Arquitecturas Perdidas (IV): Templetes del metro de Red de San Luís y Sol

Siguiendo con la serie de «Arquitecturas perdidas» y aprovechando la anterior referencia al metro de Madrid, traigo hoy a colación una de las fecetas del arquitecto gallego Antonio Palacios Ramilo que le convierte en protagonista indiscutible de la historia del transporte suburbano madrileño. Según se cuenta en la Enciclopedia de Internet Madrid histórico, «la obra de Antonio Palacios Ramilo representa un punto de inflexión entre las tendencias arquitectónicas de finales del siglo XIX (eclecticismo, nacionalismo, regionalismo, historicismo) y un modernismo futurista. Su arquitectura tenderá hacia un monumentalismo clasicista en el que se combinan las composiciones volumétricas, el secesionismo vienes, el art déco, el funcionalismo norteamericano, lo autóctono, el empleo de nuevas tecnologías y un perfecto conocimiento de los materiales (hierro, cristal, acero, piedra, cerámica)

granvia-templete_maqueta.jpg antonio_palacios_ramilo.jpg

Maqueta del acceso a la estación de metro de Red San Luís y retrato su autor, Antonio Palacios

Entre sus numerosas obras en Madrid, se encuentra el proyecto y la construcción de los accesos del metro de la Puerta del Sol y de la Red de San Luís (Gran Vía) para la primera línea del metropolitano (1919). En 1930 la Compañía Metropolitana encargó a Antonio Palacios el diseño y la decoración de todos los espacios interiores y exteriores de la línea Sol-Ventas, realizando los dos accesos referidos. Ambos estaban constituidos por sendos templetes de piedra de granito con escaleras y ascensores de subida y bajada. Los ascensores del acceso de la Red de san Luís, que en origen era sólo uno, llegaban a transportar a una media diaria de más de 30.000 viajeros. En la parte superior poseían una estructura de forja acristalada que, a modo de gigantesca visera, protegía a los viajeros de la lluvia y armonizaba su perfil (no el de los viajeros…). Estos y otros elementos decorativos del metro, hicieron de Madrid una ciudad pionera en el diseño urbano que incluso tuvieron una proyección internacional que se comparaba con Viena (estación Kartsplatz) y París (estación de Guimard). El templete de la Puerta del Sol, que se encontraba en medio de la plaza, fue retirado en 1933, liberando el paso de vehículos que ya en la época comenzaba a aumentar de modo notable.

Finalmente, la última marquesina, la de la Red de San Luis fue también retirada y en la actualidad se conserva, si bien con la pérdida de algunos elementos (la visera de cristal y hierro) en O Porriño (Pontevedra) localidad de origen del arquitecto, en un parque junto a la carretera (Campo da feira).

templete-metro-red-de-san-luis_montaje.jpg

Imágenes del templete de acceso a la estación de Red de San Luís, en la Gran Vía de Madrid. Las fotografías van desde los años treinta hasta últimos 60. La toma en color corresponde a lo que queda de la construcción, retirada a principios de los 70, en su actual emplazamiento en O Porriño (Pontevedra)

Marquesina de la Red de San Luís en 1925.

Marquesina de la Red de San Luís en los años 50.

plano-de-metro-1925.jpg

Plano de las lineas del Metropolitano madrileño en 1925

templete-sol_002.jpg

templete-sol_001.jpg

Dos fotografías de los años 30 del siglo XX que muestran el aspecto del acceso a la estación de Puerta del Sol con su marquesina de hierro y cristal, obra de Antonio Palacios

Referencias.-

Ciudades, arquitectura y espacio urbano (PDF)

Metro de Madrid: setenta años de historia