Feeds:
Entradas
Comentarios

Archivos de la categoría ‘Sociología’

Pruitt Igoe

A estas alturas del siglo XXI, inmersos en preocupantes procesos de crisis económicas y políticas, hablar de grandes proyectos sociales habitacionales (arquitectura social) de carácter y de esencial compromiso humano, sorprenden o aburren en términos parecidos. Esencialmente porque ya pocos confían en su necesidad, a pesar de que sigue habiendo dificultad de acceso a la vivienda para gran parte de la población,  y aún menos en su viabilidad económica para las administraciones, cuyos objetivos prioritarios son menos sociales.

Lo que se intenta describir en este artículo es el ejemplo de una importante intervención  política en el área de la vivienda social en la década de los años cincuenta del siglo XX  en los EE.UU. En concreto el del ambicioso  proyecto  Pruitt-Igoe (San Luis, Missouri, 1941-1974), cuyo estrepitoso fracaso acabó con su derribo, creando un mito, nacido de la afirmación de que aquel episodio anunciaba el fin de la “arquitectura moderna”.

Urbanismo social en San Luis

El gran proyecto de urbanismo social  conocido como Pruitt-Igoe, desarrollado entre 1954 y 1955 en la ciudad estadounidense de San Luis (Missouri), intentó realojar a la población urbana depauperada y a la periurbana marginal. Lo hizo en un proceso en el que indiréctamente y sin intención aparente se favorecía la exclusión social a través del propio modelo que aprovechaba el éxodo de las clases medias más acomodadas hacia el extrarradio. Esta clase abandonaba el centro urbano y la autoridad pública aprovechaba para reconstruirlo, en un intento de dar nueva vida a la vieja urbe con nuevos vecinos y nuevas construciones.
Esta población de clase media estaba huyendo hacia las nuevos barrios extensos que en paralelo se construían en las afueras y que actualmente rodean la antigua urbe, contribuyendo al abandono de la ciudad histórica, cada vez más fantasmal y cada vez más pobre. Esas clases medias, temerosas, abandonaron la ciudad y nutrieron las inmensas extensiones de polígonos de unifamiliares que tanto abundan en los EE.UU, en un modelo difícilmente sostenible como es el de la ciudad extensa de chalés clonados en números casi infinitos.

5264558572_ab897eaf6c_o

Construcción del proyecto de vivienda social Pruitt-Igoe, desarrollado entre 1954 y 1955 en la ciudad estadounidense de San Luis (Missouri).

Antecedentes

En el contexto del siglo que duró el periodo desde la Guerra de Secesión norteamericana y la Segunda Guerra Mundial,  la mayoría de los afroamericanos  que vivían en los estados del Sureste y Sur-Centro de Alabama, Georgia, Carolina del Norte, Carolina del Sur, Luisiana, Misisipi y Texas  emigraron a las áreas rurales del Noreste industrial, del Medio Oeste y, en menor medida, a la Costa Oeste.   En esa época, en los Estados Unidos , las grandes ciudades experimentaban el proceso de huida de las clases medias del centro urbano a la periferia.  Las clases medias emergentes abandonaban la ciudad y se establecían en las nuevas periferias de viviendas unifamiliares, calcadas en diseño y características,  alejadas de la urbe en la que sólo se mantenían la administración y las clases menos pudientes. (Ver Wikipedia)

La clase social más desfavorecida, compuesta en su mayoría por negros y blancos procedentes de áreas rurales,  vivía en los suburbios. Aprovechando el abandono del centro histórico, se produjeron esporádicas ocupaciones de viejas construcciones que acabarón por componer barrios enteros constituidos por una población sin apenas recursos, comprometiendo así las intervenciones de las políticas locales. Esta situación generó inquietudes en la Administración y en los medios sociales.

3842851231_0b59045eca_o

Proyecto de vivienda social Pruitt-Igoe, desarrollado entre 1954 y 1955 en la ciudad estadounidense de San Luis (Missouri).

 

En 1947, los políticos responsables de la planificación de San Luis propusieron la construcción de  bloques de edificios residenciales de baja densidad y un parque público para la población pobre. En 1949, sin embargo, se optó por la limpieza total de los barrios marginales y su sustitución por viviendas públicas de alta densidad. En particular, la Autoridad de Reurbanismo y Desmonte de San Luis (Saint Louis Land Clearance and Redevelopment Authority)  adquirió y derribó los barrios menos favorecidos del anillo central. Vendió los terrenos a precios más bajos a promotores privados, con la intención de promover  el regreso de la clase media y del crecimiento del sector de los negocios. Otro organismo oficial, la Autoridad de Vivienda de San Luis (Saint Louis Housing Authority), limpió la zona para construir viviendas públicas en la antigua población de los barrios más pobres.

En 1950, San Luis financió 5.800 unidades de vivienda pública, entre ellos , Cochran Gardens, de  1953, destinado a blancos con bajos ingresos. El conjunto tenía 704 viviendas dispuestas en doce grandes edificios. Los siguientes proyectos serían Pruitt-Igoe, Darst-Webbe y Vaughan. Pruitt-Igoe estaba destinado a jóvenes blancos y negros de clase media, aislados en diferentes edificios; mientras que Darst-Webbe iba dirigido a inquilinos blancos con ingresos escasos. La vivienda pública en Missouri mantuvo la segregación racial hasta 1956. A partir de la fecha la población negra pudo acceder a todo el complejo, lo que produjo cierta incomodidad.

 

Pruitt-Igoe estaba compuesto de 33 edificios de once plantas cada uno situados cerca del norte de San Luis.

 

“Pruitt-Igoe”, un ambicioso proyecto de urbanismo social

Durante los años 1940 y 1950, la ciudad de San Luis, aprisionada por sus límites establecidos en 1876, era «un lugar atestado»; en sentido clásico, parecía y se sentía como una verdadera gran ciudad… como sacada de una novela de Charles Dickens. “Su acumulación de viviendas se deterioraron durante el período de entreguerras y la Segunda Guerra Mundial. Más de 85.000 familias vivían en pisos del siglo XIX y un estudio oficial de 1947 reveló que 33.000 hogares aún tenían baños comunales.”  Los residentes de clase media, en su mayoría de raza blanca, estaban abandonando la ciudad y sus antiguas residencias las ocupaban familias de bajos ingresos. Los barrios negros (al norte) y los blancos (al sur) de la parte antigua de la ciudad se segregaron y expandieron, amenazando con engullir el centro de la ciudad. Para salvar las propiedades del centro de una inminente devaluación, las autoridades de la ciudad de San Luis iniciaron un re-desarrollo del «anillo central» alrededor del distrito central de negocios. La decadencia ahí fue tan profunda que la gentrificación de los bienes inmuebles existentes se consideró poco práctica. (Ver Wikipedia)

 

Plano San Luis 1947

Plano de San Luis (Missuri) en la década de los 50 del siglo XX.

 

El complejo Pruitt-Igoe fue diseñado por el arquitecto Minoru Yamasaki, autor también de las torres del World Trade Center, junto con un equipo de colaboradores. Poco tiempo después de su construcción, las condiciones de vida en Pruitt-Igoe comenzaron a decaer; y en la década de 1960, la zona se encontraba en una situación de pobreza extrema, con altos índices de criminalidad y segregación , lo que provocó la reacción de los medios de comunicación internacionales ante el espectacular declive del barrio.

