La acera que desaparece

En el pueblo de Fuencarral, distrito de Fuencarral de Madrid, hay una acera que desaparece. Está en la calle Nuestra Señora de Valverde, en pleno centro, y es una travesía de la antigua carretera de Irún. La acera en cuestión, ya de por sí estrecha, va menguando misteriosamente hasta desaparecer. El viandante desprevenido se puede encontrar con la sorpresa de no saber como proseguir la marcha, pues un agresivo esquinazo se impone ante sí impidiéndole el paso. Deberá el peatón pisar la calzada para ver maravillado como el adoquín resurje de la nada tras el ángulo y poco a poco va retomando su ser hasta alcanzar su original estrechez. El edificio que impone su voluntad de esta manera es de reciente construcción y la decisión de prescindir de la acera la debieron de tomar el «responsable» del Ayuntamiento de Madrid y el promotor del edificio tras una noche de copas. O tal vez se trate de una venganza.

Acera que desaparece-2

Acera que desaparece

2 opiniones en “La acera que desaparece”

  1. Vergonzoso, desde luego. Me recuerda, esta vez en los altos y no en los bajos, la antiestética invasión del nuevo «Palacio de los Deportes», cuya «visera» lateral sobresale metros y metros respecto a la alineación de las fachadas. Si lo llega a hacer un particular (no emparentado con notables del partido que gobierna el Ayuntamiento, claro) lo laminan en menos que canta un gallo. Y volviendo a lo de Fuencarral, yo que tú difundiría las fotos (que no necesitan pie, de expresivas que son) por lo simbólicas que resultan de lo «mucho» que nuestra administración municipal (y supongo que muchas otras) se desvela por el peatón. Eso sí, para S.M. el coche todo es poco.

  2. Estoy contigo respecto a la invasión aérea del voladizo del Palacio de los Deportes. Siempre me ha parecido un abuso y una falta de respeto y de sentido de la responsabilidad de los gestores municipales. Empezando porque ya que había que hacer un nuevo Palacio trás el incendio, tal vez era el momento para eliminar semejante mastodonte del centro de la ciudad. Algo semejante pasó con el «Santiago Bernabeu». No sólo permanece, sino que fue agrandado, sustrayendo espacio para los viandantes y además se hizo un centro comercial por medio de no se qué extraña maniobra política… En fin, habría mucho de qué hablar.
    Un saludo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: