Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 29 junio 2007

001.jpg

Hace prácticamente un mes se inauguró en Madrid una exposición titulada “Arquitecturas desplazadas, arquitecturas del exilio español“, una exposición que recoge la obra de unos cincuenta arquitectos que se vieron obligados a vivir en el exilio durante la Dictadura. Se pueden ver innumerables proyectos, alguna maqueta y trabajos diversos proyectados en un montaje de video -sin audio-. La muestra expone documentación, carnés, pasaportes, salvoconductos y muchas fotos de los autores de más de 30 obras a las que se hace referencia. La Guerra Civil española truncó la carrera profesional de una generación de arquitectos jóvenes y con ganas de innovar técnica y estéticamente.

Los que se destacaron por su compromiso a la República fueron los más represaliados. La muestra está comisariada por Henry Vicente, arquitecto y profesor de Teoría e Historia de la Arquitectura de la Universidad Simón Bolívar de Caracas.

croquis-fotos.jpg

racionalismo-copiar.jpg

croquis-2-copiar.jpg

En la muy calurosa planta baja de la Sala de Arquerías de Nuevos Ministerios de Madrid, donde se ha montado la exposición, hay una muestra, diseñada por los arquitectos Almudena Burkhalter, Marian Cáliz, José Corripio y Javier Vázquez, donde se exponen, a través de planos, maquetas y fotografías, algunas de las obras testimoniales de arquitecturas proyectadas desde la condición de desarraigo vital. Junto a ellas, 7 monitores de vídeo proyectan las opiniones y los relatos de vida de treinta y cinco seres vinculados con los protagonistas de estos periplos, que ofrecen al visitante la mirada más personal y humana del exilio arquitectónico”.

Con el título “Arquitecturas desplazadas” se busca aludir a la serie de traslaciones que todo exilio conlleva y a su repercusión en la obra de los arquitectos de la diáspora, a tal punto que dicha obra puede ser asumida como una arquitectura desplazada.

Un desplazamiento que se produce en dos sentidos: por un lado se trata de una arquitectura formulada lejos de su territorio de origen, por lo que se hace referencia a un desplazamiento físico evidente, pero por otro lado la palabra desplazada habla también de la condición secundaria que adquiere la arquitectura ante el drama vital que afectó a los exiliados españoles. En dicho contexto, un contexto antes que nada abocado a la supervivencia, la actividad emprendida por los distintos actores del exilio pasa a un segundo plano, debiendo efectuarse una serie de reacomodos que coloca a la arquitectura en un telón de fondo ante las ingentes precariedades y condiciones extremas en las que tuvieron que desenvolverse muchos de estos personajes. Así pues, al desplazamiento físico, verificable, se une un desplazamiento en cuanto al nivel de importancia y de atención asignado a la arquitectura.

Un panel con fotografías de arquitectos que partieron al exilio recibe al visitante de la exposición. Una vez superado este espacio encontramos el área “Memoria de partida” que muestra, en una visión panorámica, los trabajos de estos arquitectos antes de la guerra y que da cuenta de un grupo de arquitectos que no era homogéneo ni estaba formado por representantes de una tendencia arquitectónica”. En “1936-1939” coexiste el Pabellón de España en la Exposición Internacional de París de 1937 con la construcción de refugios, trincheras, fortificaciones, puentes, protección de obras de arte, etc., y todas aquellas obras que permiten constatar un primer desplazamiento de la arquitectura hacia actividades diversas, enmarcadas por la urgencia bélica. Después un mapa. La constatación de los barcos del exilio, de los pasaportes, del abandono, del contingente de arquitectos que abandonaban España y los países que acogieron a estos viajeros forzados: Venezuela, Colombia, Chile, Argentina, República Dominicana, Cuba, Estados Unidos, la Unión Soviética, Polonia, Alemania Oriental, Francia, Bélgica, Noruega y China.

maqueta-exposicion.jpg

Pabellón de España en la Exposición Internacional de París de 1937

grupos-escolares-giner-de-los-rios.jpg

Grupo escolar de Bernardo Giner de los Ríos

“Memorial de cristal” pone a prueba la fragilidad de todo exilio por la presencia de obras de una arraigo extremo. Los arquitectos y sus obras: la vivienda familiar, la creación de nuevas ciudades o de nuevos emplazamientos urbanos, la vivienda económica, la vivienda multifamiliar, la arquitectura escolar, asistencial y sanitaria, la arquitectura del esparcimiento, hoteles, edificios religiosos, estaciones de servicio, etc.

“Alborada” pone nombre a esa etapa ilusoria de nuevo amanecer que supuso la victoria de los aliados en la Segunda Guerra Mundial y el aislamiento internacional de la España franquista. Y la visibilidad: la invitación a los arquitectos exiliados para que representaran oficialmente a España en el Primer Congreso de la Unión Internacional de Arquitectos, que dio luz a este grupo de seres desperdigados, y permitió reunir la obra inicial del exilio arquitectónico. “La casa y el imaginario del exilio” cierra la muestra con la gran metáfora asociada al exilio la de “estar o no estar” en casa, la de sentirse o no sentirse “en casa”.

fernando-salvador.jpg

Interior de la casa de Fernando Salvador ,en la Colonia Residencia

La muestra presenta el trabajo de los siguientes arquitectos: Amós Salvador Carreras, Francisco Azorín Izquierdo, Javier Yárnoz Larrosa, Urbano de Manchobas Careaga, Cayetano de la Jara y Ramón, Bernardo Giner de los Rios García, Tomás Bilbao Hospìtalet, Roberto Fernandez Balbuena, Gabriel Pradal Gómez, Rafael Bergamin Gutierrez, Pablo Zabalo Ballarín , Fernando Salvador Carreras, Manuel Sánchez Arcas, Emili Blanch i Roig, Martín Dominguez Esteban, Fernando Etcheverría Barrio, José Luis M. Benlliure López de Arana, Jesús Martí Martín, Joaquín Ortíz García, Luis Lacasa Navarro, José María Deu Amat, José Lino Vaamonde Valencia, Francisco Íñiguez de Luis, Germán Tejero de la Torre , Juan de Madariaga Astigarraga, Francesc Fàbregas Vehil, Torres Clavé, Germán Rodríguez Arias, Josep Lluís Sert López, Santiago Esteban de la Mora, Mariano Rodríguez Orgaz, Domingo Escorsa, José Caridad Mateo, Jaime Ramonell Gimeno, Ricardo Ribas Seva, Alfredo Rodríguez Orgaz, Arturo Sáenz de la Calzada Gorostiza, Jordi Tell Novellas, Francisco Detrell Tarradell, Enrique Segarra Tomás, Tomás Auñón, Ovidio Botella Pastor, Oscar Coll Alas, Esteban Marco Cortina, Fernando Gay Buchón, Félix Candela Outeriño, Juan Capdevila Elias, Eduardo Robles Piquer, Juan Rivaud Valdés y Antonio Bonet Castellana.

rostros.jpg

Acto de recuerdo y desagravio a los arquitectos depurados en su ejercicio profesional tras la guerra civil29 de octubre de 2004

Dino Del Cueto

20 horas – Ministerio de Vivienda Madrid

Estimados compañeros del Colegio Madrid: Quiero compartir con ustedes el mínimo y extemporáneo acto de justicia y desagravio con el que el Consejo Superior de Colegios de Arquitectos de España va a resarcir, con una disculpa pública, a los 83 arquitectos que fueron castigados por su fidelidad a la España democrática tras la victoria franquista en la guerra civil española. Con las vergonzosas e ignominiosas “Actas de Depuración Socio-Política de Arquitectos”, publicadas en 1940, los propios Colegios de Arquitectos sancionaron a los profesionistas “del bando rojo” con penas que iban desde la inhabilitación perpetua hasta la temporal en el ejercicio de la profesión y en el desempeño de cargos públicos. La lista incluía a 17 arquitectos que se exiliaron en México y a otras personalidades tan relevantes como Josep Puig i Cadafalch, Secundino Zuazo o Fernando Chueca Goitia (uno de los escasos sobrevivientes -quizás el único- que estará en el acto). Es necesario reconocer que el acto se realiza gracias a la perseverancia del arquitecto Ángel Azorín Poch (hijo de Francisco Azorín Izquierdo, uno de los arquitectos exiliados en México) quien estuvo insistiendo a los organizadores, desde hace más de un año, en la importancia de realizar un reconocimiento y “disculpa pública” a los agraviados. Él y su sobrina Mari Carmen Azorín Bernárdez han estado contactando a familiares de estos arquitectos para informarles del acto. Si alguno de ustedes conoce familiares o amigos de los agraviados, favor de avisarles y, de ser posible, mandarnos sus datos (yo estoy tramitando la publicación de un libro sobre los arquitectos españoles exiliados en México, tema de mi tesis doctoral presentada hace más de ocho años en Barcelona, por lo que me interesa contactar a allegados que me puedan facilitar información y material gráfico).