El nombre de la promoción se debía a Wendell O. Pruitt, un piloto afroamericano natural de San Luis que luchó en la Segunda Guerra Mundial, y William L. Igoe, antiguo congresista estadounidense. En un  principio la ciudad se planificó en dos sectores: los hogares del capitán W. O. Pruitt para los residentes negros, y los apartamentos William L. Igoe para los blancos.  Anteriormente a la construcción del complejo, el terreno era conocido como el barrio De Soto-Carr, un gueto de la comunidad negra en el que reinaba la  pobreza extrema. Pruitt-Igoe estaba compuesto de 33 edificios de once plantas cada uno situados cerca del norte de San Luis.

 

Cartel publicitario Pruit-Igoe

Cartel publicitario de un proveedor de Pruitt-Igoe, desarrollado en la ciudad estadounidense de San Luis (Missouri).

En 1951, Architectural Forum aplaudió el proyecto de Yamasaki, recibiendo un galardón del Instituto Americano de Arquitéctos. Se dispusieron cerca de 25 ha de terreno para la construcción de los 33 edificios del nuevo barrio que se proyectaron en un estético estilo internacional. En un principio Yamasaki planteó mezclar edificios de diferentes alturas y densidades bajas, pero las exigencias de economía planteadas por las autoridades políticas hicieron cambiar los planes y se terminó por edificar un solo modelo de once alturas con ascensores que solo paraban en las plantas impares con un total de 2.870 apartamentos . Igualmente, se rebajó la calidad de los materiales y se redujo al mínimo el tamaño de las viviendas, aumentando la densidad. Las plantas inferiores disponían de áreas cómunes de servicios a lo largo de amplios corredores. A pesar de ello, fueron muchas las familias para las que su traslado a las nuevas residencias fue como un sueño hecho realidad.

Pruitt-IgoeMyth_aerial

Vista general de Pruitt-Igoe.

 

De forma paradójica la ocupación nunca sobrepasó el 60%, llegando a un 33% en 1965Pruitt-Igoe a lo largo de 1960 fue entrando un creciente estado de abandono y deterioro que acabó convirtiendo al barrio en una zona decadente y peligrosa por su inseguridad. Ahora parece evidente que el ahorro en los costes de la construcción y sus consecuencias  supusieron un alto coste social. Algunos residentes de los diferentes bloques, que vivían en condiciones precarias, generaron sistuaciones de tensión y delincuencia dentro del vecindario. Se producian asaltos en el interior de los portales, en los corredores o en los rellanos de las escaleras y además eran comunes el vandalismo, los destrozos de los bienes comunes y el abandono generalizado.

En 1971 en Pruitt-Igoe sólo habia seiscientos vecinos que ocupaban diecisiete edificios. Pese a la decadencia de las zonas públicas y la violencia de pandillas, Pruitt-Igoe mantuvo un relativo bienestar durante sus peores años. Los propios inquilinos trabajaban y limpiaban las zonas comunes, aunque la situación fue cada vez empeorando más.

 

Pruitt Igoe 1960

Vista de Pruitt-Igoe en 1960.

Demolición del proyecto

En 1972, a menos de 20 años de su construcción, el primero de los 33 gigantescos edificios se demolió mediante una voladura controlada.  Los 32 restantes se derribaron en los siguientes dos años. El lugar quedó limpio y despejado definitivamente en 1976.  Actualmente, el solar lo ocupan parcialmente las escuelas públicas Gateway Middle School y Gateway Elementary School, además de la escuela militar Pruitt Military Academy.  El resto del terreno fue plantado con árboles. El antiguo barrio De Soto-Carr que rodeaba a Pruitt-Igoe también se derribó y se ocupó por viviendas unifamiliares.

Pruitt Igoe  demolition

Secuencia del derribo de Pruitt-Igoe en 1974.

 

Pruitt-Igoe fue una de las primeras demoliciones de edificios de arquitectura moderna que se produjeron, lo que sumado al estrepitoso fracaso del proyecto, llevó a definir aquella jornada al arquitecto e historiador de la arquitectura Charles Jencks en El lenguaje de la arquitectura posmoderna como “el día en que murió la arquitectura moderna“. El predicamento del autor de esta sentencia creó el conocido como mito de Pruitt-Igoe que daba como válida la afirmación, responsabilizando del fracaso al proyecto arquitectónico.

 

1500px_IconicImplosion_Pruitt-IgoeMyth_Credit-STL-Post-Dispatch

Secuencia del derribo de Pruitt-Igoe en 1974.

A pesar de la amplia evidencia de las múltiples causas económicas y sociales que ocasionaron el deterioro del barrio elmito de Pruitt-Igoe se ha ido extendiendo a lo largo del tiempo y fue habitual que se culpase a la inadecuación del modelo arquitectónico como causa de la desintegración de la estructura social de sus ocupantes. No se tuvo en cuenta, sin embargo, las numerosas situaciones que afectaron el éxito del proyecto, como fue la crisis ecónomica del momento y el grave problema de discriminación racial que se vivía. Además, las exigencias de las autoridades de San Luis y de la Administración de Viviendas Públicas, apenas permitieron a los arquitectos capacidad de decisión, por lo que perdieron el control del proyecto original en que primaba la baja densidad.

6716859113_16f3af2455_b

El Mito de Pruitt-Igoe: una Historia Urbana  (2011)  by Chad Friedrichs

 

El Mito de Pruitt-Igoe: una Historia Urbana (documental, by Chad Friedrichs 2011)

Comenzó como una maravilla de la construcción y dos décadas después acabó convertida en  escombros. Pero, ¿qué ocurrió entre medias? El Mito de  Pruitt-Igoe cuenta la historia de la transformación de la ciudad americana de St. Louis en las décadas posteriores a la Segunda Guerra Mundial a través de la lente del desprestigiado proyecto de vivienda social Pruitt-Igoe y de quienes allí vivieron.  En este documental se trata desde una perspectiva histórica el importante impacto de los programas de renovación urbana de la década de los 50-60  que agilizaron el proceso de suburbanización, despoblamiento, y abandono de industrias y oficinas en las ciudades americanas.  En este proceso de desindustrialización y despoblación del centro urbano se produjeron conflictos de clase y raza. Los residentes de Pruitt-Igoe fueron víctimas de esta situación.  Sus emotivas historias de superviviencia, adaptación y éxito son el corazón de este documental. Las turbaciones domésticas causadas por las políticas punitivas de bienestar público; las relaciones frustrantes con las paternalistas y fiscalizadoras Autoridades de la Vivienda; y la creciente desocupación, vandalismo y delincuencia llevaron a los residentes a protestar a lo largo de 1969.   Una de sus acciones fue negarse a pagar los alquileres. Toda esta situación fue creando un estereotipo, que con las imágenes de los derribos no hizo sino  ayudar a que se perpetuase la idea del fracaso; fracaso que se ha utilizado como argumento para condenar la arquitectura moderna y el estilo Internacional, atacando los programas de asistencia pública y estigmatizando a los residentes de las viviendas públicas de acogida.  Este documental pretende examinar los intereses envueltos en el proyecto de creación de Pruitt-Igoe, valorando los rumores y los estigmas surgidos. Y también pretende derribar el mito. (DOCUMENTAL)

Referencias.-

The Tragic Demise Of America’s Most Ambitious Housing Project (Business Insider, 22/05/2013)

The Pruitt-Igoe Myth

Pruitt-Igoe (Wikipedia)

Pruitt-Igoe 40 Years Later (The American Institute of Architects)

Koyaanisqatsi – Pruitt Igoe (VIDEO)

Read Full Post »

Chalés_Somo_2014_Diario Montañés

Chalés en la playa de Somo (Foto: Diario Montañés, 2014)

Los pasados 1 y 2 de marzo de 2014, según explicaciones de técnicos en la materia, la combinación de una profunda borrasca sobre las islas Británicas y un potente anticiclón en las Azores, produjo una situación de vientos intensos y fuerte oleaje en las costas del norte y noroeste de la Península Ibérica, que efectó de manera acusada a la Comunidad cántabra.
En Somo, frente a Santander, las olas invadieron la playa y arramblarón cuanto encontraron en su camino. Y en su camino se toparon con una serie de chalets construidos en la década de los ochenta del pasado siglo.
Las consecuencias del encontronazo tuvieron cierta gravedad económica para los propietarios de las viviendas, sin que nadie resultase herido.

