Caserón moribundo en A Coruña

La casa de «El Grajal» fue levantada entre 1920 y 1924 por los arquitectos Antonio Tenreiro y Peregrín Estellés para su propietario coruñés Julio López Bailly.

Mansión

Al entrar en la ciudad de A Coruña por la N-VI siempre llama la atención la estampa del edificio de la finca «El Grajal», en San Pedro de Nós. En la actualidad es una ruina y para los que lo vemos con ojos románticos no se justifica tan gran abandono. La casa fue levantada entre 1920 y 1924 por los arquitectos Antonio Tenreiro y Peregrín Estellés para su propietario coruñés Julio López Bailly. Poseía dos cuerpos divididos en dos alturas de planta casi cuadrada, buhardilla y sótano. Actualmente la casa de Bailly dista mucho de ser la mansión de otro tiempo en donde había 22 habitaciones y se contaba con ocho personas de servicio, para dar mantenimiento a todas las estancias, jardines y cuadra que poseía.
Después de numerosas vicisitudes, «El Grajal», que iba a ser rehabilitado por la administración local, cayó en el olvido, y las sucesivas ampliaciones de la carretera le han ido comiendo terreno a la finca hasta dejar a la casa aislada en un montículo, como si de un destierro deshonroso se tratase. Si no se le presta ayuda urgente el viejo caserón moribundo se irá para siempre, si es que no se ha perdido ya.

mansion3.jpg mansion-2.jpg El Grajal 1

1. Montaje de la casa en la actualidad y tal como debió de ser en los años 40 en b/n (Enrique F.), 2. Instantanea de «El Grajal» realizada por Merce , 3. La casa fotografiada por Superkarmen.


Dos instantánes de la casa, recién construida,  cuando  gozaba de vida en su interior y en su entorno (c. 1930)