A continuación está la carta que ha hecho circular junto con la invitación al acto de desagravio Carlos Hernández Pezzi (presidente del Consejo Superior de Colegios de Arquitectos de España); vale la pena leerla.

En archivos adjuntos va la invitación oficial al acto y la lista de arquitectos “depurados”.

Dr. Juan Ignacio del Cueto Ruiz-Funes Investigador Titular “B” Centro de Investigaciones y Estudios de Posgrado Coordinador del Taller Max Cetto Facultad de Arquitectura, UNAM.

RELACIÓN DE ARQUITECTOS REPRESALIADOS POR LAS “ACTAS DE DEPURACIÓN SOCIO-POLÍTICA”, REALIZADAS POR LOS COLEGIOS DE ARQUITECTOS DE ESPAÑA TRAS LA GUERRA CIVIL (1940) (con * los que estuvieron exiliados en México)

Bartolomé AGUSTÍ VERGÉS Antonio ARALUCE DE AJURÍA Luís ARANA GOIRI Benito ARESO Anastasio ARGUINZONIZ DE URQUIZA Carlos ARNICHES MOLTO Otilio ARROYO CRUZ Francisco AZORIN IZQUIERDO * José L. Mariano BENLLIURE LOPEZ DE ARANA * Rafael BERGAMIN GUTIERREZ Tomás BILBAO HOSPÌTALET * Emilio BLANCH ROIG * Ovidio BOTELLA PASTOR * Juan CAPDEVILA ELIAS José CARIDAD MATEO * Fernando CHUECA GOITIA Faustino DE BASTERRA ZABALA-URTENA Ignacio DE CARDENAS PASTOR Emiliano DE CASTRO BONELL Cayetano DE LA JARA RAMÓN * Juan DE MADARIAGA * Urbano DE MANCHOBAS CARIAGA Francisco DETRELL TARRADELL * José María DEU AMAT Rafael DIAZ SARASOLA Joaquín DIAZ LANGA Martín DOMINGUEZ ESTEBAN Vicente ECED ECED Fernando ECHEVARRIA BARRIOS Santiago ESTEBAN DE LA MORA Francisco FÁBREGAS VEHIL Roberto FERNANDEZ BALBUENA * Alejandro FERRAN VAZQUEZ José FLORENSA OLLÉ Manuel GARCIA HERRERA Fernando GARCIA MERCADAL Bernardo GINER DE LOS RIOS GARCÍA * Francisco GUARDIOLA MARTINEZ José GUIDIOL RICARD Alfonso JIMENO PEREZ Joaquín JUNCOSA MOLINS Luís LACASA NAVARRO Fernando LACASA NAVARRO Mariano LASSUS PECARNINS Luís LOPEZ DE ARCE ENRIQUEZ Federico LOPEZ DE OCARIZ ROBLEDO Esteban MARCO CORTINA * Jesús MARTÍ MARTÍN * Luís MARTINEZ DIEZ Augusto MIRET BALDÉ Carlos MOSQUERA LOSADA José Mauro MURGA SERRET Joaquín ORTÍZ GARCÍA Emilio ORTIZ DE VILLAJOS MULLER Francisco de A. PERALES MARCARÓ Pedro PI CALLEJA José María PLAJA TOBIA Gabriel PRADAL GÓMEZ José PUIG CADAFALCH Juan PUJOL PASQUET José María RILLAGA DE LA VEGA Ricardo RIVAS SEVA Juan RIVAUT UDE VALDÉS Eduardo ROBLES PIQUER * Germán RODRÍGUEZ ARIAS Alfredo RODRÍGUEZ ORGAZ Ricardo ROSA OLIVET Nicolás RUBIO TUDURI Arturo SÁENZ DE LA CALZADA * Amós SALVADOR CARRERAS Fernando SALVADOR CARRERO Manuel SÁNCHEZ ARCAS Enrique SEGARRA TOMÁS * José Luís SERT LÓPEZ Germán TEJERO DE LA TORRE Jorge TELL NOVELLAS * Matilde UCELAY DE RUIZ CASTILLO José Lino VAAMONDE VALENCIA Luís VALLET DE MONTANA ECHANDIA Juan Pablo VILLA PEDROSO Javier YARNOS LAROSA Pablo ZAVALO BALLARIN Secundino ZUAZO UGALDE.

Referencias.-

ARQUITECTURA DE HOY EN EL BILBAO DE HOY>

BIOGRAFIAS DE EXILIADOS

VIVIENDA OBRERA EN BILBAO Y EL BAJO NERVION

GATCPAC: Una nueva arquitectura para una nueva ciudad

Referencias bibliográficas acerca del GATCPAC

Read Full Post »

laura_leroy.jpgEn primer término Savannah Knoop en el papel de J.T. Leroy y a la izquierda la escritora Laura Albert

Cada día me sorprendo más con ciertas cosas que pasan en el mundo. Ayer, leyendo el periódico, me llevaba las manos a la cabeza (metafóricamente hablando, que tampoco hay que exagerar) con “El caso de la escritora condenada por vender una ficción”. Así de intencionadamente chocante tituló el redactor del reportaje el paradójico asunto. Y no es para menos. Laura Albert, la escritora neoyorquina en cuestión, firmaba sus libros como J.T. Leroy.

Su primera obra Sarah, una supuesta autobiografía, fue éxito de ventas y los libros que la siguieron alcanzaron igual nivel de popularidad entre los lectores. Cuando se descubrió la verdadera identidad de la autora y ésta confesó haber inventado las historias, una productora que le había comprado los derechos para hacer películas la demandó por fraude. La semana pasada la escritora fue condenada por un tribunal de Nueva York a indemnizar a la productora por daños y perjuicios.
Si por utilizar seudónimo y novelar imaginatívamente la propia vida con datos reales o ficticios –habilidad valorada en cualquier escritor-, queda legitimada la criminalización del autor justificando fraude o engaño, habría que comenzar por juzgar uno por uno a cada uno de los autores de la historia de la literatura. Empezando por los autores de la Biblia, un gran best seller mundial. Ardua y más que inútil tarea.
Me pregunto si serían sospechosos de fraude por esconder su identidad verdadera con un seudónimo George Sand , Fernán Caballero, George Orwell, Lewis Carroll, Mark Twain, Jack London, Pablo Neruda, Ricardo Reis, … También podríamos condenar, por poner otro ejemplo, a Pío Baroja por sus increibles Memorias de un hombre de acción, en teoría una extensa biografía de un personaje real y en la práctica un combinado de realidad y fantasía; es decir: una novela, –bien documentada, eso sí-.
Lo que más me sorprende del asunto es comprobar como en los EE.UU. cualquier asunto que se lleve a los tribunales, por absurdo que parezca, tiene posibilidades de prosperar. Es ridículo que una productora de cine –los mayores contadores de “mentiras”- acuse a una escritora de contar mentiras en sus libros, pero es más ridículo aún que el juez le dé la razón.

Parece que los intereses deben de ir por otro cauce más, digamos, mercantilista en lo que se refiere a las intenciones de la productora. La emoción y los sentimientos de compasión y solidaridad que experimentaría el público al ver y sentir las duras historias de las novelas de Laura Albert al creerlas reales, el elemento de atracción de las películas, ya no existirá al saber que nada o casi nada de lo contado ocurrió en realidad. Conclusión la película no se verá y la productora no hará negocio, pués ya no podrán incluir en los rótulos “Basado en uha historia real”. ¿Quiénes son los farsantes entonces? La polémica se ha instalado en los círculos literarios y editoriales. Menos mal que Paul Auster, escritor “libre de toda culpa” declara que no cre que Laura Albert haya traicionado a sus lectores. “Ella escribía ficción así que, en ese sentido, no engañó a nadie” -informa El País.

Referencias.-

¿Quién es realidad J.T. Leroy? (inglés)

El caso de la escritora condenada por vender una ficción

Read Full Post »

De vuelta a casa

Edificio Chrysler New York City

 

De vuelta a  casa. Después de unas semanas de viaje bien aprovechado toca volver a la normalidad. Atrás quedan las experiencias vividas y los buenos ratos pasados. Mucho hemos aprendido y gran es el estímulo que permanece de seguir aprendiendo más de lo visto y oido durante el viaje, pero ya desde aquí, consultando en los libros y en internet, la gran enciclopedia.

En el equipaje de vuelta vinieron los regalos, los caprichos y muchas fotos. Las fotos de la era digital son siempre muchas, pero no siempre mejores. La escusa es que siempre habrá más para elegir las menos malas. Si no hubiera fotos no podríamos traernos con nosotros ese pedazo de espacio y tiempo disfrutado y, quizás, tendríamos que hacer uso de nuestras habilidades explicativas y narrativas y, quizás, no sabríamos hacerlo. La foto es el gran souvenir, y una gran ayuda.
Si alguien me ha echado de menos, gracias por el ánimo.

Read Full Post »