Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 3/02/08

calle-de-california_letrero.jpg

Placa calle de California

Recientemente recorrí lo que queda del viejo barrio de Adelfas o “Las Californias” “formado por unas cuantas calles -Játiva, Barrilero, Seco, El Cafeto- maltrechas de casas bajas y algún edificio de viviendas, entre el puente de Pacífico y el de Vallecas, en el distrito de Retiro, un barrio que es conocido como Las Californias, por la calle que le sirve de columna vertebral”. El barrio, bastante degradado en su momento por la falta de mantenimiento de los edificios y por el bajo nivel adquisitivo de sus moradores, en la actualidad se ha convertido en un erial a causa del derribo de casi todas las viviendas y de algunas zonas que tuvieron un uso industrial.
calle-california2.jpg

Barrio de “Adelfas” en pleno proceso de derribo, a finales de 2007. (Foto: Enrique F. Rojo, 2007)

Un Plan de Reforma Interior (PERI) proyectado en los años 80 por el Ayuntamiento de Madrid ejecuta la demolición de todas las casas e industrias para convertir el área en una zona residencial de 89.000 metros cuadrados, de los que más de la mitad ya han sido construidos. El área limita con las nuevas infraestructuras que el ayuntamiento crea en el entorno de la Avenida Ciudad de Barcelona. Entre todo el marasmo producido por los derribos, que le dan a la zona un aspecto de devastación bélica, se han producido las correspondientes okupaciones de los edificios que aún están en pie, cuyos protagonistas conviven con los operarios que levantan los nuevos edificios, viviendo, ahora si, en unas condiciones infrahumanas.
calle-california1.jpg

Barrio de “Adelfas” en pleno proceso de derribo, a finales de 2007. (Foto: Enrique F. Rojo, 2007)

 ****************************************************

NOTA (febrero de 2018): La remodelación del barrio de Adelfas ha supuesto un cambio radical de la zona. El derribo de las antiguas construcciones ha dado lugar a nuevos bloques de viviendas y a la reordenación de los viales. Junto a la corrala se levantó el Centro cultural Luis Peiró-Las Californias, inaugurado en 2008. La falta de presupuesto, agravada por la crisis económica de 2007, mantuvo parado el proyecto de rahabilitación del antiguo edificio. Finalmente, en 2015-16 se ejecutó el proyecto. Actualmente el espacio lo ocupa el Centro Social Seco, asociación vecinal con vocación cultural que, desde 1991, funcionaba de forma autogestionada en el barrio de Adelfas.

La corrala de Las Adelfas

En una de estas calles, en Luís Peiró, se encuentra una interesante y desvencijada corrala. En una foto de Angel, del Blog El Angel de Olavide –de 2006- , aparece el edificio cuando aún estaba habitado. En la actualidad, delante de los corredores de la corrala el Ayuntamiento ha construido un edificio de atención a “mayores” que lo camufla e impide su visión desde el otro lado de las vías del tren que conduce a Atocha y desde la calle Acanto que se eleva por encima de las vías, lo que ha hecho que la corrala haya dejado de existir a los ojos de los ciudadanos.

Imagino que la rehabilitación de la corrala se llevará a cabo -según parece existe el proyecto de convertirlo en parte del complejo de servicios ya construido-, pero si no fuera así, y la demolición fuese su destino, no nos daríamos cuenta del despropósito. Habrá que estar atentos. Junto ala corrala, en el solar dejado por la fábrica de aceites Barón de Velasco, se construyen ya varios grupos de viviendas, en una zona con un fuerte componente especulativo.

Corrala de las Californias, 1986

Corrala de las Californias, 1986, en el cerro de la plata. (Foto: Archivo Memoria de Madrid)

Las corralas en Madrid

Las casas de corredor y las corralas, viviendas típicas de los barrios populares madrileños van desapareciendo poco a poco del corazón de la ciudad, expulsadas por los nuevos aires y por el ansia devoradora de la piqueta especulativa. Durante los siglos XVII, XVIII y XIX supusieron una airosa pero antihigiénica solución a los problemas de la vivienda. Madrid crecía con la llegada masiva de mano de obra del campo, menesterosos y buscavidas y las corralas daban cobijo a una población que vivía hacinada con los pocos recursos de que disponía. No obstante, constituyen el tipo más castizo de edificación popular madrileña, testigos mudos de un periodo histórico de la ciudad.

Cento cultural Las Californias

Centro cultural Las Californias, con la corrala rehabilitada y adaptada a un nuevo uso. (Foto: Google Maps, 2017)

Su expansión se produjo de modo especial a raiz de la construcción de la cerca de Felipe IV, en 1625. Esta cerca aprovechaba murallas anteriores y construcciones anejas, de modo que con portillos con cierre, muretes y cualquier tipo de escollo se creaba el cerramiento de la Villa. Al parecer el motivo de su construcción se debió a un brote de cólera originado en el valle de los Pedroches, que con el cierre de la ciudad protegía a la Corte del posible contagio que podrían llevar el continuo trasiego de transeuntes. Hasta el año 1868, en que se derribó definitivamente la cerca, la población que llegaba se asentó en torno a las primitivas industrias situadas en la zona sur, lo que propició el crecimiento vertical de viviendas, especialmente en forma de corralas.

Aceites Barón de Velasco, en el Cerro de la Plata, en la Calle de Luís Peidró. La foto debe de ser de los años setenta o algo posterior. A la derecha se puede ver la casa de corredor del barrio de  Adelfas, la cual, en 2007, aún se encuentra en pie, aunque en un estado lamentable y con un futuro incierto a falta de que se resuelva su recuperación como parte de un centro cultural.

La corrala, por norma general, consta de una fachada escasa (11 o 12 metros), entre tres y cinco alturas y de mucha profundidad, en virtud del patio que sirve de espacio común y de los corredores que distribuyen el acceso a las viviendas. Estas suelen ser de reducidas dimensiones (algunas de menos de 20 metros cuadrados). Las más antiguas estaban construidas de madera, con rellanos de ladrillo, baldosa o adobe. Las galerías, con baranda de madera, se sustentaban sobre pilares también de madera y basas de piedra con zapatas de madera. Más adelante se sustituyó la madera por el hierro. Las cubiertas eran de teja.

Corrala_Madrid 1976

Corrala de la Calle Mesón de Paredes, de finales del siglo XVIII, tomada en el año 1976.

meson-de-paredes-79.jpg

La misma Corrala de la Calle Mesón de Paredes, de finales del siglo XVIII, tras la reforma de los años 90.

En 1977 un inventario catalogaba más de 400 casas de corredor en toda la ciudad. Hoy, muchas de ellas han desaparecido bajo un expediente de ruina que imposibilitaba su rehabilitación. Otras muchas han sido arregladas y hoy lucen más o menos esplendorosas. La mayor parte se encuentran en el distrito Centro, Latina, y Lavapiés. Pero también las hay en Prosperidad ,Vallecas y Arganzuela. Incluso existe una corrala atípica, por lo tardía de su construcción, pués es ya del siglo XX, y por su localización en plena zona del primer ensanche de Madrid en la calle Fernández de la Hoz, en el extremo norte de Chamberí. (Ver: “Corrala de Fernández de la Hoz” y “Recuerdo de la corrala de Fernández de la Hoz“, en Urban Idade)

Referencias._

Fotos de “Corralas” de Madrid, en Flickr

Desahucio de una “corrala”

El Malduque de la Luna, de Miguel Naveros

Read Full Post »