Chalés_Somo_2014_EFE-02

Chalés en la playa de Somo (Foto: EFE, 2014)

Lo extraño del suceso no ha sido ver como el mar avanzaba hasta su encuentro violento con las casas causando destrozos. Al contrario, lo difícil es entender qué hace una urbanización a menos de 100 metros del mar, levantada en medio de la playa, por delante de la protección dunar y amparada por un muro de hormigón armado para prevenir las mareas. No parece extraño, pués, que hechos como este puedan producirse, conocido el  común desprecio que suele manifestarse cuando de retar a las fuerzas de la Naturaleza se trata. Más aún a sabiendas del cambio climático y del calentamiento global que ya se deben considerar como  fenómenos más que evidentes y a los que habría que prestar más atención.

Hace cerca de siete años escribí en este mismo blog unas líneas en las que manifestaba mi asombro al ver cómo se construían edificios y urbanizaciones a pié de costa y en primerísima línea de playa, sin ningún pudor ni preocupación por la posible destrucción de ecosistemas sensibles y sin temor a las posibles consecuencias por el devenir natural de las cosas. Lo hice en referencia precisamente a esta Urbanización de Somo, un ejemplo revelador de cómo se pasa la excavadora por encima de dunas y playas para crear nuevos paisajes de hormigón y ladrillo, y que evidencia la impudicia y la falta de escrúpulos de los promotores, constructores, Ayuntamientos y compradores de las viviendas que invaden la playa.

Chalés_Somo_2014_EFE

Chalés en la playa de Somo (Foto: EFE, 2014)

Aunque este temporal haya sido el más violento y “contumaz” en tres décadas y aunque la reforma de la Ley de Costas española ampare este tipo de despropósitos que benefician a los especuladores en su avaricia infinita, parece sensato pensar que sucesos como este no ocurrirían de no haber edificios plantados en medio de las playas. Deberíamos poner remedio porque no  podemos ir en contra de la Naturaleza.

Casas Somo

Urbanización en la playa de Somo antes de los destrozos de 2014 (Fotos: Enrique F. Rojo, 2007)

Referencias.-

En primera línea de playa (Blog Urban Idade, 2007)
Mas fotografías Urbanización Delfín en Somo (Blog Driza.Me)
Reforma Ley de CostasInfografía (El País, 2014)
Ley de Costas (Noticias, El País)
Fografías temporal en Cantabria (El Pais, 2014)

Read Full Post »

Parroquia de San Matias 1880

Hortaleza, suena a “fortaleza”, pero su pasado no parece estar ligado a estirpes guerreras. No hay restos medievales, aunque sí el testimonio de antiguos palacetes y quintas de recreo que dieron importancia a la villa y que en más de medio siglo se han desvanecido con su anexión, en 1949, al municipio de Madrid.

La villa de Hortaleza

En 1850 Pascual Madoz situaba la villa de Hortaleza en un alto y en terreno irregular con valles y barrancos, con clima benévolo por los aires serranos que ahí se respiraban y, en general, como buena tierra para la vida y el esparcimiento. Entonces Hortaleza tenía 137 casas de mediana construcción, distribuidas en 12 calles y una plaza. Contaba con 77 vecinos y 373 almas.
Las casas principales pertenecían a la aristocracia. Había Ayuntamiento con cárcel, taberna, carnicería y escuela de niños para 35 alumnos y otra escuela de niñas para 18 alumnas. Una fuente pública y tres más en casas particulares abastecían de agua a los vecinos.
La villa limitaba al norte con Alcobendas, al este con Barajas, al sur con Canillejas y al oeste con Chamartín. Había dehesas con prados y montes, como el de la Moraleja, recorridos por los arroyos de Valdebebas y Abroñigal, tributarios del Jarama y del Manzanares respectivamente. Se cultivaban toda clase de hortalizas y cereales, y se criaba abundante ganado lanar y caprino.

casco urbano de hortaleza 1870

Casco urbano de la villa de Hortaleza 1870.

Palacio de Buenavista

Hortaleza fue lugar de Quintas. De las más notables fue el Palacio de Buenavista, de los marqueses de Santa Cruz, en tierras limitadas por el Camino Viejo de Madrid o camino de Hortaleza (López de Hoyos), el Camino Nuevo (Mar caspio) y el Arroyo de Rejas. La finca estuvo rodeada de jardines y árboles, con un imponente palacete neoclásico y, según dicen, la frecuentó Fernando VII. Tras las vicisitudes surgidas en 1808 por la presencia de las tropas francesas la propiedad quedó abandonada.
El edificio tenía fachadas de ladrillo y mampostería con zócalos de granito. La huerta-jardín tenía dos fuentes de piedra y un alargado estanque con un dios Baco en el centro. A los lados había cipreses formando una plazuela con escalinata y un templete. Había varias norias para mover el agua hasta las huertas, un pozo de nieves, bodega y un molino de aceite.
En 1840 Isidoro Urzáiz compró la finca, que luego vendería a la marquesa de Branciforte para construir en 1882 el Convento de Nuestra Señora de Loreto (Ursulinas), de estilo neomudéjar. En 1936 el Auxilio Social instaló en la finca el Hogar Clara Eugenia para niñas huérfanas. Actualmente pertenece a la Comunidad de Madrid.

Silo Huerta Salud_2013

Silo poliédrico de hormigón de la Huerta de la Salud construido en 1928. En la actualidad, 2014, rehabilitado por el Ayuntamiento de Madrid como dotación cultural, se encuentra sin uso. (Foto: Enrique F. Rojo, 2014)

La Huerta de la Salud

La Huerta del Cristo de la Salud, de los duques de Frías, ya aparecía en 1752 en el Catastro de Ensenada. La finca ocupaba los límites de las actuales calles Alcobendas, Mar de Aral, Mar de las Antillas y Mar Negro.
El acceso principal se hacía a través de una puerta monumental de granito. En el dintel aparecía una inscripción de 1749 con un verso del poeta Ovidio: “Gaudia sunt nostro plusquam regalía ruri, urbe homines regnant vivere rure daturi” (aunque los hombres reinan en las ciudades, nuestras mayores alegrías las da la vida del campo).
En 1894 la Huerta de la Salud cambió de manos y se reformó. Se añadieron graneros, establos y un silo. De todo ello quedó constancia en una placa colocada junto a la antigua inscripción. En la actualidad solo se conservan la puerta –modificada- y el silo poliédrico construido en 1928.

San Matias 2013

Parroquia de san Matías, de 1879, en una imagen actual retocada. (Foto: Enrique F. Rojo, 2014)

Parroquia de San Matías

La iglesia de San Matías, parroquia desde el siglo XVIII, satisfacía las necesidades espirituales de la villa. El proyecto, del arquitecto Enrique María Repullés, aprovechó los cimientos ya construidos de un proyecto anterior y fue inaugurada el 31 de Mayo de 1879. Es de planta rectangular, levantada en ladrillo, de estilo neomudéjar, con una única torre con campanario que se eleva por encima del presbiterio.
Próximo a la iglesia, se encuentran el cementerio y el Convento de los Padres Paules, creado en 1896 y reedificado en 1934, que ocupa los terrenos de la antigua Quinta del conde de Torrepilares.

ERMITA DE LA SOLEDAD

Ermita de Nª Señora de la Soledad de Hortaleza. Detrás la tapia del viejo cementerio de la Villa. (Foto: Enrique F. Rojo, 2014)

*Artículo publicado en el nº 242 de Enero de 2014 de la Revista Plácet.

Read Full Post »

hotel-rubin_casa-arturo-soria_1908_small

“Hotel Rubín”, residencia de la familia Soria, en 1908.

En 1908 Arturo Soria y Mata, creador de la Ciudad Lineal, mandó construir “Villa Rubín”, su residencia familiar. Este singular y desconocido edificio, que  ha sobrevivido al paso del tiempo, nos recuerda con su presencia el importante legado que el polifacético y emprendedor Soria dejó a la historia del urbanismo madrileño.

Arturo Soria, el urbanista

Don Arturo Soria y MataArturo Soria y Mata nació en Madrid en 1844 en el seno de una familia modesta  y desde su juventud manifestó gran afición por las ciencias y la ingeniería. Fue telegrafista y se formó como geómetra, desarrollando su faceta de inventor en esta disciplina con aportaciones como el “teodolito impresor automático” o el “avisador de las crecidas de los ríos”.
Fue también escritor, conferenciante y periodista. Sus reflexiones sobre la especulación urbanística, la falta de vivienda y el higienismo le llevaron a idear en 1882 el proyecto de la Ciudad Lineal madrileña. Para llevarlo a la práctica fundó en 1894,  junto con el arquitecto Mariano Belmás y  Estrada, la Compañía Madrileña de Urbanización (C.M.U.), cuyo objeto era la compraventa de terrenos, la construcción de casas de diferentes tipologías, precios y calidades y el desarrollo de una ciudad lineal vertebrada por un tranvía de circunvalación que pusiese en comunicación la nueva ciudad con los pueblos próximos y con la capital.

emilio_keller_1912_nietos

Arturo Soria con sus nietos en el hotel Rubín, probablemente en la parte trasera. La fotografía se tomó en 1912 y es propiedad de Emilio Keller Soria. Se encuentra publicada en el Archivo Fotográfico de la Comunidad de Madrid.

La Ciudad Lineal, el proyecto

La Ciudad Lineal de Arturo Soria llegó a alcanzar cinco kilómetros en terrenos del extrarradio, con casas para todas las clases sociales, como respuesta “antiespeculativa” ante la falta de vivienda. En palabras del propio Soria,  había que evitar la “ambición desenfrenada de los dueños de los solares” que dificultaban construir en los límites de Madrid.
En 1911 vivían en la Ciudad Lineal cerca de 4.000 personas y había  más de 700 casas, con tranvías que facilitaban la movilidad. Muchos vecinos fueron conocidos empresarios  y aristócratas y también personajes célebres de la época como el tenor Miguel Fleta o las actrices y cupletistas “la Chelito” y Raquel Meller.

En 1914 llegó la crisis con la suspensión de pagos de la C.M U. A pesar de la recuperación de la empresa, la filosofía original cambió con los nuevos gestores. Los acontecimientos políticos y sociales que marcaron el siglo XX y el descontrol  urbanístico de los años sesenta y setenta  acabaron  por difuminar lo que restaba del utópico proyecto.  Paradójicamente, el fin de la barriada estuvo marcado por esa misma “ambición desenfrenada” que tanto criticó Soria.

“Villa Rubín”, la casa

“Villa Rubín”, llamada así por Julia Hernández Rubín, esposa de Soria, se encontraba en el nº 9 de la calle principal de la Ciudad Lineal. Construida en una parcela de 4.800 m2, pro un montante de 75.000 ptas, contaba con 15 habitaciones repartidas en tres plantas similares pero independientes a las que se accedía por una escalera interior. Sólo la planta principal tenía entrada por la fachada delantera. Al fallecer Soria en 1920, la familia se mudó y puso la finca en alquiler por 8.000 ptas anuales. En 1925 deciden venderla y un año después Francisco de Borja Patiño, industrial y comerciante la adquiere por 250.000 ptas,  sometiéndola a algunas modificaciones estéticas. Además, le cambia el nombre por el de “Villa Ceres”.

hotel-rubin_arturo-soria_2009_small

“Hotel Rubín” en la actualidad. La vivienda de Arturo Soria y familia se encontraba en la Manzana 90 y constaba de tres viviendas repartidas en tres plantas con similar distribución. El acceso era independiente por escaleras exteriores laterales. Sólo la planta baja tenía acceso por el frente central del edificio. En el presente se encuentra numerada con el 124 de la calle de Arturo Soria y es utilizada como Residencia de Menores “Manzanares”, dependiente de la Comunidad de Madrid. (Foto: Enrique Fidel, 2008)

Acabada la guerra civil, la finca se incautó por el Auxilio Social que la llamó Hogar Villa Ceres y la destinó a las actividades humanitarias propias de la organización, acometiendo nuevas reformas que cambiaron por completo su aspecto original. Acabadas las obras se inauguró con el nombre de Hogar Alto de los Leones con capacidad para 120 niños huérfanos de ocho a doce años.

En 1975 la antigua Villa Rubín” cambió de nombre otra vez por el de Residencia para menores Manzanares a cargo de la Diputación provincial. Hoy día el edificio es residencia para menores extranjeros no acompañados con el nombre de Centro de Adaptación Cultural y Social Manzanares dependiente de la Comunidad de Madrid.

(Publicado en el nº 241 de la revista Plácet en diciembre de 2013)

Referencias.-

Maure Rubio, Miguel Angel
La Ciudad Lineal de Arturo Soria
Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid.
Madrid, 1991 ISBN 84-7740-048-2

Soria y Mata, Arturo
Tratados de urbanismo y sociedad
Clan Libros
Madrid, 2004

López Díaz, Jesús
La vivienda social en Madrid, 1939-1959.
UNED, Espacio, tiempo y forma, 2002.

Archivo Fotográfico de la Comunidad de Madrid.

Enciclopedia Madrid Histórico

Historias Matritenses
Blog con extensa información sobre la Ciudad Lineal

Cruzar el Estrecho a los 15 años (Madrid Diario, 26/11/2010)

Revista Plácet

Read Full Post »

Silvela-Perro policia_1902

Hablamos hoy de un suceso ocurrido en Madrid en 1902. Los protagonistas son, como siempre, victima, autor y las autoridades que descubrieron el misterio del crimen. Todavía, hace algo más de cien años, los llamados medios de comunicación apenas interferían en las investigaciones y el vulgo lector mínimamente reclamaba información de aquello que no le afectaba.

Avanzó el protagonismo del suceso un perro al que se consideró héroe por haber “detenido” al autor de un asesinato. El perro atenazó en sus mandíbulas al culpable y lo retuvo hasta que las autoridades lo arrestaron.

Al parecer, un individuo había descerrajado varios tiros a un compañero por un asunto desconocido causándole la muerte . El suceso tuvo lugar en el cementerio de San Martín, -acaso un duelo, por entonces ya prohibidos-.
Fue por casualidad que el perro de un guarda del “canalillo norte”, Antonio Payol, que también vigilaba el cementerio, diera con el asesino y, entre ladridos y gestos de amenaza, enseñándole los dientes, consiguiera tirarlo al suelo.

Según contaba el guarda, “Silvela”, que así se llamaba el perro, era mezcla de mastín y perdiguero y hasta los quince meses, antes de haberlo acogido él, perteneció a un policía urbano que le enseño algunas conductas policiacas.

Madrid era en la época una ciudad que escasamente superaba el medio millón de habitantes, repartidos entre el viejo núcleo urbano, los ensanches y los suburbios, cuya masa social no leía la prensa, ni sabía de los sucesos del extrarradio.
Sin embargo, revistas ilustradas, como “Alrededor del mundo”, que recogió esta noticia del “perro policía”, gozaron de una gran popularidad entre todo tipo de público por su carácter costumbrista. Trataron temas de contenido general, aunque también se ocuparon de temas artísticos y curiosidades, realizando reportajes sobre lugares, pueblos, tradiciones, expediciones, aventuras, etc.

Con los años, esta publicación de periodicidad semanal, que se publicó desde 1899 a 1930, incorporó mejoras tanto en el diseño gráfico como en su tipografía, añadiendo a las tradicionales ilustraciones las novedosas fotografías. Un antecedente, entre otras, de la prensa ligera del siglo XX y XXI.

Read Full Post »

6. Chamartin de la Rosa1930
Chamartín o Villa de las Rosas fue aldea realenga y extenso señorío ligado a la Casa del Infantado-Pastrana. En 1808 Napoleón Bonaparte instaló allí su cuartel general y expidió las capitulaciones de Madrid. Su anexión al municipio de la capital en 1948 perfiló su actual fisonomía como distrito del norte madrileño.

Chamartín de la Rosa

La Villa de Chamartín de la Rosa, situada al norte de Madrid, estaba habitada por campesinos, pastores y jornaleros. De origen incierto, parece que en el siglo XIII el lugar ya era conocido con ese nombre. En el siglo XVI, siendo aldea real, Francisco de Garnica Contador Mayor de la Hacienda del Rey adquirió algunas fanegas en Chamartín con coto y bosque, donde construyó una casa rodeada de estanques, fuentes y huertas y a la que el rey Felipe II solía acudir. Años después la propiedad fue adquirida por Don Diego Hurtado de Mendoza, III Duque del Infantado. En 1627 la Corona vendió el realengo a Francisco de Trejo y Monroy, primer señor de Chamartín con el título de Marqués de las Rosas. Luego pasaría a manos de los Marqueses de Almodóvar del Río. En 1679 la adquirió la IV Duquesa del Infantado-Pastrana, uniendo Chamartín a sus posesiones. En 1751 Chamartín tenía 45 vecinos y cerca de cien habitantes que ocupaban 27 casas. Había una taberna-mesón que era también tienda de abacería, bodegón y carnicería. Se cultivaban cereales y explotaba una pequeña cabaña de ganado lanar. En 1851 existían dos calles y el caserío albergaba unas trescientas personas.

En Chamartín no había hospital ni escuela. Tampoco había alumbrado en las calles ni fuente pública y el agua se obtenía del cercano arroyo de “la alcubilla”. A falta de cementerio los enterramientos se hacían en la iglesia.

2_Chamartin_de_la_Rosa_1932

Pueblo de Chamartín en 1932. Al fondo el palacio de Louis Guilhou.

Napoleón en Chamartín

En 1808, Napoleón decidió dirigir personalmente la conquista de Madrid, y tras cruzar Somosierra, llegó a Chamartín el 2 de diciembre de 1808 incautándose del palacio nuevo de los Duques del Infantado- Pastrana donde instaló su cuartel general. Desde allí exigió la rendición de Madrid y expidió numerosos bandos y decretos, entre ellos la abolición de la Inquisición. Firmada la capitulación, el día 21 de diciembre Napoleón dejaba Chamartín y salía de Madrid dejando a su hermano José Bonaparte como regente.

1_Chamartin_1900_Plano Facundo Cañada

Plano de Facundo Cañada de 1900, con detalle de Chamartín.

San Miguel y la Quinta de “San Enrique”

La iglesia era la de San Miguel, situada entre los dos palacios de los Duques. De estilo algo indefinido, por las muchas intervenciones sufridas, la traza de su planta de cruz latina y la fábrica de ladrillo sugieren que pudo construirse con anterioridad al siglo XVI. Antes hubo una pequeña ermita, llamada de la Magdalena, situada algo más al norte. En 1848 el banquero francés, Louis Guilhou –administrador de la Compañía General de Crédito en España- se estableció en Chamartín, adquirió numerosas tierras y construyó un palacio ajardinado conocido como Quinta “San Enrique”. Guilhou abrió una tahona y una fábrica de curtidos en la calle Platerías, que se sumaron a dos molinos de chocolate ya existentes. En 1932 se estableció en la Quinta el Colegio Nacional de Ciegos, que con el tiempo se convirtió en sede de la Fundación ONCE.

Antes de que existiera la parroquia de San Miguel hubo una pequeña ermita, llamada la Magdalena, situada algo más al norte de la villa de Chamartín.

4_Palacio Guilhou_Chamartin 27-Mayo-2007

Palacio de Louis Guilhou, propiedad de Fundación O.N.C.E. (Foto: Enrique F. Rojo, 2013)

De palacios a colegios

En 1859 el XI Duque de Pastrana cedía el “palacio nuevo” a las religiosas del Sagrado Corazón para crear un colegio. En el centro, con noviciado, se educó la “buena sociedad” del momento y fue considerado uno de los mejores colegios femeninos para la burguesía madrileña. En 1931 un incendio destruyó el antiguo palacio. En 1974 un nuevo edificio dio albergue a la actual institución. El colegio de Nuestra Señora del Recuerdo, se constituyó en 1879 por cesión de “El Recuerdo” a la Compañía de Jesús. La finca de los Duques conservaba el “palacio viejo” con sus frondosos jardines, huerta y fuentes. Pero debido a su mal estado, en 1883 se construyó un nuevo edificio, obra del Marqués de Cubas, que con el tiempo también se derribó, dando paso a nuevas y más modernas instalaciones. El Colegio Nuestra Señora del Recuerdo, conocido como los Jesuitas de Chamartín, ha sido considerado como uno de los más importantes centros escolares de Madrid en el siglo XX. (Artículo publicado en Plácet,  Nov/ 2013)

3_Tranvía Plaza Chamartín_1905

Chamartín de la Rosa en 1905. Tranvía de vapor de la C.M.U. y, al fondo, el palacio de los duques de Pastrana.

Referencias.-

Revista Plácet (Noviembre , 2013) PDF
Distrito de Chamartín de la Rosa (Blog URBAN IDADE)

Read Full Post »

madrid-moderno-nubes

Postal de 1900 donde se ve el aspecto original del Madrid Moderno con uno de los torreones de la esquina en la calle Castelar en primer término.

Actualmente la primitiva barriada de Madrid Moderno casi no existe. Desde la década de los setenta la fuerte presión especulativa y la ausencia de protección sobre la singularidad del barrio no ha dejado de propiciar su lenta demolición para construir impersonales bloques de viviendas y, en el mejor de los casos su transformación, añadiendo nuevas alturas o modificando totalmente su estructura interior. Sólo en contados casos se ha rehabilitado  con buen criterio. Hoy día hay tres viviendas que se encuentran es estado de abandono, deteriorándose y amenazando ruina inminente.

MADRID MODERNO 01

Villa Sara , en la calle Roma nº 30. (Foto: Enrique F. Rojo, 23/12/2013)

MADRID MODERNO02

Villa Sara , en la calle Roma nº 30. (Foto: Enrique F. Rojo, 23/12/2013)

Villa Sara , en la calle Roma nº 30, pertenece a la 3ª fase de viviendas del Madrid Moderno, de estilo modernistas, proyectado seguramente, ya que participaron varios arquitectos, por Valentín Roca Carbonell entre 1905 y 1906. La vivienda se modificó a mediados del siglo pasado, eliminando el mirador central que se sustituyó por un balcón corrido, añadiendo por encima de la cornisa unas ridículas mansardas neoclásicas. En 2012 perdió los balcones que se encontraban mal y descuidadamente apuntalados , ha sido okupada, ha sufrido un incendio y la cubierta se encuentra en pésimo estado. No se observa intervención alguna para su consolidación. Tampoco parece que haya intención de hacerla.

MADRID MODERNO03

Calle Roma nº 14 La casa presenta un estado de abandono total. (Foto: Enrique F. Rojo, 23/12/2013)

MADRID MODERNO04

Calle Roma nº 14 La casa presenta un estado de abandono total. (Foto: Enrique F. Rojo, 23/12/2013)

MADRID MODERNO05

Calle Roma nº 14 y nº 12 Las casas presentan un estado de abandono total. (Foto: Enrique F. Rojo, 23/12/2013)

Calle Roma nº 14 y nº 12. Las dos casas presentan un estado de abandono total. También forman parte de la 3ª fase de viviendas del Madrid Moderno. La primera conserva los elementos modernistas con toques orientalistas originales. No así la casa contigua que perdió su carácter cuando enfoscaron la fachada en un gris anodino y eliminaron el mirador haciendo un balcón y por debajo una especie de soportal. Esta casa estaba pendiente de derribo para construir un edificio de dos alturas más ático aprovechando el máximo de edificabilidad permitido por el Ayuntamiento.  Proyecto detenido posiblemente por la crisis. Luego, todo se andará.

Referencias.-

El “Madrid Moderno” (Blog urban Idade)

Rojo F. Enrique
Madrid Moderno, vestigio urbano del siglo XIX. Lo que queda de una barriada económica del Extrarradio
La Ilustración de Madrid nº 15. Primavera 2010 (PDF en SCRIBD)

Read Full Post »

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

Palacete “Pinto Leite”, exterior, fachada principal. (Foto: AnaRita, 2011)

El Ayuntamiento de Oporto (Portugal) continúa apostando por la enajenación de inmuebles públicos como intento para obtener ingresos. Esta práctica ejecutada en los inicios de la crisis económica por el anterior alcalde Rui Rio, tiene continuidad con el actual presidente de la Cámara Municipal, Rui Moreira, dispuesto a equilibrar las arcas municipales a cuenta de vender el patrimonio inmobiliario municipal.
En la lista de inmuebles a vender, presente en los Presupuestos Municipales de 2014, figuran propiedades que ya estuvieron en la plaza pública sin demasiado éxito como el antiguo matadero municipal, y algunas novedades como el Palacete “Pinto Leite”.
Entre los terrenos y edificios a la venta, de los que apenas se llevarán a cabo un 80 %, el Ayuntamiento de Oporto calcula unos ingresos de algo más de 21 millones de euros.
De las propiedades municipales que el Ayuntamiento está dispuesto a enajenar se encuentran un terreno en Campo Alegre, que ya se intentó vender sin éxito en anteriores ocasiones, el antiguo matadero municipal, un conjunto de edificios en el casco histórico y el Palacete de “Pinto Leite”.
Del total del patrimonio que el Ayuntamiento de Oporto quiere deshacerse , el que mayores expectativas tiene de venderse es un conjunto de viviendas situadas en las calles Clube Fluvial Portuense y de S. João, con un valor aproximado de un millón de euros.
Se trata de unos edificios que debían haber pasado a ser propiedad de la empresa municipal “Oporto Ocio”, como pago por el proyecto de rehabilitación del “Pabellón Rosa Mota”/Palacio de Cristal, pero que ahora, también concurrirán en la subasta pública.

Palacete “Pinto Leite”

Destaca el Palacete de “Pinto Leite” que, entre 1975 y 2008 albergó el Conservatorio de música de Oporto, y que hasta la fecha ha servido para el desarrollo de actividades culturales y de tiempo libre. El edificio está valorado en 2 millones y medio de euros.

El palacete “Pinto Leite”– otrora conocido como Casa do Campo Pequeno – se encuentra en la Rua da Maternidade, Massarelos.  Lo encargó construir Joaquim Pinto Leite a mediados del Ochocientos. Se trata de un notable edifício, donde es visible la influencia inglesa, por la cobertura de azulejos de factura británica elaborados en la Minton, Hollings & Company, de Stoke-on-Trent,  en un momento en que la arquitectura portuense se dejaba llevar más por las tendencias de las bellas artes francesas.

El Ayuntamiento de Oporto compró el edificio al los herederos propietarios en 1966 e instaló en el local el Conservatorio Municipal de Música. En las antiguas cocheras se almacenaron colecciones de los Museos Municipales con el propósito de crear en el Palacete “Pinto Leite” una Casa de las Culturas. Ahora se vende al mejor postor.

SAMSUNG DIGITAL CAMERA

Palacete “Pinto Leite”, interior entrada escaleras. (Foto: AnaRita, 2011)

Referencias.-

Palacete Pinto Leite y Matadouro de Oporto se pondrán a la venta en 2014. (Publico, 6/12/2013) En Portugués.

Fotografías del Palacete Pinto Leite (Foro de Arquitectura Skyscrapercity) En Portugués.

Read Full Post »

01-EL VISO 1933
La Colonia El Viso, nacida como Cooperativa de Casas Económicas al amparo de la Ley de Casas Baratas de 1925 para obreros y funcionarios, ha cumplido este año su 80 aniversario. Nunca fue habitada por la población a la que en teoría iba destinada y acabó siendo, por su situación, diseño y cualidades, un conjunto residencial de lujo ocupado por profesionales de clase media-alta e intelectuales.
Su singularidad arquitectónica y su ubicación, en una de las zonas más elevadas de Madrid, hicieron que en 1977 se iniciara el trámite para su protección como Bien de Interés Cultural (BIC) como Colonia Histórica y en la actualidad constituye una de los barrios residenciales más cotizados y de mayor prestigio de la capital.

Orígenes de la Colonia “El Viso”

Los orígenes de la Cooperativa de Casas Económicas “El Viso” se remonta al año 1933. El promotor-constructor Gregorio Iturbe, propietario de numerosos terrenos al norte del Segundo Ensanche de Madrid, en la zona conocida como Altos del Hipódromo, había construido entre 1926 y 1933 las Colonias de la “Prensa y Bellas Artes”, “Iturbe IV” y “Parque Residencia”, las tres acogidas a la Ley de Casas Baratas de 1925. Su éxito fue tal que en 1933 emprendió la tarea de edificar una nueva promoción de “hotelitos” en unos terrenos que lindaban con la Colonia “Iturbe IV”. La colonia se llamaría “El Viso”, por sus espectaculares vistas a la Sierra de Guadarrama, privilegio que con el paso del tiempo se ha perdido por completo.

02-El Viso

El Viso. (Foto: Enrique F. Rojo)

El autor del proyecto, también responsable de la citada Colonia “Parque Residencia”, fue el arquitecto Rafael Bergamín Gutiérrez -hermano del escritor de la generación del 27, José Bergamín-, y contó con la colaboración de los arquitectos Luís Blanco-Soler y de Luis Felipe Vivanco.
La Colonia se enmarcaba dentro de un estilo nuevo de urbanización de la ciudad nacido en el siglo XX: la Ciudad Jardín, que aglutinaba un conjunto de ideas características propias de la última centuria de aquel siglo y que se desarrollaron a lo largo de éste. Entre ellas destacaban el concepto de la Ciudad Jardín inglesa, la contribución más temprana, y tal vez más significativa, que planteaba modelos de vivienda colectiva desplazados del centro de la ciudad a la periferia más próxima. Más abierta al campo y mucho más salubre.

Un proyecto rentable y una legislación contradictoria

El proyecto de la Colonia “El Viso” al formar parte de una Cooperativa acogida a la Ley de Casas Económicas, quedaba exenta del pago de impuestos durante quince años, además de recibir del Instituto Nacional de Previsión una subvención del 60 por 100 sobre el valor de las parcelas y de la construcción, amortizable a veinte años en cómodas cuotas mensuales.
Curiosamente, la mencionada Ley de Casas Baratas de 1925 se había redactado para facilitar el acceso a la vivienda de obreros y funcionarios y, sin embargo, estas ventajas obraron en favor tanto del promotor como de la avezada burguesía compradora que supo aprovechar la oportunidad. Lo que puso de manifiesto la poca utilidad y el contrasentido de la norma.

Tan bien funcionó la promoción, que antes de iniciadas las obras ya estaban vendidas todas las casas. Con el propósito de aumentar el negocio, Iturbe forzó las ordenanzas municipales y aprovechó el máximo de edificabilidad permitido, aumentando considerablemente la densidad del proyecto. En los 85.000 m2 de terreno que disponía, de las 130 viviendas previstas acabó construyendo 242, casi el doble.

04-EL VISO-Calle Sil-Chamartín

El Viso. (Foto: Enrique F. Rojo)

Colonia pionera y experimental

Había cuatro modelos distintos dependiendo de su superficie, que podía oscilar entre los 150 y los 200 m2, en 300m2 de parcela. Las casas constaban de tres plantas: semisótano, baja y planta alta, donde se ubicaban los dormitorios. En algunos modelos había una altura más para la terraza y un dormitorio o estudio. Las viviendas contaban con vestíbulo, hall, salón, salita, despacho, office, 4 o 5 dormitorios, dos baños, cocina, despensa, trastero, cuarto de plancha, cuarto de caldera, garaje, carbonera, lavadero y terraza. Además, disponían de todos los adelantos modernos en las instalaciones de electricidad, fontanería y calefacción.

Todas las casas tenían teléfono y acometida de fuerza para neveras, cocina eléctrica y agua caliente para los baños, constituyendo estos servicios el primer ensayo que se hacía en Madrid de electrificación doméstica para mostrar la competitividad de la electricidad frente al carbón, de consumo dominante en la época.

Formalmente en “El Viso”, al igual que en la colonia “Parque Residencia”, de características similares, se ejecutó una arquitectura pionera en Madrid, muy influida por las corrientes de vanguardia que se estaban desarrollando en la Europa –Alemania, Holanda- de los años 20 y 30, y en especial por la obra del vienés Adolf Loos, y que destacaba por su simplicidad, con volúmenes cúbicos, formas prismáticas, fachadas enfoscadas y pintadas, cubiertas planas, barandillas en tubo de hierro, ventanas horizontales alargadas, en algunos casos con elementos que sugerían inspiración náutica y, en resumen –como diría el propio Rafael Bergamín- , “una arquitectura un poco seca”.

La apariencia exterior destacaba por la ausencia de adornos innecesarios y se daba preferencia a los aspectos prácticos en el interior y a las instalaciones. En realidad, esta solución formal, sabidas ya las influencias, no buscaba un nuevo estilo, sino soluciones arquitectónicas basadas en la economía y en el sentido común.

03-El Viso

El Viso. (Foto: Enrique F. Rojo)

“El Viso” en la actualidad

En la actualidad “El Viso”, administrativamente, da nombre a un barrio más amplio en el distrito de Chamartín, delimitado por el Paseo de la Castellana y las calles María de Molina, Príncipe de Vergara y Concha Espina. Además de “El Viso”, el barrio incluye las otras Colonias históricas ya mencionadas así como la Colonia “Cruz del Rayo”, entre Príncipe de Vergara y Rodríguez Marín, todas ellas contemporáneas y ejecutadas por el mismo promotor y propietario de los terrenos.
La Colonia “El Viso tiene la calle de Serrano como eje articulador y se encuentra delimitada por las calles Dr. Arce, Rodríguez Marín, Cinca, Segre, Darro, Serrano, Castellana y Vitrubio, muy cerca del Paseo de la Castellana. Por su situación, en el ya considerado centro de Madrid, constituye una de las zonas residenciales más codiciadas de esta primitiva periferia madrileña

Según los expertos en bienes inmuebles “El Viso” representa un oasis residencial exclusivo en el que sólo unos elegidos se pueden permitir vivir.

En esta emblemática colonia del período racionalista madrileño han vivido importantes intelectuales y políticos como Ortega y Gasset, Rafael Sánchez Mazas o Salvador de Madariaga. Y más recientemente personajes famosos como el exministro Miguel Boyer e Isabel Preysler, la exmodelo Mar Flores, Ana Aznar o el futbolista Xabi Alonso. También la Infanta Elena y Jaime de Marichalar han frecuentado la Colonia, donde se encontraba el colegio de sus hijos.
Resulta paradójico que estas casas, construidas bajo la denominación de “económicas”, se hayan convertido con el tiempo en uno de los barrios más caros y selectos de Madrid.

Solo un dato: la renta media per cápita de “El Viso” dobla a la de los barrios colindantes del distrito de Chamartín, el cual a su vez, registra una de las más elevadas de Madrid, muy por encima de los valores medios del municipio.

Referencias.-

Rojo Escobar, Enrique F.
“Colonia “El Viso”, de barrio obrero a zona residencial exclusiva”
(Artículo publicado en la revista Plácet de Octubre, 2013)

Read Full Post »

Instituto Escuela_Maqueta_02

El Instituto Escuela de Arniches y Domínguez

José Castillejo y Santiago Alba (Ministro de Instrucción Pública)  fueron los verdaderos impulsores en la creación del Instituto Escuela, centro pedagógico experimental de primera y segunda enseñanza, cuyo objeto fue avanzar en la práctica educativa y trasladar esos avances al sistema público nacional, basándose en los principios pedagógicos fundamentales de la Institución Libre de Enseñanza. Fue uno de los más importantes organismos creados por la Junta para Ampliación de Estudios, junto a la Residencia de Estudiantes, el Centro de Estudios Históricos y el Instituto Nacional de Ciencias Físico-Naturales.

1. El Instituto Escuela (IE) se creó como experimento para romper los patrones oficiales. Fue un ensayo pedagógico dotado de la libertad de acción necesaria para poder aplicar nuevos métodos pedagógicos y planes de estudio específicos al margen de las normas institucionales. Se puso en práctica un método que suprimía los libros de texto y los exámenes, sustituyéndose la religión por el estudio de inglés y alemán. Las excursiones y las colonias de verano se incluyeron como parte del proceso educativo.

2. El primer centro del IE , en 1918 se encontraba en la calle Miguel Ángel, ocupando algunas aulas e instalaciones del International Institute for Girls in Spain que facilitó su uso hasta que se construyera un edificio propio. En 1925 el Ministerio construyó un edificio en el Cerrillo de San Blás cerca del Retiro que encargó al arquitecto Javier de Luque (en la actualidad Instituto Isabel La Católica).

Instituto Escuela_Maqueta_01

Imagen de maqueta con la calle Serrano y el Auditorio y Biblioteca de la Residencia de Estudiantes en primer término, detrás el Instituto Rockefeller y en frente los Pabellones de Secundaria y Párvulos del IE tal como estaban en 1935.

Instituto Escuela y Residencia_Maqueta

Imagen de maqueta del Auditorio y Biblioteca de la Residencia de Estudiantes en primer término a la derecha. A la izquierda el Instituto Rockefeller y en frente los Pabellones de Secundaria y Párvulos del IE tal como estaban en 1935.

3. En 1908 la Institución Libre de Enseñanza había adquirido unos terrenos en la “Colina de los chopos” para levantar edificios destinados a la enseñanza y la investigación.
Los edificios de la Residencia de Estudiantes  fueron construidos entre 1913 y 1915 quedando patentes las ideas sobre arquitectura de Antonio Florez UrdapilletaFrancisco Javier de Luque con las obras  levantadas: los cuatro pabellones y el Auditorio de la Residencia de Estudiantes. En una calle perpendicular a Serrano, entre 1933-1935, se situaron al norte los edificios escolares de Párvulos, Primaria (sin concluir)  y Secundaria, y al sur la zona universitaria, con la Fundación Rockefeller (hoy CSIC) y el Auditorio de la Residencia de Estudiantes (tras su destrucción en la guerra civil, M. Fisac levantó en el solar, aprovechando lo que permanecía en pie, la actual iglesia del Espíritu Santo). Los materiales utilizados en el conjunto responden a una intencionalidad funcionalista y a una sencillez cercana al racionalismo que conjugan con el respeto a la tradición local, que se refleja en el uso masivo del ladrillo.

En la actualidad, después de numerosas modificaciones, el conjunto construido alberga las sedes del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), la parroquia del Espíritu Santo y el Colegio e Instituto “Ramiro de Maeztu”

Instituto Escuela_Residencia_Rockefeller_Vista aérea 1933

VISTA AÉREA DEL COMPLEJO DE LA INSTITUCIÓN LIBRE DE ENSEÑANZA EN 1933: 1. PABELLONES DE BACHILLERATO DEL INSTITUTO ESCUELA (Arniches y Domínguez), actualmente “IES Ramiro de Maeztu”. 2. PABELLONES DE EDUCACION SECUNDARIA Y PÁRVULOS DEL INSTITUTO ESCUELA (Arniches y Domínguez), actualmente “CP Ramiro de Maeztu”. 3. FUNDACION ROCKEFELLER (Luis Lacasa y M. Sánchez Arcas). 4. PABELLÓN DE PRIMARIA (Arniches y Domínguez, SIN CONCLUIR). 5. PABELLONES DE LA RESIDENCIA DE ESTUDIANTES (A. Florez Urdapilleta y F. J. de Luque). 6. AUDITORIO Y BIBLIOTECA DE LA RESIDENCIA DE ESTUDIANTES (A. Florez Urdapilleta), actualmente Iglesia del Espiritu Santo (M. Fisac).

IE_Pabellon Infantil-02

Dos aulas con jardín del Pabellón de Párvulos, 1933.

IE_Pabellon Infantil 1933

Aulas con jardín del Pabellón de Párvulos del IE, 1933. El Pabellón de Párvulos tenía acceso directo desde la calle a las aulas, a través de un pequeño patio ajardinado con una gran marquesina que protegía la entrada del sol y de la lluvia. Esta marquesina fue diseñada por Eduardo Torroja y su aspecto dominante e innovador daba al Pabellón un carácter poderoso.

IE_Planta Pabellon Infantil

Planta Pabellón de Párvulos del IE, 1933.

Instituto Escuela_Residencia_Rockefeller_02

El conjunto del IE se componía de tres edificios de los que solo se terminaron dos: el Instituto de Secundaria y el Pabellón de Párvulos. En las inmediaciones se construyó una biblioteca y sala de conferencias, que aunque pertenecía a la residencia se puede considerar como parte integrante del complejo. Del edificio de primaria, que no se llegó a construir, se sabe que iba a situarse simétrico al parvulario con respecto al eje central del edificio de secundaria. Las tres piezas del complejo se iban a articular por medio de un cruce de ejes perfectamente definido. Así, al cuerpo del parvulario y el del edificio de primaria estarían ensartados en el eje transversal del Instituto Rockefeller, mientras que la calle que unía a las tres construcciones del Instituto Escuela se trazó según el eje de uno de los cuerpos de servicio traseros del mismo edificio. La fachada representativa del conjunto, hacia la calle Serrano, estaba formada por el Pabellón de Auditorio y Biblioteca de la Residencia de Estudiantes, que aunque exento y autónomo, se integraba de forma evidente en el conjunto. Los arquitectos responsables del proyecto fueron Carlos Arniches y Martín Domínguez.

Instituto Escuela_1933_01

El Instituto de Secundaria, simétrico y con forma de U, con un ala de aulas y otra de servicios engarzados por medio de una escalera central. En la imagen el patio central bajo columnas, que permitía salir al recreo aunque lloviese, 1933.

instituto-escuela_ies-ramiro-de-maeztu_1933

Imagen del Pabellón de Secundaria recién construido. El edificio presenta algunas novedades que lo identifican con el lenguaje de la Generación del 25 (muy cerca se encontraba la colonia Parque Residencia de Soler y Bergamín), por ejemplo, con la aparición de barandillas de tubo o el uso de ojos de buey, la construcción sobre pilotes para crear una zona cubierta para los recreos, 1933.

IE_Fachada sur y planta general

Instituto Escuela, fachada sur y planta general.

IE

Instituto Escuela, fachada principal, al este en 1933.

instituto-escuela_ies-ramiro-de-maeztu_1933_02

Interior de un aula del Pabellón de Secundaria del IE, 1933.

IE_Pabellon Secundaria_1935_2010

Pabellón de Secundaria del Instituto Escuela (IE) en 1933 y el actual Instituto Ramiro de Maeztu en la actualidad. Comparando ambas imágenes se observa la gran transformación realizada en el edificio que ha desdibujado notáblemente el diseño original.

Iglesia Espiritu Santo- Moreno 1954

Iglesia del Espíritu Santo (1942),  en Serrano nº127. El edificio se levantó sobre los restos del antiguo Auditorio y Biblioteca de la Residencia de Estudiantes (Antonio Flórez Urdapilleta), en un proyecto de Miguel Fisac que, aunque desvirtuó por completo el proyecto primitivo, respetó algunos elementos de la fachada principal que todavía se reconocen. (Foto: Archivo Moreno, 1954)

Referencias.-

Burgos Ruiz, Francisco
La arquitectural del aula. Nuevas escuelas madrileñas, 1868-1968
Ayuntamiento de Madrid
Madrid, 2007

Revista A.C. Documentos de Actividad Contemporánea (Publicación del G.A.T.E.P.A.C.)
Nº 9  (Número dedicado a escuelas)
Barcelona, 1933    Hemeroteca BNE (PDF)

Rodríguez Méndez, F. J.
Arquitectura Escolar en España 1857-1936. Madrid como paradigma. (Tesis Doctoral)
UPM, Madrid 2004.

Rodríguez Méndez, F. J.
La Institución Libre de Enseñanza y la Arquitectura Escolar. (Artículo)
Historia de la Educación, nº 25
Universidad de Salamanca, 2007

García, F.
Dos obras de Miguel Fisac (PDF)
Informes de la Construcción
2006

Read Full Post »

Older Posts »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 263 seguidores