lo que leeis y compartís estos recuerdos y el carió entrañable por un barrio que fue sencillo pero estupendo, y aunque ha cambiado, conservado el aire de barrio, aunque, como he mencionado antes , ya no puedo visitarlo. Mi felicitación al creador del blog.
      +

  21. Quiero pedir disculpas por los múltiples errores ortográficos del texto que deje ayer en el blog sobre «mi barrio» de La Prospe..ridad ( siempre será mi barrio, aunque haya vivido en otros muchos). Lo escribido recien salido del horno ( el de lo nostalgia, donde se cuecen los recuerdos y se hornean, eso sí yo nunca permito que se me quemen). Tengo la mala y absurda costumbres de no releer lo que escribo, y no utilizo el corrector del Word. Creo que es porque, si lo releeo lo borraría. Ayer, por una de esas cosas que nos trae la bruma de la nostalgia, busqué «mi casa», la que fuera mi casa, la de mis hermanos y por supuesto la de mis queridos padres. Y la encontre, en El idealista, no mi piso, pero si la de dos pisos más abajo. Alquilan habitaciones… la recuerdo perfectamente por la facha, la terraza, las ventanas. todo, todo, podia reconocerlo. La finca se construyó en 1950. A veces recordar duele, pero es parte de nuestra vida, Saludos.

      1. Hola Enrique Fidel. Hoy he recibido por primera vez un correo vuestro y me he alegrado mucho y, ya ves, cosas de los duendes de la Red, que saben más que los ratones coloraos, pero en metafísica, hoy era un día en que lo necesitaba y mucho y, mira por donde, abro mi correo electrónico y me encuentro con el citado mail, y me ha retrotraido a mi infancia y juventud, y a mis seres queridos. Te agradezdo que hayas incluis mis recuerdos, lo que siento es que está mal redactado y con múltiples faltas de ortografía, qué verguenza! pero.. lo que os comentaba, empiezo a desgranar recuerdos y no me paro mucho en pensar, me dejo llevar. De nuevo quiero dar las gracias por este estupendo blog, para que luego digan algunos que los madrileños no tenemos apego a Madrid, dá igual de donde provengan, Madrid acoge a todos. Yo nací aquí, en el Foro, y mis padres también y desde luego no ejerzo ni de madrileá ni soy chula como nos dicen por ahí, castiza si, y la Prospe es , sigue siendo mi barrio querido. Cierto que ha perdido bastante su aire del barrio que conocidos las personas de mi generación, mas o menos de 1950, aprox., pero si se tienen ojos para ver y se mira y se quiere descubrir ahí están. Saludos a todos.

  22. Hola nostálgicos como yo de una época y barrio que perdurara en nuestro recuerdo siempre.
    Me llamo Francisco (Francisquin ), en aquella época, Que recuerdos, nostalgias y felicidad al encontrar, por fin, personas que han vivido mis vivencias y recuerdos, cuando nos pasábamos en la calle todo el día con las pandillas de chicos y chicas de múltiples edades
    Yo vivía en Antonia Ruiz Soro 35 en uno de esos hotelitos, como los llamaban hasta que lo derribaron en los años 70, que coincide exactamente con los que habéis expuesto, para construir un nuevo edificio que en la actualidad vive mi madre con 90 años
    Por supuesto que recuerdo el canalillo, el colegio de El Pilar al cual fui en la época del 60 al 70 y recuerdo a todos los que habéis nombrado, en especial al Sr Felipe, pues me cortaba el pelo en el patio en el cual hemos pasado nuestra niñez, recuerdo las acacias y la fuente con la pila de mármol para saciar la sed y por supuesto tengo la foto de curso que nos hacían cada año en el patio
    También recuerdo la Plaza de San Cayetano con la librería donde comprábamos los libros (enciclopedia Álvarez), cuadernos, lápices ,etc. para poder hacer frente al nuevo curso que aun hoy existe.
    La plaza donde estaba la lechería, el hijo pequeño era compañero mío de pupitre, ya no recuerdo su nombre, solo recuerdo el hedor que desprendía a vaca y sus sucedáneos
    Y que me decís del Guarda del Canalillo, con su bastón, lo que nos hacia correr al vernos intentando cazar ranas o renacuajos.
    En la zona del Parque de las Avenidas que estaba en construcción,, la calle Boston, la piscina publica que teníamos para el verano.
    La Solana, bar que estaba en El Parral, con sus jardines para jugar a La Rana.
    Dispongo de algunas fotos personales y otras sacadas de internet, si alguien esta interesado se las envió.
    Yo también he intentado buscar alguna foto de nuestro colegio, pero ha sido imposible, pienso que alguien tendrá alguna en sus fotos personales

    Un abrazo a todos
    Francisco

  23. feliz año 3014 a todos, que sigamos con fuerza y con nostalgia de las que no duele recordando a nuestro querido barrio de la Prosperidad y de La Guindalera. Salud a todos.

  24. lo siento, me he saltado un siglo entero, mils añosssss! en mi felicitación de arriba, naturalmente quise escribir 2014, pero quien sabe, igual … al paso que va la ciencia…. como decía Don Hilarión, el personaje de La verbena de La Paloma » hoy las ciencias adelantan… que es una barbaridad»,, de nuevo salud, amor y mucho humor.

  25. Hola a todos. En la foto solo se ve la mitad izquierda de lo que era la finca. La mitad derecha que pertenecía a la familia Capdevilla, se vendió y la derribaron en el año 2000. En Marzo 2008, el ayuntamiento nos dió a los demás dueños 15 días para derribar el resto ya que estaba todo en muy mal estado y era peligroso para los viandantes. Solo se salvaron 2 casas de las 4 que había en el patio interior. La casa de la fachada la construyó en 1908 una pareja (Rafael Mirabet Chao y Rosa Oro Ferrer). Más adelante se construyeron 4 casas adosadas en el patio. Esta pareja no tuvo descendencia y lo legaron todo en herencia a varios sobrinos y a una amiga. Las medidas de la finca entera ya que lo habeis preguntado, son 16,72m de ancho (fachada) por 27,86m de largo. La puerta principal roja burdeos en la foto daba a un pasillo de 1,60m de anchura seguido de unas escaleras (ya que hay un desnivel de 3 metros), llegaba dicho pasillo hasta el final del patio y era común a todos los dueños. También había un pozo y una fuente para uso de todos. Del derribo, solo pude recuperar el número de la calle que volví a poner en el muro de nueva construcción, la placa con el nombre de la calle, algunos ladrillos que reutilicé para una nueva escalera y el primer peldaño de la entrada que es de marmól y que he convertido en mesa. En la parte que se demolió en el 2000 había una flecha azul pintada en la pared que no era de tráfico sino que indicaba la dirección de los refugios anti aereos de cuando la guerra civil, cuya entrada estaba en el solar de al lado, la panificadora (Eraso, 34). De hecho, cuando demolieron la panificadora para construir el edificio actual, tuvieron problemas al excavar para hacer el parking, tuvieron que parar la obra y no sé si lo destruyeron o si solamente lo taparon rápido con hormigón para evitar que se presentaran arqueólogos o curiosos, he oído decir que esas galerías subterráneas llegaban hasta la plaza de toros. llevo desde 1990 viviendo aquí, al fondo de esta finca cuyos escombros he convertido en jardín con el consentimiento de los demás dueños y espero que sea para muchos años.

    1. Pedro, hacía años que no accedía a esta página y veo que me das, en este comentario, información que no conocía a pesar de que yo nací en esa casa. soy de la familia Capdevila y a ser posible me gustaría echar un vistazo a lo que queda del sitio en que nací. Sin otro particular. Un cordial saludo

  26. Hola Enrique, cuando yo llegué aquí en 1990, todavía vivían y trabajaban en una carpintería ebanistería que había en el patio, los señores Capdevilla que serían o tu padre o tu tío. Eres bienvenido cuando quieras visitar la finca.

    1. Pedro buen día, hoy vuelvo a esta página y leo con agrado tu invitación la cual tomo, aunque no se en que momento podre, trabajo de noche en López de Hoyos y salgo a las 08:00. no vivo en Madrid, encima estoy de baja pero, de verdad si me es posible aceptare tu ofrecimiento. por cierto los hermanos. Capdevila, Enrique y Gregorio, son mis tíos.

  27. Buenas tardes a todos. Hace dos días leí este artículo tan interesante, al igual que los comentarios de cada uno de Uds. Quiero pedirle, a quien quiera ayudarme y quiera, si me puede aportar más datos al respecto; tengo una publicación que lleva mi apellido «Eraso» y será maravilloso que pueda publicar ampliando sobre el mismo.
    Muchas gracias. María Victoria Eraso, Rosario- Argentina.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: